Sie sind auf Seite 1von 15

República de Colombia

Corte Suprema de Justicia

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA


SALA DE CASACIÓN CIVIL

MARGARITA CABELLO BLANCO


MAGISTRADA PONENTE

STC 1870-2014
Radicación n° 54001-22-13-000-2013-00157-01
(Aprobado en sesión de doce de febrero de dos mil catorce)

Bogotá D.C., diecinueve (19) de febrero de dos mil


catorce (2014).

Se decide la impugnación interpuesta frente la


sentencia proferida el 12 de agosto de 2013, mediante la
cual la Sala Civil-Familia del Tribunal Superior del Distrito
Judicial de Cúcuta negó la acción de tutela promovida por
María Alejandra Díaz Benjumea en representación de la
Sociedad Grandes Superficies de Colombia S.A. contra el
Juzgado Cuarto Civil del Circuito de esa misma ciudad,
vinculándose al Centro Comercial Unicentro.

ANTECEDENTES

1. La gestora, a través de apoderada, demandó la


protección constitucional de los derechos fundamentales al
debido proceso, acceso a la administración de justicia,
Radicación n° 54001-22-13-000-2013-00157-01

defensa, «legalidad» y propiedad privada, presuntamente


vulnerados por la autoridad acusada, dentro del juicio
ejecutivo singular que le inició el Centro Comercial
Unicentro.

2. Arguyó, como fundamento de su reclamo, los


siguientes hechos relevantes:

2.1. Que el despacho encartado libró mandamiento de


pago el 22 de agosto de 2012, decisión contra la que
interpuso recurso de reposición, siéndole resuelto
desfavorablemente mediante auto de 11 de marzo de 2013.

2.2. Que dicho proveído fue notificado en estado 038


de 13 de marzo de 2013 «con lo cual el término de traslado
para contestar la demanda comenzó a correr el día 14 de
marzo de 2013, por expreso mandato del artículo 120 del
Código de Procedimiento Civil. Los 10 días para contestar la
demanda y excepciones vencieron el día 3 de abril de 2013»,
día en el que radicó la contestación del libelo genitor y
propuso excepciones de fondo.

2.3. Que el funcionario censurado el 19 de abril


siguiente dispuso «no dar trámite a las excepciones de mérito
presentadas por la parte ejecutada y ordenó seguir adelante
con la ejecución y condenó en costas… fijando como agencias
en derecho la escandalosa suma de $122.615.837 respecto
de un mandamiento de pago menos de un año antes por una
suma de $817.439.153 y en la cual la labor de la
demandante se limitó a la radicación de la demanda»,

2
Radicación n° 54001-22-13-000-2013-00157-01

determinación contra la que propuso «reposición» siendo


decidido el 4 de julio de 2013 «en el cual hace unos
razonamientos que rayan en lo absurdo principalmente en la
manera de contar los términos».

3. Pidió, en consecuencia, se ordene «dejar sin efectos


los autos del 19 de abril y el 4 de julio de 2013… dar trámite
a las excepciones de fondo interpuestas» (fls. 1-15).

4.- El Tribunal a-quo profirió fallo el 12 de agosto de


2013, pero al tramitarse la impugnación, el expediente fue
«erróneamente» remitido a la Corte Constitucional, quien a
su vez lo devolvió a la Secretaria Adjunta Sala Civil-Familia
el 23 de enero del año en curso (fl. 134).

LA RESPUESTA DE LOS ACCIONADOS Y


VINCULADOS

La autoridad censurada, luego de reseñar cada una de


las actuaciones adelantadas, manifestó que «no se avizora
que el despacho haya actuado de forma arbitraria, sin la
observancia de las ritualidades procesales o que se haya
extralimitado en sus funciones; antes bien se le han
proporcionado a los actores del conflicto, todas y cada una de
las garantías procesales para que no se viole el debido proceso
como bien su señoría, puede observar» (fls. 78-79).

