Sie sind auf Seite 1von 16

I.

INTRODUCCIÓN:
El sistema nervioso tiene como función principal la comunicación neuronal, recibe estímulos
diversos y los transduce en impulsos nerviosos los cuales se conducen a centros nerviosos con el
fin de:

 Percibir sensaciones
 Iniciar reacciones motoras
Se divide anatómicamente en Sistema Nervioso Central (SNC) y Sistema Nervioso Periférico
(SNP)
En el presente trabajo se hablará sobre el SNC.

Sistema Nervioso Central


El sistema nervioso central (SNC) es uno de los sistemas más complejos del cuerpo humano y
tiene importancia decisiva en el control de variadas funciones corporales. Sin embargo, es
frecuente encontrar un marcado desconocimiento del tema tanto en aspectos morfológicos como
clínicos. Este trabajo tiene por objeto definir los aspectos fundamentales de la Neuroanatomía
facilitando a la vez la enseñanza de las diferentes estructuras con excelentes ilustraciones y con
un enfoque funcional y algunos aspectos clínicos.
El Sistema Nervioso se divide en dos grandes partes, el Sistema Nervioso Central y el Sistema
Nervioso Periférico. El sistema nervioso central está conformado por el encéfalo y la médula
espinal, el encéfalo a su vez lo constituyen el cerebro, el cerebelo y el tallo cerebral. El sistema
nervioso periférico lo integran los diversos nervios periféricos que emergen o que llegan a la
medula espinal, estos se distribuyen por todo el organismo.
Todos los órganos que conforman el SNC se hayan contenidos en una estructura de protección
ósea formada por el cráneo y el canal de la columna vertebral, además se encuentran revestidas
por tres membranas conocidas como meninges entre las cuales se crea un espacio llamado
subaracnoideo en donde circula el líquido cefalorraquídeo; este fluido está formado por diversos
elementos principalmente proteínas, iones, glucosa y células sanguíneas pertenecientes al sistema
inmune, su función es permitir el intercambio de diversas sustancias entre el sistema nervioso y
la sangre, brindando además amortiguación y protección mecánica.
En el sistema nervioso central pueden distinguirse dos clases de sustancia por su coloración, ellas
son la sustancia blanca y la sustancia gris. La sustancia gris está formada por los cuerpos de las
neuronas, mientras que la sustancia blanca corresponde a las prolongaciones de las neuronas
llamadas fibras nerviosas.

1
II. SISTEMA NERVIOSO CENTRAL:

2.1. Conceptos generales:

El sistema encargado de gobernar la función organizada de nuestros aparatos es el sistema


nervioso (SN), el cual capta los estímulos externos por medio de receptores, los traduce
a impulsos eléctricos que conduce al sistema nervioso central (SNC), a través de un
sistema de conductores (nervios), y así, el SNC elabora una respuesta enviada por los
nervios y efectuada por otros sistemas o tejidos en respuesta al estímulo.
Anatómicamente el sistema nervioso central está formado por el encéfalo y la médula
espinal, ambos compuestos por varios millones de células especializadas llamadas
neuronas, dispuestas ordenadamente y comunicadas entre sí y con los efectores por medio
de prolongaciones denominadas axones y dendritas.
Las neuronas se disponen dentro de una armazón con células no nerviosas, las que en
conjunto llamaremos neuroglia.
El sistema nervioso central está protegido por envolturas óseas y por envolturas
membranosas.

 Las envolturas óseas son el cráneo y la columna vertebral.


