Sie sind auf Seite 1von 3

AJEDREZ INTEGRAL

Por MSc. José Ostos/Profesor Universitario/ Entrenador Alto Rendimiento


ANAJ/ e-mail: jostos2008@hotmail.com

DEFENSA CARO-KANN
(1 e4, c6)

Esta sólida defensa pertenece al grupo de las aperturas semiabiertas. Su


nombre hace honor a dos ajedrecistas del siglo XIX, el austríaco M. Kann y el
alemán G. Caro, quienes fueron los primeros en publicar análisis de esta apertura.
La idea fundamental de la defensa Caro-Kann es contraatacar el centro
blanco con “d7-d5”, sin obstaculizar el desarrollo del alfil de casillas blancas.
Esta defensa posee las siguientes características básicas:
1) Se producen normalmente posiciones de gran solidez para las negras.
2) La estructura de peones resultante no es rígida, lo cual significa que,
dadas circunstancias favorables, las negras pueden intentar hacerse con la
iniciativa, mediante contragolpes oportunos en el centro.
3) La claridad de los posibles planes a desarrollar por ambas partes, lo cual
implica que ella representa un terreno muy fértil para demostrar la capacidad
estratégica de los ajedrecistas.
Por estas razones, la defensa Caro-Kann es una de las armas más apreciadas
por los ajedrecistas de estilo posicional que prefieren jugar posiciones sólidas y con
gran número de piezas.
Si revisamos la historia del planteamiento de la Caro-Kann en la práctica,
fácilmente la podemos denominar la “defensa de los campeones”, ya que la mayoría
de los campeones mundiales la incluyó en su repertorio de aperturas, jugándola
con regularidad: Capablanca, Botvinnik, Smislov, Petrosian, Spassky, Karpov,
Kasparov, Anand.
Otros grandes ajedrecistas que también la incluyeron decididamente en su
arsenal de aperturas fueron A. Nimzovich, S. Tartakower, S. Flohr, B. Panov, A.
Konstantinopolsky, Y. Seirawan.
Para lograr una idea más completa acerca de esta defensa, consideramos
muy importante traer a colación las siguientes palabras del mayor especialista de la
historia en este planteo, el ex campeón mundial Anatoly Karpov, quien en su libro
“Aprenda a jugar la defensa Caro-Kann” señala:
“una gran experiencia en el planteamiento de la defensa Caro-Kann me
convenció de que ella es suficientemente resistente, a pesar de que, al igual que
otras aperturas, lo primero que deben hacer las negras es preocuparse por lograr
la igualdad. Por otra parte, la tendencia de las blancas por mantener la
iniciativa, normalmente la da al contrincante la posibilidad de obtener excelentes
oportunidades de contrajuego, sin olvidar que el final de juego con frecuencia
favorece a las negras.”
Quien desee plantear en sus partidas la defensa Caro-Kann, debe estudiar a
fondo la siguiente estructura, denominada “formación Caro-Kann” (Ver diagrama):
Esta posición presenta las siguientes características:
1) Las blancas pueden conseguir puestos avanzados en las casillas “c5” y,
sobre todo, “e5”.
2) Las negras poseen puestos avanzados en las casillas “d5” y “f5”.
3) Las blancas pueden llevar a cabo los siguientes planes básicos: a) presión
en el centro y en el flanco de rey, utilizando como trampolín el puesto avanzado
“e5” y evitando en la medida de lo posible las jugadas liberadoras de las negras
“…c5” y “…e5”; b) preparar el avance “d4-d5” mediante “c2-c4”; c) impedir la
jugada liberadora de las negras “…c5” y ganar más espacio, mediante “c2-c4” y
luego “c4-c5”.
4) Los planes fundamentales de las negras son: a) luchar por las casillas “c5”
y “e5” con la jugada liberadora “…c5”, logrando, además, mayor libertad de acción
para sus piezas menores y, particularmente, del alfil de dama; b) jugar “…e5” a la
primera oportunidad, a fin de liberar totalmente su juego y, adicionalmente,
neutralizar la mayoría de peones blancos en el flanco de dama.