El Centro Comercial Unicentro Cúcuta (ejecutante), a


través de apoderado, indicó que «la tutelante intenta con esta
acción una tercera instancia, pues desconoce que mientras el

3
Radicación n° 54001-22-13-000-2013-00157-01

proceso se encuentre en secretaría los términos corren


ininterrumpidamente como en el caso de marras, y que las
normas son obligatorio cumplimiento» así mismo, anotó que «el
razonamiento del juez de conocimiento se ajusta a derecho y
su decisión y actuación no se muestra arbitraria y, por el
contrario, resulta razonable y ajustada al ordenamiento
jurídico. Está bien fundamentada, la tutelante no puede, por
no haberse resuelto el recurso a su favor, enrostrar la
hermenéutica del juez en la aplicación de la norma procesal»
(fls. 80-88).

LA SENTENCIA IMPUGNADA

El Tribunal denegó el amparo al considerar que «(…) el


derecho fundamental del debido proceso en ningún momento
le ha sido conculcado a la sociedad accionante dentro del
proceso ejecutivo seguido en su contra, pues tuvo la
oportunidad procesal para ejercer en debida forma su
defensa (traslado para contestar la demanda), es como así
que solamente interpuso medios exceptivos de carácter
previas contra el mandamiento de pago».

A la par, precisó que «en el proceso ejecutivo singular


(especial) una vez el sujeto procesal demandado se notifica
del mandamiento de pago, posee un término para ejercer su
defensa, que en el caso bajo estudio es de 10 días conforme
lo dispuesto en el artículo 509 del C. de P.C., y es que allí,
durante ese periodo de tiempo, debe el demandado proponer
todos los medios exceptivos que considere propios para su

4
Radicación n° 54001-22-13-000-2013-00157-01

defensa, y cuando se dice todos, se pregonan tanto los que


se configuren como previas y las denominadas de mérito».

De igual forma, señaló que «se pudiese llegar a pensar


que el sujeto procesal por intermedio de este mecanismo del
orden constitucional está intentando lograr revivir etapas
procesales ya precluidas cuando consideró que las resultas
del proceso no le eran favorables. Por último que al interior
del proceso se cumplieron las garantías al derecho de
defensa y contradicción» (fls. 90-98).

LA IMPUGNACIÓN

La formuló la apoderada del gestor, sustentadola en


esta instancia, aduciendo, que «el fallo objeto de esta
impugnación carece de análisis suficiente, real y a
profundidad respecto de las violaciones a los derechos
fundamentales que reclamo… nótese como en ninguna parte
de la sentencia se hizo el análisis sobre si los términos para
contestar la demanda se suspenden cuando se interpone el
recurso de reposición en contra del mandamiento de pago y
la sentencia no hace dicho análisis por una simple razón, y
es que esa posición no resiste ningún análisis» de igual
forma, anotó que «la norma es clara y conforme a los
términos del artículo 27 del Código Civil, no hay lugar a
interpretar el inciso segundo del artículo 120 del Código de
Procedimiento Civil más allá de su tenor literal. En ninguna
parte se dice que el recurso de reposición contra el
mandamiento de pago sea una excepción a dicha norma

5
Radicación n° 54001-22-13-000-2013-00157-01

general y eso fue lo que hizo el Juzgado Cuarto Civil del


Circuito de Cúcuta y de manera asombrosa esa fue la
posición mayoritaria de la Sala Civil de dicho Tribunal al
fallar en primera instancia la tutela presentada» (fls. 107-
109).

CONSIDERACIONES

1. La reiterada jurisprudencia constitucional ha


sostenido, en línea de principio, que este amparo no es la
vía idónea para censurar decisiones de índole judicial; sólo,
excepcionalmente, puede acudirse a esa herramienta, en los
casos en los que el funcionario adopte alguna
determinación «con ostensible desviación del sendero
normado, sin ecuanimidad y apoyado en el capricho o en la
subjetividad, a tal punto que estructure ‘vía de hecho», y bajo
los presupuestos de que el afectado acuda dentro de un
término razonable a formular la queja, y de que «no
disponga de medios ordinarios y efectivos para lograrlo» (CSJ
STC, 3 de Mar. 2011, Rad. 00329-00).

