Sie sind auf Seite 1von 580

Thank you for downloading this Crossway book.

Sign-up for the Crossway Newsletter for updates on special offers, new
resources, and exciting global ministry initiatives:

Crossway Newsletter

Or, if you prefer, we would love to connect with you online:


"De corazón a corazón: esta es la predicación que 'nos corta al rápido' y aplica el bálsamo de Galaad. Y
está maravillosamente modelado en este libro. Habiendo apreciado todos los sermones que he
escuchado de Joel Beeke, estoy seguro de que discernirá una conexión refrescante entre la doctrina, la
experiencia y la vida en sus escritos ".

Michael Horton, J. Gresham Machen Profesor de Teología Sistemática y Apologética, Westminster


Seminary California; Anfitrión, White Horse Inn ; autor, cristianismo central

“ La Predicación Reformada es única por su énfasis en aprender a predicar experiencialmente de los


Reformadores y sus sucesores teológicos a través de los siglos. Joel Beeke demuestra
convincentemente que la predicación reformada es doctrinalmente sólida, profundamente personal y
efectivamente práctica. Lejos de ser un modelo contemporáneo, este trabajo presenta la predicación de
la Reforma, que abarca la cabeza, el corazón y las manos, como la forma duradera de proclamar las
Escrituras. Esta es una comprensión muy fundamental del impacto de la Reforma en la historia de la
iglesia ".

John MacArthur, Pastor, Grace Community Church, Sun Valley, California; Presidente, El Máster
Universitario y Seminario

“La predicación fiel está íntimamente relacionada con el latido del corazón de la vida cristiana fiel. La
prueba de esto se ve a lo largo de la historia de la iglesia. Testamentos, afectos, vidas, iglesias y
comunidades enteras se han transformado cuando la proclamación de la Palabra de Dios ha llegado más
allá de la mente al corazón. Esto fue cierto durante la Reforma protestante, se repitió bajo la influencia
de los puritanos y se ha visto en tiempos de avivamiento. Joel Beeke minas de la teología y la práctica
de la gran predicador -p Astor -t heologians del pasado de una manera que está garantizado para
bendecir y equipar a los que llevan la batuta para la generación que sirven en el presente y más allá “.

Mark G. Johnston, Ministro, Iglesia Presbiteriana Bethel, Cardiff, Reino Unido

“El espíritu de esta alma -s atisfying libro sobre la predicación no es 'avance rápido a la nueva y
fantástica', sino 'dar vuelta a sus afectos de nuevo a los fundamentos teológicos sólidos del pasado.'
Demasiado moderno -d ay predicación tiene como objetivo atraer al oyente sin discernimiento con
novedades interesantes y sedosas. Pero los piadosos miembros de la iglesia tienen hambre y sed no por
una novedad superficial, sino por una predicación bíblica, real y sólida, y un alimento genuino para el
alma. El mensaje del autor es la apertura de las virtudes de los predicadores modelo del pasado, desde
Lutero y Calvino a los grandes puritanos y hasta los queridos Martyn Lloyd -J las, que murió en 1981.
Aquí hay un libro ideal para el lector que anhela la predicación sólida en el púlpito de su alma. Por esta
razón, este es también un libro ideal para poner en manos del estudiante serio para el ministerio ".

Maurice Roberts, ex editor de la revista The Banner of Truth ; autor, El pensamiento de Dios y los
misterios de Dios

“Un predicador que no practica lo que predica es un hipócrita; un predicador que no predica lo que él
mismo ha practicado es un mero teórico. Un buen predicador da a otros el desbordamiento de lo que él
mismo ha recibido de la Palabra de Dios. La predicación efectiva es de corazón a corazón, como lo
sugiere el subtítulo de la Predicación Reformada de Joel Beeke . Predicar es más que un simple informe
verbal; se trata de un Dios -o rdained medio de traer la verdad de Dios para influir en los corazones y en
la experiencia de los oyentes. Beeke subraya efectivamente esta poderosa función de predicar con
modelos de predicadores pasados e instrucciones claras para predicadores modernos. "La pasión de
Beeke por la predicación experiencial es obvia, exponiendo su corazón al nuestro".

Michael P. V. Barrett, Vicepresidente de Asuntos Académicos, Seminario Teológico Reformado


Puritano; Autor, completo en él y amor divino e infalible.

“La predicación reformada es simplemente la predicación ordinaria. Sermones que son fieles en su
exposición y aplicación a los oyentes, ricas en contenido Evangelio, Cristo -c entrado en el foco, y la
seriedad de evangelización en sus llamadas a los pecadores al arrepentimiento y confiarse a Jesús
predicación de Cristo presente se reforma. No son sermones largos y predicaciones pesadas. Es el
ministerio pastoral y reviviente del púlpito en el cuerpo de Cristo, con mayor frecuencia en el Día del
Señor, generalmente en la asamblea de los fieles, pero poderoso para dirigirse al mundo. Se está
entregando compasivo y corazón -w armado sermones, a veces profundamente sermones solemnes. Es,
sobre todo, interesante, apasionante predicación y vida.-c colgando de tarifas púlpito; y una vez que se
ha escuchado, nada más podrá satisfacer al alma despierta que tiene hambre del Dios vivo. Es la fiesta
semanal del creyente. ¿Cómo se puede predicar así? Lee este libro para empezar. Estarás iluminado y
motivado, y serás especialmente devoto, añorando la difusión de este tipo de ministerio en todo el
mundo ".

Geoffrey Thomas, ex pastor, iglesia bautista Alfred Place, Aberystwyth, Gales

“La Predicación Reformada es grandiosa, amplia y atractiva. Es en la teología vez sustantiva, una
iglesia -h istorical encuesta, y un libro de teología práctica en la experiencia, predicación reformada.
Nadie ha escrito nada parecido. Subtitulado Proclamando la Palabra de Dios desde el corazón del
predicador hasta el corazón de su pueblo , el libro de Beeke respira el aire de su tema. Este libro es
excelente en todos los sentidos; Es toda doctrina y toda aplicación. La Predicación Reformada desafía a
la iglesia con la indispensable necesidad de predicar que es bíblica, doctrinal y experiencial,
predicación que lleva al pueblo de Dios a "probar y ver que la Iglesiaes bueno ”(Sal. 34: 8). Mientras
Beeke se dirige a los ministros y oyentes de la Palabra predicada por igual, como predicador del
evangelio, me encontré adorando al Dios trino en cada página y humillándome en el polvo con gratitud
por el privilegio de proclamar la verdad de Dios. Este es un libro para leer una y otra vez. Rezo para
que este volumen sea leído extensamente y extensamente. Rezo también para que la Predicación
Reformada pueda ser una chispa para revivir el antiguo compromiso Reformado de predicar
experiencial en un nuevo día ".

David B. McWilliams, Ministro Principal, Iglesia Presbiteriana Covenant, Lakeland, Florida

“Se dice que 'un sermón es tan bueno como lo hace un sermón'. El libro de Joel Beeke ayudará
enormemente a los siervos de Dios a minar la Palabra con este fin: a la cabeza, el corazón y la vida.
Aquí él define escrituralmente la predicación reformada y experimental, examina a sus principales
exponentes de la historia de la iglesia, y nos convence escrutadoramente de la necesidad de este tipo de
predicación hoy. Al leer esto, ningún predicador puede dejar de ser desafiado, pero también alentado y
ayudado, a predicar de esta manera más que nunca. Con la bendición del Señor, este libro hará un gran
bien a los ministros e iglesias de todo el mundo. Esta es una gran -n ecesarios y el volumen único. "Lo
recomiendo de todo corazón a los estudiantes ministeriales como lectura obligatoria, ya todos los que
proclamamos las riquezas inescrutables de Cristo".

John Thackway, Pastor, Iglesia Evangélica Holywell, Gales del Norte; Editor, Bible League Quarterly
“Como maestro capaz y modelo ejemplar de lo mejor en el ministerio del púlpito, Joel Beeke tiene
mucho que decir sobre el tema de la predicación. En este libro, nos sentamos a sus pies y aprendemos
qué es la verdadera exposición bíblica de este talentoso expositor. Si alguna vez hubo una temporada en
la que la iglesia necesitaba leer este libro, ahora es el momento ".

Steven J. Lawson, Presidente de OnePassion Ministries

“La verdadera experiencia cristiana es siempre la experiencia de que Dios y su Palabra son verdad. Esa
verdad se proclama principalmente a través del Espíritu, una predicación unificada . La Predicación
Reformada muestra por qué la predicación es una clave del reino de Dios. Esta encuesta útil de la
historia de unas pocas docenas de grandes predicadores de la Iglesia Reformada, de Ulrich Zwingli a
Martyn Lloyd -J los , ilustra cómo la predicación de la experiencia es utilizado por el Espíritu Santo
para hacer que los pecadores necesitados de experimentar la verdad vital del Evangelio. ”

Henk van den Belt, Cátedra Especial de Teología Reformada, Facultad de Teología y Estudios
Religiosos, Universidad de Groningen, Países Bajos

“Ha sido uno de los grandes privilegios de mi vida enseñar homilética junto a Joel Beeke en el
Seminario Teológico Reformado Puritano durante los últimos diez años. No sólo he sido testigo de su
experiencia y pasión por el tema, pero también he visto y sentido del ministerio -t ransforming efectos
de esta sobre mi propia predicación, así como a cientos de estudiantes de todo el mundo. "Es una
respuesta alegre a la oración ver sus conferencias ahora impresas para el beneficio de miles de
predicadores más del evangelio".

David Murray, profesor de Antiguo Testamento y Teología Práctica, Seminario Teológico Reformado
Puritano; autor, Jesús en cada página ; Restablecer ; y explorando la biblia

“Todavía tengo que encontrar un recurso de predicación tan útil, conmovedor, bíblico e incluso
devocional como la Predicación Reformada de Joel Beeke . La amplitud y profundidad del peso
histórico y la integridad confesional hacen de este libro un excelente volumen para cualquier pastor,
maestro o laico. ¡Lo utilizaré en mis clases de predicación y en la preparación del púlpito!

Brian Cosby, Pastor Principal, Iglesia Presbiteriana de Wayside, Signal Mountain, Tennessee; Profesor
visitante, Seminario Teológico Reformado, Atlanta

“Me complace mucho respaldar este libro de Joel Beeke porque es una contribución invaluable a la
predicación reformada. Mientras que algunos miembros de la comunidad reformada tienden a asociar la
predicación de la experiencia con el pietismo y la mística, Beeke muestra que generaciones de Espíritu
-a nointed predicadores reformados han empleado el método de la experiencia bíblica. El libro de
Beeke representa la culminación de lo que ha estado en la mente del autor durante muchos años, es
decir, llegar a un claro entendimiento bíblico de qué es el evangelio y por quién, a quién, y
especialmente cómoes para ser predicado Esta última contribución homilética de Beeke merece ser
leída por todos los profesores de seminario, estudiantes de teología, pastores y todos los que tienen
hambre del verdadero Pan de la Vida. 'Los afligidos comerán y serán satisfechos; ¡Los que lo buscan
alabarán al Señor ! Que vuestros corazones vivan para siempre "(Sal. 22:26)".

Cornelis (Neil) Pronk, Pastor Emérito, Iglesias Reformadas Libres de América del Norte
“Si la 'predicación experiencial reformada' parece aburrida o seca, o simplemente difícil, entonces
debes leer este libro. Como verdadero instructor, escribiendo con verdadera calidez y comprensión, Joel
Beeke abre principios duraderos, se extiende a lo largo de los siglos para encuestar a los practicantes e
identificar patrones, y luego nos insta a la práctica vívida de dicha predicación. "Nos lleva desde la sala
de conferencias al campo de entrenamiento y luego nos envía al campo, humildes y sin embargo con
esperanza, para predicar desde nuestros corazones hasta los corazones de otros".

Jeremy Walker, pastor, Iglesia Bautista de Maidenbower, Crawley, Reino Unido; autor, la vida en
cristo ; Anclado en la gracia ; y una cara como un pedernal

“Habiendo conocido a Joel Beeke durante casi cincuenta años, como amigo personal y también como
ministro del evangelio, puedo afirmar sin vacilar que la predicación reformada ha sido, y sigue siendo,
la pasión de su ministerio. Con frecuencia he tenido el privilegio de escucharlo predicar desde su
corazón hasta el corazón de su audiencia, predicando las riquezas inescrutables de Cristo a los
pecadores pobres, necesitados y culpables que necesitan precisamente ese Salvador. Por eso estoy
encantado de que en la Predicación Reformadaestá transmitiendo a la próxima generación de
predicadores lo que significa predicar a Cristo de manera bíblica, doctrinal y experiencial, y cómo
dirigir efectivamente la predicación a los corazones de aquellos que los escuchan, haciéndolo en
completa dependencia del Espíritu de Cristo para Explicación y aplicación. Que muchos ministros del
evangelio más jóvenes (¡y más viejos!) Se beneficien enormemente del fruto maduro del compromiso
de toda la vida de Beeke con la predicación experiencial ".

Bartel Elshout, Pastor, Congregación Reformada del Patrimonio, Hull, Iowa; traductor, El servicio
razonable de Christian y El único consuelo de Christian en la vida y la muerte

“En este último libro, Joel Beeke nos recibe calurosamente en su púlpito, su estudio e incluso el lugar
de sus oraciones privadas. Aceptar su invitación es descubrir lo que significa que un sermón ofrezca luz
y calor, y aprender a predicar el Evangelio como alimento para los hambrientos y no como postre para
los que lo merecen. En la Predicación reformada , Beeke presenta figuras favoritas de la historia de la
iglesia para formar una imagen compuesta del expositor experiencial. Incluso los expositores
experimentados encontrarán mucho que aprender en este libro, tanto del autor como de sus amigos ".

Chad Van Dixhoorn, profesor de Historia de la Iglesia, Seminario Teológico de Westminster


Reformed Preaching
Proclaiming God’s Word from the Heart of the Preacher to
the Heart of His People

Proclamando la Palabra de Dios desde el Corazón del


Predicacador al Corazón de las Personas

[Traducido con Google]

Joel R. Beeke
Reformed Preaching: Proclaiming God’s Word from the Heart of the Preacher to the Heart of His
People
Copyright © 2018 by Joel R. Beeke
Published by Crossway
1300 Crescent Street
Wheaton, Illinois 60187
All rights reserved. No part of this publication may be reproduced, stored in a retrieval system, or
transmitted in any form by any means, electronic, mechanical, photocopy, recording, or otherwise,
without the prior permission of the publisher, except as provided for by USA copyright law.
Crossway® is a registered trademark in the United States of America.
Cover design: Peter Voth
First printing 2018
Printed in the United States of America
All Scripture quotations are from the King James Version of the Bible.
All emphases in Scripture quotations have been added by the author.
Hardcover ISBN: 978-1-4335-5927-3
ePub ISBN: 978-1-4335-5930-3
PDF ISBN: 978-1-4335-5928-0
Mobipocket ISBN: 978-1-4335-5929-7

Library of Congress Cataloging-in-Publication Data


Names: Beeke, Joel R., 1952- author.
Title: Reformed preaching: proclaiming God’s word from the heart of the preacher to the heart of his people / Joel R.
Beeke.
Description: Wheaton, Illinois: Crossway, [2018] | Includes bibliographical references and index. |
Identifiers: LCCN 2017052039 (print) | LCCN 2018021742 (ebook) | ISBN 9781433559280 (pdf) | ISBN
9781433559297 (mobi) | ISBN 9781433559303 (epub) | ISBN 9781433559273 (hardcover) | ISBN 9781433559303
(ePub) | ISBN 9781433559297 (Mobipocket)
Subjects: LCSH: Preaching. | Reformed Church—Doctrines.
Classification: LCC BV4211.3 (ebook) | LCC BV4211.3 .B363 2018 (print) | DDC 251—dc23
LC record available at https://lccn.loc.gov/2017052039

Crossway is a publishing ministry of Good News Publishers.


2018-10-04 01:37:54 PM
Para

Paul smalley

amigo auténtico, compañero de oración,

fiel y capaz ayudante de maestro, tu

Se aprecian mucho más de lo que sabes.

En la predicación se pretende una comunión de almas,

y una comunicación de algo de la nuestra [como predicadores]

a los suyos [como el pueblo de Dios].


Richard Baxter
Contenido

Prólogo de Sinclair B. Ferguson


Prefacio y Agradecimientos

Parte 1: Predicación experiencial reformada definida y descrita


 1 ¿Qué es la predicación experiencial reformada?
 2 predicando de la cabeza al corazón
 3 elementos principales de la predicación experiencial reformada
 4 El predicador experiencial

Parte 2: Predicación experiencial reformada ilustrada


 5 Predicadores de la reforma: Zwinglio, Bullinger y Oecolampadius
 6 Predicadores de la Reforma: Calvin
 7 Predicadores de la Reforma: Beza
 8 Introducción a la predicación puritana
 9 Predicadores Puritanos: Perkins
10 Predicadores Puritanos: Rogers, Sibbes, y Preston
11 El Directorio de Westminster y la Predicación
12 Predicadores Puritanos: Goodwin y Shepard
13 Predicadores Puritanos: Bunyan
14 Introducción a la Reforma Adicional Holandesa
15 predicadores holandeses: Teellinck, van Lodenstein y à Brakel
16 La predicación reformada holandesa en América: Frelinghuysen
17 XVIII -C entury Predicadores: Halyburton, Edwards, y Davies
18 XIX -C entury Predicadores: Alexander, M`Cheyne, y Ryle
19 XX -C entury Preachers: Wisse y Lloyd -J las
Parte 3: Predicar experiencialmente hoy
20 predicando con equilibrio
21 La aplicación comienza con el predicador
22 La predicación efectiva sobre Dios y el hombre
23 Predicando el Evangelio al Corazón
24 predicando para la santidad

Bibliografía
Índice general

Índice de las escrituras


Prefacio

Sinclair B. Ferguson

Hace casi cincuenta años, tomé un curso de un año en la universidad que


consistía exclusivamente en estudiar las grandes obras de la tradición
teológica cristiana, como Adversus Haereses de Ireneo ,Confesiones de
Agustín , De Atanasio De Incarnatione , de Anselmo Cur Deus
Homo , Summa Theologiae de Thomas Aquinas , y así sucesivamente a través
de los siglos. El papel del examen consistió en una serie de extensas citas con
esta simple instrucción: “Responder”. Tres de nosotros estábamos en la clase
con el profesor, un bien -k nown teólogo. Pero debido a mi programa de
estudios, a diferencia de los exámenes de mis compañeros, las citas en mi
copia se dejaron en los idiomas originales. Exposición requiere
traducción. Todo esto fue un poco intimidante! Pero durante ese año había
descubierto elmétodo de estudio que John Calvin había empleado de joven:
antes de irse a dormir repasó mentalmente todo lo que había aprendido ese
día, y no se levantó de la cama a la mañana siguiente hasta que lo repasó
nuevamente (suena simple, pero inténtalo!). Puede que ahora sepa más, pero
sospecho que fue la última vez que me sentí "al mando" de mi conocimiento.
Esta larga -f orgotten memoria inesperadamente volvió a mí al terminar de
leer Reformada predicación , Una de sus características más impresionantes
es que su autor, Joel Beeke, realmente sabe lo que sabe y está ansioso por
compartir ese conocimiento. Más aún, si ha seguido o no el método de
estudio de Calvin, en muchos aspectos ha imitado el modelo de ministerio de
Calvin. Él comparte la notable facilidad de Calvin para marcar, recordar y
usar el fruto de su prodigiosa lectura. Pero también al igual que el reformador
de Ginebra, él es simultáneamente pastor de una gran congregación, profesor
en (de hecho, fundador y presidente de) un seminario teológico, eclesiástico,
erudito, autor prolífico, visionario y fuerza impulsora en una variedad de
empresas cristianas; en casa, un esposo, padre y hermano amoroso y
agradecido; y en general, un miembro importante y querido de una red
internacional informal pero real de hermanos que comparten su visión.
Joel Beeke está especialmente calificado para escribir un libro sobre la
predicación experiencial reformada. Muy pocos tienen su amplitud y
profundidad de experiencia como predicador, en términos de la gran cantidad
de predicación que ha hecho, las décadas en las que ha expuesto la Palabra de
Dios, los muchos países que ha visitado para hacerlo, y el amplio Variedad de
conferencias que ha abordado. Agregue a esto su conocimiento de los divinos
puritanos como predicadores y el grado en que ha estudiado sus objetivos,
estilo y metodología, y luego incluya la fructificación de su propio ministerio
(la prueba de fuego, seguramente), y los lectores pueden estar seguros de que
estas páginas les llevará en un maravilloso cinco -h undred -p edadViaje en
compañía de un guía experimentado de algunos de los predicadores más
impresionantes desde los días de la Reforma. También los encontrarán página
tras página.citas o comentarios que (¡si se puede perdonar la metáfora!)
¡pueden succionar durante el tiempo que dura una menta de la reina
Wilhelmina durante un sermón holandés! Porque aquí, unidas a la perfección,
están los conocimientos de los gigantes de la predicación, junto con la
sabiduría y la experiencia de un exponente contemporáneo de la predicación
experiencial reformada. Todo el libro es una educación en sí mismo, y lleno
de estímulos. A los lectores que predican se les puede recomendar no solo
leer y digerir internamente su contenido, sino también marcar aquellas
afirmaciones y citas que los impacten particularmente, ¡al menos hasta que
hayan marcado más de la mitad de los contenidos! Sospecho que muchos de
los que son llamados a dar una conferencia ocasional sobre la predicación (o,
en realidad, un curso completo) estarán agradecidos al autor por
proporcionarles tantas citas aptas para resumir y presentar un punto
sobresaliente. Pero tendrán que estar en guardia para que sus oyentes no se
den cuenta mentalmente: "Ah, eso es¡Otra cita del libro de Joel Beeke!
Incluso para aquellos de nosotros que nunca hemos enseñado homilética,
es imposible evitar la pregunta de los estudiantes: “¿Tiene usted alguna
palabra de sabiduría para un predicador principiante?” Generalmente doy la
misma respuesta: “ Escuche con dos cabezas a los predicadores ,
especialmente a aquellos cuyo ministerio es una ayuda para usted . Con tu
propia cabeza, absorbe por ti mismo todo lo que exalta a Dios, humilla a los
pecadores, te dirige a Cristo, te anima por el Espíritu, te emociona con la
verdad, redirige tu voluntad y captura tus afectos. Pero con la otra cabeza,
haga la pregunta: '¿Qué está haciendo para que, humanamente hablando, haga
que su predicación sea tan útil? ¿Y qué debo hacer, dados mis diferentes
dones, personalidad y experiencia , ¿Construir esos mismos principios en mi
propia predicación de la Palabra de Dios? "Esta no es una receta para la
clonación o imitación artificial en la que nos perdemos y distorsionamos los
dones de Dios para nosotros y en nosotros, sino un estímulo para imitación en
el sentido bíblico, para reconocer los principios bíblicos que deben informar a
toda predicación, para aplicarlos a nuestros propios dones y entornos tanto en
la geografía como en la historia, y buscar, como Pablo le pide a Timoteo, que
se asegure de que nuestro progreso es evidente a todos nuestros oyentes (1
Tim.4:15).
Cuando hagamos ese progreso, nuestras congregaciones estarán bien
instruidas y bien nutridas . Debo esta forma de poner las cosas a los amigos
que me dijeron, poco después de que su ministro hubiera sido llamado a otra
congregación, "Al mirar hacia atrás, nos damos cuenta de que en los últimos
años fuimos bien instruidos , pero nos sentimos mal alimentados ". Me
pareció un análisis adecuado de un error en la predicación, una exposición
que no es más que una instrucción educativa, pero que nunca llega a los
afectos. No menos intelectual que Jonathan Edwards escribió, por contraste,
que su objetivo en la predicación era alcanzar los afectos. Así, escribió
en Algunos pensamientos sobre el avivamiento :
Debería pensar en mi deber de elevar el afecto de mis oyentes tan alto
como me sea posible, siempre que no se vean afectados con nada más
que la verdad, y con afectos que no sean desagradables por la naturaleza
de lo que están afectados. con. . . .
Nuestra gente no necesita tanto que les guarden la cabeza, sino que les
toque el corazón; y tienen la mayor necesidad de ese tipo de predicación
que tiene la mayor tendencia a hacer esto. 1
Esta es la característica principal de la predicación experiencial
reformada. Uno de sus inevitables.frutas es que es por lo que todos los -
d emanding en todo nuestro ser que los que participan en ellos mismos crecen
por ella, y aquellos a quienes sirven sentido de que ellos también están siendo
alimentados, así como las instrucciones. Necesitamos toda la ayuda que
podamos obtener para cumplir el gran desafío apostólico para avanzar.
Las visitas a otros países nos ayudan a ver nuestras propias naciones con
nuevos ojos. Entonces, para los predicadores, las visitas a otros lugares y
tiempos en la larga historia de la predicación y los predicadores nos ayudan a
reflexionar sobre lo que estamos llamados a ser y hacer en nuestros propios
lugares y tiempos. La Predicación reformada ofrece un viaje al extranjero tan
refrescante y renovador, en forma literaria, y nos muestra los lugares a los
que querremos volver cuando pasen los años.
Dichas visitas son importantes porque, si mi propia experiencia es algo por
lo que pasar, predicar no se vuelve más fácil a medida que envejecemos. Sí,
desde un punto de vista, sí: tenemos más recursos para aprovechar y tenemos
más experiencia. Pero estos son auxiliares a la predicación; no se predican en
sí -que desalentadora, maravilloso, misterioso, romántico,
emocionante, humillarnos -i n -t que -d USTinstrumento que Dios ha
utilizado a lo largo de los siglos para llamar a los pecadores y mujeres,
jóvenes y niños y niñas a la fe en Jesús Cristo. Con el paso de los años,
nuestro sentido del privilegio de predicar aumenta, pero la tarea nunca es
menos desalentadora, y la conciencia de nuestradebilidad y la inadecuación
solo aumenta; la cantidad de veces que llegamos a la conclusión de un
mensaje y sentimos que queremos decir, una vez más, "Lo siento,
Señor; Perdóname, "parece crecer exponencialmente! ¡Por supuesto! Esto se
debe a que nadie necesita sentarse bajo nuestra predicación más que
nosotros. Y si el Señor intenta usar nuestra predicación, también quiere
asegurarse de que la gloria siga siendo suya.Si estamos creciendo como
predicadores y nos damos cuenta con Robert Murray M`Cheyne de que la
mayor necesidad de nuestra gente es nuestra santidad personal, entonces no
debería sorprender que incluso (tal vez especialmente) a través de nuestra
propia predicación, el Espíritu constantemente se deshaga de él. las áreas
residuales más profundas, ocultas y más obstinadas de nuestro pecado. No
importa cuánto crezcamos o qué tan grandes sean nuestros dones, siempre
estaremos en la posición de Isaías, dándonos cuenta de que el pecado se ha
enredado no solo en nuestras debilidades y faltas, sino en los mejores dones
que Dios nos ha dado. Aquellos cuyo llamamiento es hablar la Palabra de
Dios, de todos los hombres, deben ser llevados a decir: "Soy un hombre de
labios inmundos " (Isa.6: 5).
Hubo un tiempo en mi tierra natal de Escocia cuando la gran mayoría de
los doce -y oído -o ld niños y niñas conocía la respuesta a la pregunta:
“ ¿Cómo se hizo la palabra eficaz para la salvación?” Era la pregunta 89 en
la más corta El catecismo, escrito por algunos de los predicadores
experienciales reformados del siglo XVII, cuyos escritos y sabiduría ocupan
un lugar tan importante en estas páginas. ¿La respuesta? "El Espíritu de Dios
hace la lectura, pero especialmente la predicación de la palabra, un medio
eficaz de convencer y convertir a los pecadores, y de edificarlos en santidad y
consuelo, a través de la fe, para la salvación".
¿Esta convicción sigue viva y bien en los corazones de los predicadores de
hoy? Estas páginas presentan un llamado de atención para volver a creerlo y
vivirlo en nuestros ministerios, ya que esta es la verdadera tradición
apostólica:
Por lo tanto, viendo que tenemos este ministerio, como hemos recibido
misericordia, no desmayamos; pero han renunciado a las cosas ocultas
de la deshonestidad, no caminando en astucia, ni manejando la palabra
de Dios con engaño; sino por la manifestación de la verdad que nos
encomendamos a la conciencia de cada hombre ante los ojos de
Dios. . . . Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a
Cristo Jesús el Señor; y nosotros tus siervos por amor de Jesús . Porque
Dios, que ordenó que la luz brille en la oscuridad, que ha resplandecido
en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de
Dios en el rostro de Jesús Cristo. Pero tenemos este tesoro en vasijas de
barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de
nosotros. . . . Por lo que no nos desmayamos. (2 Cor.4: 1–2, 5–
7, dieciséis)
La Predicación Reformada representa un trabajo de inmenso amor por
parte de su autor. Es un gran regalo para la compañía de predicadores en todo
el mundo. Es una guía segura de lugares y tiempos de los cuales podemos
aprender mucho. Es, quizás especialmente, un regalo de Joel Beeke a la
próxima generación de predicadores. Y nos anima a todos a mirar
detenidamente el carácter y el fruto de nuestra propia predicación,
desafiándonos a seguir creciendo en este gran de los llamamientos y a
convertirnos en ministros fructíferos de la Palabra de Dios. Esa al menos ha
sido mi experiencia al leerlo, y estoy seguro de que es la esperanza y la
oración del autor que también será suya.
Sinclair B. Ferguson
Catedrático de Teología Sistemática, Seminario Teológico Reformado
Profesor de enseñanza, ministerios Ligonier

1 . Jonathan Edwards, Algunos pensamientos sobre el avivamiento , en The Works of Jonathan Edwards , vol. 4, El
Gran Despertar , ed. C. C. Goen (New Haven, CT: Prensa de la Universidad de Yale, 1972), 4: 387–88.
Prefacio y Agradecimientos

He querido escribir este libro durante más de veinte años y lo he estado


picoteando durante más años. Dos razones me han impulsado. En primer
lugar, la experiencia reformada predicación-predicación del corazón del
predicador a los corazones de la gente de-ha sido profundamente carencias en
Reformada y las iglesias evangélicas en los últimos Dios décadas . En
segundo lugar, poco se ha escrito sobre este tema crítico. Charles Bridges
tiene unos grandes secciones en él en su clásico El Ministerio Cristiano 1 y
John Jennings tiene un excelente capítulo en El Manual del Pastor cristiano ,
editado por John Brown, 2 pero no completa. El libro ha sido dedicado a este
tema específico. Recientemente, se han escrito algunos libros útiles sobre la
predicación al corazón, 3 pero ninguno se ha centrado tan estrechamente en el
tema de lo que se conoció como predicación experimental o experiencial
como lo hace este volumen.
El lector alerta ya habrá notado que el título del libro, Predicación
reformada , es diferente del término que usé en el párrafo
anterior, Predicación experiencial reformada . El título se eligió por
simplicidad, pero el subtítulo del libro, Proclamando la Palabra de Dios
desde el Corazón del Predicador hasta el Corazón de Su Pueblo, es un buen
resumen de lo que es la predicación experiencial Reformada. Este término
tiene una rica historia y significado, como espero mostrar, por lo que lo usaré
en todo el libro.
He tenido el privilegio de enseñar un curso de homilética en la predicación
de la experiencia reformada en el Seminario Teológico Reformado puritana
(PRT) en Grand Rapids durante los últimos veinte -f inco años. También he
enseñado varias versiones del mismo para doctorado en ministerios en el
Seminario del Máster y en el Seminario de Westminster en California, así
como para el maestro de cursos de divinidad en el Seminario Teológico
Reformado en Jackson, Mississippi, y para varios seminarios en todo el
mundo. Estoy agradecido por estas oportunidades y por la forma en que me
han brindado el tiempo para volver a revisar y volver a trabajar el material de
mi conferencia en numerosas ocasiones.
Aunque no son idénticos a mis conferencias, los capítulos de este libro
están organizados en torno a las mismas tres divisiones principales del
curso. Primero, considera qué es la predicación experiencial reformada.En
segundo lugar, se analiza una serie de ejemplos de la predicación de la
experiencia, de Ulrich Zwingli, el primer predicador reformada en el siglo
XVI, a Martyn Lloyd -J los en el siglo XX. El libro se centra especialmente
en los predicadores ingleses puritanos y holandeses de la Reforma Adicional,
ya que se especializaron en la predicación experiencial. Finalmente, examina
cómo cruzar el puente de los siglos anteriores de la predicación experiencial
reformada a la predicación de hoy en varias áreas, enfatizando cómo la
predicación experiencial se puede hacer mejor hoy.
El público objetivo de este libro no son solo predicadores, estudiantes de
teología y seminarios. Confío en que los miembros educados de la iglesia que
anhelan una buena predicación puedan encontrar ayuda en este volumen y
pueden recurrir a él para animar amorosamente a sus pastores a predicar tanto
en sus corazones como en sus mentes. He apuntado a la simplicidad en la
escritura para que la audiencia objetivo sea lo más amplia posible. Mi oración
es que este libro puede ayudar a dar a la experiencia Reformada predicando
un gran -n ecesarios impulso y apoyo.
Tengo muchas personas a las que agradecer por este libro de las que puedo
mencionar en este breve espacio. Debo mi énfasis en el aspecto experiencial
de predicar primero a mi querido padre, John Beeke (1920–1993), quien a
menudo me hablaba como un niño y un adolescente sobre la obra salvadora
del Espíritu Santo experimentada en las almas del pueblo de Dios. . Mi mayor
deuda, por supuesto, es con el Espíritu Santo mismo, quien me declaró
culpable de pecado a la edad de catorce años y me atrajo de manera
irresistible, poderosa y dulce a Jesús.Solo Cristo como mi salvación total el
año siguiente. Confío en que no haya dejado de hacer su trabajo en mi alma
durante el último medio siglo, santificándome en cierta medida,
especialmente a través de pruebas y aflicciones, de modo que espero y rezo
puedo decir con convicción, como Juan el Bautista, " Él [Cristo] debe
aumentar, pero yo debo disminuir "(Juan3:30).
Estoy agradecido de haber aprendido mucho acerca de la guía de Dios con
su pueblo de parte de mis primeros instructores de teología, el Reverendo Jan
C. Weststrate y el Reverendo William C. Lamain, quienes enfatizaron varias
dimensiones experienciales de la predicación. Muchas discusiones con cada
uno de ellos sobre temas experienciales también han sido provechosas para
mi alma. Para mi formación posterior de doctorado en el Seminario de
Westminster en Filadelfia a principios de la década de 1980, aprendí lo más
experiencialmente de mi buen amigo Sinclair B. Ferguson, tanto de sus
conferencias como en conversaciones privadas. Su amistad ha sido
inestimable a lo largo de los años, y estoy muy agradecido por su disposición
a escribir el prólogo de este volumen.
Tengo una gran deuda con cada una de las tres iglesias que he tenido el
privilegio de pastorear: el Sioux Center, Iowa, Congregación Reformada de
los Países Bajos (1978–1981), Franklin Lakes, Nueva Jersey, Congregación
Reformada de los Países Bajos (1981–1986), y La Congregación Reformada
de Grand Rapids Heritage, a la que he tenido el privilegio de servir como
pastor desde 1986. En las tres iglesias, la amistad espiritual y las
conversaciones pastorales con santos maduros han sido de gran ayuda para
fomentar dentro de mí un profundo aprecio por la herencia experiencial
reformada. eso nos ha sido transmitido por pastores fieles, especialmente
muchos en las épocas de Reforma, Puritano y Reforma Holandesa. Gracias
también al personal de Reformation Heritage Books ya la facultad, el
personal, los estudiantes de teología, y alumnos de PRTS por toda la
influencia que han tenido en mi nutrición espiritual. Siento que los hermanos
(y ellos son hermanos reales para mí) que me rodean como miembros de la
facultad son más dotados y piadosos que yo, y debo mucho experiencial a las
gracias santificadoras que exudan de sus vidas. Y muchas gracias a Paul
Smalley, el asistente de mi fiel maestro, que siguió las notas al pie de la
página e hizo tanto para hacer de este un libro mejor de lo que hubiera sido
sin él. También debo un sincero agradecimiento a Greg Bailey, Ray Lanning
y Phyllis TenElshof por su asistencia editorial, y a Crossway Books por ser
un placer trabajar con este libro a través del proceso de publicación. y le debo
mucha experiencia a las gracias santificadoras que emanan de sus vidas. Y
muchas gracias a Paul Smalley, el asistente de mi fiel maestro, que siguió las
notas al pie de la página e hizo tanto para hacer de este un libro mejor de lo
que hubiera sido sin él. También debo un sincero agradecimiento a Greg
Bailey, Ray Lanning y Phyllis TenElshof por su asistencia editorial, y a
Crossway Books por ser un placer trabajar con este libro a través del proceso
de publicación. y le debo mucha experiencia a las gracias santificadoras que
emanan de sus vidas. Y muchas gracias a Paul Smalley, el asistente de mi fiel
maestro, que siguió las notas al pie de la página e hizo tanto para hacer de
este un libro mejor de lo que hubiera sido sin él. También debo un sincero
agradecimiento a Greg Bailey, Ray Lanning y Phyllis TenElshof por su
asistencia editorial, y a Crossway Books por ser un placer trabajar con este
libro a través del proceso de publicación.
Sería negligente en no expresar gratitud a Dios por permitirme acceder a
una maravillosa colección de libros, tanto en mi propia biblioteca como en
PRTS, que transmiten el énfasis de la Reforma experiencial a lo largo de los
siglos. En las últimas décadas , el Centro de Recursos Puritanos me ha
proporcionado un depósito de material sólido de lectura Reformado. He
estado leyendo a los puritanos durante más de cincuenta años y nunca me he
cansado de eso. Sus escritos han hecho más por mí quizás que cualquier otro
medio de gracia aparte de las Escrituras mismas.Puedo decir con Martin
Luther que algunos de "mis mejores amigos son muertos", sentados en mi
estantería en forma de libros antiguos. En innumerables ocasiones me he
sentido profundamente conmovido por la lectura de libros como John Calvin,
William Perkins, Thomas Goodwin, John Owen, John Bunyan, Anthony
Burgess, Samuel Rutherford, Willem Teellinck, Wilhelmus à Brakel y
Herman Witsius, así como mujeres como Mary Winslow, Ruth Bryan y Anne
Dutton. Ellos, "estando muertos", aún hablan (Heb.11: 4).
Por último, estoy muy agradecido por mi Dios -f earing familia. ¿Cómo
puedo expresar con palabras lo que debo a mi querida madre, una gran
oración guerrero que falleció en 2012 a la edad de noventa y -t wo , dejando
un legado de treinta -f IVE nietos y noventa -t wo gran -g randchildren .Mis
dos hermanos, John y Jim, han sido una influencia especial en mi vida en la
experiencia, al igual que mis tres hijos de diferentes maneras: Calvin, Esther
y Lydia. Cada uno de ellos, junto con los cónyuges y nuestros pequeños
nietos, han traído una alegría indecible a mi vida. Pero nadie se ha hecho
amigo de mí como mi amable y preciosa esposa, Mary.Gracias a ella, puedo
afirmar por experiencia la definición de Richard Baxter de matrimonio: “Es
una misericordia tener un amigo fiel que te ama por completo. . . A quien
puedas abrir tu mente y comunicar tus asuntos. . . . Y es una misericordia
tener a un amigo tan cerca para ser un ayudante de tu alma y. . . para
despertarte en la gracia de Dios ” 4.
Que Dios use este libro amablemente promover Dios -
h onoring predicación que responda a las necesidades reales de la gente-
predicación que no sólo es bíblicamente doctrinal, de pacto, histórica -
r edemptive , y práctico, sino también en la Biblia y con gusto experiencial
tanto en su aplicativo y dimensiones discriminatorias para la edificación de la
iglesia universal.

