You are on page 1of 5

CONSECUENCIAS DE LOS

RESIDUOS SOLIDOS EN EL
MEDIO AMBIENTE
I. INTRODUCCIÒN

Muchas ciudades alrededor del mundo continúan al debe en temas de reciclaje y tratamiento de
residuos, ya que acumulan todos sus desechos en vertederos o rellenos sanitarios, generando
graves problemas al medio ambiente. Por lo anterior, los tres grandes grupos de basura residen
juntos en un sitio común:

– Basura Orgánica: residuos biológicos y degradables.

– Basura Inorgánica: minerales y productos sintéticos no biodegradables.

– Basura Sanitaria: materiales médicos usados, papel higiénico, toallas sanitarias, entre otros.

El problema de mezclar todos estos tipos de residuos, es que se genera una mayor contaminación
del aire, suelo y agua. El primero a causa de gases tipo invernadero provenientes de la
descomposición de la basura, y los dos últimos por el contacto directo con los desechos, los cuales
pueden ser de los tipos antes mencionados o inclusive residuos industriales o sustancias tóxicas.

El daño que provoca la poca conciencia con el planeta colabora paulatinamente al cambio
climático, ya que los gases generados incrementan la temperatura del planeta. Aquí radica la
importancia de tener conciencia por el reciclaje en nuestros hogares, al igual que mantener un
buen plan de tratamiento de residuos en las empresas que lo requieran.

II. MARCO TEORICO

EFECTOS DE LOS DESECHOS SÓLIDOS

La importancia de los desechos sólidos como mecanismo de transmisión de enfermedades no está


bien determinada pero se le atribuye la incidencia de la transmisión de algunas enfermedades, al
lado de otros factores principales que actúan por vías directas. Estos riesgos van asociados a
efectos directos a la salud y a efectos indirectos para la misma.
 Efectos directos: estos se refieren al contacto ocasional directo con la basura, que
algunas veces contiene excremento humano, de animales y restos de otros agentes que
pueden ser fuente de transmisión de enfermedades, de los cuales los recolectores y
personas encargadas del servicio de recolección son los mayormente afectados.
 Efectos indirectos: estos están vinculados a la proliferación de vectores de importancia
sanitaria y de molestias públicas, entre las que se encuentran, la mosca, las ratas, las
cucarachas que encuentran en los residuos sólidos su medio alimenticio y su hábitat, y
transmiten enfermedades como fiebre tifoidea, salmonelosis, disenterías, diarreas,
malaria, dengue, rosis y rabia, entre otras.
Por otro lado, la alimentación con basura (cerdos, aves y otros), práctica inadecuada, pone en
peligro la salud pública. Al ser consumidos estos alimentos, pueden causar enfermedades como
la triquinosis, la cisticercosis y otras, en el caso del cerdo. Otro de los efectos indirectos asociados
a los desechos sólidos, son los accidentes aéreos y terrestres, causados por la poca visibilidad al
producirse incendios, humo y aves en los botaderos de basura mal proyectados, ubicados cerca
de aeropuertos y carreteras.
Efecto en el medio ambiente
Es obvio que los efectos ambientales es más prominente que producen sobre el ambiente los
desechos sólidos son el deterioro estético del paisaje natural y de la ciudad, y sobre todo, la
contaminación de agua, suelo y aire.
Alteración del sistema hídrico
Este efecto es el más grave problema en cuanto a la contaminación ambiental por los residuos
sólidos; sin embargo, es el menos reconocido. Afecta las aguas superficiales y subterráneas, por
el vertido directo de las basuras a los ríos y quebradas y por la mala disposición de líquido
percolado (lixiviado), producto de los botaderos a cielo abierto estas descargas provocan el
incremento de la carga orgánica y disminuyen el oxígeno disuelto, aumentando los niveles de
nutrientes y algas que dan lugar al fenómeno de eutroficación en los cuerpos bénticos de aguas y
causando la muerte de peces, la generación de malos olores, el deterioro del aspecto estético y la
pérdida del recurso agua como fuente de abastecimiento a poblados.
Por otro lado, las descargas de basura a las corrientes de agua en el vertido a las vías públicas
trae consigo la disminución de los cauces naturales, los canales y la obstrucción de las
alcantarillas, provocando inundaciones y, con ello, pérdida de bienes e inclusive vidas humanas.
Alteración del sistema edafológico
El abandono y la acumulación de desechos sólidos a cielo abierto es causa del deterioro estético
y la desvalorización del terreno propio, y de las áreas adyacentes. Esto es debido a la
contaminación causada por distintas sustancias contenidas en la basura, sin ningún control.
Alteración del aire
Es evidente el impacto negativo que causan los vertederos a cielo abierto, los incendios y el humo
que reduce la visibilidad, causando irritaciones nasales y de la vista, además de incremento de
afecciones pulmonares, aunado a las molestias originadas por los malos olores.
IMPACTO AMBIENTAL DE LA
BASURA
III. INTRODUCCIÒN

