Sie sind auf Seite 1von 14

Resumen Formación Ética y Ética

Profesional.
¿Qué es la ética?
La ética o moral ciencia que estudia la conducta humana o las costumbres de los hombres.
La función específica de la ética es el estudio de una dimensión particular dentro de la realidad
humana: la referida a la actividad libre, o sea, la de la conducta “responsable” y, por ende,
“imputable”. Responsabilidad e imputabilidad son conceptos íntimamente conexos, la primera es una
característica propia del obrar humano, la segunda una calificación de las acciones humanas
consecuencia de la anterior.
La ética considera los actos humanos propiamente dichos o procedentes de la voluntad deliberada.
Un acto humano es siempre deliberado y voluntario; el acto del hombre (ej; acción ejecutada en
estado de inocencia) no.
Axiología: estudia los valores del ser humano; la ética los valores morales.
La ética como Disciplina Filosófica:
La ética es “LA CIENCIA QUE ESTUDIA LA NATURALEZA Y LAS PROPIEDADES DE LA
CONDUCTA HUMANA EN ORDEN A SU FIN ÚLTIMO”. Concepto de la ética como “DISCIPLINA
FILOSÓFICA”; la misma para llegar a la verdad, es decir si es buena o mala; estudia la esencia o
ser: dentro de éste podemos encontrar género próximo: lo que tienen en común los de la
misma especie.
Diferencia específica: es la diferencia entre las de la misma especie.
Toda ciencia tiene una hipótesis; la disciplina filosófica replantea los principios de otras ciencias. Un
método, el cual utiliza es: el método filosófico, de las primeras causas y una verdad en este caso
estudia el ser- esencia- ente real; el ser está compuesto por dos elementos: género próximo: lo que
tienen en común los de la misma especie; y diferencia especifica: es lo que distingue a los seres de
la misma especie.
La ética como Ciencia Autónoma
La hipótesis en la ciencia autónoma es una mera idea, un postulado científico; el método que utiliza
es el deductivo: Consiste en obtener conclusiones particulares a partir de una ley universal;
inductivo: ideas generales a casos particulares y el comparativo: casos particulares que compara
con determinados valores. Y la verdad, si llega a una verdad absoluta
El objeto de la ética es el HOMBRE. Éste a su vez se divide en objeto material: (conducta humana)
¿Qué se estudia? Y objeto formal: relación con el acto humano y los valores; ¿Cómo estudia ese
objeto material?
Ética o Moral ciencia que debe englobar toda la conducta humana.
Ética Fundamental y Ética Aplicada
Partes esenciales de la ética: ética fundamental, se analizan los fundamentos o principios generales
del orden moral. La ética aplicada, consiste en la “aplicación” de los principios morales
fundamentales o generales a las situaciones más concretas moral y de la actividad humana en
general.
¿Qué son los valores?
Los valores no son, ni cosas, ni vivencias, ni esencias: son valores.
Los valores no existen por sí mismos, necesitan de un depositario en que descansar.
Son Cualidades esenciales (belleza, elegancia) para la existencia misma del objeto; cualidades que
los objetos valiosos comparten con los demás objetos y que ellos mismos poseían antes de que se
les incorporara un valor. Le confieren ser. Aquellas cualidades fundamentales, sin las cuales los
objetos no podrían existir, son llamadas “cualidades primarias”. Junto a ellas están las “cualidades
secundarias” (color, olor) que pueden distinguirse de las primarias debido a su mayor o menor
subjetividad, pero que se asemejan a aquellas, pues forman parte del ser del objeto. El color
pertenece a la realidad del objeto, a su ser. La elegancia, la utilidad o la belleza, en cambio, no
forman parte necesaria del ser del objeto, pues pueden existir cosas que no tengan tales valores.
“cualidades terciarias” son los valores. Los valores son cualidades que poseen ciertos objetos
llamados bines. El valor es una cualidad, un adjetivo.
Polaridad y Jerarquía
Una característica fundamental de los valores es la polaridad. Los valores se presentan
desdoblados en un valor positivo y el correspondiente valor negativo. El valor negativo existe por sí
mismo y no por consecuencia del valor positivo.
La polaridad implica la ruptura de la inferencia.
Los valores están, ordenados jerárquicamente, hay valores inferiores y superiores.
