Sie sind auf Seite 1von 17

Válvulas de Control de Flujo

Las válvulas de control de flujo incluyen desde orificios simples hasta válvulas
electrohidráulicas de circuito cerrado sofisticadas que automáticamente se
ajustan a variaciones en presión y temperatura.

El propósito de las válvulas de control de flujo en un sistema hidráulico es el de


regular la velocidad. Todos los dispositivos que hoy discutimos controlan la
velocidad de un actuador regulando el caudal. El flujo también determina la tasa de
transferencia de energía a una presión dada. Ambos están relacionados en que la
fuerza del actuador multiplicada por la distancia a través de la cual se mueve
(carrera) es igual al trabajo hecho sobre la carga. La energía transferida debe ser
igual al trabajo hecho sobre la carga. La velocidad del actuador determinar la tasa
de transferencia de energía (o el caballaje), y la velocidad por lo tanto es función del
caudal.

El control direccional, por otra parte, no lidia principalmente con un control de


energía, sino más bien dirige la transferencia de ésta al lugar deseado en el sistema
al momento indicado. Las válvulas direccionales pueden verse como interruptores
de fluido que hacen los “contactos” deseados. Es decir, direccionan la entrada de
flujo a alta energía hacia la entrada del actuador y proveen de un camino de retorno
para el aceite a baja energía.

Tiene poco sentido controlar la transferencia de energía del sistema a través de


presión y válvulas de flujo si el mismo no llega al lugar indicado y en el momento
indicado. Por lo cual, una función secundaria de las válvulas direccionales puede
definirse como el de sincronizar los eventos de un ciclo. Debido a que el flujo de
aceite generalmente puede ser regulado a través de las válvulas direccionales, pues
se puede decir que pueden controlar el flujo o la presión en cierta medida.

Diferentes Tipos de Medición de Flujo

Controlar el flujo de un sistema hidráulico no necesariamente implica la regulación


de volumen en tiempo a través de una válvula. El caudal puede ser especificado de
tres maneras distintas, por lo que es importante estar al tanto de cómo se medirá el
mismo:

Caudal Volumétrico (Qv), viene expresado en unidades de pulgadas cúbicas por


segundo o minutos; o centímetros cúbicos por segundo o minutos en el Sistema
Internacional de medidas. Se utiliza para calcular las velocidades lineales de
vástagos o la velocidad rotativa de motores.

Caudal de Peso (Qw), expresado en unidades de libras por segundo o minuto,


utilizado para calcular la potencia utilizando unidades inglesas.

Caudal de Masa (Qg), expresado en unidades de slugs por segundo o minuto en


el sistema inglés, o Kg por segundo o minuto en el SI – utilizado para calcular las
fuerzas de inercia en períodos de aceleración o desaceleración.

Debido a que controlan la cantidad de fluido que pasa a través de la válvula por
unidad de tiempo, se utilizan las mismas válvulas para los tres tipos de flujo.

Control del Flujo con Válvulas

Se utilizan 8 tipos de válvulas de control de flujo distintas en sistemas hidráulicos:

Fig 1: Válvula de control de flujo con orificio simple (a) y variable (b)

Orificios: un orificio simple en la línea, Figura 1ª, es la manera más elemental


para controlar el flujo (notar que es además una forma básica de controlar la
presión). Cuando se utiliza para controlar el flujo, el orificio se coloca en serie con
la bomba,. Un orificio puede ser simplemente un agujero en un conector, en cuyo
caso es fijo, o puede ser une válvula de aguja calibrada, en cuyo caso es variable
como se muestra en la Figura 1b. Ambos controles de flujo son no compensados.

Fig 2: Regulador de flujo se ajusta a variaciones en la presión de entrada y salida

Reguladores de Flujo – estos dispositivos como el mostrado en la Figura 2, son


un poco más sofisticados que un orificio fijo, y consisten de un orificio que capta el
flujo como función de la caída de presión a través del mismo; un pistón de
compensación se ajusta de acuerdo a variaciones entre las presiones de entrada y
salida. Esta habilidad de compensar permite un control más fino del flujo a
condiciones variables de presión. La precisión puede ser el 5%, quizás menos con
válvulas especialmente calibradas que operan en un rango de flujo establecido.
Fig. 3: Regulador de flujo tipo bypass que devuelve el exceso de caudal de la
bomba a tanque