 Las envolturas membranosas, en conjunto llamadas meninges, se denominan
duramadre, aracnoides y piamadre.
El sistema nervioso central está constituido por el encéfalo y la médula espinal. Estos
están protegidos por tres membranas: duramadre (membrana externa), aracnoides
(membrana intermedia), piamadre (membrana interna) denominadas genéricamente
meninges. Además, el encéfalo y la médula espinal están protegidos por envolturas óseas,
que son el cráneo y la columna vertebral respectivamente.
Las cavidades de estos órganos (ventrículos en el caso del encéfalo y conducto ependimal
en el caso de la médula espinal) están llenos de un líquido incoloro y transparente, que
recibe el nombre de líquido cefalorraquídeo. Sus funciones son muy variadas: sirve como
medio de intercambio de determinadas sustancias, como sistema de eliminación de
productos residuales, para mantener el equilibrio iónico adecuado y como sistema
amortiguador mecánico.
Las células que forman el sistema nervioso central se disponen de tal manera que dan
lugar a dos formaciones muy características: la sustancia gris, constituida por los cuerpos
neuronales, y la sustancia blanca, formada principalmente por las prolongaciones
nerviosas (dendritas y axones), cuya función es conducir la información. En resumen, el
sistema nervioso central es el encargado de recibir y procesar las sensaciones recogidas
por los diferentes sentidos y de transmitir las órdenes de respuesta de forma precisa a los
distintos efectores. Y se puede decir que el sistema nervioso central es uno de los más
importantes de todos los sistemas que se encuentra en nuestro cuerpo.
El sistema nervioso y hormonal ha sido desarrollado para que todos los sistemas realicen
una actividad conjunta efectiva. Ambos sistemas difieren en la rapidez para desencadenar
una respuesta, el sistema nervioso lo hace rápidamente, y las hormonas con más lentitud.

2
2.2. Organización del SNC

Imagen 1.- mapa conceptual del SNC

2.2.1. Médula espinal. -

La médula espinal es un órgano con forma de cordón, que se encuentra en el interior


de la columna vertebral, protegido por las vértebras y por las tres membranas
denominadas meninges. Mide 45 cm de longitud y se extiende desde el agujero
occipital del cráneo ocupando casi los 2/3 superiores del conducto raquídeo labrado
en el espesor de la columna vertebral.
Un corte de la médula tiene forma de «H» y en él se aprecian sus dos partes: la
sustancia gris, que forma la parte interna, y la sustancia blanca, en la parte externa.
Morfológicamente, la médula espinal es similar en toda su extensión, a cada lado de
ella emergen troncos nerviosos llamados raíces espinales, dorsales y ventrales,
normalmente hay 31 pares de raíces espinales que se denominan según su relación
con las vértebras: 8 cervicales, 12 dorsales, 5 lumbares, 5 sacras y un coxígeo.
Las raíces abandonan el conducto raquídeo siguiendo los agujeros intervertebrales,
luego se reúnen y dan origen a una rama nerviosa dorsal y otra ventral.
La médula espinal tiene dos funciones fundamentales: en primer lugar, es el centro
de muchos actos reflejos. Las neuronas sensitivas entran por las raíces dorsales de la
médula y hacen sinapsis dentro de la sustancia gris, con interneuronas y neuronas
motoras que salen por las raíces ventrales de los nervios espinales.
En segundo lugar, la médula es la vía de comunicación entre el cuerpo y el encéfalo,
gracias a los cordones blancos que permiten el paso de vías ascendentes sensitivas y
vías descendentes motoras.
La mayoría de las vías ascendentes, antes de llegar a su destino, cruzan al otro lado
del cuerpo. Así, las sensaciones que provienen de los receptores de un lado del cuerpo
van a parar a la zona contraria del cerebro.
Las vías descendentes que provienen de distintas estructuras del encéfalo implicadas
en el control motor también cruzan al lado contrario. Es decir que, en general, un lado
del encéfalo recibe la información del lado opuesto del cuerpo y controla sus
movimientos y otras funciones.

3
Debemos recordar que tanto el encéfalo como la médula espinal están rodeados y
protegidos por membranas de tejido no nervioso, llamadas meninges, estas son de
afuera hacia adentro: la duramadre, la aracnoides y la piamadre.
Entre la aracnoides y la piamadre queda un espacio subaracnoídeo que contiene un
fluido, el líquido cefalorraquídeo (LCR).
La médula espinal da lugar al sistema nervioso autónomo (SNA). El SNA es
responsable del sistema nervioso simpático y parasimpático. El sistema nervioso
simpático es responsable de la reacción de "lucha o huida" en el cuerpo. Extrae sangre
del sistema digestivo y la manda a los músculos, hace que el corazón lata más fuerte
y que las pupilas se dilaten. El sistema nervioso parasimpático tiene la función
opuesta y es responsable del "descanso y la digestión". Reduce el ritmo cardíaco,
mueve la sangre al sistema digestivo y también está involucrado para producir
erecciones en los hombres.