1 . Charles Bridges, The Christian Ministry (Londres: Banner of Truth, 1967), 259–80.
2 . John Brown, ed., The Christian Pastor's Manual (Ligonier, PA: Soli Deo Gloria, 1991), 47–62.
3 . Ver, por ejemplo, Murray A. Capill, El corazón es el objetivo: la aplicación práctica de predicación de todos los
textos (Phillipsburg, NJ: P&R, 2014).
4 . Richard Baxter, citado en Leland Ryken, Worldly Saints: The Puritans as They Really Were (Grand Rapids, MI:
Academie Books, 1986), pág. 43.
Part 1

PREDICACIÓN REMORMADA
EXPERIENCIAL DEFINIDA Y
DESCRITA
1

¿Qué es la predicación experiencial


reformada?

Quizás hayas escuchado la predicación que llena la cabeza pero no el


corazón. Usted viene mejor informado y educado, pero poco conmovido por
la gloria de Dios para hacer la voluntad de Dios. En el peor de los casos, tal
predicación infunde conocimiento a las personas. En su mejor momento, es la
luz sin calor. Puede que también hayas escuchado la predicación que toca el
corazón pero no la cabeza. Escucharlo puede ser una experiencia
emocionalmente conmovedora. La gente deja el servicio entusiasmada,
animada y sintiéndose bien. Pero tienen celo sin saberlo. Al igual que el
algodón de azúcar, esta predicación tiene mucho sabor pero no tiene valor
nutricional. Puede traer a la gente de vuelta por más (hasta que se enfermen),
pero no nutrirá la vida ni se desarrollarámadurez.
La mayor tragedia de estos dos. los abusos de la predicación es que cortan
la conexión vital entre la verdad y el amor en Cristo: "Pero hablando la
verdad con amor, [podemos] crecer en él en todas las cosas, que es la cabeza,
incluso Cristo" (Ef. 4:15). No es solo que necesitamos tanto la verdad como
el amor. La verdad del evangelio no ha alcanzado su objetivo hasta que
produce amor. El amor no tiene raíces vivas sin la verdad del evangelio. Por
lo tanto, la verdad de Cristo debe ser llevada al corazón por el Espíritu Santo
para producir amor. Ese es el tipo de predicación que necesitamos. De eso se
trata este libro.
La predicación experiencial reformada no es meramente estética, lo que
hace que las personas se alejen pensando: "¡Qué idea tan hermosa!" No es
meramente informativa, sino que imparte conocimientos sobre la Biblia y la
teología. No es meramente emocional, calienta corazones y produce fuertes
sentimientos. No es meramente moralista, instruye y exhorta en lo que es
correcto e incorrecto. Todos estos elementos están presentes en la buena
predicación, pero ninguno de ellos es el meollo de la cuestión.
La predicación experiencial reformada usa la verdad de las Escrituras para
hacer brillar la gloria de Dios en las profundidades del alma para llamar a las
personas a vivir única y totalmente para Dios. Nos rompe y nos rehace. Es a
la vez emocionante y humillante. Tal predicación nos pone cara a cara con el
Ser más glorioso y delicioso del universo, y también frente a nuestra
profunda maldad. Por tal predicación, el Dios santo se obliga a los hombres
de pecado corazón a corazón con una palabra de la sangre -b debiera gracia.
¿Qué es la predicación experiencial reformada? Veamos desde varios
ángulos, luego concluyamos juntando una definición de trabajo.

Predicación experiencial (o experimental)


Idealista, realista y optimista.
Los reformadores, como John Calvin (1509–1564), hablaron sobre el
cristianismo “experimental”. 1 calvin parafrasea el salmo27: 9 de esta
manera: "Hazme verdaderamente la experiencia de que has estado cerca de
mí, y déjame ver claramente tu poder para salvarme". Luego dice: "Debemos
observar la distinción entre el conocimiento teórico derivado de la Palabra. de
Dios y lo que se llama el conocimiento experimental de su gracia ". Esto
último es cuando" Dios se muestra presente en la operación ", sin embargo,"
primero debe buscarse en su Palabra ". 2Por lo tanto, Calvin creía que la
verdad de las Escrituras es fundamental para el cristianismo, pero la verdad
debe experimentarse en forma de "conocimiento experimental". Los
puritanos utilizaron este mismo lenguaje. Por ejemplo, William Perkins
(1558–1602) dijo que el conocimiento espiritual de Dios consiste en un
“conocimiento experimental” de la muerte y resurrección de Cristo, “un
conocimiento efectivo y vivo, que trabaja en nosotros nuevos afectos e
inclinaciones”. 3
La palabra experimental proviene de una raíz latina que significa "probar,
probar o probar". Calvin no se preguntó si el cristianismo se estrellaría como
un avión experimental. El “experimento” previsto no es la prueba de la
Biblia, pero las pruebas nosotros por la Biblia. La raíz
para experimental también aparece en la palabra experiencial . La
predicación experimental enfatiza la necesidad de conocer las grandes
verdades de la Palabra de Dios por experiencia personal. También pone a
prueba nuestra experiencia personal por las doctrinas de la Biblia. Trae la
verdad al corazón para iluminar quiénes somos, dónde estamos con Dios,
cómo necesitamos ser sanados y hacia dónde debemos dirigirnos.
El día que dejé mis seis meses de servicio activo en la Reserva del Ejército
para comenzar las seguimiento -u p años de reuniones de fin de semana y
campamentos de verano, un sargento, sabiendo que podría ser llamado un
día, puso su gran mano en el hombro y dijo: “Hijo, si alguna vez tienes que
luchar en la guerra, recuerda tres cosas: primero, cómo debería ir la batalla
idealmente con las tácticas que te han enseñado; segundo, cómo está yendo
realmente la batalla (que a menudo es bastante diferente del ideal, ya que las
guerras son sangrientas y rara vez salen como se espera); y tercero, el
objetivo final, la victoria para el pueblo estadounidense ".
Esto se traduce bien en la predicación experiencial (o experimental). La
predicación experiencial reformada explica cómo deben ir las cosas en la vida
cristiana (el ideal de los romanos). 8), cómo van realmente en las luchas
cristianas (la realidad de los romanos 7), y el objetivo final en el reino de
gloria (el optimismo de la Revelación 21-22). Este tipo de predicación llega a
las personas que están en las trincheras y les da tácticas y esperanza para la
batalla.
Paul Helm escribe sobre la necesidad de la predicación experiencial:
La situación [hoy] exige una predicación que abarque toda la gama de
experiencias cristianas y una teología experimental desarrollada. La
predicación debe brindar orientación e instrucción a los cristianos en
términos de su experiencia real. No debe tratar las irrealidades ni tratar a
las congregaciones como si vivieran en un siglo diferente o en
circunstancias totalmente diferentes. Esto implica tomar la medida
completa de nuestra situación moderna. . . y entrando con plena simpatía
en las experiencias reales, las esperanzas y los temores de los
cristianos. 4
Discriminatorio
La predicación experimental debe ser discriminatoria. No me refiero a la
discriminación por el color de la piel o la etnia. Tampoco me refiero a
ninguna forma de intolerancia y odio.Predicación discriminatoria tiene como
objetivo distinguir a los cristianos de la no -C hristian para que las personas
pueden diagnosticar sus propias condiciones y necesidades espirituales. El
predicador aplica la verdad bíblica para ayudar a sus oyentes a probar si
pertenecen a Cristo y tienen su Espíritu (Rom.8: 9; 2 Cor.13: 5).
Los ministros usan las “llaves del reino de los cielos” (Mat. 16:19),
confiados a nosotros por Cristo, para abrir o cerrar la puerta del reino por la
predicación del evangelio del perdón de los pecados (Juan 20:23). ¿Cómo
hace eso el predicador? losEl Catecismo de Heidelberg (P. 84) dice:
Por lo tanto: cuando de acuerdo con el mandato de Cristo se declara y se
testifica públicamente a todos y cada uno de los creyentes, que cada vez
que reciben una promesa del evangelio por una fe verdadera, todos sus
pecados son realmente perdonados de Dios por el mérito de Cristo. ; y
por el contrario, cuando se declara y testifica a todos los incrédulos, y
los que no se arrepienten sinceramente, se exponen a la ira de Dios y la
condenación eterna, siempre que no sean convertidos; según el
testimonio del evangelio, Dios los juzgará tanto en esto como en la vida
venidera. 5
En una forma de hablar, a través de la predicación discriminatoria, el Espíritu
Santo trae Día del juicio cerca de las conciencias de los hombres, ya sea a su
vindicación y alegría o a su culpa y terror.
La predicación también debe apuntar al Madurez espiritual y condición de
la audiencia del predicador. Esta no es una tarea fácil, porque hay muchos
tipos de oyentes presentes. Archibald Alexander (1772–1851) escribe: “La
palabra de Dios debe manejarse de modo que pueda adaptarse a los cristianos
en diferentes estados y etapas de la vida divina; porque mientras algunos
cristianos son como 'hombres fuertes', otros no son más que 'bebés en Cristo,
que deben ser alimentados con leche, y no con carne fuerte' ” 6. Alejandro
continúa explicando cómo el predicador reformado también debe dividir
correctamente la Palabra haciendo aplicaciones específicas a la reincidencia,
la mentalidad mundana, el afligido y el creyente moribundo. 7
Charles Bridges (1794–1869) presenta tres aspectos de la predicación
discriminatoria. Primero, los predicadores deben "trazar la línea de
demarcación entre la Iglesia y el mundo", dice. Los ministros deben tener en
cuenta que hay fundamentalmente dos tipos de oyentes ante ellos: los salvos
y los no salvos. Bridges destaca el apoyo bíblico para esta división:
Ellos son descritos por su estado ante Dios, como justos o malvados
(Prov. 14:32; Mal.3:18) —por su conocimiento o ignorancia del
Evangelio, como hombres espirituales o naturales (1 Cor. 2: 14–15), por
su especial consideración a Cristo, como creyentes o incrédulos
(Marcos 16:16; Juan3:18, 36) —por su interés en el Espíritu de Dios,
“estar en el Espíritu o no tener el Espíritu de Cristo” (Rom. 8: 9) - por
sus hábitos de vida, "andando en pos de la mente, las cosas del Espíritu
o las cosas de la carne" (Rom. 5: 1, 5) —por sus respectivas reglas de
conducta, la palabra de Dios, o “el curso de este mundo” (Ps. 119:
105; Mate.25:46) —por los Maestros a los que obedecen
respectivamente, los siervos de Dios o los siervos de Satanás (Ro. 6:16)
—por el camino por el que viajan, el camino angosto o el camino ancho
(Mat. 7: 13–14), por los extremos a los que los llevan sus caminos, vida
o muerte, el cielo o el infierno (Rom. 8:13; Mate. 25:46). 8
Segundo, los predicadores deben identificar la línea que separa al falso
profesor (el hipócrita) del verdadero creyente. El mismo Jesús dibuja esa
línea cuando habla de aquellos que dicen pertenecer a su iglesia profesante y
que claman: “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre? . . . ¿Y en tu
nombre hiciste muchas obras maravillosas? ”solo para escuchar su
respuesta:“ Nunca te conocí: apartaos de mí, esa iniquidad de trabajo
”(Mat.7: 22–23 ).
De esta segunda línea de discriminación, Bridges escribe: “Cada parte del
carácter cristiano tiene su falsificación. Con qué facilidad se confunden las
ilusiones de la fantasía o el sentimiento con las impresiones de la gracia. La
autenticidad de la obra de Dios debe estimarse, no por el alcance, sino por la
influencia del conocimiento de las Escrituras, no por la fluidez de los dones,
sino por su ejercicio en relación con la santidad y el amor ". 9 David Brainerd
(1718) 1747) lo expresa de esta manera: “Trabaja para distinguir claramente
las experiencias y los afectos en la religión, para que puedas hacer una
diferencia entre el 'oro' y la brillante 'escoria' (Prov.25: 4); Yo digo, trabaja
aquí, como siempre serías un ministro útil de Cristo ” 10.
Los ministros necesitan ayudar a sus oyentes a examinarse
correctamente. Segundo corintios13: 5 dice: “Examinaos, si estáis en la
fe; demuestre su propio yo ”. Los pastores no deben asumir ni suponer que
todos los feligreses, incluidos los niños, son salvos. También deben evitar la
presunta "no regeneración" de la iglesia, como si solo unos pocos que han
profesado la fe en Cristo sean verdaderamente salvos.Más bien, los
predicadores deben presentar repetidamente ante su gente las marcas bíblicas
de aquellos que han nacido de nuevo y han venido a Cristo por medio de La
fe salvadora y el arrepentimiento genuino.
Tercero, dice Bridges, los predicadores "también deben tener en cuenta las
diferentes individualidades de la profesión dentro de la Iglesia". 11 Al igual
que Jesús , los predicadores deben distinguir entre la hoja, la oreja y el grano
lleno en la oreja (Marcos4:28). Al igual que Pablo, deben diferenciar entre los
bebés y los adultos en gracia (1 Cor.3: 1). Al igual que Juan, deben predicar a
varios creyentes como niños pequeños, hombres jóvenes y padres en gracia
(1 Juan2: 12-14 ).
Alejandro aboga por la predicación discriminatoria. Escribe: “Las
promesas y amenazas contenidas en las Escrituras [deben] aplicarse a los
personajes a los que pertenecen correctamente. ¿Con qué frecuencia oímos a
un predicador explayarse sobre los ricos consuelos de las grandes y preciosas
promesas de Dios, cuando ningún mortal puede distinguir, de lo que dice, a
quién son aplicables? En gran parte de la predicación, existe una vaga e
indiscriminada aplicación de las promesas especiales del pacto de gracia,
como si todos los que las escucharon fueran verdaderos cristianos y
reclamaran el consuelo que ofrecen ". Después de concluir esto, en verdad
predicando, "el santo y el pecador se distinguen claramente por las marcas
decisivas de las Escrituras, para que cada uno tenga una oportunidad justa de
determinar a qué clase pertenece,
Es mucho lamentar que esta discriminación precisa en la predicación
haya perdido tanto uso en nuestros tiempos. Es muy raro que
escuchemos un discurso desde el púlpito que se calcula para
proporcionar mucha ayuda a los cristianos en la determinación de su
verdadero carácter; de los cuales servirá para detectar al hipócrita y al
formalista, y expulsarlos de todos sus refugios falsos. En los mejores
días de las iglesias reformadas, tal delimitación discriminatoria del
carácter, a la luz de las Escrituras, formó una parte importante de casi
todos los sermones. Pero ahora estamos más atentos a las reglas de la
retórica que a las marcas de la verdadera religión. ¿Cómo abundan
Owen, Flavel, Boston y Erskine en las marcas de distinción entre el
verdadero y el falso profesor? Y los predicadores más distinguidos de
nuestro propio país, los Mathers, Shepards, Stoddards, Edwardses, como
también los Blairs,12
En resumen, la predicación discriminatoria debe permanecer fiel a la
Palabra de Dios. La gracia se ofrecerá indiscriminadamente a todos (Mat.13:
24-30); sin embargo, los actos divinos, las marcas y los frutos de la gracia
que Dios obra en su pueblo deben explicarse para alentar a los elegidos a que
se conozcan a sí mismos ya descubrir las falsas esperanzas de los
hipócritas. Como dice el obispo Joseph Hall (1574–1656) sobre el ministro:
“Su sabiduría debe discernir entre sus ovejas y lobos; en sus ovejas, entre lo
sano y lo malo; en lo insano, entre lo débil y lo contaminado; en lo
contaminado, entre las naturalezas, cualidades, grados de la enfermedad e
infección; Y a todo esto debe saber administrar una palabra en
temporada. Tiene antídotos para todas las tentaciones, consejos para todas las
dudas, desalojos para todos los errores; para todos los languidecimientos,
estímulos ” 13.
Robert Hall (1764-1831) dice que es difícil decidir “que hay que vigilar
más ansiedad en contra, la infusión de una paz falsa, o al inflamar de las
heridas que debemos sanar.” 14 No es de extrañar, entonces, que Richard
Baxter (1615–1691) advierte a los predicadores que cuando, como médicos
espirituales, aplican la medicación espiritual equivocada a sus feligreses,
pueden convertirse en asesinos de almas, lo que tiene graves consecuencias
para la eternidad. 15 Los predicadores deben ser honestos con cada alma y
esforzarse por unirlos y la piedra de toque de las Sagradas Escrituras.
Tal predicación nos enseña que a menos que nuestra religión sea
genuinamente experimentada, pereceremos. La experiencia en sí misma no
nos salva, pero el Cristo que nos salva debe experimentarse personalmente
como el fundamento de nuestra esperanza eterna (Mat.7: 22-27 ).

Aplicatoria
La predicación experiencial es aplicativa. Aplica el texto a todos los aspectos
de la vida del oyente, promoviendo la religión que no es solo una "forma de
piedad" sino también el "poder" de Dios (2 Tim.3: 5). Robert Burns (1789–
1869) dice que la religión experiencial es “el cristianismo llevado a los
asuntos de los hombres”. Él escribe: “El cristianismo no solo debe ser
conocido y comprendido, y creído, sino también sentido, y disfrutado, y
Prácticamente aplicado. ” 16
Pablo nunca se contentó simplemente con declarar la verdad, por lo que
pudo escribir a los tesalonicenses que su "evangelio no vino a ustedes solo en
palabras, sino también en poder, en el Espíritu Santo y con mucha seguridad"
(1 Tes. 1: 5). Para usar el lenguaje de Baxter, Paul quería meter la verdad en
los corazones y las mentes de hombres y mujeres. Baxter escribe: "Sería
doloroso para uno escuchar la excelente doctrina que algunos ministros
tienen en sus manos, mientras que aún la dejan morir en sus manos por falta
de una búsqueda cercana y una aplicación viva". 17 Si tan solo pudiera decirse
de más ministros que predican hoy lo que se podría decir de la predicación de
Jonathan Edwards (1703–1758): toda su doctrina era aplicación y toda su
aplicación era doctrina.
La aplicación es el mayor énfasis de la predicación experiencial. Los
reformadores y los puritanos dedicaron muchas veces más esfuerzo a la
aplicación que a la discriminación. Muchos predicadores hoy se quedan
cortos en esta área. Han sido entrenados para ser buenos expositores, pero no
han sido entrenados en el salón de clases o por el Espíritu Santo para llevar la
verdad al corazón. Por eso, cuando escuchas a ciertos predicadores, te dices a
ti mismo: “Oh, él realmente puede manejar bien la Palabra de Dios, pero se
detuvo justo cuando pensé que estaba empezando. Él no me lo trajo a
casa. Parece que me he escapado por completo del aviso del predicador. ¿Qué
debo hacer con el sermón ahora?
Algunos predicadores dicen: "La aplicación es el trabajo del Espíritu
Santo, no el mío". Pero esa no es la forma en que la Biblia maneja la
verdad. Las personas necesitan ser cuchara -f ed cuando se les llevar la
Palabra de Dios, no sólo en su exposición, sino también en su
aplicación. Necesitan ayuda para saber qué implica la verdad para lo que
deben hacer y cómo deben hacerlo. Si lees los sermones de Calvin, quedas
asombrado por su atención constante a la aplicación. Tome su libro de
sermones sobre Deuteronomio. No me sorprendería si de diez a veinte veces
por sermón dice: "Ahora, esto es para enseñarnos eso", "Así es como
debemos manejar eso" o "Esta es la manera en que debemos vivir eso". ”
Charles H. Spurgeon (1834–1892) exagera solo un poco cuando dice:
“Donde comienza la aplicación, ahí comienza el sermón” .18 Sin embargo, los
mejores predicadores incluyen la aplicación en todos sus sermones, no solo
cuando concluyen. Puentes escribe:
El método de aplicación perpetua, donde el sujeto lo admitirá,
probablemente se calcula mejor para el efecto, aplicando cada cabeza de
manera distinta; y dirigirse a clases separadas [o grupos] al final con una
exhortación, advertencia o aliento adecuados. La Epístola a los Hebreos
[en sí misma una serie de sermones] es un modelo completo de este
esquema. Argumentativo a lo largo, conectado en su línea de
razonamiento y lógico en sus deducciones, cada eslabón sucesivo se ve
interrumpido por alguna convicción personal y forzosa; Mientras que la
continuidad de la cadena se conserva entera hasta el final. 19
Los predicadores puritanos, que aprendieron de los reformadores, fueron
maestros del arte de la aplicación. Este arte está bellamente resumido en un
breve capítulo titulado "De la predicación de la palabra" en el Directorio para
el culto público de Dios, compuesto por los teólogos calvinistas y puritanos
de Westminster. Ellos escribieron: “Él [el predicador] no es para descansar en
la doctrina general, aunque nunca tanto despejado y confirmado, pero para
llevar a casa para uso especial, mediante la aplicación a sus
oyentes.” 20 exploraré el sabio consejo de la Westminster adivina en un
capítulo posterior.
Finalmente, hay que decir que la predicación aplicativa a menudo es una
predicación costosa. Como se ha dicho muchas veces, cuandoJuan el Bautista
predicaba en general ,Herodes lo escuchó alegremente. Pero cuando John
aplicó su predicación particularmente (criticando la relación adúltera de
Herodes con la esposa de su hermano), perdió la cabeza (Mark6: 14–
29). Tanto internamente en la propia conciencia de un predicador, como en la
conciencia de su pueblo, una aplicación audaz de la verdad de Dios exigirá
un precio. Y, sin embargo, ¡cuán necesaria es tal predicación! Un día, cada
predicador se presentará ante el tribunal de Dios para rendir cuentas de cómo
manejó la Palabra de Dios entre el rebaño de ovejas que le fueron
confiadas. ¡Ay de ese predicador que no se ha esforzado por llevar la Palabra
de Dios a las almas y las conciencias de sus oyentes!
Predicadores, les insto a recordar que no debemos hablar antes que
las personas sino a las personas. La aplicación no solo es crítica, es una parte
esencial de la verdadera predicación y, en muchos aspectos, lo más
importante que debe hacerse. Y aquellos que temen a Dios querrán que se les
administre personalmente la Palabra de Dios.Como dice Daniel Webster,
“Cuando asisto a las enseñanzas del Evangelio, deseo que se convierta en
un asunto personal, un asunto personal, un asunto personal. ” 21

Bíblico, Doctrinal, Experiencial y Práctico


La predicación experiencial, entonces, enseña que la fe cristiana debe ser
experimentada, probada y vivida a través del poder salvador del Espíritu
Santo. Destaca el conocimiento de la verdad de las Escrituras "que [es] capaz
de hacernos sabios para la salvación por medio de la fe que es en
Cristo Jesús " (2 Tim.3:15). Específicamente, tal predicación enseña que
Cristo, la Palabra viva (Juan1: 1) y la encarnación misma de la verdad, debe
conocerse y abrazarse experiencialmente. Proclama la necesidad de que los
pecadores experimenten a Dios en la persona de su Hijo. Como john17: 3
dice: "Y esta es la vida eterna, para que puedan te conozco a ti, el único Dios
verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado ”. La palabra que se conoce en
este texto, como en otras partes de la Biblia, no indica un mero conocido
casual sino una relación profunda y duradera. Por ejemplo, génesis4: 1 usa la
palabra saber para expresar intimidad matrimonial: “Y Adán conoció a Eva,
su esposa; y ella concibió, y dio a luz a Caín ”. La predicación experiencial
enfatiza el conocimiento íntimo y personal de Dios en Cristo.
La predicación bíblica debe combinar elementos doctrinales,
experienciales y prácticos. Este tema fue discutido por John Newton (1725–
1807) y otros ministros evangélicos en una de sus reuniones de la Sociedad
Ecléctica en Londres en 1798. John Clayton (1754–1843), un ministro
independiente inglés, planteó la pregunta: “¿Qué debemos entender mediante
la predicación doctrinal, experimental y práctica?” Señaló que la predicación
doctrinal por sí misma tiende a producir pensadores argumentativos, la
predicación experiencial puede exagerar nuestros sentimientos internos en
detrimento de la verdad y la acción, y la predicación práctica puede llegar a
ser el hombre centrado y auto -r ighteous , menospreciar a Cristo y el
evangelio.Clayton dijo que los tres componentes deben tener su lugar en la
predicación, citando a Thomas Bradbury (1677–1759) diciendo: “La religión
es doctrinal en la Biblia; experimental en el corazón; Y práctico en la vida
” .22
John Goode (1738–1790) dijo: “En los miembros de nuestro rebaño, habría
vista, sentimiento y obediencia; y para producirlos, los tres (predicación
doctrinal, experimental y práctica) deben combinarse en su proporción
adecuada ". Newton declaró la unidad orgánica y vital de estos tres,
diciendo:" La doctrina es el tronco, experimenta las ramas, practica el fruto ”.
Advirtió que sin la doctrina de Cristo no decimos nada más que filósofos
paganos. 23
Thomas Scott (1747-1821) también advirtió que hay una manera falsa de
manejar cada dimensión de la predicación: doctrinas pueden no ser verdad
bíblica o puede ser sólo la mitad -t ruths , que efectivamente son
mentiras; experiencia puede seguir las prescripciones humanas o basarse en
las visiones, las impresiones, o el hombre -m ade esquemas; y podemos
sustituir simple moralidad para evangélica o Evangelio -
e Mpowered obediencia. 24
Así que vemos que la predicación experiencial reformada pretende reunir
las dimensiones doctrinales, experienciales y prácticas como un todo
unificado. Aunque debemos admitir humildemente que en nuestros sermones
a menudo no logramos el equilibrio y la integridad que buscamos, debemos
enfatizar que no podemos descuidar ningún aspecto de la predicación bíblica
(doctrinal, experiencial y práctica) sin dañar a los demás, porque cada uno
fluye naturalmente de los demás.

Caminando con nuestro Dios Triuno y Salvador


La predicación experiencial reformada basada en la Palabra de Dios se centra
en Dios (teocéntrica) en lugar de centrarse en el hombre
(antropocéntrica). Algunas personas acusan a los puritanos de ser un hombre
centrado en su pasión por la experiencia divina. Pero como argumenta J. I.
Packer, los puritanos no estaban interesados en obsesionarse con su propia
experiencia, sino en entrar en comunión con el Dios trino. Packer escribe: "El
pensamiento de la comunión con Dios nos lleva al corazón mismo de la
teología y la religión puritanas". 25 Los puritanos evitaban "falso misticismo
"al acercarse a la comunión con Dios" objetiva y teocéntricamente ". Ellos
basaron la experiencia cristiana en la verdad objetiva de cómo Dios salva a
los pecadores a través de Cristo. También formaron la experiencia de acuerdo
con la forma de la Trinidad, en relación con el Padre, el Hijo y el Espíritu
Santo, tal como el Evangelio revela al Dios trino. 26
Esta pasión por la comunión con el Dios trino significa que la predicación
experiencial no solo aborda la conciencia del creyente, sino también su
relación con los demás en la iglesia y en el mundo. Si la predicación
experiencial me llevara a examinar solo mis experiencias y mi relación con
Dios, no afectaría mi interacción con los miembros de la familia, los
miembros de la iglesia y otros en la sociedad. Auto-c entrado predicación
produce auto -C entraronoyentes En cambio, la verdadera predicación
experiencial trae a un creyente al ámbito de la experiencia cristiana vital,
alejándolo de sí mismo y promoviendo un amor por Dios y su gloria, así
como una pasión ardiente para declarar ese amor a los demás a su
alrededor. Un creyente así instruido no puede dejar de ser evangelista, ya que
la experiencia cristiana vital y el corazón para las misiones son inseparables.
En otras palabras, mi vida es una epístola abierta de la gracia de
Dios. Quiero hablar con otros acerca del Señor. Es un oxímoron decir que soy
un cristiano experiencial y no un cristiano evangelista. Estas dos cosas van
juntas. Cuando predicamos experiencialmente, y las personas experimentan
el poder de Dios para la salvación, toda la congregación se convierte en
evangelista. Las personas aprenden a atesorar la verdad tanto que quieren
compartirla. El Padre, Cristo y su Espíritu se vuelven reales para ellos bajo la
predicación experiencial. La gloria de Dios los llena y los mueve para que
quieran comenzar programas de evangelización y hablar con sus parientes no
salvos acerca de Cristo: de la abundancia del corazón habla la boca
(Lucas6:45).
En resumen, la predicación experimental reformada pone a toda la gama de
la vida cristiana en conexión con el Salvador del mundo. Donde Cristo es
verdaderamente conocido como Salvador, él también es servido como
Señor. Con la bendición del Espíritu, la misión es transformar al creyente en
todo lo que es y hace para que se vuelva más y más como el Salvador.

Biblia -B ASED Experiencia


El conocimiento experiencial de Dios nunca se divorcia de las
Escrituras. Según Isaías8:20, todas nuestras creencias, incluidas nuestras
experiencias, deben ser probadas por el testimonio de la Sagrada
Escritura. Martin Lutero (1483–1546) supuestamente dijo que si no podemos
encontrar nuestras experiencias en la Biblia, no son del Señor sino del
Diablo. Eso es realmente lo que la palabra experimentalpretende
transmitir. Así como un experimento científico pone a prueba una hipótesis
en contra de un cuerpo de evidencia, la predicación experimental implica
examinar la experiencia a la luz de la Palabra de Dios.
Por supuesto, también existe el peligro de que los ministros discriminen y
apliquen la Biblia, pero no la eliminen y expliquen. Caen en lo que yo
llamoExperiencialismo , donde la experiencia se convierte en el salvador
(aunque a menudo solo implícitamente). No predicamos la experiencia, pero
Cristo Jesús nuestro Señor de las Sagradas Escrituras (2 Cor.4: 5). Como
salvaguarda, siempre debemos predicar en un texto particular de las
Escrituras, mostrando lo que Dios ha dicho en él y cómo esa verdad se aplica
a los oyentes. Sin embargo, he escuchado a los ministros insertar en cada
sermón una forma determinada de lo que un pecador experimenta cuando
Dios lo convierte, ya sea que el texto de la Escritura en particular que se
expone lo enseñe o no. Otros predicadores caen en una trampa similar al
predicar constantemente algún aspecto particular de la experiencia. ¡Esto no
lo convierte en una verdadera predicación experiencial!
Un predicador experiencial aborda todo el rango de la experiencia cristiana
al predicar a través de todo el rango de las Escrituras. Él sabe cómo extraer la
experiencia cristiana de cada texto en particular, ya sea en el área de la
miseria, el área de liberación, el área de agradecimiento, o el área de la lucha
con la reincidencia. El predicador experiencial sabe cómo las Escrituras
promueven la religión vital.Esto es a lo que Pablo se refiere cuando dice que
"todas las escrituras", siendo exhaladas por Dios a través de su Espíritu, es
"útil para la doctrina, para la reprensión, para la corrección, para la
instrucción en justicia" (2 Tim. 3:16).
Cuando un predicador predica de esta manera, algo resuena desde el
púlpito hasta el alma del creyente. El creyente que tiene una relación real con
Dios siente que esta predicación es una gran fuerza detransformación: lo
mueve, lo desafía, lo exhorta y lo moldea. Él siente la realidad de la unción
del Espíritu Santo en tal predicación. Tal predicación, entonces, se convierte
en “el poder de Dios para la salvación” (Rom.1:16).
Tal predicación se encuentra junto a las puertas del infierno, por así
decirlo, para proclamar que aquellos que no han nacido de nuevo pronto
pasarán por estas puertas para morar por siempre en la falta de vivienda del
abismo, a menos que se arrepientan. Pero tal predicación también se
encuentra a las puertas del cielo, predicando que el regenerado, que por la
gracia conservadora de Dios persevera en la santidad, pronto caminará hacia
la gloria eterna y la comunión incesante con Dios.