Reguladores de Flujo Bypass – en este tipo de reguladores, el caudal en exceso


del flujo especificado retorna a tanque a través de un pórtico de bypass, como se
muestra en la Figura 3. El caudal es controlado estrangulando al fluido a través de
un orificio variable a su vez regulado por el pistón compensador. El regulador de
flujo bypass es más eficiente que un regulador estándar.
Fig 4: Regulador de flujo compensado de acuerdo a la demanda envía el caudal
de la bomba a tanque durante tiempos muertos en el ciclo

Reguladores de Flujo Compensados para la Demanda – los reguladores de


flujo pueden también enviar el flujo en exceso a través del bypass hacia un circuito
secundario como se muestra en la Figura 4. El fluido se envía a una tasa de flujo
controlada al circuito principal, y el flujo en bypass puede ser utilizado para
funciones de trabajo en circuitos secundarios sin afectar al principal. Debe haber
flujo al circuito principal para poder efectuar esta función – si el circuito principal
está bloqueado, la válvula cierra el paso de aceite al segundo circuito.
Fig 5: Regulador de flujo variable, compensados en presión se ajusta a presiones
variadas de entrada y carga

Válvulas de Control de Caudal Variable, Compensadas en Presión – este


tipo de controles de flujo vienen equipados con un orificio variable posicionado en
serie con un compensador. El último automáticamente se ajusta a variaciones entre
la presión de entrada y la de carga, lo que permite que se mantenga un caudal
constante bajo estas condiciones de operación con una precisión del 3 al 5%, como
se muestra en la Figura 5. Las válvulas de control de flujo variable, compensadas en
presión vienen disponibles con válvulas antirretorno, lo que permite el flujo libre
en la dirección opuesta, así como también válvulas de control de presión para
sobrecarga, que envían el fluido a tanque cuando la presión máxima es excedida..
Fig 6: Regulador de flujo variable, compensado en presión y temperatura ajusta
el tamaño del orificio para contrarrestar cambios en la viscosidad del fluido

Válvulas de Control de Caudal Variables, Compensadas en


Temperatura y Presión – debido a que la viscosidad del aceite hidráulico varía
con la temperatura (así como también lo hace la distancia entre partes móviles), la
salida de una válvula de control de caudal puede que varíe a medida que lo hace la
temperatura en el sistema. Para contrarrestar los efectos de estas variaciones,
existen válvulas con compensadores de temperatura que ajustan el tamaño del
orificio de salida para corregir las variaciones que se presenten, como se muestra
en la Figura 6. Esto se hace en combinación con ajustes en el orificio de control
para cambios en la presión también.
Fig 7: Válvula de prioridad suministra flujo de acuerdo a lo requerido a un
circuito primario

Válvulas de Prioridad – una válvula de prioridad, Figura 7, es básicamente una


válvula de control de flujo que provee aceite de acuerdo a lo requerido al circuito
principal, operando como una válvula de flujo compensada en presión. El caudal en
exceso del requerido se reenvía a un circuito secundario a una presión algo menor
que la del primario. En caso de que varíe la presión de entrada y/o de carga, el
circuito principal tiene prioridad sobre el secundario.
Fig 8: Válvula de frenado reduce la velocidad de la carga al ser paulatinamente
cerrada por una leva conectada a la carga

Válvulas de Frenado – una válvula de frenado, Figura 8, es una válvula de 2 vías


modificada y posicionada fuera de centro por un resorte. Una leva conectada al
cilindro cierra la válvula gradualmente. Esto permite que funcione como un orificio
variable que gradualmente aumenta la contrapresión en el cilindro a medida que la
válvula cierra. Algunas son compensadas en presión.
Otras Válvulas Reguladoras de Flujo

Fig 9: El divisor de flujo lineal divide una entrada en dos salidas

Divisores de Flujo – un divisor de flujo es un tipo de válvula de control de caudal


compensada en presión que recibe una entrada de flujo y la divide en dos. La
válvula puede entregar dos caudales iguales en cada salida, o de ser necesario una
división predeterminada. El circuito en la Figura 9 muestra como un divisor de
flujo puede ser utilizado para sincronizar dos cilindros en una configuración de
meter-in (regulación a la entrada).
Fig 10: El divisor de flujo lineal divide una entrada en dos salidas

Como todo dispositivo de presión y caudal, los divisores operan en un rango


determinado, no en un punto específico, por lo que es posible que existan
variaciones en las ramas secundarias. Por esta razón, una sincronización precisa de
los actuadores no se puede lograr solo con el uso de un divisor de flujo. Estos
pueden también ser utilizados en configuraciones de regulación a la salida o meter-
out en cascada – conectados en serie para así controlar varios circuitos de
accionamiento, Figura 10.