2.2.2. Encéfalo

Es parte del sistema nervioso central, situado en el interior del cráneo. El encéfalo es
el órgano que controla todo el funcionamiento del cuerpo. Realiza un control
voluntario e involuntario. También es el órgano del pensamiento y del razonamiento.
El encéfalo está conformado por el cerebro, el cerebelo, la lámina cuadrigémina (con
los tubérculos cuadrigéminos) y el tronco del encéfalo o bulbo raquídeo.

a) Cerebro
El cerebro (o encéfalo) es la parte del sistema nervioso central de los vertebrados que
está dentro del cráneo. En estricto rigor, el cráneo alberga al encéfalo, por lo que
comúnmente se hacen sinónimos cerebro y encéfalo. Más adelante, al describir la
anatomía del encéfalo veremos que el cerebro es una parte de este.
En todo caso, el cerebro como tal es el órgano más voluminoso del encéfalo. Su peso
oscila entre 1.150 gramos en el hombre y 1.000 gramos en la mujer.
Está formado por dos hemisferios cerebrales, divididos por un surco medio, y es una
masa de tejido gris-rosáceo compuesto por unos 100.000 millones de células
nerviosas, conectadas unas con otras y responsables del control de todas las funciones
mentales, Además de las células nerviosas (neuronas), el cerebro contiene células de
la glía (células de soporte), vasos sanguíneos y órganos secretores.
El cerebro es el centro de control del movimiento, del sueño, del hambre, de la sed y
de casi todas las actividades vitales necesarias para la supervivencia. Todas las
emociones humanas como el amor, el odio, el miedo, la ira, la alegría y la tristeza
están controladas por el cerebro. También se encarga de recibir e interpretar las
innumerables señales que se envían desde el organismo y el exterior. Es, además, el
sector que rige los movimientos voluntarios y el desarrollo de las facultades
intelectuales: pensamiento, memoria, voluntad.

4
Imagen 2. El cerebro y sus partes

Anatomía y composición
Desde el exterior el encéfalo o cerebro aparece dividido en tres partes distintas pero
conectadas: el cerebro propiamente dicho, el cerebelo y el tronco cerebral.
Término tronco o tallo cerebral se refiere, en general, a todas las estructuras
contenidas entre el cerebro y la médula espinal, esto es, el mesencéfalo o cerebro
medio, el puente de Varolio o protuberancia y el bulbo raquídeo o médula oblongada.
El cerebro está protegido por el cráneo y además está cubierto por tres membranas
denominadas meninges, La más externa, la duramadre, es dura, fibrosa y brillante,
está adherida a los huesos del cráneo, por lo que no aparece espacio epidural como
ocurre en la médula; emite prolongaciones que mantienen en su lugar a las distintas
partes del encéfalo y contiene los senos venosos, donde se recoge la sangre venosa
del cerebro.
La intermedia, la aracnoides, cubre el cerebro laxamente y no se introduce en las
circunvoluciones cerebrales.

La membrana interior, la piamadre, contiene gran cantidad de pequeños vasos


sanguíneos y linfáticos y está unida íntimamente a la superficie cerebral.
La superficie del cerebro no es lisa, sino que está considerablemente aumentada por
un sistema de pliegues y surcos llamadas circunvoluciones cerebrales.
A los surcos de mayor profundidad se les llama cisuras, siendo las más destacadas:
la interhemisférica, que separa en la línea media los dos hemisferios; la
perpendicular; la de Silvio y la de Rolando.

5
Imagen 3. Los órganos del sistema nervioso central (cerebro y medula espinal)
están cubiertas por tres capas de tejido conectivo llamadas meninges, las cuales
están conformadas por la pia madre, la duramadre y la aracnoide. Las meninges
protegen los vasos sanguíneos y contienen líquido cefalorraquídeo.

