Sie sind auf Seite 1von 2

Alfio Muñoz

alfiomunoz@gmail.com

Laboratorio: Migrar máquinas de VMware a formato RAW para


utilizarse en KVM.

Lo primero que vamos a hacer subir nuestro disco duro de VMware a nuestro servidor Proxmox,
para esto vamos a utilizar el WinSCP.
La podemos subir a /usr/src

Una vez ahí procedemos a verificar desde la consola de Linux que tenemos nuestro disco vmdk
en el server

Hay que convertirlo a formato RAW. Este formato sería el equivalente a una imagen exacta si
dicha máquina virtual se hubiese instalado en un disco físico.
Para realizar dicha conversión se usa una de las utilidades de qemu, qemu-img que permite
convertir la imagen entre distintos formatos. La conversión se lleva a cabo en los siguientes pasos

qemu-img convert -O raw VmwareToProxmox.vmdk Proxmoxhdd.raw


Alfio Muñoz
alfiomunoz@gmail.com

Debemos esperar unos minutos en lo que se realiza la conversión, el comando no arroja ninguna
información cuando es ejecutado.

Ahora accedemos a la administración web de Proxmox y creamos una VM para luego remplazar la imagen
que hemos convertido por el disco que crea por defecto.

Imaginemos que la VM que hemos creado tiene el VEID 100 deberíamos sobrescribir la imagen de disco
que se encuentra en /var/lib/vz/images/100 con el nombre vm-100-disk-1.qcow2 así pues podríamos
pasarla mediante scp al servidor.

Aquí ubicamos la VM que hemos creado para que utilice nuestro disco de VmWare recién convertido.

Ahora copiamos nuestro disco llamado Proxmoxhdd.raw a esa misma ubicación para reemplazar al disco
de la VM 100 en nuestro caso. El comando “mv” de Linux tiene dos funciones, una es mover archivos y
la otra es renombrar archivos.

Renombramos el disco original de la VM y a nuestro disco recién convertido le ponemos el nombre del
disco original de la VM

Luego de esto arrancamos nuestra VM y verificamos todo el proceso.