¿Son Los Valores Objetivos o Subjetivos?
El valor será objetivo si existe independientemente de un sujeto o de una conciencia valorativa; será
subjetivo si debe su existencia, su sentido o su validez a reacciones, ya sean fisiológicas o
psicológicas, del sujeto que valora.
Los objetos físicos tienen ciertas cualidades, llamadas “primarias” que pertenecen a los objetos
mismos; en cambio, las cualidades “secundarias” dependen al menos en parte, de un sujeto que las
percibe.
El orden moral
Moral, modos habituales de haberse el hombre como libre, que llamamos costumbres; (mos) moral.
La moral es, en el hombre, un valor o una realidad que resulta del ejercicio de su libertad, atributo
que le es esencial y especifico, como propio suyo, por comparación con los seres inferiores. En
donde el hombre no actúa libremente, allí no puede darse la moral o la moralidad. La moralidad no
puede estar ausente de la actividad libre o humana en su sentido propio.
Acto humano. Su psicología
El acto humano perfecto, o sea el propio y específico del hombre, consta de dos elementos: del
voluntario y del libre.
Es voluntario el acto cuando procede del principio activo intrínseco: la voluntad. Es involuntario
cuando procede de algo extrínseco a nosotros o cuando se impone a la voluntad repugnándolo ésta.
La libertad es aquella condición del acto humano por virtud de la cual es el hombre dueño de su
hacer o de su dejar de hacer, por cuanto es indiferente a lo uno y al otro.
El voluntario
Es todo aquello que procede de la voluntad. Lo que se quiere y depende de la voluntad.
El involuntario
Aquello que se da, o causa en nosotros, repugnándolo la voluntad, actual o habitualmente. Cuando
falta la voluntad, se dice no voluntario lo que se da o causa en nosotros.
Todo acto humano, voluntario y libre, es así mismo moral.
Moralidad del acto externo
El acto externo es moral por su relación con el acto interior, y, de suyo no añade moralidad ninguna
a éste. Acto exterior es el que se ejecuta con las potencias exteriores; por toda otra potencia que no
sea la voluntad. Solo puede ser humano, moral, e imputable como bueno o malo, cuando es
voluntario, cuando es imperado por la voluntad. El acto de la voluntad imperante se llama acto
interior, y es intrínseca o propiamente voluntario.
El acto humano, es tan bueno o tan malo como lo es la determinación o la intención de la voluntad.
Relación entre ética, moral y derecho
Ética (ethos) costumbre, esta estudia las costumbres y los hábitos; ciencia de los actos humanos
cercana a la orientación en los actos u obras, ciencia de la voluntad en orden a su fin y ciencia de los
principios constituidos de la vida moral. Ética justificación filosófica de un determinado número de
prácticas y valores que a la razón humana se presentan como deberes.
Moral (mores) costumbres, alude a los imperativos de la sociedad en que el sujeto está inserto.
El derecho es el conjunto de principios y normas, expresivos de una idea de justicia y de orden, que
regulan las relaciones humanas en toda sociedad y cuya observancia puede ser impuesta de
manera coactiva.
Ética
Nos proporciona una lista o un conjunto de reglas a seguir; debemos apegarnos única y
exclusivamente a las bases del actuar ético. Tomar en cuenta los intereses de terceros. Nos brinda
una serie de principios generales:

 Principio de solidaridad: como seres humanos de la naturaleza sociable tenemos la


obligación moral de promover el bienestar de todos los seres humanos, y no sólo del
nuestro. Hay que dejar ese egocentrismo que nos impulsa a sobresalir sin importarme el
prójimo, esta actitud me trunca como persona y conlleva a estancar mi propia realización.
 Principio de equidad: la única diferencia entre un ser animal y un humano es la inteligencia,
por ello debemos esforzarnos a actuar inteligentemente y consecuentemente.
 Principio de abstenerse de elegir dañar a un ser humano: no destruir la identidad de los
demás aunque no sea posible medir el alcance de nuestros actos y de ninguna manera
debemos elegir conscientemente hacer el mal, hay que diferenciar entre elegir y aceptar.
 Principio de eficiencia: esfuerzo que realizamos de promover la realización humana, hay que
usar las herramientas más idóneas.
