Sie sind auf Seite 1von 19

Control de inventarios

sujeto al conocimiento
de la demanda
Panorama general del capítulo

Propósito
Considerar métodos para controlar los inventarios de artículos individuales cuando se
asume que la demanda seguirá un patrón conocido (esto es, el error de pronóstico de
la demanda equivale a cero).

Puntos clave
1. Clasificación de inventarios
• Materias primas. Son los recursos necesarios para la producción o procesamiento.
• Componentes. Pueden ser materias primas o subgrupos que se incluirán
posteriormente en un producto final.
• Trabajo en proceso (WIP). Son los inventarios que se encuentran en la planta
esperando ser procesados.
• Artículos terminados. Son artículos que han terminado su proceso de producción y
esperan ser embarcados.
2. ¿Por qué mantener inventario?
• Economías de escala. Pedir o producir lotes grandes probablemente sea más barato
que hacerlo en pequeños lotes.
• Incertidumbre. Las incertidumbres en la demanda, en el tiempo de demora y en el
abastecimiento. Todas ellas nos obligan a conservar inventarios.
• Especulación. Los inventarios pueden acumularse anticipándonos a una elevación en
su valor o costo.
• Transporte. Dirigir inventarios que están en tránsito de un lugar a otro.
• Suavizamiento. Como se comentó en el capítulo 3, los inventarios suavizan un patrón
de demanda irregular.
• Logística. Restricciones del sistema que pueden requerir mantener inventarios.
• Costos de control. Mantener un inventario puede disminuir los costos que se necesitan
para monitorear un sistema. (Por ejemplo, puede ser más barato hacer pedidos
anuales y guardar las unidades, que realizar pedidos semanales y monitorear de cerca
los pedidos y las entregas.)

183
184 Capítulo Cuatro Control de inventarios sujeto al conocimiento de la demanda

3. Características de los sistemas de inventario


• Patrones de demanda. Los dos patrones son: a) constante contra variable
y b) conocido contra incierto.
• Reabastecimiento de tiempos de demora. Es el tiempo entre un pedido (o la iniciación
de la producción) hasta que el pedido llega (o se ha completado el proceso de
producción).
• Tiempos de revisión. Los puntos en el tiempo en que se revisan los niveles de
inventario actuales.
• Tratamiento de demanda en exceso. Cuando la demanda excede el abastecimiento; la
demanda en exceso puede acumularse como pedidos atrasados o perderse.
4. Costos relevantes
• Costos de mantener el inventario. Incluyen el costo de oportunídad de ingresos
perdidos o de inversiones alternas; costos de almacenamiento físico; seguro; rotura y
robo, y obsolescencia.
• Costos de pedido. Comprenden dos componentes: uno fijo y uno variable. Se incurre
en el componente fijo siempre que se hace un pedido positivo (o se inicia una corrida
de producción); el componente variable es el costo que se paga por cada unidad,
pedida o producida.
• Costos de penalidad. Se incurre en ellos cuando la demanda excede el abastecimiento. En
este caso, la demanda en exceso puede quedar en espera (para surtirse más adelante)
o perderse. La demanda perdida da como resultado desperdiciar una utilidad, y los
pedidos pendientes requieren de un registro. En ambos casos, arriesgamos la buena
voluntad del cliente.
5. El modelo EOO básico. El modelo EOO data de 1915 y constituye la base de todos los
modelos de control de inventarios desarrollados posteriormente. Trata del intercambio
básico entre el costo fijo de realizar un pedido y el costo variable de mantener el
inventario. Si h representa el costo de mantener el inventario por unidad y K el costo fijo
de su disposición, entonces la cantidad de pedido que mi'nimiza los costos por unidad es
0= Y2 IO../h, donde 'JI. es la tasa de demanda. Esta fórmula es muy robusta por varias
razones: a) es una aproximación muy exacta de la cantidad óptima de pedido cuando la
demanda resulta incierta (como podrá verse en el capítulo 5), y b) mostramos que las
desviaciones de la O óptima con frecuencia dan como resultado modestos errores de
costo. Por ejemplo, un error de 25% en O da como resultado un error de costo
promedio anual por establecimiento y por mantener inventarios de sólo 2.5%.
6. La tasa de producción finita con EOO. Ésta es una extensión del modelo EOO básico que
debe tomarse en cuenta cuando los artículos se producen internamente, más que cuando
se piden a un proveedor externo; la tasa de producción es finita más que infinita, como
se requerirá en el modelo EOO sencillo. Mostramos que el tamaño óptimo de una corrida
de producción hoy en día sigue la fórmula O = Y2KA/h' donde h' = h(1 - AlP) y P es la
tasa de producción (P > A). Observe que, como h' < h, el tamaño de lote cuando se toma
en cuenta la tasa de producción excede el obtenido mediante la fórmula EOO.
7. Descuentos de cantidad. Consideramos dos tipos de descuento de cantidad: todas las
unidades y descuentos incrementales. En cuanto a descuentos de todas las unidades, el
descuento se aplica a todas las unidades en el pedido, mientras que, en el caso de los
descuentos incrementales, el descuento se aplica sólo a las unidades que están por
encima del punto de equilibrio. El caso de todas las unidades con mucho es el más
común en la práctica, pero es también el que más encuentra descuentos incrementales
en la industria. En el caso de los descuentos de todas las unidades, el procedimiento de
optimización implica buscar el punto más bajo en una curva de costos anual rota. En lo
tocante a los descuentos incrementales, la curva de costo anual es continua, pero tiene
derivados discontinuos.
Control de inventarios sujeto al conocimiento de la demanda 185

8. Sistemas de producto múltiple restringido de recursos. Consideremos una tienda


minorista que pide diferentes artículos pero no puede exceder un presupuesto ya fijo. Si
optimizamos la cantidad del pedido de cada artículo por separado, entonces cada uno
debe solicitarse de acuerdo con su valor EOO. Sin embargo, supongamos que al hacer
esto se excede el presupuesto. En esta sección se ha desarrollado un modelo que toma
en cuenta explícitamente la restricción de presupuesto y ajusta al mismo los valores de
EOO. En la mayoría de los casos, la solución óptima sujeta a la restricción de presupuesto
requiere una búsqueda repetitiva del multiplicador de Lagrange. Sin embargo, cuando se
cumple la condición c,jh, = C2/h2 = ... = cn/h n, las cantidades óptimas de un pedido
son un escalamiento simple de los valores EOO óptimos. Observe que este problema es
matemáticamente idéntico a aquel en el que la restricción está en el espacio disponible,
más que en el posible presupuesto.
9. Modelos EOQ para la planeación de producción. Supongamos que n productos distintos
se producen en una sola línea de producción o máquina. Asumamos que conocemos los
costos de mantener el inventario, las tasas de la demanda y las tasas de producción de
cada uno de los artículos. La meta es determinar la secuencia óptima para producir los
artículos, y el tamaño de lote óptimo por cada uno de los artículos para cubrir la
demanda y minimizar los costos. Observe que el simple hecho de establecer un tamaño
de lote para cada artículo equivalente a su valor EPO (esto es, el tamaño óptimo de lote
con una tasa de producción finita), probablemente sea subóptimo, ya que puede dar
como resultado situaciones de desabasto. El problema se maneja considerando el tiempo
de ciclo óptimo, T, donde asumimos que producimos exactamente un lote por cada
artículo en cada ciclo. El tamaño óptimo de la corrida de producción para el artículo j es
simplemente Qj = AjT, donde T es el tiempo de ciclo óptimo. No obstante, el hallazgo no
es cosa trivial.

