Sie sind auf Seite 1von 5

Biografía de Sócrates

Primeros años
Sócrates recibió la educación típica de su época, que consistía esencialmente en arte,
literatura y los clásicos, si bien demostró tempranamente una agudeza de razonamiento y
facilidad de palabra notables. De joven trabajó la cantera con su padre.

Acontecimientos destacados
Conocido principalmente como filósofo, es también destacable saber que Sócrates fue
también escultor, y que poco antes de los cincuenta años fue también un soldado
aguerrido.

Lo notable de Sócrates fue, para la época, la manera novedosa que tuvo para abordar la
filosofía. Las personas que se consideraban sabias, o que eran tenidas por sabias, solían
ufanarse de su sabiduría. Sócrates no encontraba esto satisfactorio, de modo que sometía
a prueba a estos sabios: primero fingía ignorancia, y se acercaba a alguna persona tenida
por sabia, comenzaba a hacer preguntas, al principio sencillas, como quien desea
aprender del sabio, y con cada respuesta obtenida, volvía a realizar preguntas, pero cada
vez más complejas, hasta que en algún momento el sabio no podía responder debido a lo
complejo de las preguntas, o porque llegaba a una afirmación contradictoria. Sócrates
lograba de este modo que su interlocutor se diera cuenta de que en realidad no sabía
tanto como creía. A este método de acercarse al conocimiento se le denomina “ironía
socrática”.

Sócrates estimaba que la ilusión de saber las cosas era un obstáculo para comprenderlas a
cabalidad: no se puede enseñar algo a quien cree saberlo. Había pues, que despojarse de
la pretensión de la sabiduría, y tratar de comprender las cosas como si uno no supiera
nada de ellas. Sócrates afirmaba que de lo único que podía estar seguro era de su propia
ignorancia, concepto que resume su popular frase: “Sólo sé que no sé nada.”

Este método, el cual también era utilizado por Sócrates para inducir en otros la solución
de problemas filosóficos, haciendo preguntas adecuadas para que la persona pudiera
encadenar un razonamiento lógico, recibe el nombre de mayéutica, y es un método de
enseñanza probadamente útil.
Otra de las convicciones de Sócrates consistía en pensar que el verdadero conocimiento
lleva a la virtud. Que la maldad proviene de la ignorancia, o de una falsa impresión de
conocimiento. Pensaba que cada quien debía construir y deducir su propio conocimiento,
por lo que no dejó obra escrita.

Últimos años
Ya septuagenario, Sócrates sostenía la idea de que no existía una influencia directa de los
dioses en la vida cotidiana de las personas. La religión oficial en Atenas consideró
peligrosas estas ideas que ponían en duda los dogmas establecidos, y Sócrates fue
enjuiciado en el 399 a.C., acusado de corromper a los más jóvenes.

A Sócrates le resultó muy sencillo asumir su defensa y desmontar las acusaciones de modo
brillante. Sin embargo, la acusación siguió su curso y Sócrates fue condenado a muerte
por el procedimiento de beber cicuta. A pesar de que tenía la suficiente influencia en la
sociedad ateniense como para poder evitar la sentencia de modo sencillo, decidió
someterse a la misma. Murió rodeado de una nutrida cantidad de amigos y seguidores.

Legado
Más allá del mero conocimiento acerca de la manera de pensar de la Antigua Atenas,
Sócrates influyó de manera decisiva en los siglos siguientes. Su manera de razonar,
poniendo por delante su duda, se manifestaría mucho después en el pensamiento del
filósofo y matemático de la Ilustración, René Descartes.

Biografía de Aristóteles

Primeros años
Desde muy joven, Aristóteles mostró interés por la ciencia, en particular por las
relacionadas con el mundo natural y el origen de la vida. Huérfano a temprana edad, su
tutor le envió a Atenas para ser instruido en la Academia, siendo de hecho discípulo de
Platón en persona.
Acontecimientos destacados
Aristóteles se desempeñó como tutor del joven que se convertiría en Alejandro Magno.
Además, fundaría su propia institución educativa, que sería conocida como el Liceo. Su
particular método de enseñanza se haría famoso: solía dar las clases mientras paseaba
con sus discípulos en un patio del Liceo, llamado Peripathos; de allí que a los que seguían
este método de enseñanza se les llamó “peripatéticos”.