 Principio de la responsabilidad del papel que hay que desempeñar: no somos responsables
de todos los aspectos del bienestar humano, ya que nuestras responsabilidades van ligadas
a la capacidad, compromiso, circunstancias y roles específicos que debemos descubrir y
ponerlos al servicio de la sociedad, esto nos da una responsabilidad prioritaria en nuestras
vidas.
 Principio de aceptación de efectos colaterales: la aceptación es un principio que debemos
cultivar en nuestro diario vivir ya que todas nuestras acciones no son aceptadas, y
probablemente estas provocaran efectos colaterales perjudiciales.
 Principio de cooperación en la inmoralidad: ante ciertas circunstancias de la vida puede ser
razonable cooperar en actos inmorales de otras personas. Lo que no quiere decir que
aprobemos tal acto, ni que se desea su éxito.
Relación entre ética y moral
Ética como moral aluden a normas, prescripciones, al “deber ser”, pero se diferencian en lo
siguiente:
La moral tiene una base social, es un conjunto de normas establecidas en el seno de una
sociedad, ejerce una influencia muy poderosa en la conducta de cada uno de sus integrantes. La
ética surge como tal en la interioridad de una persona, como resultado de su propia reflexión y
su propia elección.
La moral es un conjunto de normas que actúan en la conducta desde el exterior o desde el
inconsciente. La ética influye en la conducta de una persona desde su misma y voluntad.
Normas morales impera el aspecto prescripto, legal, obligatorio, impositivo, coercitivo y punitivo.
En las normas morales se destacan la presión externa, en las normas éticas se destaca la
presión del valor captado y apreciado internamente como tal. El fundamento de la norma ética
es el valor, no el valor impuesto desde el exterior, sino el descubrimiento internamente en la
reflexión de un sujeto.
Relación entre ética y derecho
El derecho es el conjunto de normas que rigen la conducta humana y en esto se parece a la
ética, difieren entre las normas propias de cada una. Existen cuatro diferencias principales:
Las normas de la ética son autónomas (cada individuo debe darse sus propias normas) y las del
derecho son heterónomas (las normas provienen de una autoridad diferente del individuo)
Las normas de la ética rigen aspectos internos y las del derecho aspectos externos.
Las normas de la ética son unilaterales (el cumplir una norma no implica el surgimiento de un
derecho o de una obligación por parte de otras personas), y las del derecho son bilaterales (una
obligación implica un derecho y viceversa)
Las normas de la ética son incoercibles (aun cuando tienen un carácter obligatorio,
generalmente no conllevan un castigo explícito en el caso de no cumplirlas), y las del derecho
son coercibles (la autoridad que ha establecido ciertas normas civiles, tiene la facultad de exigir
el cumplimiento de ellas, para llevar a cabo dicha tarea, impone vigilancia, fiscalización, etc)
Ética, moral y derecho
Educación ética es el “modelamiento moral” de los ciudadanos y, en el límite, la conminación
legal a comportarse “éticamente”, las normas éticas se transforman en normas morales o en
normas jurídicas.
Las normas éticas son las que se refieren a la “preservación en el ser” del propio cuerpo y de los
cuerpos de los demás.
Los actos humanos
Existen dos tipos de actos, los actos humanos y los actos del hombre, ambos son ejecutados
por el hombre pero poseen ciertas diferencias:
1) Los actos humanos: son ejecutados consciente y libremente, en un nivel racional. Son
originarios en sus facultades específicas, como la inteligencia y la voluntad. Estos son el
objeto material de la ética y son los que pueden ser juzgados como buenos o malos desde
el punto de vista de la moral.
2) Los actos del hombre: carecen de conciencia o de libertad o de ambas cosas, sólo
pertenecen al hombre porque él los ha ejecutado, pero no son propiamente humanos porque
su origen no está en el hombre en cuanto a hombre, sino en cuanto animal. Carecen de
moral (son amorales) no pueden juzgarse desde el punto de vista moral como buenos o
malos, si pueden juzgarse como buenos o malos desde punto de vista, fisiológico.
El valor moral depende de ciertas condiciones subjetivas y propias de la persona que ejecuta
dicho acto, como el discernimiento, la intencionalidad y la libertad.
a) Discernimiento implica el comprender el acto que se realiza y sus consecuencias.
b) La intención implica la determinación de la voluntad en cuanto a la realización de dicho
acto.
c) Y la libertad implica el actuar libre de condicionamientos, tanto internos como externos.
