Sie sind auf Seite 1von 3

Ensayo sobre contratos internacionales

La labor del auditor fiscal demanda un permanente proceso de aprendizaje y actualización en


diversos campos de la ciencia, lo cual está determinado por la variada naturaleza de contribuyentes
que son objeto de revisiones fiscales, quienes pueden pertenecer a cualquier tipo de sector o
actividad económica, a saber: ramo industrial, de manufactura, construcción, hotelero,
agropecuario, de servicios, entre muchos otros, y que además puede involucrar a empresas que no
solamente demandan los servicios de proveedores locales, sino también de proveedores extranjeros.

Bajo esta línea, es ampliamente conocido que desde ya hace un tiempo vivimos en un mundo
dominado por la globalización que fomenta la integración económica y acrecienta las relaciones
comerciales, sin que las fronteras entre países constituyan un obstáculo. Es en este contexto donde
precisamente cobra mayor protagonismo el estudio de los contratos internacionales que, de forma
sintetizada, consiste es un acuerdo de voluntades pactado entre dos o más partes que tienen su
domicilio o residencia en Estados distintos.

Relacionando la temática de los contratos internacionales a la auditoría fiscal —la cual es la


profesión que ejerzo desde hace años—, existe, sin lugar a duda, un nexo importante a destacar,
puesto que la labor principal de un auditor fiscal consiste en verificar que el contribuyente sometido
a un proceso de revisión cumpla con sus obligaciones tributarias conforme las premisas y deberes
contemplados en el marco fiscal aplicable.

Para ello, el auditor fiscal realiza una revisión integral de los documentos e información de carácter
contable, financiero y mercantil-comercial de la empresa. En relación con este último tipo de
documentos e información, cada vez es más común encontrarse con contribuyentes que poseen
relaciones comerciales con empresas radicadas en el extranjero, ya sea para la compra o venta de
bienes, así como para la contratación o prestación de servicios (incluidos los financiamientos,
contratos de leasing y arrendamiento financiero). De esta forma, la existencia de un contrato (en
este caso internacional) es de suma importancia para verificar su incidencia en la estructura de
ingresos y estructuras de costos o gastos operativos y financieros de la empresa, en dependencia del
tipo de operación y el papel ejercido por el contribuyente sometido a auditoría en esa relación
contractual.

Es así como el estudio técnico y formal de los contratos internacionales, figura central de este
módulo, a través del análisis crítico y acucioso de sus elementos desde la óptica teórico-práctica, ha
sido sumamente útil para fortalecer mis conocimientos de cara a uno de los aspectos más delicados
y —hasta cierto punto— complejos en mi labor como auditor fiscal.

Como punto a destacar en lo que a los aspectos abordados en este módulo se refiere y que puedo
aplicar en el ejercicio de mis funciones laborales, se destaca lo relativo a los elementos formales
que idealmente deben caracterizar a un contrato internacional, puesto que, en la práctica, es común
encontrarse con empresas que se deducen gastos derivados de operaciones comerciales o
mercantiles con empresas o individuos radicados en el exterior, sin presentar un contrato

2
propiamente dicho para soportar dichas deducciones (esto sucede especialmente en el ámbito de la
contratación de servicios profesionales). Incluso, en el caso de gastos financieros por el pago de
intereses, comisiones bancarias y actualización de valores monetarios —que pueden llegar a incidir
significativamente en la determinación de la renta neta gravable para el Impuesto sobre la Renta—,
se encuentran casos en los que, a pesar de tener a la vista evidencia de transferencias electrónicas
realizadas a empresas o individuos no residentes (con los cuales la empresa auditada no
necesariamente tiene una relación intragrupo), la materialización de dicha operación carece de un
contrato internacional que funja como soporte.

Es oportuno agregar que, el efecto fiscal de los contratos internacionales no se refleja únicamente en
la determinación de la renta bruta gravable (vía ingresos) y la renta neta gravable (vía deducciones)
en relación con el Impuesto sobre la Renta, sino que también sirve como elemento para verificar
que los contribuyentes cumplen su función como agentes retenedores a no residentes, puesto que se
suscitan casos en que las empresas locales, en su papel de comprador o contratante, asumen
solidariamente la retención —caso en el que la deducción de dicha retención no es deducible— o
inclusive no la efectúan ni la reportan a la Administración Tributaria a como legalmente
corresponde, sin que exista una justificación válida para ello; por lo que, la verificación de las
cláusulas del contrato respectivo cobra una ineludible importancia para enlazar los acuerdos entre
las partes y el cumplimiento de las obligaciones fiscales derivadas de la transacción mercantil en
cuestión.

Por otra parte, el estudio de los incoterms y de los contratos de transporte internacional, constituye
otro de los temas muy relevantes para mi profesión, debido a que los gastos derivados de ellos
deben estar en correspondencia al tipo y forma en que se hayan pactado, lo cual variará según la
naturaleza de las mercancías que se comercialicen y el tipo o conjunto de tipos de medios utilizados
para su envío (terrestre, marítimo, aéreo). En una auditoría, estos aspectos son revisados
paralelamente con la documentación aduanera que soporte las importaciones o exportaciones
realizadas, la cual debe estar en concordancia con los registros contables del contribuyente y su
respectivo efecto en las obligaciones fiscales correspondientes.

Finalmente, considero plausible destacar el tema del leasing internacional (arrendamiento


financiero), debido a que, en mi experiencia, es uno de los contratos más complejos de revisar,
sobre todo porque se caracteriza por ser altamente manipulable por los contribuyentes con el
propósito de trasladar localmente, de manera estratégica, gastos alterados o ficticios desde su casa
matriz ubicada en el extranjero, particularmente en lo referido al arrendamiento financiero de
activos fijos en el ramo de la construcción. Por consiguiente, su estudio en este módulo es fructífero
para fortalecer la base de conocimiento que se necesita en la realización de auditorías fiscales.