Pregunte por los viejos caminos, ¿dónde está el buen


camino?
Como mostraré en los capítulos de la segunda parte de este libro, la
predicación de la experiencia es parte de la gran tradición que sale del
avivamiento de la piedad bíblica en el XVI -c entury Reforma. Hasta
los mediados -n ineteenth siglo, muchos ministros reformados predicaron por
experiencia. El ministro y educador bautista Francis Wayland (1796–1865)
escribió en 1857:
De la manera en que nuestros ministros entraron en el trabajo, es
evidente que debe haber sido el objeto prominente de sus vidas para
convertir a los hombres a Dios. . . . Fueron notables por lo que se llamó
la predicación experimental. Contaron mucho sobre los ejercicios del
alma humana bajo la influencia de la verdad del evangelio:
el sentimiento de un pecador bajo el poder de convicción de la
verdad;
los diversos subterfugios a los que recurrió al darse cuenta de su
peligro;
las sucesivas aplicaciones de la verdad por las cuales fue
expulsado de todos ellos;
la desesperación del alma cuando se encontraba totalmente sin
refugio;
su sumisión final a Dios, y la simple confianza en Cristo;
las alegrías del nuevo nacimiento y la seriedad del alma para
introducir a otros a la felicidad que ahora ha experimentado por
primera vez;
las pruebas del alma cuando se encontró objeto de reproche y
persecución entre quienes más amaba;
la proceso de santificación;
los dispositivos de Satanás para llevarnos al pecado;
el modo en que pueden resistirse los ataques del adversario;
el peligro de La reincidencia, con sus evidencias, y los medios
para recuperarse de ella.
Wayland concluye con estas tristes palabras: "Estos comentarios muestran la
tendencia de la clase de predicadores que parece estar desapareciendo". 27
Cuán diferente es la predicación experiencial de lo que a menudo
escuchamos hoy. Vivo en una ciudad con más de cien iglesias reformadas
(quizás más iglesias reformadas que cualquier otra ciudad que no sea Seúl,
Corea del Sur). Pero yo supongo que si nos reunió a todos y pidió a los
ministros que levanten la mano si ellos predican sermones reformados
experimentales, al menos la mitad preguntaría: “¿Qué es eso?” Las cosas han
cambiado drásticamente en los círculos reformados ya que la mitad -
n ineteenth siglo.
La Palabra de Dios se predica con demasiada frecuencia de una manera
que no puede transformar a los oyentes porque el predicador no discrimina y
no aplica. Dicha predicación se reduce a una conferencia, simplemente a lo
que la gente quiere escuchar, o al tipo de subjetivismo que está divorciado de
la base de la verdad bíblica. No explica bíblicamente lo que llamaron los
reformadores y puritanosreligión vital: cómo un pecador debe ser despojado
de su auto -r ighteousness , conducido a Cristo para la salvación, y dio lugar a
la alegría de la sencilla confianza en Cristo. No muestra cómo un pecador se
enfrenta a la plaga del pecado residente, lucha contra la reincidencia y gana la
victoria por la fe en Cristo.
La predicación experiencial, entendida correctamente, se está
transformando porque refleja con precisión la experiencia vital de los hijos de
Dios (Rom. 5: 1–11), explica claramente las marcas y los frutos de la gracia
salvadora necesarios para un creyente (Mat. 5: 3–12; Galón.5: 22–23), y
establece ante creyentes y no creyentes por igual su futuro eterno (Ap. 21: 1–
8) y su llamamiento en la hora actual.
Ese tipo de predicación es muy diferente de mucho. La predicación
contemporánea, que nunca trata con la experiencia del alma. Siempre se
mantiene en un nivel poco profundo:
"Debes creer."
"Si, yo creo."
"Está bien, eres un cristiano".
Esta predicación no habla de la experiencia de perder mi vida, de morir por
mi propia justicia y de encontrar mi vida en la justicia de Cristo. La
predicación contemporánea, aunque no sin algún valor, a menudo no logra
transformar a las personas debido a la falta de discriminación y la aplicación
de la verdad al corazón.

Predicando para satisfacer las papilas gustativas


espirituales
En última instancia, la predicación experiencial reformada no es solo un
método homilético sino un ejercicio espiritual para satisfacer el apetito del
alma. Las Escrituras usan el lenguaje de la percepción sensorial para
comunicar que las realidades espirituales producen verdaderas experiencias
del alma, no solo ideas mentales. La Biblia dice: "El que hace el bien es de
Dios; mas el que hace el mal, no ha visto a Dios" (3 Juan). 11; cf. 1 Juan3:
6). Nadie puede ver a Dios en el sentido literal de percibir con la visión de los
ojos (John1:18; 1 Juan4:12, 20). Juan está hablando de la visión del alma, la
visión de la gracia y la gloria de Dios por la fe en Cristo (Juan1:14).
De manera similar, el Señor habló de tener "oídos para oír", 28 no
refiriéndose a los oídos físicos sino "el oír con fe" por el alma (Gá.3: 2, 5). El
evangelio se compara con el hedor de la muerte con el perecer, pero con la
dulce fragancia de la vida para los salvados (2 Cor.2: 15–16). Solo el Espíritu
Santo puede producir sentidos espirituales que aprehenden a Dios en la
Palabra.
Quizás el más vivo La metáfora sensorial para la experiencia espiritual es
la del gusto. Salmo119: 103 dice: “¡Qué dulces son tus palabras a mi
gusto! sí, ¡más dulce que la miel en mi boca! ”Jeremías dice:“ Fueron
encontradas tus palabras y las comí; Y tu palabra fue para mí el gozo y el
regocijo de mi corazón, porque tu nombre me llama, SEÑOR Dios de los
ejércitos "(Jer.15:16). Leemos en 1 peter2: 2–3, "Como bebés recién nacidos,
deseen la leche sincera de la palabra, para que así puedan crecer: si así lo
hubieran probado, el Señor es misericordioso".
Edwards escribe que cuando Dios salva a una persona, le da “un verdadero
sentido de la excelencia de Dios, y Jesús Cristo, y de la obra de la redención,
y los caminos y las obras de Dios revelado en el Evangelio” - “el sentido de
el corazón "que trae" placer y deleite ". Ilustra:" Hay una diferencia entre
tener un juicio racional de que la miel es dulce y tener un sentido de su
dulzura ". 29
Herman Hoeksema (1886–1965) explica la diferencia entre conocimiento
teórico y Conocimiento experiencial de esta manera:
Un dietista puede analizar detalladamente cada elemento de un menú e
informarle exactamente sobre la cantidad y el tipo de vitaminas que
contiene cada plato. Pero si tiene cáncer de estómago, no puede probar
la comida y disfrutarla; tampoco es capaz de digerirlo y obtener la fuerza
necesaria de él. En contraste, un hombre con un estómago hambriento
puede sentarse a la mesa con el dietista, sin saber absolutamente nada
acerca de las vitaminas; pero él ordenará su comida, saboreará su
comida y se la apropiará de tal manera que se refresque y fortalezca. 30
Tal es la diferencia entre tener conocimiento intelectual al descubierto
acerca de Cristo, lo que podría tener cualquier incrédulo, y conocer a Cristo
de una manera personal y la vida -c colgando manera, ya que sólo un
creyente pueda. La predicación experiencial reformada es más que leer el
menú a las personas y darles un informe nutricional. Está ofreciendo comida
caliente en todos sus ricos aromas y sabores para satisfacer al alma
hambrienta.

Predicando de corazón a corazón


La predicación experiencial a menudo surge de la propia experiencia del
predicador de Cristo en medio de sus tristezas y pecados. Una cosa es que
usted predique acerca de la intercesión de Cristo y pregunte: “¿No es
maravilloso, congregación, que Jesús¿Está a la diestra del Padre,
intercediendo por usted cada segundo? "Esa no es una mala declaración. La
gente podría alejarse y decir: "¿No fue maravilloso? Eso es reconfortante ”.
Pero, ¿cuánto más rica es su predicación si ha experimentado en lo más
profundo de su alma lo que significa terminar con su propia oración? Has
estado al final de tu ingenio en una situación para la que no pudiste encontrar
una solución. Has aprendido a clamar a Dios Todopoderoso, y Dios te ha
asegurado, a través de su Palabra, que su Hijo está a su mano derecha,
intercediendo por ti. Si tienes conocimiento del corazón de ese consuelo,
entonces lo vas a predicar con mucho más poder que si lo estás predicando
solo con conocimiento de la cabeza.
Es muy difícil explicar la diferencia en palabras, pero puedo decirles que lo
he experimentado. Prediqué acerca de la intercesión de Cristo con mucha
mayor libertad después de sentirme tan necesitado e indefenso que casi no
sabía cómo orar, excepto aferrarme a la promesa de que "él vivirá para
interceder por ellos" (Heb.7:25). Entonces pude decir: "Señor, si eso es
cierto, entonces ahora mismo, cuando casi no puedo orar y estoy al final de
mi ingenio, ¡estás orando por mí!"La comodidad me invadió. Entonces pude
no solo describir la intercesión de Cristo de mi cabeza a la de mi gente, sino
predicarla desde mi corazón hasta su corazón.
Un elemento importante en este proceso está creciendo
en humildad. Nuestro nativoel orgullo aleja constantemente la religión del
corazón y la reemplaza por una forma superficial de piedad que carece del
poder de la verdadera religión. Todos por naturaleza preferimos rechazar la
Biblia por completo o simplemente limpiar el exterior de la copa mientras
que el interior permanece sucio. Dios debe irrumpir en nuestras tumbas
encaladas con el don de la humildad antes de que podamos experimentar
verdaderamente su gracia. Un aspecto clave de la predicación experiencial
reformada es que el conocimiento de Dios humilla al predicador y a aquellos
a quienes predica. Calvin señala que tal humildad surge directamente al ver al
Señor tal como es:
De nuevo, es cierto que el hombre nunca logra un conocimiento claro de
sí mismo a menos que primero haya mirado el rostro de Dios y luego
descienda de contemplarlo para escrutarse a sí mismo. Porque siempre
nos parecemos justos, rectos, sabios y santos, este orgullo es innato en
todos nosotros, a menos que, mediante pruebas claras, estemos
convencidos de nuestra propia injusticia, maldad, locura e
impureza. Además, no estamos convencidos si nos fijamos meramente
en nosotros mismos y no también en el Señor, que es el único estándar
por el cual este juicio debe medirse. 31
Debemos mantener constantemente a la vista nuestra La depravación y la
justicia de Cristo. Es fundamental que se contrasten para que veamos al
Salvador en toda su gloria y belleza. Mientras declaremos una y otra vez que
su justicia excede nuestra injusticia y su santidad excede nuestra perversidad,
entonces toda nuestra esperanza está en Cristo. Sin embargo, es crítico que un
predicador enfatice nuestra depravación pecaminosa a menudo en la
predicación, porque el Espíritu Santo usa tal predicación para llevarnos a
Cristo repetidamente como el único remedio para nuestro pecado que mora
en la vida. Bajo tal corazón -c onvicting predicación, vemos más
profundamente en la experiencia de nuestras almas: nuestraegoísmo,
orgullo, incredulidad, y desobediencia. Vemos más profundamente quién es
Dios en todas sus riquezas, gloria, belleza y gracia para los
pecadores. Entonces ambos predicamos experiencialmente y vivimos
experiencialmente.

Conclusión: una definición tentativa


Entonces, ¿qué es entonces la predicación experiencial reformada? He tocado
brevemente en varios de sus ingredientes. Está predicando que:
pone a prueba la experiencia cristiana genuina según el estándar de la
verdad bíblica: idealista, realista y optimista;
traza líneas que distinguen entre creyentes y no creyentes;
Hace aplicación frecuente y sabia de la verdad a la vida;
equilibra elementos bíblicos, doctrinales, experienciales y prácticos;
cultiva una vida de comunión con nuestro Dios y Salvador;
construye la experiencia sobre el fundamento de la Sagrada Escritura,
la Palabra de Dios;
va más allá de la superficialidad contemporánea hacia la profunda
sabiduría de los viejos caminos;
ofrece comida para satisfacer el nuevo sentido espiritual del alma del
creyente; y
toca el corazón con la amargura del pecado y la dulzura de la gracia.
Usted puede ver que hay una riqueza multidimensional en la predicación
experiencial reformada. Sin embargo, no es tan complicado. Todos estos
ingredientes, cuando se mezclan y se hornean en el fuego del Espíritu y el
sufrimiento, producen una barra única y satisfactoria de pan delicioso.
Examinaré estos asuntos con más detalle en el resto de este libro. Por
ahora, puedo ofrecer la siguiente definición tentativa: la predicación
experiencial reformada es la predicación que aplica la verdad de Dios a los
corazones de las personas para mostrar cómo deben ir las cosas, ir y
finalmente irán a la experiencia cristiana con respecto a Dios. y sus vecinos,
incluidos los miembros de su familia, los miembros de su iglesia y las
personas en el mundo que lo rodea. Aún más simple, podríamos decir que el
predicador experiencial reformado recibe la Palabra de Dios en su corazón y
luego la predica a las mentes, los corazones y las vidas de su pueblo. No
estoy diciendo que los predicadores que hablan principalmente desde el
conocimiento de la cabeza son inútiles, ni mucho menos. Pueden instruir con
precisión a las personas en la verdad de Dios. Pueden edificar la
iglesia. Debemos recordar que no cambiamos a las personas por nuestras
experiencias.1: 15–18). Pero cuánto más puede usar predicadores cuyos
corazones arden con amor. Si el Espíritu tiene la intención de trabajar en los
oyentes de la Palabra, generalmente trabaja primero en el predicador de la
Palabra. Es por eso que los predicadores sabios codician las oraciones del
pueblo de Dios por la llenura del Espíritu Santo para que puedan predicar
poderosamente (Hechos4: 8, 29–33; Ef.6: 18-20 ).
Que el Espíritu Santo te llene ahora, querido lector, y que te llene más y
más a medida que avanzas en el resto de este libro para que Cristo sea
magnificado a los ojos de tu fe, y en tu vida y ministerio.

1 . Parte de esta y las siguientes secciones se revisan y amplían de Joel R. Beeke, "Predicación experiencial", en Feed
My Sheep: Un apasionado ruego por la predicación , ed. Don Kistler (Morgan, PA: Soli Deo Gloria, 2002), 94-
128. Utilizado con permiso.
2 . John Calvin, Comentarios de Calvin , varios traductores y editores, 45 vols. (Edimburgo: Calvin Translation
Society, 1846–1851; repr., 22 vols., Grand Rapids, MI: Baker, 1979) [Ps. 27: 9].
3 . William Perkins, Un comentario sobre Gálatas , ed. Gerald T. Sheppard (1617; reimpresión de fax, Nueva York:
Pilgrim Press, 1989), 270 [Gal. 4: 8-11].
4 . Paul Helm, “Christian Experience”, Banner of Truth 139 (abril de 1975): 6.
5 . Citado en Joel R. Beeke, ed., Doctrinal Standards, Liturgy, y Church Order (Grand Rapids, MI: Reformation
Heritage Books, 2003), 64.
6 . Archibald Alexander, “Rightly Dividing Word of Truth”, en The Princeton Pulpit , ed. John T. Duffield (Nueva
York: Charles Scribner, 1852), 42.
7 . Alejandro, “dividiendo correctamente la Palabra de verdad”, 42–45.
8 . Charles Bridges, The Christian Ministry (Londres: Banner of Truth, 2006), 277.
9 . Puentes, El Ministerio Cristiano , 278.
10 . Citado en Jonathan Edwards, The Life of David Brainerd , en The Works of Jonathan Edwards , vol. 7, La vida
de David Brainerd , ed. Norman Pettit (New Haven, CT: Prensa de la Universidad de Yale, 1984), 495.
11 . Puentes, El Ministerio Cristiano , 279.
12 . Alejandro, “dividiendo correctamente la Palabra de verdad”, 40–42.
13 . Joseph Hall, “A mi hermano Sr. Sa. Hall, ”Epístola 5 en Las obras del reverendo Joseph Hall correcto ,
ed. Philip Wynter (Oxford: Oxford University Press, 1863), 6: 231.
14 . Robert Hall, "Sobre los desalientos y apoyos del ministerio cristiano", en Las obras del reverendo Robert
Hall (Nueva York: G. & C. y H. Carvill, 1830), 2: 138.
15 . Citado en Puentes, El ministerio cristiano , 280.
16 . Robert Burns, introducción a los trabajos de Thomas Halyburton (Londres: Thomas Tegg, 1835), xiv – xv. La
expresión "volver a casa a los negocios y los pechos de los hombres" proviene del científico y filósofo Francis Bacon
(1561-1626) en su dedicación a las ediciones posteriores de sus Ensayos .
17 . Richard Baxter, El pastor reformado (Edimburgo: Banner of Truth, 1974), 147.
18 . Citado en John A. Broadus, Un tratado sobre la preparación y entrega de sermones, ed. Edwin C. Dargan
(Nueva York: A. C. Armstrong, 1898), 245.
19 . Puentes, El Ministerio Cristiano , 275.
20 . Confesión de fe de Westminster (Glasgow: Free Presbyterian Publications, 1994), 380.
21 . Citado en "Funeral of Mr. Webster", The New York Daily Times , 30 de octubre de 1852.
22 . Citado en John H. Pratt, ed., El pensamiento de los líderes evangélicos: Notas de las discusiones de The Eclectic
Society, Londres, durante los años 1798–1814 (1856; repr., Edimburgo: Banner of Truth, 1978), 77– 78.
23 . Citado en Pratt, ed., Pensamiento de líderes evangélicos , 79.
24 . Citado en Pratt, ed., Pensamiento de líderes evangélicos , 80.
25 . J. I. Packer, Una búsqueda de la piedad: la visión puritana de la vida cristiana (Wheaton, IL: Crossway, 1990),
201.
26 . Empacador, búsqueda de la piedad , 204; vea John Owen, "De la comunión con Dios el Padre, el Hijo y el
Espíritu Santo", en The Works of John Owen , ed. William H. Goold (repr., Edimburgo: Banner of Truth, 1965), 2: 1–
274.
27 . Francis Wayland, Notas sobre los principios y prácticas de las iglesias bautistas (Nueva York: Sheldon,
Blakeman y Co., 1857), 40–43. He separado el párrafo de Wayland en viñetas para facilitar la lectura.
28 . Deut.29: 4; Mate.11:15; 13: 9, 43; marca4: 9, 23; 7:16; Lucas8: 8; 14:35.
29 . Jonathan Edwards, "Una luz divina y sobrenatural", en The Works of Jonathan Edwards , vol. 17, Sermones y
discursos 1730–1733 , ed. Mark Valeri (New Haven, CT: Prensa de la Universidad de Yale, 1999), 413–14.
30 . Herman Hoeksema, dogmáticas reformadas , 2ª ed. (Grandville, MI: Reformed Free Publishing Association,
2005), 2:75.
31 . Juan Calvino, Institutos de la Religión Cristiana , trad. Las batallas de Ford Lewis, ed. John T. McNeill,
Biblioteca de Clásicos Cristianos, vols. 20-21 (Filadelfia: Westminster, 1960), 1.1.2.
2

Predicando de la cabeza al corazón

Las palabras importan Un hombre estaba disfrutando de una visita con


algunos amigos afuera una noche. Cuando se oscureció, el aire se volvió
frío. Se dio cuenta de que una mujer no llevaba un abrigo o una
chaqueta. Finalmente, le preguntó con genuina preocupación: "¿No te estás
enfriando?". El problema era que ella no escuchó el c . Ella pensó que él
había dicho de manera bastante brusca: "¿No estás envejeciendo ?" No hace
falta decir que ella no reaccionó de la forma que él esperaba.
Muchos predicadores han tenido la experiencia de pensar que dijo una cosa
solo para descubrir más tarde que las personas escuchaban algo muy
diferente. Sabemos que debemos tener cuidado con nuestras palabras. En el
último capítulo, utilicé términos comoConocimientos del
corazón , experimentales , y experienciales . Antes de continuar, necesito
explicar lo que quiero decir con estas palabras. Entonces podremos proceder
con mayor claridad para considerar por qué se necesita la predicación
experiencial reformada.

¿Cuál es la diferencia entre el conocimiento "principal"


y el conocimiento "corazón"?
Estos no son los términos más académicos o académicos; más bien, son
términos prácticos que la gente puede entender. Por "cabeza" se entiende el
conocimiento que es estrictamente intelectual o teórico, y por "corazón" se
entiende el conocimiento que es llevado a nuestras almas con el poder de
producir frutos en nuestras vidas.
La Escritura nos enseña en varios lugares que necesitamos. conocimiento
de la cabeza. No podemos ser salvos sin el conocimiento del evangelio. Pablo
escribe: “¿Cómo, pues, llamarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo
creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin un
predicador? . . . Entonces, la fe viene escuchando y oyendo la palabra de Dios
"(Rom.10:14, 17). Cristo vino a darnos conocimiento y entendimiento de la
verdad (Juan18:37; 1 Juan5:20). No podemos flotar el conocimiento del
corazón en el aire. El verdadero conocimiento del corazón está enraizado en
el conocimiento de la cabeza.
Sin embargo, por sí solo, el conocimiento de la cabeza es insuficiente para
salvarnos o hacernos santos; El Espíritu debe aplicar la verdad al corazón. El
corazón es la fuente de donde fluyen todas nuestras elecciones y
acciones. Proverbios4:23 dice: “Guarda tu corazón con toda
diligencia; porque de ahí están los asuntos de la vida ". Todo pecado se
origina en el corazón (Marcos7: 21–23). El corazón es el asiento defe
salvadora: “Porque con el corazón se cree para justicia” (Ro. 10:10). La
sabiduría reside en el corazón, como se desprende de las expresiones bíblicas
"sabio en el corazón" o "sabio del corazón" (Prov. 10: 8; 11:29; 16:21).
Podríamos decir que la diferencia está en la profundidad y el
dominio. Cristo compara la predicación de la Palabra con la siembra
desemilla (mate. 13: 1–23). Algunos semilla cae en el empaquetado -
d propiatierra de una vía. La verdad está en la superficie del corazón, pero el
corazón no la recibe. Esto, como lo explica nuestro Señor, se refiere a quien
"oye la palabra del reino y no la entiende" (v. 19). Satanás se la arrebata para
que no cause ninguna impresión en el suelo. Otra semilla cae en suelo rocoso
y hace un buen comienzo. El corazón recibe la Palabra con cierta
comprensión e incluso "con alegría" (v. 20). Pero la verdad no tiene “raíz”
(v. 21), lo que sugiere que su impacto no llega a las partes profundas del
alma. Como resultado, el sufrimiento o la persecución erradica su influencia.
Jesús presenta un tercer caso en el que la semilla cae entre espinas,
simbolizando "el cuidado de este mundo" y "el engaño de las riquezas"
(Mat. 13:22). La palabra cuidado habla de afectos pecaminosos y engaño de
falsas creencias. Estas malezas aún dominan el corazón y destruyen la
fecundidad de la verdad. Por implicación, cuando la semilla cae en buena
tierra y da fruto, ha alcanzado profundidad y dominio en el corazón del
hombre. Nuestro Señor dice que este es un tipo de conocimiento (“el que oye
la palabra y la entiende”, v. 23) que los no salvos no poseen (“oiréis, oiréis, y
no entenderéis”, v. 14).
Entonces, por un lado, debemos sembrar la semilla. Debemos difundir la
verdad. SinLa predicación evangelística, la gente no se salvará. No podemos
esperar que el reino progrese en el mundo sin la predicación del evangelio
más de lo que un agricultor debería esperar que un campo produzca una
cosecha de trigo sin la siembra de semillas de trigo en él. La gente necesita
conocimiento de cabeza.
Por otro lado, simplemente sembrar la semilla no produce un cultivo. Se
debe despejar la tierra, quitar las rocas, quemar la vegetación y romper el
suelo. Jeremias4: 3 dice: “Porque así ha dicho JEHOVÁ a los hombres de Judá
y de Jerusalén: Parta tu tierra en barbecho y no siembres entre espinos”. Las
malas hierbas deben arrancarse antes y después de la siembra. Las nubes
deben llover agua, y el sol debe brillar con calor. Todos estos medios dan a la
semilla raíces profundas y la capacidad de dominar para que produzca frutos
vivos del corazón.
También podemos decir que la diferencia entre el conocimiento de la
cabeza y el corazón es similar a la diferencia entre saber algo acerca de una
persona y conocerlo personalmente. La Biblia a veces usa la palabrasaber de
conocimiento fáctico (Gen.27: 2), pero a menudo se usa el conocimiento para
reflejar una relación, no solo la posesión de hechos o información (Gen.4:
1). Esto es especialmente cierto de la relación entre el Señor y su pueblo. 1
Déjame darte una ilustración. Un autor ministerial que fue muy influyente
en mi vida entró en una librería en los Países Bajos. Vio que la tienda tenía
sus libros a la venta. Tenía curiosidad por saber el precio de sus libros, así
que tomó uno y lo dio vuelta. Mientras tanto, el empleado de la tienda se
acercó y le preguntó si conocía al autor del libro. El ministro dijo
tímidamente: "Creo que sí". El empleado dijo que también lo conocía. El
autor respondió: "No, no lo conoces". El empleado se quedó perplejo, por lo
que el ministro dijo: "Si conocieras al autor, lo hubieras saludado cuando
entrara por la puerta. ¡Yo soy el autor!
En ese momento, el empleado se puso rojo en la cara y escupió: "Pero
siento que te conozco. Leí tu libro ".
"Sí", respondió el autor, "pero no me conoces " .
Muchas personas piensan que conocen al Señor porque han leído su Libro,
pero no lo conocen. Y cuando venga a lasel día del juicio, él les dirá: "Nunca
te conocí: apartaos de mí, obra que haces la maldad" (Mat. 7:23). El mero
conocimiento se infla y no tiene poder para salvarnos o cambiar nuestras
vidas. Todo depende de conocer al Señor con amor agradecido porque somos
conocidos por él en su amor lleno de gracia (1 Cor.8: 1–3; Galón.4: 9).
Además, los cristianos pueden confundir el aumento del conocimiento
sobre el Señor con el aumento en la devoción. Hay profesores universitarios y
de seminario que pueden correr círculos alrededor de usted con su
conocimiento de la Biblia, teología, historia o habilidades ministeriales. Hay
pastores que tienen ideas asombrosas sobre cómo convertir a las iglesias en
organizaciones exitosas. Pero pueden tener poco conocimiento del corazón e
incluso pueden ser enanos espirituales, si no hipócritas. Es totalmente posible
aumentar el conocimiento de la cabeza y, sin embargo, no aumentar el
"conocimiento de su voluntad en toda sabiduría y entendimiento
espiritual; para que andes digno de Jehová para todo lo que te plazca ”(Col.1:
9-10 ).
Entonces, ¿qué es entonces el conocimiento del corazón? Es el
conocimiento de Dios adquirido como resultado de un encuentro personal
con Cristo por la obra del Espíritu a través de la Palabra (2 Cor.3: 17–18; 4:
6). Esto es lo que llamamos "el conocimiento que guarda ”. Es el
conocimiento que conmueve y transforma el corazón. Da fruto hacia
Dios. Sabe y ve que Dios es bueno, y nos lleva a la bendición de confiar en él
(Sal.34: 8). Conocimiento del corazón es un Dios -w orked apetito por Dios
como se revela en su Palabra. Leemos en Jeremias15: 16a, “Fueron
encontradas tus palabras, y las comí; y tu palabra me fue por gozo y por
alegría de mi corazón ”.
El conocimiento del corazón no es un sentimiento místico sin
contenido. Las fiestas del conocimiento del corazón sobre la verdad se hacen
realidad para el hombre interior. El gozo del creyente se encuentra en Dios
mismo (Sal.144: 15; 146: 5). Cuando experimentamos el conocimiento del
corazón salvador, entonces todas las verdades en la Biblia se vuelven reales y
vívidas para nosotros. Dios se convierte en una presencia dominante en, sobre
y alrededor de nuestras vidas. El pecado se convierte en una carga
insoportable y un mal repugnante. Cristo se vuelve absolutamente
encantador, y su obra salvadora parece absolutamente necesaria. La gracia es
estimada, abrazada y exultada.
El conocimiento de la cabeza no es malo en sí mismo. La mayoría de los
grandes ministros cristianos y líderes de la Reforma y del anuncio -
R eformation épocas eran hombres con estudios superiores. Ellos valoraron
una minuciosacristiano educación. Pero esta educación debe ser santificada
por el Espíritu Santo en nuestros corazones. El conocimiento de la cabeza
sigue siendo insuficiente para nuestro bien espiritual sin la aplicación del
corazón del Espíritu. Es por eso que los escritores de siglos anteriores
aconsejaron a las personas que traten de llenar sus cabezas de conocimiento
mientras buscan al Señor con la esperanza de que lo bendiga en sus
corazones.
Los predicadores deben preguntarse: "¿Predico casi en su totalidad a las
cabezas de las personas?" No nos atrevemos a promover un resfriado El
intelectualismo en la iglesia. Por otro lado, también deberíamos preguntar:
“¿Predico para arraigar la experiencia del corazón en el conocimiento de la
cabeza?” Si no, podemos estar llevando a las personas a una forma peligrosa
demisticismo que en última instancia reemplazará a la Biblia con El
subjetivismo y el reemplazo de la fe en la obra salvadora de Cristo con la
búsqueda de la mera experiencia. El objetivo de la predicación bíblica es
construir un puente entre la cabeza y el corazón para que el conocimiento y el
afecto se conviertan en un comercio diario en el mercado del alma, y cada
uno de nosotros nos recomienda el crecimiento de la gracia.

¿Hay una diferencia entre lo experimental y


lo experiencial ?
En términos generales, no hay diferencia entre estos términos. Ambos se han
utilizado para describir la experiencia cristiana de Dios cuando se revela en la
Biblia. Un viejo diccionario definido "religión experimental "como la"
experiencia práctica de la influencia de la religión sobre los poderes y las
operaciones del alma " .2 Sin embargo, este significado de experimental es
arcaico y ya no se encuentra en el diccionario. Hoy en inglés usamos la
palabra experiencial para describir tales cosas. Pero los antepasados
reformados utilizaron con frecuencia experimentos , y entender por qué lo
hicieron enriquece nuestra perspectiva sobre la experiencia espiritual.
Tanto las palabras experimental como experiencial tienen sus raíces en la
idea de conocimiento verificada mediante la prueba de algo en la vida real. El
término experimental (latín experimentalis ) proviene de experimentum , que
significa "prueba". Se deriva del verbo experior , "probar, probar o probar".
Este verbo también puede significar "conocer por experiencia". Esto dio lugar
a el sustantivo experientia , que significa "experimento o conocimiento
obtenido al probar algo".
Por lo tanto, la predicación experiencial tiene un gran atractivo para las
personas. Siempre están buscando algo que es real, que funciona, y que no es
meramente teórico sino que puede experimentarse. Al mismo tiempo, los
creyentes fieles buscan probar o verificar todas las cosas por medio de la
Biblia.
Juan Calvin usa de
manera intercambiable experimental (latín experimental )
y experiencial (latitud experiencial ) para referirnos a nuestra prueba de
nuestra experiencia de Dios por su realidad de acuerdo con los estándares de
la Sagrada Escritura. La Biblia es la medida de toda experiencia, como
Isaías.8:20 dice: "A la ley y al testimonio: si no hablan según esta palabra, es
porque no hay luz en ellos". 3
Mientras que la fe nos da la certeza de que las palabras de Dios son
verdaderas, la experiencia trae realidades celestiales al corazón. La fe abre
una ventana para ver el cielo, pero el conocimiento experiencial trae un
anticipo del cielo al alma.Calvin dice:
Pero debe observarse que hay dos tipos de conocimiento: el
conocimiento de la fe y lo que ellos llaman conocimiento
experimental. El conocimiento de la fe es aquello por lo que los
piadosos se sienten seguros de que Dios es verdadero, que lo que ha
prometido es indudable; y este conocimiento, al mismo tiempo, penetra
más allá del mundo y va muy por encima de los cielos, para que pueda
saber cosas ocultas; porque nuestra salvación está oculta; Las cosas que
se ven, dice el apóstol, no se esperan (Rom. 8:24). No es de extrañar,
entonces, que el Profeta diga que los fieles sabrán que Cristo fue
enviado por el Padre, es decir, por experiencia real o en realidad:
entonces sabrán que Jehová me ha enviado. 4
En otro lugar, Calvino escribe: "David no solo afirma que Dios es bueno,
sino que se siente fascinado por la admiración por la bondad que había
experimentado". Hay una experiencia que solo los creyentes poseen porque
es el ejercicio de un nuevo sentido espiritual. . losla bondad de Dios llena el
mundo, pero está oculto para los incrédulos, y está reservado para “la
experiencia de los santos, porque solo ellos, como he dicho, experimentan en
sus almas el fruto de la bondad divina” 5.
Esto no quiere decir que la fe y la experiencia son cosas diferentes. Más
bien, la fe es la raíz de la experiencia, y la experiencia es el fruto de la fe. Por
lo tanto, Calvino escribe sobre “la experiencia de gracia de la fe.” 6 También
dice que experimental ( experimentalis ) conocimiento “hace que la
impresión más profunda.” 7 Confiar en Dios significa que “abrazamos con
todo nuestro corazón” las promesas de la gracia de Dios y "Esforzarse por
tener la experiencia de su bondad que impregna toda nuestra mente".
Entonces estamos preparados para mantenernos firmes con fuerza ante
nuestros conflictos diarios. 8
Entonces, el objetivo de la predicación experimental o experiencial es
conocer al Señor personalmente de una manera que sea fiel a la Palabra. Tan
pronto como abandonamos la Palabra, caemos en una falsa clase
demisticismo. Este es un punto muy importante para recordar, porque cuando
comienzas a predicar experiencialmente, alguien te dirá: “¿Por qué
necesitamos toda esta experiencia? ¿No temes que termine en experiencia por
sí misma? "Respondemos:" No, porque siempre lo traemos a la Palabra de
Dios para determinar su autenticidad y valor ".
Ambas palabras, experimental y experiencial , tienen fortalezas y
debilidades. Experimental es el término que se encuentra en los libros más
antiguos. Su fuerza es que contiene la palabra experimento . Inmediatamente
viene a la mente la idea de probar algo. Hablar del cristianismo experimental
puede sugerir que estás viendo tus experiencias a través del microscopio de
las Escrituras y preguntando: "¿Son fieles a la Palabra de Dios?"
Sin embargo, la debilidad del término experimental es que pocas personas
lo entienden de esta manera. En cambio, comunica algo que no queremos
decir sobre el cristianismo o la predicación de la Palabra. Un diccionario
enumeró las siguientes definiciones de experimental : “basado en ideas no
probadas y aún no establecido o finalizado; implicando un estilo radicalmente
nuevo e innovador; de o relacionados con experimentos científicos; basado
en la experiencia en oposición a la autoridad o la conjetura ”. 9 Por el
contrario, la predicación del evangelio es confiable en el contenido y antigua
en el origen; se apoya en la autoridad absoluta e inmutable de la palabra
infalible de Dios. No es en absoluto "experimental" en el sentido moderno.
Experimental es el término más moderno en el sentido en que lo estamos
utilizando. Trae a la mente la "experiencia" en lugar de la mera charla o la
teoría. Por esta razón, casi siempre hablo de
la predicación experiencial reformada , no
de la predicación experimental . Algunos escritores usan la
palabra existencial , pero generalmente la evito. No quisiera promover la
confusión entre el cristianismo experiencial y las diversas filosofías
conocidas comoexistencialismo. Entonces, la experiencia parece ser la mejor
palabra para describir la predicación que habla la Palabra de corazón a
corazón.
Sin embargo, hay una debilidad en esta palabra. Experiencial no comunica
las pruebas de la autenticidad y madurez de nuestra experiencia mediante un
estándar objetivo. No implica un experimento o prueba. Este aspecto del
asunto debe ser explicado y agregado. Por lo tanto, corremos el peligro de
que las personas aprovechen la palabra experiencial y corran con ella para
perseguir experiencias del corazón sin contenido de verdad. Pueden decir:
“No necesitamos más enseñanza. Necesitamos experiencia ”.
Alternativamente, las personas pueden tomar las cosas en otra dirección,
buscando la guía de providencias inusuales de Dios en lugar de seguir el
camino de la Palabra. Esto puede conducir a una esclavitud triste
parasuperstición. Una mujer estaba luchando con dudas sobre si debía tomar
elLa cena del señor Ella sintió su pecado y cuestionó su salvación. Ella se
inclinó en oración, buscando la sabiduría de Dios. Cuando se levantó sin una
resolución, miró por la ventana y vio humo saliendo de la ventana de su
vecino. Ella se arrodilló de nuevo en oración. Cuando se levantó esta vez, no
vio humo. Así que volvió a arrodillarse y oró: "Señor, si miro una vez más y
veo humo, lo tomaré como una señal de que debería recibir la Cena". Se
levantó y, he aquí, había humo. Ella sintió que realmente había
experimentado la guía de Dios.
Eso no es lo que entendemos por cristianismo experiencial. No debemos
vagar enExperiencialismo o superstición. Es mucho mejor para nosotros
aferrarnos a las Escrituras como nuestra vida y examinar nuestras vidas por
medio de las Escrituras.La decisión de participar en la Cena del Señor no
debe tomarse "sacando un vellón", sino buscando en nuestras almas las
marcas bíblicas (ver epístola a los romanos) de saber por experiencia un
cierto grado de nuestro pecado y miseria, nuestra liberación en Cristo, y un
anhelo de vivir un estilo de vida de gratitud y santificación a Dios por tal
liberación (ver la Catecismo de Heidelberg). Este es el verdadero cristianismo
experiencial. La predicación experiencial reformada pretende fomentarla.
Una vez más, estas preocupaciones nos llevan a auto -e XAMEN . El
predicador de la Palabra debe preguntar: “¿Mi predicación ayuda a las
personas a caminar de cerca con Dios en la vida real? ¿O simplemente
establece un hermoso mundo de ideas desconectadas de sus experiencias?
"Las personas pueden sentir que su predicación está desconectada de la vida
real solo porque están espiritualmente muertas y no tienen comunión con
Dios.O quizás están descarriados y tienen poca comunión con él. Pero los
creyentes que crecen hacia la madurez resonarán con la predicación
experiencial. Pregunte: “¿Mi predicación encuentra un eco en la experiencia
de los verdaderos creyentes?”
Por otro lado, el predicador debe preguntar: “¿Mi predicación cultivar
un auto -r eflection por el que las personas ponen a prueba su experiencia por
las Escrituras? ¿O estoy permitiendo que las personas acepten virtualmente
cualquier cosa como una experiencia de la gracia de Dios, siempre y cuando
se sientan cerca de Dios? ”Vivimos en una era de experiencialismo:
espiritualidad sin límites, contenido fijo o estándares. Constantemente
deberíamos centrar la luz de la verdad bíblica en las almas de los hombres y
desafiarlos a considerar si sus experiencias son del Espíritu de Cristo.