Lóbulos cerebrales
Estas cisuras dividen cada hemisferio en las áreas o lóbulos: occipital, frontal, parietal
y temporal, En general, los lóbulos se sitúan debajo de los huesos que llevan el mismo
nombre. Así, el lóbulo frontal descansa en las profundidades del hueso frontal, el
lóbulo parietal debajo del hueso parietal, el lóbulo temporal debajo del hueso
temporal y el lóbulo occipital debajo de la región correspondiente a la protuberancia
del occipital.
Los hemisferios cerebrales no son macizos; cada uno de ellos contiene una cavidad
interna llamada vehículo lateral, El cerebro está formado por sustancia gris
(neuronas) en el exterior y sustancia blanca (fibras nerviosas) en el interior.
La sustancia gris (coloreada en la lámina de la derecha para fines explicativos) forma
la llamada corteza cerebral y tiene de 2 a 3 milímetros de espesor. Está constituida
por haces densamente agrupados de neuronas de color gris.
Esta sustancia gris es el núcleo de la memoria y de los procesos del pensamiento
(hablar, oír, olfatear, ver); constituye una ingeniosa computadora con una capacidad
casi ilimitada para realizar asociaciones entre los distintos conocimientos alcanzados.
La sustancia blanca, situada en el interior de la corteza cerebral, está formada por
fibras nerviosas de color blanquecino.

Función del cerebro


Las funciones cerebrales son cinco: 1) Percepción, 2) Retención, 3) Análisis, 4)
Emisión, 5) Control. El funcionamiento del cerebro se realiza en base a sus dos
hemisferios: derecho e izquierdo, y la corteza cerebral que los recubre.
El hemisferio derecho recibe, elabora y expresa toda la información sensorial y
espacial. Lo visual, lo no racional, la creatividad de cada persona. Es el hemisferio
relacionado con el arte en todas sus manifestaciones. Del fenómeno, percibe su
significante (su forma exterior).

6
El hemisferio izquierdo recibe, elabora y expresa toda la información conceptual. Es
el hemisferio lógico, matemático analítico y verbal. Porque es racional, es el
hemisferio crítico, relacionado con la ciencia, en todas sus manifestaciones. Del
fenómeno icónico, percibe su significado (su contenido conceptual). Llamaremos
macro universo todo lo exterior a una persona, lo que constituye el Universo en su
totalidad. Llamaremos micro universo todo lo interior de una persona, lo que
constituye su interioridad.
El cerebro maneja la conexión entre el macro y el micro universo. Él es la gran fábrica
donde se produce la personalidad de cada uno. La primera función del cerebro (la
percepción de las señales) se realiza por la vía de los sentimientos.

b) Diencéfalo
Formando parte del sistema nervioso central, la porción del cerebro llamada
diencéfalo está constituida por el tálamo y el hipotálamo.

Tálamo: El tálamo consiste en dos masas ovoides de tejido gris, situadas dentro de
la zona media del cerebro, entre los dos hemisferios cerebrales, que actúa como
estación de relevo sensorial o posada sensitiva.
Las dos masas ovoides que constituyen el tálamo no son paralelas entre sí, sino que
sus extremos anteriores están más cercanos que sus extremos posteriores. Por lo tanto,
el eje mayor de los tálamos es oblicuo. Su tamaño se asemeja al de huevo de una
perdiz. Su extremo anterior forma parte del agujero interventricular, mientras que el
extremo posterior forma el pulvinar.
Está formado por distintos núcleos de células nerviosas que poseen conexiones, tanto
con la corteza como con los niveles inferiores. Hasta el tálamo llegan las vías
aferentes que van hacia el cerebro, excepto las olfativas que lo hacen directamente.
El tálamo propaga los impulsos y quizá los integra. Además, en el nivel talámico se
hacen conscientes los estímulos dolorosos

Aspectos funcionales del tálamo: El tálamo es un núcleo esencialmente sensitivo.


Es una estación de análisis y de integración sensitivo sensorial: analiza y sintetiza los
impulsos sensoriales
• Es estación de distribución de señales sensoriales.
• Es centro de asociación intra-diencefálica y cortico-diencefálica.
• Algún núcleo parece estar relacionado con la coordinación y regulación de
actividades motrices.
• Se acepta que el tálamo participa en dos grandes grupos de sensaciones:
Sensaciones discriminativas: Participan los sentidos especiales como visión,
audición, tacto, propiocepción, dolor
Sensaciones afectivas: Participan los núcleos dorso mediano, anterior y reticular.

El hipotálamo: El hipotálamo está situado debajo del tálamo en la línea media en la


base del cerebro.
Está formado por distintas regiones y núcleos hipotalámicos, que se hallan en
conexión con el tálamo, el tronco cerebral, la hipófisis y la corteza, encargados de la
regulación de los impulsos fundamentales y de las condiciones del estado interno de
organismo (homeostasis, nivel de nutrientes, temperatura).
• El hipotálamo también está implicado en la elaboración de las emociones y en
las sensaciones de dolor y placer.
• En la mujer, controla el ciclo menstrual.

