Sie sind auf Seite 1von 6

Pasto Kikuyo

Su nombre viene de los Kikuyu, una etnia del este de África, de la región donde el
kikuyo es originario. Es considerada una de las plantas invasoras más vigorosas,
ya que se puede propagar prácticamente en todas las superficies fértiles.

Ilustración 1Especie de Pasto Kikuyo

Si se observa con atención, se notará que el kikuyo no tiene espigas visibles como
los otros pastos. En lugar de esto, las diminutas espigas con flores están ocultas en
la base de las hojas.

El kikuyo Es una planta que se extiende superficialmente y preferentemente de


manera horizontal. Posee rizomas gruesos y suculentos, que pueden alcanzar hasta
un metro de longitud. Se propaga vegetativamente por medio de estolones. Las
hojas alcanzan de 10 a 20 cms de largo, y de 8 a 15 mm de ancho. Algunos tallos
crecen erectos (50 a 60 cms).

Ilustración 2 Crecimiento de Kikuyo


Dentro de los rasgos más significativos de esta especie está que se puede adaptar
a las zonas con clima frío predominante, sin embargo, en otro tipo de climas
intermedios se desarrolla sin problema alguno; la altitud en la que se extiende
idealmente es entre 1000 y 3200 msmn (metros sobre el nivel del mar). Su
producción óptima se tiene con suelos de alta fertilidad y con un mínimo de 750 mm
(milímetros) de precipitación anual.

El Kikuyo se adapta ampliamente, pero prefiere suelos fértiles, por lo menos


moderadamente drenados, suelos de textura media y ligera. Crece mejor en suelos
de basalto rojo, bien estructurados, pero también en suelos arenosos húmedos
aluviales y fertilizados. Puede tolerar algo de anegamiento y hasta 10 días de
inundación, así como los niveles de salinidad moderados. Funciona mejor en suelos
con moderada acidez (pH 5.5 a 7.0), pero tolera el pH tan bajo como 4.5 y altos
niveles de aluminio y manganeso a menudo le acompañan.

Entre las ventajas de este pasto, en comparación a los demás, se pueden


mencionar que éste, al tener raíces que se entrelazan superficialmente, logran que
la cancha sea mucho más blanda que en situaciones donde el pasto crece con una
raíz hacia abajo; de igual manera el fertilizante usado para esta especie es mucho
menor que en otras; al tener una raíz que cubre la superficie brinda un control eficaz
contra la erosión de los campos.

Entre las desventajas de este tipo de pasto se encuentra que en las temporadas de
invierno suele entrar en su etapa de reposo, por lo que su crecimiento se ve
mermado, ocasionando que se tengan que tener cuidados específicos para lograr
que las canchas que lo emplean tengan buen rendimiento. Como solución a lo
anterior se suele sembrar otro tipo de semillas que crezcan bien durante el invierno,
logrando que la raíz del kikuyo funga como sustrato para las nuevas semillas. El
pasto kikuyo suele representar un problema al intentar cambiar esta planta por otra
de una nueva especie, esto debido a que una vez que se ha plantado es complicado
su exterminio de la superficie, en la cancha del estadio azteca, se intentó cambiar
la alfombra de kikuyo, sin embargo no se consiguió remover en su totalidad la
planta, por lo que tiempo después de injertar la nueva especie, el kikuyo volvió e
invadió nuevamente la cancha, absorbiendo la mayor parte de nutrientes y dejando
la nueva especie en malas condiciones, logrando que no prospere.
Pasto Ray Glass

El Raygrass perenne es el césped más popular del mundo y por eso se encuentra
presente en casi todas las mezclas. Su nombre científico es Lolium perenne aunque
se lo conoce también como Raigrás, Ray-grass inglés, Vallico o Pasto inglés, entre
otros nombres.
Entre sus características se encuentra que las hojas son vainas foliares con
auriculas conspicuas hacia el ápice; se tratan de láminas de 22 cm de largo y hasta
8 mm de ancho; son lisas en el envés y ásperas en el haz.

Su raíz suele crecer de manera vertical hacia abajo, la raíz de esta especie suele
ser más delgada en comparación con la del kikuyo.

Ilustración 3 Especie Raygrass Para Canchas Deportivas

Una de las razones de su popularidad es que se trata de un tipo de césped de rápida


germinación que crece muy bien y además es resistente, dos razones esenciales
que lo vuelven interesante.

El Raygrass soporta tanto los días fríos como las cálidas jornadas de verano así es
que es un tipo de pasto que puede estar durante todo el año. Además, es resistente
al alto tránsito y crece en cualquier tipo de suelo, aunque prefiere aquéllos que son
húmedos y fértiles.

Frecuentemente se usa como respaldo en canchas donde se utiliza kikuyo, ya que


en invierno el kikuyo no logra crecer, para esto se añaden semillas de ray glass,
éste, gracias a su rápida germinación logra compensar el nivel del césped.

