Sie sind auf Seite 1von 12

11ª

MATERIALES METÁLICOS Y LEÑOSOS PARA

CERRAMIENTOS

11.1 ACERO

A)

Elementos para fachadas

Los paneles o chapas metálicas para exteriores constituyen soluciones ligeras de fachadas, principalmente de muros cortina o de fachadas mixtas, combinadas con carpintería y vidrio. Son indudables las ventajas que ofre- cen, dependiendo de los materiales, en cuanto a calidad, rapidez de ejecución, ligereza y durabilidad, siendo sus principales inconvenientes el coste y su escasa capacidad de aislamiento térmico y acústico, si no se complementa con otros elementos rígidos o aislantes.

Los principales aspectos a tener en cuenta en el proyecto de paneles de fachada metálicos son:

- Permeabilidad al aire y al vapor.

- Resistencia a la abrasión.

- Resistencia al choque.

- Posibilidad de coloración.

- Resistencia a los agentes atmosféricos.

- Comportamiento al alabeo.

- Putrefacción y corrosión.

- Durabilidad.

- Facilidad de limpieza.

- Chapa vitrificada

Este acero parte de chapas corrientes a las que se somete a diversos tratamientos, como decapado y pasivado (anti- corrosivo), pintura de fondo realizada por inmersión con secado al horno (vitrificación), pudiendo llevar, además otra pintura de acabado (esmaltado) Se coloca la chapa con nervaduras, estampado, etc., para dotarla de suficiente rigidez frente a los esfuerzos mecáni- cos; o bien, si es lisa, sobre un soporte duro, con lo que se evita el alabeo y la acumulación de polvo.

La resistencia a la abrasión es similar a la del vidrio, aun- que menor al punzonamiento, por la debilidad del esmal- tado. La durabilidad teórica es mayor a la del edificio, siempre que no se pierda el esmalte. Es autolavable. Re- siste bien la agresión de hormigones y morteros.

- Chapa de acero inoxidable

Para conseguirlo se parte de un acero obtenido por colada en horno eléctrico y posterior afino al vacío, consi- guiéndose una calidad superior a la normal.

a) Aceros al cromo, en que éste puede alcanzar una proporción del 27%.

1

b) Aceros al cromo-níquel: con proporciones que os- cilan entre 16 y 26% (Cr) y de 6 y 22% (Ni).

A continuación sufre una serie de tratamientos: laminación

en caliente y en frío, recocido, decapado, acabado y con- formación en frío.

Debe colocarse sobre soporte rígido para evitar posibles

reflejos, siendo su coeficiente de dilatación similar al del hormigón. Además es compatible con el aluminio. Otras ventajas son: inmejorable resistencia a la abrasión,

al choque y a los agentes climáticos. Elevada durabilidad y

capacidad de autolavado. Como principales inconvenien- tes pueden citarse su elevado coste y la menor posibilidad de coloración.

- Chapa de acero cor-ten

Este tipo de acero se caracteriza por un cuidadoso trata- miento de maduración efectuado en atmósfera apropiada, igual a la del lugar de emplazamiento del edificio, durante un periodo que oscila entre seis y veinticuatro meses. De este modo adquiere una capa de óxido natural, resistente y que le confiere su típica coloración. La chapa de acero cor-ten posee un comportamiento simi- lar al del acero inoxidable, pero la ventaja de obtenerse por la mitad de coste. Puede pintarse, sin temor a una po- sible corrosión bajo la pintura. Como precaución, debe evi- tarse su contacto con el aluminio, el cobre y otros metales, por la tendencia a formar par galvánico corrosivo.

B) Elementos para cubiertas

- Chapa galvanizada

Cobertura de edificios con chapas finas o paneles formados por doble hoja de chapa con interposición de aislamiento, de acero galvanizado, sobre faldones de cu- bierta formados por entramado metálico o de hormigón

armado, en los que la propia chapa o panel proporciona la

estanquidad.

La chapa lisa es un perfil liso de espesor mínimo de 0,6

mm.

La chapa conformada, del mismo espesor mínimo, con

perfil ondulado, grecado o nervado, debe poseer un módu-

lo resistente y un momento de inercia suficientes para que

garanticen una rigidez suficiente que impida que se formen abolladuras bajo carga puntual de 100 kg.

El panel está formado por dos chapas unidas, mediante imprimación previa con un adhesivo, a
El panel está formado por dos chapas unidas, mediante imprimación previa con un adhesivo, a
El panel está formado por dos chapas unidas, mediante imprimación previa con un adhesivo, a

El panel está formado por dos chapas unidas, mediante imprimación previa con un adhesivo, a un alma de aisla- miento térmico; y dos variedades: con tapajuntas o con ensamblado.