7
• El hipotálamo actúa también como enlace entre el sistema nervioso central y el
sistema endocrino.

Aspectos funcionales del hipotálamo:


• Controla la hipófisis y, a través de ella, se constituye en regulador endocrino.
• Activa el mecanismo de la expresión emocional.
• Excita e integra las reacciones viscerales y somáticas de la emoción.
• Interviene en el control de la vigilia y del sueño.
• Es el centro de la regulación térmica del cuerpo.
• Controla el metabolismo de las grasas.
• Regula el hambre y la sed.
• Produce las respuestas sexuales
• El hipotálamo puede actuar sobre la temperatura corporal mediante múltiples
mecanismos.

La circulación cutánea
Cuando la temperatura es baja, el hipotálamo activa las fibras nerviosas simpáticas
que van a la piel, por lo que llega menos sangre a la piel. En cambio, cuando la
temperatura es elevada las arterias cutáneas se dilatan, la sangre llega a la superficie
de la piel y allí se enfría en contacto con el aire (por eso cuando hace calor la piel se
pone enrojecida).

El sudor
Cuando la temperatura es elevada las glándulas sudoríparas producen sudor, este se
evapora en la superficie del cuerpo y eso elimina calor.

Contracción muscular
El frío produce contracciones musculares involuntarias, que aumentan el tono
muscular o contracción basal que tienen los músculos, y si es más intenso produce
un templor perceptible. Estas contracciones consumen energía que se transforma en
calor.

Pilorección
El pelo cutáneo se levanta debido a la contracción de unos pequeños músculos que
hay en la base de cada pelo. Esto produce la “carne de gallina”.
En humanos este reflejo tiene poca importancia, pero en especies con un pelo tupido,
hace que quede atrapada una capa de aire debajo del pelo que aísla y disminuye la
pérdida de calor.

Aumento del metabolismo


El hipotálamo aumenta la producción de la hormona TRH, esta estimula la
producción en la hipófisis de TSH, la cual a su vez incrementa la secreción de
hormonas en la glándula tiroides, y finalmente estas estimulan la producción de calor
en todas las células del organismo. Esta respuesta no está muy desarrollada en
humanos, pero sí es importante en otras especies animales.
En general, en los humanos están mejor desarrollados los mecanismos para resistir al
calor que aquellos para resistir al frío, lo que probablemente refleja el hecho de que
la especie evolucionó en un clima cálido. En comparación, los perros, que proceden
del lobo, un animal del clima frío, soportan relativamente bien el frío, pero sufren
fácilmente un choque de calor si la temperatura es elevada.

8
c) Cerebelo
Está localizado en la parte posterior y por debajo del cerebro. Sirve de puente junto
con el bulbo raquídeo, a los impulsos de la médula para que lleguen al cerebro.
Entre sus funciones están: el regular, los latidos cardiacos, la presión arterial, la
respiración, el equilibrio; coordina los movimientos musculares voluntarios como la
marcha y la natación.
Desde el punto de vista anatómico la corteza del cerebelo se divide en una capa
externa, o molecular, y una capa interna, o granulosa. Entre ambas capas aparecen
unas células denominadas células de Purkinje. Aunque las células de las dos capas
cerebelosas corticales son de pequeño tamaño, no por ello dejan de ser neuronas.
También se halla presente la neuroglia.
Tubérculos cuadrigéminos: Los tubérculos cuadrigéminos o colículos cuadrigéminos
están ubicados detrás del acueducto de Silvio y de los pedúnculos cerebrales.
Conocida también como Lámina cuadrigémina esta estructura es la porción dorsal
del techo del mesencéfalo. Está compuesta por dos pares de protrusiones (salientes o
extensiones naturales de un órgano), los tubérculos cuadrigéminos superiores e
inferiores.
Los tubérculos cuadrigéminos anteriores o superiores se denominan nates. Los
posteriores o inferiores se denominan testes. Los anteriores actúan como centros para
los reflejos visuales y los posteriores para los auditivos. En su estructura presentan la
sustancia gris central recubierto por la sustancia blanca.

d) Bulbo raquídeo
Es el más bajo de los tres segmentos del tronco del encéfalo. Es llamado también
médula oblonga. Es la terminación de la parte superior de la médula espinal. Actúa
sobre movimientos involuntarios del corazón, intervienen en el funcionamiento de
las vías respiratorias, del esófago, intestino delgado, páncreas, hígado, participa en
los mecanismos del sueño y la vigilia, detecta los niveles de oxígeno y bióxido de
carbono. Una lesión puede producir un paro respiratorio.

