Sie sind auf Seite 1von 13

PAIS NORMA SIMILITUDES DIFERENCIAS

CHILE El marco normativo El marco normativo Desarrolla políticas


del Sename se del Sename se publicas para la
sustenta en la sustenta en la restitución del d
convención de los Convención de los erecho a la fmilias
Derechos de los Derechos de los de acogida y
Niños y en la Ley de
Niños y en la Ley de centros
menores Menores. Con esa residenciales de
base se implementan protección. el
diferentes políticas Servicio Nacional
públicas de de Menores
prevención de la (Sename),
pérdida del cuidado dependiente del
familiar, éstas se Ministerio de
Justicia y Derechos
aplican a través de
Humanos,
programas de
atención a la primera
infancia, como el
programa “Chile crece
contigo”, y programas
de apoyo a familias
en alto riesgo social.
También
COLOMBIA El marco El Servicio lleva Estado
normativo del adelante programas colombiano
ICBF) Instituto dirigidos a la primera trabaja en la
de bienestar infancia, como el de prevención y
Colombiano lo atención integral a protección
proporciona la niños y niñas integral de la
Ley de Infancia menores de seis años primera
y Adolescencia. y sus familias, infancia, la
El Servicio lleva denominado “De cero niñez,
adelante a siempre”. En adolescencia y
programas Colombia, el ente el bienestar de
dirigidos a la gubernamental que las familias.
primera infancia, lidera las políticas
como el de públicas dirigidas a la
atención integral niñez y adolescencia
a niños y niñas es el Instituto Para
menores de seis los niños y niñas que
años y sus perdieron el cuidado
familias, familiar se cuenta con
denominado “De el “Programa Nacional
cero a siempre”. de Restitución de
Derechos”,
PERU . Perú ratificó la Plan Nacional de Para el
Convención de Apoyo a la Familia fortalecimiento
la ONU sobre 2004- 2011” con el de las familias y
los Derechos del objetivo atender a los el desarrollo
Niño en 2004, niños y niñas que no infantil, el Inabif
se adopta el viven con sus familias implementa
Código del Niño y garantiza que el programas
y del Estado fomente la dirigidos a
Adolescente, reintegración familiar, mujeres
que establece el ya sea con la familia madres, como el
derecho del niño de origen, incluida la “Qali warmi”, y a
a vivir y a crecer familia extensa, o en los niños y
en un ambiente la modalidad de niñas menores
familiar, acogimiento familiar o de seis años,
asegurando que adopción En Perú, la como el “Wawa
los niños gocen entidad Wasi”. También
del cuidado gubernamental que tiene el
necesario para lidera las políticas programa
su desarrollo públicas de atención a “Junto”, que
la niñez y consiste en la
El Código se adolescencia es el entrega
complementa Programa Integral condicionada de
con la Ley Nacional para el un subsidio de
General del Bienestar dinero en
Centro de efectivo a las
Acogimiento familias en
Residencial para extrema
Niños y pobreza.
Adolescentes
(2007)) y su
reglamento
(2009),

ARGENTINA Planes Nacionales de Para garantizar


sanciona la Ley Acción por los el
26.061 de Derechos de Niñas, ejercicio y
“Protección Niños y Adolescentes, disfrute pleno,
Integral de y las distintas efectivo y
Niños, Niñas y adecuaciones permanente de
Adolescentes” legislativas locales a aquellos
que impulsó una la ley nacional. El reconocidos
transformación Plan Nacional de en el
normativa e Acción 2012-2015, en ordenamiento
institucional el Núcleo III, jurídico nacional
entre los años “Promoción y y en los tratados
2005 y 2014, en Protección de internacionales
la cual obtuvo Derechos”, en el en
un protagonismo punto 21, propone los que la
de importancia como objetivo: Nación sea
el Consejo “Fortalecer políticas parte. Los
Federal de de derechos aquí
Niñez, desinstitucionalización reconocidos
Adolescencia y de niñas y niños sin están
Familia cuidados parentales” asegurados por
Los jueces deberán su máxima
resguardar a los niños exigibilidad y
de las correcciones sustentados en
excesivas de los el principio del
padres, disponiendo interés superior
su cesación y las del niño
sanciones pertinentes
si correspondieren.

