Sie sind auf Seite 1von 76

Deja

de ser
un perdedor

11 Cambios en 21 Días para vivir


en la excelencia

H. G. CIBELE
Copyright © 2016 Enrique Cibele (H. G. CIBELE)

Todos los derechos reservados.

La duplicación no autorizada o la distribución de este material en cualquier forma, están


estrictamente prohibidas. Los violadores serán procesados con toda la fuerza de la ley.

Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida, almacenada en un sistema de


recuperación o trasmitida en cualquier forma o por cualquier medio, electrónico, mecánico, por
fotocopia, grabado, ni de otra manera, sin el permiso previo y escrito del autor/editor.

El autor, el editor y el distribuidor de este producto, no asume ninguna responsabilidad por el


empleo o mal uso del mismo, o por cualquier daño y/o pérdida financiera que ataña a personas o
propiedades como consecuencia de la utilización de este libro. Mientras se ha hecho todo el
esfuerzo para asegurar la fiabilidad de la información puesta a su alcance, la responsabilidad, la
negligencia, el mal empleo, mal uso o el abuso de la operación por cualquier método, estrategias,
instrucciones o ideas contenidas en el material aquí suministrado, son de responsabilidad exclusiva
del lector.

Se anima al lector a buscar consejo que considere pertinente antes de poner en práctica cualquiera
de los puntos expuestos en este libro.
Dedicatoria

Este libro está dedicado a todos aquellos que he conocido en mi vida y


que, independientemente de sus comportamientos, me han enseñado
alguna lección. Además hago dos dedicatorias especiales. La primera a los
muchachos, mis tres hijos, que cada uno a su estilo, me han enseñado
mucho de la vida y, en segundo lugar a dos personas que en la visión
virtual, les conozco solo por internet, siempre han creído en mis trabajos.
La dama primero, la doctora Elsa Mendoza, una médico luchadora,
comprometida y sabia, que respeto profundamente. Y, a un hombre, que
con sus libros me ha enseñado otra forma de ver la realidad y he respetado
su verdad, Victor Roude, para conocer sus libros puedes hacer CLIC
AQUÍ.
Índice
Dedicatoria
Índice
Introducción
Cambio 1. Organización
La magia está en saber qué, cómo y cuándo
Cambio 2. Enfoque
El milagro de creer para ver
Cambio 3. Necesidad de Aprobación
El placer de sentirse satisfech@ con solo ser
Cambio 4. Olvídate del Entorno
Lo asombroso del descubrimiento personal
Cambio 5. Aprende a decir NO
El encanto de respetarte
Cambio 6. Rompe límites
El fantástico viaje hacia lo desconocido
Cambio 7. Actitud
El secreto de la combinación correcta
Cambio 8. Visualización
El poder de escribir el guion de tu vida
Cambio 9. Aléjate de lo nocivo.
El gusto de ser libre
Cambio 10. Ni Juzgar, Ni Controlar
Lo fantástico de ver, actuar y dejar que todo suceda
Cambio 11. Dando vida a la vida
El ser antes que hacer
Libros recomendados
Encontrando la Felicidad
Terapia Emocional. Sistema TEA
Chateando con el Universo
Cambia tu actitud de M13rd4
Para conocer el trabajo como Life Coach de
H. G. CIBELE
Pide tu regalo
Introducción

Antes de que empieces a leer el libro hay dos cosas importantes que se
deben definir. Primero, ¿qué es ser perdedor? Si vamos al diccionario de
la Real Academia Española podemos encontrar los siguientes adjetivos:
tonto pusilánime, estúpido o de vida irregular y desordenada. Creo que
estos adjetivos son suficientes para definir lo que queremos aquí significar
con la palabra perdedor.
En esencia las personas que van por la vida teniendo miedo a todo,
teniendo comportamientos ante la vida, torpes, tontos y tienen una vida
absolutamente desordenada, dejándola al azar. Básicamente, a eso nos
referimos con el perdedor. Supongo, que eso es lo que quiere dejar de ser,
no deseas más seguir siendo un pendejo o una pendeja.
Definitivamente, llegó el momento de provocar los cambios que necesitas
en tu vida para dejar de ser un perdedor. Este es el primer punto que quería
dejar en claro antes que empieza a leer el libro, qué es exactamente un
pendejo. En países como España, podríamos entender el pendejo como un
pringado o un gilipolla. Perfectamente, a eso me estoy refiriendo, en la
vida hay que dejar de ser pendejo, pringado o gilipolla y aprender cuáles
son las cosas que tienes que cambiar para tener una vida diferente y salirte
de lo común.
En este libro, escribo sobre 11 cambios, que debes realizar para lograr
tener una vida en excelencia. Cabe la posibilidad que, cuando leas cada
uno, pienses que son obvios y que ya tú lo sabías. Pero, allí no radica lo
importante, saber, sabemos todos, entender y accionar lo hacemos pocos.
Por ello, te voy a guiar en estas páginas con pequeñas técnicas, fáciles de
realizar, para que acciones en los cambios requeridos para cambiar tu vida
de perdedor a una vida de excelencia en todos los aspectos.
La forma de plantear los 11 cambios, no cumplen un orden para ser
realizado, todos deben hacerse de manera simultánea, si deseas obtener los
resultados que sueñas. Pero, el primer cambio “organízate”, está ubicado
en esa posición con una intención, es un cambio que debes entender desde
el principio para que conozca la manera de provocar los otros 10 cambios,
pero esto no significa que con solo organizarte lograrás hacer realidad tu
vida.
¿Por qué te aseguro que lo lograrás en 21 días? Cuando digo esto, me
refiero que en 3 semanas, convertirás los cambios en nuevos hábitos, todos
los estudios indican que ese es el lapso necesario para hacer costumbre lo
nuevo en tu vida. Por supuesto, son 21 días de práctica diaria para fijar la
acción en ti, después de este tiempo eliminarás toda resistencia a seguir
haciéndolo, y, eso es lo mejor, porque los cambios deben forma parte de tu
día a día por siempre. Pero, cumplido ese tiempo, se convertirán en
elementos que vas a necesitar hacer para sentirte bien, sumado a los
resultados maravillosos que empezarás a ver en tus metas.
Lo que propongo en este libro, no son más que cambió en forma natural.
Entonces, te planteo 11 cambios que tienen que trabajar de manera
paralela, independientemente de cómo estén ubicados en el libro. El
tercero no es más importante que primero o el quinto que el sexto, simple
y llanamente debes trabajarlos de manera paralela para que funcionen.
Bueno, te mencioné que el primero se refiere a organizar la vida para que
funcione, se que suena un poco robótico, esquemático y hasta aburrido,
pero esto no es así, la organización es importante, no olvides una de las
definiciones de perdedor que leíste antes: “tienen una vida absolutamente
desordenada”. Paralelamente, debes empezar a aprender diferentes
comportamientos y forma de ser, para que todo funcione: aprender a decir
no, tener los cambios apropiados de actitud, aprender a no juzgar, aprender
a no controlar, aprender a enfocar, alejarte de lo nocivo entre otros. En fin,
una serie de aprendizaje que son importantes para que funcione tu vida y
se sitúe dentro de la Excelencia.
Estos son cambios reales que puede lograr y te aseguro que cambiarás tu
vida. Pero, tienes que entender que debes sentarte organizar y empezar a
actuar sobre ellos, sino no va a haber ningún tipo resultados.
En este libro, no te doy fórmulas mágicas ni garantía absoluta. Y no te doy
fórmulas mágicas porque no tiene nada de mágico. Estos son cambios
naturales, más que probado. Cambios normales que han realizado muchas
personas en el mundo para cambiar sus vidas y lograr que sean exitosas.
Y. por qué no te doy garantía. porque es muy difícil garantizar algo sobre
una persona que no conozco, yo no sé cómo eres tú, no sé qué tiempo, de
verdad, vas a dedicar a cambiar tu vida. Lo que, sí puedo garantizar, es que
si lo haces vivirás en la excelencia. Pero, la garantía que tu vida entre en la
excelencia, sólo va a depender de ti.
El cambio cero (0) que tienes que provocar es decidirte y empezar a actuar
para lograr los cambios que deseas. Al hacer los 11 cambios, te garantizo
que vas a tener una vida muy diferente, esa vida donde todo va a empezar
a funcionar en cualquier área, el dinero, el trabajo, el amor, la vida
familiar, las relaciones con los amigos y en todo lo que desees. Entonces
es simple, decídete a producir los cambios, decídete a lograr a hacer que el
mundo funcione para ti como tú quieras que funcione, deja de sentarte a
esperar que las cosas sucedan y provoca que sucedan.
Por último, creo importante aclarar el concepto de excelencia. Algo es
excelente según la percepción, entendimiento y conocimiento de la vida
que tiene cada quien. Por esto, definir que es excelente para ti, no tiene
sentido, eso solo lo puedes hacer tú. Lo que, para mi puede ser una vida en
excelencia para ti puede ser una existencia pobre y aburrida o al contrario.
Por lo que, tu sabes que quieres y lo que deseas obtener después de
logrado los cambios en ti, eso será lo que debes lograr para vivir en la
excelencia. Y, ¿por qué te digo, lo que desees después de realizado los
cambios? Porque hay muchas probabilidades de que. lo que estés deseando
en este momento, no sea realmente lo que te hará feliz y te permita ser
excelente. Al leer este libro entenderás mejor a que me refiero con esto.
Perfecto, está abierta la puerta, sigues leyendo, te recomiendo que lo hagas
de un tirón primero, luego leas capítulo a capítulo y vayas anotando las
claves que necesitas aprender para lograr cada cambio y llegado al final,
puedes empezar de inmediato a cambiar. Si lo haces desde el corazón y
creyendo en ti, te sorprenderán las cosas maravillosas que empezarán a
suceder casi de inmediato.
Cambio 1. Organización