¿Por qué es necesaria la dimensión experiencial de la


predicación?
¿Por qué la gente necesita escuchar la predicación experiencial
reformada? ¿Por qué este ingrediente en el ministerio de la Palabra es tan
importante que omitirlo es como dejar la gaseosa fuera del refresco o el queso
de la pizza? Esperamos que todo este libro ayude a cultivar un creciente
apetito en ti por la realidad experiencial en la vida cristiana y la predicación
de la Palabra. Aquí, sin embargo, permítanme ofrecer algunas razones
específicas por las cuales esta dimensión es tan importante para el reino de
Dios.
Primero, la Biblia impone la predicación experiencial . Pablo escribe a
Timoteo: “Te encarezco delante de Dios, y el Señor Jesús Cristo, que juzgará
a los vivos ya los muertos en su manifestación y en su reino; predicar la
palabra Ser instantáneo en temporada, fuera de
temporada; reprender,reprensión, exhortar con todo el largo sufrimiento y la
doctrina "(2 Tim. 4: 1-2). La acusación de Pablo implica que los ministros
deben predicar fuera de latemor al Señor, el Rey soberano que nos juzgará a
nosotros y a nuestros oyentes. Es solo al conocer el "terror del Señor" que el
predicador puede "persuadir a los hombres" (2 Cor.5:11). Este temor no es
temor de ira y castigo, por supuesto, porque Cristo tomó nuestros pecados
sobre sí mismo y nos dio su justicia (v. 21). Pero es un temor de desagradar a
Dios lo que nos impulsa a tratar de obedecerlo en todas las cosas (v. 9). La
Palabra debe apoderarse de nosotros con la gloria del Señor o nos
contentaremos simplemente con hacer cosquillas en los oídos de los hombres
(2 Tim.4: 3–4). Pero a través del temor del Señor, vivimos y trabajamos con
la esperanza de que el Señor, el juez justo, nos dé una corona en el día de su
"aparición" (v. 8).
Considera los elementos que Pablo le ordena a Timoteo que incluya en su
predicación. Dios requiere que los predicadores enseñen “doctrina” y la
apliquen. "Reprobar" tiene como objetivo la convicción, dibujar imágenes
verbales de pecados y errores con colores vivos para que los hombres los
reconozcan como sus propios pecados y vean su fealdad. "Reprender"
significa amonestar a los hombres para que se vuelvan de la maldad a Dios en
un verdadero arrepentimiento. Para "exhortar" implica presionar los deberes
implícitos en las verdades de las Escrituras sobre las personas e instarlos a
responder correctamente, con fe y obediencia. 10 Esta no es una predicación
áspera o desagradable, sino que predica “con toda paciencia”. Es una
predicación “suave” y “paciente” (2 Tim.2:24). Sin embargo, es la
predicación la que aplica con fuerza la verdad.
Calvin dice que no debemos predicar de la misma manera en que "un
hombre debe enseñar en una escuela", es decir, sin buscar la aplicación (de
hecho, no hay razón para que la enseñanza escolar tenga que estar sin
aplicación; es una cuestión de énfasis). ). Al mismo tiempo, uno no debe
descuidar la doctrina.Calvin predica: “Se debe hacer con doctrina: como si
dijera, cuando exhortamos, debemos apoyarnos en una buena razón: de lo
contrario, debemos construir en el aire. Entonces, la doctrina es (por así
decirlo) la base, y luego, las amenazas, las exhortaciones y todo lo demás, es
continuar con el edificio ” 11.
los Los profetas también llaman a la predicación experiencial. Oímos decir
al Señor en Isaías.40: 1–2: "Confortad, confortaos, pueblo mío", dice vuestro
Dios. Habla confortablemente a Jerusalén ”. En el contexto, esto se refiere a
la predicación del evangelio (v. 9; cf. 52: 7–9). Dios ordena que sus siervos
hablen la verdad a su pueblo para "consolarlos". Charles Spurgeon dice: “Es
nuestro deber reprobar, exhortar, invitar, pero es igualmente nuestro deber
consolar. El ministro debe pedirle a Dios el Espíritu, para que se llene con su
influencia como consolador ” 12.
Literalmente, para "hablar cómodamente" (Isa. 40: 2) es "hablar al
corazón". Por lo tanto, Dios ordena a sus siervos que apliquen el evangelio a
los corazones de los creyentes de una manera que los consuele. Joseph
Alexander (1809–1860) escribe: “Al hablar al corazón, debemos entender el
hablar para afectar el corazón o los sentimientos, y también de acuerdo con el
corazón o los deseos, es decir, lo que la persona a quien se dirige desea o
necesita escuchar. . " 13 Nuestra mayor necesidad esreconciliación con Dios,
sin la cual no hay paz (Isa. 57:21). El consuelo espiritual surge de la alegría
que encuentra la vida y el refrigerio de la verdad de que la ira de Dios es
rechazada y se ha convertido en nuestra salvación (12: 1–3 ).
Alec Motyer dice que la repetición, “Consolaos, consolad,” comunica
“intensidad emocional.” Él escribe que habla al corazón no sólo sugiere
reconfortante, pero también “tratar de persuadir, invitando a responder con
amor.” 14 Así que aquí de nuevo vemos la predicación caracterizada como un
hombre que toma la verdad en su corazón para agitar sus propios afectos y
luego hablarla a los corazones de otros para que respondan con amor.
Segundo, las Escrituras ejemplifican la predicación
experiencial . Considera elBienaventuranzas habladas por nuestro
Señor Jesús (Mat.5: 3–12). El primer y último estado de las bienaventuranzas
dice "porque de ellos es el reino de los cielos". Este es un ejemplo de
discriminación espiritual, que establece las marcas de los cristianos genuinos
en distinción de las personas que se encuentran fuera del reino, sin importar
cuán religiosas (cf. v. 20). En el centro del texto, la cuarta beatitud (v. 6)
identifica el latido del corazón de toda verdadera experiencia cristiana,
hambrienta y sedienta de justicia, y la quinta bienaventuranza (v. 7) muestra
la esencia de toda verdadera actividad cristiana, mostrando misericordia a los
demás.
El apóstol Pablo también ejemplificó la predicación experiencial. Comenzó
con su propio corazón. El escribe en romanos1: 9, “Porque Dios es mi
testigo, a quien sirvo con mi espíritu en el evangelio de su Hijo, que sin cesar,
siempre lo menciono en mis oraciones”. Pablo se dedicó a la comunión con
Dios en oración. Vivía constantemente en la presencia de Dios, consciente de
que el ojo divino era un "testigo" de todos sus pensamientos, palabras y
acciones (cf. 1 Tim.5:21; 2 Tim.4: 1). Y llevó a sus compañeros cristianos en
su corazón mientras se acercaba a Dios.
Además, note la frase de Pablo, "a quien sirvo con mi espíritu en el
evangelio de su Hijo". La palabra traducida en este texto como "servir"
(griego latreu ō ) no es la palabra para el trabajo de un siervo sino para el
devocional Actos de un adorador. 15 Pablo predicó como un sacerdote
ofreciendo un sacrificio en el templo para el placer de Dios
(Ro.15:16). Todos los creyentes sonSacerdotes en Cristo, sin embargo,
notamos que Pablo especialmente habló aquí de su ministerio de la
Palabra. Predicó como “a los ojos de Dios” (2 Cor.4: 2), como si hablara
estando de pie ante el mismo trono del cielo.
Cuando Pablo predicó a la gente, la Palabra afectó su corazón, y su
corazón afectó su predicación de la Palabra. Su predicación del evangelio fue
un acto de adoración que comprometió su "espíritu": adorar en espíritu y en
verdad. Predicó con amor ardiente a Dios. Martyn Lloyd -J los (1899-1981)
escribe: “Él sirve a Dios, se ve, en su espíritu, en su hombre interior, en el
centro de su vida y ser. . . . Fue el deseo más profundo de su vida y de su
corazón servir a Dios ” 16. Las doxologías en sus epístolas muestran que no
podía hablar de Cristo sin estallar en alabanza a Dios. 17 Predicaba con amor
compasivo a la gente, a veces incluso con lágrimas en los ojos por
perecer. 18No solo predicó sobre el poder de Dios; predicó con el poder de
Dios obrando en él "poderosamente" (Col.1: 28-29 ).
También vemos la predicación experiencial en el contenido de los escritos
de Pablo. La epístola a los romanos es reconocida como un tratado
doctrinal. Pero también es ricamente experiencial. Romanos5: 3–5 dice: “Y
no solo así, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones: saber que la
tribulación produce paciencia; y paciencia, experiencia; y experiencia,
esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios es
derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos es dado ".
Aquí tenemos una serie notable de conexiones hechas dentro de la
experiencia cristiana, todas derivadas de la aplicación al alma de la doctrina
dejustificación por la fe solo en Cristo (ver Rom. 5: 1, 6-8). Pablo no solo
estaba hablando acerca de la doctrina teórica o analíticamente; se estaba
glorificando en Cristo mientras hablaba.
Romanos 7 nos presenta a un hombre que se deleita en la ley de Dios pero
que gime por su Depravación: "¡Oh, miserable hombre que soy!"
(v. 24). Pablo gimió en su predicación. Romanos 8 desarrolla la obra del
Espíritu que mueve a los hijos de Dios a clamar a Dios: "Abba, Padre"
(v. 15). El mismo capítulo termina con una nota exultante: "Porque estoy
convencido, que ni la muerte, ni la vida, ni los ángeles, ni los principados, ni
los poderes, ni las cosas presentes, ni las cosas por venir, ni la altura, ni la
profundidad, ni ninguna otra criatura". , será capaz de separarnos del amor de
Dios, que es en Cristo Jesús nuestro Señor "(vv. 38-39).
Tampoco la El Antiguo Testamento omite la predicación
experiencial. Jeremías se sintió obligado a predicar porque la Palabra era
como un fuego en sus huesos (Jer. 20: 9). Micah estaba "lleno de poder por el
espíritu del SEÑOR " para predicar contra los pecados de Jacob (Mic.3:
8). Quien puede leer el¿Salmos sin admirar la variedad y el detalle de las
experiencias descritas allí? En medio de la brillante teología y la cálida
doxología, los salmistas exponían sus almas repetidamente a medida que sus
gritos ascendían hacia el cielo. Aquí encontramos las profundidades más
oscuras y las alturas más gloriosas de conocer a Dios, "mi alegría suprema"
(Sal.43: 4).
A lo largo de las Sagradas Escrituras, encontramos ejemplos de personas
piadosas que abrazan la verdad de Cristo en sus corazones y la ponen en
contacto con las experiencias de otros. Esa es la segunda razón por la cual la
dimensión experiencial es necesaria en la predicación.
Tercero, la religión real es más que nociones en la mente o acciones del
cuerpo .El intelectualismo convierte al cristianismo en meras palabras e
ideas. El moralismo haría de la religión un asunto de buena conducta. Si
reducimos el cristianismo a ideas y comportamiento, cortamos el corazón de
la fe. El cristianismo es más que palabras. En contraste con "el discurso de
los que están hinchados", dice Pablo, "el reino de Dios no está en palabra,
sino en poder" (1 Cor.4: 19-20). Es más que un comportamiento
externo. Pablo también escribe: “Porque el reino de Dios no es comida ni
bebida; mas justicia, ypaz y alegría en el Espíritu Santo ”(Rom. 14:17). El
reino consiste en la justicia de Cristo y la poderosa obra del Espíritu que
produce efectos dentro de nuestras almas. Pablo destacó los efectos que
conscientemente experimentamos: paz y alegría.
¿Qué quedaría de la Biblia si elimináramos todas las referencias a los
afectos del corazón? No mucho.Jonathan Edwards dice: “Las Sagradas
Escrituras ubican a la religión en gran medida en los afectos; "Como el
miedo, la esperanza, el amor, el odio, el deseo, la alegría, el dolor, la gratitud,
la compasión y el celo" 19.
Por encima de todo, el "fruto del Espíritu es el amor" (Gal. 5:22). Dios nos
ordena que lo amemos con todo nuestro corazón, alma y poder (Deut.6: 5). Si
no nos comprometemos con nuestros corazones para su gloria, entonces
nuestra religión es la hipocresía (Mat.15: 7–8). Edwards dice: “Las cosas de
la religión son tan grandes, que no puede haber adecuación en los ejercicios
de nuestros corazones, a su naturaleza e importancia, a menos que sean vivas
y poderosas. En nada, el vigor en las actuaciones de nuestras inclinaciones es
tan necesario, como en la religión; y en la nada el odio es tan odioso
[ofensivo y repugnante] ” 20.
Cuarto, sin una fe experiencial, pereceremos para siempre . La fe
salvadora es una “fe que obra por amor” (Gal.5: 6), no una fe que "no tiene
obras [y así] está muerta" (Santiago 2:17). A veces, tal fe experiencial se
llama el temor del Señor. En Jeremias32:40, el Señor hace esta promesa de
salvación: “Y haré un pacto eterno con ellos, que no me apartaré de ellos para
hacerles el bien; pero pondré mi temor en sus corazones, para que no se
aparten de mí ". Este versículo habla de un temor alegre y tembloroso a la luz
de la gloria de Cristo. Después de declarar la majestad y la victoria del Rey
mesiánico, el salmista hace este llamado evangelístico a las naciones: "Sirve
al SEÑOR con temor y regocíjese con el temblor" (Ps.2:11). La alternativa es
enfrentar su ira (v. 12).
De la misma manera, Pedro escribe de Cristo: “Al que no vieron, amáis; en
quien, aunque ahora no lo veas, pero creyendo, te regocijas con gozo
indecible y lleno de gloria: recibiendo el final de tu fe, incluso lasalvación de
vuestras almas ”(1 Pe. 1: 8–9). Hay algo inefable enfe salvadora incluso en
sus momentos más débiles, compromete el corazón con amor, gozo y anhelo
por Cristo. Surge del "conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús ", que
multiplica "la gracia y la paz" a través de "su poder divino" que opera en las
"grandes y preciosas promesas" de Dios (2 Ped.1: 2–4 ).
Encontramos la definición de Pablo del verdadero pueblo de Dios en
Filipenses. 3: 3: "Porque somos la circuncisión, que adoramos a Dios en el
espíritu y nos regocijamos [o gloria] en Cristo Jesús , y no tenemos confianza
en la carne". Pablo no estaba diciendo que somos salvos por nuestra
adoración o alegría . Él buscó "ser encontrado en él [Cristo], no teniendo mi
propia justicia, que es de la ley, sino la que es a través de la fe de Cristo, la
justicia que es de Dios por la fe" (v. 9). La salvación es enteramente por la
justicia de Cristo recibida por la fe.
No somos salvos por nuestra experiencia, o por tener un cierto grado de
experiencia o profundidad de sentimiento. Sin embargo, Dios ha
atado.justificando la fe con "el conocimiento de Cristo Jesús mi Señor", un
conocimiento que tiene una "excelencia" que supera todas las cosas (Fil. 3:
8). Si carecemos de un conocimiento glorioso y transformador de Cristo,
permanecemos cegados por el dios de este mundo y pereciendo en nuestros
pecados (2 Cor.3:18; 4: 4–6 ).
Por lo tanto, necesitamos la predicación experiencial. Dios puede trabajar
salvando la fe a través de la mera enseñanza, de hecho a través de las simples
palabras de las Escrituras en la página, pero normalmente enciende un
corazón ardiente con un predicador ardiente.
¿Su predicación consiste en teología en fuego? Hace biblico¿La verdad
pasa de la cabeza al corazón en tu religión o está atrapada en la cabeza?

1 . Gen.18:19; Ex.33:12, 17; PD.1: 6; 9:10; Jer9:24; 22:16; 31:34; Dan.11:32; Hos.2:20; 5: 4; 6:
6; Mate.7:23; 11:27; Juan17: 3; etc.
2 . "Experimental", I.2.c, en The Oxford English Dictionary (Oxford: Clarendon Press, 1933), 3: 431.
3 . Ver Willem Balke, "La Palabra de Dios y Experientia según Calvin", en Calvinus Ecclesiae Doctor , ed. Wilhelm
H. Neuser (Kampen: Kok, 1978), 20-21.
4 . John Calvin, Comentarios de Calvin , varios traductores y editores, 45 vols. (Edimburgo: Calvin Translation
Society, 1846–1851; repr., 22 vols., Grand Rapids, MI: Baker, 1979) [Zech.2: 9], en lo sucesivo, Comentario.
5 . Comentario [Ps.31:19].
6 . Comentario [Ps.36: 8].
7 . Comentario [Ps.66: 5]. La versión francesa dice "conocimiento de la experiencia y la práctica" ("conocimiento de
la experiencia y la práctica").
8 . Comentario [Ps.31:24].
9 . "Experimental", Oxford Dictionaries (Oxford: Oxford University Press, 2012), http: // diccionarios
de oxford .com / definition / experimental ? Region = us & q = experimental .
10 . George W. Knight III, Comentario a las Epístolas Pastorales , Comentario del Nuevo Testamento Griego
Internacional (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1992), 454 [2 Tim.4: 2].
11 . Comentario [2 Tim.4: 1-2].
12 . Charles H. Spurgeon, Sermón # 221, “Comfort proclamado,” 21 de septiembre de 1856, en el Archivo de
Spurgeon , https: // www .spurgeon .org / recurso -library / sermones / confort -proclaimed .
13 . Joseph A. Alexander, Las profecías posteriores de Isaías (Nueva York: Wiley y Putnam, 1847), 2 [Isa.40: 2].
14 . J. Alec Motyer, La profecía de Isaías: una introducción y comentario (Downers Grove, IL: InterVarsity Press,
1993), 299 [Isa.40: 1-2].
15 . Por ejemplo, véase también Matt.4:10; Lucas2:37; Hechos7:42; ROM.1:25; Phil3: 3.
16 . D. Martyn Lloyd -J los , Romanos: El Evangelio de Dios, exposición del capítulo 1 (Grand Rapids, MI:
Zondervan, 1985), 207, 214 [Rom.1: 9].
17 . Por ejemplo, ver Rom.1:25; 9: 5; 11: 33–36; 16: 25–27.
18 . Hechos20:19 20, 31; 2 Cor.2: 4; Phil3:18; cf. ROM.9: 1–3.
19 . Jonathan Edwards, Religions Affections , en The Works of Jonathan Edwards , vol. 2, Afectaciones de las
religiones , ed. John E. Smith (New Haven, CT: Prensa de la Universidad de Yale, 1959), 102.
20 . Edwards, Religions Affections , en Obras , 2: 100.
3

Principales elementos de la predicación


experiencial reformada

La iglesia es increíble. 1 Su membresía se extiende por todo el mundo. Tiene


miles de años. A veces, se levanta como una novia graciosa, hermosa y que
anhela a su novio. En otras ocasiones, va a la guerra contra el mal, tomando
la espada de la verdad, el escudo de la fe y la armadura del amor. Sin
embargo, la iglesia también ha tenido sus temporadas de declinación en la
impactante oscuridad, la fealdad y la debilidad. Siempre lucha contra las
enfermedades deformantes del pecado que mora en nosotros y las enseñanzas
falsas. A veces aparece enfermo hasta la muerte. Pero Jesús Cristo edifica su
iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella (Mat.16:18). El
Hijo del Hombre todavía camina entre los candeleros de su iglesia (Ap.1:13).
En los siglos posteriores a la muerte de los apóstoles, la iglesia luchó y
creció en su comprensión de las verdades fundamentales, como la deidad de
Cristo y la Trinidad. Sin embargo, también cada vez más sucumbió a los
errores. Aunque la verdadera fe permanecía en medio, la iglesia visible en la
Edad Media se apartaba cada vez más de confiar solo en Cristo, y en cambio
buscaba a los meros seres humanos como sus poderes dominantes, maestros
autorizados e intercesores dignos para obtener la misericordia de
Dios. Obispos y papas se sentaron en el trono de Cristo, la tradición dejó de
lado las Escrituras, la superstición corrompió la adoración y María y los
santos se convirtieron en receptores de la oración y la adoración. A medida
que la luz del evangelio se fue apagando en la iglesia visible, la corrupción
moral y la decadencia se extendieron como una plaga.
Pero en el siglo XVI, el Señor Jesucristo le otorgó a su iglesia una
explosión de luz y vida espiritual. A través de hombres como Martin Luther,
Ulrich Zwingli, Martin Bucer, Heinrich Bullinger y JohnCalvin, Dios
provocó la Reforma, que llevó a la iglesia a sus raíces antiguas. Muchos de
estos hombres son recordados hoy como teólogos, pero antes que nada fueron
predicadores de la Palabra de Dios. A través de su predicación, Dios levantó
el movimiento reformado, un movimiento que continúa hoy. Mientras que la
iglesia se había deformado de su patrón apostólico por el pecado humano y la
corrupción, Dios reformó a la iglesia por medio de su Palabra y el Espíritu.
Quizás eres un ministro en una iglesia reformada
denominacionalmente. Quizás hayas elegido este libro pero no tienes idea de
lo que significa Reformado . En cualquier caso, puede que se esté
preguntando qué quiero decir con “Predicación experiencial reformada”.
Hemos hablado acerca de la predicación experiencial. Pero es importante ver
cómo la predicación experiencial encaja en el cuadro más amplio del
cristianismo reformado. La predicación reformada no es simplemente dar un
sermón en una iglesia de una denominación particular. La predicación
reformada está declarando la verdad bíblica para promover la espiritualidad
bíblica tal como fue redescubierta en la Reforma del siglo XVI.

Predicando la Verdad Reformada


La fe cristiana reformada es una riqueza de sabiduría. Es imposible meter la
riqueza de la doctrina reformada en una de cinco p oint esquema, sin
embargo contornos votos pueden ser para la introducción de las ideas
básicas. 2
Simplemente examinando los títulos de la La Confesión de Fe de
Westminster (1647) revela la confluencia de muchas corrientes de verdad: las
Sagradas Escrituras, Dios y la Santísima Trinidad, el decreto eterno de Dios,
la creación, la providencia, la caída del hombre al pecado, el pacto de Dios
con el hombre, Cristo el Mediador, gratis voluntad, llamamiento efectivo,
justificación, adopción, santificación, salvación de fe, arrepentimiento para la
vida, buenas obras, la perseverancia de los santos, la seguridad de la gracia y
la salvación, la ley de Dios, la libertad cristiana y la libertad de conciencia, el
culto religioso y el sábado día, juramentos y votos legales, el magistrado
civil, el matrimonio y el divorcio, la iglesia, la comunión de los santos, los
sacramentos del bautismo y la Cena del Señor, las censuras de la iglesia, los
sínodos y concilios, el estado de los hombres después de la muerte, la
resurrección del Muerto, y el juicio final.
Cuando se agregan las ricas exposiciones de vivir para Dios (los Diez
Mandamientos) y dependiendo de Dios (la Oración del Señor) que se
encuentra en los catecismos reformados, queda claro que la verdad reformada
abarca "todo el consejo de Dios" que el predicador fiel debe declarar (
Hechos 20:27).
El predicador siempre debe buscar crecer en su comprensión del panorama
de la verdad bíblica. Si no tienes muchos antecedentes en el cristianismo
reformado, te recomiendo que leas laEl Catecismo de Heidelberg (1563) o
el El catecismo más corto de Westminster (1647). No te apresures a través de
ellos. Obtenga una buena edición con las referencias de las Escrituras
impresas en su totalidad y medite en cada pregunta y responda con sus
pruebas de las Escrituras. A continuación, lea una confesión de fe reformada
o uno de los catecismos más largos. 3
Si está familiarizado con los catecismos y confesiones reformados,
profundice leyendo una exposición de un catecismo, como Thomas Watson
(c. 1620–1686) o John Brown (1722–1787) de Haddington en el Catecismo
más corto de Westminster, 4 o GI Williamson sobre el Catecismo de
Heidelberg. 5 A continuación, lea Teología experiencial reformada, como la
que escribieron los hombres que estudiaremos en capítulos
posteriores.Recomendaría especialmente la exposición magistral de la
doctrina cristiana y la vida de Wilhelmus à Brakel (1635–1711): es la
teología devocional en su máxima expresión. 6
Sin embargo, cuando hablo sobre la predicación experiencial reformada,
quiero destacar dos elementos centrales de la verdad reformada: predicar a
Cristo y predicar la soberanía de Dios.

Predicando a cristo
La predicación experiencial reformada está centrada en Cristo. Es decir, que
se centra en la Palabra de Dios vivo, Jesús Cristo, dada a conocer en la
Palabra escrita de Dios, la Biblia. William Perkins dice: "Cristo es la
sustancia o el tema de toda la Biblia" .7 Él escribe: "Cristo está solo en la obra
de redención, sin colega ni compañero, sin diputado ni sustituto, ya sea que
respetemos toda la obra de la redención". , o la menor parte de ella. . . . No
hay otro nombre por el cual podamos ser salvos al lado del nombre de Cristo
(Hechos4:12). Cristo los salva perfectamente a los que vienen a él
(Heb.7:25). En él estamos completos (col.2:10). ” 8
Predicar a Cristo es la única manera de dar consuelo sólido a gente que
sufre losEl Catecismo de Heidelberg se abre con esta hermosa declaración:
Pregunta 1: ¿Cuál es tu único consuelo en la vida y en la muerte?
Respuesta: Que con el cuerpo y el alma, tanto en la vida y la muerte, no
me pertenezco, sino que pertenecen a mi fiel
Salvador Jesús Cristo; quien, con Su preciosa sangre, ha satisfecho
plenamente todos mis pecados y me ha liberado de todo el poder del
diablo; y así me preserva que sin la voluntad de mi Padre celestial,
ningún cabello puede caer de mi cabeza; sí, que todas las cosas deben
estar supeditadas a mi salvación y, por lo tanto, por medio de Su Espíritu
Santo, Él también me asegura la vida eterna y me hace sinceramente
dispuesto y listo, de aquí en adelante, a vivir para Él. 9
De esta manera, la fe reformada nos invita a una dulce comunión con el Dios
trino a través de la sangre del fiel Salvador. En Cristo, los pecadores
encuentran la seguridad de la vida eterna y la voluntad de vivir para Dios. Por
lo tanto, debemos predicar a Cristo.
Predicar a Cristo es predicar el texto de las Escrituras en su contexto
redentor. La predicación bíblica fluye fuera del pasaje de las escrituras, ya
que se expone de acuerdo con los sólidos principios exegéticos y
hermenéuticos. Jeremias3:15 dice que Dios ha dado predicadores a su pueblo
para "alimentarlos con conocimiento y comprensión".
Mientras que la predicación reformada está arraigada en gramática e
histórica. Exégesis, también implica aplicación espiritual, práctica y
experimental. En 1 corintios2: 10–16, Pablo dice que la buena exégesis es
espiritual. Puesto que el Espíritu siempre da testimonio de Jesús Cristo, sana
exégesis encuentra a Cristo no sólo en el nuevo pacto, sino también en la
edad. En el mundo antiguo se decía que todos los caminos llevaban a
Roma; por eso, la predicación de todos los textos de hoy debe conducir en
última instancia a Cristo.
El mismo Jesús dice: “Escudriñad las Escrituras; porque en ellos creéis que
tenéis vida eterna, y son los que testifican de mí "(Juan5:39). Del mismo
modo, cuando él habla con sus discípulos después de la
resurrección, Jesús dice: "Estas son las palabras que les hablé, mientras
estaba con ustedes, que todas las cosas deben cumplirse, que estaban escritas
en la ley de Moisés, y en los profetas, y en los salmos, concerniente a mí "
(Lucas24:44).
El gran tema de control y el contorno de la predicación de la experiencia
es Jesús Cristo, porque él es el supremo enfoque, la sustancia y objetivo de la
revelación de Dios. Por lo tanto, un verdadero predicador reformado, como
Pablo, debe estar "decidido a no saber nada entre ustedes,
excepto a Jesucristo y a él crucificado" (1 Cor.2: 2). Perkins dice que el
corazón de toda predicación es "predicar un Cristo, por Cristo, para la
alabanza de Cristo". 10 El divino Cotton Mather de Nueva Inglaterra (1663–
1728) lo expresa de esta manera: “No se olvide el verdadero pan de la
vida; pero exhibe todo lo que puedas de un Cristo glorioso para ellos. Sí, que
el lema de todo tu ministerio sea: Cristo es todo ". 11
Cristo debe ser el principio, medio y final de cada sermón (Lucas 24:27; 1
Juan1: 1–4). La predicación debe exaltar a Cristo para despertar, justificar,
santificar y consolar a los pecadores (Ef.5:14; 1 Cor.1:30; Es un.61: 2). Como
dice Juan: “En él estaba la vida; Y la vida era la luz de los hombres. . . . El
Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, (y vimos su gloria, la gloria
como del unigénito del Padre), lleno de gracia y verdad "(Juan1:
4, 14; cf. PD.36: 9; 119: 130).
Exegesis ofrece un análisis sólido de las palabras, la gramática, la sintaxis
y el entorno histórico de las Escrituras. La predicación experiencial no
minimiza estos aspectos deInterpretación, pero tampoco se contenta con
ellos. Un ministro que presenta solo el significado gramatical e histórico de la
Palabra de Dios puede estar dando una conferencia o un discurso, pero no
está predicando. La Palabra debe ser aplicada espiritualmente.La exégesis
espiritual es, por lo tanto, cristológica y, a través de Cristo, es teológica,
dando toda la gloria al Dios trino.
La predicación experiencial reformada, entonces, enseña que la fe cristiana
debe ser experimentada, probada y vivida a través del poder salvador del
Espíritu Santo como el Espíritu de Cristo. Hace hincapié en el conocimiento
de la verdad de las Escrituras, ya que la Biblia es la Palabra de Cristo, que
puede hacernos sabios para la salvación a través de la fe en Cristo (2
Tim.3:15). Específicamente, tal predicación enseña que Cristo, la Palabra
viva (Juan1: 1) y la encarnación misma de la verdad, debe conocerse y
abrazarse experiencialmente. Proclama la necesidad de que los pecadores
experimenten quién es Dios en su Hijo.
Tal predicación es liberadora, no solo para la congregación sino también
para el predicador. Qué liberador y tranquilizador es para los ministros saber
que lo que Dios bendice en el ministerio no es su
responsabilidad.ingenio, intelecto, visión, o persuasión, aunque todos sus
dones deben usarse en dependencia del Espíritu Santo. Más bien, Dios
bendice la proclamación de su Hijo en la predicación de su propia Palabra
para su gloria y la salvación de los pecadores. Los ministros reformados
creen que no son más que embajadores de Cristo, llamados a entregar el
mensaje que Dios les ha dado para que declaren. Ahí es donde echan sus
anclas al traer a sus congregaciones la Palabra del Dios vivo semana tras
semana, en temporada y fuera de temporada (2 Tim.4: 2).
La visión de Calvino en el triple ministerio de Cristo como nuestro Profeta,
Sacerdote y Rey enriquece inmensamente nuestra predicación de
Cristo. 12 Nos ayuda a ver la multiplicidad de Cristo para consolarnos en cada
faceta de nuestra miseria.Como observa John Preston (1587-1628), hay
plenitud en Cristo para nosotros. Predicó ante el rey Jaime I de Inglaterra que
Cristo nuestro Profeta "está lleno de todos los tesoros de sabiduría y
conocimiento". Todos los apóstoles y profetas que alguna vez hablaron de
Dios "recibieron su luz de este Sol". Como Sacerdote, Cristo siempre es
escuchado por Dios, "lleno de compasión por los hombres" para escuchar sus
peticiones, y "lleno de mérito" para obtener lo que pide de Dios. Como rey, él
está "lleno de autoridad". . . Lleno de fuerza para defender a sus sirvientes y
resistir a sus enemigos, hasta que los haya convertido en un escabel, y lleno
de generosidad real para proveer a sus sirvientes lo que necesitan y para
recompensar abundantemente su trabajo. 13 Podemos predicar
verdaderamente a Cristo como todo lo que alguien podría necesitar.
¿Cómo funciona la oferta de Cristo en la predicación experiencial? Si
Cristo es el tema preeminente de la predicación, y su justicia está en el centro
de la salvación, debemos ofrecer libremente esta justicia y este Salvador a los
pecadores. Debemos llamar y ordenar a los hombres que vengan a
él. Debemos seducirle a los pecadores presentando a Cristo en su belleza,
suficiencia y misericordia. Ofrecer a Cristo a los pecadores nunca es un
apéndice al final del sermón. Proclamar a Cristo es el corazón de la
predicación experiencial. La predicación de la experiencia cristiana es
siempre subordinado a este objetivo mayor de la ofrenda de Jesús Cristo y
éste crucificado a los pecadores.
Dios llama a Isaías 55: 1, “Ho, todo el que tiene sed, venid a las aguas, y el
que no tiene dinero; Venid, comprad y comed; sí, ven, compra vino y leche
sin dinero y sin precio ”.El predicador escocés William Guthrie (1620–1665)
dice: “Dondequiera que venga en la palabra de su evangelio, no excluye a
nadie, excepto a aquellos que se excluyen a sí mismos. Y así, las promesas se
cumplen para todos. . . . Dios ofrece las promesas gratuitamente a todos los
que las tomen ” .14
El puritano Thomas Hooker de Nueva Inglaterra (1586–1647) declara: "El
Señor proclama abiertamente su misericordia, la ofrece libremente, la intenta
con todas sus fuerzas, espera comunicarla, pone sitio al alma por su largo
sufrimiento: hay suficiente para procurar todo bien". , no desconfíe de él: él
lo invita libremente, no lo tema, puede que se atreva a ir: lo intenta con todas
sus ganas, no lo cuestione: todavía está esperando y cortejando, no lo demore,
sino que escuche su voz ". 15
Cuando Cristo se predica fielmente y se presenta como el gran objeto de la
fe, podemos esperar que el Espíritu Santo bendiga la predicación
subjetivamente del alma en los ejercicios de la fe. ¿Qué es lo que más le gusta
al Espíritu Santo en un predicador? El Espíritu se deleita en la predicación de
Cristo. El Espíritu Santo es el Espíritu de Cristo (Rom.8: 9). Su tarea
completa es tomar las cosas de Cristo y mostrarlas a nosotros (Juan16: 13–
14). Así, la obra del Espíritu en los corazones de los hombres está
directamente relacionada con el conocimiento de Cristo (Ef.3: 16–19 ).
No se sorprenda de que haya poco conocimiento experiencial en las
congregaciones donde los ministros a menudo no predican a Cristo. Pero
donde se predica fielmente y se ofrece libremente a Cristo, a menudo
encontrará que, durante un período de tiempo, el Espíritu cultiva una rica
experiencia cristiana en aquellos que escuchan. Por lo tanto, los holandeses a
veces preguntan por un ministro: " ¿Es hij een Christus-prediker? ”(‘¿Es
un Cristo -p alcanzador ?’) No están pidiendo solamente si él predica la
doctrina de Cristo. Ellos preguntan: “¿Le ofrece las riquezas de Cristo y
corteja a los pecadores?” No hay una pregunta más importante.

