Sie sind auf Seite 1von 8

METODOLOGÍAS PARA MEDIR EL DESEMPEÑO FINANCIERO

KAREN YUDELY GARCIA PIZARRO

KIMBERLY DAYANA TORRES SANCHEZ

INSTITUCION UNIVERSITARIA ANTONIO JOSE CAMACHO

ADMINITRACION EN SALUD

CONTABILIDAD II

CALI, VALLE

GRUPO: 3495
1. Definir el indicador financiero Q de Tobin

La Q de Tobin es un indicador básico de rentabilidad y de beneficios a largo plazo de un

sector. Es la relación entre el valor en el mercado de un activo de una empresa entre su

valor intrínseco. De esta manera, la Q de Tobin nos indica si un activo está sobrevalorado o

infravalorado. Sirve para predecir si la inversión de capital aumentará o disminuirá. La Q

de Tobin fue desarrollado por el Premio Nobel de Economía James Tobin.

Este indicador se obtiene de la división del valor económico en el mercado de activos

invertidos por las empresas entre el precio de reemplazar dicho activo Para

calcularlo debemos sumar el valor de los activos de la empresa y sus deudas, y después

dividir entre los activos netos de dicha empresa.

Apliquemos este ratio al valor de una acción de una empresa determinada. Si la Q es mayor

que uno, significa que dicha acción está sobrevalorada. Su precio en el mercado es mayor

que su valor patrimonial. En caso de que la Q sea menor que uno, diríamos que la acción

está infravalorada, es decir, su valor en el mercado es menor que su valor patrimonial.


2. Definir el indicador financiero PER.

Son muchos los términos e indicadores que existen para interpretar datos financieros y

económicos, uno de ellos es el PER. En primer término para tener en claro de que va el

PER, hay que saber que es una inicial que proviene de las iniciales en Inglés de Price

Earning Ratio, es decir Relación Precio-Beneficio.

El PER es uno de los indicadores más comunes y utilizados para valorar una acción y para

así conocer la situación financiera de las empresas en lo que se refiere a cotización, acción

y evolución del mercado.

El PER nos indica el número de veces en las que el beneficio está comprendido en el

precio de la acción, es decir, el número de años necesario para recuperar la inversión

teniendo en cuenta los beneficios de la empresa. Un PER más elevado implica que los

inversores están pagando más por cada unidad de beneficio.

De esta forma, el PER señala la cantidad de años que se requiere para poder recuperar la

inversión realizada basado en los beneficios de la empresa.


Un PER más elevado implica que los inversores están pagando más por cada unidad de

beneficio obtenido por la empresa.

3. Citar y definir las metodologías para medir el desempeño financiero basadas

en la gerencia de valor.

Puede definir como un proceso integral diseñado para mejorar las decisiones estratégicas y

operacionales hechas a lo largo de la organización, a través del énfasis en los inductores de

valor corporativos a través del énfasis en los inductores de valor corporativos.

El objetivo fundamental de cualquier empresa es satisfacer a sus stakeholders (accionistas,

empleados, directivos, clientes, proveedores, aliados estratégicos, etc.), por ello la creación

de valor se ha hecho un imperativo en todas las organizaciones.

La GBV es un proceso administrativo total que requiere conectar la fijación de objetivos

corporativos con el empleo de recursos, con la estrategia de desarrollo, con la medición del

desempeño y la remuneración según éste y finalmente, con la creación de valor. Para la

gran mayoría de empresas, lo anterior requiere un cambio dramático de cultura

organizacional, el cual genera tensiones al interior de las compañías que lo adoptan y la

forma de mejorar estos problemas internos es el compromiso y apoyo de los directivos y la


alta gerencia. El cambio se inicia por la cabeza de la organización, sin este apoyo y

compromiso, se corre el riesgo de fracasar en la implementación del sistema.

¿Cómo evaluar el estado actual de la GBV en la organización?

Hay seis características que miden el estado corriente de la GBV en las organizaciones,

aun sin empezar a implementarla, estas son:

 El desempeño: para mirar esta característica se debe medir, a través del

benchmarking, si el desempeño global de la empresa está mejorando o no.

 La mentalidad: se debe observar, objetivamente, cómo se toman las decisiones,

basados en qué parámetros (operativos, financieros, de corto o largo plazo, etc.)

 Entendimiento y compromiso: se evalúa qué tanto compromiso existe, en todos los

niveles de la empresa, con el bienestar de la organización. Además, qué tanto

entiende la gerencia la parte operacional, para saber si podrá identificar más

adelante los inductores de valor.

 Comunicación: se debe evaluar si los planes y las estrategias, realizados en

determinado nivel, son conocidos por toda la organización, además, si a otro nivel

se tiene la posibilidad de generar ideas que puedan llegar a favorecer los resultados.
 Motivación: se debe analizar si los planes de compensación y los objetivos y metas

trazados, motivan al personal para alcanzar una mayor productividad y mejores

resultados, tanto a nivel operativo como administrativo.

 Costo: se tiene que evaluar si la implantación del sistema puede ocasionar elevados

costos, lo cual va en contravía de la GBV, ya que este debe ser un proceso de bajo

costo, que beneficie a la organización.

Estas condiciones deben ser evaluadas antes de tomar la decisión de involucrarse en la

GBV, conociendo en qué situación se está, se podrá operacionalizar el sistema más

fácilmente.

Una verdadera GBV requiere un cambio de mentalidad para quienes toman decisiones en

todos los niveles, es un largo y complejo proceso que usualmente toma dos años para ser

implementado. Durante el primer año, el personal es entrenado para que aprenda a usar sus

herramientas, especialmente los inductores de valor. El segundo año sus conocimientos se

hacen sólidos y, cuando existe confianza en que realmente funciona a todos los niveles, se

puede hablar de un esquema de compensación basado en la generación de valor.


4. ¿Qué es la Contabilidad de caja?

Pues no, se trata de un mecanismo de registración que consiste en reconocer los ingresos

cuando efectivamente son recibidos, y los gastos cuando efectivamente son pagados.

Desarrollemos entonces los conceptos que hacen a la Contabilidad de Caja…

El concepto de Contabilidad de Caja da lugar a la confusión, por eso lo podemos resumir en

simples palabras: en este mecanismo nada se registra o reconoce hasta tanto no haya pasado

por caja, hasta tanto no ingrese o salga de la caja.

5. Qué es Patrimonio líquido?

El patrimonio líquido es el resultado de depurar los activos restándole los pasivos.

Generalmente las personas o las empresas recurren al endeudamiento para adquirir sus

propiedades, como el caso de la persona que compra una casa con un crédito bancario,

donde parte de la casa se queda debiendo al banco.

Si bien la casa pertenece a la persona en tanto está a su nombre, y así figura en la escritura

pública, debe parte de esa casa, por lo tanto, desde el punto de vista fiscal, solo la parte que

no se debe es la que realmente pertenece al contribuyente, y es su patrimonio líquido.


En consecuencia, se denomina líquido porque es en realidad lo que la empresa posee, ya

que los pasivos son obligaciones con terceros, y parte de los activos están respaldando esas

deudas, lo que en un momento dado puede entenderse que parte de los activos pertenecen a

esos terceros, puesto que están respaldando una obligación y en un momento dado pueden

ser exigidos como pago.