Los tratamientos anticorrosivos de estas chapas pueden ser de dos tipos:

a) Galvanizado: pasivado mediante un proceso in-

dustrial de revestimiento electrogalvánico en caliente del acero, por ambos lados, con una fina (25 a 30 micras) ca- pa de zinc anódico (para que la protección se mantenga mientras perviva la capa, que es la que se corroe lenta- mente por efecto del par galvánico), que queda ínti- mamente adherida a la superficie, permitiéndole resistir incluso atmósferas corrosivas, como las que existen en naves industriales, laboratorios, etc.

b) Galvanizado con capa de acabado a base de pin-

turas o recubrimientos.Todas ellas con las imprimaciones

y capas intermedias adecuadas.

C) Carpinteria de fachadas

Las carpinterías de puertas y ventanas exteriores realiza- das con materiales metálicos resultan muy competitivas con relación a las de madera y plástico, contando entre sus cualidades:

- Absoluta rigidez de los elementos.

- Indeformabilidad ante variaciones térmicas.

- Menores espesores de secciones.

- No atacables por agentes biológicos.

- Suficientes tratamientos para evitar la corrosión.

- Mayor rapidez de montaje.

- Mayor resistencia a la acción del fuego.

2

- Calidades visuales comparables a las de la madera (ace- ro inoxidable, aluminio).

a las de la madera (ace- ro inoxidable, aluminio). - Acero galvanizado y esmaltado De perfiles

- Acero galvanizado y esmaltado

De perfiles conformados en frío, de fleje de acero galvani- zado, de espesor mínimo 0,8 mm.

Deben repasarse con cloruro de zinc todas las zonas en que el galvanizado haya desaparecido por efecto de la soldadura, que es el método de unión para cualquier tipo de perfil de acero.

En el mercado existen, asimismo, perfiles de acero esmal- tado, similares a las chapas de acero vitrificado estudiadas para fachadas. En cualquier caso, la NTE recomienda que todos los perfiles de acero para carpinterías deben revi- sarse al menos cada tres años y proceder, en su caso, al repintado.

- Acero inoxidable

Perfiles obtenidos por plegado mecánico de chapa de ace- ro inoxidable de espesor mínimo 1,2 mm. No presentarán alabeos, grietas ni deformaciones, y sus ejes serán rectilí-

neos. Para su unión pueden emplearse varios procedi- mientos de soldadura.

3

11.2 ALUMINIO

A) Obtención y propiedades

Este metal no puede obtenerse por reducción con carbón de los minerales que lo contienen, por tener menor afini- dad por el O 2 , recurriéndose a la bauxita, que es un com- puesto de hidróxidos de aluminio. Existen diversas técnicas de obtención, con dos fases bien diferenciadas:

a) Tratamiento de la bauxita mediante sosa cáustica (NaOH), dando alúmina o aluminato. b) Reducción de éstos, mediante electrólisis, con fuerte gasto de energía eléctrica. Sus principales carac- terísticas son:

- Densidad: 2,7 kg/dm 3 , tres veces inferior a la del acero.

- Conductividad térmica: 204 w/mC, de tres a cuatro ve- ces superior a la del acero.

- Rigidez mecánica: E=7.000 kg/mm², un tercio del módulo

elástico del acero, por lo que los elementos construidos

con aluminio tendrán una rigidez tres veces inferior. Esto puede compensarse aumentando el momento de inercia de las piezas mediante el extrusionado.

- Resistencia mecánica: el aluminio puro tiene una resis-

tencia baja, de unos 6 kg/mm². Por efecto de las impure- zas, las aleaciones o ciertos tratamientos, puede elevarse la resistencia hasta los 20 o 30 kg/mm², que suelen ser las

usuales de los aluminios comerciales para la edificación. Mayores resistencias podrían conseguirse en detrimento de su resistencia a la corrosión.

- Mecanizado: el aluminio es un metal dúctil y maleable,

tenaz, con punto de fusión a 660 C, blando y trabajable a

la temperatura ambiente, y mucho mejor a unos 125C. Es

un buen material para construcciones prefabricadas por su facilidad de mecanizado que, además, se ve reducida cuando se ha obtenido por extrusión. - Oxidación: el aluminio y sus aleaciones, en contacto con el O 2 del aire, se recubren de una capa de óxido que pro- tege al metal contra la corrosión. En el caso de chapas pa-

ra fachadas, en que las condiciones de uso son adversas, es preciso, además, dotarlo de un tratamiento de pro- tección, como puede ser un decapado y posterior pintado,

o bien un oxidado artificial, o un anodizado.

