You are on page 1of 16

TENDENCIA EN LA TABLA PERIODICA

OBJETIVOS

 Estudiar cada una de las tendencias de la tabla periódica


 Ensayar y observar las reacciones y cambios químicos de los elementos de
los grupos IA, IIA y VIIA
 Observar en forma cualitativa las propiedades físicas de algunos
elementos.
 Estudiar la reactividad de los elementos clasificados como metales y no
metales.
INTRODUCCIÓN

La tabla periódica es un esquema que incluye a los elementos químicos


dispuestos por orden de número atómico creciente y en una forma que refleja la
estructura de los elementos.

Los elementos están ordenados en siete hileras horizontales, llamadas periodos, y


en 18 columnas verticales, llamadas grupos.

El primer periodo (la primera hilera), que contiene dos elementos, el hidrógeno y el
helio, y los dos periodos siguientes, cada uno con ocho elementos, se llaman
periodos cortos.

Los periodos restantes, llamados periodos largos, contienen 18 elementos en el


caso de los periodos 4 y 5, o 32 elementos en el del periodo 6.

El periodo largo 7 incluye el grupo de los actínidos, que ha sido completado


sintetizando núcleos radiactivos más allá del elemento 92, el uranio.

Los grupos o columnas verticales de la tabla periódica se clasifican


tradicionalmente de izquierda a derecha utilizando números romanos seguidos de
las letras 'A' o 'B', en donde la 'B' se refiere a los elementos de transición.

Todos los elementos de un grupo presentan una gran semejanza y, por lo general,
difieren de los elementos de los de8más grupos. Por ejemplo, los elementos del
grupo IA, a excepción del hidrógeno, son metales con valencia química +1;
mientras que los del grupo VIIA, exceptuando el astato, son no metales, que
normalmente forman compuestos con valencia -1.

Según su afinidad, y para efectos de sus estudio, los elementos de la tabla se han
agrupado en:

Metales alcalinos

Metales alcalinotérreos

Metales de transición

Lantánidos

Actínidos

Otros metales
No metales

Gases nobles

MARCO TEÓRICO

LEY PERIÓDICA

Esta ley es la base de la tabla periódica y establece que las propiedades físicas y
químicas de los elementos tienden a repetirse de forma sistemática conforme
aumenta el número atómico.

Todos los elementos de un grupo presentan una gran semejanza y, por lo general,
difieren de los elementos de los demás grupos. Por ejemplo, los elementos del
grupo IA, a excepción del hidrógeno, son metales con valencia química +1;
mientras que los del grupo VIIA), exceptuando el astato, son no metales, que
normalmente forman compuestos con valencia -1.

TEORÍA CUÁNTICA

El desarrollo de la teoría cuántica y su aplicación a la estructura atómica,


enunciada por el físico danés Niels Bohr y otros científicos, ha aportado una
explicación fácil a la mayoría de las características detalladas del sistema
periódico. Cada electrón se caracteriza por cuatro números cuánticos que
designan su movimiento orbital en el espacio. Por medio de las reglas
de selección que gobiernan esos números cuánticos, y del principio de exclusión
de Wolfgang Pauli, que establece que dos electrones del mismo átomo no pueden
tener los mismos números cuánticos, los físicos pueden determinar teóricamente
el número máximo de electrones necesario para completar cada capa,
confirmando las conclusiones que se infieren del sistema periódico.

Desarrollos posteriores de la teoría cuántica revelaron por qué algunos elementos


sólo tienen una capa incompleta (en concreto la capa exterior, o de valencia),
mientras que otros también tienen incompletas las capas subyacentes. En esta
última categoría se encuentra el grupo de elementos conocido como lantánidos,
que son tan similares en sus propiedades que Mendeléiev llegó a asignarle a los
14 elementos un único lugar en su tabla.

SISTEMA PERIÓDICO

La aplicación de la teoría cuántica sobre la estructura atómica a la ley periódica


llevó a reformar el sistema periódico en la llamada forma larga, en la que prima su
interpretación electrónica. En el sistema periódico largo, cada periodo corresponde
a la formación de una nueva capa de electrones. Los elementos alineados tienen
estructuras electrónicas estrictamente análogas. El principio y el final de un
periodo largo representan la adición de electrones en una capa de valencia; en la
parte central aumenta el número de electrones de una capa subyacente.