El padre o la madre
quedan privados de

República del Uruguay aprobó En los casos en que La Ley 18.590


Uruguay su Código de la sobrevengan crea el Instituto
Niñez y la circunstancias del Niño y
Adolescencia, especiales que Adolescente del
Ley N° 17.823, determinen la Uruguay (INAU)
el año 2004, y separación del núcleo encargado de
en el artículo 12 familiar, se respetará proveer a los
señala: “Todo su derecho a niños, niñas o
niño y mantener vínculos adolescentes
adolescente afectivos y hogares
tiene derecho a Intervención adecuados a su
vivir y crecer Defensoríal a Centros desarrollo, sea
junto a su de Acogimiento a dentro de su
familia y a no nivel nacional 28 familia —nuclear
ser separado de contacto directo con o ampliada— o
ella por razones uno o ambos padres, en otros hogares
económicas. salvo si es contrario a familiares de
su interés superior acogida o
familias con
fines de
adopción.

LEGISLACIÓN COMPARADA DE PAÍSES DE LA REGIÓN


República de Argentina.- Argentina sanciona la Ley 26.061 de “Protección
Integral de Niños, Niñas y Adolescentes” que impulsó una transformación
normativa e institucional entre los años 2005 y 2014, en la cual obtuvo un
protagonismo de importancia el Consejo Federal de Niñez, Adolescencia y
Familia (COFENAF) y la SENAF. Esta transformación incluyó un fuerte proceso
de desinstitucionalización de los NNAs que se encontraban al cuidado del
entonces Consejo Nacional de Niñez. El mismo fue llevado a cabo en forma
constante y paulatina, teniendo en cuenta los objetivos de los Planes Nacionales
de Acción por los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, y las distintas
adecuaciones legislativas locales a la ley nacional. El Plan Nacional de Acción
2012-2015, en el Núcleo III, “Promoción y Protección de Derechos”, en el punto
21, propone como objetivo: “Fortalecer políticas de desinstitucionalización de
niñas y niños sin cuidados parentales” a través de:  La disminución de la
cantidad de NNyA institucionalizados.  El control y la supervisión gubernamental
del 100% de los que permanezcan en esta situación. Afrontar este desafío
implicó además modificar las prácticas de intervención de todas aquellas áreas
que trabajaban con NNyA en las instituciones de cuidado. Las intervenciones
estuvieron dirigidas a cada uno de los niños y las niñas teniendo en cuenta su
particularidad, ya que cada uno de ellos tenía una situación diferenciada. De este
modo, hubo un incremento paulatino de egresos de los NNyA, en la mayoría de
los casos con su familia de origen, en menor medida con familias adoptivas y en
aquellas situaciones en que estas alternativas ya no eran posibles, se brindó el
acompañamiento necesario para elaborar un proyecto de egreso autónomo en
atención a la edad.
República del Perú. .- Perú ratificó la Convención de la ONU sobre los Derechos
del Niño en 2004, se adopta el Código del Niño y del Adolescente, que establece
el derecho del niño a vivir y a crecer en un ambiente familiar, asegurando que
los niños gocen del cuidado necesario para su desarrollo El Código se
complementa con la Ley General del Centro de Acogimiento Residencial para
Niños y Adolescentes (2007)) y su reglamento (2009), el Manual de Intervención
del Centro de Acogimiento Residencial para Niños y Adolescentes sin Cuidado
Parental (2012) y el Manual de Acreditación y Supervisión de los Programas para
Niños y Adolescentes sin Cuidado Parental en el Perú (2012). El año 2004 se
implementó el “Plan Nacional de Apoyo a la Familia 2004- 2011” con el objetivo
atender a los niños y niñas que no viven con sus familias y garantiza que el
Estado fomente la reintegración familiar, ya sea con la familia de origen, incluida
la familia extensa, o en la modalidad de acogimiento familiar o adopción. Su
objetivo es evitar la colocación en acogimiento residencial o institucional,
siempre que sea posible. Este marco también ofrece apoyo y programas para
las familias en riesgo de perder el cuidado parental (servicios de fortalecimiento
familiar).
República del Uruguay.- Uruguay aprobó su Código de la Niñez y la
Adolescencia, Ley N° 17.823, el año 2004, y en el artículo 12 señala: “Todo niño
y adolescente tiene derecho a vivir y crecer junto a su familia y a no ser separado
de ella por razones económicas. Solo puede ser separado de su familia cuando
en su interés superior y en el curso del debido proceso las autoridades
determinen otra relación personal sustitutiva. En los casos en que sobrevengan
circunstancias especiales que determinen la separación del núcleo familiar, se
respetará su derecho a mantener vínculos afectivos y Intervención Defensoríal a
Centros de Acogimiento a nivel nacional 28 contacto directo con uno o ambos
padres, salvo si es contrario a su interés superior. Si el niño o adolescente carece
de familia, tiene derecho a crecer en el seno de otra familia o grupo de crianza,
seleccionada de acuerdo a su bienestar. Sólo en defecto de esta alternativa, se
considerará el ingreso a un establecimiento público o privado. Se procurará que
su estancia en el mismo sea transitoria.” La Ley 18.590 crea el Instituto del Niño
y Adolescente del Uruguay (INAU) encargado de proveer a los niños, niñas o
adolescentes hogares adecuados a su desarrollo, sea dentro de su familia —
nuclear o ampliada— o en otros hogares familiares de acogida o familias con
fines de adopción.
Intervención Defensoríal a Centros de Acogimiento a nivel nacional