Este procedimiento, muy efectivo, consiste en una prepa- ración previa de las piezas mediante esmerilado y pulido, tras las cuales son sometidas a un proceso electrolítico característico que refuerza el espesor de la capa de óxido natural desde 0,1 hasta 20 micras. Esta capa de alúmina es dura, transparente y porosa, por lo que debe procederse a su sellado, que consiste en ce- rrar dichos poros por hidratación de la alúmina, sumer- giendo las piezas en un baño de agua hirviendo.

- Comportamiento químico: el aluminio es químicamente

activo frente a los metales alcalinos, lo que hace que el cemento, el yeso y la cal lo ataquen durante su fraguado, e incluso después, si estos materiales se mantienen húme- dos. - Aleaciones ligeras: el aluminio no se utiliza químicamente puro sino en aleación con otros metales: el magnesio, que incrementa la resistencia mecánica y mejora el comporta- miento frente a la corrosión. También se utiliza la aleación con Mn. Para elementos extruidos, sobre todo en carpin- terías, se usan aleaciones con manganeso y silíceo.

A) Aplicaciones

- Chapas para fachadas

Se utilizan láminas finas de aleaciones de aluminio lisas sobre un soporte duro, o bien nervadas o embutidas. Siempre se requiere prever juntas de dilatación, especial- mente en chapas de colores obscuros absorbentes de las radiaciones.

- Esmaltada al fuego: mediante vitrificación en horno a

550C. Debe prevenirse la rotura del esmalte para evitar posibles corrosiones interiores.

- De color natural: mediante anodizado a 20 micras, y aca- bado mate.

- Coloreada: tras el anodizado, y antes del sellado, se pro-

cede a la coloración mediante procedimiento similar al del

sellado, pero en el que el baño contiene el pigmento. Los

colores más resistentes son el negro y los bronces, claro y obscuro. También el gris obscuro.

- Plastificada: con recubrimiento con una lámina de vinilo adherida, de diversos colores y durabilidad imprecisa.

- Fundida: para la obtención de placas con relieves que

mejoran su comportamiento resistente por el incremento de rigidez estática, a la vez que permiten conseguir efec- tos compositivos.

B) Chapas para cubiertas

Para la cobertura de edificios con chapas lisas de aleacio-

nes ligeras, sobre planos de cubierta formados por table- ros o forjados, con inclinación no menor del 5%, ni mayor del 30%.

O con chapas conformadas de aleaciones ligeras sobre

faldones de cubierta de entramado metálico o de hormigón

armado, proporcionando las chapas, lisas o conformadas,

la

estanquidad necesaria. También pueden usarse chapas

de

acero sin galvanizar, con protección de aluminio.

Todas ellas deben cumplir las mismas condiciones de rigi- dez mínima que las chapas galvanizadas.

4

de rigi- dez mínima que las chapas galvanizadas. 4 Las chapas lisas se colocan sobre rastreles

Las chapas lisas se colocan sobre rastreles de madera de pino, fijándolas mediante presillas de aleación de aluminio clavadas a los rastreles. Las chapas conformadas se fijan a los perfiles metálicos o de hormigón por medio de gan- chos de aleación Al-Mn o Al-Mg, y tornillos de acero gal- vanizado o cadmiado.

C)

Carpinterías

El aluminio es actualmente el material más utilizado para

carpintería de huecos, siendo su coste intermedio entre el del acero galvanizado y el del acero inoxidable. Presenta, además, otras ventajas:

- Magnífico comportamiento ante las agresiones normales

del ambiente exterior.

- Gran facilidad para su conformado, que admite cualquier

clase de diseño.

- Alto poder aislante frente a la radiación exterior.

- Elevada calidad de aspecto.

a la radiación exterior. - Elevada calidad de aspecto. Se han venido utilizando, normalmente, elementos extrui-

Se han venido utilizando, normalmente, elementos extrui- dos o perfiles, con aleaciones a base de magnesio y silí- ceo. En la actualidad se emplean aleaciones que elevan el contenido de silíceo hasta el 6%, el cual, durante el anodi- zado, toma de manera natural el tono grisáceo caracte- rístico del color "natural" del aluminio. Como operaciones complementarias del extrusionado se aplican: temple con enfriamiento al aire; estirado y endere- zamiento; y estabilización. Otro procedimiento de confor- mación para determinados perfiles, a partir de bobina de

chapa laminada, es el perfilado, similar al empleado para el conformado del acero inoxidable. Los principales tratamientos anticorrosión para perfiles de aluminio son, además del anodizado y coloreado, ya estu- diado para la chapa de fachadas:

- De conversión: provocan la formación de una película

adherente de óxidos o sales. Son de calidad inferior al anodizado, pero más baratos.

- Pintura: a base de lacas de secado al horno, para perfiles

prefabricados. O pintado a pie de obra con pincel o pistola, usando productos de secado al aire, previa limpieza de la superficie.