DIAGRAMA DE FLUJO

Reactividad con el oxigeno

Colocar en un tubo de
ensayo 1 g de dióxido de
manganeso en polvo

Calentar suavemente Agregar 1 o 2 g de


por un minuto clorato de potasio

Por medio de una manguera


Calentar suavemente Mezclar bien
recoger el oxígeno en un
con el mechero
Erlenmeyer

Tomar un pedazo muy Colocarlo en una cuchara Calentar en la llama


pequeño de cada metal de combustión hasta que el metal funda

Introducir inmediatamente
Repetir el paso anterior con Observar reacción
111 la cuchara en un tubo lleno
Na, K Ca, Mg y Al de oxigeno

Hacer lo mismo con


azufre
Disolver los óxidos Probar la solución con Retener los vapores
de los elementos papel indicador universal del azufre
anteriores en agua

agitar Tapar Agregar 5 ml de agua

Medir pH
MATERIALES Y REACTIVOS

MATERIALES

1 Mecher

2 cucharas de combustión

1 espátula

6 tubos grandes con tapones de caucho

6 tubos de ensayos pequeños

2 beacker de 50 mL

1 probeta de 50 mL

Papel indicador universal

1 tubo de ensayo con desprendimiento lateral

1 vidrio de reloj

Elernmeyer de 250 mL

Balanza analítica

Pape aluminio

REACTIVOS

Na, K, Mg, Ca, Al, Fe, O2, S

Aguade cloro

Agua de bromo
Agua de yodo

Fenolftaleína en solución alcohólica

Solución de ferrocianuro de potasio

Agua destilada

Clorato de potasio

Dioxido de manganeso

Normas de seguridad

Sodio (Na)

MANEJO:

Equipo de protección personal:


Al manejar este producto deben utilizarse bata, lentes de seguridad y guantes en
campanas extractoras de gases. Dependiendo de la cantidad, deberá utilizarse
también, careta y ropa protectora con retardantes de flama. NO OLVIDAR QUE
ESTE PRODUCTO ES MUY REACTIVO.

RIESGOS:
Riesgos de fuego y explosión:
Es un producto inflamable, que produce hidrógeno (inflamable, también) al
contacto con humedad y agua.
El calor de la reacción es suficiente para causar que el hidrógeno producido se
prenda o explote.
Los vapores generados al quemarse son muy irritantes de piel, ojos y mucosas.

RIESGOS A LA SALUD:
En estado sólido, causa quemaduras en piel (especialmente si está húmeda) y
ojos. Al quemarse, produce vapores irritantes para la piel, ojos y mucosas.
Inhalación: Los vapores que genera el sodio al arder son altamente irritantes de
nariz y garganta causando tos, dificultad para respirar y provocan, incluso, edema
pulmonar. Experimentos con ratas sometidas a aerosoles que contienen sodio,
han demostrado que a concentraciones de 65 µg/l, no se presentan daños
patológicos. Sin embargo a concentraciones entre 1000 µg/l y 2000 µg/l por 40
minutos, se presentan efectos corrosivos severos en las fosas nasales y laringe.
Contacto con ojos: Causa quemaduras severas e incluso ceguera. En forma de
vapor es altamente irritante.
Contacto con la piel: El contacto del sodio con la humedad de la piel causa
quemaduras térmicas y cáusticas.
Ingestión: Causa quemaduras severas en la boca y tracto digestivo,
presentándose dolor abdominal y vómito.
ACCIONES DE EMERGENCIA:

Primeros auxilios:

Inhalación: Transportar a la víctima a una zona bien ventilada. Si está inconciente


proporcionar rehabilitación cardiopulmonar. Si se encuentra conciente, mantenerla
sentada en reposo y proporcionar oxigeno.

Ojos: Lavarlos con agua corriente.

Piel: Eliminar restos de metal y después lavar la zona afectada con agua. Debe
tratarse como una quemadura cáustica o por calor.

Ingestión: No provocar el vómito. Si la víctima se encuentra conciente, dar a beber


una taza de agua, inmediatamente y después, una cucharada cada 10 minutos.