La inversión actual en inventarios en Estados Unidos es enorme. En el tercer trimestre de 2003,


la inversión total en dólares se estimaba en $1410 miles de millones' de dólares. La figura 4-1
muestra la inversión en inventarios desglosada por sectores de la economía. Los modelos de in-
ventarios que estaremos comentando en este capítulo y el siguiente pueden aplicarse a todos

Otro Granja
FIGURA 4-1
(10%) (8%)
Grupos en los que
se dividen las
inversiones totales
en la economía
estadounidense
(2003). Ventas al menudeo
(28%)

$400.4
mil millones

Ventas al mayoreo
(22%)

$305
mil millones

Inversión total = $1 410.5 mil millones

1 Encuesta realizada por Current Business (octubre de 2003).


186 Capítulo Cuatro Control de inventarios sujeto al conocimiento de la demanda

los sectores de la economía que aparecen en la figura 4-1, pero son mayormente aplicables
a los sectores de manufactura, venta de mayoreo y venta de menudeo, que componen 82% del
total. La inversión del billón de dólares en inventario representa 20 a 25% del producto na-
cional bruto anual total. Es claro que hay un potencial enorme para mejorar la eficiencia de
la economía si se controlan los inventarios de manera inteligente. Las empresas que poseen
métodos científicos de control de inventarios tienen una ventaja competitiva apreciable en el
mercado.
Una gran parte de este libro se dedica a presentar y analizar diversos modelos matemáti-
cos que pueden ayudar a controlar el reabastecimiento de los inventarios. En los capítulos 4 y
5 se supone que la demanda del artículo producido es externa al sistema. En la mayoría de los
casos esto significa que se adquiere o produce el inventario para cumplir con las necesidades
de los clientes. Sin embargo, en un ambiente de manufactura, las demandas de ciertas partes son
resultado de programas de producción para ensambles de niveles superiores; las decisiones de
tamaño de lote de producción en un nivel del sistema son resultado de los patrones de deman-
da en otros niveles. La interacción de componentes, subgrupos y productos finales desempeña un
papel importante al determinar la demanda en el futuro. A este tipo de sistemas se les llama sis-
temas de planeación de requerimientos de materiales (sistemas MRP, del inglés materials re-
quirements planning) o sistemas dependientes de la demanda, los cuales se describirán con
detalle en el capítulo 7.
El problema fundamental de la administración de inventarios se puede describir en forma
sucinta con dos preguntas: 1) ¿cuándo se debe hacer un pedido?, y 2) ¿cuánto se debe pedir?
La complejidad del modelo resultante depende de los supuestos que se hagan acerca de los di-
versos parámetros del sistema. La mayor diferencia se da entre los modelos que suponen una
demanda conocida (en este capítulo) y los que suponen demanda aleatoria (capítulo 5), aunque,
como se verá, la forma de las funciones de costo y los supuestos que se hacen acerca de las ca-
racterísticas físicas del sistema también desempeñan un papel importante al determinar la com-
plejidad del modelo resultante.
En general, los modelos que se describirán pueden usarse de manera indistinta para plan-
tear el reabastecimiento con un proveedor externo o con producción interna. Esto significa que
desde el punto de vista del modelo, el control de inventarios y la planeación de producción con
frecuencia son sinónimos. Por ejemplo, los métodos de dimensionamiento de lote que se des-
criben en el capítulo 7 también podrían haberse incluido en este capítulo. El asunto no es la eti-
queta que se le ponga a una técnica, sino si dicha técnica se aplica en forma correcta al
problema que se esté manejando.

4.1 TIPOS DE INVENTARIOS


Cuando se hace alusión a los inventarios en el contexto de la manufactura y la distribución, hay
un esquema natural de clasificación que sugiere el valor agregado por la manufactura o el pro-
cesamiento. (Desde luego que este no es el único medio de categorizar los inventarios, pero es
el más natural para las aplicaciones en manufactura.)
1. Materias primas. Recursos que requiere la actividad de producción o procesamiento de la
empresa.
2. Componentes. Artículos que todavía no han sido terminados en el proceso de producción.
A los componentes a veces se les llama subgrupos.
3. Trabajo en proceso. Inventario que espera en el sistema para procesarse o ser procesados.
Los inventarios de trabajo en proceso incluyen los de componentes, y también pueden incluir
algunos de materias primas. El nivel del inventario de trabajo en proceso con frecuencia se
usa como medida de la eficiencia de un sistema de programación de la producción. El mé-
todo justo a tiempo, que se describe con detalle en el capítulo 7, tiene por objeto reducir al
mínimo el trabajo en proceso.
4.2 Motivación para mantener inventarios 187

4. Bienes terminados. También llamados artículos terminados o artículos finales, son los pro-
ductos finales del proceso de producción. Durante la producción se agrega valor al inventa-
rio en cada nivel de la operación de manufactura, que culmina con los artículos terminados.
El nombre o etiqueta apropiado para el inventario depende del contexto. Por ejemplo, los
componentes de algunas operaciones podlian ser los productos finales de otras.

4.2 MOTIVACiÓN PARA MANTENER INVENTARIOS


1. Economías de escala. Imaginemos una empresa que produce una línea de artículos se-
mejantes, como por ejemplo, filtros de aire para automóviles. Cada corrida de producción con
determinado tamaño de filtro implica reconfigurar la línea de producción y recalibrar las má-
quinas. Como la empresa debe invertir bastante tiempo y dinero en preparar la producción de
cada tamaño de filtro, se deben producir los filtros suficientes en cada corrida para j ustificar este
costo. Ello significa que podría economizarse produciendo una cantidad relativamente elevada
de artículos en cada corrida y almacenándolos para uso futuro. Lo anterior permitiría a la em-
presa amortizar los costos fijos de preparación, repartidos en una cantidad mayor de unidades. 2
2. Incertidumbres. Con frecuencia desempeñan un papel principal en la motivación de una
firma para almacenar inventarios. La incertidumbre en la demanda externa es la más importante.
Por ejemplo, un detallista almacena diversos artículos para poder responder a las preferencias
de los clientes. Si un cliente pide un artículo que no está disponible de inmediato, probable-
mente irá a cualquier otra parte. Lo peor es que quizá ese cliente jamás regrese. Al tener inven-
tario se cuenta con un "colchón" para absorber la incertidumbre de la demanda.
Hay otras incertidumbres que también proporcionan motivos para mantener inventarios.
Una es la del tiempo de demora. El tiempo de demora se define como el intervalo comprendi-
do entre colocar un pedido y recibir lo que se solicitó. En el contexto de planeación de produc-
ción, el tiempo de demora se interpreta como el requerido para producir el artículo. Aun cuando
se pueda predecir con exactitud la demanda en el futuro, la empresa necesita mantener existen-
cias de amortiguamiento o colchón para asegurar un flujo uniforme de producción, o la conti-
nuidad de las ventas cuando los tiempos de demora de reabastecimiento sean inciertos.
Una tercera fuente importante de incertidumbre es el abastecimiento. El embargo petrole-
ro de la OPEP a finales de los años setenta es un ejemplo del caos que puede generarse cuan-
do se ven amenazados los canales del suministro. Dos industrias que se basaban (y continúan
basándose) en el petróleo y la gasolina son las empresas eléctricas y las aerolíneas. En esas y
otras industrias las empresas corrieron el riesgo de restringir sus operaciones debido a la esca-
sez de combustible.
Otras incertidumbres que podlian hacer que una empresa almacenara inventario son la in-
certidumbre en la oferta de mano de obra, en el precio de los recursos y en el costo del capital.
3. Especulación. Si se espera que aumente el valor de un artículo o recurso natural podría
ser más barato comprar grandes cantidades a los precios actuales y almacenar los artículos para
usarlos después, en vez de pagar mayores precios en una fecha futura. Por ejemplo, a principios
de los setenta, Westinghouse Corporation sufrió grandes pérdidas en sus contratos de construc-
ción de centrales nucleares con valias empresas de servicio eléctrico, debido a que garantizó el
suministro, a precio fijo, del uranio necesario para el funcionamiento de las plantas. Desafor-
tunadamente para Westinghouse, el uranio se fue a las nubes en el intervalo ocurrido entre la
firma de los contratos y la puesta en marcha de las plantas.
Hay otras industrias que requieren grandes cantidades de artículos costosos, mismas que
han experimentado gran fluctuación en su oferta. Por ejemplo, en la producción de películas
fotográficas se requiere plata. Al anticipar en forma correcta un gran aumento en el precio de

