Sie sind auf Seite 1von 7

Universidad Tecnologica de Panamá

Facultad de Ingeniería Mecánica

Facultad de Ingeniería Industrial

Elasticidad, Plasticidad y Termofluencia

instructora: Marlen Veleiro

Nombre:
Isaac De Gracia Ced: 3 - 735 – 1744
Alfredo Beitia Ced: 8- 916- 1522

Grupo: 1 MI 121

Fecha: 11 de Septiembre de 2018


Introducción
Los fundamentos básicos de la Mecánica de Materiales requieren
considerar una descripción matemática de la tensión y la deformación,
así como de la velocidad de deformación, que experimenta el medio y
establecer una serie de condiciones que deben cumplir.

Los materiales, especialmente en estado sólido, se comportan de


maneras muy complejas si consideramos todo el rango posible de
temperaturas y deformaciones que durante esta investigación
intentaremos dar una idea de 3 estados en la que los materiales
presentan durante una deformación que son: La elasticidad, La
plasticidad y la termofluencia.
Elasticidad
El término elasticidad designa la propiedad mecánica de ciertos
materiales de sufrir deformaciones reversibles cuando se encuentran
sujetos a la acción de fuerzas exteriores y de recuperar la forma
original si estas fuerzas exteriores se eliminan.
La elasticidad es parte de la mecánica de sólidos deformables.
La mecánica de sólidos deformables describe cómo un sólido (o fluido
totalmente confinado) se mueve y deforma como respuesta a fuerzas
exteriores.
En ingeniería mecánica es frecuente plantear problemas elásticos para
decidir la adecuación de un diseño. En ciertas situaciones de interés
práctico no es necesario resolver el problema elástico completo sino
que basta con plantear un modelo simplificado y aplicar los métodos
de la resistencia de materiales para calcular aproximadamente
tensiones y desplazamientos.




Propiedades
La propiedad elástica de los materiales está relacionada, como se ha
mencionado, con la capacidad de un sólido de
sufrir transformaciones termodinámicas reversibles e
independencia de la velocidad de deformación. Cuando sobre un
sólido deformable actúan fuerzas exteriores y éste se deforma se
produce un trabajo de estas fuerzas que se almacena en el cuerpo en
forma de energía potencial elástica y por tanto se producirá un
aumento de la energía interna. El sólido se comportará elásticamente
si este incremento de energía puede realizarse de forma reversible, en
este caso se dice que el sólido es elástico.
Una de las propiedades de la elasticidad es que se necesita dos
veces la fuerza, para estirarlo dos veces la longitud. A esa
dependencia lineal del desplazamiento sobre la fuerza de elasticidad,
se le llama ley de Hooke





Plasticidad
La plasticidad es un comportamiento mecánico característico de
ciertos materiales anelásticos consistente en la capacidad
de deformarse permanente e irreversiblemente cuando se encuentra
sometido a tensiones por encima de su rango elástico, es decir, por
encima de su límite elástico.
En los metales, la plasticidad se explica en términos de
desplazamientos irreversibles de dislocaciones.

Modelos de plasticidad
En general un modelo de plasticidad requiere definir varios elementos:

• En primer lugar, en el espacio de tensiones principales se requiere definir la


llamada región de tensiones admisibles, que será un conjunto cerrado (y
posiblemente compacto) de dicho espacio de tensiones. La frontera de dicho
conjunto usualmente se denomina superficie de fluencia.
• Para puntos del sólido cuyas tensiones principales estén contenidas en el
interior de la región de tensiones admisibles el comportamiento es elástico. Sin
embargo, para puntos de la superficie de fluencia es necesario definir
una "regla de flujo" que explicita cómo aumentarán la deformación plástica en
función de la tasa de aumento de la tensión y otros parámetros internos si se
aumenta la solicitación sobre un material que ha alcanzado su límite de
fluencia.
• Los modelos de plasticidad imperfecta requerirán la definición de un conjunto
de variables internas que den cuenta del endurecimiento y del desplazamiento
de la región de tensiones admisibles a lo largo del tiempo en función de las
tasas de aumento de las otras variables.


Termofluencia
La termofluencia es la deformación de tipo plástico que puede sufrir
un material cuando se somete a una temperatura elevada, durante
largos periodos, aun cuando la tensión o esfuerzo aplicado sea menor
que su coeficiente de resistencia a la fluencia. La termofluencia es
causada por el movimiento de las dislocaciones, las cuales ascienden
en la estructura cristalina a causa de la difusión.
La dislocación no se mueve sobre un plano de deslizamiento como
sería el caso de la deformación plástica causadas por una fuerza
mayor, sino que se mueve perpendicular a su plano de deslizamiento.
Al hablar de los tipos de fracturas que sufren los materiales debido a
la influencia de la temperatura, la tensión de fluencia (movimiento de
dislocaciones)
disminuye al aumentar
la temperatura, es
decir que cuando se
realiza el ensayo de
tensión - deformación
a temperatura
ambiente, se observa
que el
comportamiento
elástico de la deformación se puede definir mediante la ley de
Hooke y no cambia con la temperatura. Si este ensayo se realiza a
temperatura elevada se observa que la deformación aumenta de
forma gradual con el tiempo. Inicialmente se presenta una
deformación elástica instantánea y luego una deformación plástica. La
fluencia se puede definir como la deformación plástica que tiene lugar
a temperatura elevada bajo una carga constante y durante un periodo
largo de tiempo.