Predicando la Soberanía de Dios


Predicar a Cristo es predicar el reino de Dios. Es proclamar su soberanía en la
creación, en la providencia, en la gracia y en la gloria. La soberanía significa
"regla"; por lo tanto, hablar de la soberanía de Dios es referirse al gobierno de
Dios. La soberanía de Dios es su supremacía, su reinado y su deidad. Su
soberanía demuestra que es Dios, la Trinidad incomprensible que, sin
embargo, es conocible en la medida en que elige revelarse a nosotros
mismos. Su soberanía se ejerce en todos sus atributos, declarándolo perfecto
en todos los aspectos y poseedor de toda justicia y santidad. Él es el Señor
soberanamente amable y omnipotente, el Dios Altísimo que hace su voluntad
en el ejército del cielo y entre los habitantes de la tierra (Dan.4:35). No puede
ser reducido a categorías espaciales o temporales para la comprensión y el
análisis humanos.
Aquí descubrimos el verdadero tuétano de la fe reformada. El cristiano
reformado cree que Dios es el Señor de la vida y el Soberano del universo,
cuya voluntad es la clave de la historia. Él cree que Dios es libre de cumplir
sus propósitos independientemente de cualquier fuerza fuera de él; que
conoce el fin desde el principio; que crea, sostiene, gobierna y dirige todas las
cosas; y que su maravilloso diseño se manifestará plena y perfectamente al
final de los tiempos. "Porque de él, y por medio de él, y para él, son todas las
cosas: a quien sea gloria por los siglos de los siglos" (Rom.11:36).
No estoy diciendo que cada sermón deba ser sobre el soberanía de dios Las
Escrituras deben dictar nuestro tema mientras predicamos a través de la
Biblia. Hablando de predicar la soberanía de Dios y las doctrinas deLa fe
reformada, John Newton dice: “Soy más calvinista que cualquier otra
cosa; pero yo uso miCalvinismo en mi escritura y predicación mientras uso
este azúcar. No lo doy solo, y entero; pero mezclado y diluido. ” 16 Esta es
realmente la manera en que la soberanía de Dios funciona en las
Escrituras. Es el telón de fondo constante de todo lo que tiene lugar en primer
plano.Charles Hodge (1797–1878) dice: “La soberanía de Dios es para todas
las otras doctrinas lo que la formación de granito es para los otros estratos de
la tierra. Los subyace y los sostiene, pero solo surge aquí y allá. Entonces,
esta doctrina debe ser la base de toda nuestra predicación, y debe afirmarse
definitivamente solo de vez en cuando ” 17.
La soberanía de Dios es también la médula de Reformada doctrina
proporciona entendemos que esta soberanía no es arbitraria, sino que es la
soberanía del Dios y Padre de nuestro Señor Jesús Cristo.B. B. Warfield
(1851–1921) escribe: “Los escritores bíblicos encuentran su consuelo
continuamente en la seguridad de que es el Dios justo, santo, fiel y amoroso
en cuyas manos se encuentra la determinación de la secuencia de eventos y
todos sus problemas”. 18 losEl Catecismo de Heidelberg dice:
Pregunta 26: ¿Qué crees tú cuando dices que creo en Dios Padre
Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra?
Respuesta: Que el Padre eterno de nuestro Señor Jesús Cristo (que de la
nada hizo el cielo y la tierra, con todo lo que hay en ellos; que
igualmente sostiene y gobierna la misma por su eterno consejo y
providencia) es por el bien de Cristo su Hijo, mi Dios y mi Padre; de
quien confío tan enteramente, que no tengo dudas, pero Él me
proporcionará todas las cosas necesarias para el alma y el cuerpo; y
además, para que Él haga todo mal que me envíe, en este valle de
lágrimas, se convierta en mi ventaja; porque Él puede hacerlo, siendo
Dios Todopoderoso, y dispuesto, siendo un Padre fiel. 19
Esto es calvinismo equilibrado, genuino, defendible. Es la fe expresada en
Isaías.9: 6, que dice que el gobierno, o la soberanía, está sobre el hombro de
quien se llama "Maravilloso, Consejero, El Dios poderoso, El Padre eterno,
El Príncipe de la Paz". En Cristo, la soberanía cálida y paterna de El Dios de
las Escrituras es muy diferente de la fría y caprichosa soberanía de otros
"dioses". La soberanía paterna está en perfecta armonía con todos los
atributos de Dios. El creyente encuentra la paz en la convicción de que detrás
de Dios todo -e ncompassing providencia es la plena aquiescencia del Dios
trino. La gracia y el amor soberanos que fueron al Calvario tienen el mundo
entero en sus manos. La soberanía paterna de Dios en Cristo es la esencia de
quién es Dios.
Ser reformado significa estar centrado en Dios. Predicar la verdad
reformada es ayudar a las personas a ver a Dios como el gran Rey de la
gracia, presente y trabajando en todo momento y lugar para llevar a cabo su
sabio plan de amor eterno. Como Warfield escribe:
Es este sentido de Dios, de la presencia de Dios, del poder de Dios, del
Dios de toda -p ervading actividad sobre todo en el proceso de
salvación, que constituye el calvinismo. . . . El calvinista, en una
palabra, es el hombre que ve a Dios. . . . Dios en la naturaleza, Dios en
la historia, Dios en la gracia. En todas partes, ve a Dios en sus pasos
poderosos, en todas partes siente la acción de su brazo poderoso, el
latido de su corazón poderoso. 20
Al final de este libro, consideraremos con mayor profundidad cómo
predicar la soberanía divina de una manera equilibrada. En este punto,
este Dios -c entrado enfoque para toda la vida nos lleva a considerar el gran
objetivo de la predicación reformada: que Dios sea glorificado a través de
laPiedad de su pueblo.

Predicando para Reformado Espiritualidad


Desde sus raíces más tempranas, el movimiento reformado fue una búsqueda
de la santidad en la vida personal, eclesial y nacional. Basándose en los
sólidos cimientos de la justificación solo por la fe, los reformadores
trabajaron juntos bajo el Espíritu para construir una comunidad de piedad
solo por gracia, solo para la gloria de Dios. No eran meros maestros y
educadores.Calvin escribe: "De hecho, no diremos que, hablando
correctamente, se sabe que Dios no tiene religión ni piedad. " 21 El único
propósito para el que escribió su gran obra de teología era que las personas
pudieran ser" conformadas a la verdadera piedad ". 22 La piedad o piedad
(latín pietas ) es el amor reverencial a Dios que surge de la gracia de Dios y
busca complacerlo en todas las cosas 23 Calvin llama a la piedad "el alma de
la vida" .24
La predicación juega un papel crucial en el crecimiento de la iglesia en la
piedad. Pablo escribe que el Señor Jesús ascendido da a los “pastores y
maestros. . . para la edificación del cuerpo de Cristo "hasta que cada cristiano
alcance la madurez, creciendo" a un hombre perfecto, a la medida de la
estatura de la plenitud de Cristo "(Ef.4: 11–13). Calvin observa que Dios
desea que su pueblo "crezca hasta convertirse en un hombre" a través de "la
predicación de la doctrina celestial" por "los pastores". 25
Esta Biblia -b obre la base , Dios -c entrado impulso de la espiritualidad
reformada perduró como el latido del corazón del puritanismo. Los puritanos
no construyeron paredes entre la doctrina y la vida.William Ames (1576–
1633) escribe que la teología es “la doctrina de vivir para Dios”. 26 La
predicación reformada tiene como objetivo producir un pueblo que, en unión
con Cristo, “viva para Dios” (Gal.2: 19-20; cf. ROM.6:11; 2 Cor.5:15).
Esta visión tiene implicaciones para el predicador y la gente.

los Santidad del predicador


La predicación experiencial coincide con la vida santa. Es imposible separar
la vida piadosa del verdadero ministerio experiencial. La santidad del corazón
de un ministro no es meramente un ideal; Es absolutamente necesario que su
trabajo sea efectivo. La santidad de la vida debe ser su pasión consumidora.
Los canales únicos de la predicación experiencial son predicadores
experienciales. Paul escribe en 1 tesalonicenses2: 4a, “Pero como Dios nos
permitió que nos pusiéramos en confianza con el evangelio, así hablamos”.
Los verdaderos ministros del evangelio hablan como hombres aprobados por
Dios para que se les confíe el evangelio. Dios ha probado sus corazones y ha
encontrado que son vasos adecuados, santificados por su gracia para declarar
las riquezas de su gracia.
Entonces, ¿qué tan crítica es la pregunta de qué tipo de hombres son
aprobados por Dios y confiados con el evangelio como hombres santos de
Dios? Mencionaré tres características:
1. Son creyentes en el Evangelio temerosos de Dios . Sus vidas pulsan con
el poder del evangelio. Son individuales -m inded hombres que temen a Dios
antes que giratoria -h eaded hombres que temen que otras personas (1 Tes.2:
6). Por temor a Dios, estiman que sus sonrisas y frunces fruncen el ceño por
su mayor peso y valor que las sonrisas y los ceños fruncidos de los hombres.
2. Ellos manifiestamente aman a la gente a quien ellos ministran . Pablo
puede decirles a los tesalonicenses: "Así que, como te deseamos
afectuosamente, quisimos impartirte, no solo el evangelio de Dios, sino
también nuestras propias almas, porque nos querías" (1 Tes.2: 8). En el
predicador experiencial, no hay distancia, no hay una distancia profesional de
la gente.Richard Baxter escribe: “Todo nuestro ministerio debe llevarse a
cabo en un tierno amor a nuestro pueblo. . . . Deben ver que no nos importa
nada externo, ni la riqueza ni la libertad ni el honor ni la vida en comparación
con su salvación ” 27.
3. Sus vidas manifiestan los frutos de una experiencia creciente de
Dios .James Stalker (1848–1927) escribe: “Un ministerio de poder creciente
debe ser uno de experiencia creciente. . . . El poder para el trabajo como el
nuestro solo se puede adquirir en secreto ” 28. Cuando un predicador deja de
crecer en la gracia y el conocimiento del Señor, su predicación comienza a
estancarse. Stalker dice: “Es posible que los oyentes no sepan por qué su
ministro con todos sus dones no les causa una impresión religiosa. Pero es
porque él mismo no es un poder espiritual ” 29.
Las Escrituras dicen que no debe haber disparidad entre el carácter de un
hombre que está llamado a proclamar la Palabra de Dios y el contenido de su
mensaje. Jesus condenó elFariseos y escribas por no practicar lo que
predicaban. Él los culpó por la diferencia entre sus palabras y hechos, entre lo
que declararon profesionalmente y cómo actuaron personalmente en su vida
diaria. Los clérigos profesionales, más que nadie, deberían considerar las
palabras mordaces de Cristo: “Los escribas y los fariseos se sientan en el
asiento de Moisés: por lo tanto, todo lo que te piden que observes, que
observes y hagas; mas no hagáis después de sus obras; porque dicen, y no
hacen ”(Mat.23: 2–3). Los ministros son llamados a ser santos en la
experiencia en sus relaciones privadas con Dios, en sus roles como esposos y
padres en el hogar, y en sus llamamientos como pastores entre su gente, tal
como parecen ser santos en el púlpito. No debe haber disyunción entre su
vocación y su vida, su confesión y su práctica.
La Escritura dice que hay una causa -a nd -e fecto relación entre el carácter
de la vida de un hombre como Christian y su utilidad como un ministro (2
Tim.2: 20-22). La obra de un ministro generalmente es bendecida en
proporción a la santificación de su corazón ante Dios. Por lo tanto, los
ministros deben buscar la gracia para edificar la casa de Dios con vidas
santificadas, así como mediante una sana predicación y doctrina. Su
predicación debe moldear sus vidas, y sus vidas deben adornar su
predicación.
Edward M. Bounds (1836–1913) escribe: “El predicador es más que el
sermón. . . . Todo lo que dice el predicador está teñido, impregnado de lo que
es el predicador. . . . El sermón es contundente porque el hombre es
contundente. El sermón es santo porque el hombre es santo. El sermón está
lleno de unción divina porque el hombre está lleno de unción divina. . . . El
sermón no puede elevarse en su vida -g Ivingfuerzas por encima del
hombre.” 30 John Boys (1571-1625) resume muy bien cuando bromea,‘Que
hace predican más que vivirá mejor.’ 31Los ministros deben ser lo que
predican, no solo aplicándose totalmente a sus textos sino también
aplicándose sus textos totalmente a sí mismos. De lo contrario, como John
Owen (1616–1683) advierte: “Si un hombre enseña rectamente y camina
torcidamente, caerá más en la noche de su vida de la que construyó en el día
de su doctrina”. 32

los Santidad de la gente


Cada vez que la Palabra y el Espíritu brotan en la predicación experiencial
reformada, las personas se transforman. El Espíritu es el Señor de la reforma
y el avivamiento. Como Señor, actúa soberanamente y libremente (Juan3:
8). Puede actuar de maneras pequeñas y tranquilas o puede precipitarse
repentinamente sobre los hombres como un viento poderoso. Puede trabajar
con miles en un solo día o puede tocar a un solo oyente. Pero él es siempre el
Espíritu de santidad, y sus efectos llevan constantemente la imagen
de Jesús . Este, entonces, debe ser el objetivo de la predicación: un pueblo
santo para la gloria de Dios.
Alguien puede objetar: "¿Pero qué hay de las conversiones?" Como dije
antes, la predicación reformada ofrece a Cristo a los pecadores y los llama a
la conversión. Pero las marcas de la verdadera conversión son las semillas de
santidad plantadas.en el alma regenerada. La conversión inicial es solo el
comienzo de la verdadera espiritualidad;La santificación progresiva es su
crecimiento.
Nuestros sermones deben capacitar a las personas para que vivan para Dios
todos los días de la semana. La vida santa se centra en el Día del Señor, pero
se irradia hacia afuera para santificar toda la vida al Señor, no solo en las
devociones, sino en el trabajo diario, el juego y el descanso. La espiritualidad
reformada afirma fuertemente la santidad devida ordinaria (Zech. 14: 20-
21). Hughes Oliphant Old escribe:
La Reforma fue una reforma de la espiritualidad tanto como una reforma
de la teología. Para millones de cristianos al final de la Edad Media, la
vieja espiritualidad se había derrumbado. Durante siglos, la
espiritualidad había sido enclaustrada detrás de los muros del
monasterio. . . . Para los protestantes, la espiritualidad se convirtió en
una cuestión de cómo se vivía la vida cristiana con la familia, en los
campos, en el taller, en la cocina o en el oficio. 33
Esta espiritualidad reformada tiene implicaciones masivas para la
predicación, especialmente en el Aplicación de la doctrina. El predicador no
debe llamar a las personas a una forma de espiritualidad monástica o ascética
en la que deben descuidar sus llamamientos como esposos, padres, hijos,
trabajadores y ciudadanos para entregarse a una vida de pura
contemplación. Más bien, debe aplicar las doctrinas de las Escrituras para
mostrarles cómo llenar todo el dominio de su actividad con la gloria de
Cristo.
Alister McGrath escribe que la espiritualidad de la Reforma es “la vida en
el mundo orientada hacia Dios, en lugar de su asociación clásica de vida
emprendida en retirada del mundo” 34. Thomas Manton (1620–1677) dice:
“Esta es la diferencia entre un cristiano y otros, él puede hacer el culto al
comercio. . . y todo lo que hace al hombre, lo hace por amor de Dios, por
temor a Dios ". 35
¿Qué tipo de espiritualidad pretende producir la predicación reformada por
el poder del Espíritu? Como ya hemos visto, es la espiritualidad arraigada en
la fe en Cristo como el único mediador y fructífero en el amor reverencial por
el Dios soberano. Para explicar con más detalle cómo se ve esto, seguiré el
bosquejo que Old ofrece en su bosquejo de la espiritualidad reformada. Este
es el tipo de cosas que la predicación reformada cultiva en la vida del pueblo
de Dios.
1. La espiritualidad de la palabra . Cristo mismo es el Verbo (Juan1:
1). La vida cristiana consiste en sabiduría piadosa. Esto comienza con la
predicación a través de los libros de la Biblia, explicando y aplicando el
significado de un texto a la vez. Continúa y se profundiza con la lectura a
través de la Biblia en nuestras devociones privadas y el culto familiar, así
como memorizando versos y pasajes de las Escrituras, y leyendo sermones y
libros doctrinales publicados.
Sin embargo, en la espiritualidad reformada, tal inmersión en la Palabra no
es solo el trabajo de un ministro, sino el llamado de cada cristiano. 36 Por lo
tanto, cuando prediques la Palabra, llama a la gente a sumergirse en
ella. Exhórtelos para que se conviertan en salmo. 1 Cristianos, que meditan
en la Biblia día y noche, y caminan en sus caminos con deleite. Calvin dijo
que este tipo de hombre cuenta "nada más deseable o delicioso" que crecer en
la Palabra; él está "siempre regado con las influencias secretas de la gracia
divina". 37
2. La espiritualidad de la oración.Salmos . Old escribe: “La espiritualidad
reformada es una espiritualidad del Salterio. . . orando los salmos,
cantándolos y meditándolos, no solo en la Iglesia sino también en las
oraciones familiares todos los días de la semana ”. Cristo, como un judío
piadoso, rezaba constantemente los Salmos. Calvino los llama las oraciones
del Espíritu Santo. 38 Old agrega: “Cualquier tipo de espiritualidad
protestante va a ser una espiritualidad cantante. Para el protestantismo
reformado, una buena parte de ese canto será el canto de salmo ". 39
Los predicadores deben sostener constantemente ante la iglesia un estilo de
vida continuo. oración y alabanza (1 Tes. 5: 17–18). El Espíritu -f illed la
vida es una vida de dirigirse unos a otros con los Salmos (Ef.5: 18–
19). Muestre a la gente cómo los Salmos abren el corazón hacia Dios en todas
nuestras diversas experiencias. Calvin dice: “No es fácil expresar con
palabras la riqueza variada y resplandeciente [brillante] que está contenida en
este tesoro. . . . Me he acostumbrado a llamar a este libro, no creo que sea
inapropiado, 'Una anatomía de todas las partes del alma'; porque no hay una
emoción de la que alguien pueda estar consciente que no esté aquí
representada como en un espejo ”. 40
3. La espiritualidad de laDía del Señor . La santificación del día del Señor
no es sabatista.legalismo; más bien, asegura un día de paz, descanso,
refrigerio, oración y amor por el pueblo de Dios. A diferencia delLa
Cuaresma ayuna enraizada en la creencia de que ascetismo y fisico auto -
d enial producir la santidad (Col.2:21, 23; 1 Tim.4: 1–5), el Día del Señor es
una celebración festiva y alegre de la resurrección de Cristo. Es un anticipo
del cielo (Heb.4: 9). También es un día para ayudar a los pobres con nuestros
dones voluntarios (1 Cor.16: 2). 41
Enseñar a las personas a “llamar al sabbath a delicia "para que puedan"
deleitarse [a sí mismos] en el L ORD "(Isa.58: 13–14). Ayúdelos a ver que no
se trata de una regulación judía obsoleta, sino del verdadero "día del Señor"
(Ap.1:10), es decir, un día para acercarse a Cristo, que es el Señor del sábado
(Marcos 2:28). Si una mujer se deleita en tener una cita con el hombre que
ama, ¿cuánto más debería deleitar un cristiano tener una cita con el Dios
vivo?Watson dice: "Regocíjate al acercarse el día, como un día en el que
tenemos un premio para nuestras almas y podemos disfrutar mucho de la
presencia de Dios". 42
4. La espiritualidad deObras de Merced .El oficio de diácono no es un
trampolín para el liderazgo pastoral. En la tradición reformada, el papel del
diácono es un llamamiento distinto para guiar a la iglesia en el servicio a los
pobres y para cuidar a la viuda y al huérfano (Hechos6: 1–6). Por ejemplo, en
el siglo XVII, los cristianos de los Países Bajos donaron generosamente
dinero y se ofrecieron como voluntarios para las organizaciones que atienden
a los necesitados y discapacitados. XIX -c entury creyentes en los Estados
Unidos vieron un florecimiento similar de benevolencia cristiana. 43
Aplique el dulce y sorprendente amor de Dios a nuestro deber de amar a
nuestros semejantes en el punto del sufrimiento físico y la miseria
espiritual. Construye puentes entre la doctrina celestial y la misericordia
terrenal. Quienes piensan que buscan la gracia de Dios mientras hacen la
vista gorda y el corazón a las necesidades de los hombres, se olvidan de que
el Salvador dice: "Bienaventurados los misericordiosos: porque obtendrán
misericordia" (Mat.5: 7). Trabaje para convencer a su gente de que, como
Jeremiah Burroughs (c. 1600–1646) dice: "Es más bendito ser misericordioso
con los demás, que ser rico para sí mismos". 44
5. La espiritualidad de laLa cena del señor Old dice: “Una espiritualidad
reformada encuentra en la celebración de la Cena del Señor una señal y un
sello del pacto de gracia. . . . Restaura y fortalece esa relación de pacto ”. Esta
rica piedad de la Mesa se nutre en primer lugar a través de la meditación que
conduce a la celebración de la Cena del Señor. No es una concesión
automática de la gracia, sino un ejercicio de fe. Los cristianos reformados
aprecian la oportunidad de experimentar el amor redentor de Jesús Cristo más
profundamente y que se comprometan a él su amor fiel. 45
Deje que su predicación antes de la celebración de los creyentes de
llamadas cena con un rico banquete en Jesús Cristo. Ayúdelos a mirar a
través del pan y el vino como a través de una ventana al cielo para ver el
amor, el perdón y la gracia de Dios para ellos.Matthew Henry (1662–1714)
escribe: “Aunque la Santa Cena nos dirige inmediatamente a Cristo, sin
embargo, a través de Él, nos lleva al Padre. . . . Ven, entonces, mi alma, y
mira con alegría y la más alta satisfacción, al Dios que te hizo pactar contigo,
y se compromete a hacerte feliz ". 46
6. La espiritualidad deLa administración . Las parábolas de Cristo a
menudo retratan a los servidores fieles confiados con los recursos del
maestro. En la Reforma, esta idea de la mayordomía transformó las opiniones
de los creyentes sobre el dinero y el trabajo. Los hombres de negocios, las
amas de casa, los agricultores, los banqueros, los que cuidaban a los ancianos
y los artesanos se consideraban a sí mismos como una vocación sagrada o un
llamado a servir al Señor. El modo -c alled protestante la ética del trabajo
fundamentó el trabajo duro en el evangelio, lo que resultó en la producción
de La riqueza debe ser usada positivamente para el reino de Dios y el bien de
los hombres. Por lo tanto, las preguntas sobre cómo uno gana dinero y cómo
se presupuestan los gastos de uno son asuntos profundamente espirituales. 47
Enseñar a la congregación a gobernar su dinero, tiempo y talentos para el
Señor, y no dejar que sus recursos los gobiernen (Mat. 6:24). Como dice
George Swinnock (c. 1627–1673), el hombre justo “negocia con su reserva
temporal por las verdaderas riquezas”. 48 Swinnock continúa diciendo que si
el mundo le sonríe, el hombre piadoso no confía en él. Le puede dar sus
tesoros, pero él no le da su corazón. Cuando sula prosperidad abunda, abunda
en la acción de gracias a Dios y en el deseo de usar su riqueza correctamente,
no solo para obtener más. Si el mundo le frunce el ceño, lo ve como una
oportunidad para matar su amor por el mundo, como apagar un fuego
retirando su combustible.
7. La espiritualidad de la meditación en los caminos de Dios. Esto se
refiere no solo a meditar en las Escrituras, sino a meditar en las obras de Dios
en nuestras vidas a través de la lente de las Escrituras. Las vidas de Abraham,
José, David, Cristo y los apóstoles fueron moldeados y dirigidos por una
providencia secreta. Así también son nuestras vidas (Prov.16:
1, 4, 9, 33). Old dice: “Cada uno de nosotros tiene un propósito en la vida. La
vida devota es aquella dedicada a cumplir ese propósito. ” 49
Si guían a su rebaño a pensar a menudo sobre las maneras de gracia de
Dios con ellos, encontrarán mucho consuelo en ellos. ensayos Serán como
David, quien, cuando se escondió de Saúl en la cueva, oró: «Clamaré a Dios
muy alto; a Dios que hace todas las cosas por mí ”(Sal.57: 2). John Flavel (c.
1628–1691) dice: “Es deber de los santos, especialmente en tiempos de
tensión [angustia], reflexionar sobre el desempeño de la Providencia para
ellos en todos los estados y en todas las etapas de sus vidas. . ” 50
8. La espiritualidad deEvangelismo y Misiones Old escribe: “La
espiritualidad de los propósitos eternos de Dios a menudo ha llevado a una
espiritualidad misionera y evangelística”. El pacto nos bendice para ser una
bendición para el mundo. Los héroes de la piedad reformada a menudo
estaban imbuidos de un espíritu misionero, orando, enviando, yendo y
sufriendo. 51
Un ejemplo clásico es David Brainerd. Él vertió su vida en misiones
pioneras entre los nativos americanos.Aunque la tuberculosis acortó su vida,
su diario, publicado por Jonathan Edwards, ahora se cuenta como uno de los
tesoros de la escritura experiencial reformada. Nuestros ancestros reformados
dieron su corazón, alma y fuerza para difundir el evangelio, y hoy
cosechamos la cosecha que plantaron. 52 Por lo tanto, el ministro reformado
predica con un ojo en elGran comisión (mate. 28: 18-20). Él alienta la
semejanza con Cristo, quien envió a su iglesia al mundo tal como lo envió el
Padre (Juan17:18).
A la lista de Old, agregaría dos cualidades más de la espiritualidad
reformada.
9. La espiritualidad de DiosCompañerismo. La espiritualidad reformada
fomenta el compañerismo entre los piadosos para el estímulo mutuo. Es
relacional, no individualista. El puritanismo se caracterizó por una
"hermandad espiritual", una red de apoyo de personas con creencias y
experiencias similares. 53 F. Ernest Stoeffler escribe que el puritanismo y
movimientos similares ponen "gran énfasis en la comunidad religiosa llamada
elkoinonia ", 54 una comunidad que proporciona" el apoyo humano "para
nuestra vida espiritual y" trasciende los límites de la raza o clase, iglesia o
nación, espacio o tiempo, vida o muerte ". 55
Enseñar a la gente los privilegios de ser miembros activos de la iglesia de
Cristo (1 Corintios 12). Adviértales que no se aíslen o que intenten hacerlo
solos. Alentar espiritualamistades y mutuo responsabilidad. Una de las
mayores alegrías de los piadosos es encontrar personas de la misma
mentalidad, hablar con ellos sobre el Señor, orar con ellos y adorar con ellos
(Sal.16: 3; 84: 4). Dios da promesas especiales de su presencia y gracia a las
reuniones del pueblo de Dios (Sal.87: 2; Mate.18:20; Columna.2:
2; 3:16). David Clarkson (1622-1686) dice que Dios está presente en la
adoración pública "de manera más efectiva, constante, íntima" que en las
devociones privadas. 56
10. La espiritualidad de la obediencia de mente celestial. La espiritualidad
reformada produce celo por obedecer las leyes de Dios y oponerse a la
mundanalidad. Los predicadores deben mostrar a las personas que esto no es
legalismo porque está enraizado en el amor a Dios. Gerard Wisse (1873–
1957) dice: “La obediencia a Dios es el jadeo del alma que está enamorada de
Dios” 57. Obedecer las leyes de Dios es seguir a Jesús en el camino de
regocijarse y caminar según el amor divino (Juan15: 10–12). Predica la
obediencia a la ley por la gracia de Cristo. La ley no es un medio para que los
pecadores encuentren justificación ante Dios, pero tampoco es un enemigo de
la gracia.
La gracia nos hace ciudadanos de un reino santo. La gracia de Dios, la
muerte redentora de Cristo y la venida del Señor en gloria son "enseñándonos
que, negando la impiedad y los deseos mundanos, debemos vivir sobria, justa
y piadosamente, en este mundo presente" (Titus2:12). La obediencia a Cristo
es el camino celestial.Calvin dice: "Este mundo no es más que un peregrinaje,
y esta vida no es más que un viaje". 58 La verdadera espiritualidad nos libera
de los enredos de los deseos de la carne, los deseos de los ojos y el orgullo de
la vida, con toda la Maneras en que el mundo los promueve. Pone nuestras
mentes en las cosas de arriba, y la gloria de Cristo se convierte en nuestra
gran búsqueda.

Conclusión
La predicación reformada es el anuncio de la verdad reformada para la
espiritualidad reformada. Debemos predicar elTodo el consejo de Dios se
reveló en las Escrituras y se resumió en las grandes confesiones y catecismos
reformados. Sobre todo y en todo, debemos predicar a Cristo como el
Mediador del pacto de gracia del Dios soberano. Predicadores, pregúntense:
“¿Está mi predicación arraigada en las gloriosas verdades de Cristo
redescubierta en la Reforma? ¿Sé cuáles son esas verdades? ¿Les hago saber
con fidelidad, incluso ante la indiferencia y la hostilidad?
Además, pregúntense: “¿Designo mi predicación como un instrumento
afilado por el cual el Señor da forma a un pueblo santo para su
gloria? ¿Llamo a los incrédulos al arrepentimiento? ¿Estoy guiar a la iglesia a
una robusta y completa -o rbed espiritualidad como se acaba de describir? ¿O
es que mi predicación apunta a algo más? ”Muy a menudo los predicadores
apuntan a objetivos falsos, tales como:
atraer y entretener a una multitud de personas;
educando grandes cerebros mientras descuidando corazones
marchitos;
buscando decisiones superficiales para que Cristo cuente como
“conversiones”;
promover una agenda social o política sin un enfoque celestial;
generando sentimientos cálidos pero sin tocar el corazón con la
verdad; y
Avanzando su propio honor e influencia.
Humillémonos ante el Dios todopoderoso y busquemos por la sangre
de Jesús que perdonemos los pecados de nuestra predicación y
transformemos nuestras almas. ¡Que Dios levante un ejército de predicadores
que son reformados por la Palabra y el Espíritu!

1 . Partes de este capítulo están adaptadas de Joel R. Beeke, Viviendo para la gloria de Dios: Una introducción al
calvinismo (Lake Mary, FL: Reformation Trust, 2008), capítulos. 3, 19. Usado con permiso.
2 . losCánones de Dort, la base de la manera -c alled “Los cinco puntos del calvinismo "no pretendían resumir la fe
reformada sino responder a las cinco objeciones planteadas por el Remonstrantes o Arminianos. Por lo tanto, se dirigen
solo a una parte estrecha, aunque crítica, de la doctrina reformada. Esta es la razón por la cual los Cánones de Dort no
son los únicos estándares doctrinales de las iglesias reformadas holandesas, sino que están incluidos en elEl catequismo
de Heidelberg y el Confesión belga en el Tres formas de unidad. Más representativas del cristianismo reformado, pero
todavía solo un esquema, son las cinco solas : sola Scriptura ("Escritura sola"), sola gratia ("gracia sola"), solus
Christus ("Cristo solo"), sola fide ("fe sola ”), Y soli Deo gloria (“ solo para la gloria de Dios ”).
3 . Todos los Estándares de Westminster, con referencias completas de las Escrituras, están contenidos en la
Confesión de Fe de Westminster (Glasgow: Free Presbyterian Publications, 1994). Para el Catecismo de Heidelberg con
referencias completas de las Escrituras, así como otros estándares holandeses, vea El Salterio con Estándares
Doctrinales, Liturgia, Orden de la Iglesia y Sección Coral Agregada, ed. Joel R. Beeke (Grand Rapids, MI:
Reformation Heritage Books, 2010); ver también Confesiones Reformadas Armonizadas , ed. Joel R. Beeke y Sinclair
B. Ferguson (Grand Rapids, MI: Baker, 1999). Los bautistas tal vez deseen consultar El Catecismo más corto: una
revisión modesta para los bautistas de hoy (Grand Rapids, MI: Truth for Eternity, 1991);La Confesión de Fe Bautista
de Londres de 1689 y el Catecismo Bautista de 1695 (Birmingham, AL: Solid Ground, 2010).
4 . Thomas Watson, Un cuerpo de la divinidad (Edimburgo: Bandera de la verdad, 1965); Los diez
mandamientos (Edimburgo: Bandera de la verdad, 1965); La oración del Señor (Edimburgo: Bandera de la verdad,
1965); John Brown de Haddington, Preguntas y respuestas sobre el catecismo más corto (Grand Rapids, MI:
Reformation Heritage Books, 2006). Los bautistas pueden consultar a Benjamin Beddome,Una exposición de las
Escrituras del Catecismo Bautista (Birmingham, AL: Solid Ground, 2006); Samuel E. Waldron, La confesión de fe
bautista de 1689: una exposición moderna (Darlington, Inglaterra: Evangelical Press, 1989).
5 . G. I. Williamson, El catecismo de Heidelberg: una guía de estudio (Phillipsburg, NJ: P&R, 1993); vea también
las exposiciones sólidas del Catecismo de Heidelberg por Zacharias Ursinus, George Bethune y muchos otros
escritores.
6 . Wilhelmus à Brakel, El servicio razonable del cristiano , trad. Bartel Elshout, ed. Joel R. Beeke, 4 vols. (Grand
Rapids, MI: Reformation Heritage Books, 2012).
7 . William Perkins, Un comentario sobre Gálatas , ed. Gerald T. Sheppard (1617; reprim. Facsímil, Nueva York:
Pilgrim Press, 1989), 47 [Gal.1:17].
8 . Perkins, un comentario sobre Gálatas , 274 [Gal.4: 8-11].
9 . Ver Beeke, ed., Doctrinal Standards , en The Psalter , 27 [segunda paginación].
10 . William Perkins, "El arte de profetizar", en Obras de William Perkins (Londres: John Legatt, 1613), 2: 762.
11 . Cotton Mather, Manuductio ad Ministerium: Instrucciones para un candidato al ministerio (Boston: Thomas
Hancock, 1726), 93.
12 . Ver Juan Calvino, Institutos de la Religión Cristiana , trad. Las batallas de Ford Lewis, ed. John T. McNeill,
Biblioteca de Clásicos Cristianos, vols. 20–21 (Filadelfia: Westminster, 1960), 2.15.1–6, en adelante, Institutos .
13 . John Preston, La plenitud de Cristo para nosotros (Londres: por M. P. para Iohn Stafford, 1639), 5-7.
14 . William Guthrie, sermón sobre Isaías 44: 3, en Una colección de conferencias y sermones. . . Sobre todo en el
tiempo de la Persecución Tardía , ed. J [ohn] H [owie] (Glasgow: J. Bryce, 1779), 25.
15 . Thomas Hooker, La aplicación de la redención, por la obra efectiva de la Palabra y el Espíritu de Cristo, para
llevar a casa a los pecadores perdidos a Dios, Los primeros ocho libros (1657; facsimile repr., Nueva York: Arno
Press, 1972) , 362–63.
16 . Citado en William Jay, The Autobiography of William Jay (Londres: Banner of Truth, 1974), 272.
17 . Charles Hodge, Princeton Sermons (Edimburgo: Banner of Truth, 1958), 6.
18 . B. B. Warfield, Estudios Bíblicos y Teológicos (Philadelphia: P&R, 1952), 324.
19 . Ver Beeke, ed., Doctrinal Standards , en The Psalter , 37 [segunda paginación].
20 . B. B. Warfield, Calvin como teólogo y calvinismo hoy (Londres: Evangelical Press, 1969), 26–27.
21 . Institutos , 1.2.1.
22 . “Dirección preferencial al rey Francisco I de Francia”, en Institutos , 9.
23 . Institutos , 1.2.1; véase también "Catecismo de Calvin (1538)", en James T. Dennison Jr., Reformas reformadas
de los siglos XVI y XVII en traducción al inglés, Volumen 1, 1523-1552 (Grand Rapids, MI: Reformation Heritage
Books, 2008), 410 .
24 . John Calvin, Comentarios de Calvin , varios traductores y editores, 45 vols. (Edimburgo: Calvin Translation
Society, 1846–1851; repr., 22 vols., Grand Rapids, MI: Baker, 1979) [2 Pet. 1: 3], en lo sucesivo, Comentario. Cf. Joel
R. Beeke, introducción a El alma de la vida: La piedad de Juan Calvino , ed. Joel R. Beeke (Grand Rapids, MI:
Reformation Heritage Books, 2009), 57.
25 . Institutos , 4.1.5.
26 . William Ames, La médula de la Divinidad Divina , en Las obras del reverendo y fiel ministro de Cristo William
Ames (Londres: Iohn Rothwell, 1643), 1.1.1.
27 . Richard Baxter, El pastor reformado (Edimburgo: Banner of Truth, 1974), 117.
28 . James Stalker, El Predicador y sus modelos (Nueva York: A. C. Armstrong & Son, 1891), 53.
29 . Acosador, el predicador y sus modelos , 55.
30 . E. M. Bounds, Predicador y Oración (Chicago: Christian Witness Co., 1907), 8–9.
31 . John Boys, Las obras de John Boys: una exposición de varias oficinas (Morgan, PA: Soli Deo Gloria, 1997), 25.
32 . John Owen, "Eshcol: A Cluster of the Fruit of Canaan", en Las obras de John Owen , ed. William H. Goold
(Edimburgo: Banner of Truth, 1976), 13:57.
33 . Hughes Oliphant Old, “¿Qué es la espiritualidad reformada? Jugado otra vez ligeramente ", en Calvin Studies
VII , ed. John H. Leith, Coloquio sobre Calvin Studies (Davidson, NC: Davidson College, 1994), 61. Este artículo es
una versión revisada de Hughes Oliphant Old, “¿Qué es la espiritualidad reformada?”, Perspectives 9, no. 1 (enero de
1994): 8-10.
34 . Alister McGrath, Roots That Refresh: A Celebration of Reformation Spirituality (Londres: Hodder y Stoughton,
1991), 25.
35 . Thomas Manton, “Un comentario práctico. . . en la Epístola de James ", en The Complete Works of Thomas
Manton (Londres: James Nisbet, 1871), 4: 176 [James1:27].
36 . Antiguo, “Espiritualidad reformada”, en Calvin Studies VII , 62–63.
37 . Comentario [introducción al Comentario sobre el Libro de los Salmos ].
38 . Comentario [Ps.20: 1].
39 . Antiguo, “Espiritualidad reformada”, en Calvin Studies VII , 63–64.
40 . Comentario [introducción al Comentario sobre el Libro de los Salmos ].
41 . Antiguo, “Espiritualidad reformada”, en Calvin Studies VII , 64–65.
42 . Watson, Los Diez Mandamientos , 101 [Ex. 20: 8–11].
43 . Antiguo, "Espiritualidad reformada", en Calvin Studies VII , 65.
44 . Jeremiah Burroughs, La Felicidad de los Santos (Londres: por M. S. para Nathaniel Brook, 1660), 381.
45 . Antiguo, “Espiritualidad reformada”, en Calvin Studies VII , 65–66.
46 . Matthew Henry, The Communicant's Companion (Filadelfia: Presbyterian Board of Publication, 1825), 211,
citado en Joel R. Beeke y Paul M. Smalley, editores, Feasting with Christ: Meditations on the Lord's
Supper (Darlington, Inglaterra: Evangelical Press) , 2012), 106.
47 . Antiguo, "Espiritualidad reformada", en Calvin Studies VII , 66–67.
48 . George Swinnock, "El llamado del hombre cristiano, Parte II", en The Works of George Swinnock (Edimburgo:
Banner of Truth, 1992), 1: 380.
49 . Antiguo, “Espiritualidad reformada”, en Calvin Studies VII , 67–68.
50 . John Flavel, The Mystery of Providence (Edimburgo: Bandera de la verdad, 1963), 20.
51 . Antiguo, "Espiritualidad reformada", en Calvin Studies VII , 68.
52 . Antiguo, "Espiritualidad reformada", en Calvin Studies VII , 68.
53 . Tom Webster, Clero piadoso en la temprana Stuart Inglaterra: El Movimiento Caroline Puritan, c. 1620-
1643 (Cambridge, Reino Unido: Cambridge University Press, 1997), 333. El término "hermandad espiritual" se originó
en William Haller, El ascenso del puritanismo: O, El camino a la Nueva Jerusalén como se establece en el púlpito y la
prensa de Thomas Cartwright a John Lilburne y John Milton, 1570–1643 (Nueva York: Columbia University Press,
1938), cap. 2.
54 . F. Ernest Stoeffler, "El pietismo: su mensaje, su manifestación temprana y su significado", en Perspectivas
contemporáneas sobre el pietismo: un simposio (Chicago: Covenant Press, 1976), 12. Koinoniaes el término griego
para "comunión, compartir y comunión". . ”
55 . Stoeffler, "pietismo", en Perspectivas contemporáneas , 10.
56 . David Clarkson, "La adoración pública se prefiere antes que el privado", en The Practical Works of David
Clarkson (Edimburgo: James Nichol, 1865), 3: 190.
57 . Gerard Wisse, el ministerio de Cristo en el cristianismo , trad. Bartel Elshout y William Van Voorst (Sioux
Center, IA: Netherlands Reformed Book and Publishing, 1993), 90.
58 . Comentario [Ef.6: 1–4].
4