Los perfiles deben tener un espesor mínimo de 1,5 mm, siendo de color uniforme y sin alabeos, fisuras ni de- formaciones. Llevarán una capa de anodizado igual o ma- yor de 15 micras de espesor, o de 20, en el caso de estar el edificio ubicado en ambiente marino. El mantenimiento es similar al estudiado para la carpintería de acero inoxi- dable.

11.3 COBRE

A) Obtencion y propiedades

La extracción se efectúa a partir de menas diversas (es- pecialmente calcopirita, S 2 CuFe), mediante reducción de

sus óxidos por el CO y pncipalmente mediante electrólisis. El Sn, Zn, Mg y Si aumentan su resistencia mecánica, aunque disminuyen su ductilidad. Las principales carac- terísticas son:

- Densidad: 8,94 kg/dm 3 .

- Punto de fusión: 1.070C.

- Comportamiento mecánico: como el hierro, puede adqui-

rir dureza mediante trabajo o deformación en frío (estirado, laminado, etc.).

- Conductividad: es uno de los mejores conductores del

calor, cuyo coeficiente vale 384 w/mC, y de la electrici-

dad.

- Durabilidad: en atmósfera húmeda se recubre de una capa de carbonato, protectora del metal.

B) Aleaciones de cobre

- Bronces

Son aleaciones de cobre y estaño, o de cobre y aluminio, con diversas resistencias según los tratamientos. En cons-

trucción se emplean las que contienen menos del 32% de estaño, que resultan menos frágiles. Pueden ser:

- mecánicos, con Sn.

- especiales, con Mn, Ni o Si.

- al aluminio.

5

- Latones

Son las aleaciones de cobre y zinc. Como los bronces, se utilizan en forma de piezas fundidas y en perfiles lamina- dos, planchas y alambres. Presentan color amarillento, menos intenso que el del bronce. Su contenido en zinc, para poderlos utilizar en construc- ción, debe ser inferior al 45%.

C) CHAPAS PARA FACHADAS Y CUBIERTAS

El diseño de las piezas y su colocación son similares a las estudiadas para las chapas de acero y de aluminio. Pese a su gran calidad de aspecto y su durabilidad, presenta cier- tos inconvenientes, además del coste económico, que lo hacen perder competitividad con el aluminio o el acero:

- Tiene un alto coeficiente de dilatación que obliga a prever juntas y su consiguiente estanquidad.

- Es agresivo de otros metales, lo que obliga a aislarlos si están en contacto con el cobre o se hallan en posición in- ferior.

- La coloración de su capa de oxidación puede ocasionar manchas verdosas en otros materiales.

puede ocasionar manchas verdosas en otros materiales. 11.4 OTROS METALES A) Zinc - Obtención y propiedades

11.4 OTROS METALES

A) Zinc

- Obtención y propiedades

El zinc es un metal que se extrae del ZnCO 3 o de la blenda (SZn) de manera similar a la del hierro, mediante una tos- tación o calcinación de la mena, para transformarla en óxido; y una posterior reducción con carbón en hornos es- peciales (vía seca). También puede obtenerse por vía húmeda mediante electrólisis o con tratamiento de los óxi- dos por medio del ácido sulfúrico. Posee una densidad de 7,1 kg/dm 3 y su punto de fusión se sitúa a 417C.

Se oxida autoprotegiéndose, como el aluminio, pero es atacable por los vapores ácidos y salinos (del agua de

mar), por lo que conviene pasivarlo mediante galvanizado.

Es dilatable, debiendo preverse juntas; forjable; soldable; y maleable a temperatura baja.

- Aplicaciones

- Chapas para cubiertas: cobertura de edificios con chapas

lisas de zinc sobre planos de cubierta formados por table- ros o forjados, con inclinación no menor de 5, ni mayor de 30, en que la propia cobertura de chapa proporciona la estanquidad.

La chapa de zinc que se emplea debe ser laminada de primera calidad, con espesor superior a 0,8 mm. Se colo- ca fijándola sobre rastreles de madera de pino, a los que va clavada a través de grapas de refuerzo. Además de las chapas se usan otros elementos de zinc, como grapas, abrazaderas, piezas de borde y de limatesa, canalones, etc.

B) Plomo

- Obtención y propiedades

Se extrae, en su mayor parte, de la galena (SPb) mediante tostación y posterior auto reducción del óxido con el mis- mo mineral. También puede obtenerse muy purificado mediante electrólisis. El plomo utilizado en la construcción suele contener impurezas de Bi, Fe, Zn, Cu, etc. Se re- fuerza y endurece mediante aleación de Sb.

en la construcción suele contener impurezas de Bi, Fe, Zn, Cu, etc. Se re- fuerza y

El plomo tiene una densidad de 11,3 kg/dm 3 y un punto de fusión bajo, a 327C. Es un material muy blando, dilatable

y resistente a los agentes atmosféricos. Presenta fluencia

ante cargas exteriores. Es muy apreciado por su gran es- tabilidad química, gran trabajabilidad, bajo punto de fusión, bajo coste, facilidad de aleación. También posee buen comportamiento frente a la fricción e impermeabilidad a las radiaciones.