http://www.defensoria.gob.bo/dp/INF_DEF_NNAs.pdf

IMPORTANCIA DE LAS “DIRECTRICES SOBRE MODALIDADES


ALTERNATIVAS DE CUIDADO DE NIÑOS” El año 2005, el Comité de Derechos
del Niño de Naciones Unidas, emitió el Documento: “Directrices sobre
modalidades alternativas de cuidado de niños”, recogiendo lineamientos y
recomendaciones para ayudar a los Estados a implementar políticas para que
los NNA permanezcan bajo la guarda de su propia familia y, de no ser así, para
brindar la solución más apropiada y permanente al bienestar del mismo en un
ambiente de vida familiar (por medio de mecanismos formales de acogimiento
familiar, adopción u otras medidas). Las Directrices son un instrumento
internacional no vinculante, tiene por objetivo orientar el abordaje de las
modalidades alternativas de cuidado de los niños, no conllevan obligaciones por
parte de los Estados ni de ninguna de las otras partes involucradas. En
consecuencia, las provisiones de las Directrices están formuladas usando el
término “deberían” en vez de “tienen que” o “deben”, salvo en los casos en que
se hace referencia a derechos ya existentes (en particular a los de la Convención
de los Derechos del Niño) Si bien no son vinculantes, las Directrices pueden
tener un impacto potencial muy significativo sobre las prácticas en este ámbito.
Su estatus en tanto conjunto de principios aprobados por las Naciones Unidas
es en sí relevante, y permite que funcionen como un referente fundamental para
el Comité de la Convención de los Derechos del Niño en sus Observaciones
Finales sobre el cumplimiento de las disposiciones relevantes del tratado por
parte de los Estados. También pueden ser tenidas en cuenta por los organismos
de monitoreo de varios otros tratados, tales como la Convención contra la Tortura
y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. Es importante
resaltar que las Directrices han instaurado principios básicos para la toma de
decisiones en cuanto a la institucionalización, la restitución del derecho la familia
o el acogimiento de NNA en centros de acogida para su cuidado y protección,
siendo estos:  El Principio de necesidad, se refiere al de prevenir situaciones y
condiciones que puedan desembocar en vulneraciones y en que se prevea o
requiera modalidades alternativas de cuidado que no sea el seno familiar. Por lo
que se requiere que se evalué periódica y constantemente la situación del NNA
que de acuerdo a este principio haya sido institucionalizado. Intervención
Defensoríal a Centros de Acogimiento a nivel nacional 29  El Principio de
idoneidad permite definir qué medida es la más adecuada en caso de necesidad.
Se debe tomar en cuenta que este principio resalta que los criterios de idoneidad
deben ser determinados para cada caso, debido a que el entorno de cuidado
debe ser mejor para cada niño en particular. Las Directrices tienen por objeto
promover la aplicación de la Convención sobre Derechos del Niño y de las
disposiciones pertinentes de otros instrumentos internacionales relativas a la
protección y bienestar de los niños privados del cuidado parental o en peligro de
encontrarse en esa situación. Estas Directrices son un instrumento internacional
para orientar el abordaje de las modalidades alternativas de cuidados de los
niños, es claramente reconocido, no conlleva obligaciones por parte de los
estados ni de ninguna otra de las partes involucradas. En este marco las
Directrices establecen pautas adecuadas de orientación política y práctica,
siendo concebidas para su amplia difusión entre todos los sectores que se
ocupan directa o indirectamente de cuestiones relacionadas con el acogimiento
alternativo, siempre bajo el principio y orientación de lograr que el niño
permanezca o vuelva bajo la guarda de sus padres o cuando proceda, bajo la de
familiares cercanos, o en su defecto, a encontrar otra solución apropiada o
permanente, incluida la adopción. Con la finalidad de profundizar más esta
herramienta internacional, el Comité del Niño elaboró el año 2009 otro
instrumento internacional similar, el cual fue aprobado por la Asamblea General
de Naciones Unidas: “Líneas Directrices sobre las modalidades alternativas de
cuidado de los niños”, con el objetivo de apoyar aún más la aplicación de la
Convención del Niño, la Declaración Universal de los Derechos Humanos y de
otros instrumentos regionales relativos a los derechos de niños, niñas y
adolescentes (NNAs). Este instrumento establece claramente la importancia del
entorno familiar y el hecho de que los Estados son responsables de proporcionar
cuidado alternativo a todos los NNAs privados de su medio familiar. Las líneas
directrices fueron elaboradas con el fin de proporcionar información adicional y
detalles sobre las «partes omitidas», y se dirigen tanto a la política como a la
práctica, con un énfasis particular en la protección y el bienestar de los NNAs
privados del cuidado parental o en riesgo de estarlo.
Intervención Defensoríal a Centros de Acogimiento a nivel nacional