El predicador experiencial

Uno de los principales problemas con la predicación de hoy es el marcado


contraste entre la naturaleza seria del mensaje que se proclama y la forma
casual o "conversacional" en que se entrega. Los predicadores que predican
casualmente dan la impresión de que no tienen nada realmente importante
que decir. No deben sorprenderse si no se les da una atención seria. En la
tradición puritana, tal predicación habría sido un anatema. Esto es mucho más
que una cuestión deestilo. 1
En el capítulo anterior, mencioné la gran prioridad de la santidad en la vida
del predicador. En este capítulo, me centraré más en el espíritu con el que el
ministro predica. Es algo misterioso, pero algunos predicadores traen con
ellos al púlpito un maravilloso sentido de la gloria de Dios, la dulzura de la
gracia, el peso de la eternidad y el odio del pecado. Uno siente el temor del
Señor en ellos casi antes de que hablen. No es un espectáculo. Es la realidad
espiritual de Cristo brillando desde sus corazones a partir de sus expresiones
faciales, el tono de sus voces y la forma en que se comportan.
¿Qué tipo de corazón necesita un hombre para cultivarse para ser un
predicador experiencial? Permítanme destacar varias características.

Un predicador apasionado
La predicación experiencial reformada es la proclamación seria de un
mensaje que es a la vez urgente e importante. Tal predicación se esfuerza por
emular a Pablo: “Por lo tanto, viendo que tenemos este ministerio, como
hemos recibido misericordia, no desmayamos; pero han renunciado a las
cosas ocultas de la deshonestidad, no caminando en astucia, ni manejando la
palabra de Dios con engaño; sino por la manifestación de la verdad que nos
encomendamos a la conciencia de todo hombre ante los ojos de Dios "(2
Cor.4: 1-2 ).
La prédica experiencial seria evita todo ligereza. Por levedad, me refiero a
tratar asuntos divinos sin la debidareverencia mezclándolos con bromas
y frivolidad. En su raíz, la palabra levedad significa tratar las cosas pesadas
como si fueran ligeras. Richard Baxter escribe: "De todas las predicaciones
en el mundo, odio la predicación que tiende a hacer reír a los oyentes, o para
mover sus mentes con cosquilleo y afecto a ellos como en las obras de teatro
acostumbradas, en lugar de afectarlos con una santa reverencia". por el
nombre de Dios ” 2.
La predicación seria busca agradar a Dios en lugar de a los hombres. El
ministro habla en la convicción de que Dios es su testigo. Se quitan todas las
máscaras; Toda la adulación es aborrecida. Aquí está Baxter de nuevo:
Oh, señores, con toda claridad, con cuánta precisión, con cuánta
seriedad debemos transmitir un mensaje de un momento como el
nuestro. . . . En el nombre de Dios, hermanos, trabajen para despertar sus
propios corazones antes de entrar en el púlpito para que puedan estar
preparados para despertar los corazones de los pecadores. Recuerda,
deben ser despertados o condenados. Y un predicador adormilado
apenas despertará a los pecadores adormecidos. . . . Habla a tu gente
sobre hombres que deben ser despertados aquí o en el infierno. 3
Aunque un predicador experiencial también puede ser un maestro, él sabe
que la predicación no es dando una conferencia J. I. Packer dice: "Predicar es
esencialmente enseñar más aplicar". 4 Esto implica que la predicación no
puede consistir en la comunicación fría y seca de la información. No es
simplemente apuntar una flecha en una dirección particular. Predicar es
ajustar la flecha a la cuerda del arco, retirarla con fuerza y lanzarla
directamente al corazón. Packer escribe: "La predicación no solo media la
autoridad de Dios, sino también su presencia y su poder" .5 Sin duda, el
cristianismo sin mente es un cristianismo sin espinas. Pero el objetivo es más
que informar a la mente; La predicación apunta a alcanzar el corazón a través
de la mente y, por lo tanto, a cambiar a toda la persona.
La predicación también difiere de las conferencias en términos de
la Simplicidad de su contenido. Esto es especialmente cierto en nuestros días,
cuando las personas no están capacitadas para pensar de manera lógica y
crítica. La mayoría de los puritanos fueron educados en el método de Petrus
Ramus (1515-1572), un influyente humanista y reformador educativo francés
que intentó infundir orden y sencillez en la educación filosófica y escolástica
al proporcionar un sentido dialéctico como la base metodológica primordial
para varias disciplinas. Ramus recomendó el uso de resúmenes, encabezados,
subtítulos, citas y ejemplos. En consecuencia, los puritanos podían escuchar
bien un mensaje con tres puntos, cada uno de los cuales tenía
variossubpuntos, y cada uno de los cuales tenía varios sub -s ubpoints, y así
sucesivamente. Hoy en día, un bien -t llovió congregación puede seguir
algunos puntos principales y algunos puntos secundarios. Pero si el
predicador va más allá de eso, los pierde en confusión. Algunas
congregaciones que no están acostumbradas a la predicación doctrinal
piensan que incluso tres o cuatro puntos con unos pocos puntos determinan
un sermón complicado. En un mundo de treinta -s egundo anuncios
comerciales, 280 -c r incón dele “tweets”, y dos w ordLos mensajes de texto
(mssng vwls!), la mayoría de las personas necesitan más capacitación antes
de estar preparados para los mensajes teológicos complicados, por más
beneficiosos que puedan ser. Esto no quiere decir que el material del sermón
no deba organizarse en sus raíces, incluso si el ministro no anuncia sus
puntos. Las personas de hoy necesitan escuchar un solo tema derivado del
texto de las escrituras y presionado en casa de una manera memorable y
organizada con pasión, energía y aplicación.
Por lo tanto, la gloria de Dios y las necesidades de nuestros oyentes nos
obligan a predicar con Sinceridad y energía sagrada. Esto es más que elevar
nuestras voces y agitar nuestros brazos. Hablo aquí de la energía del corazón:
celo por Cristo, fervor de espíritu y ardiente amor por Dios y el
hombre. 6 Charles H. Spurgeon dice:
Si me preguntaran: ¿Cuál es la cualidad más esencial en un ministro
cristiano para lograr el éxito en ganar almas para Cristo? Debería
responder, "seriedad". . . un celo intenso, una pasión consumidora por
las almas y un entusiasmo entusiasta por la causa de Dios, y creemos
que en todos los casos, en igualdad de condiciones, los hombres
prosperan en el servicio divino en la proporción en que sus corazones
están ardiendo con amor santo. 7

Un predicador de oración
La predicación experiencial reformada está marcada por la dependencia en
oración del Espíritu Santo . ¿Dónde más pueden los predicadores obtener
iluminación en la verdad y en el fuego sagrado para predicarla? Los
predicadores experienciales reformados sienten profundamente su
incapacidad de predicar correctamente, de llevar a alguien a Cristo y de
madurar a los santos de Cristo. Saben que dependen totalmente de la obra del
Espíritu para llevar a caboRegeneración y conversión cuando, cómo y en
quién lo hará. Creen que solo el Espíritu persuade a los pecadores a buscar la
salvación, renueva las voluntades corruptas y hace que las verdades bíblicas
se arraiguen en los corazones de piedra.
Packer escribe sobre man- m ade soul soul, "Se deben evitar todos los
dispositivos para ejercer presión psicológica con el fin de precipitar las
'decisiones', ya que en verdad los intentos presuntuosos de entrometerse en la
provincia del Espíritu Santo". continúa siendo dañino, continúa diciendo que,
si bien "pueden producir la forma externa de 'decisión', no pueden provocar
una regeneración y un cambio de corazón, y cuando las 'decisiones'
desaparezcan, aquellos que los registraron se encontrarán en el" evangelio ". -
h arden 'y antagonista ". Packer concluye,"Evangelismo y no debe ser
concebida como una larga -t erm empresa de la enseñanza y la instrucción del
paciente, en el que los servidores de Dios buscan simplemente ser fiel en la
entrega del mensaje del Evangelio y su aplicación a la vida humana, y dejar
que el Espíritu de Dios para atraer a los hombres a la fe a través de este
mensaje a su manera y a su propia velocidad ". 8
Este sentido de dependencia incita a los predicadores experimentales a
esforzarse, aunque con muchas deficiencias, a bañar toda su predicación
en oración. Pretenden ser "hombres del armario" en primer lugar.Baxter dice:
“La oración debe continuar nuestro trabajo, así como la predicación; no
predica de todo corazón a su pueblo, que no ora fervientemente por ellos. Si
no prevalecemos con Dios para darles fe y arrepentimiento, nunca
prevaleceremos con ellos para creer y arrepentirse ” 9.
Thomas Boston (1676–1732) dice que como debemos seguir a Cristo para
convertirnos en pescadores de hombres (Mat. 4:19), entonces debemos
seguirlo en su ejemplo de mucha oración. El predicador debe buscar la
verdadera sabiduría de Dios y no predicar lo que es meramente el producto de
su propia mente. Debe orar para que las necesidades de su pueblo afecten su
alma. Debe pedir que Dios inflame su corazón con celo por la gloria de Dios
para que su predicación fluya del amor por Dios y por las almas. Debe orar
para que el Señor aplique el mensaje que está preparando para llevar a su
propio corazón, tanto en el estudio como en el púlpito. Debe obtener del
trono de la gracia la claridad de la mente y la audacia del espíritu para decirle
toda la verdad a los hombres. Él debe llorar por la fuerza física para el trabajo
de la predicación. Y debe pedirle a Dios que haga de la Palabra predicada una
"palabra convincente y que se convierta" a la palabra indiferente, edificante e
instructiva para el joven cristiano.10
Una historia sobre Robert Murray M`Cheyne (1813–1843) ilustra esto
bien. Un viejo sexton en la iglesia de M`Cheyne notó el temor en la cara de
un visitante y lo invitó al estudio del ministro. "Dígame", dijo el visitante,
"habiéndose sentado en el ministerio de este hombre piadoso, ¿cuál es el
secreto de su éxito?" El sexton le dijo al visitante que se sentara en el
escritorio de M'Cheyne. Luego le pidió al hombre que agachara la
cabeza. Luego le dijo que pusiera la cara en sus manos y llorara. A
continuación, los dos hombres entraron en el santuario de la iglesia y
ascendieron al púlpito. "Inclínate sobre el púlpito", dijo el sexton. “Extiende
tus manos y llora. Ahora conoces el secreto del ministerio de M'Cheyne ”.
La iglesia de hoy necesita desesperadamente predicadores cuyo privada
oraciones temporada sus mensajes desde el púlpito, y que continuamente
recordarse a sí mismos que el despertar, corazón -e ngaging , la vida -
t ransforming predicación no depende de la elocuencia ministerial, auto -
g enerated pasión, y de mayor capacidadpersuasión, pero sobre la soberana
buena voluntad de Dios operando a través del ministerio del Espíritu
Santo. Oremos sin cesar para que Dios provea seminarios y maestros de
seminario que modelan la religión de la experiencia y la predicación, y que él
enviará a sus campos en blanco y listos miles de tales Espíritu -
d ependent predicadores a anunciar las insondables riquezas de Jesús Cristo a
los pecadores necesitados y a los santos hambrientos de todo el mundo
(Juan4:35).

Un predicador autentico
Nadie admira una falsificación. Los antiguos teólogos destacaron que los
ministros deben tratar de construir la casa de Dios con dos manos, la mano de
su doctrina (enseñanza y predicación) y la mano de su vida. losLos
presbiterianos solían decir, "La verdad es para el bien ” 11. La doctrina debe
producir vida, y la vida debe adornar nuestra doctrina. Como dice Robert
Murray M`Cheyne: "La vida de un ministro es la vida de su ministerio". 12
M`Cheyne probablemente lo dice lo mejor de todo: “En gran medida, de
acuerdo con la pureza y las perfecciones del instrumento, será el éxito. No
son los grandes talentos que Dios bendice tanto como la gran semejanza
con Jesús . Un ministro santo es un arma terrible [asombrosa] en la mano de
Dios ” 13.
Debemos ser tan santos en privado como lo estamos en el
púlpito. Debemos ser vigilantes, sinceros y serios en nuestra relación
personal con el Señor. Pablo advierte: “Cuídate a ti mismo, ya la
doctrina; continúa en ellos: porque al hacer esto, te salvarás a ti mismo, ya los
que te escuchen "(1 Tim.4:16).
El predicador no solo debe aplicarse a su texto, sino que también debe
aplicarse su texto a sí mismo. Como dice el pastor y erudito alemán John
Albert Bengel (1687–1752), “ Te totum applica ad textum: rem totam applica
ad te ” (“Lo mismo se aplica completamente al texto; su contenido se aplica
totalmente a sí mismo”). 14 Gardiner Spring (1785–1872) escribe: “Su
corazón debe ser una transcripción de sus sermones”. 15 Después de casi
cuarenta años de ministerio, Spring observó que soloLa piedad hace un
predicador eficaz. Un hombre sinLa piedad puede hacer algo bueno en la
sociedad. Él no puede caer en pecados escandalosos. Su educación y
conciencia pueden producir alguna verdad útil en su enseñanza. Incluso
podría disfrutar del ministerio toda su vida siEs un hipócrita orgulloso o está
engañado con falsas esperanzas. Pero morirá, e incluso mientras los hombres
lo elogian en su funeral, puede estar atormentado en el infierno. dieciséis
Falta de La piedad es tan mortal como una lanza lanzada al corazón. La
mitad -h earted piedad desangra lentamente la fuerza del ministro. Spring
escribe: “Hace que el predicador se avergüence de mirar a la cara a su
gente; su conciencia lo golpea; su corazón tiembla; y bien puede sentir que
nunca podrá abrir más la boca debido a su vergüenza. Su energía es débil y
pusilánime [cobarde]; su santo audaz se débil -h earted ; su ternura afectuosa
ha desaparecido, porque las palabras que pronuncia no encuentran un eco
claro y completo en su propio corazón ” 17.
Pero piedad o La piedad anima a un ministro a buscar el reino de
Dios. Spring dice: “¿Qué es la piedad, pero ese estado mental y el
sentimiento moral que considera a Dios como Dios, que lo ama como
Dios? ¿Qué lo obedece como Dios y lo honra como nuestro Legislador y
nuestro Redentor? ” 18 La piedad levanta la cabeza de un hombre y lo hace tan
audaz como un león. La piedad le da a los siervos de Dios el poder interno de
vivir para Dios con ardiente celo. “¿Qué es la piedad, sino que gran principio
asombrosa, que, si bien es el principal -s Pring de acción en el corazón, tiene
el vigor y eficacia a hacerse sentir en todas las arterias y venas y los
músculos, nervios y delicado de la hombre moral? ” 19
Es demasiado fácil usar una máscara ministerial en el Día del Señor. Es
demasiado fácil pretender ser espiritual porque la gente lo espera en lugar de
humillarnos ante Dios y sacar fuerza de él y el poder de su poder. Pero jugar
al pastor profesional corta los nervios del ministerio y paraliza nuestra
predicación.John Piper escribe:El profesionalismo no tiene nada que ver con
la esencia y el corazón del ministerio cristiano. . . . Porque no hay
profesional.semejanza de los niños (mate. 18: 3); no hay profesionalla ternura
(Ef. 4:32); no hay jadeo profesional después de Dios (Ps.42: 1). ” 20
Demandas de autenticidad que nos enfrentamos nuestras debilidades y
dejar de proyectar un fuerte orgullo, siempre -i n -c ontrol personaje al
mundo. Como Pablo afirma con tanta elocuencia en su segunda epístola a los
corintios, el ministerio es una especie de muerte incluso cuando la vida de
Cristo triunfa a través de nosotros (2 Cor.6: 9). Piper dice: "Somos tontos por
el amor de Cristo, pero los profesionales son sabios. Somos débiles, pero los
profesionales somos fuertes. Los profesionales se celebran en honor; estamos
en mala reputación ". 21
De hecho, los clérigos profesionales son exactamente lo que los escribas y
los Los fariseos eran, a quienes Jesús tanto despreciaba. Jesús dice: “Los
escribas y los fariseos se sientan en el asiento de Moisés: por lo tanto, todo lo
que te piden que observes, que observes y hagas; mas no hagáis después de
sus obras; porque dicen, y no hacen ”(Mat.23: 2–3). Jesús odia la disyunción
entre una vocación santa y una vida profana, y entre la predicación ortodoxa
y la práctica hipócrita.
Incluso en los cristianos piadosos, el ministerio se convierte fácilmente en
un sustituto de una relación diaria y vital con Cristo. Hay peligros claros y
presentes que enfrentan los predicadores: tentaciones depereza, la
inmoralidad sexual, y así sucesivamente. PeroSpurgeon advierte: “Hay más
trampas secretas que éstas, de las que podemos escapar con menos
facilidad; y de estos lo peor es la tentación deel ministerialismo: la tendencia
a leer nuestras Biblias como ministros, orar como ministros, a hacer nuestra
religión en su totalidad, no como nosotros mismos, sino solo relativamente,
preocupados por ella. " 22Debemos vivir como hijos de Dios, no Solo como
ministros de su palabra.

Un predicador creciente
El ejercicio diario de la fe y el arrepentimiento por medio de la gracia lleva al
predicador a una experiencia creciente de Cristo. Es esencial que nuestra
experiencia sea renovada si queremos ser frescos y poderosos en nuestra
predicación.James Stalker dice: “El poder para un trabajo como el nuestro
solo se adquiere en secreto; es solo el hombre que tiene una vida grande,
variada y original con Dios quien puede seguir hablando de las cosas de Dios
con un interés nuevo. ” 23 Consideremos cada una de estas tres cualidades
que Stalker destaca.

Una gran vida con Dios


Pedro nos exhorta a “crecer en la gracia y en el conocimiento del Señor y
Salvador Jesús Cristo” (2 Ped.3:18). Pablo describe ser cambiado por el
Espíritu Santo de un grado de gloria a otro (2 Cor.3:18). La vida espiritual es
una realidad dinámica que comienza en el corazón y crece por la gracia y el
conocimiento. Si el corazón del predicador se santifica cada vez más hacia
Dios, su predicación adquiere nuevas profundidades y matices que reflejan su
crecimiento espiritual.
Predicamos las mismas verdades, el mismo Dios y el mismo pacto de
gracia, pero nuestra predicación se enriquece con nuestra relación creciente
con Dios. Cuando un ministro camina con Dios y crece espiritualmente, un
oyente sabio debería poder decir: "Él está predicando el mismo Cristo que lo
hizo hace diez años, pero su predicación es más rica, más profunda y más
completa ahora".
Es como un buen matrimonio. A medida que pasan los años, la pareja
permanece fiel y comprometida entre sí: un hombre y una mujer unidos hasta
la muerte los separa. Pero eso no significa que la relación se mantenga
igual. Es vivo y dinámico. El esposo y la esposa crecen conociéndose,
amándose y sirviéndose mutuamente. Enfrentando los dolores de corazón y
las decepciones de la vida juntos, mientras nos toleramos mutuamente y
perdonamos los pecados que cometen el uno contra el otro, desarrollan juntos
una historia de gracia. Después de diez años, su matrimonio es más dulce y
más sólido que durante la luna de miel. Con cada década que pasa, se
enriquece aún más. Si eso es verdad para una relación meramente humana,
¿cuánto más puede ser verdad de la relación entre un hombre de Dios y el
Señor infinito?
No se estanque Cuando el agua deja de fluir, forma un estanque estancado
donde las bacterias se multiplican y los mosquitos se reproducen. Usted
puede construir un millón de -d ollar casa en sus orillas, pero el agua todavía
huele mal. Tristemente, una gran iglesia puede esconder a un predicador
estancado. No tenemos que ser así. Jesús Cristo dice: “Si alguno tiene sed,
venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la escritura, de su vientre
saldrán ríos de agua viva "(Juan7: 37–38). Por la gracia de Dios, vivimos
aguas abajo de una vasta fuente de vida: el amor infinito de Dios.
No importa cuánto tiempo haya servido al Señor, apenas está empezando a
conocerlo. Al igual que Pablo, debemos continuar: “Hermanos, no me
considero aprehendido; pero esta es una cosa que hago, olvidando las cosas
que están detrás y extendiéndome hacia las cosas que están antes, presiono
hacia la marca para el premio del alto llamamiento de Dios en Cristo Jesús "
(Fil.3: 13-14). Persigue una gran vida con Dios.

Una vida variada con Dios


El libro de Salmos testimonia elocuentemente que caminar con Dios es una
experiencia variada. Algunas personas ven elLa vida cristiana como nada más
que alegría y victoria. Pero tal visión niega los mensajes en casi la mitad de
los salmos, en los que los salmistas gritan de dolor, tristeza, frustración y
soledad. El Salterio nos da una auténtica teología de la experiencia
cristiana.Como noté en el capítulo anterior, Juan Calvino llamó a los salmos
"Una anatomía de todas las partes del alma" por su representación de cada
emoción humana hacia Dios. 24 Por lo tanto, debemos mirar los salmos para
darnos una mejor comprensión de lo que encontramos en nuestro caminar con
Dios. Nos sirven bien como canciones de nuestro peregrinaje terrenal.
Caminar con Dios nos lleva por un camino sinuoso con muchos
altibajos. Una persona piadosa puede experimentar tiempos de gozo
indescriptible yLa paz que pasa la comprensión. Él también tiene días de
lucha constante y gimiendo pesadez. Hay momentos de claridad y tiempos de
confusión. Hay temporadas de poder y temporadas de debilidad. A veces el
Señor entrega a su siervo y lo honra; a veces Dios está con su siervo en
problemas (Sal.91:15).
Como pastores, necesitamos hacer de los salmos nuestro lenguaje de
oración en cada experiencia. A veces, podemos gritar: "Mi alma se satisfará
como con médula y gordura; y mi boca te alabará con labios de alegría
”(Sal.63: 5). En otras ocasiones, podemos gemir: “¿Se desechará el Señor
para siempre? ¿Y no será más favorable? ¿Ha desaparecido su misericordia
para siempre? ¿Su promesa falla para siempre? ¿Se ha olvidado Dios de ser
amable? ¿ha encerrado él, en ira, sus tiernas misericordias?77: 7–9 ).
Los predicadores, sobre todo los demás, deben apreciar las variadas
experiencias de los hijos de Dios porque les sirven como consejeros
espirituales. Si un pastor piensa que la verdadera espiritualidad es igual a la
alegría constante, se desgastará a sí mismo y a su rebaño con expectativas no
bíblicas. Si un pastor tiende a equiparar la santidad con el dolor absoluto por
el pecado, entonces debilitará a la gente, porque la alegría del Señor es
nuestra fuerza. El ministerio bíblico fluye de la experiencia tanto de la muerte
de Cristo como de su vida, "como dolorosa, pero siempre se regocija" (2
Cor.6:10; 4:10). Un ministerio verdaderamente reformado teje los grandes
temas de experimentar nuestramiseria, liberación, y gratitud. 25 Sólo entonces
podemos "consolarlos que están en cualquier problema, por el consuelo con
que nosotros mismos somos consolados por Dios" (2 Cor.1: 4).

Una vida original con Dios


La Escritura abunda en la enseñanza sobre nuestra Unión con Cristo y la
comunión que compartimos con todos los santos. Somos hijos en una familia
bajo el mismo Padre. Somos piedras vivas en un templo espiritual
compartiendo el mismo Espíritu. Somos miembros de un solo cuerpo, del
cual Cristo es Cabeza. Y, sin embargo, las Escrituras también enfatizan que
cada miembro del cuerpo es diferente de los demás, y muy necesario en sus
dones distintivos (1 Corintios 12). Somos "administradores de la gracia
múltiple de Dios" (1 Pedro.4:10). Hay bondad en nuestra variedad, la bondad
intencional planeada por la gracia soberana. El Espíritu distribuye nuestra
multiplicidad de talentos "como él lo hará" (1 Cor.12:11).
Todos somos hojas en el mismo árbol, pero no hay dos hojas exactamente
iguales. Si asiste a un espectáculo de flores, puede ver que Dios creó una
sorprendente variedad de formas, colores y tamaños de rosas, desde pequeñas
rosas rojas en miniatura hasta suaves y blancas rosas de alba. Él es el Dios de
los copos de nieve, que se cristalizan y caen por millones cada invierno, sin
que haya dos iguales. El Señor se deleita en los detalles. Cristo dice en
Mateo10:30, "Pero todos los cabellos de tu cabeza están numerados". El
Buen Pastor "llama a sus ovejas por su nombre" (Juan 10: 3). ¡Él te conoce
por tu nombre!
Por lo tanto, no hay dos creyentes ni dos predicadores que sean
exactamente iguales. Dios sabe esto y lo diseñó para ser así. Él te dio tu
personalidad y te formó a través de tus experiencias. Él te ha enviado a un
lugar y personas en particular en este momento en particular. Él ha preparado
buenas obras para que las hagas allí (Ef.2:10). Él ya sabe a quién salvará por
su ministerio (Hechos13:48; 18:10).
Camina con Dios en el camino que ha trazado para ti. Sigue a Cristo por el
camino que Dios ha preparado únicamente para ti. Los cristianos son como
barcos que cruzan el océano desde Nueva York a Inglaterra. Todos
comenzamos en el mismo lugar (naciendo de nuevo) y terminamos en el
mismo lugar (el cielo), pero ningún barco esculpe un camino que otros
puedan seguir. Cada barco hace su propio camino a través del mar.
Puedes aprender de las vidas de los grandes hombres que te han precedido,
pero no puedes recorrer sus caminos. Quizás te guste la historia de la
conversión de John Newton. Pero debes tener tu propia historia. Tal vez a
encontrar Martyn Lloyd -J los ministerio de s de una inspiración. Pero no se
trata de ser Lloyd -J los o avería por sí mismo, porque no lo son. Se tu propio
hombre. No trates de copiar a alguien más. Eso no significa, por supuesto,
que no necesitamos modelos que debamos elegir con mucho
cuidado; después de todo, sí aprendemos por imitación. Pero a medida que
maduramos, debemos forjar nuestros propios caminos con nuestros propios
dones. Sigue modelos dignos solo en la medida en que ellos sigan a Cristo (1
Cor.11: 1), pero no conviertas a ninguno de ellos en tu Cristo (1
Cor. 1:13). Fija tus ojos en Jesús .
Dios ha escrito todos tus días en su libro (Ps. 139: 16). Cada día, pasa una
página para descubrir la maravillosa historia que el Autor de todas las cosas
buenas ha escrito para ti. Al final, Dios será mucho más glorificado en la
diversidad de sus servidores unificado de lo que hubiera sido con galletas -
c pronuncian , predicadores de semejanza. Ha elegido usted para su
gloria. Por lo tanto, no envidies a los demás, trata de ser lo que Dios quiere
que seas.
Cultiva una vida grande, variada y original con Dios. Hay unmisterio sobre
el ministerio. No es un trabajo mecánico en el que obtenemos los resultados
correctos al ensamblar las piezas correctas. Es un trabajo relacional: “somos
trabajadores junto con Dios” (1 Cor.3: 9). Cuando caminamos cerca de él, es
asombroso cómo nos bendice en la providencia y la gracia. A veces, las
partes más efectivas de nuestro ministerio son las cosas que no planeamos o
anticipamos.

Un Predicador decreciente
Parece extraño hablar de un predicador decreciente después de instarte a tener
una vida espiritual vital y en crecimiento. Pero hay un sentido en el que solo
crecemos al encogernos.Juan el Bautista dijo: "Él debe aumentar, pero yo
debo disminuir" (Juan 3:30). Los discípulos de Juan se habían acercado a él
con la desalentadora noticia de que su ministerio se estaba reduciendo. Toda
la atención estaba dirigida a un nuevo predicador llamado Jesús . Juan
respondió con una declaración notable de la soberanía de Dios y la
supremacía de Cristo:
Un hombre no puede recibir nada, a menos que le sea dado del cielo. Me
atestiguan, yo he dicho, que yo no soy el Cristo, sino que he sido
enviado delante de él. El que tiene la novia es el novio, pero el amigo
del novio, que está de pie y lo oye, se regocija grandemente por la voz
del novio: este es mi gozo. Él debe aumentar, pero yo debo
disminuir . (Juan3: 27-30 )
Todos entramos en el ministerio con motivos mixtos porque somos
hombres imperfectos. Tristemente, es posible predicar a Cristo para nuestra
propia gloria (Fil.1:15). Todos necesitamos morir a nuestros egos. Dios usa
las aflicciones y las decepciones para acelerar este proceso; de hecho, la
ausencia de tal castigo debería ser un signo perturbador (Heb.12: 5–7). El
dolor se convierte en el papel de lija con el que quita las viejas capas de
barniz para dar paso a un nuevo acabado. A veces trabaja en medio de la
prosperidad para inclinar nuestras almas a través de perforaciones internas. El
Espíritu de Dios es libre y soberano en sus métodos, pero su objetivo es
siempre el mismo: matar al viejo, crucificar al dios del yo que una vez nos
gobernó (Rom.6: 6; 8:13).
Nuestro llamado es negarnos a nosotros mismos, tomar nuestras cruces y
seguir a Cristo (Lucas 9:23). Cultivar una vida original con Dios no
significa auto -f ulfillment , pero la vida encontrar paradójicamente en uno
mismo -a bnegation de Cristo (v. 24). El auto negado es un yo puesto en el
lugar correcto para ser santificado, transformado y, finalmente,
glorificado. Solo cuando buscas y te sometes a la aplicación del Espíritu de la
muerte de Cristo a ti mismo y a tus pecados, te conviertes en lo que Dios te
diseñó para ser.
Spurgeon habla de esto en términos de "ese dulce sentimiento
de auto- una inhalación ". No debemos presionar este lenguaje demasiado,
porque Cristo vino a salvar a los pecadores, no a destruirlos. Pero hay una
verdad penetrante que debemos escuchar en todo el lenguaje bíblico
demortificación y crucifixión. Spurgeon dice: “Ahora he concentrado todas
mis oraciones en una, esa única oración en esto, para que pueda morir a mí
mismo y vivir completamente para él. Me parece que es la etapa más alta del
hombre: no tener ningún deseo, ningún pensamiento, ningún deseo sino
Cristo. . . sentir que no importaba lo que se hiciera de uno mismo, de modo
que el Maestro de uno solo fuera exaltado ” 26.
Para adaptar una de las metáforas de Spurgeon, somos como carbón, trozos
de grafito de carbono en la tierra, de poco valor para nosotros
mismos. Debemos estar dispuestos a ser aplastados bajo la presión y el calor
de la tierra para que podamos convertirnos en diamantes para el Señor. Sin
embargo, incluso como diamantes, todavía estamos en el áspero, necesitamos
ser cortados y pulidos, y nuestra oración siempre debe ser: "Señor, déjame
que me corte tan bruscamente, que sea pulido muy bien, para que pueda
brillar en la corona de ¡mi Salvador!"
Spurgeon dice: “No codiciarás la vida de auto -w enfermos , pero nosotros
suspiro después de que el espíritu deauto -d enial ; sí, de uno
mismo, una aniquilación , para que Cristo viva en nosotros, y para que el
viejo Ego , el yo carnal , pueda ser completamente asesinado. Sería tan
obediente a mi Dios como lo son los primogénitos hijos de luz, sus
mensajeros de fuego llameante ". 27
Haz que sea tu oración constante: “Que Cristo crezca; puedo
disminuir Que todos vean que él es el Esposo y yo solo soy un amigo del
Esposo, presentándolos a él ".