Imagen 4. Partes del Sistema Nerviosos Central y sus funciones

9
2.3. LESIONES EN EL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

Imagen 5. Lesión de médula espinal

2.4. INFECCIONES E INFESTACIONES DEL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

2.4.1. Infección

La infección puede ser introducida en el Sistema Nervioso Central (SNC) por varias vías:

 Inoculación directa después de un trauma craneal penetrante o una operación.


 Extensión directa a través del cráneo y las meninges de un foco infeccioso adyacente tal
como el oído medio, o en las células aéreas mastoideas.
 Diseminación hematógena.

La diseminación hematógena de los organismos puede ser a través de la vía venosa transcraneal
de un foco extracraneal adyacente de infección (por ejemplo los senos paranasales) o a través de
diseminación arterial (ejemplo: en meningitis debida a Haemophilus influenzae o abscesos
cerebrales metastásicos). En cada caso, al parecer los gérmenes atacantes difieren y la
fisiopatología del proceso infestivo varía.

Entre las infecciones cabe mencionar:

1. Absceso Cerebral

2. Empiema Subdural

3. Absceso Craneal Epidural

4. Meningitis Bacteriana Postraumática

5. Osteomielitis del Cráneo

10
6. Meningitis Bacteriana

7. Ventriculitis

i. ABSCESO CEREBRAL

El absceso cerebral continúa siendo un problema complejo porque la morbilidad y la mortalidad


asociadas han permanecido altas por toda la era antibiótica. La incidencia de absceso cerebral es
más alta en países subdesarrollados que en países desarrollados. Por ejemplo, Bhattia y
asociados reportaron que el 8% de las lesiones intracraneales vistas en un hospital en la India
fueron colecciones piógenas focales. Los abscesos cerebrales al parecer han aumentado en
frecuencia, posiblemente por el aumento en el número de pacientes inmunocomprometidos con
tales abscesos causados por infecciones oportunistas.

El manejo de los abscesos cerebrales se ha beneficiado con el uso del microscopio operatorio,
mejores técnicas microbiológicas para el cultivo e identificación de los agentes infecciosos,
regímenes antibióticos más efectivos, el desarrollo de la TAC y el uso de la cirugía esterotáxica,
o por imágenes de ultrasonido y últimamente la resonancia magnética.

Aun así el manejo de los abscesos cerebrales permanece controversial. Aquí discutiremos y
describiremos la patogénesis y el diagnóstico de los abscesos cerebrales, el impacto de la TAC,
las opciones en el tratamiento operatorio y el tratamiento conservador, la elección de los
antibióticos y el uso de los corticoides.

i.i. PATOGÉNESIS

El desarrollo de los abscesos cerebrales fue dilucidado primero por Brett y Ensmann, en sus
estudios clínicos y experimentales clásicos. En un modelo canino de absceso streptocócico,
ellos identificaron 4 estadios en el proceso de encapsulación:

a. Cerebritis temprana en los días del 1° al 3°

b. Cerebritis tardía en los días del 4° al 9°

c. Formación de cápsula temprana del 10° al 13° día

d. Formación de la cápsula después del 14° día

Esto ha sido comprobado en otros modelos, llegando a la conclusión de que son necesarias
aproximadamente dos semanas después de la implantación del germen para el buen desarrollo
del absceso.

Los abscesos cerebrales se originan más comúnmente cuando los organismos penetran, como
resultado de un trauma craneal o un procedimiento quirúrgico a través de infecciones contiguas
o por diseminación metastásica.

En muchas series, la mayoría de abscesos cerebrales son causados por diseminación contigua
como senos paranasales, oído medio o infecciones mastoideas. La sinusitis frontal o etmoidal
nos pueden dejar un absceso frontal; una sinusitis maxilar, un absceso temporal; una sinusitis
esfenoidal, un absceso frontal o temporal; y una sinusitis mastoidea, un absceso del lóbulo
temporal o un absceso cerebelar.

