You are on page 1of 2

Valores Fundamentales

Los valores fundamentales para la División de Ciencias Forestales,


propuestos para todos sus integrantes son:

I. Respeto a las personas y las instituciones

Los integrantes de la DICIFO son personas que profesan diferentes


ideologías, con diferencias culturales, económicas o de otra índole, y es la
intención de la entidad académica no coartar esas decisiones personales;
por eso, el respeto es uno de sus valores. El respeto es necesario para
mantener la armonía en la convivencia, que tiene como propósito mayor
formar hombres y mujeres de bien. El respeto implica la aceptación de
esas diferencias, mismas que son parte sustantiva de la riqueza universal a
la que deben estar expuestos los jóvenes en formación y el ejercicio
profesional y la vida personal de todos quienes integran a la entidad
académica. Del respeto se deriva la posibilidad de la existencia armónica,
el desarrollo humano, el trabajo productivo y la libertad para toda
manifestación humana, sea individual o colectiva.

Para conducir la vida colectiva, la sociedad en general y en particular la


UACH y la DICIFO, disponen de estructuras identificadas como
instituciones, en las que se incluyen la propia Universidad, las leyes, los
reglamentos, las organizaciones, etcétera. Todas esas instituciones son
perfectibles y con esa intención, dinámicas; así, en la División de Ciencias
Forestales se propugna por el respecto a las instituciones y la
participación en su mejoramiento, lo cual obliga una observancia crítica.

II. Respeto al ambiente y a la vida

El ambiente del planeta es sustento de todo lo que la humanidad tiene, de


su vida misma y de los demás seres. Hoy se reconoce que muchas de las
actividades humanas han deteriorado ese ambiente y con ello han atentado
contra la posibilidad de existencia de otras formas de vida. Ante esas
consecuencias negativas, la DICIFO se propone el respeto al ambiente y a
la vida, más aun cuando la mayoría de sus programas académicos están
orientados, precisamente, a la administración, restauración y
transformación de los recursos forestales. El contexto propio de esos
programas académicos, la sustentabilidad, se finca en el respeto al
ambiente y a la vida, sin él, las actividades formativas, de investigación, de
servicio y de difusión de la cultura, que se realizan en esta entidad
académica, no tienen un significado completo.
III. Honestidad y Responsabilidad

La honestidad es un valor intrínseco al propósito mayor de la entidad


académica: la formación de personas, hombres y mujeres, razonables,
justas, rectas y honradas, cualidades que a su vez entrañan valores
trascendentes para el ser humano, como individuo y como ente social.

En la DICIFO subyace, como valor de ejercicio inmediato y trascendente


para todos sus integrantes, la responsabilidad; estamos obligados a
responder por nuestros actos y decisiones.

IV. Justicia y Equidad

La convivencia armónica sólo se logra si a cada uno se le respeta lo que le


corresponde o le pertenece; en la DICIFO prevalece esa intención
sustantiva. No sólo referido al contexto material, sino quizá más
importante en lo relativo a oportunidades, reconocimiento, recompensa,
derecho intelectual, desarrollo humano y profesional. Declaramos nuestra
intención de respetar a cada semejante su derecho a lo que le
corresponde, procurando la justicia, y, al mismo tiempo, que todos
tenemos ese mismo derecho, en aras de la equidad.

V. Solidaridad

La esencia de la DICIFO es un colectivo académico en el que sus


integrantes confrontan las vicisitudes propias de su existencia. En esos
sucesos, las capacidades individuales encuentran complemento, a veces
imprescindible, en las capacidades de sus congéneres. Muy distante de la
complicidad, la solidaridad es un valor que la entidad académica refrenda
como propio.

VI. Prudencia y Tolerancia

Para todos los integrantes de nuestra entidad académica, se propone


ejercitar la sensatez y el buen juicio para discernir entre lo bueno y lo malo,
lo útil y lo inútil, lo justo y lo injusto. Por eso, la prudencia es uno de los
valores fundamentales en la División de Ciencias Forestales.

El discernimiento entre opciones, a veces opuestas, es un acto individual y


por lo tanto no siempre coincidente en diferentes personas. Reconociendo
que la verdad absoluta no es potestad de alguno, la tolerancia es un valor
preciado en esta entidad académica.