2 Para este argumento se requiere que el costo de preparación sea una constante "fija". En ciertas circunstancias se
puede reducir para justificar tamaños menores de lote. Esto forma la base de la filosofía justo a tiempo, que se des-
cribe con detalle en el capítulo 7.
188 Capítulo Cuatro Control de inventarios sujeto al conocimienw de la demanda

la plata, un importante productor de películas fotográficas como lo es Kodak pudo comprar y


almacenar grandes cantidades de ésta antes del aumento de los precios, y gozar de ahorros sus-
tanciales.
El motor especulativo también puede ser un factor para una empresa que encara la posibi-
lidad de una huelga. El costo de producción podría aumentar bastante cuando hay falta de mano
de obra.
4. Transporte. Los inventarios en tránsito, o proyectados, existen porque los tiempos de
transporte son positivos. Si éstos son largos, como cuando se transporta petróleo del Medio
Oriente a Estados Unidos, la inversión en inventarios en tránsito puede ser apreciable. Una de
las desventajas de producir en el extranjero es el mayor tiempo de transporte y, en consecuen-
cia, el aumento en los inventarios en tránsito. Este factor ha sido determinante para que algu-
nas compañías establezcan operaciones locales de producción.
5. Suavizamiento. Los cambios en el patrón de la demanda de un producto pueden ser de-
terministas o aleatorios. La estacionalidad es un ejemplo de variación determinista, y los cam-
bios imprevistos de condiciones económicas pueden originar variación aleatoria. Producir y
almacenar inventarios previendo un pico en la demanda puede ayudar a corregir las interrup-
ciones causadas al cambiar las tasas de producción y los niveles de fuerza de trabajo. En el ca-
pítulo 3 se describieron, en los modelos de planeación agregada, los costos de suavizamiento y
la planeación para oscilaciones previstas en la demanda.
6. Logística. Este término se usa para describir las razones de almacenar inventarios (que
no sean las que acaban de mencionarse). Hay ciertas restricciones que pueden surgir en las
compras, producción o distribución de los artículos que obligan al sistema a mantener inventa-
rios. Uno de estos casos es el de un artículo que debe comprarse en cantidades mínimas. Otro
es la logística de la manufactura; es virtualmente imposible reducir a cero todos los inventarios
y esperar que haya continuidad en un proceso de manufactura.
7. Costos de control. Un tema importante, y que con frecuencia se olvida, es el costo de
mantener el sistema de control de inventarios. Un sistema en el que se conserva más inventa-
rio no requiere el mismo nivel de control que otro en el que los niveles de inventario se man-
tienen al mínimo posible. Para la empresa puede resultar menos costoso, a la larga, mantener
grandes inventarios de artículos poco costosos que gastar tiempo de mano de obra para mante-
ner registros detallados de esos artículos. Aun cuando los costos de control pudieran ser un fac-
tor importante para determinar lo adecuado de determinada técnica o sistema, casi nunca se
cuentan entre los modelos de inventario que se describirán.

4.3 CARACTERíSTICAS DE LOS SISTEMAS DE INVENTARIO


1. Demanda. Los supuestos que se hacen acerca del comportamiento y las características
de la demanda pueden ser, con frecuencia, lo más importante para determinar la complejidad del
modelo de control resultante.
a) Constante o variable. En los modelos más sencillos de inventario se supone que la tasa
de la demanda es una constante. El modelo de cantidad económica de pedido (EOQ,
economic order quantity) y sus extensiones se basan en este supuesto. La demanda va-
riable se presenta en distintos contextos, que incluyen la planeación agregada (capítulo
3) y la planeación de requerimientos de materiales (capítulo 7).
b) Conocida o desconocida. Es posible que la demanda esperada sea constante, pero al
mismo tiempo aleatoria. Incierta y estocástica son sinónimos de aleatoria. Casi todos los
modelos de demanda estocástica suponen que la tasa promedio de la demanda es cons-
tante. Los modelos de demanda aleatoria son, por lo general, más realistas y complejos
que sus contrapartes deterministas.
2. Tiempo de demora. Si se piden los artículos del exterior, el tiempo de demora se define
como el intervalo de tiempo que pasa desde el instante en que se hace un pedido hasta que
--
4.4 Costos relevantes 189

llega el artículo. Sin embargo, si los artículos se producen internamente, el tiempo de demdra
se interpreta como el tiempo requerido para producir un lote de artículos. Se usará la letra grie-
ga 7' para representar el tiempo que ello demore, el cual se mide en las mismas unidades de
tiempo que la demanda. Esto es, si la demanda se expresa en unidades por año, el tiempo de de-
mora se debe expresar en años.
3. Tiempo de revisión. En algunos sistemas se conoce siempre el nivel actual de inventa-
rios. Es un supuesto exacto cuando se registran las transacciones de la demanda en el momento
en que ocurren. Por ejemplo, un sistema en el que los niveles de inventario siempre se cono-
cen es el de un supermercado moderno, con lectores digitales en las cajas, que se enlaza con la
base de datos de inventario a nivel almacén. A medida que un artículo se pasa por el lector, se
registra la transacción en la base de datos y el nivel de inventario decrece en una unidad. A este
caso lo llamaremos de revisión continua. En el otro caso, llamado revisión periódica, los nive-
les de inventario sólo se conocen vía puntos discretos del tiempo. Un ejemplo de revisión pe-
riódica es una tienda pequeña de víveres en la que se requiere levantamiento físico de
existencias para calcular los niveles actuales de inventario disponible.
4. Exceso de demanda. Otra característica distintiva e importante es la manera en que re-
acciona el sistema hacia los excesos de demanda (esto es, demanda que no puede ser satis-
fecha de inmediato según los inventarios). Los supuestos más comunes son que el exceso de
demanda se corre y acumula (se mantiene para ser satisfecho en el futuro) o se pierde (por lo
general se satisface fuera del sistema). Entre otras posibilidades se incluye acumulación parcial
(parte de la demanda se acumula y parte se pierde) o impaciencia del cliente (si el pedido del
cliente no se satisface dentro de un tiempo fijo, es cancelado). La gran mayoría de los modelos
de inventario, en especial los que se aplican en la práctica, suponen acumulación total del ex-
ceso de la demanda.
5. Inventario cambiante. En algunos casos el inventario sufre cambios a través del tiem-
po, que pueden afectar su utilidad. Algunos artículos tienen una vida limitada en almacén,
como por ejemplo los alimentos, y otros pueden hacerse obsoletos, como las refacciones auto-
motrices. Los modelos matemáticos que incorporan los efectos perecederos o de obsolescencia
son, por lo general, muy complicados y salen del propósito de este libro. En la sección 5.8 se
mencionan algunas referencias sugeridas para el lector interesado en estos modelos.