NOTA: Ojo con la aplicación de divisores de flujo, generan mucho calor en el


sistema por la manera como se regula el caudal.

Divisores de Flujo Rotativos – otra técnica utilizada para dividir el flujo es a


través del uso de divisores rotativos. Consiste de varios motores hidráulicos
conectados mecánicamente a un eje común. Una entrada de flujo se divide en
salidas de acuerdo al número de motores que hayan en el divisor. Como todos los
motores rotan a la misma velocidad, los caudales de salida son proporcionales e
iguales a la suma de los desplazamientos de todas las secciones de motores. Los
divisores de flujo rotativo pueden por lo general manejar caudales más altos que
válvulas divisoras de flujo.
La caída de presión a través de cada sección de motor es relativamente pequeña
debido a que no hay transferencia de energía a una carga externa como es el caso
de los motores en general. Sin embargo, los ingenieros de diseño y aplicación deben
estar al tanto del efecto de intensificación de presión que se genera en un divisor de
flujo rotativo. Si por cualquier razón la presión de carga en una o más de las ramas
cae a un valor bajo o a cero, cada sección sentirá la caída completa de presión. La
sección presurizada en cuestión actuará como motor hidráulico y accionará las
otras secciones como bombas. Esto resulta en un efecto intensificación de presión
en esas ramas del circuito. Cuando se especifiquen divisores de flujo rotativo se
debe minimizar el potencial de que se genere intensificación de presión. Se debe
colocar una válvula de control de presión en la línea de presión de cualquier
actuador que presente el potencial de que ocurra. Los divisores de flujo rotativos
también pueden integrar el flujo de retorno de varias ramas en uno individual.

Válvulas Proporcionales de Control de Flujo

Las válvulas proporcionales de control de flujo combinan hidráulica de última


generación con accionamientos y controles electrónicos sofisticados. Estas válvulas
ayudan a simplificar circuitos hidráulicos al reducir el número de componentes que
un sistema pueda requerir, aumentando al mismo tiempo la precisión y eficiencia
del mismo.

Una válvula proporcional de control de flujo modula el mismo en proporción con la


señal de entrada que recibe. Estas pueden fácilmente controlar cilindros o motores
hidráulicos pequeños en aplicaciones en las que se requiere un control preciso de la
velocidad o aceleración y desaceleración controlada. La mayoría de las válvulas de
control de flujo son compensadas en presión para minimizar las variaciones en el
caudal causadas por cambios en la presión de entrada o salida.

Consisten de los siguientes elementos principales:

· Un solenoide de sección piloto o proporcional,

· Un área de control de flujo donde está la corredera,


· Un dispositivo de posicionamiento electrónico LVDT (linear variable
differential transformer).

La operación de la válvula se inicia cuando recibe una señal de un dispositivo


externo de control como una computadora, PLC, relé de lógica o un potenciómetro.
El dispositivo de control entrega una señal analógica a la tarjeta de accionamiento,
la cual a su vez le envía una señal de corriente al solenoide en la válvula.

La fuerza electromecánica en la corredera hace que se mueva, lo que gradualmente


genera que se abra un camino para el flujo desde la bomba al pórtico del actuador.
Mientras más grande sea la señal de comando, mayor será la corriente enviada al
solenoide y por ende mayor el flujo. La característica importante de esta válvula es
que todos los elementos son proporcionales; por lo que, cualquier cambio en
corriente de entrada cambia las señales de fuerza en proporción, así como también
el movimiento que presente la corredera de la válvula, el tamaño del orificio de
entrada, cantidad de fluido que pasa por la válvula y finalmente la velocidad a la
cual se mueva el actuador.

A medida que se mueve la corredera, su posición es detectada y monitoreada con el


LVDT o algún tipo de transductor de presión. La señal es retroalimentada a la
tarjeta amplificadora donde es continuamente comparada con la señal de entrada
del controlador. Si existe un diferencial entre ellas, el controlador ajusta la posición
de la corredera hasta que el error sea nulo.