- Aplicaciones

- Planchas: fundidas para piezas moldeadas o para placas

de reparto de cargas. Laminadas, para material de cubier- ta, de gran protección e impermeabilidad; en bandas, se usa para juntas de dilatación, articulaciones, vidrieras em- plomadas y placas contra el ascenso de la humedad capi-

lar y freática.

11.5

MADERA

A) Carpinteria de ventanas

11.5 MADERA A) Carpinteria de ventanas Los perfiles para ventanas serán de madera de peso es-

Los perfiles para ventanas serán de madera de peso es- pecífico no inferior a 450 kg/m 3 y un contenido de hume- dad no mayor del 15% ni menor del 12%; sin alabeos, fen- das ni acebolladuras. No presentarán ataques de hongos

o insectos, y la desviación máxima de las fibras respecto

del eje será menor de 1/16. Las maderas más usuales para carpintería de taller son las de conífera, principalmente las diversas variedades de pino y abeto. También algunas especies de maderas ex-

óticas.

6

El comportamiento de la madera frente al fuego es defi- ciente, porque arde, siendo necesario aplicarle los trata- mientos ignífugos adecuados para el cumplimiento de las exigencias de la Norma. La madera se comporta mal fren- te a los cambios de humedad y puede sufrir pudrición. Tiene buena resistencia y muy buen comportamiento tér- mico (aislamiento, baja conductividad).

B) Tableros de madera

- Tableros contrachapados

Están constituidos por chapas u hojas de madera, siempre en número impar, adheridas íntimamente entre sí por me- dio de un pegamento especial, y dispuestas de modo que las fibras queden en posición perpendicular o cruzada con respecto a las contiguas. Con ello se consigue una estruc- tura isótropa en el plano, e indeformable por cambios de humedad.

en el plano, e indeformable por cambios de humedad. Los espesores de las chapas oscilan entre

Los espesores de las chapas oscilan entre 0,25 y 6 mm. Las maderas empleadas son: okume, haya, álamo, aliso, abedul, pino de Oregón, cedro, etc. Los adhesivos más usuales: bakelita, resinas fenólicas, urea-formaldehído, melamina, etc.

B) Tableros de fibras

Se fabrican con una pasta fibrosa aglomerada con resinas. Son tableros sólidos, duraderos y que se trabajan con faci- lidad. Uno de los más conocidos comercialmente es el TABLEX, elaborado a partir de fibras de paja y residuos de madera.

C) Tableros de partículas

Constituidos por una masa de partículas procedentes de viruta de madera o residuos de lana, aglomerados con re- sinas y compactados en caliente. Es un material muy duro, de volumen constante, con menor peso que la madera na- tural, buen aislante térmico y acústico, indeformable e in- combustible. Se conoce popularmente como tablero aglo- merado.

11.6 FACHADAS LIGERAS

Son aquellas cuyo peso y espesor son pequeños pero suficientes para constituir elementos autoportantes, y que se fijan a la estructura resistente del edificio sin for- mar parte de ella. Se puede estimar el peso de un cerramiento ligero entre 50 y 75 Kg/m 2 , y el espesor por debajo de los 10 cm, si bien en algunas soluciones y en las fachadas transventi- ladas, la anchura total del conjunto puede rebasar am- pliamente este valor.

total del conjunto puede rebasar am- pliamente este valor. El cerramiento o fachada ligera suele estar

El cerramiento o fachada ligera suele estar constituido por tres componentes fundamentales: unos elementos resistentes o estructura auxiliar sostenida sobre la es- tructura del edificio; unos elementos de relleno, por lo general opacos, los paneles, sostenidos por la estructura auxiliar; y unos elementos de acristalamiento, sostenidos por carpinterías que se combinan con los paneles, o di- rectamente sobre la estructura auxiliar, en el caso de los vidrios estructurales.

A)

Condicionantes

La utilización de fachadas ligeras por parte de arquitec- tos e ingenieros se produce en consonancia con la elec- ción de una determinada imagen del edificio en que la modulación y la calidad y variedad de acabados se com- bina con el deseo de emplear sistemas industrializados cuyas garantías de elaboración y rapidez de ejecución son elementos determinantes.