Lo que caracterizaba las investigaciones de Aristóteles es el empirismo era que extraía sus
conclusiones a partir de la observación directa, y de la experimentación. Aportó
conocimientos en las áreas de filosofía, lógica, física, ética, biología, astronomía, zoología,
etc.

Construyó un sistema científico que se mantuvo hasta el Renacimiento. Es por eso que a
pesar de lo grande y completa que fue su obra, hubo necesidad de reformular y corregir
diversas afirmaciones que se daban por ciertas: Propuso un modelo para el sistema
planetario, pero creía que la Tierra era el centro del mismo; organizó y clasificó gran
cantidad de especies de seres vivos (lo que se conoce como taxonomía), pero creía en la
generación espontánea: el principio que establece que los seres vivos pueden nacer
espontáneamente de la materia no viva, y que fue rebatido por Louis Pasteur.

A pesar de que en ciertos campos de la ciencia, las afirmaciones de Aristóteles debieron


ser corregidas, estableció una rigurosa metodología de trabajo que ha influido en el
pensamiento moderno hasta nuestros días, y le ha dado origen al Método Científico.

Últimos años
Luego de la muerte de Alejandro Magno, y habiendo sido maestro de éste, Aristóteles
consideró que era posible que su vida corriera peligro. Así que decide dejar Atenas y
residenciarse en la isla de Euba. Allí transcurre su último año de vida: muere en el 322 AC.
Legado
Como ya se ha dicho, Aristóteles fundó una escuela de pensamiento que ha influido en la
manera de hacer ciencia hasta nuestros días.

Escribió gran cantidad de textos y tratados sobre diferentes disciplinas, pero


desgraciadamente han sobrevivido menos de la mitad de los mismos.

En política, era partidario de un gobierno donde los mejores tomasen la dirección, y los
demás se sometieran a ella; de hecho, defendía la existencia de esclavos, siempre y
cuando los amos no se excedieran.

Con todo, es justo considerar que, si a Grecia se le considera la cuna de la civilización


occidental, se debe muchísimo al trabajo de Aristóteles.

Biografía de Platón

Primeros años
Su nombre real era Aristocles. “Platon” fue un apodo que le fue endilgado en su juventud,
ya que era de espaldas anchas, resultado probable de la práctica deportiva a la que
dedicaba mucho tiempo. También destacó en los estudios, y tenía planeado escribir
tragedias hasta que conoció a Sócrates, de quien se haría discípulo.

Acontecimientos destacados
Platón destaca primeramente como fundador de la Academia, una de las principales
instituciones de enseñanza de Grecia. Dedicada a toda clase de estudios, pero con
preferencia por la matemática. Es famosa la inscripción a la entrada de la Academia: “Aquí
no entra nadie que no sepa geometría”.
En la Academia, Platón llegó a ser maestro y amigo de Aristóteles, aunque éste terminaría
cuestionando sus teorías filosóficas.

A Platón se debe una famosa teoría sobre el conocimiento llamada, Teoría de Formas,
donde creía que todos los objetos del mundo real son una representación “de inferior
calidad” de objetos idealizados.

Casi toda la obra escrita de Platón fue desarrollada en forma de diálogos, entre personajes
conocidos de Platón, y que trataban más que todo de filosofía y política.

Los diálogos también contenían descripciones de lugares; es famosa una breve descripción
de una isla que sirvió para dar pie a la leyenda de la Atlántida.

En política, Platón consideraba que el Estado debía organizarse de manera igualitaria con
los tres sectores que, según él, conformaban la sociedad. Esto es similar al moderno
concepto de gobierno de coalición, y era bastante diferente de lo que se estilaba en la
época.

Platón intentó poner en práctica su idea del Estado, pero fracasó al punto de poner en
peligro su propia vida.

Legado
Los Diálogos de Platón resumen su obra y pensamiento. A pesar de eso, y a pesar de ser
bastante conocido como filósofo, en ocasiones se ha tergiversado. Un ejemplo es la
descripción de la isla que diversas personas han tomado como la Atlántida.

Pero el ejemplo más conocido tiene que ver con el término “amor platónico”. Es
costumbre pensar que Platón promovía un tipo de amor puramente espiritual, sin
contacto físico. Sin embargo en sus escritos no se dice nada de eso. Platón consideraba
que en las relaciones amorosas debía haber equilibrio entre la relación puramente física y
la relación puramente espiritual, creía que allí radicaba la verdadera belleza del amor.