Entre las desventajas de este tipo de semillas se pueden mencionar que no es


compatible con zonas de alta sombra, en ocasiones, en algunas canchas de fútbol
donde se ha implementado, se han requerido lámparas especiales que le brinden la
luz necesaria para que realice el proceso de fotosíntesis. Otra es que es muy
susceptible a ser invadido por otro tipo de pasto, comúnmente en las canchas donde
se coloca ryegrass previamente se contaba con kikuyo, por lo que si no se realizó
una erradicación de esta planta, invadirá la superficie dejando sin nutrientes al ray
glass.

Situación estadio azteca

La situación en el estadio azteca fue compleja, desde su inauguración el pasto con


el que contó la cancha fue el tipo Kikuyo, aunque en algunas ocasiones se intentó
cambiar el pasto por otras especies el resultado no fue el esperado, por lo que se
continuó con el Kikuyo.

Planeando el comienzo del Torneo Apertura 2018 del fútbol mexicano y


conocedores de que se albergaría la localía de dos equipos de la capital (Cruz Azul
y América), se consideró el cambio del césped del estadio azteca; el proyecto
contempló el uso de un moderno sistema de pasto híbrido.

Este pasto híbrido, en la proporción de 95% material natural y 5% de material


sintético, ha sido usado en diferentes ciudades de Europa, inclusive, para el evento
mundialístico de Sudáfrica 2010 se decidió adaptar algunas canchas para probarlo,
teniendo resultados exitosos.

La tecnología detrás del césped está en el diseño, puesto que al sembrar las fibras
de pasto artificial en conjunto con las raíces de pasto natural se conseguirá que el
césped natural crezca intercalado con la parte sintética, aportando la característica
de resistencia que brinda el pasto artificial aunado al control de erosión, estabilidad
del suelo, porosidad y absorción de agua que logra el pasto natural. La implantación
del pasto híbrido consiste en que a cada dos centímetros se entierren las fibras
plásticas a una profundidad aproximada de 18 cm y junto a éstas la semilla del
césped.

Los sistemas híbridos cuentan con mallas de fibras de plástico cosidas en la zona
de las raíces, que refuerzan la superficie y dan también una apariencia verde en
medio del césped natural.

La empresa seleccionada para la tarea de la colocación del nuevo sistema de


césped fue Turf Managers Specialist, una empresa costarricense con cierta
experiencia en la implementación de este tipo de sistemas híbridos. Debido a la
buena adaptación del pasto Kikuyo en la cancha del estadio, se optó por colocar
esta especie en conjunto con las fibras sintéticas. La colocación se realizó una vez
que la administración del estadio retiró el césped anterior y que acondicionó la base
para que colocaran su sustituto.
Debido al poco tiempo de adaptación que se le dio al pasto híbrido (un día después
de su colocación se realizó el primer juego de fútbol) y al constante número de
eventos programados en las instalaciones del estadio el campo de fútbol sufrió
daños en la parte natural del césped.

Ilustración 4 Daños en Cancha del Estadio Azteca

El suelo del estadio tiene 52 años de vida y nunca se ha cambiado, la norma de la


USGA recomienda renovar la capa del suelo cada 10 años, al no cambiarse esta
capa perdió parcialmente su capacidad de permeabilidad por lo que no dejó drenar.

La falta de drenado, aunado al pasto Kikuyo que no creció de forma vertical y a las
fuertes lluvias avenidas, creo una superficie donde el agua quedó estancada,
dejando al césped sin oxigenación, haciendo que las raíces del pasto se pudrieran.

Ilustración 5 Histórico de Lluvias en la Ciudad de México (CONAGUA)

En el intento de salvar el césped del estadio azteca se decidió colocar arena sílica
sobre el campo de juego, esto para absorber el exceso de humedad y brindar un
mejor sustrato al pasto, sin embargo el proceso no fue exitoso ya que las fibras
sintéticas quedaron aplastadas por la arena.
Posteriormente, y de frente a los compromisos que tenía la administración del
estadio, se retiró el césped

híbrido de kikuyo y se reemplazo con un nuevo césped híbrido pero esta vez de
semilla ryegrass, este césped al tener su mejor etapa de crecimiento en el tiempo
de invierno, logró adaptarse sin ningún problema.

Una vez que se coloca el pasto híbrido se aconseja dejar durante 15 días el pasto
para que logre su adaptación.

Una de las medidas que sugiere la FIFA y los especialistas para controlar la calidad
del césped cuando se presentan distintos eventos es la altura a la que se corta el
pasto, ya que hay estadios donde se presentan más de 100 partidos y/o eventos
por año, presentando un marcado desgaste. Cortar el pasto en ciclos menos
prolongados y con un corte muy reducido logra que el pasto logre recuperarse
rápidamente.
El terreno debe repararse después de cada sesión de entrenamiento y cada partido.

También se debe inspeccionar y reparar en el medio tiempo. Si el césped


desprendido se repara en un plazo de 12 horas, se nota una diferencia considerable
en la rapidez de reparación.