11
El trauma, más cuando está asociado con cuerpos extraños, y las craneotomías previas son
también factores predisponentes.

Los abscesos metastásicos son también causados por diseminación hematógena de la bacteria
desde su ubicación primaria, hacia los sitios más remotos del cerebro. Estos abscesos son
siempre múltiples y típicamente ocurren en la unión de la sustancia blanca y gris, donde el flujo
sanguíneo en el lecho capilar es más lento. El porqué de la incidencia de abscesos cerebrales
metastásicos en cada área del cerebro es proporcional al flujo sanguíneo regional, estas lesiones
son más comunes en la distribución de la arteria cerebral media y en los lóbulos parietales.

Algunos de los sitios sistémicos más comunes y tipos primarios de infecciones son las
infecciones pulmonares crónicas, pústulas en piel, abscesos tonsilares o dentales, las
diverticulitis y la osteomelitis.

En pacientes que tienen un shunt vascular de derecha izquierda como resultado de una
enfermedad cardiaca congénita o una MAV pulmonar son particularmente susceptibles a los
abscesos cerebrales, porque las bacterias no son filtradas de su sangre en los lechos capilares
pulmonares. En el 10 a 37% de pacientes, sin embargo el origen de la enfermedad es
desconocido.

Los abscesos cerebrales pueden ser causados por una variedad de bacterias. En la literatura
antigua los estreptococos aeróbicos y betahemolíticos, el Staphilococus aureus, las
enterobacterias, las especies de Proteus y los pneumococos fueron los organismos más
comúnmente identificados.

Los cultivos estériles fueron también comunes aun cuando las bacterias habrían sido
identificadas y demostradas en el material del absceso por coloración de Gram.

Más recientemente, se ha producido el cultivo meticuloso de anaerobios, especialmente de las


especies Bacteroides y Streptococos anaeróbicos, que son las bacterias más comunes en los
abscesos cerebrales.

i.ii. DIAGNÓSTICO

La presentación clínica de los pacientes con abscesos cerebrales puede variar grandemente,
dependiendo de la localización, el tamaño de las lesiones, la virulencia de los organismos
infectivos y la respuesta del huésped. No hay signos, ni síntomas o hallazgos de laboratorio
patognomónicos para estas infecciones. Los tres síntomas que se presentan más frecuentemente
son cefalea, convulsiones y déficit neurológicos focales. Progresivamente un aumento de la
intensidad de la cefalea que no responde al tratamiento, es reportado en el 70-90% de pacientes
y las convulsiones representan en el 30 a 50%.

En el examen del paciente con absceso cerebral pueden verse signos neurológicos focales o
generalizados. Los signos focales dependen del área cortical o subortical específica
comprometida y comúnmente incluyen hemiparesias, disfasias, déficit de los campos visuales.
Un cambio generalizado del estado mental está presente en el 50% de pacientes con absceso
cerebral. Las náuseas y los vómitos probablemente debidos a un aumento de la Presión
Intracraneal (PIC) ocurren en el 25-50% de los casos. El 50% tiene fiebre, usualmente no muy
alta, sin rigidez de nuca a pesar de que la meningitis está presente.

Los exámenes de laboratorio de rutina no son útiles en el estudio de los abscesos cerebrales.

El conteo de las células blancas puede estar aumentando moderadamente, pero es normal en el
40% o ligeramente aumentado. La velocidad de sedimentación está elevada en el 75 a 90% de

12
los pacientes. El estudio del LCR es no específico y una herniación transtentorial ha sido
reportada en más de 1/3 de pacientes, en los cuales se pudo diagnosticar absceso cerebral con
una Punción Lumbar. Por consiguiente, cuando los resultados de un examen neurológico
sugieran un proceso focal en pacientes con meningismo, una TAC debe ser obtenida, y debe
evitarse la PL, si se sospecha de un absceso cerebral.