4.4 COSTOS RELEVANTES


Como nos interesa optimizar el sistema de inventarios, debemos determinar un criterio de op-
timización o de eficiencia adecuado. Casi todos los modelos de inventario usan la minimi-
zación del costo como criterio de optimización. Un criterio alternativo de eficiencia podría ser
la maxirnización de la ganancia. Sin embargo, la minimización del costo y la maxirnización de la
ganancia son criterios equivalentes en lo esencial, para la mayor parte de los problemas de con-
trol de inventario. Aunque distintos sistemas tienen características diferentes, casi todos los
costos de inventario pueden colocarse en una de las siguientes tres categorías: costo de mante-
ner inventario, costo de pedido o costo de penalización. A continuación se describe cada uno
de éstos.

Costo de mantener el inventario


También se le llama costo de almacén o costo de inventario, y es la suma de todos los costos
proporcionales a la cantidad de inventario disponible físicamente en cualquier punto en el tiem-
po. Entre los componentes del costo de mantener el inventario se incluyen diversos aspectos
que en apariencia no se relacionan, entre los cuales estarían:
• El costo de suministrar el espacio físico para almacenar los artículos.
• Impuestos y seguros.
• Roturas, estropicios, deterioros y obsolescencia.
• Costo de oportunidad de una inversión alternativa.
190 Capítulo Cuatro Control de inventarios sujeto al conocimiento de la demanda

Sucede que el último punto es el más importante para calcular los costos de mantener el
inventario en la mayoría de las aplicaciones. En cierto sentido, inventario equivale a dinero en
efectivo. Se debe invertir capital para comprar o producir inventario, y los niveles decrecien-
tes de inventario dan como resultado mayor capital. Dicho capital podría invertirlo la empresa
internamente, en su propio funcionamiento, o de manera externa.
¿Cuál es la tasa de interés que pudiera ganar ese capital? Todos podemos colocar nuestro
dinero en una sencilla cuenta de ahorro, con 2% de tasa de interés, o posiblemente en un certi-
ficado de depósito a largo plazo, que puede redituar 5%. Podríamos ganar más invirtiendo en
bonos o comprando acciones industriales a corto plazo, o traspasos de certificados de partici-
pación.
Sin embargo, generalmente la mayoría de las empresas deben ganar mayores tasas sobre
sus inversiones que los individuos para ser rentables. El valor de la tasa de interés que corres-
ponde al costo de oportunidad de la inversión alternativa se relaciona con (sin ser la misma que)
varias medidas contables usuales, que incluyen la tasa interna de rendimiento, el rendimiento
de los activos y la tasa límite (tasa mínima que haría atractiva una inversión para la empresa).
Es muy difícil calcular la tasa de interés para el costo de oportunidad. Su valor lo estima el de-
partamento de contabilidad y por lo general es una amalgama de las medidas contables que se
mencionaron. Por comodidad usaremos el término costo de capital para indicar este compo-
nente del costo de mantener el inventario. Podemos imaginar que el costo de mantener el in-
ventario es una tasa agregada de interés formada por los cuatro elementos. Por ejemplo,

28% = Costo de capital


2 % = Impuestos y seguros
6% = Costo de almacenamiento
1% = Costo de roturas y deterioros
37% = Cargo total por interés

Esto se interpretaría como sigue: evaluamos un cargo de 37 centavos por cada dólar que he-
mos invertido en inventarios durante un periodo de un año. Sin embargo, como por lo general
el inventario se mide en unidades y no en dólares, conviene expresar el costo de mantenerlo en
dólares por unidad por año más que en dólares por dólar por año. Si e es el valor monetario de
una unidad de inventario, 1la tasa anual de interés y h el costo de mantener el inventario en dó-
lares por unidad por año, tenemos la ecuación

h = le.

Por consiguiente, en el ejemplo anterior, un artículo valuado en 180 dólares tendría un cos-
to anual de inventario h = (.37)(180 dólares) = 66.60 dólares. Si se mantuvieran 300 artículos
de esos durante cinco años, el costo total de inventario durante los cinco años sería

(5)(300)(66.60) = $99 900.

Este ejemplo genera una pregunta interesante. Supongamos que durante el periodo de cin-
co años el nivel de inventario no permaneció fijo en 300, sino que varió continuamente. Cabría
esperar que los niveles de inventario cambien a través del tiempo. Decrecen cuando los artícu-
los se usan para satisfacer la demanda, y aumentan cuando se producen unidades o llegan pe-
didos. ¿Cómo se calcularía el costo de mantener el inventario en ese caso? En particular,
suponga que el nivel de inventario l(t) durante cierto intervalo (tI, t2) se comporta como en la
figura 4-2.
El costo de mantener el inventario incurrido en cualquier punto en el tiempo es proporcio-
nal al nivel de inventario en ese momento. En general, el costo total de mantener el inventa-
4.4 Costos relevantes 191

FIGURA 4-2
-

t
;--
El inventario como
una función de
tiempo.
-
-.::-

セ _____ セ ・、[ッ d,
o inventario
de f1 a f2

f1 f2 f_

rio incurrido entre un tiempo tI y otro t2 es h multiplicado por el área bajo la curva de I(t). El
nivel promedio de inventario durante el periodo (tI, t2) es el área bajo la curva, dividida entre
t2 - tI. Para los casos que consideraremos en este capítulo se puede recurrir a la geometría sen-
cilla para determinar esa área. Cuando I(t) se describe con una recta, su valor promedio es ob-
vio. En casos como el ilustrado en la figura 4-2, cuando la curva de IU) es compleja, el nivel
promedio de inventario se determinaría calculando la integral de IU) sobre el intervalo (tI, t2)
y dividiéndola entre t2 - tI,

Costo de pedido
El costo de mantener inventario incluye todos aquellos costos que son proporcionales a la can-
tidad de inventario a la mano, mientras que el costo de pedido depende de la cantidad de inventa-
rio que se pide o se produce.
En la mayoría de las aplicaciones, el costo de pedido tiene dos componentes: uno fijo y uno
variable. El costo fijo, K, es el independiente del tamaño del pedido, mientras no sea cero. El
costo variable, e, es el incurrido con base en las unidades. También llamaremos a K costo de pre-
paración yac costo proporcional de pedido. Definiremos a C(x) como el costo de pedir (o pro-
ducir) x unidades. En consecuencia,

si x = 0,
C(x) = サセK ex six> O.

La función del costo de pedido se representa en la figura 4-3.