7

- Estanqueidad

Función básica de toda fachada, conlleva protección de

la intemperie y de sus principales factores meteorológi- cos: el viento y la lluvia. Ambos inciden juntos o aislada- mente y provocan situaciones no deseadas, como pene- tración de agua en el interior, condensaciones, paso del aire, ruidos causados por la permeabilidad al aire, etc. Supuesta la utilización de paneles y acristalamientos im- permeables a tales meteoros, el problema se traslada entonces a las juntas o uniones entre los diversos com- ponentes:

- Juntas entre estructura auxiliar y estructura del edificio, que afecta a la permeabilidad sólo en el caso de las fa- chadas transventiladas.

- Juntas entre paneles y estructura auxiliar, sin incidencia en las condiciones de estanqueidad de la fachada, aun- que sí en otros aspectos, como el aislamiento térmico.

- Juntas entre paneles, que son las directamente respon-

sables de la correcta estanqueidad de las fachadas lige-

ras. Las dos soluciones usuales para resolver este tipo de uniones son de dos tipos:

a) Junta estanca o impermeable

Debe garantizar la estanqueidad al agua y el viento. Se basa en la adecuación geométrica y técnica de la im- permeabilidad y en el acabado mediante sellado, apro- vechando las cualidades de los nuevos materiales elastómetos: neopreno, EPDM, caucho butilo, etc. Es la indicada entre paneles multicapa aislantes, para prevenir el mojado de las capas de aislamiento. Hay dos varian- tes:

- Junta impermeable cerrada: solución con doble sellado

y cámara interior, cuya presión es inferior al ambiente ex- terior, por lo que el aire y el agua tratan de penetrar, pu- diendo sólo conseguir por capilaridad en condiciones de deficiente sellado. Tiene el inconveniente de que la cámara no evacua el posible agua acumulada debido a

su inferior presión, tendiendo más bien a penetrar al in- terior por la segunda junta, ya que su presión es mayor.

- Junta impermeable abierta: está sellada en la parte in-

terior. Si se dimensiona correctamente, debe impedir el paso de agua por capilaridad a la cámara intermedia que se encuentra a la misma presión que el exterior, por lo que puede evacuar a través de canalillos de drenaje el agua que haya podido acceder a su interior.

Puede plantear problemas en el caso de capas interme- dias de materiales aislantes sensibles al mojado. El se- llado puede hacerse por el exterior, como en el primer caso, con el inconveniente de que no existe un segundo

sellado que refuerce el anterior.

que no existe un segundo sellado que refuerce el anterior. b) Junta abierta o permeable Es

b) Junta abierta o permeable

Es la solución empleada en los sistemas de fachadas transventiladas, en las que el trasdós de los paneles del cerramiento debe estar suficientemente ventilado para garantizar que la presión en dicha cámara y la presión atmosférica en exterior sean iguales con lo que se evita la penetración del agua por succión. Podría infiltrarse el agua directamente por las juntas abiertas si son suficientemente amplias, sin que esto sea un grave problema pues debe poder drenarse a través de la cámara de aire y recogerse en la parte inferior. Para evitarlo puede reducirse el espesor de la junta al mínimo compatible con los requisitos de la dilatación de los paneles.

- Resistencia mecánica

El sistema de fachadas ligeras es autoportante y no debe considerarse su contribución a la resistencia de la estruc- tura propia del edificio. Por lo general, estos cerramien- tos ligeros están sustentados por una estructura auxiliar, reja o sistema de montantes y correas, o sólo montantes, sobre los que se anclan los módulos de relleno o paneles y, eventualmente, las carpinterías de los huecos. Dicha estructura suele ser también ligera a base de materiales como el aluminio, acero inoxidable o galvanizado, y en

8

ocasiones madera. La estructura auxiliar absorbe todos los esfuerzos trans- mitidos por los paneles, incluyendo su propio peso, tras- pasándolos a los forjados sobre los que se anclan. Existe la variedad de fachada trasdosada, es decir, aquella que cuenta con una capa rígida y resistente, apoyada en los forjados, generalmente de cerámica o de hormigón, sobre la que se fijan los paneles sin que sea indispensable colocar una estructura auxiliar. Es aquí la pared interior la encargada de transmitir los esfuerzos del revestimiento ligero a la estructura del edificio. Los principales esfuerzos y deformaciones a que se en- cuentra sometida una fachada ligera se canalizan a través de los perfiles de la estructura auxiliar, depen- diendo sus secciones de las acciones siguientes:

- El viento: provoca presiones y succiones según la orientación y solución de fachada.

- El peso propio.

- Las tensiones inducidas por dilatación y contracción de

los paneles y los componentes de la estructura auxiliar.

- La flecha de los montantes, que debe limitarse según el tipo de solución adoptada.