SI FALTA ALGUNO DE ESTOS TRES ELEMENTOS EL ACTO DEJA DE SER VOLUNTARIO.
El valor moral se encuentra solo en los actos humanos.
Todo acto humano tiene un elemento psíquico que es motivo de una valoración moral, este es el “fin
o intención” que es el objetivo o finalidad por la cual se realiza un acto humano, por medio del fin o la
intención dos actos humanos idénticos pueden diferir notablemente por el autor que realizó cada
acto.
La palabra fin significa intención, objetivo, finalidad.
Los valores y su significado
¿Qué se entiende por valor?
En sentido humanista, lo que hace que un hombre sea tal, sin lo cual perdería la humanidad.
Excelencia o a una perfección. La práctica del valor desarrolla la humanidad de la persona.
Vista socio-educativo referentes, pautas o abstracciones transformación social y la realización de la
persona. Guías
Los valores son: Cualidades “sui generis”

¿Desde cuáles perspectivas se aprecian los valores?


Visión subjetivista: (HABLA DE LA RELATIVIDAD DE LOS VALORES) considera que los valores
no son reales, no valen en sí mismos, sino que son las personas quienes les otorgan un
determinado valor, dependiendo del agrado o desagrado que producen. Dependen de la impresión
personal del ser humano. Una idea.
Visión objetivista: (SOSTIENE LA UNIVERSALIDAD DE LOS VALORES) los valores no son el
producto de la razón. Son ideas y objetivos; valen independientemente de las cosas y de las
estimaciones de las personas. Valores y bienes son una misma cosa. Todos los seres tienen su
propio valor.
Visión mixta: hay algunos valores que son objetivos (valores humanos); pero hay otros que son
subjetivos en particular son los valores individuales o particulares.
¿Cuáles son las características de los valores?

 Durabilidad: se reflejan en el curso de la vida.


 Integralidad: no es divisible
 Flexibilidad: cambian con las necesidades y experiencias
 Satisfacción: generan satisfacción en las personas
 Polaridad: en sentido positivo y negativo
 Jerarquía: hay valores que son considerados superiores y otros como inferiores. Las
jerarquías de valores se van construyendo progresivamente a lo largo de la vida de cada
persona.
 Trascendencia: trascienden el plano concreto
 Dinamismo: transforman con las épocas
 Aplicabilidad: los valores se aplican en las diversas situaciones de la vida
 Complejidad: requieren complicados juicios y decisiones
¿Cómo valora el ser humano?
Incluye una compleja serie de condiciones intelectuales y afectivas; para fomentar propósitos
personales. La valoración se expresa mediante creencias, intereses, sentimientos, convicciones,
actitudes, juicios de valor y acciones.
¿Cómo se clasifican los valores? ¿Cuáles tipos existen?

 Valores éticos: son los medios adecuados para conseguir nuestras finalidades.
 Valores morales: te lleva a construir como hombre, a hacerte más humano; ej: justicia,
libertad, honestidad.
 Infrahumanos: perfeccionan al hombre, pero en aspectos más inferiores; ej: placer, agilidad,
salud.
 Inframorales: son exclusivos del hombre: a) económicos: riqueza, éxito; b) conocimiento:
arte y c) social: autoridad prestigio.
 Terminales: son metas.
 Instrumentales: comportamiento mediante los cuales conseguimos fines deseados.
El valor y sus características:
El valor es, una propiedad de las cosas o las personas. Todo lo que es, por el simple hecho de
existir, vale. Un mismo objeto (persona o cosa) puede poseer varios tipos de valores. El valor es
captado como un bien. El mal es, la carencia o ausencia de ese bien.
Existen dos tipos de bienes: bien útil: se busca porque proporciona otro bien, es el medio para
llegar a un fin; y el bien no útil: se busca por sí mismo.
Los valores se valen por sí mismos, se los conozca o no.