http://www.defensoria.gob.bo/dp/INF_DEF_NNAs.pd
a política nacional debería:

Proporcionar una gama de opciones de modalidades

alternativas de cuidado

• Garantizar que la legislación y la política nacional

expongan opciones de acogimiento de alta calidad

que satisfagan las necesidades de los niños,

• Proveer un liderazgo para el desarrollo de entornos de

acogimiento en el ámbito familiar o en un entorno

similar al familiar, con un distanciamiento planificado

del acogimiento en instituciones,

• Exigir que los acogimientos de los niños sean

decididos caso por caso a efectos de satisfacer sus

necesidades,

• Proporcionar acogimientos que respondan a las

necesidades de los niños, sean de emergencia, de

cuidado temporal de descanso, a corto o largo plazo,

Proporcionar acogimientos apropiados de alta calidad a

los niños

• Asegurar que existan procesos de autorización,

regulación, monitoreo e inspección para garantizar la

calidad de los servicios de acogimiento alternativo,


• Exigir que siempre se lleven a cabo controles para

determinar la idoneidad de los posibles cuidadores,

y que estos sean capacitados para satisfacer las

necesidades de los niños,

• Garantizar que los niños y las familias participen

plenamente en la evaluación, la planificación y las

revisiones de los acogimientos,

• Exigir que los acogimientos sean monitoreados y

apoyados por profesionales capacitados.

Garantizar que se cumplan los derechos y las

necesidades de los niños

• Garantizar que se proporcione a los niños y a

sus familias la información sobre las opciones de

acogimiento, y que sus voces sean escuchadas y

consideradas en la toma de decisiones,

• Poner tratamiento terapéutico especializado y asistencia

a disposición de los niños que requieren apoyo,

• Garantizar que las necesidades de todos los niños

sean satisfechas, incluyendo las de los niños con

discapacidad y otras necesidades especiales,

• Garantizar que las opciones de acogimiento tengan

en cuenta las necesidades culturales y religiosas de

los niños y de sus familias,

• Proporcionar una orientación adecuada sobre la

necesidad de mantener a los grupos de hermanos juntos,

• Exigir que los niños sean acogidos cerca de sus

familias y comunidades siempre que esto sea posible.

La brecha

Hay una brecha entre nuestras aspiraciones colectivas para

el bienestar de los niños y la realización de sus derechos en


la vida diaria. Los niños sin o en riesgo de perder el cuidado

parental se encuentran entre las personas más vulnerables en

nuestras comunidades ante las violaciones de sus derechos

humanos. Mientras que distintos países responderán a varios

aspectos de las vulnerabilidades de estos niños de manera

efectiva, finalmente este riesgo sigue siendo global.