B) Tipología

A) Fachadas cortina

Cuando se disponen por delante de los forjados y que pueden ser continuas en las dos direcciones o sólo en vertical, como entrepaños

en las dos direcciones o sólo en vertical, como entrepaños B) Fachadas de paneles Que pueden

B) Fachadas de paneles

Que pueden ser continuos o por entrepaños, si los ele- mentos ligeros se sitúan apoyados en los forjados. Exis- ten otras variantes menores de los anteriores. Un tipo particular de fachada ligera es la dotada de tras- dosado o elemento rígido de cerramiento donde se apo- ya el panel de acabado exterior. En este caso el sistema ligero se refiere sólo a la capa o capas de acabado, dado que el conjunto rebasaría ampliamente las condiciones

relativas a peso y espesor de un cerramiento ligero.

relativas a peso y espesor de un cerramiento ligero. Hoy día puede encontrarse un gran variedad

Hoy día puede encontrarse un gran variedad de materia- les y acabados manufacturados en la composición de los paneles, capaces de resistir las exigencias de funciona- miento del cerramiento. Dos grandes grupos de paneles destacan respecto a su problemática técnica e implanta- ción: los metálicos y los de otros materiales, más nove- dosos éstos pero menos utilizados. Los paneles no metálicos están formados por materiales de más reciente generación con técnicas específicas de

fabricación que conducen, en ciertos casos, a soluciones unitarias de fachada, incluida la carpintería de los hue- cos. Existen tres tipos:

- Paneles de madera de alta densidad: están for-

mados por la unión en contrachapado y elevada presión, de láminas de madera tratada con colas fenólicas. Fren- te a un mayor peso en comparación con los metálicos, los paneles de madera ofrecen mejores calidad de la tex-

tura y aspecto de la madera, la homogeneidad de sus capas, y ausencia de corrosión en del panel. Sus mayores inconvenientes son: la necesidad de prote- ger los cantos; su mal comportamiento inicial al fuego,

que puede mejorarse con tratamientos ignífugos para llegar a una clasificación M1; y el hecho de tratarse de un material vivo con posibilidad de movimientos y alteración biológica. Para los paneles de madera es recomendable la solución de fachada trasventilada que resuelve con facilidad la junta y permite ventilar la madera por todas sus caras.

- Paneles de fibra de celulosa reforzada: de eleva-

da densidad, coloreados en masa y homogéneos. No tienen dificultades de protección de los cantos ni limita-

9

ciones dimensionales, como sucede con los de madera. - Paneles de materiales sintéticos: elementos lige- ros, con altas posibilidades formales por su elevada ca- pacidad de moldeo, resistentes a la corrosión y con buen comportamiento térmico. Sus principales inconvenientes son la reacción al fuego y la posibilidad de degradación superficial en algunos tipos. El más utilizado es el panel de poliéster reforzado con fibra de vidrio.

Otro modo de clasificación es el relacionado con la oferta del mercado industrial, en cuanto a materiales, compo- nentes, método, etc. Existen cuatro grupos:

- Materiales: incluye elementos simples que deben com-

binarse entre sí para la constitución del cerramiento, pu- diendo ser manipulados directamente a pie de obra. En- tre ellos pueden encontrarse: composites (núcleo de es-

puma polimérica con revestimiento de hojas metálicas),

chapas metálicas, láminas, paneles multicapa, tableros, laminados, etc.

- Chapas nervadas: comprende los paneles ligeros mo-

nocapa aptos para el revestimiento de fachadas trasven- tiladas, aisladas o sin aislamiento. Los materiales em-

pleados son: acero galvanizado, acero inoxidable, alumi- nio, fibras con impregnación bituminosa, fibrocemento reforzado con fibras naturales y sintéticas.

- Paneles sandwich: agrupa productos de mayor comple-

jidad técnica que resuelven, en una sola pieza, y sin ne- cesidad de trasdosado, acabado, impermeabilización y

aislamiento. Suelen constar de núcleo, revestimiento y

bastidor perimetral, diferenciándose en el tipo y acabado de la superficie y el tipo de junta entre paneles.

- Sistemas: comprende diversos revestimientos prefabri-

cados que ofrecen una solución integral para la constitu- ción de fachadas siguiendo un esquema modular prefija- do, que incluye desde el mecanismo de cuelgue a la formación y sellado de la junta entre paneles. Los princi- pales modelos son: bandejas metálicas, paneles sand- wich y paneles engatillados, lamas de aluminio y placas machiembradas de poliestireno revestidas con hojas de aluminio.

C) Técnica de montaje

La construcción del cerramiento incluye cinco operacio- nes destacables:

- montaje de la estructura auxiliar, incluida la colocación

de placas o perfiles en la estructura porticada o en el mu-

ro resistente de trasdosado para recibir el anclaje atorni- llado o soldado de los montantes o rastreles.

