You are on page 1of 2

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE CIENCIAS ECONOMICAS


CARRERA DE ECONOMIA
ECONOMIA SOLIDARIA

NOMBRE: Nathaly Veloz


AULA: 19
FECHA: 27/09/2918

PRODUCIR PARA VIVIR – BOAVENTURA DE SOUSA SANTOS

1. IDEAS PRINCIPALES
Definir formas de organización económica y social alternativas al capitalismo, estableciendo en
estas, su viabilidad y factibilidad a corto y largo plazo. Estas formas de organización deben estar
basadas en la igualdad, la solidaridad y la protección del ambiente, teniendo en su base el potencial
emancipatorio del sistema capitalista.

2. IDEAS SECUNDARIAS
 El capitalismo a lo largo de su historia ha tenido intrínseco, las luchas por una
globalización contrahegemonica.
 Las prácticas y el pensamiento emancipadores por formas de sociedad más justas deben
ampliar el espectro de lo posible por medio de la experimentación.
 Dentro de las ideas de emancipación social, se encuentran unas que sobreviven en el
dominio capitalista y que buscan la transformación gradual de la economía

3. RESUMEN
En la historia del capitalismo, intrínseco a su desarrollo, también se han desarrollado luchas
con el fin de tener opciones económicas y sociales más justas. Este proceso conjunto se ha
interrumpido a finales del siglo XX, con el predominio del neoliberalismo y la caída del
socialismo realmente existente, fundado en los ideales de Karl Marx. Sin embargo, en este nuevo
siglo ha resurgido la oportunidad de inventar rutas que apuntaran hacia prácticas y formas de
sociabilidad anticapitalistas o la denominada globalización contrahegemonica, en la cual una de
las tareas que tienen es formular propuestas económicas emancipadoras y viables.

Muchas de estas alternativas plasmadas en las luchas, a corto y mediano plazo van a depender
en buena medida de su sobrevivencia en el contexto del dominio capitalista, que en el tiempo van
a ampliar el espectro de lo posible por medio de la experimentación y de la reflexión sobre
proposiciones que representen formas de sociedad más justas, las mismas ponen en duda la
separación entre la realidad y la utopía, formulando propuestas que representan un desafió al statu
quo, pero reales para que estas no sean descartadas por ser inviables.

Durante la historia de este pensamiento crítico, en América Latina también ha ofrecido


alternativas al capitalismo, dando opciones que se limitan a promover al sistema capitalista, pero
introduciendo adaptaciones que las economías de mercado de Europa y Japón introdujeron a lo
largo de los años, sin embargo, estas opciones también incluyen maneras de concebir y organizar
la vida económica que implican reformas radicales dentro del capitalismo, las cuales has de
transformar gradualmente la economía en formas de producción, intercambio y consumo no
capitalistas.
Estas alternativas al capitalismo, implican el reconocimiento de las características negativas
que tiene el sistema capitalista tiene, y que van desde la producción sistemática de desigualdades
de recursos y de poder, la producción de formas de sociabilidad empobrecidas y basadas en el
beneficio personal y por último, la explotación creciente de los recursos naturales que ponen en
peligro las condiciones físicas de vida en la Tierra.

Una vez reconocidas las características capitalistas, estas alternativas tienen por objetivo en
principio hacer más incómoda la reproducción y hegemonía del capital, para que luego basándose
en los principios de solidaridad y cooperación, los frutos del trabajo se distribuyan de manera
equitativa entre sus productores de acuerdo a sus necesidades y deberán empezar en un principio
por pequeñas unidades de producción locales, para que luego se establezcan propuestas de
coordinación macroeconómica global que garanticen una construcción de economías solidarias
basadas en el trabajo colaborativo y la participación democráticas para la toma de decisiones.

4. CONCLUSIONES
El capitalismo desde sus inicios ha desarrollado el ideal de tener una organización económica
y social alternativa, que se funde sobre valores de solidaridad e igualdad. Estas alternativas que
se han construido a lo largo de los años tienen el desafió de mover el Statu Quo, redefiniendo la
forma de organización de la sociedad, fundando en sus cimientos en la generosidad y no en el
interés individual del capitalismo. Por tal motivo se requiere de una transformación total del
sistema, no mediante revoluciones, como se creía en el socialismo, sino en base a un proceso que
debe empezar por pequeñas unidades de producción, para luego trasladarla a propuestas de
coordinación macroeconómica y jurídica global estableciendo como eje en estas, los principios
de cooperación y solidaridad.

5. REFLEXIÓN PERSONAL
El camino hacia una sociedad no capitalista, todavía tiene un largo recorrido, sin embargo, la
construcción de esa sociedad ya ha sentado sus cimientos, dado que la oposición histórica hacia
el capitalismo ha fundado en su historia constantes luchas por tener una sociedad más justa, libre
de explotación y de desigualdades, prueba real de eso ha sido el Socialismo, que, aunque tuvo un
periodo corto de vida, tambaleo al poder y la hegemonía del capitalismo. Partiendo de esta
historia, en la actualidad ya existen movimientos que proponen diversas alternativas al modo de
producción actual y la mayoría se basa en igualdad, especialmente en las remuneraciones de los
trabajadores, la participación democrática en la toma de decisiones y tienen como fin cambiar las
condiciones de vida de los actores que forman parte de esa sociedad.