Todos los valores se refieren a las necesidades o aspiraciones humanas. Las personas buscamos
satisfacer dichas necesidades:
1) Necesidades primarias: alimento, vivienda
2) Necesidades de seguridad: temor a ser relegados por los demás
3) Los valores físicos: afecto y salud, valores económicos
4) Necesidades sociales: amor, afecto
5) Necesidades de autorrealización: encontrar un sentido a la vida
Las características de los valores son:
Independientes e inmutables: son los que son y no cambian, justicia, belleza, amor
Absolutos: no están condicionados o atados a ningún hecho social, histórico, biológico o individual:
verdad o bondad
Inagotable: la nobleza, la sinceridad
Objetivos y verdaderos: un valor objetivo siempre será obligatorio por ser universal (para todo ser
humanos) y necesario para todo hombre
Objetivos: se dan independientemente del conocimiento que se tenga de ellos; la valoración es
subjetiva, depende de las personas que lo juzgan. Las personas somos quienes damos mayor o
menos importancia a un determinado valor.
Carácter racional del valor:
Además de los elementos subjetivos y objetivos, influyen también factores sociales y culturales.
Aspecto subjetivo: un valor no tiene ni existencia ni sentido fuera de una valoración real o posible. La
valoración cambia de acuerdo con las condiciones fisiológicas y psicológicas del sujeto.
No hay valor sin valoración; no hay valoración sin valor: la valoración exige la presencia de un objeto
intencional.
El tamaño, color forman parte de las cualidades objetivas.
El valor es una cualidad muy compleja y por eso difícil de definir.
Valor y situación:
El valor no es una estructura, sino una cualidad estructural que surge de la reacción de un sujeto
frente a propiedades que se hallan en un objeto.
El valor es una cualidad estructural que tiene existencia y sentido en situaciones concretas.
La jerarquía de los valores
El tipo de jerarquía depende de la naturaleza del valor.
Si no hubiera ninguna jerarquía de personas, actividades y cosas, no nos esforzaríamos por mejorar.
Hay posibilidades de ascender de un valor bajo a uno más alto, de lo malo a lo bueno y de éste a lo
mejor. Esa posibilidad es lo que justifica el esfuerzo continuo de individuos.
Conciencia moral:
Algo que está bien o mal. La conciencia moral, es la valoración sobre la moralidad de un acto
concreto.
Si tomamos el termino bueno, bien, en el sentido práctico, es aquello que mueve a la voluntad por
medio de las presentaciones de la razón, no a partir de causas subjetivas sino de modo objetivo.
Un acto bueno debe tener tres factores fundamentales: 1) objeto- contenido: lo que hace, la materia
del acto, 2) circunstancias: factores o aspectos que determinan y precisan el objeto, el quien, el
cuándo, el cómo, etc y 3) fin: intención o motivo del acto, aquello para lo que se hace.
Basta con que uno de esos factores sea malo, para que todo el acto sea malo, para los moralistas el
fin bueno no justifica a los medios malos.
La conciencia moral está integrada por: un elemento afectivo (nos da respuesta sobre los
sentimientos) y un elemento volitivo (tiene una tendencia natural al bien y que lo hace querer el bien
moral).
La conciencia verdadera dictamina objetivamente lo que es bueno o malo y es errónea cuando no
puede hacerlo, de conciencia cierta cuando el juicio moral es firme y seguro, de probable cuando
existen otras alternativas, dudoso cuando el juicio moral se suspende ante la duda, perplejo cuando
existe colisión de deberes y justo cuando se juzga de manera adecuada el acto moral.
¿Pero cómo se forman esas conciencias?
La conciencia como norma subjetiva, se apoyan en los principios morales o en el sentido moral.
Las profesiones en la sociedad corporativa: aproximaciones al concepto de profesión.
 Profesión es la forma especial de desempeñar una ocupación.
 Profesiones entendidas como servicios prestados por una persona y con una particular
especificación y coordinación, que fundamentan la probabilidad duradera de subsistencia o
de ganancia para sus prestatarios, tres divisiones del trabajo:
Una división servil de las profesiones y otra libre. La primera se realizaría por una atribución
heterogénea de servicios con asignación de medios de subsistencia. La segunda, por una
orientación autónoma según la situación de mercado de los servicios mismos.
Una división del trabajo basada en la especificación de servicios. La persona o ejecuta todos
los servicios exigidos por el resultado final, o el resultado final es conseguido mediante
servicios simultáneos o sucesivos de varias personas.