- montaje de las correas, liras o perfiles horizontales, en su caso, donde se anclarán directamente los paneles.

- montaje de los paneles: según el tipo de anclaje elegido

o predeterminado por el sistema.

- sellado de las juntas, en el caso de los sistemas de jun-

10

ta cerrada.

- montaje de las piezas especiales de remate: zócalos, esquinas, cornisas, etc.

11.7 PANELES

DE

CHAPA

PARA

FACHADAS

LIGERAS

Los paneles de chapa son los de aplicación más genera- lizada, utilizando como materiales principales el aluminio (Alucobond, Manhattan, etc.), el acero galvanizado (For- mawall, Robertson, etc.) o soluciones mixtas aluminio- acero (Perfrisa), siendo menos empleado el acero inoxi- dable, el cobre (Perfrisa) y el zinc. Aunque a veces se usan con acabados anodizados de aluminio, o naturales de acero inoxidable o cobre, la mayoría de aplicaciones se revisten con un tratamiento pictórico de acabado es- pecífico.

A)

TIPOLOGÍA

- Paneles unicapa

Formados por una única chapa metálica, de acero o aluminio, muy ligeros y con problemas de condensacio- nes, ya que la chapa es una barrera de vapor por el lado frío, y pérdida de planeidad, en las lisas, por dilataciones térmicas, con la típica formación de ondulaciones en la superficie. El problema de las condensaciones se resuel- ve con suficiente ventilación del trasdós de las chapas

(caso de las fachadas transventiladas). Las deformaciones se evitan con distintos métodos: utili- zando paneles menores, con lo que aumenta el nº de juntas por metro cuadrado (Luxalon 84R); dando mayor espesor a la chapa o incorporando pliegues en los bor- des (Tech Wall, chapa de aluminio de 3 mm de grosor, alas plegadas y esquinas soldadas); mediante el grecado que incrementa la inercia y controla las deformaciones. Presenta ventajas, como la ausencia de absorción de agua y la no emisión de gases en caso de incendio.

deformaciones. Presenta ventajas, como la ausencia de absorción de agua y la no emisión de gases

- Paneles multicapa

Están formados por dos chapas metálicas unidas por un material diverso, buscando mayor inercia resistente ca- paz de mantener la planeidad frente a los efectos climá- ticos. Existen dos variantes según el material de unión:

paneles multicapa inertes térmicamente, y paneles multi- capa aislantes. En los primeros, el material de unión no persigue un re- fuerzo de la capacidad aislante, que se asigna al trasdo- sado, sino sólo un aumento de sección para mejorar el comportamiento resistente sin incrementar proporcio- nalmente el espesor de la chapa, con el fin de evitar los consiguientes aumentos de peso y las dilataciones. El material de relleno puede ser una capa de polietileno (Alucobond) que amortigua los ruidos y aumenta la resis- tencia, permitiendo dimensiones de hasta 8 metros de largo por 1,5 de ancho. O un trillaje en forma de celdillas, que es el caso de los paneles de aluminio perforado uni- do con adhesivo a las chapas (Formacore, Luxalon).

uni- do con adhesivo a las chapas (Formacore, Luxalon). Al carecer de aislante interior disminuye el

Al carecer de aislante interior disminuye el riesgo de cur- vatura por dilatación diferencial de las chapas, sobre to- do en el caso de celdillas de aluminio. Por la posibilidad de condensaciones debido a la constitución de barreras de vapor se aconseja incluirlos en soluciones de facha- das ventiladas. En los paneles multicapa aislantes el núcleo de unión se halla formado por un material adecuado para mejorar su comportamiento térmico y acústico. Así pues el sistema resuelve el aislamiento a la vez que el acabado superfi- cial, evita la condensación intersticial y mejora la inercia

resistente del elemento.

intersticial y mejora la inercia resistente del elemento. Pero, a su vez, plantea dos problemas: la

Pero, a su vez, plantea dos problemas: la necesidad de aislar también las chapas en sus extremos para evitar los puentes térmicos; y los posibles efectos de curvatura del panel no asumibles por el material de junta o por los plegados de borde en los paneles de grandes dimensio- nes, como consecuencia de la dilatación diferencial de las chapas interior (a temperatura constante) y exterior (sometida a calentamiento y enfriamiento).

y exterior (sometida a calentamiento y enfriamiento). Para el aislamiento acústico tiene más importancia la

Para el aislamiento acústico tiene más importancia la junta que el propio panel, por lo que debe estudiarse el corte de puentes acústicos en las juntas o uniones de fijación que puedan hacer disminuir drásticamente el amortiguamiento proporcionado por los paneles, si es que cumple las exi-

11

gencia normativas.