La magia está en saber qué, cómo y cuándo

“Lo posible ya lo hice. Lo imposible lo estoy logrando. Para milagros me


estoy organizando”
Anónimo

“El éxito no se logra solo con cualidades especiales. Es sobre todo un


trabajo de constancia, de método y de organización.”
P. Sergent

Nada en este mundo existe por azar, todo tiene un orden y una
organización. Por ello, tiene sentido que la vida se base en el mismo
principio. Es básicamente imposible que logres algo en esta vida sino te
organizas primero. Uno de los mayores errores humanos es creer que basta
con pensar y planificar sentados en una poltrona para poder ordenar la
vida. Durante mis años de experiencia, he aprendido que quien no se
organiza, simplemente no logra. Por ello, el primer secreto para el éxito es
la organización.
Pero, ¿qué es organizar? Simplemente, ordenar de manera esquemática
lo que quieres lograr en la vida dentro de cualquiera de sus áreas. De
principio, puedes pensar que es tedioso y robótico tener la vida organizada.
Creerás que si haces esto se perderá el encanto de la incertidumbre y la
sorpresa, convirtiendo tu existencia en una rutina. Y, te confieso, eso es
verdad, o por lo menos es lo que pareciera ser en un principio. Pero, nada
más lejano de la realidad. El organizar lo que deseas en tu vida, el
planificar tus objetivos y metas con actividades específicas, no deja de
mantener la sorpresa y la aventura en el proceso. Aún mejor, seguirás
encontrando contratiempos, obtendrás resultados que no son los esperados
y algunas veces fracasarás, pero tendrás claro el camino que quieres
emprender y, la organización, te permitirá corregir y no rendirte ante las
dificultades. Y, ¿por qué sucede esto? Porque cuando sabes a dónde vas,
nunca perderás las esperanzas y te hará persistir en el logro de tus sueños.
Justamente en este punto, es donde está el secreto de organizar, el crear un
esquema, ordenarlo y priorizarlo dejará en claro hacía donde te quieres
encaminar y esa es la clave más poderosa.
La mayoría de las personas desean cosas en la vida pero tienden a no
tener muy claro qué es lo que quieren y cómo lo quieren. Durante años, me
he topado con personas así, simplemente perdidas en sus sueños sin saber
qué camino tomar, Desean tener dinero pero jamás han planificado cómo,
sueñan con un gran amor pero no tienen idea de qué hacer, quieren sentirse
mejor físicamente pero no se han preocupado en averiguar que necesitan
para ello. Son simplemente, deseadores de oficios, que no saben qué
quieren y cómo lo quieren.
Ahora, recuerda que al principio te dije que “nada en este mundo existe
por azar”. Pues, en el caso de los deseadores de oficio se cumple la misma
regla, dejan que las circunstancias de sus vidas, el entorno y los demás
decidan el camino de sus logros. Nunca han aprendido a manejar el
automóvil de sus vidas por el camino que desean, han permitido que la
vida les lleve como pasajeros, con mucho temor a tomar el volante. Y,
¿sabes por qué ese miedo a conducir sus vidas? Porque nunca se han
organizado, jamás han planificado y simplemente han vivido bajo el lema
“como vaya viniendo, vamos viendo”. Por ello, es importante que DEJES
DE SER UN PENDEDOR y tomes la batuta para empezar a dirigir la
orquesta de tus sueños. Por ello, es importante que empieces por ordenar
tus ideas y definir exactamente qué es lo que quieres. Pero “Ojo”, qué
quieres para ti, tu meta, tu sueño. No se trata de cumplir el sueño de otros.
Debes cumplir tus sueños, puede sonar egoísta pero no lo es y más
adelante lo entenderás. Las metas que quieres definir para tu vida,
defínelas abiertamente, no la limites, no las midas con tu momento actual,
se totalmente libre de soñar y no te pares por las circunstancias
momentáneas de tu vida hoy. Y, un último pensamiento que debes tener
claro antes de sentarte a planificar, Cree, ten fe, si otros han podido ¿por
qué tú no?
¿Cómo organizar?
Hay una herramienta que es común dentro de las recomendaciones de
los coach en cualquier área del conocimiento humano. La verdad, no es
solo una, son dos que trabajan en conjunto, convirtiéndose en la base
principal de toda persona exitosa. Nos referimos, al lápiz y el papel.
Entendiendo que el lápiz puedes ser uno de grafito, una estilográfica,
pluma, bolígrafo o cualquier objeto que sirva para escribir y que sea de tu
agrado. En relación al papel, una libreta, agenda u hojas sueltas. En fin, lo
que te haga sentir con mayor comodidad y te agrade. Recuerda que este
proceso se trata de ti. Por lo que, todo tiene que ser a tu gusto.
Ahora bien, ¿por qué lápiz y papel? Las personas tienden a organizar
sus ideas sentándose y pensando. Es decir, usando el cerebro como lugar
donde plasman las ideas y confían que este les ayude a organizarlas. Pues,
eso no sucederá. Ciertamente, el cerebro ayudará a organizar las ideas pero
solo cuando las hayas definido con exactitud, y ese es un trabajo que jamás
podrás hacer con el cerebro solamente. Necesitas ayudarle y lo ideal es
escribiéndolo. Cuando llevas al papel las ideal, convirtiéndolas en letras,
palabras y conceptos, el cerebro entiende mejor el mensaje y procesa más
rápido la información. Pero, al hacer esto, también el subconsciente se
activará y empezará a buscar relaciones e informaciones, que permitirán
mejorar las ideas.
Pero, al final, ¿qué debes escribir? Debes escribir tu meta, que es lo que
deseas. Una hoja para cada área de la vida y una meta a la vez.
¿Ya tienes papel y lápiz? ¿Recuerdas que te dije que necesitas papel y
lápiz? Sí, ok. Entonces, si ya lo tienes empecemos, sino a buscarlo, el
cerebro solo no lo hará.
Así que prepárate y escribe, una meta que deseas realizar en cada una
de las siguientes áreas: amor, dinero, familia, salud, espiritualidad,
profesión, trabajo, desarrollo personal, amistad y ocio. Escribe cada una en
la parte superior y en el medio, una hoja para cada palabra.
¿Está listo?
¿Si aún no está listo, por qué sigues leyendo? Si estás aquí es porque
quieres DEJAR DE SER UN PERDEDOR. Así que a demostrarlo.
¿Sí está listo? Perfecto, continuemos.
¿Cómo trabajar metas?
En este punto, vamos a trabajar directamente con un ejemplo, de tal
manera que se pueda entender claramente lo qué se debe hacer.
Por ejemplo, digamos que el área de la vida que se quiere mejorar es el
DINERO. Bien, ya tenemos una página de nuestro block que está
identificada con ese nombre. Entonces, define exactamente qué quieres
con el dinero. Aquí hay varias posibilidades para hacerlo, con números
absolutos o con porcentajes. Explico, puedes decir: “quiero aumentar mi
ganancia o entrada mensual de dinero en 1.000 dólares o el equivalente
que desees según sea la moneda del país donde vives. Debes entender que
la petición debe tener lógica. Es decir, no debes, de principio, decir:
“quiero aumentar mi ganancia o entrada mensual de dinero en 10.000
dólares o su equivalente”, ya que debes ir paso a paso. Ya habrá tiempo
para llevar tu ganancia mensual a 10.000, 20.000, 50.000 o más. Pero,
ahora empieza por lo más real.
Ok, colocas debajo de la palabra dinero, la oración completa: “Quiero
aumentar mi ganancia o entrada mensual en 1.000 dólares”. Perfecto, ya
estás más clar@ en lo que quieres.
Siguiente paso. A continuación escribe “¿Cómo?” y, luego, de manera
espontánea, escribe a continuación todas las formas que se te ocurran, no
te pares a razonarlas o enjuiciarlas:
Ejemplo:
Escribiendo un libro. Trabajando horas extras, vendiendo X producto,
pintando cuadros, haciendo artesanía, haciendo pasteles o tortas por
encargo y cualquier manera que se te ocurra para producir dinero.
Ahora, revisa la lista y califica cada uno de los “como” con un número
del 1 al 10, donde el diez es “muy posible” y el uno es “imposible”
Ok, en este momento tu cerebro tiene más claro que es lo que estás
buscando. Toma el “cómo” mejor calificado y escríbelo en una hoja de
papel aparte en el mismo block. Si hay más de uno con la misma
calificación, escribe cada uno por separado.
Ahora, supongamos que el de mayor puntuación es: “escribiendo un
libro”. Ahora, define que tipo de libro quieres escribir según su género:
una novela, un ensayo, uno de poesía, uno de cuentos o uno tipo manual
sobre un tema que dominas. Luego de decidido el género, debes definir el
subgénero o el tema según sea el caso. Por ejemplo, una novela. Bien,
define el subgénero: romántica, thriller, terror, aventura, infantil u otro.
Teniéndolo ya en la hoja aparte, seguimos con el siguiente paso.
De nuevo, escribe de manera espontánea “qué” tienes que hacer para
escribir el libro.
Por ejemplo, fijarme un horario, informarme cómo se estructura un
libro, conocer “trucos” de redacción, definir el argumento y todo aquello
que se te ocurra colocar cómo los “qué” que debes hacer para lograr tu
meta. Al tener esta lista, organiza la misma por prioridades. ¿Qué debes
hacer primero? Y numéralos partiendo desde el primero hasta el último
que completa el total de los “qué” que escribiste. En el ejemplo anterior, es
muy posible que hayas colocado como primero, “fijarme un horario para
escribir o buscar tiempo para escribir”. Bueno, ese es tu primer paso.
Perfecto, ya estás list@, ya sabes lo primero que tienes que hacer. Y,
¿ahora qué? Muy sencillo, actúa, haz lo primero. Ya sabes, paso a paso.
Otro ejemplo, supongamos que la calificación más alta la obtuvo
“haciendo pasteles o tortas por encargo”. Bien, aquí ya tenemos definido
exactamente lo que se quiere: “hacer tortas o pasteles”. Pero, es bueno que
especifiques un poco más, ¿qué se te da mejor?, para bodas, bautizos,
cumpleaños, banquetes u otros eventos. Listo, ahora empecemos con la
lista de los “qué” debes hacer:
Buscar tiempo, acondicionar el área donde se van a hornear los pasteles,
investigar dónde encontrar los ingredientes y que sean más económicos,
habilitar donde guardar los pasteles hechos para que se conserven frescos,
definir cómo llevárselo al cliente, planificar un sistema para que se corra la
voz de lo que haces, se haga publicidad y todo lo demás que te venga a la
mente. Bien, listo esto, ya sabes que tienes que priorizar y empezar.
No sé, si te has fijado en un detalle. La meta es aumentar tu entrada o
ganancia mensual de dinero, ¿cierto? Pues no, tu meta es hacer cualquier
actividad de las que definiste antes. Escribir el libro, hacer pasteles, pintar
cuadros, vender X producto y más. Y, ¿qué pasa con el dinero como meta?
No la hay, esa meta no existe. El dinero será la consecuencia de lo que
hagas y logres como meta, pero no la meta. De esto, seguiremos
escribiendo más adelante. Pero por ahora, escribe grande en tu block,
cuaderno o agenda:
“EL DINERO NO ES UNA META, ES LA CONSECUENCIA DE LO
QUE HAGO”
Posibles dificultades.
Hay posibilidades que te encuentres en un momento que no sabes por
dónde empezar en alguno de los puntos del los “qué”. Por ejemplo,
“buscar tiempo”. Pues, simplemente aplica el método aprendido. Te
explico, escribe en papel aparte “buscar tiempo”. Ahora, coloca abajo los
“qué hacer” para cumplir con este paso u objetivo:
Ver menos televisión, despertarme más temprano, no dormir la siesta,
no traerme trabajo a casa, ya se te irán ocurriendo. Después, toma la lista,
prioriza e inicia por hacer lo primero.
Recuerda que este libro se refiere a DEJA DE SER UN PERDEDOR.
Así, que empieza a abandonar hábitos y costumbres que te mantienen en
ese estado y empieza a usar ese tiempo para lograr tus sueños.
Características de las metas.
Es importante que, al tener tus metas definidas en cada una de las áreas,
las filtres de la siguiente manera:
Posibilidad. Si bien, estoy de acuerdo que básicamente cualquier meta
es realizable en su esencia, la misma debe ser organizada por objetivos.
Como ejemplo, valga el siguiente: José quiere ser gobernador en su región.
¿Es una meta posible? Sin lugar a dudas. Pero, resulta que José no ha
hecho ningún trabajo político ni es activista de un partido. Entonces, la
meta sería: iniciarse en el trabajo político, este sería el “qué”. Definido
este, su segundo paso es escribir el “cómo”.
Contradicción. La meta de cada área debe ser comparada con las otras
metas y revisar si no hay contradicción entre ellas. Por ejemplo, María
quiere perder peso por razones de salud. Su meta aquí es “perder peso”,
pero cuando revisa su meta en el área ocio, lee: “pasar los fines de
semanas en fiestas con mis amigos, picnic y reuniones donde pueda comer
y beber todo lo que me guste. ¡Paff! Bofetón en la cara. Una meta sabotea
a la otra. Así que revisa bien que no se contradigan.
Tuyas. Es necesario para que una meta se convierta en realidad, que
esta sea una meta tuya. No algo que quieres hacer por otros. La meta te
tiene que gustar a ti y darte felicidad a ti. Que como consecuencia del
logro de tu meta, tu familia o amigos se beneficien, está bien. Pero, la meta
debe ser para satisfacer tus deseos.
Valor. Lo que decidas crear en cada una de las áreas debe aportar a la
vida. Es decir, tu meta debe ser importante para ti y los demás. Esto no
contradice el punto anterior. Una cosa es que tu meta te haga feliz y aporte
al mundo y, otra, es que tu meta sea solo para complacer a otros. Cuidado
aquí, casi todo lo que te proponga, da tu aporte a la vida. Vamos de nuevo
con un ejemplo, si decides ser cociner@, tus platos y recetas darán
satisfacción y placer a otros, estarás aportando a su felicidad.
Apoyo. Si bien, no necesitas de la aprobación de otros para luchar por
lo que sueñas (este punto de la aprobación se toca en otro capítulo), es
necesario que sientas el apoyo de alguien. Por tres razones, te sentirás
acompañad@ en tu camino, este “alguien” puede darte buenas ideas para
llegar a tu meta y al haber un “alguien” que sepa lo que estás buscando,
por respeto hacía esa persona, te comprometerás más con el logro de los
resultados. Atent@ aquí, debes buscar el apoyo en una persona que no te
juzgue, que no cuestiones lo que deseas hacer, que simplemente te apoye
incondicionalmente.
Tiempo. Te recomiendo que le pongas una fecha a tu meta. Claro, hazlo
con sentido común pero no con falta de fe. Es decir, evita colocar fechas
inmediatas si necesitas realizar varias decenas de pasos para llegar a ella,
pero no coloques una fecha muy lejana por miedo o dudas. Se coherente y
ya.
Urgente vs importante.
Es importante que entiendas la diferencia entre lo que es urgente y lo
que es importante para que te puedas encaminar hacía el éxito.
Empecemos por entender que es Urgente. Normalmente, lo urgente está
relacionado con lo cotidiano en nuestra vida. Hemos convertido en urgente
muchas cosas que no lo son. Es difícil decirte que es urgente en tu vida,
eso es muy particular en cada quien. Revisa que haces como urgente y no
lo es, y empieza a eliminarle el carácter de urgencia. Por otra parte, de
seguro habrán cosas que son urgentes: el informe que debes entregar,
cocinar la comida de tu familia, limpiar el baño, visitar a un amigo
enfermo y otras. Perfecto, organízate para que puedas hacer lo que de
verdad sientas urgente pero hazlo después de lo que es importante.
Ahora bien, ¿qué es importante? Sencillamente, toda aquellas cosas que
te llevarán al logro de tus sueños, a una vida de éxitos, plena y feliz. Por lo
que, debes entender y, también lo puedes escribir en letras grandes sobre
una hoja de papel de tu cuaderno, agenda o block:
PRIMERO LO IMPORTANTE, LUEGO LO URGENTE.
No te preocupes si en este momento, no eres capaz de definir que es
importante en tu vida, cuando conozca y trabajes los 10 cambios restantes,
te quedará muy claro.
Cambio 2. Enfoque

El milagro de creer para ver


“La gente piensa que enfocarse es decir sí a aquello en que te enfocas,
pero no es así. Es decir no a otro cientos de ideas buenas que hay”
Steve Job

En este capítulo hablamos sobre el enfoque. Es decir, concentrar


nuestra mente y esfuerzo en el logro de lo que deseamos. Eso sería enfocar
bajo una definición sencilla.
¿Qué es enfocar?
Enfocar bajo una concepción más profunda es lograr la comunicación
que necesitas con tu subconsciente y con todo lo que te rodea para recibir
la información que requieres para dar los pasos hacia el logro de tus metas.
Explico en detalles. Normalmente, el humano mantiene una
comunicación inconsciente con el subconsciente. Con esto quiero decir,
que si querer le pedimos al subconsciente que nos dé información, sin
darnos cuenta que la estamos pidiendo. El problema aquí, es que esto lo
hacemos todos los días con una serie de pensamiento que manifiestan un
tipo de emoción, la mayoría de las veces negativa y saboteadora. Dada esa
solicitud, el subconsciente nos devuelve información relacionada con lo
que estamos enfocando. Si nuestro pensamiento, por ejemplo, está
centrado en una experiencia que nos molesta e irrita, el subconsciente
recibe ese contacto y entiende que eso es lo que deseas. Por lo tanto, te
dará más información que te moleste e irrite. Según algunos gurús, el
subconsciente tiene toda la información que hay en el mundo. No me
atrevo a hacer esa aseveración, pero si he comprobado que tiene toda la
información de lo que ha sucedido en tu vida. Donde casi el 80% fue
guardado sin que lo hayas concientizado.
También, señalo que, al enfocarte te comunicas con el entorno.
Entendemos el entorno con todo aquello que está a tu alrededor y no eres
tú. Cuando te enfocas en algo, recibes del entorno, información
relacionada con lo que piensas y la emoción que sientes. Si es rabia,
sucederán cosas que te producirán rabia. Te acuerdas de frase: “levantarse
con el pie izquierdo”. Justo es eso, si tu primera experiencia del día es
negativa y te quedas en ella, tendrá varias experiencia similares antes de
volver a la cama para dormir. ¿Te ha pasado? Seguro que sí. Esto es lo
que explico como una definición psico-social de la conocida Ley de
Atracción en el libro “Terapia Emocional, el secreto detrás del secreto”.
(Para conocer más sobre la terapia emocional, pincha sobre el título).
Por último, el producto de la comunicación con el subconsciente y el
entorno es la información. Y, por supuesto, ¿qué necesitamos para avanzar
en el logro de nuestra meta? Información. Es decir, saber “cómo” hacerlo.
Debes entender algo, la información siempre estará allí, pero no la
percibirás y entenderás hasta que no enfoques. Y enfocar, no es más que
concientizar, y este es el secreto, empezar a actuar de manera consciente.
No permitiendo que las circunstancias y las otras personas guíen tu vida.
La idea es DEJA DE SER OM PERDEDOR
¿Cómo Enfocar?
Ahora es importante que aprendas a enfocar de manera consciente y
rompas con el enfoque inconsciente. Es el momento que empieces a dirigir
la orquesta por ti mism@. Y este es un nuevo trabajo que debes aprender a
hacer. Si pensabas que tu vida soñada la ibas a lograr sin hacer nada, te
equivocas, no recuerdo haber dicho eso. Hay que trabajar, pero más que
sentirlo como un trabajo, siéntelo como un cambio que te está llevando a
ser feliz y cumplir tus sueños.
Te recomiendo 4 herramientas para mantener el enfoque y sacar de tu
mente todos los pensamientos que no te sirven de nada.
Meditar.
Muchas de las grandes empresas del mundo tienen dentro de las
actividades recomendadas para sus empleados la meditación. No creo que
necesite explicar sobre sus beneficios, ya que esto ha sido suficientemente
informado por todos los medios. Te recomiendo que dentro de la
programación diaria que hagas, dejes de 15 a 25 minutos para sentarse en
un lugar a solas, donde no te molestes y centre tu atención tan solo en la
respiración. No voy a explicar aquí, ninguna técnica de meditación. Te
recomiendo que investigues y decidas para ti la que sientas más acorde a
tus deseos. Ahora, te puedo dar una técnica que puedes usar a lo largo del
día, la meditación de 1 minuto. Esta técnica consiste en usar 60 segundos
de tu tiempo para centrar tu mente en la respiración y dejar de pensar. Es
muy fácil de implementar, en el temporizador de tu teléfono móvil o en el
reloj, crea una alarma que suene pasado un minuto, actívala antes de
empezar y a ello.
Visualizar.
En este punto quiero iniciar explicando que visualizar no es
necesariamente ver. Algunos gurús aseguran que si no logras visualizar lo
que deseas, no se cumplirá. No estoy de acuerdo, ya que visualizar es ver y
no todos tienen la capacidad de ver con la mente. Lo que si pueden todo es
hacer una o varias de las siguientes cosas, ver, oír, sentir u oler. Esto es lo
que la PNL señala cuando habla de personas visuales, auditivas o
sinestésicas. Es decir, hay personas que pueden sentir con su mente
imágenes, sonidos, olores o sensaciones. Pues, perfecto, basta con que
visualices: viendo, escuchando, oliendo, sintiendo o una combinación de
estas. Es importante, que puedas hacer cualquiera de estas cosas para
“visualizar” tu meta. Vamos al ejemplo, quieres tener una casa nueva. Si
visualizas, puedes verla con tu mente, su techo, sus ventanas, sus puertas,
sus pisos, jardines, baños, cocina y más. Pero, si no puedes hacer esto,
puedes escuchar a tus hijos jugar en el jardín, el canto de los pájaros
afuera, los pasos de tu pareja bajando la escalera o la voz de alguien que te
dice; “bella tu nueva casa”. Pero, si solo eres capaz de sentir u oler, igual,
siente tus pies caminando sobre la nueva alfombra o sobre el césped del
jardín, Huele las flores o el aroma de la comida que se prepara en la nueva
cocina.
Ahora, es importante que entiendas que esto lo debes hacer cada vez
que tengas la oportunidad e, incluso, puedes usar el estado de meditación
para hacerlo. Esta “visualización” abrirá más los canales de comunicación
con tu subconsciente y el entorno para que comprendan exactamente que
deseas.
Afirmar. Crear afirmaciones para repetir un par de veces al día es una
buena herramienta que conlleva el efecto de la visualización. Con esto no
quiero decir que debes sustituir una por otra, las 2 son necesarias. Ahora,
fíjate que escribí antes, “un par de veces al día”. Pienso, al contrario de
muchos de los gurús, que el estar haciendo afirmaciones en todo momento
solo crea ansiedad en la persona, y esta emoción es una de las más
saboteadoras que existen. No olvides que las afirmaciones deben ser en
sentido positivo y con verbos en presente o presente continuo. Ejemplo,
no: “NO ME SIENTO ENFERMO” o “TENDRÉ BUENA SALUD MUY
PRONTO”. Sí: “GOZO DE UNA EXCELENTE SALUD” o “ESTOY
SALUDABLE DE CUERPO; MENTE Y ESPÍRITU”.
Escribir. Esta herramienta es de suprema importancia. Recuerda que te
dije que, el cerebro no organiza y, que, el lápiz y el papel son herramientas
que debes usar toda la vida. Ok, ya lo recordaste. Ahora lo que debes hacer
es escribir un cuento que diga con lujo de detalles cuál es tu meta. Fíjate:
“CON TODOS LOS DETALLES”. No dejes nada al azar. La lista de
detalles puede ser muy grande, a continuación te dejo algunos que debes
adaptar según sea la meta que “estás” logrando: color, lugar, fecha, hora,
tamaño, tipo, modelo, con quién estás, cómo estás vestid@, qué te dicen,
qué dices y todo lo que se te ocurra. Te recomiendo que leas este cuento
cada noche antes de dormir. Esto te permitirá corregir quitando lo no
indispensable y agregando lo que se te haya olvidado.
Ahora, seguro la voz interior te está diciendo: “demasiados cosas se
deben hacer, creí que esto era más fácil”. Lo siento, ni es fácil ni difícil,
simplemente es. No hay varitas mágicas, hay técnicas, autoconocimiento y
aprendizaje que te “están” llevando a vivir tu vida soñada pero solo
depende de ti y quien te guíe, Si crees que no puedes, a pesar de que te
estás dejando engañar por el falso yo, sin atreverte a descubrir de lo que
eres capaz, te invito a que cierres este libro. Si estas dispuest@ a DEJAR
DE SER UN PERDEDOR, sigamos al otro capítulo.
Cambio 3. Necesidad de Aprobación