Una división del trabajo basada en el tipo de especificación. Autocéfala (independientes, que
no tengan quien los mande), como la del médico o el abogado y heterocéfala (dependientes,
que tienen dueños, patrón), como la del empleado.
El proceso de estereotipación sexual influye también en las profesiones, asemejando los roles
profesionales a los sexuales. Medicina, derecho, ciencias, odontología y sacerdocio se hallan
estereotipados sexualmente como profesiones masculinas. Enfermería, magisterio, archivos,
bibliotecas y servicio social se hallan estereotipados sexualmente como profesiones femeninas. Las
profesiones en las que los hombres se han concentrado están más prestigiadas.
Pueden llamarse profesionales a todas las personas con una preparación específica y un grado
académico a su equivalente, como profesores, economistas, arquitectos…
 Profesión: ocupaciones que requieren cierta preparación y conocimientos
científicos aunque no tengan rango universitario, pero con diploma o certificado
basado en exámenes, que conceden derecho para el ejercicio de sus habilidades
específicas.
 La atipicidad en los objetivos: el profesional se dedica a la realización de servicios
para sus clientes o a la realización de valores impersonales como la ciencia. La
racionalidad, fórmula más eficaz para desempeñar la tarea. La autoridad,
competencia técnica superior que autoriza al profesional a dar órdenes, a imponer
criterios y a recetar del ámbito de su competencia. La especificidad funcional,
relaciones entre el profesional y su cliente debe discutir dentro de unos límites pre-
establecidos y exigidos por la función específica del profesional.
 Profesiones, mecanismos de control social: el profesor socializa al niño en las
normas y las expectativas de la sociedad. El abogado previene la desviación social
asesorando al cliente sobre las formas de mantenerse dentro de la legalidad. El
médico hace retornar al enfermo, estigmatizado como “desviado”, a la zona de
normalidad…
Definición:
Profesional, persona que posee un amplio conocimiento teórico aplicable a la solución de problemas
vitales.
El paradigma profesional: son los 8 principios ontológicos que el profesional debe seguir.
Los componentes del paradigma profesional son:
1°: Una profesión es un servicio único (realiza las tereas propias de la profesión), definitivo (el
público debe atenerse sobre las funciones de cada grupo profesional) y esencial (servicio que
ninguna sociedad desarrollada puede permitirse el lujo de que quede sin atender, sin recursos, sin
profesionales competentes).
2°: Vocación: se piense y espera que el profesional se dedique a su profesión de por vida; se
identifique con las pautas ideales de su profesión.
3°: Toda profesión se basa, en conocimientos y técnicas intelectuales para la realización del servicio
que presta y de la tarea que realiza. El profesional debe saber definir el problema, buscar los datos
importantes, formular y aplicar las soluciones posibles y más recomendables.
4°: Dominio de técnicas intelectuales exige que el profesional se someta a un período de
preparación especializada y formal, habitualmente en instituciones educativas.
5°: El profesional reclama un amplio campo de autonomía, para él como para el cuerpo al que
pertenece. Se trata de una autonomía para desempeñar sus tareas profesionales con fidelidad sólo
a su propio juicio y a la experiencia.
6°: La contrapartida de la autonomía es la responsabilidad personal sobre los juicios emitidos, los
actos realizados y las técnicas empleadas en el ejercicio de la profesión.
7°: El énfasis está puesto en el servicio prestado más que en las ganancias obtenidas. El profesional
auténtico no puede sustraerse a ciertas obligaciones y ciertos servicios independientemente de sus
sentimientos e intereses personales; las ganancias no deben convertirse en el criterio para juzgar la
valía y triunfo de una profesión.
8°: Existe una organización de profesionales de cada ramo, creada y autogobernada por ellos
mismos, cuyas misiones son crear criterios de admisión/exclusión, impulsar un alto nivel de
competencia y elevar el status socio-económico de los miembros.
Ideología Profesional:
Es un sistema de creencias que da sentido a las experiencias profesionales de los que ejercen la
profesión, y que es utilizada a veces para justificar al grupo en situaciones de conflicto con personas
ajenas.