Un predicador priorizado
Los ministros saben que en el ministerio haces cien cosas, y todas son
importantes. Cuando yo estaba ayudando a iniciar un seminario, al mismo
tiempo que serví completa -t IME como el único ministro de una iglesia de
ochocientas personas. Como puedes imaginar, me sentí abrumado. Trabajaba
de noventa a cien horas a la semana. Podría haber usado otras cien horas. El
consistorio (oficiales de la iglesia) se preocupó y me pidió que hiciera una
lista de todo lo que estaba haciendo. Escribí una larga lista de cada actividad,
cada clase y cada comité. Hemos hablado de ello durante toda la noche, y al
final se decidió que deberíamos eliminar sólo una cosa -la mitad -
h nuestra De la enseñanza, le di al consistorio cada reunión acerca de ser
oficiales de iglesia efectivos
El punto es que los ministros llevan grandes cargas, y las iglesias a
menudo tienen enormes Las expectativas de ellos. Esto es tan cierto en las
iglesias pequeñas como en las grandes, si no más. No diría que la mayoría de
estas actividades no son importantes. ¿Quién puede medir el valor de asesorar
a una pareja que busca ayuda para un matrimonio en crisis? ¿Quién puede
poner precio a la catequesis de los jóvenes en los conceptos básicos de la
fe? Así que nos derramamos por el bien de los demás. Sin embargo, la gente
todavía se pregunta: "¿Qué hace él con todo su tiempo durante la semana?"
Un pastor puede ser muy piadoso y sincero en cuanto a servir al Señor,
pero aún así no cumple con su llamamiento principal de predicar la Palabra si
él no se sostiene a sí mismo a la Biblia. prioridades El ejemplo clásico de las
prioridades correctas se encuentra en Hechos. 6. Surgió una necesidad
ministerial muy importante. En un momento sin edad -a ge pensiones, la
seguridad social, o programas de gobierno para los pobres, se está
descuidando un grupo de viudas cristianas. No estaban recibiendo
comida. Podrían haber muerto de hambre. La iglesia en Jerusalén fue dirigida
por los apóstoles en ese momento. Inmediatamente tomaron la iniciativa para
abordar el problema. Pero ellos no asumieron la responsabilidad sobre ellos
mismos; en lugar de eso lo delegaron a siete hombres piadosos.
¿Por qué los apóstoles no supervisaron personalmente este precioso
ministerio de misericordia? ¿No podría al menos algunos de los Doce haberlo
tomado? ¿Eran perezosos y egoístas? ¿Estaban demasiado orgullosos para
una tarea tan humilde? No, estos hombres dieron su vida por el evangelio
frente a la persecución peligrosa (Hechos5: 29–33). ¿Estaban distantes y
distantes, y por lo tanto no estaban dispuestos a participar personalmente en
la vida de las personas? No, ellos enseñaban constantemente “en el templo y
en cada casa” (Hechos5:42). ¿Por qué, entonces, delegaron este
trabajo? Dijeron: “No es razón [correcta] que debamos dejar la palabra de
Dios y servir las mesas. . . . Pero nos daremos continuamente a la oración y al
ministerio de la palabra "(Hechos6: 2, 4).
los El patrón apostólico le da la más alta prioridad al ministerio de oración
y la Palabra. Esta prioridad se ha transmitido a los ministros de la Palabra de
hoy. Literalmente, el texto dice: "Pero en cuanto a nosotros, a la oración y al
ministerio de la palabra, nos dedicaremos con diligencia". El uso de la
"oración" idiomática implica que esto estaba guiando la oración en momentos
determinados en el público. asambleas (actos1:14; 2:42; 3: 1). Así que las
prioridades más altas del pastor son preparar y dirigir la adoración pública de
la iglesia y dedicarse al ministerio de la Palabra.
No te estoy aconsejando que descuides otros aspectos del ministerio. Pero
te estoy llamando a que digas "No" o "Espera" a cualquier cosa que te haga
descuidar el núcleo de tu ministerio: la predicación de la Palabra. Eres un
ministro de la Palabra. ¿A quiénes cuenta Dios como un buen ministro? La
Biblia dice que un buen ministro es un hombre que se alimenta a sí mismo en
la Palabra con el fin de alimentar a otros: “Si esto enseñas a los hermanos en
memoria de estas cosas, serás buen ministro de Jesús Cristo, criado en las
palabras de la fe y de buena doctrina, a la cual has alcanzado ”(1 Tim.4: 6).
No importa cuántas tareas legítimas reclamen tu atención o cuántas
personas necesitadas clamen por tu tiempo, el ministerio de la Palabra debe
dominar tu vida. No se engañe pensando que puede postergarlo porque otras
cosas son más apremiantes. Una falta deLa disciplina y el coraje en esta área
minarán tu ministerio. A veces solo tienes que humillarte, levantar el teléfono
y reprogramar esa cita para que tengas tiempo para dedicarte a la oración y la
Palabra. Debes evitar perder tiempo en línea o leer libros frívolos, y dedicarte
a un estudio disciplinado. Estudio ministerial puede ser fatigoso a la carne, y
que de hecho no es apreciado por muchos en la iglesia, pero es esencial y la
vida -g iving al alma, y por lo tanto a su congregación.
Si te entregas fielmente a la oración y la Palabra mientras te ocupas de
otras tareas del ministerio, te sorprenderás de cómo el Señor bendice a todo
tu ministerio. Nuestra gestión del tiempo es como diezmar nuestro
dinero. Las personas que diezman fielmente regularmente descubren que
tienen más con 90 por ciento (o menos) que con 100 por ciento de sus
ingresos. Dios provee. De manera similar, Dios bendice a los ministros
cuando obedecemos las prioridades ordenadas en su Palabra. Tendríamos
menos necesidad de asesoramiento personal si brindáramos más solicitudes
en el púlpito. Tendríamos menos problemas en la iglesia y los enfrentaríamos
con mayor sabiduría y poder si oráramos más para que la Palabra de Cristo
morara ricamente en nosotros y en nuestras congregaciones. No tenemos
tiempo para no orar.
A veces es útil anotar las funciones de su ministerio, como mencioné
anteriormente, y luego priorizarlas. Todo lo que está antes de que pueda ser
clasificado como algo que debe hacer , debe hacer o le gustaría hacer . En
realidad, rara vez tiene tiempo para hacer artículos en la tercera categoría. A
menudo hay que retrasar o delegar elementos en la segunda categoría. Pero
debes hacer las primeras cosas. Y una cosa que un pastor debe hacer es
prepararse con oración y estudio para predicar la Palabra.
En el núcleo de la priorización del ministerio de la Palabra está nuestra
confianza en el poder de la Biblia. Kent Hughes dice: "Nadie dará su vida a la
exposición bíblica si no cree en la potencia de las Escrituras". 28 Si piensa
que es más importante dirigir una reunión o asistir a una función social, la
preparación de los sermones debe retroceder. asiento, entonces, ¿qué crees
realmente acerca de la Palabra de Dios? Quizás objete: “Creo que la Biblia es
la Palabra de Dios infalible e inspirada”. Sí, pero ¿cree que la Biblia es
poderosa?
¿Puedes afirmar estas afirmaciones bíblicas con todo tu corazón?
Porque no me avergüenzo del evangelio de Cristo, porque es el poder
de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primero, y
también al griego (Ro.1:16).
Porque la palabra de Dios es rápida y poderosa, y más afilada que
cualquier espada de dos filos, perforando incluso la división del alma
y el espíritu, y de las articulaciones y la médula, y discierne los
pensamientos y las intenciones del corazón (Heb . 4:12).
Porque como la lluvia cae, y la nieve del cielo, y no regresa allí, sino
que riega la tierra, y la hace brotar y brotar, para que pueda dar
semilla al sembrador, y pan al comedor: así será mi palabra. que salga
de mi boca; no volverá a mí vacío, sino que logrará lo que me plazca,
y prosperará en lo que lo envié (Isa. 55: 10–11 ).
¿Cómo, pues, llamarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo
creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin un
predicador? . . . Entonces, la fe viene escuchando y oyendo la palabra
de Dios (Rom.10:14, 17).
Si puedes decir estas cosas sinceramente, entonces también puedes decir:
"Hay muchas cosas que sería bueno hacer, pero hay una cosa que debo hacer:
predicar en oración la Palabra". De hecho, eso es lo que debes hacer. que has
sido llamado por Dios y su iglesia.
Los reformadores entendieron esta prioridad y apostaron sus vidas en
ello. Ellos consumieron su tiempo y energía estudiando, predicando y
enseñando las Sagradas Escrituras. Lo implementaron en su propia
arquitectura, colocando el púlpito delante y al centro en sus lugares de culto
en lugar de imágenes y mesas sacramentales. Lo confesaron en sus
catecismos con palabras que sorprenderían a muchos hoy, declarando que el
Espíritu Santo "hace fe en nuestros corazones por la predicación del
evangelio". 29 ¿Qué? Qué pasagrupos pequeños, personal devociones,
ministerio de misericordia a los pobres, leer buenos libros y
amistad ¿evangelización? Todas esas cosas tienen su lugar. Pero el principal
medio de Dios para salvar a los perdidos y santificar a los salvados es la
predicación de la Palabra.
Si eres llamado a predicar la Palabra, entonces dale las mejores horas de tu
vida.

Conclusión
¿Qué clase de hombre da un sermón experiencial? Un predicador que es:
apasionado en su amor por Dios y por los hombres;
Dependiendo en oración de Dios para la comprensión y el poder;
auténtica buscando conocer a Dios mismo y no solo hablando de
Dios;
creciendo en su experiencia personal de su pecado y la gracia de
Cristo;
decreciente en auto -w enfermo , auto -i MPORTANCIA , auto -
s ufficiency , y auto -r ighteousness ; y
Priorizado en su uso del tiempo y dedicado a la oración y al ministerio
de la Palabra.
Os exhorto, hermanos, por la gracia de Dios, a ser ese tipo de hombre.
Para completar este retrato de un predicador y su predicación experiencial,
a continuación consideraremos las vidas y ejemplos de los grandes
predicadores reformados a través de los siglos.

1 . Algunas partes de este capítulo están adaptadas de Joel R. Beeke, "La necesidad absoluta de una vida piadosa",
en Reforma del ministerio pastoral: desafíos para el ministerio en tiempos posmodernos , ed. John H. Armstrong
(Wheaton, IL: Crossway, 2001), 59–82, y “Aplicando la Palabra”, en Vivir para la gloria de Dios: Una introducción al
calvinismo (Lake Mary, FL: Reformation Trust, 2008), 268–72 . Utilizado con permiso.
2 . Richard Baxter, El pastor reformado (Edimburgo: Banner of Truth, 1974), 119-20.
3 . Baxter, el pastor reformado , 147–48.
4 . J. I. Packer, "Introducción: ¿Por qué predicar?" En El predicador y la predicación: Reviviendo el arte en el siglo
veinte , ed. Samuel T. Logan Jr. (Phillipsburg, NJ: Presbiteriano y reformado, 1986), 3.
5 . Empacador, “¿Por qué predicar?” 13.
6 . Para un puritano -b obre la base guía para cultivar cierto celo por el Señor, véase Joel R. Beeke y James A. La
Belle, de estar celosamente (Grand Rapids, MI: Reforma Heritage Books, 2012).
7 . Charles H. Spurgeon, conferencias a mis estudiantes , Lecture VIII (Pasadena, TX: Pilgrim Publications, 1990),
11, citado en David Eby, Poder La predicación de Crecimiento de la Iglesia (Fearn, Ross -salquiler , Escocia: Christian
Focus, 1996) , 72.
8 . J. I. Packer, Una búsqueda de la piedad: la visión puritana de la vida cristiana (Wheaton, IL: Crossway, 1990),
163–64.
9 . Baxter, el pastor reformado , 122.
10 . Thomas Boston, El arte de la Manfishing: Vista de Evangelismo de un puritano (Fearn, Ross -s alquiler ,
Escocia: Christian Focus, 1998), 91-94.
11 . Esto es lo que realmente decían los antiguos presbiterianos, aunque luego fue citado a menudo como "La verdad
es para la piedad". Eso también es cierto, por supuesto, pero existe una piedad poco sincera e hipócrita, o religión falsa.
; sin embargo, la bondad es pura y simplemente bondad. S. G. Winchester, "La importancia de la predicación doctrinal
e instructiva", en Una serie de tratados sobre Doctrinas, orden y política de la Iglesia Presbiteriana en los Estados
Unidos de América (Filadelfia: Presbyterian Board of Publication, 1840), 2: 295 .
12 . Citado en Charles Bridges, The Christian Ministry (Londres: Banner of Truth, 2006), 160.
13 . Carta a Dan Edwards, 2 de octubre de 1840, en Memorias y restos de Robert Murray M'Cheyne , ed. Andrew
Bonar (1892; repr., Edimburgo: Banner of Truth, 1966), 282.
14 . De la edición de J. A. Bengel de 1734 del Nuevo Testamento griego. Eberhard Nestlé lo cita como una
inscripción a la introducción a su edición crítica del Nuevo Testamento griego, El Nuevo Testamento Interlineal
Griego-Inglés (Grand Rapids, MI: Zondervan, 1975).
15 . Gardiner Spring, El poder del púlpito (1848; repr., Edimburgo: Banner of Truth, 1986), 154.
16 . La primavera, el poder del púlpito , 145–46.
17 . Primavera, el poder del púlpito , 153–54.
18 . Primavera, El Poder del Pulpito , 150.
19 . Spring, El poder de la Púlpito , 151. Un resorte principal es un muelle de cinta metálica enrollada utilizado una
vez comúnmente en relojes, y otros viento -u p máquinas o juguetes. Se suministra la potencia y el movimiento al
dispositivo.
20 . John Piper, hermanos, no somos profesionales: una súplica a los pastores por el ministerio radical (Nashville:
Broadman y Holman, 2002), 1–2.
21 . Piper, hermanos, no somos profesionales , 2.
22 . Spurgeon, Lectures to My Students , 1: 10–11.
23 . James Stalker, El Predicador y sus modelos (Nueva York: A. C. Armstrong & Son, 1891), 55.
24 . John Calvin, Comentarios de Calvin , varios traductores y editores, 45 vols. (Edimburgo: Calvin Translation
Society, 1846–1851; repr., 22 vols., Grand Rapids, MI: Baker, 1979) [introducción alComentario sobre el Libro de los
Salmos ].
25 . Ver el Catecismo de Heidelberg, Q. 2.
26 . Charles H. Spurgeon, Sermón No. 101, “La exaltación de Cristo”, 2 de noviembre de 1856, en The New Park
Street Púlpito (1857; repr., Pasadena, TX: Peregrina Publicaciones, 1975), 2: 380.
27 . Charles H. Spurgeon, Sermón No. 597, “Preparación para el avivamiento”, 30 de octubre de 1864, en el púlpito
del tabernáculo metropolitano (1865; repr., Pasadena, TX: Peregrina Publications, 1976), 10: 610.
28 . R. Kent Hughes, "Restaurando la exposición bíblica a su lugar legítimo", en Reforming Pastoral Ministry , 84.
29 . Catecismo de Heidelberg, Q. 65, en Joel R. Beeke, ed., Doctrinal Standards, Liturgy, y Church Order (Grand
Rapids, MI: Reformation Heritage Books, 2003), 53.
Parte 2

PREDICACIÓN REFORMADA
EXPERENCIAL ILUSTRADA
5

Predicadores de la reforma: Zwinglio,


Bullinger y Oecolampadius

Así como el evangelio de la salvación solo por la fe en Cristo fue el mensaje


central de la Reforma, la predicación de las Escrituras fue el medio central de
la Reforma. T. H. L. Parker (1916–2016) compara la vasta producción de
sermones de los reformadores con las escasas ofrendas que los precedieron, y
observa: “En la Reforma, la predicación ocupó una posición que no tenía
desde el siglo quinto. El evangelio es un retorno a través de.Agustín al Nuevo
Testamento; la forma [del sermón] es un regreso a la homilía de los Padres
”. 1
Incluso teniendo en cuenta las ventajas de tener la imprenta a su
disposición para conservar un registro de sus sermones, podemos afirmar con
seguridad que los reformadores, mucho más que cualquier grupo anterior a
ellos, predicaron la Palabra de Dios. La predicación llegó a ser reconocida a
principios de la Reforma como la tarea principal del ministerio, destronando
la celebración de laMisa en el proceso.
La predicación era tan central en la orden ministerial reformada que a los
que predicaban a menudo se les designaba simplemente como "ministro de la
Palabra" o "predicador del evangelio". La oficina entera del ministerio se
definió por el acto de predicar. Este renovado énfasis en la predicación pronto
se manifestó en la arquitectura de la iglesia. El púlpito fue colocado al frente
y al centro en el santuario; Se convirtió en el mueble más importante de la
iglesia. Podría haber predicación sin laLos sacramentos, pero no a la
inversa. Los servicios reformados fueron llamados "predicaciones" o
"sermones". Era común preguntar: "¿Fuiste al sermón?" O "¿Fuiste a la
predicación?"
Desde los primeros días de la Reforma, el mismo ser de la iglesia se basaba
en la predicación. Fue considerado como el medio principal, casi el
exclusivo, por el cual la gracia salvadora de Dios y el amor volvieron a la
conciencia del individuo. Ser genuinamente reformado significaba asignar la
predicación a un lugar elevado y central como medio principal para llamar a
los inconversos a huir a Cristo y para edificar a los santos en la fe. Predicar
era el medio para efectuar el perdón o la condena de sus oyentes.
Las raíces de la predicación experiencial reformada están profundamente
arraigadas en la predicación de los reformadores. Fue a partir de este énfasis
en la exposición bíblica mezclada con la aplicación continua que se
desarrolló el estilo puritano de predicación. Por lo tanto, procederé a ilustrar
la predicación experiencial reformada invitándote a sentarte a los pies de los
grandes predicadores reformados y puritanos de siglos anteriores.
En la Parte 1, se consideró que lo predicación experiencial Reformada es,
la construcción de un desnudo -b las explicaciones. Ahora, en la Parte 2,
consideraremos cómo se materializó en los ministerios de predicadores
específicos del pasado. Comenzaremos mirando a algunos reformadores del
siglo XVI.

Ulrich Zwingli y Heinrich Bullinger


Ulrich Zwinglio (1484–1531) nació el día de Año Nuevo, siete semanas
después del nacimiento de Martín Lutero. 2 Estudió en Berna y en Viena
antes de matricularse en elUniversidad de Basilea, donde se enamoró de los
estudios humanísticos. Pero también estuvo bajo la influencia del reformador
Thomas Wittenbach (1472-1526). 3 H. H. Howorth escribe: “Wittenbach fue
un defensor vigoroso de los nuevos puntos de vista [de la Reforma] y no solo
denunció la venta de indulgencias en Basilea, sino que también enseñó
abiertamente que la muerte de Cristo era el único camino para la
salvación. También era un oponente del celibato del clero ”. 4 Wittenbach
alentó a Zwinglio en la dirección que eventualmente lo llevaría a abrazar el
principio básico reformado desola scriptura . Además, lo dirigió, al menos en
los pasos iniciales, a la doctrina de la justificación por gracia solo a través de
la fe.
Desde 1506 hasta 1516, Zwinglio fue el párroco de Glarus, un pequeño
cantón suizo. Luego, desde 1516 hasta 1518, predicó en Einsiedeln.El
reformador de Estrasburgo, Caspar Hedio (1494–1552) describe su
predicación durante este período como “elegante, sabio, peso, rico, penetrante
y evangélico, claramente como para devolvernos al efecto de los antiguos
teólogos” 5.
En algún momento alrededor de 1516, después de estudiar el Nuevo
Testamento griego de Desiderius Erasmo (1466-1536) y de luchar por un
tiempo considerable (probablemente varios meses) con sus pecados y
debilidades, Zwinglio experimentó una especie de avance evangélico. No fue
un avance tan dramático como el de Lutero, pero fue del mismo tipo y,
curiosamente, ocurrió casi al mismo tiempo que Lutero llegó a la libertad
espiritual para sí mismo. Este avance hizo que Zwingli se volviera aún más a
las Escrituras, y también lo hizo muy hostil al sistema medieval de penitencia
y la veneración de las reliquias. Comenzó a atacar este sistema desde el
púlpito en 1518.
Luther publicó su Noventa -F IVE Tesis en el otoño de 1517. Cuando se
trata de estudios de Zwinglio, ha habido un gran debate acerca de cuánto
influyó en Zwinglio Luther. El mismo Zwingli dijo que no estaba muy
influenciado por Lutero porque estaba pasando por las mismas cosas al
mismo tiempo y llegaba a las mismas conclusiones de forma
independiente. Eso podría ser una ligera exageración. Sin duda, fue
influenciado un poco por Lutero, pero la teología de Lutero tampoco estaba
bien desarrollada en este punto. Entonces, la idea de que Zwinglio era solo un
seguidor de Lutero es ciertamente una exageración en el otro lado.
Uno de los mejores momentos de la Reforma ocurrió en 1519, cuando
Zwinglio comenzó su ministerio como predicador en el Grossmünster (gran
"iglesia" o "iglesia") de Zurich, que aún hoy es un hermoso edificio. Anunció
a su congregación que iba a predicar sermones exegéticos, comenzando con
Mateo. 1 y abriéndose paso a través del Evangelio y luego el resto del Nuevo
Testamento. En este sentido, siguió Juan Crisóstomo (c. 347–
407). Popularizó desde muy temprano en la Reforma lo que se llamalectio
continua , que significa "lectura pública continua", lo que hoy llamaríamos
elPredicación expositiva del texto de la Escritura en orden secuencial. 6
El estilo de predicación de Zwingli fue un método de homilía que se
parecía a la predicación temprana de los padres antiguos. El ministro
ascendería al púlpito y comenzaría a predicar en el lugar donde lo había
dejado la última vez. No necesariamente tendría un tema o puntos. Seguiría
predicando hasta que se acabara su tiempo, haría una solicitud o dos y
continuaría allí la próxima vez. En general, en un sermón, se cubrieron de dos
a cuatro versículos del Nuevo Testamento o de cuatro a siete versos del
versículoViejo Testamento. Zwingli estableció ese patrón, y Juan Calvino
hizo lo mismo, como veremos.
Zwinglio predicó fielmente a través de varios libros de la Biblia durante
doce años, hasta que murió en 1531 mientras servía como capellán de las
tropas de Zurich en guerra con los cantones suizos católicos romanos. El
noble carácter de Zwingli, su firme compromiso con la autoridad de las
Escrituras y su diligente propagación de la reforma evangélica en la
predicación y la adoración, incluso más que sus escritos, lo convirtieron en
uno de los primeros líderes más atractivos de la Reforma. Fue un predicador
muy popular. La gente en Einsiedeln, donde se desempeñó un poco, y en
Zurich volverían de escuchar uno de sus sermones y discutirían con otros en
las calles lo que habían oído. Básicamente les dirían a los visitantes:
“Acabamos de escuchar un maravilloso sermón. Tienes que ir a escuchar la
predicación de Ulrich Zwingli ". Así corrió la voz, los lugareños y los turistas
fueron a escucharlo, y la iglesia creció y floreció. Se podría decir de Zwinglio
lo que se dijo del Señor.Jesús Cristo: “El pueblo le oía de buena gana”
(Marcos12:37).
Lo más sorprendente de Zwingli, y para nosotros es difícil captar la
emoción de la gente a este respecto, es que, como las personas se decían unas
a otras, “¡Él predica la Biblia!” Eso era inusual, si no sin precedentes, en su
experiencia No predicó las meras tradiciones de los hombres y no predicó las
simples polémicas teológicas; más bien, predicó las Escrituras. Este método
era poderoso para ellos, porque Zwinglio declararía el mensaje de la Palabra
con autoridad y luego lo aplicaría a sus almas. El tono de "Así dice el Señor"
dejó una profunda impresión. Este tipo de predicación exegética, aplicativa,
que casi damos por sentado en nuestras iglesias, fue revolucionaria en los
días de Zwingli. Así fue la manera en que reestructuró el servicio de
adoración para centrarlo en la Palabra de Dios. La predicación fue la parte
más grande del servicio,
Zwinglio tenía un asistente muy capaz llamado Heinrich Bullinger (1504-
1575). 7 Convertido a la fe de la Reforma mientras estaba en la Universidad
de Colonia en 1522, se convirtió en director de un monasterio en Kappel. Sus
conferencias sobre el Nuevo Testamento llevaron a la abolición de la misa
allí. Bullinger reemplazó a Zwinglio cuando este último murió en 1531.
Cuando Bullinger predicó su primer sermón en el Grossmünster de Zúrich
después de la muerte de Zwingli, la gente se sintió abrumada por la
emoción. Como Oswald Myconius (1488–1552) nos dice: “Bullinger emitió
un sermón tal que muchos creyeron que Zwingli no estaba muerto pero, como
el ave fénix, ha resucitado de nuevo a la vida”. Como resultado, Zurich llamó
rápidamente a Bullinger, quien Era solo un predicador visitante, para ser su
ministro. 8
La productividad del bullinger en el púlpito fue asombrosa. Predicó a
través de cincuenta -t res de los sesenta -s ix libros de la Biblia al menos una
vez. Algunos libros que predicó dos veces (Isaías, Daniel, Oseas, Amós,
Nahum, Mateo, Marcos, las epístolas de Pablo y 2 Pedro), tres veces (Joel,
Obadías, Jonás, Habacuc, Sofonías, Haggai, Zacarías, Malaquías, Lucas,
Juan, Hechos, 1 Pedro y 1 Juan), o incluso cuatro veces (Hebreos).
Bullinger también escribió trece volúmenes de comentarios que cubrían
todo el Nuevo Testamento, excepto Revelación. Más tarde, sin embargo,
publicó cien sermones sobre Revelación, por lo que realmente trabajó mucho
en ese libro. También publicó sermones sobre algunos libros del Antiguo
Testamento. Escribió 170 sermones sobre Jeremías, sesenta -s ix sermones
sobre Daniel, y 190 sermones sobre Isaías.En total, publicó 618 sermones,
pero ninguno de ellos se hizo tan popular como los que se recopilaron
como The Decades , una colección de cincuenta sermones en los que
Bullinger recorre todo el campo de la teología sistemática reformada. Estos
cincuenta sermones se convirtieron en uno de los libros más famosos que
escribió. Bullinger usó la palabra décadas como el título de su libro porque
contiene cinco " décadas " o series de diez sermones cada una. Él aborda una
doctrina en cada sermón, y juntos estos sermones se hicieron más populares
que los de Calvin.Institutos de la religión cristiana en su día. Sus mensajes
son generalmente irénicos y no polémicos, lo que hace de The Decades una
introducción edificante a la teología reformada incluso hoy en día.
La erudición contemporánea ahora piensa que Bullinger fue tan influyente
en la Reforma como Calvin. De hecho, hay doce mil a trece mil cartas
existentes hacia y desde Bullinger, en comparación con noventa y quinientas
cartas de Lutero, Calvino y Teodoro Beza (1519–1605)
combinados. Bullinger estaba en el centro de toda la Reforma Europea tanto
como Calvin. Bullinger ayudó a estabilizar los logros de la Reforma. Sus
libros eran poderosos y útiles, y se usaron en toda Europa, particularmente en
Inglaterra. Hasta su muerte en 1575, él y Beza fueron considerados patriarcas
de la Reforma. (Bullinger sobrevivió a Calvin por once años, a pesar de que
había nacido cinco años antes).
Bullinger también escribió 150 tratados. Sus escritos pueden dividirse en
tres categorías: (1) sus escritos confesionales, que dieron lugar a algunas
declaraciones de fe muy importantes, como laSegunda Confesión Helvética,
casi exclusivamente su obra; (2) algunos escritos polémicos, escribió libros
contra laAnabaptistas, los Luteranos, y el Los católicos romanos, como uno
podría esperar; pero la gran mayoría de sus escritos fueron (3) pastorales, en
forma de comentarios bíblicos, conferencias publicadas sobre doctrinas
teológicas y sermones impresos .
Aunque diferentes en estilo, Zwinglio y Bullinger fueron grandes
predicadores que proclamaron las Escrituras fielmente y las aplicaron al
corazón. Zwingli probablemente predicó siete días a la semana. Bullinger
predicó cada Día del Señor durante más de cuarenta años, y probablemente
un promedio de tres veces durante la semana. En 1532, se determinó en
Zurich que cada pastor en la ciudad tenía que predicar dos veces en el Día del
Señor y una vez durante la semana. Por lo tanto, cada pastor tenía que
preparar un mínimo de 150 sermones nuevos cada año. Se convirtió en un
lugar común para que los pastores protestantes de Zurich trabajaran en tres
secciones diferentes de las Escrituras en un momento dado. Podrían estar
trabajando a través de los Salmos en las mañanas del Día del Señor, a través
de una de las epístolas de Pablo en las noches del Día del Señor, y a través de
uno de los cuatro evangelios en una noche de semana.
Tan diferentes como eran sus estilos de predicación, parece que su
contenido de sermón real fue bastante similar. Desafortunadamente, no
tenemos muchos sermones existentes de Zwingli, pero podemos categorizar
las características de sus sermones que se destacan.
El primero es el siguiente: hubo un fuerte y explícito acento sobre el
Espíritu Santo en los sermones de Zwinglio y Bullinger. Una y otra vez
vemos referencias a la dependencia en la obra del Espíritu.Lutero sospechaba
de este acento. Él sospechó erróneamente que eran realmente místicos
("espiritistas") en el corazón. Esta caracterización surgió del famoso debate
de Lutero con Zwinglio en la Universidad de Marburg, elColoquio de
Marburgo (1–3 de octubre de 1529). Allí no estuvieron de acuerdo sobre la
presencia de Cristo en elLa cena del señor Pero incluso una lectura superficial
de los sermones de ambos autores muestra que no había rastro de tal
"Espiritismo ”, ya sea en la predicación de Zwingli o de Bullinger.
Segundo, enfatizaron el gran principio de Reforma de sola
scriptura . Ambos ministros estaban convencidos de que no debían predicar
nada más que las Escrituras (recuerda lo radical que era esto en ese
momento). Esta predicación de las Escrituras se haría preferiblemente de
manera secuencial, para que todo el consejo de Dios se proclamara a su
debido tiempo.
Hughes Oliphant Old describe la predicación de Zwingli de esta manera:
Zwinglio se inspiró en el lectio continua Predicación de
Crisóstomo. Siguió el sistema a través de todo su ministerio, cubriendo
sucesivamente a Mateo, que tomó un año entero de predicaciones
diarias, los Hechos de los Apóstoles, 1 Timoteo, las dos epístolas de
Pedro y los hebreos. En 1524 se sabe que predicó a través del Evangelio
de Juan y luego terminó el resto de las Epístolas Paulinas. Después de
siete años de predicación diaria, había tratado la mayor parte del Nuevo
Testamento. Luego se dirigió al Antiguo Testamento, predicando
primero los Salmos. Luego comenzó el Pentateuco a mediados de julio
de 1526. Parece haber continuado a través de los Libros históricos hasta
marzo de 1528, cuando comenzó a Isaías. Luego continuó a través de los
Profetas por un tiempo, cuánto tiempo no sabemos. Esta interpretación
sistemática de las Escrituras fue recibida con considerable entusiasmo en
Zurich, y sus colegas lo observaron con gran interés. Uno por uno, los
predicadores humanistas cristianos de la Alta Renania comenzaron a
seguir su ejemplo. En el sur de Alemania, fue este tipo de predicación
bíblica sistemática la que ganó a la gente a la Reforma.9
Como señala Old, Zwingli a veces se separó de su lectio continua y
entregó mensajes para ocasiones especiales. Por ejemplo, predicó un sermón
en la oficina del pastor en la segunda Disputación de Zurich. Tuvo la
oportunidad de predicar a las hermanas dominicas en Outenbach en elLa
claridad y la certeza de la Palabra de Dios. Predicó sermones en los días
festivos más importantes del año cristiano y se tomó el tiempo de abordar las
controversias cuando surgieron. 10 Así que el suyo no era un sistema
servil; Trabajó de manera realista con la situación en cuestión. Pero, en
general, se movía uno por uno a través de los libros de la Biblia.
Zwinglio creía que como Palabra de Dios, las Escrituras tenían claridad
(perspicuidad) y autoridad en sí mismas. Escribe: "Cuando la Palabra de Dios
brilla sobre la comprensión humana, la ilumina de tal manera que entiende y
confiesa la Palabra y conoce su certeza". 11 Citó el Salmo119: 130: “La
entrada de tus palabras da luz; da entendimiento a los simples ". Así, cuando
la Palabra de Dios llegó a un profeta, él" supo que era de Dios y no de ningún
otro ", dice Zwinglio. 12 La Biblia es uno mismo -a uthenticating , porque es
la voz de Dios. La Palabra de Dios "viene con tanta claridad y seguridad de
que seguramente se conoce y se cree". 13 Esta creencia le dio confianza para
predicar las Escrituras solamente, no las ideas de los hombres. Él dice: “No
importa quién sea un hombre, si te enseña de acuerdo con su propio
pensamiento y tu mente, su enseñanza es falsa. Pero si él te enseña de
acuerdo con la Palabra de Dios, no es él quien te enseña, sino Dios quien le
enseña ” 14.Esto puso al predicador en la posición de un siervo humilde bajo
la autoridad del Señor. Después de un combate casi fatal con la plaga en
1519, Zwinglio escribe en oración a Dios, "haz lo que quieras", para "Soy tu
herramienta, para completar o romper". 15
Es difícil determinar en qué medida la predicación de Zwingli fue
moldeada por su experiencia personal. Pero fue un hombre que creció
amando las Escrituras; Él vino a beberlos, a estudiarlos continuamente. Como
resultado, él conocía bien su Biblia. Esto lo ayudó inmensamente en su
predicación; mientras predicaba, podía apelar a los textos de toda la Biblia. Y
esto es lo que da a sus escritos, aún hoy, un anillo de autoridad. losLa
autoridad de las Escrituras siempre trasciende la era y la cultura en que
vivimos. Por eso, cuando somos hombres de las escrituras, nuestros sermones
tienen un valor perdurable. La Palabra de Dios, como Pedro nos dice, "vive y
permanece para siempre" (1 Pedro.1:23). Zwinglí se deleitó con la vida que
encontró en las Escrituras, la vida que se manifestó en el poder libre y
soberano de Dios. Él dice: “La Palabra de Dios es tan viva, fuerte y poderosa
que todas las cosas tienen que obedecerla necesariamente, y eso es tan
frecuente y en el momento que Dios mismo lo designa. . . . Si no se cumple
en el momento en que usted lo desea, eso no se debe a ninguna deficiencia de
poder sino a la libertad de su voluntad ” 16.
Zwinglio y Bullinger se sentían tan fuertes acerca de sola Scriptura que se
movieron para establecer lo que podríamos llamar el primer seminario
teológico del protestantismo reformado, para capacitar a otros hombres en la
autoridad y las enseñanzas de la Escritura. El seminario fue llamado
elProphezei , señalando la continuidad entre el predicador cristiano y el
antiguo profeta. Después de que se estableció en 1525, Zwingli y Bullinger se
convirtieron en dos de los maestros más importantes allí. Los estudiosos
debaten la naturaleza de laSeminario de educación que ofrecía. Las obras
exegéticas de Peter Martyr Vermigli (1500–1562), Theodor Bibliander
(1509–1564) y otros teólogos importantes de ese día se convirtieron en los
libros de texto de este seminario. Los alumnos también fueron capacitados en
ellenguas antiguas. También ayudaron a los maestros en su trabajo y en la
publicación. En cierto modo, parece que los estudiantes sirvieron como
asistentes de enseñanza incluso cuando estaban aprendiendo. Una tarea
interesante que los estudiantes realizan estaba ayudando a la facultad con la
traducción de la Biblia, lo que resulta en el modo -c alled Traducción de
Zurich. Esta versión fue más precisa queLa traducción de Lutero, aunque su
influencia más tarde se desvaneció. Lutero tradujo como un poeta hábil, pero
los eruditos de Zurich tradujeron como estudiantes conocedores de las
lenguas antiguas.
Tercero, la predicación de Zwingli y Bullinger estaba centrada en
Cristo. Siendo fundados en sola Scriptura , ellos naturalmente
predicaronsolus christus . Old dice: “Zwinglio, sobre todo, predicó a Cristo y
el poder salvador de su muerte y resurrección” .17 Enfatizó que Cristo había
hecho expiación al morir como nuestro sustituto para satisfacer la justicia de
Dios por nuestros pecados. De hecho, así es como Zwinglio llegó a ser un
famoso predicador. La gente esencialmente dijo: “No solo subes a escuchar la
Palabra de Dios, sino que él está predicando a Jesucristo sin predicar a María
y los santos. ¿Sabías que según Zwinglio, puede ir directamente a Dios a
través de Jesús Cristo?”Una vez más, lo que es tan común para nosotros hoy
era revolucionaria y radical para el pueblo de ese tiempo.Le debemos mucho
a Zwinglio por la claridad con la que enseñó el Evangelio y por establecer un
énfasis cristológico y un enfoque que los predicadores de la Reforma deben
seguir.
Es interesante mirar las páginas de título de los escritos de Zwingli y
Bullinger. En aquellos días, un título usualmente era largo, esencialmente
constituyendo un resumen del libro, casi como lo que encontramos hoy en la
contraportada de un libro. Por debajo el nombre del autor no habría por lo
general ser un texto, parte p icked por el autor, que resumió su énfasis
principal en el libro. En las páginas de título de las obras de Zwingli y
Bullinger, estos textos son casi siempre cristológicos. Uno de los libros de
Zwingli tiene a Mateo.11:28: "Venid a mí, todos los que estáis trabajados y
cargados". Para uno de sus libros, Bullinger eligió a Matthew 17: 5: “Este es
mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; Escuchadle a él.
Los escritos de Zwingli están llenos de Cristo -c entró declaraciones y
principios. Sus sesenta -s incluso tesis son mucho más centrado en Cristo de
LuteroNoventa -F IVE Tesis. Aquí es una declaración típica, tomada desde el
comienzo de las conclusiones de Zwinglio: “El resumen del Evangelio es que
nuestro Señor Jesús Cristo, verdadero Hijo de Dios, ha dado a conocer la
voluntad de su Padre Celestial, y nos ha redimido de la muerte y nos
reconcilió con Dios por su inocencia.” 18 encontramos este énfasis en la
justicia de Jesús Cristo y toda nuestra salvación tumbado en Jesús Cristo,
todo recibida por la fe en Cristo, a través de las tesis de Zwinglio.
Cristo también fue el núcleo de la predicación de Bullinger. SuLa
cristología ya se encontró en forma seminal en su Proporción de Studiorum ,
escrita en 1528. Dice: “Leí que Cristo fue colocado en la Cruz. Creo que
Cristo es la satisfacción de todos los creyentes. Leí que Cristo resucitó a los
muertos, etc. Enseño que solo Cristo debe ser invocado en todos los
peligros. Leí que Cristo rechazó las cosas mundanas, que enseñó la inocencia
y la caridad. Concluyo, por lo tanto, que la adoración a Dios consiste en la
pureza de la vida y en la inocencia y la caridad y no en sacrificios externos,
fiestas, vestiduras, etc. ” 19.
Este enfoque cristológico es tanto más evidente en The Decades
de Bullinger . Desde su gol en sus sermones en las décadas es llevar al lector
a Jesús Cristo, todo el conjunto de sermones está impregnado de la
cristología.