2. El gestor pretende, que la autoridad acusada deje


sin efectos la determinación de no dar trámite a las
excepciones de mérito formuladas y, en su lugar les
imprima el «trámite correspondiente».

3. Del examen de las pruebas se desprende que:

a) El despacho encartado libró mandamiento de pago a


favor de Centro Comercial Unicentro y en contra de

6
Radicación n° 54001-22-13-000-2013-00157-01

Grandes Superficies de Colombia S.A. (aquí accionante) el


15 de agosto de 2012 (fls. 16-17).

b) El gestor notificado de la «orden de pago» interpuso


dentro de términos recurso de reposición contra dicha
decisión (27 de noviembre de 2012) y fue resuelto el 11 de
marzo de 2013, ratificándose la determinación inicial (fls.
18-26 y 33-37).

c) El 3 de abril de 2013 el deudor allegó contestación


de la demanda en la que propuso como excepciones de
mérito las que denominó «pago parcial de la obligación,
cobro de lo no debido, anatocismo, inexistencia de la
obligación entre los mese de mayo de 2007 a marzo de 2008
e inexistencia de título ejecutivo»; sin embargo, el funcionario
censurado en auto de 19 de abril de 2013, de una parte,
dispuso «no dar trámite a las excepciones de mérito» por
extemporáneas; y, de otra, «ordenó seguir adelante la
ejecución» al considerar que «en el caso sometido a estudio
el auto de mandamiento de pago fue notificado a la parte
ejecutada el día 22 de noviembre de año dos mil doce.

“El día 27 de noviembre del año próximo pasado, la


parte ejecutada, a través de su mandatario judicial interpuso
recurso de reposición, sin embargo el trámite secretarial
ordenado por el artículo 349 del C. de P.C., se surtió por
secretaria el día 24 de enero del año en curso, venciendo el
término señalado en dicha disposición adjetiva el 28 de
enero hogaño a las seis de la tarde.

7
Radicación n° 54001-22-13-000-2013-00157-01

“Significa que el término indicado en el numeral 1° del


artículo 509 de la obra procesal civil, finiquitó el día trece (13)
de diciembre del año inmediatamente anterior por cuanto a
partir de la fecha de notificación del auto de mandamiento de
pago a la parte demandada y, hasta el día veintisiete (27) de
febrero del año en curso el expediente no pasó al Despacho,
sino que ello aconteció el día veintiocho (28) de febrero
hogaño.

Y, concluyó que «es viable dar aplicación en el caso de


autos a lo ordenado en el inciso 2° del artículo 507 de la obra
procesal en comento mediante auto, esto es considerar
legalmente la extemporaneidad del memorial arrimado a los
autos, por la procuradora judicial de la parte ejecutada, el
día tres (3) de abril del año en curso» (fls. 27-32).

d) Contra dicha decisión, el quejoso interpuso recurso


de reposición, siendo ratificada la decisión mediante auto
de 4 de julio de 2013 (fls. 39-41 y 42-44).

4. Analizado lo anteriormente reseñado, advierte la


Sala que la determinación adoptada por la autoridad
acusada, configura una vía de hecho, que afecta el debido
proceso de quien ha invocado su protección, pues debiendo
dar trámite a las «excepciones de mérito», esto es, correr
traslado de las mismas al acreedor, el funcionario
censurado, no lo hizo y, por el contrario, de manera
caprichosa, resolvió en una misma providencia «tenerlas por
extemporáneas» y, además «ordenó seguir adelante la
ejecución», al considerar que el término dispuesto en el

8
Radicación n° 54001-22-13-000-2013-00157-01

artículo 509 del C. de P.C. transcurrió entre «el 23 y 30 de


noviembre y 10 y 13 de diciembre», partiendo del hecho que
el ejecutado se había notificado el 22 de noviembre de 2012,
desconociendo la normatividad aplicable al caso.

