You are on page 1of 3

Estudiante: Sebastian Alfonso

Docente: Arminio Mestra

Comunicación, cultura y sociedad.

Piensa como un hombre sabio pero comunícate en el lenguaje de la


gente.-William Butler.

Para comenzar la aproximación a estos tres importantes conceptos


presentes en el dia a dia del ser humano podemos comenzar basándonos
en que en nuestra sociedad existe una determinada cultura que no es la
misma en todas las sociedades, por lo tanto la forma de comunicarnos
también varía dependiendo de quién produzca y en donde se realice el
proceso comunicativo.

La sociedad puede ser definida como un conjunto de individuos los cuales


con un poco o suficiente de conciencia se reúnen con el fin de generar
estrategias o mantener un orden en las decisiones o planteamientos con el
fin de cumplir un objetivo común. ¿En realidad todos queremos un objetivo
en común? Personalmente pensaría que sí, ya que aunque las formas y los
mecanismos de conseguir las cosas suelen ser distintas por la manera en
que cada individuo percibe el mundo el fin siempre se dirige hacia tener un
lugar con unas condiciones agradables para que las personas se
desenvuelvan.

Una sociedad comparte formas ideológicas, políticas, económicas, folclore y


esto es lo que podemos definir como una cultura, puesto que, para poder
enmarcar una sociedad como un grupo de individuos primero debemos
conocer que en mediana medida estas personas comparten costumbres.
Esas características que los seres tengan en común se agrupan en la
creación de una cultura y esta da lugar a que aparezca la sociedad.

Teniendo claro esto se puede empezar a relacionar la comunicación con la


cultura y la sociedad. El papel de la comunicación se basa en que por medio
de la palabra escrita o verbal los individuos puedan compartir conocimiento,
interpelar, interactuar y deliberar todo tipo de ideas presentes en la
cotidianidad del ser. La cultura se transmite por medio de la comunicación y
esto permite la interacción entre los integrantes del componente social.
Gracias a este proceso también se garantiza la existencia de una
democracia ya que se generan vínculos sociales entre los individuos, de
esta manera la comunicación, cultura y sociedad se relacionan y ninguna
puede sobrevivir sin las otras.

La comunicación comprende aspectos de facilitador, organizador y


catalizador en la sociedad. Permite la expansión de la participación política,
económica y cultural. Esto se refiere al papel idóneo que debería cumplir la
comunicación, pero no existen garantías que obliguen a los controladores
de los medios a no estar relacionados con ningún interés a nivel político, es
decir, es común encontrar medios de comunicación imparciales que
benefician o perjudican a alguien en especial. Además dejan de mostrar
temas que le debería interesar al público porque estas noticias perjudican
la imagen de sus intereses y obviamente esto nos les favorece en ninguna
medida.

Como la comunicación tiene que ver con la distribución de la estructura


social si en alguna instancia empieza a desviarse de sus objetivos por
favorecer intereses ajenos, la sociedad empezará a sufrir consecuencias de
dicho fenómeno en el proceso informativo. La política se entromete y
siempre termina saliéndose con las suyas pues el poder de los medios es
tan grande que cualquier información que le permita al individuo pensar a
favor o en contra de algún tema, cumple con el objetivo de esta nefasta
relación entre la política y los medios de comunicación.

La comunicación es inseparable de la cultura. Es el otro lado de la


misma moneda. No puede existir la una sin la otra. La cultura es
comunicación y la comunicación es cultura”. (Hall and Hall, 1990).

La relación entre cultura y comunicación es proceso un histórico en el


desarrollo social. Como decía anteriormente la relación entre estos
conceptos está tan ligada que no se puede hablar de uno sin tocar el otro, y
aunque intereses políticos o económicos quieran desligar estos conceptos y
asilarlos por totalidad es imposible que puedan existir sin relacionarse.
La sociedad como parte fundamental de toda civilización es el centro donde
se intercambia costumbres, tradiciones, pensamientos, etc. En síntesis la
sociedad es el motor que impulsa la creación, difusión y mantenimiento de
la cultura.

Concluyo afirmando una de las ideas expresadas al inicio, la comunicación


cambia dependiendo de la cultura del locutor y en la sociedad en la que esté
produciendo el proceso comunicativo. No se puede hablar de comunicación,
cultura y sociedad como conceptos aislados porque están ligados y uno no
puede existir sin los otros. La cultura de una sociedad se transmite por
medio de la comunicación, no hay otra opción que permita la transmisión
cultural.