La hegemonía de las profesiones y la sociedad corporativa
Los cuerpos de especialistas que presiden hoy la creación, y la satisfacción de las necesidades
humanas, constituyen un nuevo cartel de ilimitado poder. Los comerciantes no venden lo que tienen
en el depósito, confeccionan los encargos según las medidas necesarias y los gustos personales. Y
los profesionales determinan de qué tenemos necesidad, decretan lo que es correcto y justo para
cada uno, tienen autoridad para crear clientes (ej: niños escolarizados obligatoriamente) y hasta
redactar directrices que determinan roles sociales para los ciudadanos: rol de enfermo, de sano…
La medicalización de la sociedad en un contexto cultural marcado por el consumo, narcisismo,
individualismo, rechazo de la cultura sacrificial, ha conducido a que la salud, sobre todo lo mental se
haya convertido en sustituto de la salvación, y la terapia en sucesora del crudo individualismo como
de la religión. Medicalización de un mundo desarrollado en el que los profesionales aspiran todos a
convertirse en terapeutas del gran cuerpo social, partiendo del mito de la sociedad enferma.
La profesión y el profesional:
La moral profesional es una aplicación de la moral a la profesión, o mejor al profesional.
¿Qué es la profesión?
o Es una ocupación del hombre con fin concreto.
o Profesión aplicación ordenada y racional de parte de la actividad del hombre al
conseguimiento de cualquiera de los fines inmediatos y fundamentales de la vida humana.
o Profesión mero ejercicio de una actividad, con miras solo económicas.
o Profesión es: un caudal que se reparte, en misión de ordenadora providencia, para colmar
vacíos
La profesión, realidad social:
Profesión representa un servicio para los demás, es el empleo de las propias facultades, de las
aptitudes congénitas o adquiridas en provecho del prójimo, resulta forzosamente de aquellas
inclinaciones y de aquella conciencia.
La profesión es la exigencia de la misma sociedad, facilita al hombre el conseguimiento de su fin
último.
La profesión entendida como la aplicación ordenada y racional de parte de la actividad del hombre al
conseguimiento de cualquiera de los fines inmediatos de la vida, es imprescindible a la sociedad.
El trabajo organizado se necesita para que permanezca la unidad moral que es la sociedad, la
profesión entraña en sí misma una función social.
Lo profesional y el profesional:
Lo profesional es exigencia de la profesión en el orden de las realidades humanas, morales y
jurídicas.
Lo profesional es todo aquello que relaciona al hombre con la profesión o con una profesión, como
parte agente en ella o como beneficiario de la misma. (Derechos y deberes profesionales, actitudes
profesionales, de relaciones, de vida profesional; haberes del hombre respecto a la sociedad).
El profesional es el hombre ejerciendo una profesión.
El individuo, hombre actuando en su soledad; profesional hombre puesto al servicio de los demás.
Ética profesional:
La ética solo le importaban los resultados calculados en términos de experiencias satisfactorias de
un bienestar creciente y generalizado. Versión deontológica, se conforma con insistir en que se
respete la dignidad y los derechos de cada ser humano como fin en sí.
El contexto tiende a funcionalizar la ética al servicio de finalidades adaptadas a lo que él mismo
facilita y promueve. Dicha funcionalización consiste en una conciencia ética profesional que
promueve fines, proclama ideales o promulga normas ajenas a los contextos. Poniendo a la ética al
servicio de las funcionalidades sociales existentes.

Ética o deontología profesional:


La ética profesional se centra ante todo en el tema del bien: que es bueno hacer, al servicio de qué
bienes está una profesión.
La deontología profesional se ocupa ante todo de deberes y obligaciones (deon: deber), busca
formular un conjunto de normas exigibles a todos los que ejercen una misma profesión.
Sin la perspectiva ética, la deontología se queda sin su horizonte de referencia. La deontología exige
actuaciones; la ética propone también y pide motivaciones.
La ética, conciencia individual. La deontología, campo de lo que es aprobado por un colectivo.
Códigos deontológicos: deberes para con la profesión; hablan de la competencia profesional y
responsabilidad de los profesionales. Ámbito de la profesión, que cae dentro y fuera de su ejercicio.
Competencia y responsabilidad, primer núcleo temático de los códigos deontológicos profesionales;
el segundo, regular las relaciones entre los profesionales; el tercero, es los deberes y obligaciones
para con los clientes o usuarios.
Ética Profesional: Analiza las cuestiones morales en el ejercicio de las diversas profesiones.