5.- El numeral 1° del art. 509 ibídem, dispone que:


«dentro de los diez (10) días siguientes a la notificación del
mandamiento ejecutivo, el demandado podrá proponer
excepciones de mérito, expresando los hechos en que se
funden» y, a su vez, contempla que: «los hechos que
configuren excepciones previas deberán alegarse mediante
reposición contra el mandamiento de pago».

Norma que encuentra relación con el contenido del


inciso final del art. 497 que reza: «los requisitos formales del
título ejecutivo solo podrán discutirse mediante recurso de
reposición contra el mandamiento de pago…».

6. Hasta aquí, es evidente que el gestor tenía la


posibilidad de presentar recurso de reposición contra el
mandamiento de pago, esto es, dentro de los tres (3) días
siguientes a la notificación del mismo (22 de noviembre de
2012) y, en efecto así lo hizo (27 de noviembre de 2012) y
contestar la demanda proponiendo excepciones de mérito
una vez resuelto dicho «recurso», lo cual realizó el 3 de abril
de 2013.

7.- Ahora bien, el inciso 2° del artículo 120 del


estatuto procesal contiene que: «cuando se pida reposición

9
Radicación n° 54001-22-13-000-2013-00157-01

del auto que concede un término, o del auto a partir de cuya


notificación debe correr un término por ministerio de la ley,
éste comenzará a correr desde el día siguiente a la
notificación del auto que resuelva el recurso» (subrayado
fuera de texto).

8. El citado canon, permite constatar, sin lugar a


dudas, que el juez encartado no solo desconoció las normas
aplicables al asunto de marras sino, que también actuó de
manera caprichosa, pues contabilizó los 10 días aludidos,
sin tener en cuenta la «reposición» propuesta y mucho
menos la fecha en que fue resuelta y debidamente
notificada y, pese a que dicha determinación fue atacada, el
funcionario no reconsideró la misma, sino por el contrario
ratificó su posición arbitraria.

9.- En un asunto que guarda simetría, la Corte


sostuvo que:

En efecto, dice el artículo 120 del C.P.C. que todo término


empezará a contarse “desde el día siguiente al de la notificación
de la providencia que lo conceda…”, pero el mismo artículo añade
que si se pide reposición del auto, “ a partir de cuya notificación
debe correr un término por ministerio de la ley” es menester
esperar la reposición y el término correrá de nuevo desde el día
siguiente de la notificación del auto que la resuelva. Acontece que
según el artículo 509 del C.P.C. el término para excepcionar ha
de contarse a partir de la notificación del auto de mandamiento
de pago, de modo que si este es recurrido, la oportunidad para
proponer excepciones comienza cuando se decida la reposición,
pues interpretar lo contrario llevaría a varias situaciones por

10
Radicación n° 54001-22-13-000-2013-00157-01

entero inconvenientes. La primera de ellas es que de entre dos


interpretaciones, se elige la que más recorta las oportunidades de
defensa, a lo cual se suma que no parece razonable que un
demandado que ha recurrido el mandamiento de pago se vea
compelido a proponer excepciones de fondo contra un auto de
apremio cuya suerte depende del recurso.

Pero si lo anterior no bastase, obsérvese cómo por virtud del


recurso de reposición, el auto de mandamiento de pago puede ser
modificado de tal modo que el demandado esté en posibilidad de
atender la obligación reclamada en el término de 5 días, plazo
que se haría imposible si no se aplicara la interrupción del
término por obra del recurso de reposición.

En efecto, el artículo 120, inciso 2º del Código de Procedimiento


Civil, regula de una sola manera el cómputo de los términos para
“cuando se pide reposición del auto que concede un término, o del
auto a partir de cuya notificación debe correr un término por
ministerio de la ley, éste comenzará a correr desde el día
siguiente a la notificación del auto que resuelva el recurso”, lo
que exactamente significa que estando en vilo el auto respectivo
por efecto de la impugnación, sólo empieza a correr luego de
definirse esta, lo que por lo demás resulta lógico ante la falta de
firmeza de esa providencia. (CSJ STC, 8 Jun. 2005, rad.