El placer de sentirse satisfech@ con solo ser

“No puede un hombre sentirse a gusto sin su propia aprobación”


Mark Twain

Desde que nacemos nos enseñan a que tenemos que hacer las cosas de
ciertas maneras para ser aceptado. Es decir, nos indican ciertos patrones de
comportamiento que, de cumplirlos, se nos dará una palmada en el hombro
aprobándonos. Este tipo de aprendizaje se convierte en parte de la
personalizada y en una falsa necesidad del ego o egobarrera. Hasta aquí, te
parece normal. ¡Claro! Te has acostumbrado a ello. Pero, no te das cuenta
que llevas la vida haciendo cosas que otros quieren que hagas y olvidaste
hacer aquellas que querías. Y, cuando quieres hacer algo que te haría muy
feliz, pero que no se encuentra dentro de los parámetros que te han
enseñado, de inmediato, salta esa voz interior a decirte: “¡Cuidado! No
hagas eso. Los demás te criticarán, los demás se alejarán de ti y los demás
pueden dejar de quererte. Justamente en este último punto, te paralizas.
¿Pueden dejar de quererme? No, eso no lo voy a permitir, qué voy a hacer
sin el amor de mis padres, resto de la familia, la pareja, los amigos,
vecinos y compañeros de trabajo. Y, justo en ese momento, decides no
continuar adelante con lo que deseabas y te olvidas del asunto, regresando
a la vida normal y aburrida que tienes.
El amor sin dudas es muy importante en la vida, pero solo se puede tener
amor si uno da amor. Pero, ¡Espera! Si debes dar amor a otros pero antes
que nada debes darte amor a ti. No puedes esperar que si no te amas, otros
te puedan amar. ¿Por qué esto? Por un principio simple, tu vida es el
reflejo de lo que tienes en tu interior. Si no hay amor en ti para dártelo, a
quien quieres hacer creer que puedes dar amor.
Y ahora, pensarás: “Ok, estoy de acuerdo. ¿Pero qué tiene que ver el
amarme con la aprobación?” Pues, mucho… A ver, si centras tu visión del
mundo en el hecho de que los demás solo te querrán y aceptarán en la
medida que cumplas con sus expectativas. En primer lugar, estás
demostrando que no tienes ningún aprecio hacía ti. Y, de segundo, que
estás condicionando el amor de los demás a lo que hagas para complacerlo
y no al simple hecho de quien eres.
Cuando dedicas tu vida a buscar que los demás sean complacido,
sacrificando lo que deseas y sueñas, por el simple hecho de que te acepten
y te sientas un ser amado. Dejas de vivir tu vida y empiezas a existir según
la voluntad de otros.
A diario, se ve como las personas se comportan, buscando agradar a los
demás y ser aceptados. Uno de los casos más comunes, entre decenas, es el
de los adolescentes. Hacen lo que necesiten hacer, vestimenta, lenguaje,
peinados, maquillajes, bienes materiales y otros, tan solo por el deseo de
ser aceptado por un grupo y sentir que le quieren. Este joven, en ningún
momento pone en juicio lo que hace. En el fondo siente que no le gusta esa
ropa, o ese comportamiento, o ese vocabulario pero lo mantiene por miedo
a no ser aproba@. Pero de igual, de la misma manera lo hacen los adultos
a diario, en el hogar, la vecindad, el trabajo, las fiestas y donde sea.
¿Has oído alguna vez la palabra auténtico? De eso se trata, busca ser quien
eres, les guste a otros o no. Por supuesto, evitando dañar y cuando me
refiero a “dañar” hablo de afectación física. Ya que no debes dejarte
manipular emocionalmente, quien quiera ser infeliz por lo que tú decidiste
ser, es su decisión. Tú no tienes ninguna responsabilidad en lo que decida
sentir. Ya sobre esto hablaremos en otro capítulo.
¿Es bueno ser aprobado? Sin dudas. Pero ser aprobado cuando estás
actuando con libertad, cuando eres un ser auténtico y libre, comportándote
como siempre has querido ser. A nivel de la vida en general, la aprobación
es bien recibida, pero solo tiene un valor de satisfacción cuando llega de
manera espontánea y no porque centras todo el esfuerzo en que ello
suceda. Además, te tengo una mala noticia, por instinto netamente animal,
el humano tiende a no aprobar cuando percibe, es un proceso inconsciente,
que la otra persona está deseando que le aprueben.
Vamos a un ejemplo muy conocido, siempre lo uso en mis entrenamientos
(coaching personalizados), conferencias y talleres. La novia sale del salón
de belleza, bellamente maquillada, nuevo color de cabello y un corte
perfecto. Afuera, el novio la espera para ir a cenar. Cuando este la ve, de
inmediato se da cuenta de los cambio que ha hecho y lo hermosa que está.
Pero… la mujer trae tanta ansiedad por ser aprobada, que energéticamente
golpea, como si abofeteara al novio, con la energía desesperada de ser
aprobada. De inmediato, el hombre siente el golpe energético a nivel
inconsciente, como una agresión y, por conservación animal, se defiende
de inmediato de la agresión, pasando un interruptor que le hace olvidar los
cambios que se ha realizado la novia. “Todo los hombres son iguales, no
se fijan en nada” dirá la mujer un rato más tarde, camino al restaurant. El
hombre jamás halagó Y APROBÓ su cambio. De verdad, ¿necesitas que te
apruebe él? No basta con que te hayas visto al espejo del salón de belleza y
te hayas sentido la mujer más bella del planeta. ¿Te gusto, te hace feliz tu
cambio, tu nuevo look? Perfecto, ya no necesitas de más nada. Eso es
amarte tú.
Pero, ahora, una buena noticia. Prueba amarte tú, se feliz tú con lo que
haces en la vida y te sorprenderá como empezarán a aprobarte. Y, ¿por qué
esto? Simple, ya no tienes una falsa necesidad, ya no tienes esa ansiedad
que te impulsa a errar. Acabas de hacer algo porque te hace feliz, más allá
de que los demás lo aprueben o no.
Mucho cuidado con esto, sé que muchos talentos se pierden porque dejan
de hacer aquello que realizan muy bien, al no recibir la aprobación que
aspiran de los otros. Estos les hacen sentirse rechazados y prefieren, dejar
de hacerlo, adaptando su vida al deseo de los demás para que le aprueben y
sentirse amados.
Si te van a amar, te amarán como eres. Si tienes que convertirte en otra
persona para que te amen en tu casa, en el trabajo, en el club social o
donde sea. Entonces, ellos no te amarán a ti, amarán a esa otra persona que
no eres tú.
Por lo tanto, lo que tienes que cultivar es la necesidad de NO
APROBACIÓN. Siéntete libre de actuar, realiza aquello que quieres hacer.
Equivócate, fracasa, cae, levántate y sigue haciendo lo que sueñas.
¿Vale la pena escuchar la opinión de otros? Sí, debes escuchar, debes
preguntar, aprender y conocer experiencias, pero lo que hagas debe ser
únicamente una decisión tuya, le guste o no le guste a alguien (recuerda lo
que dije de la manipulación emocional), no dejes que nadie decida por ti ni
decidas por complacer a otra persona que no seas tú.
Cambio 4. Olvídate del Entorno

Lo asombroso del descubrimiento personal

El título que identifica este punto puede sonar a una actitud indolente y de
indiferencia con el mundo. Y, no es exactamente eso ¿o sí? Bueno,
avancemos para que se entienda.
Cuando te digo que te olvides del entorno, me refiero a que dejes de fijar
tu atención en la vida de los demás, en aquello que hacen o dejan de
hacer, en cómo se visten, comportan, hablan y otras cosas que no tienen
ningún valor. Cuando digo esto, no intento señalarte que te deshumanices,
que te olvides del cuidado de tus hijos, que desatiendas a tu pareja, familia
o amigos. Lo que intento decirte es que debes dejarles vivir y concentrarte
más en tu vida. En lo que dices, en lo que piensas, en lo que hablas, como
actúas y otras cosas que se relacionan contigo. Puedes, dedicar tiempo a
ayudar a otros, a asistir al necesitado pero jamás descuidándote a ti
mism@, ya que no tendrá ningún valor, ni transmitirás nada positivos a los
que atiendes, sino eres capaz de atenderte a ti mism@.
Para poder concentrarte en el “Yo” debes evitar algunas actitudes.
Principalmente, las siguientes: juicios, críticas, etiquetamiento y
conversaciones inútiles.
Juicios. Evita emitir juicios de valor sobre las demás personas, las cosas y
las circunstancias. Cada quien tiene su vida y cada uno la vive como cree
que es lo mejor para ellos. Por lo que, debes entender que, lo que los otros
hacen no es más que su actitud ante la forma que tienen de ver el mundo.
Tu manera de percibirlo no es la única ni la verdadera o, mejor dicho, es
solo una verdad para ti, como es verdad la suya para el otro. Así que
criticar a otro es violentar su libertad individual y su desconocimiento
como ser.
¿Pero qué hago si no me gusta el comportamiento de otra persona? En este
punto, tienes dos soluciones. Aceptar a cada quien como es, sin juzgarle o
alejarle de tu vida. Cualquier otra decisión es una actitud pendeja, que te
afectará a diario y saboteará el camino de tu éxito. Un comportamiento
muy común es tolerar al otro, ¡No y mil veces no! Evita cometer ese error.
Aceptar es comprender al otro y no tener ningún tipo de emoción negativa
hacía su personalidad y acciones. Tolerar es aguantar lo que no te gusta
por interés. Le amas, es tu familia, es tu jefe y otras. Este es un enorme
error, ya que quien tolera, lo que está haciendo es reprimir las emociones
negativas que siente hacía el otro. Una posición muy destructiva y que
atentará a diario en tu camino a la felicidad.
Críticas. Entiende y diferencia lo que es hacer crítica profesional en tu
trabajo y estar criticando a las personas. Si eres gerente de una empresa,
sin duda debes realizar un análisis crítico de las situaciones, pero eso no
afecta en nada a tu “Yo”. Pero, dedicar tus días a hablar mal del otro o de
las situaciones, solo te trae como resultado el envenenamiento de tu alma.
No critiques, acepta lo que sucede, es parte de la vida. Si llueve o hace Sol,
si hace frío o calor, si debes llorar o reír, aprende a aceptar y disfruta de
cada experiencia, eso te encaminará hacía el éxito, porque te liberará de
emociones saboteadoras.
Etiquetar. Una de las falsas necesidades del ego es poner algún calificativo
a todo aquello que nos rodea. Esta falsa necesidad es el creer que somos
personas separadas del resto y que necesitamos dar un nombre a los otros
según sus cualidades o comportamiento para poder sentirnos que somos
mejores. Llamar gordo, negro, fe@ enan@, pobre, ladrón o cualquier otra
etiqueta. No hace más que, esconder tu lado oscuro, solo te reafirma en la
cualidad del otro y solo muestra tus temores. Tú no eres ni mejor ni peor
que nadie, así que no etiquetes. Hay otras etiquetas que son mucho más
dañinas y destructivas de tu vida, convirtiéndose en enormes muros que te
impiden avanzar en el éxito. Por ejemplo: desgraciado, mal nacido,
estúpido o perdedor. Así, que con ese comportamiento te estás
convirtiendo en una persona desgracia, mal nacida, estúpida o pendeja. ¿Y
qué es lo que buscas al leer este libro? Dejar de ser un perdedor.
Conversaciones inútiles. Huye de esas conversaciones que no hacen más
que reafirma algo en tu vida. A ver, me explico. Si quieres ser una persona
exitosa, no es ideal que tu tema de conversación sea lo mal que está el
país, la crisis económica, el mal gobierno, el poco dinero que tienes o los
altos costos de los servicios. Evita amablemente cualquier conversación
relacionada con temas que no hagan más que reafirmar en ti aquello que
no quieres. Cada vez que hables de la situaciónes difíciles, estarás creando
realidades, será poco probable que llegue a ti la información que necesitas
para lograr tener éxito. Ahora, me podrás decir, ¿entonces creo un mundo
de fantasía, ignorando lo que pasa a mí alrededor? No, definitivamente no.
Lo que estás haciendo es no crear esa realidad en tu vida. En ese mismo
lugar donde vives con crisis y problemas, hay personas que tienen vidas
tranquilas y cómodas. ¿Por qué crees que viven así? No se enfocan en la
crisis y como les afecta, se enfocan en cómo hacer para que la crisis no les
afecte. ¿Indolencia? No. Otra visión de la realidad. No creo que la
solidaridad dependa de que tengas que sufrir las mismas penurias que
están viviendo otros. La solidaridad es enseñar a los otros a hacer lo que tú
has hecho para no ser afectados por las circunstancias.
Así que, nunca olvides estos cuatro puntos si deseas Dejar de ser perdedor.
Cambio 5. Aprende a decir NO

