Sie sind auf Seite 1von 2

Hay factores que se consideran de importancia dentro del campo de la salud mental que en la

actualidad son objeto de discusión, como lo son los trastornos psicológicos y el diagnóstico
propiamente dicho; sin embargo, esto se remonta a una historia de la cual los profesionales
de la salud formamos parte. En la época antigua, existían múltiples explicaciones acerca de la
conducta anormal que hoy día es llamada Trastornos mentales y del comportamiento; sin
embargo, en aquella época, solía tratarse de una manera diferente a las personas quienes
presentaban comportamientos extraños.

Escopo. Estimar a associação entre os sintomas depressivos e a ideação suicida em


adolescentes. Metodologia.
Foi feito um estudo de corte transeccional, no qual foi aplicado o Questionário de Depressão
Infantil (CDI)
e o Inventário de Ideação Suicida Positiva e Negativa (PANSI) num grupo de 289 adolescentes
escolarizados
(126 homens e 163 mulheres), com idades compreendidas entre 14 e 17 anos de idade, inscritos
em quatro
instituições educativas públicas de Tunja- Colômbia. Resultados. O 30% dos participantes
presentaram um
alto nível de ideação suicida e o 9% reportaram sintomas depressivos, sendo as pontuações mais
altas as das
mulheres em contraste com as dos homens para as duas variáveis do estudo. Também foram
encontradas
relações signifi cativas entre ideação suicida e ânimo negativo (= 0.43, p < 0.000), anhedonia (=
0.40, p <
0.000) e autoestima negativa (= 0.44, p < 0.000). As análises de regressão logística mostraram
como fatores
preditores de ideação suicida em mulheres, o ânimo negativo e a autoestima negativa, enquanto
que nos
homens não foi identifi cado fator preditivo nenhum. Conclusão. Os sintomas depressivos
relacionados com
estado de ânimo e autoestima negativa são fatores de risco relevantes associados com o
componente cognitivo

da conduta suicida em mulheres adolescentes

Es una perpectiva biométrica al considerar transtornos mentales-


Según el modelo psicodinámico, por citar un ejemplo, los procesos
psicológicos son la principal causa de los desórdenes mentales y de perfil
psicosomático.
La perspectiva biomédica aborda los trastornos mentales como cualquier
otra clase de enfermedad, al considerar que las alteraciones
psicopatológicas son generadas por anormalidades biológicas subyacentes
(genéticas, bioquímicas o neurológicas). Por lo tanto, el tratamiento debe
estar enfocado a la corrección de dichas anormalidades de raíz orgánica.

En este sentido, puede decirse que un comportamiento anormal es una


enfermedad surgida por el funcionamiento patológico de alguna parte del
organismo. Estos se hallan relacionados con alteraciones en la porción
cerebral, las cuales pueden ser anatómicas (el tamaño o la forma de ciertas
regiones cerebrales no están dentro de los cánones normales)
o bioquímicas(cuando los elementos bioquímicos que contribuyen al
funcionamiento neuronal poseen su función alterada).
La psicopatología entiende que los trastornos mentales orgánicos son
aquellos que poseen causas físicas evidentes, como ocurre con el Alzheimer,
mientras que los trastornos mentales funcionales nuclean a los patrones de
conducta anormales que no ofrecen indicios concretos de alteraciones
orgánicas en el cerebro.
En el caso de las psicopatologías o tras