EN TODOS LOS CASOS DE EXPOSICION, EL PACIENTE DEBE SER


TRANSPORTADO AL HOSPITAL TAN PRONTO COMO SEA POSIBLE.

POTASIO (K)

MANEJO:

Equipo de protección personal:

Para manejar este compuesto deben utilizarse bata, lentes de seguridad y


guantes, en un área bien ventilada. Para cantidades grandes, debe usarse,
además, equipo de respiración autónoma.

No deben usarse lentes de contacto al manejar este producto.

Al trasvasar disoluciones de este producto, usar propipeta, NUNCA ASPIRAR


CON LA BOCA.

RIESGOS:

Riesgos de fuego y explosión:


Es un compuesto no inflamable. Sin embargo los recipientes que lo contienen
pueden explotar al calentarse y genera fuego y explosión al entrar en contacto con
materiales combustibles.

RIESGOS A LA SALUD:

En experimentos con ratas a las cuales se les administró este producto por via
rectal, se observó hiperemia (aumento en la cantidad de sangre) del cerebro,
corazón, hígado, riñón, bazo y tracto

gastrointestinal. Además, se presenta atrofia y degeneración de tejidos


parenquimales, cambios destructivos en el intestino delgado, shock y muerte en
las siguientes 3 a 20 horas. En ratones a los que se les inyectó por vía subcutánea
presentaron necrosis del hígado.

Inhalación: Causa irritación de nariz y tracto respiratorio superior, tos, laringitis,


dolor de cabeza, náusea y

vómito. La muerte puede presentarse por inflamación, edema o espasmo de la


laringe y bronquios, edema pulmonar o neumonitis química.

Contacto con ojos: Tanto en formas de cristales como en disolución, este


compuesto es muy corrosivo.

Contacto con la piel: La irrita y en casos severos causa quemaduras químicas.

Ingestión: Se ha observado en humanos que una ingestión de 2400 µg/Kg/día


(dosis bajas o moderadas) genera quemaduras en tráquea y efectos
gastrointestinales como náusea, vómito, ulceración, diarrea o constipación y
pérdida de conciencia. Con dosis mayores se ha presentado anemia, dificultad
para tragar, hablar y salivar, En casos severos se han presentado, además de los
anteriores, taquicardia, hipertermia (aumento de la temperatura corporal),
cansancio, daños a riñones y la muerte debida a complicaciones pulmonares o
fallas circulatorias.

Primeros auxilios:

Inhalación: Transportar a la víctima a una zona bien ventilada. Si se encuentra


inconciente, proporcionar
respiración artificial. Si se encuentra conciente , sentarlo lentamente y
proporcionar oxígeno.

Ojos: Lavarlos con agua corriente asegurándose de abrir bien los párpados, por lo
menos durante 15 minutos.

Piel: Eliminar la ropa contaminada, si es necesario, y lavar la zona afectada con


agua corriente.

Ingestión: No induzca el vómito. Si la víctima se encuentra consciente dar agua a


beber inmediatamente.

EN TODOS LOS CASOS DE EXPOSICION, EL PACIENTE DEBE SER


TRANSPORTADO AL HOSPITAL TAN PRONTO COMO SEA POSIBLE.

MAGNESIO (Mg)

Almacenamiento: A prueba de incendio. Separado de oxidantes fuertes, ácidos,


carbonatos, halógenos (véanse Peligros químicos). Mantener en lugar seco

ENVASADO Y ETIQUETADO

Hermético.

símbolo F

R: 15-17

S: (2-)7/8-43

Clasificación de Peligros NU: 4.3

Riesgos Subsidiarios NU: 4.3

PELIGROS FISICOS

Es posible la explosión del polvo si se encuentra mezclado con el aire en forma


pulverulenta o granular.

PELIGROS QUIMICOS

La sustancia puede incendiarse espontáneamente en contacto con el aire o


humedad produciendo gases irritanes y venenosos, incluyendo óxido de
magnesio. Reacciona violentamente con oxidantes fuertes. Reacciona
violentamente con muchas sustancias, originando peligro de incendio y explosión.
Reacciona con ácidos o agua formando gas inflamable de hidrógeno, originando
peligro de incendio y explosión
HIERRO (Fe)

IDENTIFICACIÓN DE LOS PELIGROS

Descripción de la emergencia: ¡PRECAUCIÓN! PUEDE SER DAÑOSO SI ESTÁ


TRAGADO O INHALADO. PUEDE CAUSAR LA IRRITACIÓN A LOS OJOS Y A
LA ZONA RESPIRATORIA.