El encanto de respetarte

Las personas creen que la solidaridad y el ser buena gente se basa en la


disposición continua hacía los demás. La verdad esto es una actitud
egoísta, ya que en la medida que dediques tu tiempo a otros, no dedicas
ninguno a ti. Por lo que, te estás deteriorando y descuidando, llenándote de
emociones que a la larga se harán sentir, tanto en lo físico, psicológico y
emocional. Tu creer que la madre Teresa de Calcuta no dedicaba tiempo a
ella. Claro que lo hacía. Oraba para cultivar su espíritu, comía de manera
sana, leía para cultivar la psiquis y mucho más.
Lo que sucede es que las personas normalmente. no dicen No, por tres
razones básicas:
Desconcentración. Se olvidaron que son personas y que tienen
necesidades, perdieron la concentración en ellos y solo están enfocados en
el entorno, Deteriorándose física y emocionalmente. Malos hábitos
alimenticios, falta de ejercicios, no cultivan el espíritu y otras cosas
negativas como descuidar a los seres queridos o sus requerimientos
económicos.
Descuido del Yo. Como escribimos antes, el olvidarse que existes y
enfocar tu vida en el entorno es un grave error y la actitud más egoísta que
puedes tener. Tienes que aprender a tener tus tiempos. Momentos que son
solo para ti. Instantes que te permitirán avanzar espiritualmente,
físicamente e intelectualmente. Tiempo que no puedes dedicar a otros, son
solo para ti. Si no lo entiendes, dejarás de ayudar o colaborar con los
demás porque el deterioro te lo impedirá.
Aprobación. Recuerdas el tema de la aprobación, he aquí una razón.
Muchas personas evitan decir NO, porque temen que si no responden al
pedido del otros, puedan ser rechazados y no aprobados. ¿Tiene algún
sentido que te aprueben toda la vida para terminar con una crisis de
nervios o una enfermedad?
Aprende a decir No para tu propia felicidad. Y no olvides, si tú eres feliz,
los demás en tu entorno también lo serán. Además, que serás más útil
mientras mejor te sientas contigo mism@.
Ahora, ¿cómo saber cuándo decir no? Debes decir No cada vez que algo
urgente se quiera imponer sobre algo importante. Me explico, urgente es lo
cotidiano de la vida (terminar el informe, hacer la llamada, preparar la
cena, limpiar la casa y muchos otros ejemplos). En tanto que, importante
es todo aquello que al hacerlo traerá felicidad a tu vida, te hará sentir
mejor y te mantendrá en una actitud positiva y apropiada para el éxito. Y
bueno, como acabas de leer, no solo tienes que aprender a decir No a otros,
debes aprender a hacerlo contigo.
Ahora pensarás, ¿con eso me quieres decir que no debo preparar la cena o
limpiar la casa? Correcto, si prefieres poner música y bailar porque te hará
sentir bien, pues a ello. Y, ¿la cena? Que esperen. Pero, ¿qué van a pensar
o decir? Lo que quieran decir y pensar, ese no es tu problema. Son libres
de pensar lo que deseen, al igual que tú de hacer lo que te provoque. Ya
habrá tiempo para preparar los alimentos, o limpiar los pisos. Recuerda
que por hacer esto, por decir No, no dejas de quererle y amarles. Y eso
debes hacer que ellos entiendan que tú tienes una vida. Lo ideal, al decirle
que NO a alguien es que lo hagas con educación y dependiendo de tu
deseo, expliques tus razones. Si es algo que no te provoca hacer, explica
que no lo harás y ya. Sí sientes que puedes ayudar pero no es el momento,
invita a la persona para hacerlo en una próxima oportunidad.
- Ahora No puedo pero… ¿qué te parece mañana en la noche?
Tienes que enseñar a las personas de tu entorno que respeten el desacuerdo
y, por supuesto, igual harás tú cuando te digan No.
Al hacer esto, darás un tiempo preciso a tu vida, que te permitirá enfocarte
en el logro de tus sueños. Finalizo este capítulo con una anécdota de una
mujer que estuvo en un coaching personalizado conmigo.
María (nombre ficticio para resguardar la confidencialidad) en la segunda
sesión me confesó que siempre había querido hacer danza. En eso
momento estaba recién jubilada de su trabajo por años de servicio a los 53
años de edad.
- Ok. ¿Y por qué no lo haces? Le pregunté.
- Bueno, hay algunas razones, ya estoy vieja para eso y tengo
compromisos en la casa con los hijos que aún viven conmigo y
mi marido. Me dijo con tristeza.
- María, la edad no es importante. Vas a la escuela de danza, te
inscribes y empiezas a aprender. ¿Cuáles son los compromisos en
tu casa? Pregunté.
- Todos trabajan y yo me encargo de mantener la casa, hacer
las compras y cocinar.
La observé por un instante y le pregunté:
- Ok. Y ¿cuándo tu trabajabas. Quién hacía todo eso?
. Yo. Fue su respuesta, abriendo totalmente los ojos.
. Perfecto, es hora que cada quien vea por sus vida.
El día de la cuarta sesión, María llego muy alegre, se le veía diferente,
radiante.
Se sentó y lo primero que dijo fue:
- Ya empecé las clases de danza
Le sonreí y esperé a que continuara. Estaba seguro que sabía la
pregunta que venía sin necesidad de hacerla.
- En mi casa, los dos primeros días algo incomodo. Después
cada uno empezó a atenderse a sí mismo, a colaborar entre ellos
y conmigo. Imagínate que descubrí que mi marido cocina de lo
más sabroso. El otro día, mis hijos me dijeron que se sentían muy
bien conmigo, había dejado de ser regañona y siempre estaba
feliz.
Moraleja, Deja de ser Perdedor.
Cambio 6. Rompe límites

El fantástico viaje hacia lo desconocido

“La única posibilidad de descubrir los límites de lo posible es


aventurarse un poco más allá de ellos, hacia lo imposible”
Arthur Clarke

La anécdota del capítulo anterior, no solo es un ejemplo de empezar a


decir No, también es una muestra de cómo se pueden romper los límites.
Cuando nos referimos a romper límite, hablamos de ir un paso más allá
de aquello que creemos que es la línea final de lo que queremos. Me
explico, cuando planificas el logro de una meta, normalmente te quedas en
el primer pensamiento que te viene a la mente y te limitas a él. Allí, te
frenas y empezas a poner peros, excusas y a buscar lo imposible para no
realizar lo que estás pensando. Pero, hay algo más, no solo te saboteas,
sino también, dejas de buscar otras alternativas para llegar donde quieres.
Es decir, te quedas allí, en esa primera idea que te llegó y no piensas en
otras posibilidades, que encontrarías al enfocarte.
Vamos con un ejemplo, te proponemos como meta tener una mejor
entrada económica. Cuándo piensas en ello, se te ocurren un par de ideas:
buscar un nuevo trabajo o pedir un aumento de sueldo. Entonces, empiezas
desde el ego limitante a buscar peros. El pensamiento se desarrolla más o
menos así: “¿cambiar de trabajo? Ok. Pero… la situación laboral del país
no es muy buena, hay una crisis en las empresas debido a la caída
económica. Además, ya tengo cierta edad y posiblemente esté sobre
facultado por mi currículo, esto puede estar en mi contra. En ese momento,
se aparta la primera idea. Y se va a la segunda, ¿pedir un aumento? Pero,
la situación de la empresa no está muy buena. Hace un mes despidieron a
varios compañeros y si hago eso corro el riesgo de que me despidan a mí.
No creo que sea lo mejor.”
Y, hasta aquí se limitó el deseo. Se desecha o se deja para ser estudiado
después, cosa que nunca ocurrirá, y se pasa la página.
¿Te ha sucedido?
Ya conozco tu respuesta, esto te ha pasado en cualquiera de las áreas de la
vida como trabajo, dinero, familia, pareja, ocio, salud y otras.
Pero, eso no es lo peor. Lo más grave es que cuando te manejas de esa
manera, aclaro lo haces tú y el 99% de las personas, no abres la mente para
buscar otras soluciones.
Con esto quiero decir, que tu “falso yo” solo te hará ver soluciones donde
conoce. Y, ¿qué es lo que conoce? Normalmente, lo que haces de manera
habitual. Es decir si eres ingenier@, contable. mesero, profesor u obrero,
eso es lo que sabe de ti y busca solución en lo que supone que sabes hacer.
Justo aquí, es cuando digo “Romper Límites”, te garantizo que tienes por
lo menos unas 5 maneras de aumentar tus ingresos, pero hasta que no te
enfoques en ello de manera organizada, no llegarán a tu mente.
Una de las mejores fromas para lograrlo es la organización, ¿recuerdas el
primer Cambio? Pues, aplica el método que hay allí para que descubras
cuáles son las otras fórmula que tienes para ganar más dinero, tener mejor
salud, divertirte más, tener una relación de pareja o mejorar la que tienes,
mejorar tus conocimientos, compartir más con tu familia o cultivar el
espíritu.
Después, hay algunos elementos importantes que tienes que tomar en
cuenta:
Aceptar. Si eres ingenier@ pero amas la artesanía, y sabes que si produces
en este oficio podrás aumentar de manera considerable tus ingresos. Pues,
simplemente acéptalo, sin importar que seas un profesional universitario.
No dejes que el ego te llene de falsos pensamientos como “si tú tienes un
título”, “¿para qué fuiste a la universidad? u otras pendejadas. Cierra tus
oídos a ese diálogo interno y logra lo que deseas. Pero, aún más, no
olvides el cambio 2 “NO APROBACIÓN”. No necesitas que nadie
apruebe lo que haces, basta con que a ti te haga feliz la solución y logres la
meta. Lo que piensen los otros, es problema de ellos.
Reconoce tu limitante. Acepta que hay una voz dentro de ti que te está
diciendo que no lo podrás lograr. Siguiendo con el ejemplo anterior, hacer
artesanía, podrás escuchar: “con eso no harás dinero”, “eso es ridículo
después de tu experiencia como profesional” y mucho más razones falsas
que serán bombardeadas por el ego dentro de tu cabeza. Reconoce que esa
limitante existe y apártala de ti. Decide tú y no la voz de tu falso yo.
En mi vida profesional he visto varias experiencias como esta. Aquí una de
ellas:
Un alumno, de mis tiempos como docente universitario en periodismo, se
acercó a mí para contarme lo siguiente:
- Profesor, quiero contarle esto que me sucedió. Hace un
par de meses la situación en mi casa era insostenible a nivel
económico. No teníamos dinero para nada. Mis hijos estaban
pasando trabajo y mi mujer me amenazaba con dejarme. Una
mañana me levanté de la cama y vino de repente a mi cabeza una
frase: ¡YA BASTA! Respiré profundo y me dije a mi mismo:
-
- Esto tiene que tener una solución.

Me fui a bañar y bajo la regadera, llego esto a mi mente:

“Ve a pasear al Mall”.

Al principio, me hizo gracias, no tenía nada que hacer en el Mall,


pero como no había clases en la universidad ese día y no había
algo mejor que hacer, terminé, desayuné y salí para el lugar.

Estuve paseando y viendo las tiendas por un largo rato. De


repente, me llamó la atención un local en particular, al acercarme
vi como en su interior se arremolinaban una gran cantidad de
mujeres de todas las edades. Miré los escaparates para conocer
qué tipo de mercancía vendía. En exhibición mostraban una gran
cantidad de bisutería fina (pulseras, zarcillos, anillos, cadenas y
otros adornos femeninos). Me quedé viendo lo diseños un rato
largo, hasta que sucedió lo mismo que paso durante el baño, el
mensaje fue:

“Tú puedes hacer ese tipo de bisutería”.


Y en ese momento. Me acorde de lo que usted dice en sus libros
y audio-libros, “escucha la intuición, jamás te engañará”. Así
que, me dije:

- ¿Por qué no?


De inmediato, tome mi teléfono móvil e hice varias fotografías
de los modelos que me parecían más fáciles de hacer. Di otro
pequeño paseo por el lugar y decidí, bueno creo que decidí yo, ir
hasta el centro de la ciudad donde se encuentran los mayoristas
de materia prima para hacer esa bisutería.
Tomé el subterráneo y llegue las tiendas mayoristas, mostrando
las fotos de mi teléfono pregunte por el presupuesto del costo del
material que me permitiera hacer 5 unidades de cada modelo. El
empleado del lugar, me escribió en un papel el monto y me lo
entregó. Cuando vi la cantidad, me desilusioné un poco, ni
remotamente tenía ese dinero. Pero, recordé de nuevo sus libros,
cuando dice: “espera, sigue atento, no permitas que el ego tome
la decisión, espera el mensaje”.
Tomé el subterráneo de vuelta a mi casa y al rato de estar en el
vagón, me llego un nombre. Era el nombre de un tío mío con una
posición económica estable. Apenas, baje del transporte y subí a
la superficie, le llamé. Sentía una gran seguridad con la sincronía
de acontecimientos que se habían sucedido, así que jamás dudé
de su respuesta al plantearle mi interés:
- Por supuesto que sí, cuenta con ello. Respondió antes de
preguntar por mi esposa e hijos.

Dos días después, estaba iniciando el trabajo de montaje de


bisutería, en menos de una semana, con la ayuda de mi mujer y
las compañeras de la universidad, había vendido toda la
producción y empezaba a crear por pedidos. Como debe suponer,
mi situación económica mejoró y mi familia se estabilizó,
incluyendo mi relación marital.

Pero, no crea que no me seguí acordando de lo que usted dice


sobre el ego. Esa voz interna se volvió una tortura el primer día.
“Lo que te faltaba, siendo casi un profesional del periodismo,
ahora te vas a dedicar a hacer adornos para mujercitas, eres un
maric..”

Lo bueno, es que había aprendido a no atender a esa voz


saboteadora y sin hacerle caso seguí con mi trabajo.
Esta es una historia representativa, donde se muestra que se deben romper
los límites y encontrar las soluciones para Dejar de ser Perdedor.
La voz del ego se limitó a sabotear la intuición, sin ofrecer soluciones. El
deseo de romper el límite, le hizo avanzar más allá del lugar donde lo
limitaba su personalidad, falso yo o ego, todo es lo mismo.
Si no hubiese hecho esto, había dos posibilidades, que se terminará su
relación matrimonial o encontrará una solución poco útil ofreciéndose
como estudiante de periodismo en semestres avanzado, donde con suerte
alguien le hubiera contratado por un medio tiempo y con un salario
mínimo, que no hubiese solucionado su problema económico. Hoy en día,
es un profesional, que trabaja en ello porque ama su profesión, pero
aprendió a no conformarse con lo primero, decidió ir más allá de lo que le
limitaba su pensamiento.
Cambio 7. Actitud

El secreto de la combinación correcta

“El gran descubrimiento de mi generación es que un ser humano puede


alterar su vida al alterar sus actitudes.”
William James

“Una persona no tiene un determinado conjunto de circunstancias, sino


un conjunto de actitudes.”
Hugh Downs

Probablemente has escuchado expresiones como “esa es la actitud, en


muchas oportunidades. Te han dicho, “esas no es la mejor actitud” o
“cambia de actitud”. Seguro que alguna vez has escuchado una
expresión con la palabra “ACTITUD”.
Pero… ¿Qué es la actitud? Es la suma de tres elementos:
comportamiento, palabras y acción.
Es decir, cuando nos comportamos de una manera específica,
hablamos y pensamos con palabras que relacionan ese
comportamiento y accionas de la manera que estás hablando o
pensando, estás teniendo una actitud. Lo que, significa que, en líneas
generales, todo el tiempo mantienes un tipo de actitud.
En este punto, es bueno aclarar que no hay actitudes falsas, ya que
cuando te comportas de una manera, hablas o piensas diferente a este
comportamiento y accionas en relación a alguno de los dos o a
ninguno, lo que estás haciendo es enmascararte, ya que no tienes una
actitud. Simplemente, te engañas y engañas a los otros, sin tener
definido nada en ti.
Pero, ¿existen la buenas o mala actitudes? Bueno sí y no, esto
depende, ya que la apreciación de qué es bueno malo, se relaciona
estrictamente con la formula particular que tiene cada persona de
percibir la vida y el entorno. Lo que, a ti te puede parecer una buena
actitud, no necesariamente será apreciada de la misma manera por
otro e igual en el caso contrario.
Entonces, más allá de etiquetar las actitudes como buenas o malas,
debes es centrarte en la actitud que sea favorable para lograr tus
metas. Olvídate de etiquetar las actitudes, hablaremos de ello con más
detalles en la Cambio “No Juzgar”. Sí, quienes te rodean quieren
poner calificativos a tu actitud, ese es su problema, no olvides lo
aprendido en el Cambio “No aprobación”.
Lo que si puedes tener es una actitud correcta o incorrecta. ¿Qué
define lo correcto o lo correcto de una actitud? Simplemente, tu meta.
Si está en armonía con lo que quieres lograr, tienes la actitud correcta.
Si no ayuda a tu evolución y el logro de tus sueños, tu actitud es
incorrecta.
Nunca olvido lo que dijo Albert Einstein (parafraseo): Es tonto pensar
que haciendo siempre las mismas cosas vamos a obtener resultados
diferentes.
Esto es importante para el entendimiento de esta clave. En la película
“El Cambio”, “The Shift” en inglés, de mi maestro Wayne Dyer, hay
una escena donde está cenando con el equipo de producción del
documental y pregunta a uno de los técnicos:
- Si tengo un pastel de manzana, corto un trozo y te lo doy.
¿Qué te di?
A lo que responde el joven:
- Un trozo de pastel de manzana.
Esta respuesta, que desata la risa del director en el film, encierra una
verdad muy profunda. Si bien, allí Dyer no la plantea para explicar lo
que yo quiero hacer ver, se adapta perfectamente a lo que necesito que
entiendas:
“Nunca obtendrás algo diferente al lugar de donde proviene”.
Es decir, no puedes aspirar obtener una vida exitosa, llena de sueños
cumplidos y felicidad, si tu actitud se centra en un comportamiento
derrotista, solo tienes pensamientos negativos, hablas de temas ajenos
a lo que deseas y tu acción es contraria a lo que sueñas.
Si tu actitud es esa, como en el ejemplo del pastel de manzana,
obtendrás exactamente lo que tu actitud refleje.
Creo que en este punto, ya quedó claro que es la actitud, ahora
hablemos de cada uno de sus elementos.
El comportamiento se refiere a varios asuntos relacionados contigo, tu
físico y tus emociones. Es decir, debes comportarte como la personas
que estás provocando ser. No importa si lo eres o no, mientras no lo
sientas nunca lo serás. Vístete de acuerdo a lo que deseas ser, no voy a
indicar patrones de vestimentas, quiero decir que si deseas ser
exitos@, debes vestirte como una persona éxitos@, si es de traje en el
hombre, falda y blusa en la mujer, jeans sexys, camisas deportivas u
otras, eso lo decides tú, según tu concepto del éxito. Fíjate en los
exitosos, se viste de diversas formas, pero tienen en común que están
bien vestidos y son elegantes, sin importar el modelo de ropa que
lleven.
Después, es muy importante la postura corporal, nunca he visto un
triunfador que camine viendo al piso, con la espalda encorvada y se
siente como si estuviese regándose sobre la silla. Al manejar una
postura corporal correcta, te sentirás mucho mejor y emocionalmente
conectarás con lo que estás provocando. Si, tu postura corporal y
expresiones son las de un derrotado, ya sabes que obtendrás, no
olvides el pastel de manzana.
Te recomiendo, que desde este momento, empieces a corregir eso en
ti. Siéntate como debe ser, camina erguid@, gesticula en relación a
cómo crees que debe hacerlo una persona como tú, es decir quien
estás provocando ser.
La palabra es de suma importancia en la creación de la nueva
realidad. Debes cuidar de ella, no debes usarla en desperdicio ni
reservarla sin ganancia. Evita pensar de manera negativa y con
palabras negativas. Debo recordarte de nuevo que, lo negativo o
positivo solo tiene que ver con tu forma de entender el mundo, no con
la que tengan los demás. Y, ya sabes qué hacer ante los pensamientos
negativo (repásalo en la Cambio; Visualización).
Pero, no te limites al pensamiento, huye de las conversaciones
negativas y que reiteren problemas y dificultades. Yo lo hago a diario,
en las filas de los bancos, supermercados u oficinas públicas, siempre
encontrarás a alguien que quiera iniciar una conversación sobre los
problemas del país, la guerra en otro continente o el último asesinato
promovido por los medios de comunicación. Asiente con la cabeza y
voltea hacia otro lugar. No le “entres al trapo”. No permitas que las
cargas negativas entre en ti y te desenfoquen de las metas (repasa la
Cambio: “Olvídate del entorno”).
Claro, esto tiene sus excepción en el ámbito profesional, si eres
periodista debes hablar sobre algunos temas, si eres abogado debes
hacerlo sobre delitos, si eres médico sobre accidentes o heridas, pero
lo importante es que lo dejes a ese nivel y no te influyan
emocionalmente. Aquí, de igual manera, te invito a que huyas de los
programas televisivos que produzcan estos mismos efectos negativos,
noticieros, telenovelas, documentales de baja factura o programas en
vivo como ese donde la anfitriona trata problemas familiares y grita:
“que entre el desgraciado”.
Por último, escribe, de igual manera, con las palabras correctas y que
estén en armonía con lo que estás empezando a lograr en tu vida.
Repito, lo profesional es otro asunto y ya te dije que debes hacer.
El tercer elemento es la acción. Aquí hay que entender que el no
accionar, es una forma de actuar. Lo que, quiere decir que si haces lo
contrario a lo que te enfocaría hacia tu meta o dejas de hacer lo que
tienes que hacer para lograr el cometido, no estás actuando como
elemento de una actitud correcta.
¿Cómo se acciona de una manera correcta?
Hay algunos puntos importantes que debes tener presente para que
puedas actuar libremente de manera correcta:
1. No te detengas a pensar en el punto en que estás ahora. Es decir,
si quieres emprender un negocio, no te plantees cosas como: en
este momento estoy ocupado, el país no está bien, no tengo
dinero, no sé cómo hacer u otros peros o excusas. No importa
dónde estás, importa dónde quieres llegar. Es decir, planifica y
empieza a actuar, abre las puertas para que las cosas sucedan
(repasa los Cambio Organizar y Enfocar).
2. No postergues. Evita dejar las cosas para otro momento, haz lo
que tengas que hacer ya. Recuerda, nunca llegará el momento
ideal. El momento ideal siempre es ahora. Si por alguna razón
debes dejar para otro momento la acción, es importante que
conozca el planteamiento especial que explica mi hijo Tim Cibele
en su libro “Cambia tu actitud de M13rd4. Revélate y escapa de
la falsa zona de confort”. Puedes informarte AQUÍ. CLIC