Las válvulas de control de flujo proporcional compensadas en presión son de dos


pórticos en los que el orificio principal de control se ajusta electrónicamente. Al
igual que en válvulas convencionales compensadas en presión, estas mantienen el
caudal de salida constante al mantener la caída de presión constante a través del
orificio principal en cuestión. La válvula proporcional sin embargo es diferente en
el hecho de que el orificio es variable y controlado por un solenoide.
En una válvula de control de flujo proporcional de dos pórticos, el orificio ajustable
eléctricamente se conecta en serie con la corredera de una válvula reductora de
presión, que se conoce con el nombre de compensador, Figura 11. El mismo se
ubica aguas arriba del orificio principal y se mantiene abierto por un resorte suave.
Cuando no hay señal al solenoide, el resorte mantiene al orificio principal cerrado.
Cuando se energiza, el solenoide actúa directamente contra el orificio de control,
moviéndolo hacia abajo contra el resorte para abrir la válvula y permitir el flujo de
aceite desde el pórtico A al B.
Al mismo tiempo, el LVDT provee de la retroalimentación necesaria para mantener
la posición. En este caso, el LVDT permite mantener una configuración de orificio
con gran exactitud.

La compensación de presión de obtiene al incorporar un camino de aceite de


pilotaje a la entrada de la válvula que se conecta con un lado dela corredera del
compensador, A2. Hay otro camino ubicado cerca de la salida de la válvula luego
del orificio de control, conectado al lado opuesto de la corredera del compensador,
A3. Un resorte de este lado de la corredera mantiene al compensador abierto.
Presión inducida por la carga por el lado de la salida – o desviaciones en la misma
por el lado de la entrada – modulan a la corredera del compensador para aumentar
o disminuir la caída de presión a través del orificio de control del compensador.
Actuando como una válvula reductora de presión, el compensador garantiza que el
orificio de control principal sienta una caída de presión constante, lo que a su vez
permite que el caudal sea constante.

El amplificador permite un control del tiempo de apertura y cierre del orificio. Para
obtener flujo de retorno sin restricción, la válvula antirretorno C lo permite (de B a
A). Las válvulas proporcionales de control de flujo también están disponibles con
características de flujo lineales, o progresivas. El rango de señal de entrada es el
mismo para ambas, sin embargo, la progresiva permite un control más fino al
principio del ajuste del orificio.

En caso que se pierda la retroalimentación por falta de corriente, la fuerza del


solenoide cae a cero y el resorte cierra el orificio. Cuando el cableado se conecta
incorrectamente o se daña, un LED indica la falla a la tarjeta amplificadora.

Válvulas Proporcionales con Elementos Lógicos


Fig 12: Sección de un elemento lógico proporcional

Son simplemente válvulas de control de flujo ajustables eléctricamente que caben


en la cavidad estándar de un elemento lógico. La tapa y el cartucho se ensamblan
como una unidad individual en la que la tapa tiene un solenoide proporcional de
fuerza y un controlador piloto, Figura 12.

Cuando se envía una señal eléctrica al amplificador, el solenoide y controlador


ajusta la presión piloto suministrada desde el pórtico A para cambiar la posición de
la corredera. Un LVDT indica la posición al amplificador para mantener la apertura
deseada del orificio de A a B. El elemento lógico proporcional está disponible con
flujo lineal o progresivo y los accionamientos de la válvula responden a voltaje (de
0 a 10VDC), o corriente (de 0 a 20 mA) como señales de comando. La tarjeta
amplificadora común opera a 24 VDC.

Debido a que la válvula no se ve afectada por cambios en la presión del sistema,


puede abrir y cerrar el orificio en el mismo tiempo. Esta velocidad puede ser
cambiada en la tarjeta amplificadora ajustando un generador de rampa.

El amplificador puede ser utilizado de muchas maneras. Un control electrónico


externo puede hacer al orificio ajustable externamente, mientras que la máxima
aceleración de la corredera sigue limitada por el generador de rampa interno
mencionado; o un interruptor puede ser agregado para prender y apagar el control
de rampa. En caso de una pérdida de corriente, el elemento retorna a la posición
cerrada.