La CDN exige que los Estados garanticen que un niño

“temporal o permanentemente privado[] de su medio

familiar, o cuyo superior interés exija que no permanezca[]

en ese medio, tendrá[] derecho a la protección y asistencia

especiales del Estado” (véase Artículo 20). Los servicios

para la prevención de la separación familiar y la prestación

de modalidades alternativas de cuidado para estos niños

son fundamentales en la ejecución efectiva por parte de los

Estados de la protección y de la asistencia especiales.

CERRANDO LA BRECHA ENTRE LA

INTENCIÓN Y LA REALIDAD

Para abordar esto, las Directrices describen a grandes rasgos la

aplicación de la CDN a los niños en circunstancias particulares

para garantizar que las modalidades alternativas de cuidado,

cuando sean necesarias, satisfagan las necesidades de

los niños en cumplimiento de sus derechos. Las Directrices

indican las prioridades necesarias para un marco claro de

políticas para que los Estados Partes y la sociedad civil brinden

adecuadamente una protección especial. Un entendimiento

claro de las Directrices es un punto de partida esencial para su

implementación efectiva.

El término “implementación” se utiliza con frecuencia respecto

de la ejecución o el cumplimiento de las responsabilidades

descritas en la CDN. Avanzando en la implementación

pretende permitir que los principales elementos de las


Directrices se conviertan en una realidad a nivel local. Se

espera que puedan utilizarse como una herramienta para

hacer una contribución crítica a este ámbito muy complejo,

garantizando que los sistemas y los servicios que tienen un

impacto en los niños y las familias funcionen en el interés

superior de los niños ante todo

TITULO I DISPOSICIONES GENERALES ARTICULO 1° — OBJETO. Esta le

Los derechos aquí reconocidos están asegurados por su máxima exigibilidad y sustentados en
el principio del interés superior del niño. La omisión en la observancia de los deberes que por
la presente corresponden a los órganos gubernamentales del Estado habilita a todo ciudadano
a interponer las acciones administrativas y judiciales a fin de restaurar el ejercicio y goce de
tales derechos, a través de medidas expeditas y eficaces.

ARTICULO 2° — APLICACION OBLIGATORIA. La Convención sobre los Derechos del Niño es de


aplicación obligatoria en las condiciones de su vigencia, en todo acto, decisión o medida
administrativa, judicial

ARTICULO 24. — DERECHO A OPINAR Y A SER OIDO. Las niñas, niños y adolescentes tienen
derecho a: a) Participar y expresar libremente su opinión en los asuntos que les conciernan y
en aquellos que tengan interés; b) Que sus opiniones sean tenidas en cuenta conforme a su
madurez y desarrollo. Este derecho se extiende a todos los ámbitos en que se desenvuelven las
niñas, niños y adolescentes; entre ellos, al ámbito estatal, familiar, comunitario, social, escolar,
científico, cultural, deportivo y recreativo.

Recomendaciones
Anteproyecto de ley dirigido a incorporar e
implementar lineamientos jurídicos basados
en directrices internacionales para establecer
mecanismos de acogida para niños en
situación de riesgo social.
Artículo 1.- Objeto de la Ley
La presente Ley tiene por finalidad proteger a los niños y a los adolescentes que
se encuentren en situación de riesgo social, .

Para erradicar la situación de riesgo social en la que se encuentran muchos


niños, y adolescentes, es menester reconocer la responsabilidad del Ministerio
de Desarrollo Sostenible y Planificación, Consejo Nacional de la Niñez y
Adolescencia, Comisión de la niñez y Adolescencia de los Consejos
Departamentales, Dirección Departamental de Gestión Social, La Comisión
Municipal de la Niñez y la Adolescencia, Defensorías de la niñez y adolescencia
adoptar medidas inmediatas y ejecutar programas de prevención, para el
resguardo de la integridad física y moral de los niños y adolescentes que se
encuentran en situación de riesgo social y de ser el caso coordinará con el
Ministerio Público, Policía Boliviana y el Poder Judicial, que dispondrán de lo
necesario para la aplicación de las sanciones previstas en el Código Penal en
contra de los padres que