La TAC y las imágenes por resonancia magnética han mejorado remarcablemente la habilidad
para diagnosticar y localizar un absceso cerebral piógeno, y han permitido la disminución de la
tasa de mortalidad entre los pacientes con estas infecciones. En tomografías contrastadas el
absceso aparece como una lesión con una pared lisa, uniforme, delgada y regular, hay una
disminución de la densidad, tanto entre el centro de la lesión (representando el material
piógeno) y en la sustancia blanca de alrededor (representando el edema). En las no contrastadas,
la pared puede ser isodensa o más densa que el cerebro normal. Dos hallazgos adicionales que
pueden hacer el diagnóstico de absceso cerebral serían la presencia de gas entre la lesión cuando
hay la pequeña posibilidad de una fístula dural o una impregnación ventricular o meníngea,
especialmente cuando está asociada con síntomas y signos de meningitis. Los abcesos del
tronco cerebral son raros, pero la mejor ayuda diagnóstica es la RM con Gadolinium.

Absceso Cerebral (TAC)

13
Absceso Cerebral-Edema (TAC)

2.5. OTROS CONCEPTOS IMPORTANTES

2.5.1. Diferencias entre el Sistema Nervioso Central y el Sistema Nervioso Periférico

El SNC se considera una entidad separada del Sistema Nervioso Periférico (SNP),
aunque los dos sistemas se encuentran íntimamente entrelazados. El término SNP se
refiere a cualquier parte del sistema nervioso que se encuentra fuera del cerebro y la
médula espinal.

Hay una serie de diferencias entre el SNC y el SNP, una de ellas es la diferencia en
el tamaño de las células. Los axones de los nervios del Sistema Nervioso Central (las
proyecciones delgadas de las células nerviosas o neuronas que transportan los
impulsos) son significativamente más cortos. En cambio los axones de los nervios
del SNP pueden tener de hasta 1 m de longitud (por ejemplo, el nervio que inerva el
dedo gordo del pie), mientras que en el SNC rara vez más más de unos pocos
milímetros.

Otra diferencia importante entre el SNC y el SNP es su capacidad de regeneración.


Gran parte del SNP tiene la capacidad de regenerarse; si un nervio en un dedo se
corta, puede volver a crecer. En cambio el SNC no posee esta capacidad.

Imagen 6. La neurona

14
2.5.2. Materia Blanca y Materia Gris, diferencias y funciones

El SNC está formado por dos tipos de sustancias, la materia blanca y la materia gris.
El cerebro posee una corteza externa llamada materia gris y una zona interna que
consiste en extensiones de materia blanca.

Ambos tipos de tejido contienen células gliales y neuronas. La sustancia blanca se


compone principalmente por fibras nerviosas mielinizadas (recubiertas de mielina),
las fibras nerviosas contienen sobre todo axones, mientras que la materia gris está
compuesta principalmente por los somas y cuerpos neuronales, que no poseen
mielina.

La materia blanca del cerebro se ha considerado siempre como un soporte pasivo de


la actividad neuronal. Su función principal es la transmisión de la información
cerebral. Esta sustancia traslada los pulsos electroquímicos emitidos por el cerebro al
resto del cuerpo. Su función principal es coordinar la comunicación entre los
diferentes sistemas del cuerpo humano, tanto dentro como fuera del cerebro.
Investigaciones recientes demuestran que también interviene en el aprendizaje, el
procesamiento cognitivo y emocional, y en la generación de enfermedades mentales.

La materia gris al carecer de mielina, no es capaz de transmitir rápidamente los


impulsos nerviosos. En cambio, su función se relaciona con el procesamiento de la
información y por tanto también del razonamiento. Es la responsable de elaborar las
respuestas adecuadas a los diferentes estímulos.

Imagen 7. Materia blanca y materia gris

15
III. CONCLUSIONES

IV. BIBLIOGRAFÍA Y MATERIAL DE LA WEB


 Cirugía: VIII Neurocirugía. UNMSM. Facultad de Medicina. Departamento
Académico de Cirugía. Infecciones e Infestaciones del Sistema Nerviosos Central.
Dr. Humberto Effio Iman
 Médula espinal. Depto. de Anatomía, Escuela de Medicina Pontificia
Universidad Católica de Chile “Curso de Neuroanatomía”.
 http://www.med.ufro.cl/Recursos/neuroanatomia/archivos/12_diencefalo_ar
chivos/Page414.htm
 http://www.profesorenlinea.cl/Ciencias/cerebro.htm
 http://www.monografias.com/trabajos82/sistema-nervioso-central/sistema-
nervioso-central.shtml
 http://www.rena.edu.ve/TerceraEtapa/Biologia/organizacionfuncionalsiste
macentral.html
 https://www.definicionabc.com/social/sistema-nervioso-central.php

16