Una buena técnica es la siguiente: respira profundo, luego


pregúntate ¿por qué no quiero hacer ____? Responde. Luego,
pregunta, ¿es importante que lo haga? Responde. Y por último,
respira profundo y di en voz alta, mientras expulsas el aire: “Este
es el momento para hacerlo”. Te sorprenderán los resultados de
usar esta técnica
3. Superar lo incomodo. Entiendo que en algún momento en el
camino para el logro de tu sueño, tengas que realizar alguna
actividad que no sea de tu agrado. En ese momento, te
recomiendo que no enfoques tu atención en lo que te desagrada,
enfócate en el resultado, en la meta. Visualízate logrando lo que
deseas. Te aseguro que de inmediato harás lo que tienes que
hacer, aunque no te guste.
Bueno hasta aquí lo que necesitas saber de esta Cambio, ahora de ti
depende si vas a tener actitud de triunfador(a) y vas a Dejar de ser
perdedor.
Ah… y no olvides comerte el pedazo de pastel de manzana.
Cambio 8. Visualización

El poder de escribir el guion de tu vida

“La razón por la cual la visualización tiene tanto poder es porque crea
fotos en tu mente donde te ves a ti mismo teniendo todo lo que quieres.
Estás generando pensamientos y sentimientos de que lo tienes en el
momento presente”
Rhonda Byrne

Es probable que hayas escuchado esta palabra en otro momento y te hayas


preguntado qué significa eso o los hayas intentado alguna vez pero te haya
costado demasiado hacerlo. Bueno, ahora te voy a aclarar algunos detalles
pero antes definiré el concepto.
Visualizar es poder recrear con la ayuda de nuestra mente y sentidos una
escena. Es decir, poder “dar vida” con nuestro pensamiento y sensaciones
a algo que deseamos o pensamos. En fin, visualizas todos los días, ya que
cada vez que te imaginas y logras crear “imágenes” sobre lo que puede
pasar en algo que esperas para el futuro, estás visualizando. Y, de manera
más común, se realiza un proceso parecido cuando recuerdas.
Pero, dentro de esta definición, tenemos que aclarar algunas cosas. Muchas
personas se preocupan cuando se le dicen que deben visualizar, pero por
mucho que lo intentan, siempre llegan a la misma conclusión: “por más
que lo intento no logro ver nada”. Pues bien, justo quiero dejar en claro ese
punto, la “visualización” es un término más genérico de lo que la mayoría
de las personas piensan, por ello, lo escribo entrecomillado.
Vamos al punto, no todas las personas son iguales en la manera que tiene
de percibir el entorno, esto lo deja en claro la Programación
Neurolingüística (PNL), cuando habla que hay 3 tipos de personas:
visuales, auditiva y sinestésicas. Es decir, hay quienes perciben el mundo
de manera visual, quienes lo hacen auditivamente y los que sienten o
huelen el mundo. Así que, “visualizar” es la recreación de una escena que
haces con tu mente y el sentido que predomina en tu percepción del
entorno.
Veamos un ejemplo práctico, si te digo, cierra los ojos y visualiza la
siguiente escena: estás en la cuarta planta de un edificio y te encuentras
frente a la puerta del ascensor esperando que llegue, el aparato llega, se
abre la puerta, te montas y aprietas el botón para bajar al sótano”. Según el
tipo de persona que seas, puede haber tres maneras generales de visualizar
esa escena:
1. Logras ver las paredes, la puerta del ascensor, cuando este llega a
la planta, cuando abre, ves su interior, entras, te volteas, observas
el panel de botones y detallas cuando tu dedo aprieta el botón que
tiene una “S”. En este caso, acabas de visualizar como una
persona que percibe el mundo con la vista.
2. Escuchas conversaciones en los apartamentos u oficinas de la
planta donde estás, oyes el ruido del motor del ascensor, oyes
cuando se frena ante ti, el ruido de las puertas al abrir, el timbre,
la música ambiental o la voz grabada que indica el piso y
escuchas cuando cierra para empezar a bajar. Pues, de igual
manera, acabas de “visualizar”, pero lo hiciste como una persona
que capta el mundo por medio de la audición.
3. Sientes el frío de la corriente que se cuela entre las rendijas de las
puertas de los apartamentos que están en la planta donde esperas
el ascensor. Llega el aparato y al abrir la puerta, la tocas sintiendo
el frio del metal y percibes el olor característico de estas cabinas.
Además, sientes en tus pies como cambió la contextura del piso
solido a un suelo de metal con cobertura de goma. Aprietas el
botón para bajar al sótano y sientes la presión sobre la yema de tu
dedo al empujarlo. También, acabas de visualizar pero como una
persona que entiende el mundo a través de las sensaciones y los
olores.
En los 3 casos has VISUALIZADO, aclarando que hay personas que
mezclan 2 y hasta las 3 formas de percepción. Así que, no te
preocupes más, todas las maneras son válidas. No te limites porque la
palabra visualiza denote “vista”. Para el efecto, veas, oigas o sientas
estás visualizando.
Ahora, ¿para qué te sirve visualizar? Cuando eres capaz de recrear en
tu mente con la participación de los sentidos, aquello que deseas
obtener y lograr como meta en la vida, estás empezando a darle
cuerpo a tus ideas y estás construyendo la realidad.
No existe nada en esto mundo que no haya estado inicialmente en la
mente de una persona. Los aparatos tecnológicos, las medicinas, las
recetas de cocina, las películas, los libros, la televisión, los edificios,
los automóviles y todo lo que te rodea, fue una idea en la cabeza de
una persona. La visualizó, le dio cuerpo, forma y momento en la
mente para luego llevarla a la realidad.
Te siempre presente, que la mente es el lienzo y tus pensamientos los
pinceles con los que pintarás tu realidad.
Así que, todo aquello que planificaste según lo indicado en el primer
Cambio, debes recrearlo en tu mente por lo menos una vez al día. Esto
no te llevará más de 5 minutos. Busca un lugar tranquilo, siéntate,
cierra los ojos, relájate y a visualizar. Vive en tu mente lo que quieres
con todos los detalles y, lo más importante, siéntelo como un hecho ya
logrado en tu vida. Grítale al universo, esto ya es mío, ya forma parte
de mi vida y quedo a la espera para recibirlo.
Hasta que no lo hagas, no sabes el poder que tiene esta técnica en tu
subconsciente y apertura de la mente. Empezará a abrirse un mundo
ante tus ojos, donde verás soluciones, recibirás informaciones y
conocerás personas que te llevarán al logro de tus sueños.
Pero, como te dije con anterioridad, el ser una persona triunfadora
necesita de una práctica continua, ya que, lo que te lleva a Dejar de
ser Perdedor, es usar todo lo aprendido con perseverancia y
manteniendo una actitud apropiada. Es decir, tienes que trabajar en ti
y contigo.
Bien, pero con eso solo no basta, hay cosas que tienes que mantener
como hábitos diarios para que tu mundo se convierta, día a día, en la
representación material de lo que deseas.
1. En primer lugar, el mantener un pensamiento positivo continuo, no
dejar que los pensamiento negativos tomen la dirección de tu estado
de ánimo. Pero, cuidado, no te digo que cuando venga a tu mente un
pensamiento negativo, te escondas de él, disimulando o tratando de
pensar en otra cosa. Al contrario de muchas técnicas, te recomiendo
que te detengas a observar el pensamiento negativo sin rechazarlo.
Déjalo estar, detalla que no es más que un pensamiento, no es una
realidad, si tú no se lo permites. ¿Por qué digo “si tú no se lo
permites”? Simple, la fórmula para que tus pensamientos positivos se
conviertan en realidad es la misma que hace que los negativos se
materialicen. Sí, te quedas con el pensamiento negativo y permites
que emocionalmente influya en ti, se convertirá en un pensamiento
recurrente, que creará esa realidad en tu vida. Lo mismo, sucede con
el pensamiento positivo, si te concentras en él y manejas una emoción
adecuada, sucederá todo aquello que debe pasar para que se convierta
en realidad.
Volvamos entonces, al punto de observar. Al decir esto, me refiero a
que debes detenerte en el pensamiento negativo, detallarlo y
desecharlo con frialdad como si fuera algo ajeno a ti. Al hacer esto,
descubrirás como los pensamientos que no sirven para lograr tus
metas, simplemente tienden a desaparecer y cada vez serán menos
recurrentes.
Entonces repasamos, llega el pensamiento negativo, lo observas como
algo que es ajeno a ti, no le das carga emocional y lo dejas allí
(desechas) hasta que desaparezca.
2. En segundo término, mantener la actitud adecuada y acorde con lo
que quieres ser. Es decir, si buscas ser un empresario de prestigio,
debes de comportarte como tal. En lo relacionado a como hablas,
como te vistes, como gesticula, como te relacionas con otros y más.
Sobre este punto, hablaremos en un próximo capítulo.
3. Perseverancia. Enfocar el objetivo. Mantén la concentración sobre
el objetivo, No importa si algunas de las acciones que realizas son
erradas. Planifica de nuevo y empieza a accionar otra vez, ya
aprendiste una manera de cómo no se hace.
En relación al invento de la bombilla eléctrica, Edison realizó más de
1.900 experimentos antes de lograr la apropiada. Posteriormente, en
una entrevista con algunos periodistas, uno de ellos le preguntó:
- ¿Cómo hizo para tener la paciencia de aguantar hasta llegar a
inventar la bombilla, cuando ya había fracasado más de 1900
veces?
A lo que el inventor respondió:
- Yo no fracasé más de 1.900 veces, yo aprendí 1.900 maneras
de cómo no se hace una bombilla.
Así que ya sabes, si quiere iluminar tu vida, persevera y persevera,
siempre lo lograrás.

4. Y por último, para que la visualización sea completa y no queden


detalles al azar, te recomiendo, de manera obligatoria que eches
es cuento completo sobre la meta que estás convirtiendo en
realidad. La mejor manera es con las 2 herramientas que te señalé
en la primera Cambio, lápiz y papel. Siéntate cómodamente y
escribes la escena del momento en el que tu sueño se está
convirtiendo en realidad, con todos los detalles, evita dejar algo
al azar.
Vamos con un ejemplo, tu meta es encontrar el amor de tu vida.
Entonces empiezas a escribir la escena de uno de los momentos en
que estás viviendo la experiencia. Este ejemplo, lo basaremos en que
quien escribe es una mujer:
“La tarde del (coloca la fecha para ubicar en el tiempo tu deseo) estoy
compartiendo con el hombre de mi vida a la orilla del mar. Le
acarició su cabello (coloca el color), le beso en la boca y observo
como me mira con sus ojos (color ojos), reflejando su amor profundo
hacía mí. Yo, también, le amo profundamente y somos absolutamente
felices. Al hablar, escucho con pasión sus palabras inteligente y
románticas (aquí ya pusiste dos cualidades que deseas en él, que sea
una persona preparada y romántica). Al rato, me habla de su trabajo y
el éxito que está teniendo con todos sus proyectos (más cualidades,
trabajador y exitoso). Más tarde caminamos por la playa tomados de
la mano mientras nos repetimos decenas de veces las palabras “te
amo”. En la casa nos esperan nuestras familias que están felices
porque estemos unidos y nos amemos tanto…”
Y de esta manera puedes escribir todo lo que desees poner en tu
historia. No dejes de hacerlo, ni te imagina lo mágico que será en el
logro de tus sueños.
Es importante que observes tres detalles, fíjate que los verbos están en
presente o presente continuo (observo, escucho, acaricio,
caminamos…). Evita usar verbos en futuro, ya que son
indeterminados y atemporales. Los verbos en presente, marcan un
aquí y ahora. Lo cual, tiene un efecto positivo en tus emociones.
Luego, te recomiendo que leas esa historia antes de acostarte, le
puedes corregir y/o agregar detalles, pero léela a diario. Y, al final de
la lectura, pregúntate: ¿Qué hice hoy para que este sueño se
materialice en mi vida? En este punto, agrega todo aquello que forme
parte de tu meta, no te limites (repasa la Cambio Romper límites). Los
detalles pueden ser muchos, aquí una pequeña guía: fecha, monto,
color, tamaño, hora, lugar, modelo, tipo, valor, temperatura, personas,
ambiente, país, marca, sonido ambiente, acompañantes y todo lo que
creas necesario.
Recuerda que tu eslogan es Deja de ser perdedor. Así que, no
subestimes ni deseches ninguna de las cosas que tienes que hacer.
Ahora puedes estar pensando, ¿cómo voy a tener la actitud de un
empresario, artista, profesor, amante, millonario… Si no lo soy? Pues,
simplemente decidiendo. Recuerda que se trata de atraer a tu vida lo
que deseas y la comunicación emocional que hagas de ello es muy
importante. Primero tú tienes que creer en lo que sueñas para que el
mundo lo cree y crea en ti. Recuerda que cuando te dijes que al
enfocar, provocas que tu subconsciente y el entorno empiecen a
generar la información que necesitas para lograr tu meta? Bueno, de
eso se trata, provoca que las cosas sucedan.
Cambio 9. Aléjate de lo nocivo.