Deontología ciencia del deber.
La ética profesional entre el corporativismo y la función social humanizadora:
Las profesiones tienden a definir sus actos profesionales en términos de prestación de asistencia, no
en términos de resultados garantizados. El profesional tiende a decir que ha cumplido cuando ha
hecho las cosas como se hacen entre los colegas de su profesión.
Esquema de una ética profesional:
Estructura la bioética en torno a tres grandes principios: el de beneficencia, el principio de la
autonomía y el principio de justicia. Éstos están representados por tres instancias que, intervienen
en las actuaciones relacionadas con la vida profesional: el profesional, el cliente y la sociedad.
a) El profesional y su ethos:
El principio de beneficencia: ética profesional, finalidad a cuyo servicio se supone que está
la actividad profesional, que bienes se supone que produce o intenta producir, qué servicios
presta o intenta prestar.
El bien que se obtiene ejerciendo bien una determinada profesión constituye el mejor criterio
para decidir quién es buen profesional tanto en el sentido de su competencia técnica como,
en principio, de su ética.
En relación con el fin y con el modo, con las técnicas y los saberes con que cuenta la
actividad en cuestión, es como se define lo que es un buen profesional, técnicamente
competente y moralmente responsable. El principio fundamental que rige estas relaciones
es el de beneficencia o actuación en beneficio.
El cliente o usuario es el beneficiario de la actuación profesional.
Actividades, cosas que hacen las personas buscando fines. Prácticas, actividades
cooperativas que persiguen “bienes intrínsecos”; que son aquellos que por estar
intrínsecamente ligados a una práctica sólo pueden conseguirse ejerciendo bien dicha
práctica.
Las profesiones son prácticas o pretenden hacer una aportación funcional específica a algún
tipo de prácticas. Por ser actividades cooperativas recurrentes y relevantes, suelen estar
institucionalizadas. Proporcionan bienes extrínsecos como son el dinero, el poder, el
prestigio o el status.
b) El usuario de los servicios profesionales y sus derechos:
El principio de la autonomía: el profesional no es el único que define e interpreta su propia
actuación; entra en diálogo con el usuario, toma en consideración su punto de vista,
establece con él unos pactos, unos acuerdos acerca de las prestaciones profesionales. El
usuario es interlocutor adulto, tiene la oportunidad de decir si quiere esto o prefiere lo otro.
El usuario es sujeto protagonista.
La ética profesional cuando se corporativiza, se hace refractaria al principio de autonomía y
a la intervención del punto de vista jurídico.
c) La sociedad y la integración de perspectivas:
El principio de justicia: el ejercicio profesional tiene lugar en un espacio social, con
recursos escasos, con necesidad de compatibilizar o jerarquizar demandas plurales, ya que
no es posible dar la razón a todos y ofrecer a cada uno lo que desea o le conviene. Hay que
hacer intervenir criterios de justicia. Para arbitrar una distribución racional y justa de recursos
escasos en orden de conseguir fines múltiples y que deben ser jerarquizados para ser
atendidos en la medida de su importancia, urgencia, posibilidades…
La ética profesional entronca con la ética social al hacer intervenir criterios de justicia, en
orden a marcar prioridades y distribuir recursos escasos.
Conclusión: el papel de los expertos, afectados y responsables en la toma de
decisiones éticas
En los planteamientos de la ética profesional, hay que intentar escuchar y hacer oír a los
expertos, los afectados y los responsables. Los profesionales, son competentes en los
temas de su profesión; hay que hacer intervenir a los afectados, lo que desde esa
perspectiva se puede aportar tiene y debe tener peso específico insustituible. Lo que busca
la actuación profesional es el beneficio del cliente, la utilidad de los usuarios. Los afectados
son los que tienen el problema; la solución la tienen los expertos.
Tiene que existir una perspectiva en la que se articulen las múltiples necesidades e interés,
con las posibilidades y recursos disponibles conforme a criterios de justicia. Eso es lo que
toca hacer a los responsables políticos a nivel de toda sociedad y a los directivos en los
niveles institucionales. Tendrán que estar asesorados por los expertos y deberán tener en
cuenta a los afectados. Hay que arbitrar fórmulas para que los recursos se distribuyan
razonable y equitativamente conforme a criterios de justicia.