Cuando se estima el costo de preparación se deben incluir únicamente los costos que sean
relevantes al hecho de pedir. Por ejemplo, el costo de mantener el departamento de compras de
la empresa no es relevante para las decisiones diarias de colocar pedidos, y no debe conside-
rarse al estimar el costo de preparación. Ese costo del departamento de compras es un costo ad-
ministrativo independiente de la decisión de colocar o no un pedido. Los costos correctos que
comprenden K deben ser los gastos de contabilidad relacionados con el pedido; los costos fijos
independientes del tamaño del pedido que podría requerir el vendedor; los costos de genera-
ción y recepción del pedido, y los costos de su manejo.
192 Capítulo Cuatro Control de inventarios sujeto al conocimiento de la demanda

FIGURA 4-3
-
Función del costo
de pedido. t
Pendiente =e

x_

Costos de penalización
El costo de penalización, también conocido como costo de desabasto, es el costo de carecer
de suficiente inventario a mano para satisfacer una demanda cuando se presenta. Este costo tie-
ne una interpretación diferente dependiendo de si la demanda en exceso es de pedidos en es-
pera (pedidos que no pueden surtirse inmediatamente y que se mantienen en libros hasta que
llegue la siguiente entrega) o perdidos (conocidos como ventas perdidas). En el caso del pedi-
do en espera, el costo de penalización incluye todos los costos contables y/o por retraso en los
que pueda incurrirse. En el caso de venta perdida, incluye la utilidad perdida que se hubiese
obtenido por la venta. En cualquiera de los casos, puede incluir también un costo de pérdida
de buena voluntad, que es una medida de satisfacción del cliente. En la práctica, puede resul-
tar sumamente difícil estimar el componente de pérdida de buena voluntad del costo de pena-
lización.
Usaremos el símbolo p para representar el costo de penalización y supondremos que se car-
ga con base en las unidades. Esto es, cada vez que hay una demanda que no se puede satisfa-
cer de inmediato, se incurre en un costo p independiente de lo que tarde satisfacerla. Un método
alternativo de tener en cuenta los faltantes reside en cargar el costo de penalización en una base
por unidad y por unidad de tiempo (como se hizo con el costo de mantener el inventario). Este
método es adecuado si es importante el tiempo que permanece un pedido no surtido en los li-
bros; por ejemplo, si un pedido acumulado da como resultado un paro en la línea de p'roduc-
ción debido a la no disponibilidad de una parte. Los modelos que se consideran en este capítulo
suponen que los costos de penalización se cargan sólo en base por unidad. En este capítulo no
se considerarán los costos de penalización; se incluirán en el capítulo 5, pero no los que incor-
poran costo de penalización ponderado respecto al tiempo.
Presentaremos aquellos modelos de inventario que han tenido el mayor impacto entre la
comunidad de usuarios. Muchas de las técnicas que se describen tanto en este capítulo como
en el 5 forman la base de los sistemas comerciales de control de inventado, o sistemas inter-
nos. En la mayoría de los casos los modelos son lo bastante sencillos como para calcular ma-
nualmente las políticas óptimas de operación, pero con frecuencia son demasiado complejos
como para plasmar los dilemas esenciales en la administración de inventarios.
4.4 Costos relevances 193

Problemas para las secciones 4.1 a 4.4


1. ¿Cuáles son las dos preguntas a las que trata de contestar el control de inventarios?
2. Describa las penalizaciones de costo incurridas por una empresa que mantiene demasiado
inventario, y por otra que mantie.ne un inventario reducido.
3. ABC, S. A., produce una línea de bicicletas de turismo. Específicamente, ¿cuáles son los cua-
tro tipos de inventarios (materias primas, componentes, trabajo en proceso y artículos ter-
minados) que se tendrían en la producción de esos artículos?
4. 1 Carry renta camiones para movimiento y traslados. Cada camión le cuesta a la compañía
un promedio de 8 000 dólares y el inventario de camiones varía mensualmente, dependien-
do de la cantidad que están rentados. Durante los ocho primeros meses del año pasado,
1 Carry tuvo los siguientes inventarios de camiones disponibles:

Mes Número de camiones Mes Número de camiones

Enero 26 Mayo 13
Febrero 38 Junio 9
Marzo 31 Julio 16
Abril 22 Agosto 5

. 1 Carry usa una tasa anual de interés de 20% para representar su costo de capital. Los
costos anuales de almacenamiento ascienden a 3% del valor de cada camión, y el costo del
seguro por responsabilidad es 2%.
a) Calcule el costo total de manejo incurrido por transportes durante el periodo de enero a
agosto. Suponga, para fines de su cálculo, que el costo de mantener el inventario, incurri-
do en cada mes, es proporcional al inventario disponible al final de ese mes.
b) Suponiendo que esos ocho meses sean representativos, estime el costo promedio anual de
mantener el inventario de camiones.
5. Stationery Supplies quiere instalar un sistema de control de inventario en su almacén de Pro-
greso. Ese almacén vende unos 1 400 artículos distintos de inventario, y sus ventas anuales
aproximadas son de 80 000 dólares. El sistema de control de inventarios costaría 12500 dó-
lares en instalarse y unos 2 000 dólares anuales en consumos adicionales, tiempo y mante-
nimiento. Si los ahorros que significa el sistema se pueden representar como un porcentaje
fijo de las ventas anuales, ¿cuál debería ser ese porcentaje para que el sistema se pagara por
sí solo en cinco años o menos?
6. Para el caso de Stationery Supplies, descrito en el problema 5, haga una lista y describa to-
das las incertidumbres que motivarían a la empresa a mantener inventarios de sus 1 400 ar-
tículos.
7. Stationery Supplies pide gomas de plástico a una empresa de Nuremberg, Alemania. Se nece-
sitan seis semanas para enviar las gomas de Alemania a Stationery Supplies. Esta empresa
coloca un pedido permanente de 200 gomas cada seis meses (que se embarcan el 1 de ene-
ro y el 1 de julio).
a) Suponiendo que la política de pedidos de Stationery Supplies no ocasiona grandes acumu-
laciones de inventario, ni agotamientos a largo plazo, ¿cuál es la demanda anual de gomas?
b) Trace una gráfica del inventario en tránsito (esto es, el que se pidió, pero no se ha recibi-
do) de las gomas durante un año. ¿Cuál es el inventario promedio en tránsito de las go-
mas durante el año?
194 Capítulo Cuatro Control de inventarios sujeto al conocimiento de la demanda

e) Exprese el tiempo de demora de reabastecimiento en años, y multiplique la demanda


anual que obtuvo en la parte a) por el tiempo de demora. ¿Qué observa usted acerca del
resultado que se obtiene?
8. Los costos de penalización se pueden evaluar sólo en función de la cantidad de unidades de
demanda que no se puede satisfacer, o en función de la cantidad de unidades, ponderada por
la cantidad de tiempo que un pedido permanece en libros. Se tiene la siguiente historia de
transacciones de oferta y demanda para una parte determinada.

Núm. de artículos Demanda durante


Mes recibidos el mes

Enero 200 520


Febrero 175 1640
Marzo 750 670
Abril 950 425
Mayo 500 280
Junio 2050 550

Suponga que el inventario inicial al principio de enero es de 480 unidades.