El gusto de ser libre

“Muchas veces permitimos entrar en nuestro círculo más íntimo a los


chismosos, a los envidiosos, a gente autoritaria, a los psicópatas, a los
orgullosos, a los mediocres, en fin, a gente tóxica, a personas equivocadas
que permanentemente evalúan lo que decimos y lo que hacemos, o lo que
no decimos y no hacemos.”
Bernardo Stamateas

Es muy probable que en tu vida haya algunas realidades que sean


nocivas para desarrollarte y alcanzar las metas que te has planteado.
Debes entender como nocivo a ese algo que no ayuda en nada a tu
bienestar, produciendo obstáculos y provocándote desánimo. Los
“algos” nocivos son de diferente índole, personas, objetos o
situaciones, y, en cualquiera de sus presentaciones debes decidir
alejarles de ti para poder llegar al éxito.
Personas Nocivas.
Las personas nocivas, las podemos categorizar en tres grupos, no
limitativos, ya que algunas de ellas pertenecen fácilmente a los 3
grupos.
Las criticonas. Se caracterizan por ser seres que solo se dedican a
criticar lo que hacen los demás. Nunca tienen una palabra de aliento.
Siempre encuentra una razón para quejarse de ti, de su entorno y de
sus vidas. Su comportamiento es tan enfermizo que llegan a quejarse
de lo que nunca ha existido, existe o existirá, Sí, en serio, se quejan de
todo, su oficio es la queja.
Las perturbadoras. Este tipo es algo más sutil en el trato contigo.
Normalmente, no critica lo que haces, pero si lo perturba. Ya que
reflejan en ti sus necesidades. Hacen lo imposible por hacerte sentir
que la felicidad de ellas depende de ti. Y, por su puerto, si dejas que te
influyan con esa visión, irás postergando tus sueños para evitar
hacerlas infelices. Dejemos en claro algo, tú no estás haciéndole feliz
o infeliz a nadie con tus acciones. Ya que la felicidad de cada quien
depende de sí mismo. Por lo tanto, hagas lo que hagas no provocas
infelicidad. Ya que esa emoción depende de la visión particular que se
tenga de la vida. Esta clase de personas nocivas son las manipuladoras
emocionales, buscan mantenerte bajo su dominio con
comportamientos que te hagan sentir mal, impidiéndote vivir tu vida y
desarrollarte como persona.
A continuación, una historia real, que refleja este tipo de
comportamiento, vivida por una mujer joven, que tuve algunos años
en mis entrenamientos:
Ana (nombre ficticio para resguardar el secreto profesional) decidió
que se iba a vivir con el novio después de seis meses de relación. En
este punto todo era normal, pero el detalle estaba en estas dos cosas:
se iban a otra ciudad y ella era hija única que vivía solo con su madre.
Más allá, de vivir con el novio, Ana quería salir del yugo dominador
de la mamá, que siempre la había manipulado emocionalmente para
obligarla a hacer lo que ella quería. La decisión estaba tomada, así que
se enfrentó a su progenitora:
- Mamá necesito decirte algo. He decidido irme a vivir con mi
novio, pero además, a él su empresa lo está trasladando y nos
vamos a ir a otra ciudad.
La señora se le quedó viéndo sin decir ninguna palabra. Un minuto
después le empezaron a brotar pequeñas lágrimas en los ojos y
arrancando el llanto dijo:
- ¿Cómo que te vas? ¿Me vas a dejar sola ahora que estoy
vieja? ¿Solo te tengo a ti? ¿Así me agradeces todo lo que he
hecho por ti? ¿No me puedes hacer esto? ¿Así no se trata a una
madre?
Ana la dejo llorar por unos minutos y le dijo:
- Mamá, yo no estoy haciendo nada en tu contra. Lo que hago
es por mí y mi felicidad.
A la semana, la joven se despidió y se fue de la ciudad con el novio.
Durante unos seis meses ambas mantuvieron conversaciones
telefónicas casi a diario. Cada vez que hablaba, la madre lloraba, le
decía lo sola y triste que se sentía y le recordaba lo mal agradecida
que había sido por irse, dejándola sola.
Pasado ese tiempo, Ana decide hacer un viaje sorpresa para visitar a
la mamá. Al llegar a la casa donde habían vivido juntas por muchos
años, sacó su llave de la cartera y abrió con cuidado la puerta.
Escuchó la voz de su madre al fondo, hablaba con alguien:
- Pues sí amiga, estoy muy contenta por como le va a mi hija.
El novio le ha resultado un gran hombre, trabajador y la tiene
viviendo muy bien. La noto muy contenta cada vez que hablamos
por teléfono. Incluso, empezó a estudiar una carrera en la
universidad y está pintando cuadros, tú sabes que eso siempre le
ha gustado. Si ella es feliz, yo soy feliz.
¿Qué te parece? Tal y como lo estás pensando. La madre la manipulaba
por egoísmo, ya que se sentía sola. Pero, en el fondo estaba feliz por la
vida que estaba teniendo su hija.
¿Qué habría pasado si Ana se hubiese dejado manipular de nuevo por su
madre? Las conclusiones las puedes sacar tú. Las circunstancias de la vida
le permitieron alejar de su vida a una persona nociva y todo empezó a
fluir. Estaba feliz, había iniciado una carrera universitaria y se estaba
dedicando a la pintura artística, actividad que siempre le había apasionado.
En resumen, Ana decidió Dejar de ser Perdedor.
Las entorpecedoras. Las personas nocivas que integran este grupo, pueden
ser las que tienen el comportamiento más dañino. Son seres que no te
criticarán en nada de lo que hagas, no te manipularán emocionalmente y es
posible que sean muy cariñosas. Pero, harán todo lo que esté dentro de sus
posibilidades para sabotear cualquier cosa que quieras hacer, si siente que
de alguna manera, lo que tú quieres, es incómodo para sus vidas. Aclaro,
este tipo de seres nocivos, no tendrán medida para entorpecer el camino
hacía tus metas con cualquier medio del que puedan disponer. Tomemos el
caso de Ana, si su mamá hubiese pertenecido a este grupo, su relación
nociva no hubiese sido en base a la manipulación emocional. Muy por el
contrario, probablemente se hubiese mostrado comprensiva y hasta la
hubiese alentado a hacerlo. Pero, hubiese buscado la manera de evitar que
se pudiera ir. ¿Cómo? Te preguntas. Bueno, la imaginación no tiene
límites, entre las más comunes: se hubiese inventado una enfermedad,
habría hablado con el novio para manipularlo, hubiese llenado la cabeza de
Ana de dudas e inseguridades, podría haber creado una situación negativa
en la casa para que tuviese que retrasar la partida y muchísimas otras
formas. Este tipo de personas nocivas son las más difíciles de reconocer,
pero cuando ya lo hiciste, aléjate definitivamente de ellas.
Debes entender que alejarte de una persona nociva, bien sean padres, hijos,
abuelos, hermanos, parejas, otros familiares, amigos, compañeros, vecinos,
jefes o relacionados, no significa que no les aprecie o les ames según sea el
caso. Simplemente, no deseas que sigan dañando tu vida.
Ahora, una pregunta que me hacen mucho, ¿es necesario alejarse de ellos
para toda la vida? La respuesta es no, después de que ya eres una persona
que tienes el dominio de tu vida e hiciste los cambios necesarios, le puedes
permitir la entrada de nuevo, no te afectarán en nada.
Los objetos nocivos.
Las personas son solo un elemento entre lo que puede impedir tu
desarrollo como persona y entorpecer el camino al éxito. De igual manera,
los objetos nocivos tendrán esa consecuencia en ti. Es importante aclara,
cosa que he hecho en varias oportunidades en este libro, que la calificación
de “nocivo” es propia de cada quien. Por lo que, más allá de que de
algunos ejemplos, su efecto negativo solo dependerá de lo que creas sobre
ello. Esto va un poco dentro de la filosofía del ho´oponopono.
En el libro “Cero límite” de Joe Vitale sobre esta disciplina milenaria de
origen Hawaiano, el autor narra una escena con el actual mayor exponente
del ho´oponopono, el doctor Len, que refleja lo que quiero decir:
“Un día Dr. Len quería conseguir un lugar donde comer. Era un día lunes
por la mañana, temprano. Estábamos en mi pequeña ciudad, donde todos
están ocupados en entretener a los turistas que vienen el fin de semana y
muy a menudo cierran los lunes para descansar. Había un solo lugar que se
me ocurría que podría estar abierto. Un almacén de hamburguesas llamado
Burger Bam…” “Una hamburguesa, ¡suena grandioso!” dijo, obviamente
entusiasmado.
“¿Está usted seguro?” le pregunté.
“¡Oh, sí! Me encantaría una buena hamburguesa”.
Fuimos hasta allí, estacionamos, entramos y nos sentamos. El menú no
tenía para elegir mucha comida sana y natural.
“Tomaré una con doble carne, doble queso, en pan blanco”, ordenó Dr.
Len.
Estaba atontado. Eso, a mi parecer, era una comida para un ataque al
corazón.
¿Doble carne? ¿El queso? ¿Y pan blanco? No lo podría creer. Tampoco
podría creer que ordené lo mismo. Me imaginé que si era lo bastante bueno
para el chamán, debería ser bastante bueno también para mí.
“¿No está preocupado por el queso, la carne y el pan?”, le pregunté.
“De ningún modo”, dijo. “Tomo un chili dog cada mañana en el desayuno.
Me encanta esto”.
“¿Le encanta?”
“La comida no es peligrosa”, me dijo. “Sus pensamientos sobre la comida
son peligrosos”.
Un poco después, Vitale habla del momento cuando lleva al maestro del
Ho´oponopono al sótano de su casa y le descubre una caja de cigarrillos,
manteniendo el maestro la misma posición anterior. Al final, el escritor
termina concluyendo:” Otra vez estaba aprendiendo que la llave para Dr.
Len es amar todo. Cuando usted ama algo, eso cambia. Fumar es malo
cuando usted piensa que es malo. Las hamburguesas son malas cuando
usted piensa que son malas.”
Con esto no quiero hacerte cambiar de ninguna manera tus conceptos
sobre las bebidas, comidas, sexo, drogas, sedentarismo, ejercicios o
cualquier otro tema. Justo ese es el punto, lo que creas de ello es lo que
influirá en tu vida dañándote o no.
Y, justo aquí, es donde entran las cosas nocivas. Por ejemplo, Sí piensas
que ver televisión la mayor parte del tiempo es poco útil, te quejas de estar
perdiendo tus días frente a una pantalla. Entonces, tienes una opinión
negativa sobre ello. Lo que, significa que la televisión es una cosa nociva
en tu vida. Pues, la solución es alejarla de tu vida, dejar de sentarte a
“perder el tiempo” tan seguido.
Piensa y realiza otras actividades, actividades que estén más en la línea de
lo que quieres lograr. Un caso de probable objeto nocivo de nuestros
tiempos es el teléfono móvil. Pero, solo lo es si crees que de alguna
manera perjudica la capacidad para lograr hacer realidad tus metas. Sí para
ti, estar en las redes sociales todo el tiempo es inspirador y lo que lees allí
se convierte en temas para tus libros, guiones, pinturas o artesanía. Pues,
deja de ser un objeto nocivo en la medida que la dedicación que des a las
redes sociales no impidan que desarrolles y materialices en objeto reales tu
inspiración.
En resumen, aléjate de todo aquello que sabes que no está ayudando a
hacer realidad tus sueños. Levántate del sillón y deja de ver películas, si
sabes que tu sobrepeso es un impedimento para ser el actor o actriz que
sueñas ser. Sal a caminar, crea una rutina de ejercicio y aléjate de las cosas
nocivas. Y, de la misma manera, con todo aquello que tengas consciencia
que te perjudica a nivel de cosas (objetos) que consumes o usas. Aquí
otros ejemplos, duermes poco y siempre te sientes agotad@, lo que te
impide tener ánimo y energía para cumplir con las actividades para lograr
tus metas. ¿Cuál es la razón el colchón, ruido de la calle, sábanas viejas,
almohada u otras? Pues, aleja lo nocivo, busca la solución. Llegas a la casa
y te bebes un par de cerveza antes de cenar. Después de comer, la
combinación bebida y comida crea un sopor en tu cuerpo y pierdes el
deseo de hacer algo que no sea ver televisión o acostarte. Simple, revisa
probando en no beber las cervezas o cambiar el tipo de alimento que
consumes. La solución la encontrarás y, si quieres Dejar de ser Perdedor,
sabrás de qué alejarte.
Las situaciones no deseadas.
Son otro motivo que producirán efectos nocivos en tu vida. No vamos
hablar de situaciones que no puedes controlar por naturaleza, ya que de las
de este tipo debes vivirla y superarlas, como es el caso de la muerte de
alguien querido o allegado. Pero, de igual manera, en estos casos, hay
situaciones nocivas que debes evitar. Por ejemplo, reunirte con otros
dolientes para llorar y lamentarse por la pérdida. Ese tipo de situaciones
provocarán que te deprimas y caigas en un estado, del que tardes largo
tiempo en recuperarte, perdiendo un tiempo valioso para llegar donde
quieres estar. Que te duela la partida de alguien puede ir perfectamente con
que regreses inmediatamente a tu vida normal, solo tú sabes cuánto le
amabas y no necesitas ocuparte de lo que otros puedan pensar de tu
comportamiento (Revisa el Cambio 3 No aprobación).
Situaciones nocivas pueden haber muchas, reuniones donde no quieres
asistir, fiestas que no te gustan, paseos dominicales que te hacen perder el
tiempo, discusiones sobre temas que deprimen o desestimulan y de seguro
te vienen a la mente muchas otras. Pues, entendido, debes alejarte de ellas,
no adquieras compromisos negativos, no digas sí cuando quieres decir No
(Revisar Cambio 5. Aprender a decir No). Evita hacer cosas por
obligación, a no ser que sean para el logro de tus objetivos o por asuntos
de vida o muerte tuya o de terceros, pero creo que dado este último caso,
no lo harás por sentir obligación sino por voluntad absoluta.
Cuando vayas a hacer algo, hazlo porque así lo deseas, repito la excepción
está explicada en el Cambio 1. Organízate, y nunca para complacer a otro
o porque te sientes obligad@.
Pero, ¿y los sacrificios?
Bueno, para mí, los sacrificios existen solo en los rituales de algunas
sectas. Ya que en la vida cotidiana no hay sacrificios, lo que existen son
malas decisiones. Uno de los peores errores que puede cometer el ser
humano es tomar la decisión de actuar de manera contraria (sacrificar) a
como lo desea y siente que debe hacer, a favor de un tercero. De principio,
pareciera duro, pero no lo es, más duro es destruir tu vida por la vida de
otro, cuando ambos pueden tener lo mejor si tomas la decisión adecuada.
¿Viste? No es egoísta, todo lo contrario, es hacer de manera correcta lo
que debes hacer para que ambas partes salgan favorecidas. Ya que si no lo
haces así y “sacrificas” tarde o temprano te arrepentirá y la victima de tu
rabia terminará siendo aquella persona o situación por la que te
“sacrificaste”. Vamos con un ejemplo muy típico:
El sacrificio de las madres. La joven está en el primer año de universidad,
conoce a un muchacho y se enamora. Se juntan y viven su amor. Un buen
día descubre que está embarazada, después de llantos y dudas, decide tener
su hijo. Pero, se presenta el primer problema, el padre desconoce su
paternidad y ella tendrá que enfrentar sola la manutención del niño. Así
que, por el bien del bebé hace el “sacrificio” de dejar la universidad para
buscar un trabajo que le produzca el dinero para los gastos de ella y el
niño. Todo sigue normal, el muchacho crece, se convierte en un hombre y
decide vivir su vida. Se acerca a la madre que lo había “sacrificado” todo
por él y le dice:
- Madre, me voy a recorrer el mundo.
La mujer casi sin respirar, empieza a llorar y le grita:
- Te vas a ir y dejarme sola, Después de todo el sacrificio que
hice por ti. Hasta abandoné la universidad para criarte y que no te
faltara nada. ¿Así agradeces todo mi sacrificio?
Ok, hasta aquí el melodrama, ¿lo has escuchado o vivido alguna vez? Es
muy probable que sí. La persona por la cual se hizo el sacrificio termina
siendo la victima de la rabia producto de una decisión equivocada.
En vez de “sacrificar”, en este caso, la madre pudo haber estado con él los
primeros meses y después haberse organizado (recordar Cambio 1.
Organízate) para volver a la universidad y, paralelamente, ganar el dinero
suficiente para mantener a su hijo.
En resumen, no hubo un sacrificio, solo hubo una decisión equivocada. Lo
único cercano al sacrificio es cuando decides dejar algo de corazón porque
sientes que serás mucho más feliz con lo otro, pero claro eso no es un
sacrificio, es una decisión correcta.
Por lo tanto, aléjate de lo nocivo, si quieres dejar de ser Perdedor
Cambio 10. Ni Juzgar, Ni Controlar