El desmesurado crecimiento en el volumen de los residuos en la sociedad actual está poniendo en


peligro la capacidad de la naturaleza para mantener nuestras necesidades y las de futuras
generaciones.

La basura se considera uno de los problemas ambientales más grandes de nuestra sociedad. La
población y el consumo per cápita crece, y por ende la basura; pero el espacio no y además su
tratamiento no es el adecuado.

En la Argentina cada habitante produce en promedio 0,85 kg/hab/día, que genera un total de
36.036,39 toneladas de residuos sólidos urbanos por día y 13.153.282,19 toneladas por año. De
ellas, 4.639.934 son aportadas por la provincia de Buenos Aires, la mayor generadora de residuos.
Tierra del Fuego, en cambio, la provincia con menor generación de basura, con 31.230,92
toneladas por año. Cabe aclarar que la generación de residuos no varía sólo con la cantidad de
habitantes, sino también con el nivel económico de cada región (González, 2010).

IV. MARCO TEORICO

La generación de basura trae consigo los siguientes impactos ambientales:

El consumo de energía y materiales


que se utilizan para elaborar envases y productos que después desechamos. Esta energía y estos
materiales con frecuencia provienen de recursos que no son renovables, por ejemplo del petróleo
y de minerales. Cuando desechamos lo que consideramos basura, en realidad estamos tirando
recursos naturales.

La contaminación del agua.


El agua superficial se contamina por la basura que tiramos en ríos y cañerías. En los lugares donde
se concentra basura se filtran líquidos, conocidos como lixiviados, que contaminan el agua del
subsuelo de la que, en nuestra ciudad, todos dependemos. Cabe aclarar que en los rellenos
sanitarios los lixiviados no contaminan el agua ni el suelo porque están controlados y debidamente
tratados. La descarga de la basura en arroyos y canales o su abandono en las vías públicas, también
trae consigo la disminución de los cauces y la obstrucción tanto de estos como de las redes de
alcantarillado. En los periodos de lluvias, provoca inundaciones que pueden ocasionar la pérdida
de cultivos, de bienes materiales y, lo que es más grave aún, de vidas humanas.
La contaminación del suelo,
la presencia de aceites, grasas, metales pesados y ácidos, entre otros residuos contaminantes,
altera las propiedades físicas, químicas y de fertilidad de los suelos.

La contaminación del aire

Los residuos sólidos abandonados en los basurales a cielo abierto deterioran la calidad del aire
que respiramos, tanto localmente como en los alrededores, a causa de las quemas y los humos,
que reducen la visibilidad, y del polvo que levanta el viento en los periodos secos, ya que puede
transportar a otros lugares microorganismos nocivos que producen infecciones respiratorias e
irritaciones nasales y de los ojos, además de las molestias que dan los olores pestilentes. También,
la degradación de la materia orgánica presente en los residuos produce una mezcla de gases
conocida como biogas, compuesta fundamentalmente por metano y dióxido de carbono (CH4 y
CO2), los cuales son reconocidos gases de efecto invernadero (GEI) que contribuyen al proceso
de cambio climático.
Además de la contaminación del aire, la tierra y el agua; la mala gestión de los residuos
tiene efectos perjudiciales para la salud pública (por la contaminación ambiental y por la
posible transmisión de enfermedades infecciosas vehiculizadas por los roedores que los habitan)
y degradación del medio ambiente en general, además de impactos paisajísticos. Asimismo, la
degradación ambiental conlleva costos sociales y económicos tales como la devaluación de
propiedades, pérdida de la calidad ambiental y sus efectos en el turismo.

El Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental de Estados Unidos indica que se han
encontrado en los lixiviados provenientes de los rellenos, altos niveles de metales pesados como
plomo, cadmio, arsénico y níquel. La exposición a estos metales puede provocar enfermedades
de la sangre y los huesos, así como daños en el hígado, reducción de las capacidades mentales y
daños neurológicos (NIEHS, 2002). También se han encontrado Compuestos Orgánicos
Volátiles1 (o VOCs por sus siglas en inglés) como benceno y clorobencenos, tetracloroetileno,
tricloroetileno, xileno, cloruro de vinilo y tolueno. La exposición a estos compuestos ha sido
asociada con enfermedades como cáncer, leucemia, y daños neuronales y hepáticos (NIEHS,
2002).

La Conferencia de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible de 1992 estableció la Agenda


XXI, que en su capítulo 21 recomienda que en materia de residuos sólidos se deba minimizar su
generación, reciclarlos y reutilizarlos al máximo, tratarlos y disponerlos adecuadamente y
aumentar la cobertura de recolección y otros elementos del servicio.

Esto implica que cada país debe generar políticas y programas nacionales que apoyen el manejo
adecuado e incentiven la reducción de la generación de residuos sólidos, el reciclaje y estimulen
la adopción de tecnologías limpias de producción industrial.

El manejo adecuado de residuos es el conjunto de operaciones que mejoran la efectividad


financiera y la adecuación social y ambiental del almacenamiento, barrido y limpieza de áreas
públicas, recolección, transferencia, transporte, tratamiento, disposición final u otra operación
necesaria además de contribuir para minimizar las cantidades de residuos generados a nivel
domiciliario, agrícola, comercial, industrial y de las instituciones públicas. Básicamente el
sistema de manejo de los residuos se compone de cuatro subsistemas: Generación del residuo,
trasporte, tratamiento y disposición y control y supervisión
En Argentina, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable (SAyDS), dependiente del
Ministerio de Salud y Ambiente de la Nación, ha diseñado en el año 2005 la Estrategia Nacional
de Residuos Sólidos Urbanos (ENGIRSU) con el objeto de brindar respuestas adecuadas y
concretas al manejo de los residuos, porque más allá de que cada municipio es responsable directo
de los residuos que genera, la temática merece un tratamiento a nivel nación, por la necesidad de
asegurar la salud pública y la preservación del medio ambiente.

Para llevar adelante dicha estrategia el gobierno nacional solicitó apoyo técnico y financiero al
Banco Mundial. Dicho organismo aprueba en febrero de 2006 el Convenio de Préstamo BIRF-
7362-AR, correspondiente al Proyecto Nacional para la Gestión Integral de Residuos Sólidos
Urbanos (PNGIRSU). El monto del préstamo asciende a los U$S 40.000.000. De acuerdo a lo
publicado por la SAyDS el proyecto brinda asistencia técnica y económica a modo de incentivo
para que las provincias y sus municipios puedan elaborar sus propios planes y sistemas de gestión
integral en el marco de los objetivos de la Estrategia Nacional. En este marco se prevé la
financiación de infraestructura para la disposición final y sus sistemas asociados, a través de la
construcción de rellenos sanitarios, plantas de tratamiento, estaciones de transferencia y el cierre
de basurales a cielo abierto, según el caso. Otro componente es la elaboración de planes sociales
para la inclusión de recuperadores informales de residuos en las distintas jurisdicciones.

Entre las jurisdicciones comprendidas en el proyecto se encuentran: Municipio de General


Pueyrredón, Municipio de Rosario, Municipio de Córdoba Capital, Provincia de Chubut,
Provincia de San Juan, Provincia de Mendoza, Provincia de Jujuy, Provincia de Chaco, Provincia
de Santa Cruz, Provincia de Córdoba, Provincia de Santa Fe, Provincia de Salta