a) Determine el inventario final para cada mes. Suponga que el exceso de demanda se acu-
mula para el mes siguiente.
b) Suponga que cada vez que se solicita una unidad y no se puede surtir de inmediato se hace
un cargo de 10 dólares una vez. Calcule el costo de agotamiento de inventario incurrido
durante los seis meses: 1) si se pierde el exceso de demanda al final de cada mes, y 2) si
se acumula el exceso de demanda al final de cada mes.
e) Suponga que cada agotamiento cuesta 10 dólares por unidad por mes, y que la demanda
permanece insatisfecha. Si las demandas se surten con la base: primero en llegar, prime-
ro en servir, ¿cuál es el costo total de agotamiento incurrido durante los 6 meses usando
este criterio de costo? (Suponga que la demanda se presenta al principio del mes, para fines
de sus cálculos.) Observe que debe usted suponer que los excesos de demanda se acumu-
lan en este caso, para que tenga sentido.
á) Describa bajo qué circunstancias el criterio de costos que se usó en b) podría funcionar,
y las circunstancias bajo las cuales el criterio que se usó en e) podría ser adecuado.
9. HAL, Ltd., produce una línea de unidades de disco de alta capacidad para computadoras
centrales. Las cajas de las unidades se producen en Hamilton, Ontario, y se embarcan a la
planta principal en Taranta. HAL usa las cajas con una tasa bastante estable de 720 por año.
Suponga que las cajas se embarcan en camiones que transportan 40 por viaje. Se estima que
el costo fijo de cargar las cajas al camión y descargarlas en su destino cuesta 300 dólares
para embarques de 120 o menos (es decir, tres camiones o menos). Cada viaje recorrido por
un solo camión cuesta 160 dólares a la compañía, en tiempo de conductor, gasolina, aceite,
seguros y daños en el camión.
a) Calcule los costos anuales de transporte, carga y descarga de las cajas con las siguientes
políticas: 1) embarcar un camión por semana; 2) embarcar un camión lleno con la fre-
cuencia que esto requiera; 3) embarcar tres camiones llenos con la frecuencia que esto re-
quiera.
b) ¿Por qué razones podría suceder que la política en el punto a), cuyo costo anual es máxi-
mo, fuera la más conveniente desde un punto de vista de sistemas, que la política que tie-
ne el costo mínimo anual?
4.5 El modelo de cantidad econ6mica de pedido 195

4.5 EL MODELO DE CANTIDAD ECONÓMICA DE PEDIDO


Este modelo es el más sencillo y fundamental de todos los modelos de inventario. Por sus ini-
ciales se le podría llamar modelo CEPo Describe el importante compromiso entre los costos
fijos y los costos de mantener el inventario, y es la base para el análisis de sistemas más com-
plicados.

El modelo básico
Haremos los supuestos siguientes:
1. La tasa de demanda se conoce y es una constante igual a A unidades por unidad de tiem-
po. (La unidad de tiempo puede ser día, semana, mes, etc. En lo sucesivo se supondrá que
la unidad de tiempo es un año, salvo que se afirme otra cosa. Sin embargo, el análisis es
válido para otras unidades de tiempo, mientras se expresen todas las variables relevantes
en las mismas unidades.)
2. No se permiten faltantes.
3. No hay tiempo de demora de pedido. (Este supuesto será relajado.)
4. Los costos incluyen
a) Costo de preparación K por pedido colocado.
b) Costo proporcional de pedido e por unidad pedida.
e) Costo de mantener el inventario h por unidad mantenida por unidad de tiempo.
Se supondrá, sin pérdida de generalidad, que el inventario disponible en el tiempo cero es
cero. No se permiten faltantes, de modo que cuando el tiempo es cero habrá que hacer un pe-
dido. Sea Q el tamaño del pedido. En consecuencia, el inventario disponible aumentará en for-
ma instantánea desde cero hasta Q, siendo el tiempo t = O.
Veamos el siguiente tiempo cuando hay que hacer un pedido. Esta vez el inventario puede
ser positivo o ser cero otra vez. Un poco de reflexión nos indica que podemos reducir los cos-
tos de mantener el inventario si esperamos hasta que el nivel de inventario llegue a cero antes
de hacer un nuevo pedido. En el momento en que el inventario disponible es igual a cero, el
caso parece exactamente igual que cuando t = O. Si fue óptimo colocar un pedido de Q uni-
dades en ese momento, seguirá siendo óptimo pedir Q unidades. En consecuencia, la función
que describe los cambios en los niveles de inventario a través del tiempo es la forma familiar
de diente de sierra que muestra la figura 4-4.

FIGURA 4-4

t
Niveles de inventario
para el modelo de
cantidad óptima
de pedido. =
o
E
e

e Pendiente = -A

Tiempot -
196 Capítulo Cuatro Control de inventarios sujeto al conocimiento de la demanda

El objetivo es elegir Q de manera que minimice el costo promedio por unidad de tiempo.
A menos que se diga otra cosa, supondremos que una unidad de tiempo es un año, de modo que
minimizaremos el costo anual promedio. También se pueden usar otras unidades, como día,
semana o mes, siempre que todas las variables relacionadas con el tiempo se expresen en las
mismas unidades. Podría pensarse que el criterio de optimización adecuado sería minimizar el
costo total en un ciclo. Sin embargo, esto ignora el hecho de que la longitud misma del ciclo
es una función de Q, y debe incluirse en forma explícita en la formulación.
A continuación se deducirá una ecuación para calcular el costo promedio anual en función
del tamaño de lote Q. En cada ciclo, el costo total de pedido fijo más proporcional es C(Q) =
K + cQ. Para obtener el costo de pedido por unidad de tiempo se divide entre la longitud del
ciclo T. Como se consumen Q unidades cada ciclo a una tasa A, en consecuencia T = Q/A. Este
resultado también puede obtenerse si se observa que la pendiente de la curva de inventario que
se ilustra en la figura 4-4, -A, es igual a la relación -Q/T.
Véase el costo de mantener el inventario. Como el nivel de inventario decrece linealmen-
te desde Q hasta O cada ciclo, el nivel promedio de inventario durante un ciclo de pedido es
Q/2. Como todos los ciclos son idénticos, el nivel promedio de inventario durante un horizon-
te de tiempo formado por muchos ciclos también es Q/2. Por lo tanto, el costo anual prome-
dio, llamémosle G(Q), se expresa así:

G(Q) = K + cQ + hQ = K + cQ + hQ
T 2 Q/A 2

KA hQ
= Q +Ac+ 2.
Los tres términos que forman G(Q) son el costo anual de preparación, el costo anual de com-
pra y el costo anual de mantener el inventario, respectivamente.
Ahora se desea determinar la Q que minimiza a G(Q). Examinando la forma de la curva
G(Q) se aprecia que

G'(Q) = -KA/Q2 + h/2

G"(Q) = 2KA/Q3 > O para Q > O.

Como G"(Q) > O, se sigue que G(Q) es una función convexa de Q. Además, como G'(O) = -00
y G'(oo) = h/2, entonces G(Q) se comporta como lo ilustra la figura 4-5.
El valor óptimo de Q se presenta cuando G'(Q) = O. Esto es cierto cuando Q2 = 2KA/h,
que da como resultado

Q* = J2KA
h .

Q* es la cantidad económica de pedido (CEP, o en inglés EOQ, economic arder quantity). Hay
varias cosas interesantes que se pueden notar:
1. En la figura 4-5, las curvas que corresponden al componente fijo del costo de pedido,
KA/Q, y el componente de costo de mantener el inventario, hQ/2, también están incluidas. Ob-
serve que Q* es el valor de Q cuando se intersecan las dos curvas. (Si el lector iguala hQ/2 con
KA/Q y despeja Q, obtendrá la fórmula de CEP.) En general, el mínimo de la suma de dos fun-
ciones no se presenta en la intersección de ellas. Es una coincidencia interesante que sí sucede
en este caso.
2. Observe que el componente proporcional del costo de pedido, c, no aparece explícita-
mente en la ecuación de Q*. Esto se debe a que el término Ac que aparece en la definición de
G(Q) es independiente de Q. Como todas las políticas factibles deben reabastecer el inventario
4.5 El modelo de cantidad económica de pedido 197

--r---------- KA
Q
5 10 15 20 25 30
Q* Q-

según la tasa de la demanda, el costo proporcional de pedido incurrido por unidad de tiempo
es AC, y es independiente de Q. Como AC es una constante, por lo general no se tiene en cuen-
ta cuando se calculan costos promedio. Observe que c sí afecta indirectamente al valor de Q*,
porque h aparece en la fórmula de cantidad económica de pedido y h = le.