Lo fantástico de ver, actuar y dejar que todo suceda

“El juicio es uno de los pensamientos que causa mayor problema en el ser
humano.”
René mey

En este cambio el número 10 vamos a hablar de dos aspectos importantes


para mantener una vida libre de actitudes pendejas y de comportamientos
pendejos.
En primer lugar, me refiero al juicio. Es decir, cuando pones etiquetas,
cuando pones calificativos a las cosas que te rodean, a las personas que te
rodean, a ti mism@ o a las cosas que te suceden.
Cuando te dedicas a calificar de bueno o malo, tu día a día. Entiende algo,
ya lo escribí en otro momento de este libro, lo bueno o malo es sólo la
definición personal que se tiene sobre algo. Y ¿por qué es una definición
personal? Porque nace de lo que has aprendido. Lo que puede ser malo
para algunos, no necesariamente es malo para otros.
Por ello, debes entender algo definitivo, el juicio no es más que el veneno
del alma. Cuando te dedicas a enjuiciar negativamente a los demás, cuando
no dejas de criticar con calificativos peyorativos lo que sucede a tu
alrededor, no estás haciendo más que reflejar lo que tienes dentro de ti.
Donde aquello que dices de las personas o de lo que está sucediendo no es
más que lo que eres tú.
Por lo tanto, debes aprender a dejar de enjuiciar, ya que el juicio siempre
va a limitar tu visión Y si tienes limitada la visión pues, simple y
llanamente, se va a limitar el camino hacia tus metas y el logro de tus
sueños.
Ahora bien, a qué me refiero cuando digo que el juicio no es más que un
aprendizaje en la vida. Explico, desde que naces, empiezas a recibir
concepto, a recibir etiquetas, recibir calificativos sobre diferentes
situaciones. Vas aprendiendo visiones sobre las personas, sobre el entorno,
sobre el mundo, sobre los comportamientos y ese aprendizaje lo guardas
en el subconsciente.
Posteriormente, cuando sucede algo igual o parecido a lo que has
aprendido, tienes una manera de definirlo como malo, terrible, triste,
alegre, feliz, bello o cualquiera de los calificativos que quieras usar. Eso
que guardas en el subconsciente, es lo que se conocemos como creencias.
De seguro, has escuchado muchas veces sobre creencias limitantes, ese
aprendizaje que has obtenido de la vida y que te hace ver de una manera
particular cada situación.
Esta forma especial de entendimiento te hace creer que lo que tienes
aprendido de cada situación es la realidad.
Pero, eso es falso, ya que describe una visión muy particular de ver el
mundo, tu visión. Lo cierto es que, hay cientos de visiones diferentes
sobre el mismo hecho o circunstancia de la vida. Y. ¿por qué sucede esto?
Porque cada quien aprendió según su vida y le puso una etiqueta, le puso
un calificativo y creo su juicio particular sobre la situación.
Por esta razón, muchas veces no coincidimos con otras personas en nuestra
manera de ver el mundo. Lo mejor es evitar los juicios, en el momento que
lo haces, simplemente estás evitando limitar tu visión de la vida.
Las creencias definitivamente son bastante limitante, hay creencias
positivas y que te expanden pero me estoy refiriendo a las negativas o
limitantes. Por ejemplo, si tienes una manera de ver el mundo en relación
al dinero, esta visión va a marcar tu relación con el dinero.
Sí aprendiste que el dinero es sucio o es dañino o las personas que tienen
dinero son personas malas, pues simplemente eso va a definir tu relación
con el dinero y el definir de esa manera la relación con este, el dinero no
va a estar en tu vida ya que inconscientemente crees que es algo malo,
negativo y dañino, ya que es tu aprendizaje y por lo tanto creas un valor
ético sobre él.
Sí el dinero es sucio y tú no eres una persona sucia (es un valor en ti, es
decir eres honrada), simplemente el dinero no debe de estar en tu vida,
sencillo ¿no?
Ahora pregunto, ¿esa es una verdad en la vida, realmente al dinero es
bueno o malo? El dinero no es más que el producto de lo que haces como
trabajo en tu vida, por lo tanto, no puede ser ni bueno ni malo, el dinero es
simplemente eso, dinero.
Cuando recibes el aprendizaje que se convertirá en creencia, sucede lo
siguiente: lo que estás aprendiendo, bien sea bajo una experiencia propia o
bajo un aprendizaje porque alguien te lo enseñó, lo relacionas con una
emoción y lo archivas de esta manera.
Por ejemplo, si algo aprendido, lo etiquetas como dañino, asocias el
aprendizaje con una emoción de miedo o de rabia y lo guardas como
archivo en el subconsciente. ¿Qué va a suceder?, que cada vez que se
presente una situación similar, una persona similar o una palabra similar en
tu vida, inmediatamente el cerebro va a tratar de asociar el momento y
encontrará ese archivo donde está relacionada esa persona, esa situación o
esa palabra y manifestarás de seguida la emoción en tu vida.
Al entender esto, te puedes dar cuenta del problema que significa tener
creencias limitantes, ya que te va a ser imposible avanzar cuándo generas
una emoción negativa ante una situación, por simple asociación,
emitiendo un juicio inmediato, sin pensar que esta es una nueva realidad y
no tiene por qué estar relacionada con la anterior.
Entonces, resumiendo, una creencia limitante nace de un juicio que has
aprendido sobre una situación o una persona, haciéndote sentir una
emoción asociada previamente guardada en el subconsciente. Lo que, hará
que de manera inmediata te comportes según la emoción que estés
sintiendo.
Vamos con un ejemplo, estás en la búsqueda de un nuevo trabajo sobre un
tipo de labor que te encanta realizar, y trabajas a diario con algunos de los
cambios aprendidos en este libro para lograr la meta. Un noche, te invitan
a una fiesta donde te presentan a alguien, quien es, esa persona que está
llegando a ti, por tus trabajos de enfoque, organización, visualización y
otros para darte la oportunidad o la información necesaria para que logres
tu sueño, pero el momento que te la presentan, inmediatamente sientes un
rechazo hacia ella y no sabes por qué. Claro, tampoco sabes que es la
persona que has atraído a ti por todo lo que has hecho y que viene a darte
lo que necesitas para lograr la meta. Simplemente, siente rechazo, sientes
algo parecido al miedo, le saludas por educación y busca una excusa
rápida para alejarte de él. Esa emoción que sientes, seguro tiene que ver
con algo que ha sucedido en tu vida y tienes guardado en el subconsciente
como un aprendizaje, es tu verdad.
Resulta que, esta persona tiene el cabello ensortijado y lleva bigotes
poblados, y en algún momento en de tu vida, tuviste una experiencia
negativa con alguien parecido y el cerebro lo que hizo fue, relacionar a
esta nueva persona por su característica física con la emoción negativa
que tienes archivada y se manifiesta el rechazo.
¿Qué acaba de suceder? acabas de perder la oportunidad de lograr el
cambio que deseabas, tan solo por asociar dentro de la mente, unos bigotes
poblados y un cabello ensortijado. ¿Tiene algún sentido perder la
oportunidad por una asociación mental y parcial sobre la realidad?
En definitiva, lo importante es aprender a no enjuiciar, en el momento que
te vengas un juicio a la mente, que sientan incomodidad, que sienta algo
qué decir de manera de etiqueta sobre alguien o sobre alguna situación o
alguna cosa evítalo. Así te darás el permiso de decidir sobre vivir la
experiencia y ver qué pasa.
Pero, las visiones limitadas no se basan en los aprendizajes de este tipo,
también se manifiestan en algo que se conoce como falsa necesidad del
ego. Es decir, sobre falsas creencias en relación a la vida y que pensamos
que son importante para realmente realizarnos como personas.
Hay básicamente seis falsas necesidad del ego. Las cuales puedes revisar
de manera completa, incluido realizar test para decidir cual está
influenciado en tu vida en mi libro “Terapia Emocional. El secreto detrás
del secreto”.
Dentro de las falsas necesidades del ego, esta la necesidad de aprobación
que ya estudiaste como uno los cambios en este libro (revisar Cambio 3.
Necesidad de aprobación).
Por otra parte, hay otras falsas necesidades del ego como la necesidad
identidad, donde percibes que debes separarte de una manera u otro del
resto de la humanidad. La necesidad de control que escribiré sobre ella
más adelante, la necesidad de éxito, la necesidad de apego y la necesidad
de estabilidad, para mejor entendimiento de ellas, te invito a leer el libro
que te indique antes.
En resumen, cuando etiquetamos, calificamos y enjuiciamos estamos
aceptando como verdad absoluta, lo que no son más que verdades
relativas. Me explico, puedes aceptar cómo verdad relativa que hay
personas con actitudes o comportamiento que no son los apropiados según
lo entiendes por el aprendizaje que tienes. Pero, al aceptar este
conocimiento como una verdad absoluta, limitarás tus relaciones en la
vida, alejándote de personas que según tu entendimiento no se comportan
como crees que deben hacerlo. Pero, dentro de tu supuesta verdad
absoluta, hay decenas de verdades relativas, como al final es la tuya, que te
enseñarán que no todo aquel que tiene el tipo de actitud o comportamiento
que enjuicias, es mala o negativa. Las habrá muy malas, medianamente
malas, algo malas, regulares, casi buenas, buenas y excelentes, evita
enjuiciar según tu verdad.
Cuando aceptas la verdad relativa como verdad absoluta, limitas
absolutamente la visión del mundo y al limitar esta visión, frenas las
posibilidades de desarrollarte como persona. Por ello, lo mejor para dejar
de ser perdedor en es este momento, es evitar las etiquetas y los juicios.
Logrando que las verdades relativas no se conviertan en verdades
absolutas que limiten tu vida en la excelencia.
Deja que las cosas, circunstancias y personas sean como son. Esto hará que
te enfoques más en ti y evitarás permitir que una relación pensamiento-
emoción negativa, pueda perjudicar tu desarrollo diario.
El camino hacia tus metas está reñido con los calificativos negativos a las
personas, situaciones y cosas, si continúas en ello, no estarás más que
limitando tu vida. Por lo tanto, no es más que un comportamiento pendejo.
____________
“- Mi viejo amigo, el panda jamás realizará su destino ni tú el tuyo hasta
que abandones la ilusión de control.
- ¿La ilusión?
- Sí. Mira este árbol Shifu, no puedo hacer que florezca cuando yo quiera,
ni hacer que dé fruto antes de tiempo.
- Pero hay cosas que podemos controlar. Puedo controlar cuando caerá la
fruta. Y puedo controlar dónde plantar la semilla. Eso no es una ilusión,
maestro.
- Es cierto. Pero no importa lo que hagas, esa semilla se convertirá en un
durazno. Podrás desear un manzano o un naranjo, pero vas a tener un
durazno.”
Película Kung Fu Panda

La segunda parte de este cambio se refiere a No Controlar, que va


totalmente asociada con el hecho de No Etiquetar.
¿Qué es exactamente controlar?, antes escribí sobre de la falsa necesidad
del ego, y está es otra falsa necesidad de esa voz interior. Esa voz con la
que mantiene un diálogo interno a diario, te dice que, si tú no haces las
cosas y estás atento a lo que sucede a tu alrededor, nada va a funcionar.
Así es, el ego te obliga a creer que debes controlar tu entorno y a todas las
personas que están en él, para que tu vida funcione.
Te aclaro algo, esto es una gran mentira para la vida en general. Podrías
ser que, a nivel laboral, esto sea una verdad. Probablemente, el control sea
parte de tu trabajo y seguro allí esto puede ser aceptado. Pero, en la vida
cotidiana ese es un gran error, que te obliga a sentir una ansiedad continua
y te hará cometer errores.
No necesitas controlar nada para que funcione tu vida y para que funcione
tu entorno. En la medida que controlas, manifestarás emociones de
ansiedad intensa que van a hacer que te equivoques, ya que te precipitarás
en la toma de decisiones, tratando de que se den los resultados que buscas.
Mayormente, estas decisiones, solo traen como resultado el fracaso.
Además, el ser una persona controladora, queriendo dirigir la vida de
quienes te rodean, generarás emociones de rechazo en ellas, quedándote
sol@ en la vida. Evita el control, evita controlar a los demás y evita el
control de lo que sucede a tu alrededor.
Ahora, te preguntarás, ¿qué tiene que ver esto con vivir en la excelencia?
Simple, nada te va a funcionar, si te dedicas a buscar que los resultados se
den de manera inapropiada y ansiosa, ya que nos has permitido el
desarrollo natural de las cosas. Deja que los hechos vayan sucediendo y
limítate a hacer aquello que debes hacer, sin tratar de provocar que los
resultados se den mucho más rápido.
A veces, se cree que no se están dando los resultados que esperas, ya que
las situaciones que se te presentan no son como las habías imaginado. No
te preocupes por cómo van sucediendo los acontecimientos, si estás
realmente bien enfocad@ y cumpliendo con todos los cambios que te
habla este libro, estás en el camino que te va a llevar al logro de tus
sueños. Ese camino no tiene por qué parecerse a la ruta que habías
imaginado. No necesariamente va a ser igual, pero el hecho que no sea
igual, no significa que no sea el camino que te va a llevar a lograr lo que
deseas.
Por lo tanto, es importante que no controles y dejar que todo fluya, Cree en
la capacidad de tus posibilidades Justamente, a este dejar fluir y hacer lo
que se debe hacer es lo que puedes llamar Fe. Trabaja según el plan que
creaste (revisar Cambio 1, Organízate). Sin provocar resultado y sin
esperar que estos sean como tu pensaba que era lo mejor. Disfruta tu
camino hacia el éxito, ya que el resultado será el adecuado en relación a lo
que vayas haciendo de manera inteligente.
En resumen, cuando hablo de No Controlar, lo que digo es que, controles
de otra manera. O sea, es una manera de controlar. Pero, una manera de
controlar mucho más sencilla, mucho más dinámica y mucho más efectiva,
que no te causará ningún tipo de ansiedad saboteadora.
Es decir, controla sin controlar, simple y llanamente, cómo te señalé antes,
haciendo lo que tienes que hacer y dejando fluir. Si lo haces así, de manera
natural, es imposible que llegues a un resultado diferente, si estás
haciendo lo que debes hacer. Por lo tanto, permite que los resultados se
den, no te conviertas en un obstáculo ansioso.
Es sencillo, si estás en el camino correcto y trabajando en la manera
correcta, el resultado va a ser el que deseas. Es decir, realiza aquellas
cosas que estén dentro de la planificación y permite que el conjunto de
todos los cambios que estás aprendiendo en este libro, conformen una sola
fuerza para lograr hacer realidad tus sueños.
Así que, no lo olvides, Deja de ser Perdedor, deja de querer controlar
aquello que no vas a poder controlar nunca, sólo podrás controlar aquello
que decidas hacer, y es haciéndolo.
Cambio 11. Dando vida a la vida

