Sie sind auf Seite 1von 3

Escuela Básica “San Martín de Porres”.

La Cisterna.

PROTOCOLO DE DESREGULACIÓ N EMOCIONAL

Este protocolo es una gui ́a sobre cómo abordar las situaciones de desregulación emocional
de los estudiantes en contexto escolar. Es importante considerar que en nuestra comunidad
educativa, todas las situaciones de desregulación emocional serán consideradas y serán abordadas
por los pasos que se presentan a continuación.

Entendemos la regulación emocional como el proceso que permite modular, controlar o


canalizar una emoción para alcanzar un objetivo o responder en forma adaptativa a las exigencias
del ambiente. Cuando un niñ o no logra regular sus emociones en forma adecuada, las emociones
interfieren en el logro de metas, en las relaciones con sus pares y en su adaptación al contexto
(Cardemil, 2015).

La desregulación emocional se puede reflejar en un amplio espectro de conductas,


dependiendo de la etapa del ciclo vital, que pueden ir desde un llanto intenso difi ́cil de contener,
hasta conductas de agresión hacia si ́ mismo y/u otros. En este espectro pueden encontrarse
manifestaciones como: correr por la sala mientras otros trabajan, esconderse en algún lugar de la
sala, salir de la sala sin autorización, gritos sin esti ́mulo provocador aparente, apegarse fi ́sicamente
a un adulto en un contexto que no corresponde, aislarse de los otros, llanto descontrolado, agredir
fi ́sica o verbalmente a compañ eros o adultos, crisis de pánico, entre otros. Entendiendo que las
distintas expresiones pueden indicar diferencias en la gravedad y riesgos a la que se enfrenta el
alumno.

Todo miembro de la comunidad educativa debe estar atento a situaciones de desregulación


emocional en los alumnos, se encuentre tanto al interior del establecimiento o en alguna actividad
extra programática fuera de éste por lo que si observan alguna desregulación emocional, se deben
seguir los siguientes pasos:
Escuela Básica “San Martín de Porres”.
La Cisterna.

A. En el caso de una primera situación de desregulación emocional, sin antecedentes.

Fase 1: Contención

1. El adulto a cargo debe acercarse al estudiante y buscar algún lugar contenedor, es decir, un
lugar tranquilo donde se pueda conversar con el estudiante en forma personalizada.
2. Mientras el adulto contiene al alumno, contención pide ayuda a algún otro adulto cercano
para que informe a Director, Encargada de Convivencia o Psicóloga.
3. Director, Encargada de Convivencia o Psicóloga, delega los siguientes roles, dependiendo
de disponibilidad, cercani ́a y rol en el colegio:

1. Quién se quedará con el estudiante hasta que la manifestación conductual de la


desregulación disminuya en intensidad y pueda reincorporarse a su sala o a las
actividades correspondientes.
2. Quién avisará a profesor jefe y/o el profesor de asignatura que esté a cargo de la
comunidad en ese momento.
3. Quién avisará a la familia y a través de qué medio (llamada telefónica o
comunicación) describiendo la situación vivida por el estudiante.

En caso de que el alumno ya esté siendo contenido por una persona, NO INTERVENIR
NI INVOLUCRARSE respetando el trabajo realizado y evitar hacer comentarios del
episodio o estudiante FRENTE A ESTE.

Fase 2. Conversación con estudiante

1. Encargada de Convivencia, Psicóloga, Director, en ése orden de prioridad, se conversará con


el niñ o con el fin de poder tranquilizarlo y calmarlo; logrando reincorporarse a clases.
2. Si la desregulación emocional continúa, el estudiante, se quedará en oficina o donde esté
en compañ i ́a de un adulto

Fase 3. Reincorporación

1. Si el alumno logra regularse y tranquilizarse, será reincorporado a su sala de clases. De lo


contrario, deberá quedarse en la oficina.
2. Si el niñ o no logra regularse ni tranquilizarse luego de transcurrida 1 hora reloj, se llamará
por teléfono al apoderado para que retire a estudiante del colegio.

Fase 4. Cierre del protocolo

1. Se deberá informar a apoderado sobre el episodio vivenciado por el estudiante, firmando


en el libro de clases.
2. Encargada de Convivencia, Psicóloga, junto a profesor jefe; deberán evaluar gravedad de la
situación para realizar derivación correspondiente si el/la estudiante no ha sido
previamente derivado(a) a un especialista.
Escuela Básica “San Martín de Porres”.
La Cisterna.

3. La persona que realice la contención debe dejar registro de lo sucedido en el libro de clases,
dependiendo de la situación experimentada, puede ser una descripción del suceso o el
relato del estudiante correspondiente.
4. Hacer seguimiento al di ́a siguiente, por medio del Profesor jefe, de las condiciones en las
que regresa el alumno al colegio.

B. En el caso de una reiteración de una desregulación emocional, sin tratamiento ni diagnóstico


asociado.

1. Se entenderá una reiteración de una desregulación emocional como una situación que se
repite, ya sea durante el di ́a o durante un peri ́odo a corto plazo (dos semanas).
2. Se llevarán a cabo los mismos procedimientos mencionados anteriormente.
3. Si la desregulación emocional continúa y si el estudiante no logra transitar a la calma en esta
segunda oportunidad en el mismo di ́a, se informará al apoderado, vi ́a llamado telefónico,
Por lo cual se les solicita venir a buscar al estudiante como medida excepcional y única, para
que pueda recibir la contención directa de sus padres, favoreciendo su bienestar.
4. Además se les informará que serán citados a entrevista a la brevedad. En conjunto con los
apoderados se define un plan estratégico de acompañ amiento que incluya acciones
concretas y establecer plazo para ver resultados.
5. La psicóloga del establecimiento realiza seguimiento y evaluación de este plan. De no
generar los resultados esperados, se podri ́a hipotetizar que se está ante una situación de
salud mental que habri ́a que profundizar con la evaluación de un especialista. De ser asi ́, el
equipo cita al apoderado para sugerir la derivación a especialista externo. Y se explicita a
los apoderados la necesidad de contar con su autorización expresa para que el colegio se
comunique directamente con dicho profesional
6. Se deja constancia de lo ocurrido siguiendo el conducto regular del protocolo.

C. En el caso de desregulación emocional, que esté con tratamiento con especialista externo.

1. En el caso de que un estudiante, que ya se encuentre con tratamiento y apoyo de un


especialista externo y presente una desregulación emocional, se deben seguir los pasos
descritos a continuación, ajustando el procedimiento a las indicaciones de especialista
correspondiente.
2. Se aplica el protocolo de la misma manera que en los casos anteriores.
3. Si la desregulación emocional continúa y si el estudiante no logra transitar a la calma en esta
segunda oportunidad en el mismo di ́a, una vez que se haya llamado a los apoderados para
que retiren al estudiante como medida extraordinaria y por única vez, la psicóloga se
contacta directamente con el especialista para ajustar las estrategias acordadas
previamente con éste.