Grado de la salud: 1 - Leve.

Grado de la inflamabilidad: 0 - Ningunos.

Grado de la reactividad: 1 - Leve.

Grado del contacto: 0 - Ningunos.

El laboratorio protector equipo: ANTEOJOS; CAPA DEL LABORATORIO.

Código de color del almacenaje: Anaranjado (almacenaje general).

Efectos de salud potenciales

Inhalación: Irritación de la causa de mayo a la zona respiratoria. Los síntomas


pueden incluir toser y el shortness de la respiración.

Ingestión: Las dosificaciones orales extremadamente grandes pueden producir


disturbios gastrointestinales. Una sobredosis de hierro puede causar vomitar, dolor
abdominal, diarrea sangrienta, sangre el vomitar, letargo, y choque. En casos
severos, la toxicidad puede progresar y convertirse en un aumento en acidez en la
sangre, la descoloración azulada de la piel, la fiebre, el daño del hígado, y
posiblemente la muerte. Contacto de la piel: Ningunos efectos nocivos esperados.

Contacto visual: Irritación, rojez y dolor de la causa de mayo. El contacto visual


puede causar conjuntivitis y la deposición de las partículas del hierro puede dejar
un “anillo del moho” o la mancha pardusca en la córnea.
Exposición crónica: La exposición a largo plazo de la inhalación al hierro ha dado
lugar al abigarramiento de los pulmones, una condición designada siderosis. Esto
se considera un pneumoconiosis benigno y no causa ordinariamente la debilitación
fisiológica significativa.

La ingestión del magnesio mayor que 50 a 100 del hierro por día puede dar lugar
a la deposición patológica del hierro en tejidos finos del cuerpo. La ingestión
repetida del hierro puede producir toxicidad cardiaca.

Provocación de condiciones preexistentes: Las personas con la función


respiratoria deteriorada pueden ser más susceptibles a los efectos de la sustancia.

MEDIDAS DE LOS PRIMEROS AUXILIOS

Inhalación: Quitar al aire fresco. Conseguir la atención médica para cualquier


dificultad de respiración.

Ingestión: Inducir vomitar inmediatamente según lo dirigido por el personal médico.


Nunca dar cualquier cosa por via oral a una persona inconsciente. Conseguir la
atención médica.

Contacto de la piel: Área expuesta colada con el jabón y agua. Conseguir el


consejo médico si la irritación se convierte.

ASUFRE (S)

EFECTOS PARA LA SALUD

Inhalacion : Sensación de ardor en la garganta, tos, inflamación de la mucosa de


la nariz,sinusitis, dificultad para respirar, paro respiratorio.

Ingestión: Irritación en la boca y quemaduras en la garganta, diarrea y dolor de


estómago. Piel: Inflamaciones, quemaduras y úlceras. Es posible que produzca
inflamación del párpado, lagrimeo y fotofobia (aversión a la luz).

Ojos: El repetido o prolongado contacto con la piel puede causar dermatitis,


también puede tener efectos en el tracto respiratorio resultando en bronquitis
crónica

PRIMEROS AUXILIOS

Inhalación: Trasladar al aire fresco. Si no respira administrar respiración artificial.


Si respira con dificultad suministrar oxígeno. Mantener la víctima abrigada y en
reposo. Buscar atención médica inmediatamente.
Ingestión: Lavar la boca con agua. Si está consciente, suministrar abundante
agua. Inducir

el vómito. Buscar atención médica inmediatamente.

Piel: Retirar la ropa y calzado contaminados. Lavar la zona afectada con


abundante agua y jabón, mínimo durante 15 minutos. Si la irritación persiste
repetir el lavado. Buscar atención médica inmediatamente.

Ojos: Lavar con abundante agua,durante 15 minutos. Levantar y separar los


párpados para la remoción del químico. Si la irritación persiste repetir el lavado.
Cubrir con un vendaje esterilizado.Ir al medico
hola