El ser antes que hacer

En muchas ocasiones has escuchado la frase “primero ser y luego estar”,


pero, ¿qué significa esto? El ser se basa en mantener tu atención en ti, en
estar consciente de que existes. Saber, a cada momento, que respiras y
sientes más allá de lo que tus sentidos están percibiendo. Es recordar que
“detrás de tus ojos” hay un observador, hay un ser que está divisando el
mundo. En mis conferencias, hago una pregunta repentina que sorprende a
muchos de los presentes: ¿en este momento están conscientes que están
sentados sobre sus nalgas? Es muy probable, que al escuchar la pregunta
hayas caído en cuenta que tienes glúteos o espalda, si te encuentras
acostad@.
En este momento, detente po un instante y toma consciencia de que estás
respirando, seguro sabes que lo haces, pero ¿cuántas veces tomas
consciencia de ello? Seguro son muy pocas.
El ser no solo se limita a saber que tienes un cuerpo biológico, también,
integra en un todo tu mente y tu espíritu. ¿Sabías que tienes un espíritu?
Que esa persona que está leyendo, no es Juan, Antonio, María, Luisa o
como te llames. Que realmente más allá de tu físico hay un ente que te
hace ser quien eres.
Además, tienes una mente, ese algo que te hace tomar consciencia del
mundo y que te permite conocerlo en base a tu aprendizaje o ego.
Estos tres elementos deben de ser integrado cuando deseas vivir en la
excelencia. Sería un error decirte que tendrás y vivirás tu vida soñada sino
atiendes estos componentes. Ya que difícilmente podrás lograr tu meta si
tu físico no está en las mejores condiciones, si tu mente no deja de
mantener una actividad irracional que te impida enfocar tus objetivos o
que tu espíritu no tenga contacto con estos dos y manteniéndote alejad@
de quién verdaderamente eres.
La importancia de ser, se basa en la necesidad de integrar mente, cuerpo y
espíritu en un todo. No te estaría ayudando en nada, si te indico cómo
planificar tu vida para obtener lo que deseas y al final del camino, cuando
lo hayas obtenido, estés enferm@, con problemas de estrés o sin paz
interior.
Debes lograr la conexión total para que puedas disfrutar con libertad todo
aquello que estás empezando a hacer realidad, haciendo los cambios
indicados en este libro.
En resumen, lo que te quiero hacer entender es, que debes dedicar un
tiempo, todos los días, para ti, para tu ser. No un tiempo para aprender a
cómo ganar más dinero, no un tiempo para poder sentarte a planificar
negocios, no un tiempo para reuniones profesionales, no un tiempo para
estudiar, hablo de un tiempo para tu cuerpo, mente y espíritu.
Entendido esto, veamos cómo puedes hacer para lograr que el tiempo que
dedicas a eso tres componentes del ser, sea de calidad y realmente
efectivo. No olvides, como ya has leído en este libro, solo te voy a dar
recomendaciones, tú sabrás que es lo mejor para ti y que logrará en ti el
efecto buscado, no hay una receta para todos.
El cultivo de la mente ayuda a mantener en orden los pensamientos, lograr
ideas más claras y mantener la tranquilidad. Dentro de tus esquemas de
organización (repasar Cambio 1. Organízate), planifica cómo vas a hacer
para dedicar un tiempo a diario para mantener tu mente sana,
permitiéndote tomar consciencia de tus pensamientos y de quién eres.
Existen actividades muy sencillas que te van a ayudar a mantener la mente
relajada y disminuir el estrés. Puedes escuchar música, te podría decir que
tipo de género musical es mejor escuchar y cuáles según los científicos no
son buenas para el relax mental, pero como te he dicho, solo tú sabes que
es lo mejor para ti.
Lee todos los días, no importa si es alta literatura, triller, romántica o
ensayos políticos. Lo importante, es que leas a diario temas que te gusten y
te relajen, permitiéndote hacer volar tu imaginación. Si te recomendaría,
que no leas temas relacionados con tu trabajo o aprendizaje profesional, si
aprendiste bien el Cambio 1, ya tienes una planificación para ello. El
objetivo de este Cambio es el tranquilizar la mente y relajarte.
Reúnete con buenos amigos por lo menos dos veces a la semana y
conversen de cosas triviales o de temas interesantes no polémicos.
Simplemente, reúnanse para disfrutar.
Por lo menos, una vez por semana, ve una buena película o documental,
disfrútalo enteramente, olvida el trabajo o cualquier otra preocupación y
sumérgete en las escenas, los diálogos y la fotografía del film. Sobre ¿qué
ver?, esa es tu decisión. Si el terror te relaja, pues bien. Pero, si te causa
tensión, muy mal. Repito, tú sabes que te conviene y es mejor para ti.
Estas son algunas de las actividades que puedes hacer para lograr la
integración con tu mente, eres libre de decidir cuál agregar según tú lo
creas mejor.
Por último, te puedo decir que deberías evitar, ya que los puntos que te
señalaré a continuación suelen ser muy irritantes y causar tensión. Evita
los noticieros o, por lo menos las noticias de sucesos y policiales. Por otra
parte, con educación e inteligencia, aléjate de conversaciones polémicas y
que te puedan irritar. No escuches lamentaciones de otros, hasta que
aprendas a liberar tus emociones, ya que de seguro te van a influir. Evade,
evita, huye, en esto no hay cobardía. Justo, al contrario, tienes la valentía
de estar decidiendo que tú eres lo más importante en tu vida.

“Mens sana in corpore sano”


Décimo Junio Juvenal

Esta cita en latín, del poeta satírico romano. encierra una profundidad
indiscutible: mente sana en un cuerpo sano. Por ello, como señalé
anteriormente, los tres elementos de este cambio debe de ir integrados para
obtener una total armonía. Así que, el cuerpo debe ser cuidado, ya que
mientras mantengas la salud en él, la mente y espíritu pueden lograr
integrarse en un trío que es absolutamente necesario mantenerte en
excelente funcionamiento.
Ahora, veamos cómo cultivar el cuerpo. Hay dos principios básicos. El
primero es que debes suministrar a las células aquellos alimentos que le
nutran y le permitan cumplir sin problemas con sus funciones. Esto va de
la mano, con mantener en forma la estructura corporal con ejercicios para
que tengas la movilidad natural que te permita realizar todo lo que
requieres hacer para vivir en la excelencia.
En relación a la alimentación, recuerda lo que dije, en un capítulo anterior,
sobre el ho´oponopono, alimenta tu cuerpo o aquello que tú sepas que le
hace bien. Cada genética es propia y es muy difícil dar recetas genéricas de
alimentación.
Es muy fácil determinar qué te hace bien y qué no, en lo que se refiere a la
comida. Por ejemplo, si al desayunarte comes dos huevos fritos con
tocinetas y pan tostado, observa qué pasa con tu cuerpo después de eso.
¿Sientes somnolencia, y falta de energía? Si es así, tu cuerpo te está dando
un mensaje que dice: “no me alimentes con huevos y tocinetas”.
Si, por el contrario, te sientes llen@ de energía y perfectamente, excelente
puedes comerlos libremente. En el caso que tu cuerpo te haya mandado el
mensaje negativo, prueba comiendo solo huevo o tocineta, , la mañana
siguiente, en el caso del ejemplo. Puedes descubrir que al comerlos por
separados no te producen efectos negativos o solo uno de ellos lo hace.
Otro consejo, cuando sientas el deseo de comer o beber algo que no
acostumbras a consumir, te recomiendo que no le des larga, tu cuerpo
necesita alguno de los componentes del alimento que deseaste. La
inteligencia biológica se está comunicando contigo.
De esta manera, tu trabajo es observar qué comes y cómo reacciona tu
cuerpo ante ese alimento. E ir creándote un menú de comidas y bebidas
apropiado según lo que te diga la inteligencia natural.
No hay duda, que si te sientes plen@ de energías, harás todo aquello que
necesitas hacer para cumplir tus metas y vivir en la excelencia.
Si no puedes eliminar algún alimento que ya probaste que te producía
problema, reduce su consumo. Y, cada vez que lo vayas a ingerir, recuerda
y visualiza lo bien que te sientes cuando no lo haces, te aseguro que esto te
ayudará a eliminarlo a la larga.
Que ciertos alimentos engordan. Pues, como hemos dicho, eso no es un
axioma. Ya que, como probablemente has escuchado alguna vez: los
alimentos no engordan, engordan las personas. Es decir, a ti te puede
engordar comer 2 gramos de chocolate y existen personas que pueden
comer una tableta al día y no engordan ni tienen problemas con el azúcar
en la sangre.
No olvides, descubre que necesita y hace bien a tu cuerpo en lo referido a
la alimentación, no creas en recetas para todos, Deja de ser Perdedor.
La segunda parte de cultivar el cuerpo se refiere a la necesidad de
mantener la fuerza muscular, el buen funcionamiento del corazón y la
cómoda movilidad. Para esto necesitas eso que asusta a muchas personas:
ejercicios. Pero, no te preocupes, hay maneras muy fáciles para lograr estar
en forma sin necesidad de grandes esfuerzos.
Hay dos tipos de ejercicios que debes realizar, los anaeróbicos y los
aeróbicos. Los anaeróbicos son los que necesitas para mantener la fuerzas
en los músculos y, por ende, una natural capacidad motora y de fortaleza
corporal.
No te preocupes sino puedes ir al gimnasio a levantar pesas o usar aparatos
para desarrollar y mantener los músculos fuertes, esto lo puedes hacer en
casa y sin levantarte de la cama.
Particularmente, he usado un método que me ha sido totalmente efectivo,
la Tensión Dinámica. Esta técnica fue dada a conocer por Charles Atlas el
siglo pasado y, con algunas adaptaciones, sigue siendo usada hoy en día.
El método consiste en tensar y aflojar los músculos con lentitud, dejar
tensado por unos segundos y relajar suavemente. Esto lo puedes hacer,
antes de levantarte en la mañana, no te llevará más de 15 minutos y te
encantarán los resultados que empezaras a notar a los quince días.
Antes de seguir, quiero acotar algo importante, esto debe ser hecho, por
igual, por hombre o mujeres. Las señoras tienden a creer que no necesitan
este tipo de ejercicios y en eso están equivocadas. No se preocupen por su
figura, sus músculos se fortalecerán y desarrollan hasta cierto punto en
relación a su naturaleza femenina.
La técnica que uso es la siguiente: acostado sobre la espalda, empiezo a
tensar los músculos de la espalda, hacerlo en toda el área, arriba y debajo
de la cintura. Este primer ejercicio es uno de los más importantes, ya que
los músculos de la parte baja de la espalda son de los primeros en
deteriorarse a partir de los 30 años. Perder la fuerza en esa área, trae como
consecuencia no poder doblarte para recoger algo o tener dificultades para
pararse cuando se está sentado. Si lo prefieres, para que te concentres
mejor, haz cada zona de la espalda por separado. Luego, continúa con
abdomen y pecho. Sigue con los antebrazos, tríceps y bíceps. Por último,
los gemelos, los músculos anteriores de las piernas y luego los posteriores.
Lo ideal es que comiences con sesiones de 5 repeticiones, pases a otro
músculo hace las 5, allí y vuelves a la anterior para hacer 5 más. Lo que
completaría al principio 10 repeticiones para cada área.
Realiza la rutina cada día, a la semana sube a 10 repeticiones por vez para
llevar a un total de 20 en cada área y así, subes semanalmente, hasta llegar
a un total de 60 por zona muscular. Al llegar a 60 por músculo, pasar las
sesiones a inter-diarias, ya que los músculos necesitan descansar para
crecer.
Recuerda, tensa con lentitud el músculo, deja tensado por algunos
segundos y relaja con suavidad. Te sorprenderán los resultados que
empezarán a aparecer a los 15 días a más tardar.
En mi caso, había tenido mucho deterioro muscular hasta el punto que me
era imposible levantar algún objeto de 10 kilos. Hoy, lo hago sin
problemas, la fuerza de mis músculos está como cuando tenía 20 años.
Los ejercicios aeróbicos son aquellos que ponen en movimiento el cuerpo,
hacen trabajar el corazón y por consecuencia la circulación sanguínea,
llevando oxígeno a todas las células. Aquí, hay decenas de técnicas o
métodos que puedes usar. Si no tienes mucho tiempo, basta con que
camines, caminar es mantener un ritmo de movimiento continuo. No decir:
“es que yo me la paso todo el día de aquí para allá”. Cuando se camina
debes hacerlo por un periodo, media hora todos los días está bien, de
manera continua y manteniendo el ritmo.
Otro ejercicio que te recomiendo es hacer Tai Chi Chuan, que es uno de
los estilos más suaves. Una sesión de Tai Chi Chuan con su calentamiento,
te llevará unos 25 minutos y los efectos sobre tu cuerpo serán
extraordinarios. El yoga, de igual manera, es muy recomendable. Estas 2
técnicas tienen la ventaja de que te estarán ayudando a cultivar a la vez los
3 elementos: cuerpo, mente y espíritu.
En fin, tú decides que ejercicio prefieres hacer pero debes de realizar
alguno para poder mantener un cuerpo vigoroso que te permita tener una
mente despejada y un espíritu feliz.
Lo que, si debes tener en claro, es que necesitas tener un físico funcional
para que tengas las fuerzas necesarias para poder caminar el sendero hacia
tu vida en la excelencia.
Por último, cultivar el espíritu. Es decir, desconectarte de lo material y
hacer una conexión directa con tu verdadero yo. Al hacer esto, te sentirás
en armonía absoluta y tus sentidos se abrirán para recibir toda la
información que necesitas para cumplir tus metas y lograr tus sueños.
No dejes que te sigan engañando, lo material y espiritual no están reñidos
entre sí. Justamente, lograr una vida plena y llena de todo lo que te hace
feliz, depende de que aprendas a armonizar tu espiritualidad con tu vida
material. Cuando logras esto, tienes una vida física plena, sin perder el
contacto con tu esencia. Y esto no niega en nada que mantengas una vida
material natural, con comodidades económicas, vida sexual y recreación.
El espíritu lo puedes cultivar como lo creas más conveniente. Bien,
manteniendo tu fe religiosa y orando a diario, eso sí evita que te
manipulen, y/o meditando. Lo importante, es que sientas que te conectas a
un algo al cuál perteneces y eres una parte de él. Está conexión te
mantendrá viviendo el presente y, por ende, estarás enfocad@ en tu
camino.
En relación a la meditación, hay muchas técnicas, pero me atrevo a
recomendar el “Mindfulness”. Esta es una excelente técnica para
sincronizar cuerpo y mente. Puedes encontrar muchos libros al respecto.
Por lo que, en el área espiritualidad de tu vida, al hacer la organización
(ver Cambio 1. Organízate), la meditación es una de tus prioridades y, si
no sabes cómo hacerlo, lo primero que debes colocar en tu esquema, es
aprender.
Por último, agradece, agradece a quien tú quieras, pero agradece a diario
todo lo que tienes y todo lo que se está convirtiendo en una realidad.
Siente el agradecimiento por lo que está llegando en tu vida y viene en
camino. No dejes de sentir esa profunda emoción de agradecimiento.
Este es el final de este libro y termina con un cambio que es vital para
lograr la excelencia en tu vida. Empecé el libro con el Cambio
“Organízate” y dije que era de suma importancia y con este último te digo
que es vital. Y es muy cierto, pero ninguno de los dos tendrán la
efectividad suficiente por separados y sin realizar los otros 9 cambios.
Por ello, aquí te dejo mi experiencia de más de 25 años, ya tienes la
información. Ahora lo que pase en tu vida, ya depende de lo que decidas
hacer. Pero, si decides Dejar de Ser Perdedor y provocar que tus sueños
empiecen a convertirse en realidades dentro de tu vida, vuelve al inicio de
este libro. Ya en el primer cambio, toma papel y lápiz y empieza a tomar
nota de todo lo que necesites saber. Toma nota, no lo vuelvas a hacer solo
de cabeza. Y empiezas a realizar los cambios en tu vida, todos a la vez,
todos juntos,
Pasados 21 días, se convertirán en parte de ti y después de eso solo te
queda accionar, esperar y recibir.
Felicitaciones por tu nueva vida.
Gracias, gracias y gracias
Tu coach en línea
H. G. CIBELE
Me puedes contactar en hgcibele@gmail.com

Ah… Muy importante para mí


Me gustaría saber tu opinión sobre el libro. Tu opinión es valiosa para mí.
Solo debes entrar a la página del libro en Amazon y dejar tu comentario.
Si crees que tu acto de agradecimiento debe comenzar por dejar tu
comentario
ENTRA AQUI
H. G. CIBELE es un reconocido Life Coach, Conferencista
internacional, Abogado, Periodista y Profesor Universitario.
Libros recomendados
Encontrando la Felicidad

Infórmate : CLIC AQUÍ


Más recomendaciones siguiente página…
Terapia Emocional. Sistema TEA

Infórmate: CLIC AQUÍ


Más recomendaciones siguiente página…
Chateando con el Universo

Infórmate: CLIC AQUÍ


Más recomendaciones siguiente página…
Cambia tu actitud de M13rd4

Infórmate: CLIC AQUÍ


Más recomendaciones…
Para conocer el trabajo como Life Coach de

H. G. CIBELE

Infórmate: CLIC AQUI


Pide tu regalo
Ahora bien si quieres recibir como regalo un audio de
afirmaciones subliminales en MP3
Creado por H. G. CIBELE

Amor, Dinero, Salud o Éxito


Deja un comentario sobre este libro
ENTRANDO AQUÍ
Luego escríbenos a logroexito@gmail.com
Diciéndonos cuál es tu comentario y te enviaremos devuelta
un link para su descarga

NO TE OLVIDES
REALIZA UN COMENTARIO SINCERO
ES LO QUE MAS APRECIAMOS
Para hacer tu comentario: Entra a la página haciendo clic
donde se te indicó. Mueve la página hacía abajo y encontrarás la
siguiente pestaña: Write a Customer Review
Clic allí y deja tu comentario
O has click sobre el link que deja Amazón en la siguiente
página
Gracias Gracias Gracias