00196-01).

En otra oportunidad, esta Sala sostuvo que:

«respecto a la extemporaneidad predicada frente a la contestación


de la demanda, se observa que el juzgador aplicó erróneamente el
artículo 120 del código de procedimiento civil, por cuanto
interpuesto el recurso de reposición contra el auto que libró el
mandamiento de pago, el término para excepcionar se interrumpe y
tan sólo se podrá contar de nuevo en su totalidad al día siguiente

11
Radicación n° 54001-22-13-000-2013-00157-01

al de la notificación por estado del proveído que resuelva


negativamente el recurso, situación que en el caso particular ignoró
el juzgado demandado y por tanto se tiene que la contestación y
excepciones propuestas por el demandado fueron presentadas
oportunamente (CSJ STC, 1 Jun. 2007, rad. 00027).

Y, recientemente dijo que «Una vez resuelto el recurso


de reposición impetrado “oportunamente”, comienza, ahí sí, a
correr el plazo con el que cuentan los ejecutados para proponer
las excepciones de mérito, de donde se colige que uno es el
término para excepcionar y otro para interponer el recurso de
reposición» (CSJ STC, 15 Sep. 2012, rad. 00033-00).

10.- En conclusión, se observa un erróneo proceder,


con el cual se eludió el presupuesto básico que atañe con la
cumplida dispensación de justicia a que está obligado todo
despacho y que, parejamente, todo usuario está en derecho
de recibir; así, en lugar de permitir que el decurso litigioso
prosiguiera por los cauces que demarca la ley, la autoridad
cuestionada escogió obstaculizarlo, al «no dar trámite a las
excepciones de mérito por considerarlas extemporáneas».

11- En este orden de ideas, se otorgará el amparo


solicitado y, en consecuencia se revocará el fallo de tutela,
se le ordenará al Juzgado accionado que dentro de las
cuarenta y ocho (48) horas siguientes a la notificación de
esta determinación, de trámite a las «excepciones de mérito»
propuestas por el gestor, además dejara sin valor ni efecto
el auto de 19 de abril de 2013 y todas las actuaciones que

12
Radicación n° 54001-22-13-000-2013-00157-01

de el se deriven, sin soslayar las argumentaciones que aquí


se han expuesto.

DECISIÓN

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de


Justicia, Sala de Casación Civil, administrando justicia en
nombre de la República y por autoridad de la ley, REVOCA
la sentencia impugnada y, en su lugar, dispone:

PRIMERO: TUTELAR a favor de Grandes Superficies


de Colombia S.A. los derechos al debido proceso y defensa,
por las razones expuestas en esta providencia.

SEGUNDO: Dejar sin valor y efecto el proveído de 19


de abril de 2013 y todas las actuaciones que de el se
deriven.

TERCERO: Ordenar a la autoridad encartada, que en


el término de cuarenta y ocho (48) horas, contadas a partir
del momento en que tenga conocimiento de esta decisión,
imprima el trámite correspondiente a las «excepciones de
mérito» propuestas por el gestor.

CUARTO: Comuníquese telegráficamente lo aquí


resuelto a las partes; y, en oportunidad, remítase el
expediente a la Corte Constitucional, para su eventual
revisión.

13
Radicación n° 54001-22-13-000-2013-00157-01

Notifíquese

JESÚS VALL DE RUTÉN RUIZ

MARGARITA CABELLO BLANCO

RUTH MARINA DÍAZ RUEDA

FERNANDO GIRALDO GUTIÉRREZ

ARIEL SALAZAR RAMÍREZ

LUIS ARMANDO TOLOSA VILLABONA

14
Radicación n° 54001-22-13-000-2013-00157-01

15