Sie sind auf Seite 1von 3

Y otra vez, esta es una de las diferencias

entre el

remordimiento y el arrepentimiento

,

Remordimiento:

Sentimiento de culpabilidad que tiene una persona por algo que ha hecho y que la intranquiliza.

El arrepentimiento no es sólo un pasito, un sentimiento temporal, el arrepentimiento es algo que es tan profundo que debe afectar NUESTRA voluntad.

Esto significa:

que después de haber tenido esta profunda comprensión de nuestra pecaminosidad

sobre todo delante de él

nuestro único deseo ahora

es hacer todo lo que es

agradable delante de su presencia.

2 cor 6:14 No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la

justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?

15 ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte

el creyente con el incrédulo?

16 ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los

ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios

viviente, como Dios dijo:

Habitaré y andaré entre ellos,

Y

seré su Dios,

Y

ellos serán mi pueblo. m

17 Por lo cual,

Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor,

Y

no toquéis lo inmundo;

Y

yo os recibiré,

18

Y seré para vosotros por Padre,

 

Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor

Todopoderoso.

 

2

Corintios 7 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

7

Así que, amados,

puesto que tenemos tales

 

promesas

,

limpiémonos de toda contaminación de carne

y de espíritu

, perfeccionando la santidad en el

temor de Dios.

8 Porque aunque os contristé con la carta, no me

pesa, aunque entonces lo lamenté; porque veo que aquella carta, aunque por algún tiempo, os contristó.

9 Ahora me gozo, no porque hayáis sido contristados,

sino porque fuisteis contristados para

 

arrepentimiento

;

porque habéis sido contristados

según Dios

 

, para que ninguna pérdida padecieseis por

nuestra parte.

10

Porque la tristeza que es según Dios produce

arrepentimiento para salvación

 

, de que no hay que

arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte.

11 Porque he aquí, esto mismo de que hayáis sido

contristados según Dios, !!qué solicitud produjo en vosotros, qué defensa, qué indignación, qué temor, qué ardiente afecto, qué celo, y qué vindicación! En todo os habéis mostrado limpios en el asunto.

Ahora, sólo tiene qué leer las biografías cristianas y la historia de los avivamientos para mirar esto.

Los hombres y mujeres son conscientes que han estado haciendo cosas que no deberían haber hecho.

No cosas dañinas, quizás, en sí mismas,

pero ellas

se interponen entre ellos y Dios

, por eso se deben

que ir.

Y se dan a Dios, en una nueva consagración, y en una nueva

Y se dan a Dios, en una nueva consagración, y en una nueva

dedicación.

Y se dan a Dios, en una nueva consagración, y en una nueva dedicación.

Esto digo una vez más, es la mera esencia del arrepentimiento.

Resolvemos que tenemos que actuar.

Tenemos que tomar pasos.

Todos nosotros nos tenemos que despojar de

 

algo.

 

Cada uno de nosotros sin excepción.

No sirve de estar señalando que sea o esto y lo otro, hay algo en la vida de todos, algún ornamento que se tiene que ir.

Para que nos arrepentimos?

Para tener otra vez su presencia, para tenerlo otra vez, porque el pecado es la barrera donde El se aleja , se va.