Ejemplo 4.1 En la papelería de una universidad se venden lápices #2 con una tasa constante de 60 por semana. A la
papelería le cuestan .02 dólares cada uno y los vende a .15 dólares por pieza. Cuesta 12 dólares iniciar
un pedido, y los costos de mantener inventario se basan en una tasa anual de interés de 25%. Calcule
la cantidad óptima de lápices que debe comprar la papelería, así como el tiempo entre la colocación de los
pedidos. ¿Cuáles son los costos anuales de mantener el inventario y de preparación para este artículo?

Solución Primero se convierte la demanda a una tasa anual, para que sea consistente con los cargos por intere-
ses que se hacen cada año. (También podría convertirse la tasa anual de interés a tasa semanal de in-
terés.) La tasa anual de demanda es A = (60)(52) = 3 120. El costo h de mantener el inventario es el
producto de la tasa de interés anual y el costo variable del artículo. Por consiguiente, h = (0.25)(0.02) =
0.005. Sustituyendo en la fórmula de la cantidad económica de pedido se obtiene

0*. = J2KA
h
= (2)(12)(3 120) = 3 870.
0.005

El tiempo del ciclo es T = O/A = 3 870/3 120 = 1.24 años. El costo anual promedio de mantener
el inventario es h(O/2) = 0.005(3 870/2) = $9.675 dólares. El costo anual promedio de preparación es
KA/O, que también es 9.675 dólares.

El ejemplo 4.1 ilustra algunos de los problemas que pueden surgir al emplear modelos sen-
cillos. La solución óptima indica pedir casi 4 000 lápices cada 15 meses. Aun cuando este va-
lor de Q minimiza los costos anuales de mantener el inventario y de preparación, podría no ser
factible: puede ser que la papelería no tenga espacio para almacenar 4 000 lápices. Los mode-
los sencillos no pueden tener en cuenta todas las restricciones presentes en un problema real.
Por este motivo, se debe considerar cada solución en su contexto y, si es necesario, modificar-
la para ajustar su aplicación.
198 Capítulo Cuatro Control de inventarios sujeto al conocimiento de la demanda

FIGURA 4-6

t
Cálculo de punto
de reorden para
el ejemplo 4.1.
=
Q=3870
iM MGセM 1.24 años ----1

R= 1 040

Colocación f_
del pedido

Observe también que la solución óptima no· dependió del precio de venta de .15 dólares.
Aun cuando cada lápiz se vendiera en 2 dólares seguiría recomendándose la misma cantidad de
pedido, porque se supone que los lápices se venden con una tasa de 60 por semana, indepen-
dientemente de su precio. Naturalmente eso es una simplificación de la realidad. Es razonable
suponer que la demanda es relativamente estable para un cierto intervalo de precios. Los mo-
delos de inventario incorporan explícitamente el precio de venta en la formulación sólo cuan-
do el establecimiento del precio se incluye como parte de la optimización.

Inclusión del tiempo de demora del pedido


Uno de los supuestos para deducir el modelo de cantidad económica de pedido fue que no hay
tiempo de demora del pedido. Ahora se rebajará ese supuesto. En el ejemplo 4.1 supondremos
que hay que pedir los lápices con cuatro meses de anticipación. Si se hiciera el pedido exacta-
mente cuatro meses antes del fin de cada ciclo, los lápices llegarían exactamente en el mismo
punto en el tiempo que en el caso de tiempo de demora igual a cero. El tiempo óptimo de colo-
cación del pedido para el ejemplo 4.1 se ilustra en la figura 4-6.
Más que estipular cuándo debe hacerse un pedido en relación con el final de un ciclo, con-
viene más indicar el "resurtido" o "reorden", en función del inventario disponible. Se definirá
R, el punto de reorden, como el nivel del inventario disponible en el instante en que se tiene
que hacer un pedido. En la figura 4-6 se aprecia que R es el producto del tiempo de la demora
por la tasa de la demanda (R = ,.\ 7). Por ejemplo, R = (3 120)(0.3333) = 1 040. Obsérvese que
el tiempo de demora se ha convertido a años antes de multiplicarlo. Todas las variables rele-
vantes siempre se expresan en las mismas unidades de tiempo.
La determinación del punto de reorden es más difícil cuando el tiempo de demora es ma-
yor que un ciclo. Veamos el caso de un mtículo cuya cantidad económica de pedido es 25, tie-
ne una tasa de demanda de 500 unidades por año y un tiempo de demora de seis semanas. El
tiempo del ciclo es T = 25/500 = 0.05 año, es decir, 2.6 semanas. Si se forma la relación 7/T,
se obtiene 2.31. Esto significa que hay exactamente 2.31 ciclos en el tiempo de demora. Cada
pedido debe colocm'se 2.31 ciclos por adelantado (véase la figura 4-7).
Observe que, para calcular el punto de reorden, resulta exactamente igual que colocar el
pedido 0.31 ciclos por adelantado. Esto sucede porque el nivel de inventario disponible es
igual si estamos en el punto 2.310 0.31 ciclos antes de la llegada de un pedido. En este caso,

_ _ _ _"",4
4.5 El modelo de cantidad económica de pedido 199

FIGURA 4-7

t
Cálculo del punto
de reorden cuando
los tiempos de demora = .31
son mayores que
ciclo =
un ciclo. .0155
Q= 25

R=8 セM N NZエN

Colocación del pedido t _ llegada del pedido

t- - - - - - -t2.31ciclos=.1154años

0.31 ciclos es 0.0155 años, y así se obtiene un punto de reorden R = (0.0155)(500) = 7.75 = 8.
En general, cuando 7 > T, se usa el siguiente procedimiento:
a) Formar la relación 7/T.
b) Tener en cuenta el residuo fraccionario de la relación. Multiplicar este residuo fracciona-
rio por la longitud del ciclo para regresar a las unidades de años.
e) Multiplicar el resultado del paso b) por la tasa de demanda para obtener el punto de re-
orden.

Sensibilidad
En esta sección se examina cuán sensible es la función de costo anual a los errores en el cálcu-
lo de Q. Regresemos al ejemplo 4.1 y supongamos que la papelería pide los lápices en lotes de
1 000 Yno de 3 870 como indica la solución óptima. ¿En qué costo adicional se está incurrien-
do al usar una· solución subóptima? Para responder la pregunta se considerará G(Q). Al susti-
tuir Q = 1 000, puede calcularse la función de costo anual promedio para este tamaño de lote y
compararlo con el costo óptimo con miras a determinar la magnitud de penalización. Entonces

G(Q) = JO.../Q + hQ/2 = (12)(3 120)/1000 + (0.005)(1 000)/2 = $39.94,


que es bastante mayor que el costo óptimo de 19.35 dólares.
Se puede determinar así la penalización de costo para soluciones subóptimas, para cual-
quier problema en particular. Sin embargo, es más instructivo y cómodo obtener una solución
universal del problema de la sensibilidad. Esto se hará deduciendo una ecuación para calcular
el cociente entre el costo subóptirno y el costo óptimo, en función del cociente entre las canti-
dades óptima y subóptima de pedido. Sea G* el costo promedio anual de mantener inventario
y de preparación en la solución óptima. Entonces

G* = JO.../Q* + hQ*/2 = JO...