Artículo 2.- — APLICACION OBLIGATORIA

Las La incorporación e implementación de lineamientos jurídicos basados en


directrices internacionales directrices para establecer mecanismos de acogida
para niños en situación de riesgo social es de aplicación obligatoria en las
condiciones de su vigencia, en todo acto, decisión o medida administrativa,
judicial o de cualquier naturaleza que se adopte respecto de las personas hasta
los dieciocho años de edad. Las niñas, niños o adolescentes tienen derecho a
ser oídos y atendidos cualquiera sea la forma en que se manifiesten, en todos
los ámbitos. Los derechos y las garantías de los sujetos de esta ley son de orden
público, irrenunciables, interdependientes, indivisibles e intransigibles.
Exigir una prevención efectiva del ingreso a las modalidades alternativas de
cuidado para que ningún niño sea acogido en acogimiento alternativo o
entregado en adopción, tanto nacional como internacional, y apartado de su
familia de origen salvo que esto sea adecuado.
ARTÍCULO 3° — POLITICAS PÚBLICAS. Las políticas públicas de la niñez
y adolescencia se elaborarán de acuerdo a las siguientes pautas:
a) Fortalecimiento del rol de la familia en la efectivización de los derechos de
las niñas, niños y adolescentes;
b) Descentralización de los organismos de aplicación y de los planes y
programas específicos de las distintas políticas de protección de derechos, a fin
de garantizar mayor autonomía, agilidad y eficacia;
c) Gestión asociada de los organismos de gobierno en sus distintos niveles en
coordinación con la sociedad civil, con capacitación y fiscalización permanente;
d) Promoción de redes intersectoriales locales;
e) Propiciar la constitución de organizaciones y organismos para la defensa y
protección de los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

Artículo 4.- Adopción de medidas y acciones del Estado

INTERES SUPERIOR. A los efectos de la presente ley se entiende por interés


superior de la niña, niño y adolescente la máxima satisfacción, integral y
simultánea de los derechos y garantías reconocidos en esta ley. Debiéndose
respetar:

a) Su condición de sujeto de derecho;

b) El derecho de las niñas, niños y adolescentes a ser oídos y que su opinión


sea tenida en cuenta;

c) El respeto al pleno desarrollo personal de sus derechos en su medio familiar,


social y cultural;

d) Su edad, grado de madurez, capacidad de discernimiento y demás


condiciones personales;

e) El equilibrio entre los derechos y garantías de las niñas, niños y adolescentes


y las exigencias del bien común;

f) Su centro de vida. Se entiende por centro de vida el lugar donde las niñas,
niños y adolescentes hubiesen transcurrido en condiciones legítimas la mayor
parte de su existencia. Este principio rige en materia de patria potestad, pautas
a las que se ajustarán el ejercicio de la misma, filiación, restitución del niño, la
niña o el adolescente, adopción, emancipación y toda circunstancia vinculada a
las anteriores cualquiera sea el ámbito donde deba desempeñarse. Cuando
exista conflicto entre los derechos e intereses de las niñas, niños y adolescentes
frente a otros derechos e intereses igualmente legítimos, prevalecerán los
primeros

Artículo 5.- Acciones de la sociedad


ARTÍCULO 6 — PARTICIPACION COMUNITARIA. La Comunidad, por motivos
de solidaridad y en ejercicio de la democracia participativa, debe y tiene derecho
a ser parte activa en el logro de la vigencia plena y efectiva de los derechos y
garantías de las niñas, niños y adolescentes inmiscuyéndose en las políticas y
planes para el acogimiento efectivo del niños en abandono y buscando siempre
el interés superior del niño a vivir dentro de una familia

Remítase al Poder Ejecutivo para fines Constitucionales.

Sala de sesiones de la Asamblea legislativa del Estado Plurinacional de


Bolivia.

La Paz,... de............. del 2018

Por tanto la promulgo para que se tenga y cumpla como Ley del Estado
plurinacional de Bolivia. Palacio de Gobierno, Ciudad de La Paz, a los...
etc.

(Firmado)

JUAN EVO MORALES AYMA

PRESIDENTE DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA

(Firmado)

MINISTRO DE LA PRESIDENCIA

(Firmado)

MINISTRO DE TRABAJO