V2JO.../h
+ !)2
2JO... = 2) JO...h
h 2

= V2KAh.
200 Capítulo Cuatro Control de inventarios sujeto al conocimiento de la demanda

Por consiguiente, para cualquier Q,

G(Q) KA/Q + hQ/2


G* = V2KAh

=_1_J2KA +-º-J h
2Q h 2 2KA

- -
- Q*+ -Q-
2Q 2Q*

= セ {セJ + g.]-
Para observar cómo se utiliza este resultado, véase el caso en que se usa un tamaño subóp-
timo de lote, en el ejemplo 4.1. La solución óptima fue Q* = 3 870, Y se deseaba evaluar el
error en el costo al usar Q = 1 000. Al formar la relación Q* / Q se obtiene 3.87. Por consi-
guiente, G(Q)/G* = (.5)(3.87 + 1/3.87) = (.5)(4.128) = 2.06. Esto significa que el costo pro-
medio anual de mantener el inventario y de preparación cuando Q = 1 000 es 2.06 veces mayor
que el costo óptimo anual de mantener inventario y de preparación.
En general, la función de costo G(Q) es relativamente insensible a los errores en Q. Por
ejemplo, si Q sube al doble de lo que debería ser, Q/Q* = 2, YG/G* = 1.25. En consecuen-
cia, un error del 100% en el valor de Q da como resultado un error de sólo 25% en los costos
anuales de inventario y de preparación. Observe que se obtiene el mismo resultado si Q es la
mitad de Q*, porque Q*/ Q = 2. Sin embargo, lo anterior no implica que la función del costo
promedio anual sea simétrica. De hecho, suponga que la cantidad de pedido difería de la ópti-
ma en AQ unidades. Un valor de Q = Q* + AQ debe dar como resultado un costo promedio
anual menor que cuando Q = Q* - AQ.

Cantidad económica de pedido y JIT


Como resultado en buena medida del sistema kanban de Toyota, está difundiéndose una nueva
filosofía acerca del papel y la importancia de los inventarios en los ambientes de manufactura.
Esta filosofía, llamada justo a tiempo (JIT,just-in-time), predica que el exceso de los inventarios
de trabajo en proceso no es deseable, que los inventarios deben reducirse a lo esencial. (Des-
cribimos con más detalle la filosofía justo a tiempo en el capítulo 1, y describiremos la mecá-
nica del sistema kanban en el capítulo 7.) La cantidad económica de pedido es el resultado de
la concepción tradicional acerca de inventarios y economías de escala en la teoría económica.
¿Se oponen entre sí los métodos de CEP y JIT?
Los defensores señalan que una parte esencial de la implementación del JIT es la reduc-
ción de los tiempos de preparación, y con ello los costos de este rubro. A medida que los cos-
tos de preparación decrecen, la teoría tradicional de la cantidad económica de pedido indica que
deben reducirse los tamaños de lote. En este sentido, las dos maneras de pensar son compati-
bles. Sin embargo, en algunas ocasiones pueden no serlo. Creemos que hay un valor sustancial
en el método m que no se puede incorporar con facilidad. en un modelo matemático. Sf; pueden
identificar y corregir problemas de calidad antes de que se acumulen inventarios de partes de-
fectuosas. Las plantas pueden ser más flexibles si no se les carga con exceso de inventarios en
proceso. Ciertamente, el éxito de Toyota con el método JIT, demostrado con los costos de in-
ventario por automóvil, bastante más bajos que los normales en Estados Unidos, es una prue-
ba del valor del JIT.
Sin embargo, creemos que todo nuevo método debe incorporarse con cuidado a la empre-
sa, y no adoptarse a ciegas sin evaluar sus consecuencias y su adecuación. Aunque el justo a
tiempo es un nuevo y excitante desarrollo en la administración de materiales, no siempre es el
mejor método. Los principios en que se basa la cantidad económica de pedido (y MRP, la pla-
neación de requerimientos de materiales que se describe en el capítulo 7) son sólidos y no de-
ben pasarse por alto. El siguiente ejemplo ilustra este punto.
4.5 El modelo de cantidad econ6mica de pedido 201

Ejemplo 4.2 La planta de Rahway, Nueva Jersey, de Metalcase, fabricante de muebles de oficina, produce escritorios
metálicos en un volumen de 200 mensuales. Cada escritorio requiere 40 tornillos Phillips para metal, que
se compran a un proveedor de Carolina del Norte. Cuestan .03 dólares cada uno. Los costos fijos de en-
trega, y los de recepción y almacenamiento de los embarques de tornillos, ascienden a 100 dólares aproxi-
madamente por embarque, y son independientes del tamaño del lote. La empresa aplica una tasa de
interés de 25% para calcular sus costos de mantenimiento de inventario. A Metalcase le gustaría hacer un
pedido fuerte al proveedor, y considera varias alternativas. ¿Cuál es el tamaño de pedido que deben usar?

Solución Primero calcularemos la cantidad económica de pedido. La demanda anual de tornillos es

(200)(12)(40) = 96 000.
El costo anual de mantener el inventario por tornillo es (0.25)(0.03) = 0.0075. Según la fórmula para
calcular la CEp, el tamaño óptimo del lote es

Q*= (2)(100)(96 000) = 50 597.


0.0075

Observe que el tiempo del ciclo es T = Q/A = 50597/96000 = 0.53 años, más o menos una vez
cada seis meses. Por consiguiente, la política óptima pide reabastecer los tornillos más o menos dos ve-
ces al año. Un método JIT sería pedir los tornillos con tanta frecuencia como fuera posible, para minimi-
zar el inventario disponible en la planta. Al implementar ese método cabría pensar en una política de
entregas mensuales. Sin embargo, esa política tiene poco sentido en este contexto, porque requeriría
52 entregas por año, e incurriría en costos anuales de preparación de 5200 dólares. La solución CEP
produce un costo anual total de preparación e inventario menor que 400 dólares. Para un artículo de
bajo valor como éste, con grandes costos fijos de pedido, son inadecuados los tamaños pequeños
de lote que aconseja JIT. La esencia es que no se debe adoptar a ciegas un solo método para todas las
situaciones. El éxito de un método en un contexto no ase\:lura su adecuación en todos los demás casos.

Problemas para la sección 4.5


10. Una cafetería vende café colombiano a una tasa constante de 280 libras anuales. Los gra-
nos se compran a un proveedor local a 2.40 dólares por libra. La cafetería estima que le
cuesta 45 dólares colocar un pedido de café, entre papelería y horas de trabajo, y que los
costos de mantener el inventario se basan en una tasa anual de interés de 20%.
a) Calcule la cantidad óptima de pedido para el café colombiano.
b) ¿Cuál es el tiempo entre los pedidos?
e) ¿Cuál es el costo anual promedio de inventario y preparación debido a este artículo?
d) Si el tiempo de demora del reabastecirniento es tres semanas, calcule el nivel de reor-
den, con base en el inventario disponible.
ll. Para el caso del problema 10, trace una gráfica de la cantidad de inventario bajo pedido.
Con ella determine la cantidad promedio de inventario bajo pedido. También calcule la de-
manda durante el tiempo de demora del reabastecimiento. ¿Son distintas esas dos canti-
dades?
12. Un gran taller automotriz instala unos 1 250 silenciadores de escape por año, 18% de los
cuales son para automóviles importados. Dichos silenciadores se compran a un solo abas-
tecedor local, a 18.50 dólares cada uno. El taller aplica un costo de inventario basado en
25% de tasa de interés anual. El costo de preparación para colocar un pedido se estima
en 28 dólares.
a) Calcule la cantidad óptima de silenciadores de escape para autos importados que debe
comprar el taller cada vez que coloca un pedido, y el tiempo entre la colocación de pe-
didos.