Johannes Oecolampadius
Johannes Huszgen (1482–1531) fue un brillante erudito y un importante
reformador en Basilea. 20 Su apellido fue latinizado como Oecolampadius, o
"lámpara de la casa". Old lo llama "uno de los anclajes de la
Reforma". 21 Nacido en el Palatinado, estudió derecho y teología, bajo la
influencia del estudioso humanista Jakob Wimpfeling (1450-1528). Después
de trabajar como tutor para los hijos del Elector Philipp (1448–1508) del
Palatinado, comenzó a predicar en su ciudad natal.de weinsberg. Luego
regresó a la escuela para estudiar griego y hebreo, donde conoció a Wolfgang
Capito (c. 1478–1541), que serviría en Basilea, Maguncia y Estrasburgo. Él
fue mentor de Philip Melanchthon (1497–1560), quien luego fue influenciado
por su tratado sobre el significado simbólico de las palabras de Cristo: “Este
es mi cuerpo”. Ayudó a Erasmus a completar sus anotaciones sobre el Nuevo
Testamento griego. También tradujo algunos de los padres griegos y publicó
una gramática griega.
A fines de 1518, fue a la catedral de Augsburgo, uno de los púlpitos más
importantes de toda Alemania. Esto fue solo unos pocos meses después de
que Lutero publicara sus tesis, y Oecolampadius siguió con gran interés el
desarrollo de la controversia sobre esas tesis. En 1520, dejó Augsburgo para
convertirse en sacerdote confesor en el monasterio de Altomünster. Allí hizo
uso de su soledad para meditar sobre los padres de la iglesia y los escritos de
Lutero, y descubrió que Lutero estaba "más cerca de la verdad evangélica que
cualquiera de sus oponentes" .22 Mantenía correspondencia con Lutero y
Melanchthon, y también desarrolló una amistad con Zwingli.
La persecución de los reformadores pronto comenzó a calentarse. En 1521,
elEl Edicto de Worms declaró a Lutero hereje, lo que lo obligó a esconderse
temporalmente. Oecolampadius, a pesar de ser un reconocido erudito, se
encontró a sí mismo como un refugiado sin trabajo. Pero en la providencia de
Dios, regresó a Basilea en 1522 y se convirtió en profesor universitario de la
Biblia y ministro predicando en la Iglesia de San Martín. En 1523-1524, dio
una conferencia sobre Isaías a una audiencia de cuatrocientas personas,
publicando sus conferencias en un comentario (1525) que ganó los elogios de
Lutero y Calvino. Sus comentarios sobre Isaías 55: 3 contienen quizás la
referencia reformada más antigua a un pacto entre el Padre y el Hijo como el
fundamento del pacto de gracia eterno de Dios. 23 También escribió
comentarios sobre otros veinte libros de la Biblia, ninguno de los cuales
todavía se ha traducido al inglés. 24
En 1528, se casó con Wibrandis, una veintena -s ix -y oído -o ld viuda que,
después de su muerte, se casó con Capito, y luego, viuda de nuevo, después
se casó con Martin Bucer (1491-1551).
En 1529, el gobierno de Basilea se declaró oficialmente para la
Reforma. El primer artículo de la Ley de Reforma dice lo siguiente: “A partir
de ahora nada ha de ser predicado pero la Santa Palabra de Dios, el Evangelio
de Jesús Cristo. Las buenas nuevas deben ser predicadas a los fieles, puros,
claros y sencillos, a la gloria de Dios y la edificación del amor fraternal
” .25 Oecolampadius fue promovido a predicador de catedral en
Basilea. Predicó a través del Evangelio de Marcos, una serie de la cual
todavía tenemos 131 sermones, y también Colosenses, y predicó otras series
de exposiciones que se han perdido. 26
Su fuerte liderazgo, combinado con una evitación diplomática de
controversias innecesarias, ayudó a unificar y promover la Reforma en
Basilea. También en 1529, asistió a laColoquio de Marburgo, de pie con
Zwinglio contra La creencia de Lutero y Melanchton en la presencia local o
física de Cristo en el La cena del señor Y trabajó para reducir el control del
gobierno sobre la iglesia y otorgar a la iglesia los poderes legítimos para
disciplinar a sus miembros.
Continuó laborando en Basilea hasta su muerte en 1531. Sus escritos y
reformas tuvieron un profundo impacto en Calvin, quien trabajó en la primera
edición de sus Institutos en Basilea unos pocos años después de la muerte de
Oecolampadius y continuó meditando sobre sus comentarios durante
años. Verdaderamente el alemán -S Wiss reformador resultó ser una
“lámpara”, cuya luz ilumina muchos en la casa de Dios.
Diane Poythress, después de un cuidadoso estudio de los mensajes de
Oecolampadius sobre Isaías, ha hecho las siguientes observaciones sobre
cuatro temas experienciales en su predicación:
1. "Oecolampadius sobresale en exponer el mal". 27Él enseña mucho sobre
cómo reconocer los dispositivos de Satanás y cómo rechazarlo cuando viene
con su engaño. Hay un tema experiencial en su predicación: expresa cómo el
alma puede luchar contra las fuerzas del mal. Él señala que Satanás incluso
usa las cosas santas de Dios, mezclando sus mentiras con la verdad de
Dios. Él calumnia a los piadosos, pervierte la justicia y atormenta a las
personas ansiosas con dudas. Los creyentes pueden esperar ser atacados por
el diablo. Oecolampadius pregunta: "¿Nos salvaría [a Satanás] que ni siquiera
temía atacar a Cristo?" Satanás tiene como objetivo especial entristecer a los
creyentes persuadiéndolos de que Dios los ha rechazado. El reformador de
Basilea escribe: “He aquí entre estas pruebas seguras con qué frecuencia el
diablo sugiere que tu fe es en vano y que tú estás entre el número de
condenados. . . . Porque así como cuando estamos seguros de la gracia de
Dios, nos alegramos en conciencia, cuando creemos que Dios está enojado
con nosotros, estamos sumamente aterrorizados. De hecho, esto es el infierno
mismo ".28 Pero las tentaciones del diablo finalmente no pueden vencer,
porque Cristo es el Señor.
2. Oecolampadius dice que "recordar la consumación" de la historia es un
"estímulo" útil para "provocar un alma hacia piedad. ” 29 Al hacerlo, alienta
al creyente de varias maneras.Le asegura que la de Dios. La justicia
prevalecerá y castigará severamente a los enemigos de su pueblo. Le consuela
saber que Dios un día aplastará completamente el pecado dentro de nosotros,
derrocando nuestra "Babilonia" interior. Y anticipar el día del juicio ayuda al
cristiano a ver la gloria de Cristo, que es "seguir a Dios con corazón y alma,
donde sea que Él pueda". plomo. " 30
3. Oecolampadius anima a los creyentes a la piedad personal. Él aplica la
ley como una guía para una vida cristiana que está facultada por la fe en
Cristo: “Los mandatos de Dios son fáciles. . . . Parece ser una montaña ardua
y un ascenso muy difícil, dar la vida por los hermanos, hacer el bien a los
enemigos, renunciar a todas las cosas mundanas; pero nada es difícil para el
que cree ” 31.Él llama a los creyentes a encontrar el poder de obedecer al
crecer en su comprensión del poder de Dios y la confiabilidad de sus
promesas. Él aplica los ejemplos de héroes bíblicos para estimular la piedad
de sus oyentes. Abre el significado reconfortante de los nombres de Dios,
como “el Señor Sabaoth” (“el Señor de los ejércitos o ejércitos”),
escribiendo: “Todos los ejércitos son Sus siervos, tanto celestiales como
terrenales, y Él puede enviarlos para la ayuda de su propio pueblo ". Exhorta
a los creyentes a animarse unos a otros al hablar el evangelio unos a otros:"
Usted tiene aquí lo que debe anunciar, a saber, la misericordia y el poder y el
advenimiento de Cristo. . . . Nosotros, quienes somos los verdaderos
anunciantes, decimos: 'He aquí tu Dios' ” 32.
4. Por encima de todo, Oecolampadius ve la predicación como el anuncio
personal de Cristo. Esto surge de su punto de vista de las Escrituras. Él dice:
"Debido a que la Palabra de Dios está inspirada por el Espíritu Santo, no
puedo afirmar que en todos los lugares el Espíritu de las Escrituras tiene
respeto por Cristo Jesús en el propósito, la meta y el método". Por lo tanto, el
primero y El acto fundamental del estudiante de las Escrituras es venir a la
Biblia en busca de Cristo: "El sentido de las Escrituras no llega a nadie,
excepto a aquellos que también buscan a Cristo y a quienes Cristo se revela a
sí mismo". 33Esto va de la mano de los humildes. nosotros mismos, porque
Dios se revela a sí mismo para su gloria, y cuanto más conocemos a Dios,
más nos enfrentamos con nuestra "maldad" 34.

Conclusión
Espero que este breve estudio de las vidas y ministerios de Zwinglio,
Bullinger y Oecolampadius les haya dado una idea de la predicación bíblica y
experiencial que Dios despertó en el siglo XVI. La Reforma es recordada hoy
por sus herederos por su teología, y con razón. Sin embargo, esa teología se
extendió y se apoderó de las naciones a través de la predicación de la Palabra
de Dios de corazón a corazón. Fundada sobre la exposición de las Escrituras,
un libro a la vez, dicha predicación no solo buscaba informar a la mente, sino
también inflamar el corazón con la pena por nuestros pecados y anhelar la
gloria del Salvador. Aunque a menudo se los olvida, estos tres hombres
fueron fieles para servir como luces ardientes y brillantes en las situaciones
donde Dios los puso, y como resultado, todavía hablan a la iglesia cinco
siglos después.

1 . T. H. L Parker, Los oráculos de Dios: Introducción a la predicación de Juan Calvino (Londres: Lutterworth,
1947), 20; cf. Edwin C. Dargan, Una historia de predicación (Grand Rapids, MI: Baker, 1954), 1: 366.
2 . En Zwingli, ver a Ulrich Zwingli y Heinrich Bullinger, Zwingli y Bullinger , ed. Geoffrey W. Bromiley,
Biblioteca de Clásicos Cristianos, vol. 24 (Filadelfia: Westminster, 1953); Raget Christoffel,Zwingli: O, El ascenso de
la reforma en Suiza , trad. John Cochran (Edimburgo: T&T Clark, 1858); Jaques Courvoisier, Zwinglio: un teólogo
reformado (Richmond, VA: John Knox Press, 1963); Oskar Farner, Zwinglio el reformador: su vida y obra , trad. D. G.
Sear (Hamden, CT: Archon, 1968); Edward J. Furcha y H. Wayne Pipkin, Profeta, Pastor, Protestante: La obra de
Huldrych Zwingli después de quinientos años (Allison Park, PA: Pickwick, 1984); Ulrich Zwingli,Escritos
seleccionados de Huldrych Zwingli , ed. Edward J. Furcha y H. Wayne Pipkin (Allison Park, PA: Pickwick,
1984); Gottfried Wilhelm Locher, El pensamiento de Zwingli: Nuevas perspectivas (Leiden: Brill, 1981); G. R.
Potter, Zwingli (Cambridge, Reino Unido: Cambridge University Press, 1984); Jean Rilliet, Zwingli, Tercer Hombre de
la Reforma , trad. Harold Knight (Londres: Lutterworth, 1964); W. P. Stephens, La teología de Huldrych
Zwingli (Oxford: Clarendon, 1986); Zwinglio: una introducción a su pensamiento (Oxford: Clarendon,
1992); "Zwinglio en Juan 6:63: 'Spiritus Est Qui Vivificate, Caro Nihil Potest'", enInterpretación bíblica en la era de la
reforma: ensayos presentados a David C. Steinmetz en honor a su sexagésimo cumpleaños , ed. John L. Thompson y
Richard A. Muller (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1996), 156–85; Sigmund Widmer, Zwingli, 1484–1984: Reforma en
Suiza (Zürich: Theologischer Verlag, 1983).
3 . H. H. Howorth, “El origen y la autoridad del canon bíblico según los reformadores continentales: II. Luther,
Zwingli, LeFevre y Calvin, " The Journal of Theological Studies 9 (1908): 198–99.
4 . Howorth, "Origen y Autoridad del Canon Bíblico", 199.
5 . Citado en Lee Palmer Wandel, "Zwingli, Huldrych", The Oxford Encyclopedia of the Reformation, ed. Hans
Joachim Hillerbrand (Oxford: Oxford University Press, 1996), 4: 321.
6 . Hughes Oliphant Old, La lectura y predicación de las Escrituras en el culto de la Iglesia cristiana, Volumen 4: La
era de la Reforma (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1998), 43.
7 . En Bullinger, ver J. Wayne Baker, Heinrich Bullinger y The Covenant: The Other Reformed Tradition (Atenas,
OH: Ohio University Press, 1980); Zwingli y Bullinger, Zwingli y Bullinger ; George Melvyn Ella, Henry Bullinger
(1504-1575): Pastor de las Iglesias (Eggleston, Reino Unido: Go Publications, 2007); Heinrich Bullinger, Las
décadas , ed. Thomas Harding, 2 vols. (Grand Rapids, MI: Reformation Heritage Books, 2004); Bruce Gordon y
Emidio Campi, eds,. Arquitecto de la Reforma: Una introducción a Heinrich Bullinger, 1504-1575 , Textos y estudios
en Reforma y post -ReformationPensamiento (Grand Rapids, MI: Baker Academic, 2004); David John Keep, "Henry
Bullinger y la Iglesia isabelina: un estudio de la publicación de sus" décadas ", su carta sobre el uso de vestimentas y su
respuesta al toro que excomulgó a Elizabeth" (PhD diss., Universidad de Sheffield, 1970 ); Charles S. McCoy, J.
Wayne Baker y Heinrich Bullinger, fuente del federalismo: Heinrich Bullinger y la tradición de alianza (Louisville,
KY: Westminster / John Knox Press, 1991); Cornelis P. Venema, Heinrich Bullinger y la Doctrina de la
predestinación: ¿Autor de “La Otra Tradición Reformada”? Textos y estudios en Reforma y post -
R eformation Pensamiento (Grand Rapids, MI: Baker, Académico, 2002).
8 . Walter Hollweg, Heinrich Bullingers Hausbuch: Eine Untersuchung Über Die Anfänge der Reformierten
Predigtliteratur (Neukirchen, Kreis Moers: Verlag der Buchhandlung des Erziehungsvereins, 1956), 18–19.
9 . Antiguo, Lectura y Predicación de las Escrituras , 4:46.
10 . Antiguo, lectura y predicación de las Escrituras , 4: 46–47.
11 . Ulrich Zwingli, “De la claridad y certeza de la Palabra de Dios”, en Zwingli y Bullinger , 75.
12 . Zwingli, "Claridad y certeza", 76.
13 . Zwingli, "Claridad y certeza", 77.
14 . Zwingli, "Claridad y certeza", 90.
15 . Citado en Wandel, "Zwingli, Huldrych", 321.
16 . Zwingli, "Claridad y certeza", 72.
17 . Viejo, lectura y predicación de las Escrituras , 4:50.
18 . Citado en James T. Dennison Jr., ed., Confesiones reformadas de los siglos XVI y XVII en traducción al inglés:
Volumen 1, 1523-1552 (Grand Rapids, MI: Reformation Heritage Books, 2008), 3.
19 . Heinrich Bullinger, proporción de Studiorum — Studienanleitung , ed. Peter Stotz (Zurich: LIT Verlag, 1987),
25.
20 . En Oecolampadius, vea a Diane Poythress, reformadora de Basilea: La vida, el pensamiento y la influencia de
Johannes Oecolampadius (Grand Rapids, MI: Reformation Heritage Books, 2011); “Exposición de Isaías de Johannes
Oecolampadius, capítulos 36–37” (PhD diss., Seminario Teológico de Westminster, 1992); Demura Akira, “Disciplina
de la Iglesia según Johannes Oecolampadius en el contexto de su vida y pensamiento” (PhD diss., Seminario Teológico
de Princeton, 1964); E. Gordon Rupp, Patterns of Reformation (Londres: Epworth, 1969), 3-64; Thomas A. Fudge,
“¿Ícaro de Basilea? Oecolampadius y la primera reforma suiza, ” Journal of Religious History 21, no. 3 (octubre de
1997): 268–84; Ed L. Miller, "Oecolampadius: El héroe desconocido de la reforma de Basilea"Iliff Review 39, no. 3
(otoño de 1982): 5–25.
21 . Viejo, Lectura y Predicación de las Escrituras , 4:53.
22 . Citado en Robert C. Walton, "Oecolampadius, Johannes", The Oxford Encyclopedia of the
Reformation , ed. Hans Joachim Hillerbrand (Oxford: Oxford University Press, 1996), 170.
23 . Poythress, Reformador de Basilea , 50.
24 . Las traducciones de sus comentarios sobre Isaías 36–37 están disponibles en Poythress, Reformer of Basel , 171–
201.
25 . Citado en Antiguo, Lectura y Predicación de las Escrituras , 4:64.
26 . Viejo, lectura y predicación de las Escrituras , 4:63.
27 . Poythress, “Exposición de Isaías de Johannes Oecolampadius, capítulos 36–37,” 405.
28 . Citado en Poythress, “Exposición de Isaías de Johannes Oecolampadius, capítulos 36–37,” 406.
29 . Citado en Poythress, “Exposición de Isaías de Johannes Oecolampadius, capítulos 36–37,” 407.
30 . Citado en Poythress, “Exposición de Isaías de Johannes Oecolampadius, capítulos 36–37,” 407–8.
31 . Citado en Poythress, “Exposición de Isaías de Johannes Oecolampadius, capítulos 36–37,” 409–10.
32 . Citado en Poythress, “Exposición de Isaías de Johannes Oecolampadius, capítulos 36–37,” 410–411.
33 . Citado en Poythress, Reformer de Basilea , 121.
34 . Citado en Poythress, Reformer de Basilea , 121-22.
6

Predicadores de la Reforma: Calvin

Juan Calvino abrazó una alta visión de la predicación. 1 Él llama a la oficina


de la predicación "la más excelente de todas las cosas", alabada por Dios para
que se la tenga en la más alta estima. "No hay nada más notable o glorioso en
la iglesia que el ministerio del evangelio", concluye. 2 Al comentar sobre
Isaías.55:11, él dice: “El Verbo sale de la boca de Dios de tal manera que sale
también de la boca de los hombres; porque Dios no habla abiertamente desde
el cielo, sino que emplea a los hombres como sus instrumentos ”. 3
Calvino vio la predicación como el medio ordinario o normal de salvación
y bendición de Dios. Él dice que el Espíritu Santo es el "ministro interno" que
usa al "ministro externo" para predicar la Palabra. El ministro externo
"sostiene la palabra vocal y es recibida por los oídos", pero el ministro
interno "verdaderamente comunica lo proclamado [que] es Cristo". 4 Así,
Dios mismo habla a través de la boca de sus siervos por medio de su Espíritu.
. "Dondequiera que se predique el evangelio, es como si Dios mismo entrara
en medio de nosotros", escribe Calvin. 5Predicar es el instrumento y la
autoridad que el Espíritu usa en su obra salvadora de iluminar, convertir y
sellar a los pecadores. "Ahi esta . . . una eficacia interna del Espíritu Santo
cuando arroja su poder sobre los oyentes, para que puedan abrazar un
discurso [sermón] por la fe ". 6
Calvin enseñó que la Palabra predicada y el testimonio interno del Espíritu
deben ser distinguidos pero no pueden ser separados. Palabra y Espíritu están
unidos orgánicamente; sin el espiritu,escuchar la Palabra predicada solo
aumenta la condena de los incrédulos. Por otro lado, Calvino amonestó a
aquellos que enfatizaban el Espíritu aparte o a costa de la Palabra, diciendo
que solo el espíritu de Satanás se separa de la Palabra. 7
Este énfasis en la predicación llevó a Calvin a estar activo en varios frentes
en Ginebra, Suiza, donde ministró durante veintiséis años. Primero, mostró
sus convicciones a través de su propio ejemplo. Calvin predicó desde el
Nuevo Testamento en las mañanas del Día del Señor, los Salmos en las tardes
del Día del Señor y el Antiguo Testamento a las 6 am en uno o dos días
hábiles. Siguiendo este programa durante su último período de ministerio en
Ginebra desde 1541 hasta 1564, Calvin predicó cerca de cuatro mil sermones,
más de 170 por año. En su lecho de muerte, habló de su predicación como
más importante que sus escritos. 8
Segundo, Calvin a menudo predicaba a su congregación acerca de
sus Responsabilidad de escuchar la Palabra de Dios correctamente. Enseñó a
su gente el espíritu con el que debían acudir al sermón, qué escuchar en la
predicación y cómo responder. Ya que, para Calvino, toda predicación
verdadera es una predicación bíblica y los ministros deben abrir la Palabra
para predicar solo lo que Dios manda, las personas deben probar los
sermones según este criterio. Los sermones no bíblicos deben ser
rechazados; Los sermones de las Escrituras deben ser aceptados como la
Palabra de Dios y obedecidos. El objetivo de Calvin era que la gente
comprendiera la importancia de predicar, aprender a desear la predicación
como una bendición suprema y participar tan activamente en el sermón como
el predicador mismo. Su actitud básica era ser una de "la voluntad de
obedecer a Dios completamente y sin reservas". 9
Calvin estaba motivado a estresarse. Audiencia provechosa de la Palabra
porque creía que pocas personas escuchan bien. Aquí hay una valoración
típica.de Calvin: “Si se predica el mismo sermón, digamos, a cien personas,
veinte lo reciben con la obediencia de la fe, mientras que el resto lo sostienen
sin valor, o ríen, o silban, o lo detestan”. 10 Encontré más más de cuarenta
comentarios similares en los sermones de Calvin (especialmente en
Deuteronomio), comentarios (por ejemplo, en Ps.119: 101 y Hechos 11:23), y
los Institutos (especialmente 3.21–24). Si la audiencia provechosa fue un
problema en la época de Calvin, ¿cuánto más lo es hoy, cuando los ministros
tienen que competir por la atención de su congregación con todos los medios
de comunicación que nos bombardean a diario?
Tercero, el sistema de Ginebra que Calvin estableció enfatizó la
predicación. Las ordenanzas de Ginebra estipularon que en el día del Señor,
los sermones debían ser predicados en cada una de las tres iglesias al
amanecer y nuevamente a las 9 am Después de que los niños fueran
catequizados al mediodía, un tercer sermón debía ser predicado en cada
iglesia a las 3 pm de lunes a viernes. los sermones también se programaron en
las tres iglesias los lunes, miércoles y viernes a diferentes horas para que
pudieran escucharse uno tras otro. De esa manera, las personas podrían
recibir tres sermones en un día si así lo desean. Para cuando Calvin murió, al
menos un sermón se predicaba en cada iglesia todos los días de la semana.
Los dones de Calvin y la alta visión de la predicación, tanto
teológicamente como en la práctica, nos motivan a estudiar sus sermones. En
este capítulo, quiero dar una visión general de cómo Calvino predicó antes de
centrarse más estrechamente en las cuestiones de cómo predicaba por
experiencia y como tal predicación interfaz con doctrinas relacionados o
consecuentes, tales como la seguridad de la fe, de la elección, y la auto -
e XAMEN .

La predicación de calvin
Calvin predicó en serie en varios libros de la Biblia, esforzándose por mostrar
el significado de un pasaje y cómo debería impactar en la vida de sus
oyentes. Al igual que las antiguas homilías de la iglesia en estilo, sus
sermones no tenían divisiones o puntos aparte de lo que dictaba el
texto.Como escribe Paul Fuhrmann, "Son homilías propias de la antigua
iglesia: exposiciones de pasajes de la Biblia [a la luz de la gramática y la
historia, [aplicación] a las situaciones de la vida de los oyentes". 11
Calvino fue un exegeta cuidadoso, un expositor capaz y un fiel aplicador
de la Palabra. Sus objetivos en la predicación eran glorificar a Dios, hacer
que los creyentes crezcan en la gracia y el conocimiento de Cristo Jesús , y
unir a los pecadores con Cristo, para que "los hombres se reconcilien con
Dios mediante la libre remisión de los pecados" 12. Este objetivo de salvar a
los pecadores se combinó perfectamente con su énfasis en las doctrinas de las
escrituras. Él escribe que los ministros son “guardianes de la verdad de
Dios; es decir, de su preciosa imagen, de lo que concierne a la majestad de la
doctrina de nuestra salvación y la vida del mundo ” 13.Calvin frecuentemente
aconsejaba a los ministros que mantuvieran este tesoro a salvo al manejar la
Palabra de Dios con cuidado, siempre luchando por la enseñanza bíblica
pura. Sin embargo, eso no excluía la aplicación de la Palabra en los eventos
contemporáneos en la vida de las personas. A medida que se exponen los
eventos actuales relacionados con el pasaje, Calvin se sintió libre de aplicar
su sermón a esos eventos de manera práctica, experiencial y moral. 14
La imagen del predicador como maestro movió a Calvin para enfatizar la
importancia de tener cuidado sermón preparación. Cómo logró esa meta por
sí mismo, con su frecuencia de predicación y una pesada carga de trabajo
adicional, sigue siendo un misterio, pero obviamente estudió el texto para ser
expuesto con gran cuidado y leyó ampliamente lo que otros habían dicho al
respecto. Predicó extemporáneamente, confiando en gran medida en su
notable memoria. A menudo declaraba que el poder de Dios se podía exhibir
mejor enEntrega extemporánea.
Es por esto que no hay manuscritos existentes de los sermones de
Calvin. Por lo que sabemos, nunca escribió ningún sermón.La única razón
por la que tenemos más de dos mil de los sermones de Calvin es que cierto
Denis Raguenier los tomó en taquigrafía desde 1549 hasta la muerte del
escriba en 1560. Aparentemente, Calvin nunca tuvo la intención de que
fueran publicados.
La longitud promedio de los textos que Calvin cubrió en sus sermones fue
de cuatro o cinco versículos en el Antiguo Testamento y dos o tres versículos
en el Nuevo Testamento. Sus sermones eran bastante bajo para su día (quizás
debido en parte a su condición asmática), probablemente con un promedio de
treinta -f ive a cuarenta minutos. Según informes, ha hablado
"deliberadamente, a menudo con largas pausas para permitir que las personas
piensen", aunque otros dicen que debe haber hablado rápidamente para
completar su sermón a tiempo. 15
El estilo de predicación de Calvino era simple y claro. En un sermón
titulado "Predicación pura de la palabra", Calvin escribe: "Debemos evitar
todo lo que no sea rentable".balbuceando, y permanezcamos sobre la simple
enseñanza, que es forzosa ” 16. La retórica por sí misma debe ser evitada,
aunque verdadera La elocuencia, cuando se somete a la simplicidad del
evangelio, debe ser codiciada. Cuando Joachim Westphal acusó a Calvin de
"balbucear" en sus sermones, Calvin respondió que se atuvo al punto
principal del texto y practicó la "brevedad cautelosa" 17.
Los sermones de Calvin abundan en la aplicación a lo largo. En algunos
casos, la aplicación consume más tiempo que la exposición. Aplicaciones
cortas y picantes, salpicadas a lo largo de sus sermones, exhortan, exhortan e
invitan constantemente a los pecadores a actuar en obediencia a la Palabra de
Dios. Calvin enfatiza que nosotros "no acudimos a la predicación
simplemente para escuchar lo que no sabemos, sino para que nos inciten a
cumplir nuestro deber". 18
T. H. L. Parker sugiere que los sermones de Calvin siguen un patrón:
1. la oración
2. Recapitulación del sermón anterior.
3a. Exégesis y exposición del primer punto.
3b. Aplicación del primer punto y exhortación a la obediencia del deber.
4a. Exégesis y exposición del segundo punto.
4b. Aplicación del segundo punto y exhortación a la obediencia del
deber.
5. Oración final, que contiene un breve resumen implícito del sermón 19
John Gerstner (1914–1996) señala que, aunque este era el orden estructural
que Calvin seguía y probablemente tenía la intención de seguir, con
frecuencia se apartaba de él porque "estaba tan ansioso por llegar a la
solicitud que a menudo lo introdujo en el En medio de la exposición. En otras
palabras, la aplicación fue el elemento dominante en la predicación de Juan
Calvino a la que todo lo demás estaba subordinado ". 20

El estrés de Calvino sobre la piedad en la predicación


Calvino entendió la verdadera religión como El compañerismo entre Dios y
el hombre. La parte de la comunión que se mueve de Dios al hombre que
Calvin llamóla revelación ; la parte de la comunión que se mueve del hombre
a Dios, que involucra la respuesta obediente del hombre, la llamó piedad. La
piedad funciona a través de la gracia de Dios por la fe, e implica actos
devotos como la confianza infantil, la humilde adoración, el temor piadoso y
el amor eterno. Las aplicaciones de Calvino en la predicación a menudo
apuntaban a excitar estos actos.
Para Calvin, el objetivo del predicador es promover la piedad, al tiempo
que se mantiene muy consciente de que el oyente no puede producirla por sí
mismo. El oyente es solo un receptor de piedad por la gracia del Espíritu
Santo, no el autor de ella. Sin embargo, el Espíritu acompaña a la Palabra con
dones divinos de gracias piadosas.
La piedad de Calvin, como su teología, es inseparable de la conocimiento
de dios El verdadero conocimiento de Dios resulta en una actividad piadosa
que apunta a ir más allá de la salvación personal para abrazar la gloria de
Dios. Donde no se sirve la gloria de Dios, la verdadera piedad no puede
existir. Este conocimiento de Dios obliga a la disciplina, la obediencia y el
amor en cada esfera de la vida del creyente. Para Calvino, la ley otorga al
amor su mandato y contenido para nuestros pensamientos, palabras y
acciones, para obedecer a Dios en una vida disciplinada y así vivir para su
gloria. En efecto, el amor es el cumplimiento de la ley. Por lo tanto, para
Calvin, la verdadera piedad es una relación tanto vertical (hacia Dios) como
horizontal (hacia el hombre) de amor y ley.
La gracia y la ley, por lo tanto, son prominentes en la teología y
predicación de Calvino. Mantener la ley es especialmente importante debido
a su propósito supremo de guiarnos a consagrar nuestras vidas a Dios.Lionel
Greve escribe: "La gracia tiene prioridad de tal manera que la piedad de
Calvin se puede considerar como una calidad de vida y una respuesta a la
gracia de Dios que trascendió la ley, pero al mismo tiempo la incluyó".
Continúa para concluir: "La piedad de Calvin puede ser llamado 'Piedad
trascendente. Trasciende a la criatura porque está fundada en la gracia, pero
aún así incluye a la criatura, ya que él es el sujeto de la fidelidad. Él es el
sujeto de tal manera que su piedad nunca es principalmente para su
bienestar. . . . El movimiento general de la piedad de Calvino es siempre
hacia Dios. Los beneficios de la bondad de Dios son simplemente
subproductos del propósito principal: glorificar a Dios ” 21.
Énfasis combinados de Calvino sobre la gloria de Dios y del
creyente Espíritu -w orked piedad le llevaron a una teología de la experiencia
cristiana. La experiencia fue una necesidad teológica y espiritual para él. Eso
es bastante comprensible, dado su acento en la obra del Espíritu en la vida del
creyente, un énfasis que le valió el título de "teólogo del Espíritu Santo". Por
lo tanto, no debe sorprendernos que su énfasis neumatológico y experiencial
de piedad se haya derramado. sobre sus sermones. La pregunta no es si
Calvino fue un predicador experiencial, eso es obvio por sus sermones,
comentarios e incluso sus Institutos . La pregunta es: ¿qué papel jugó la
experiencia en su teología y predicación?

Calvin y experiencia
En sus escritos, Calvin valora la experiencia siempre y cuando esté enraizada
en las Escrituras y brote de la realidad viva de la fe. Él define repetidamente
la experiencia de los creyentes como más allá de la expresión verbal. Por
ejemplo, escribe: "Tal, entonces, es una convicción que no requiere razones,
tal conocimiento con el que concuerda la mejor razón, en el que la mente
realmente reposa, más segura y constantemente que en cualquier otra razón:
tal, finalmente, un sentimiento que sólo puede nacer de la revelación
celestial. No hablo de otra cosa que lo que cada creyente experimenta dentro
de sí mismo, aunque mis palabras caen muy por debajo de una explicación
justa del asunto ". 22 Calvin continúa diciendo que el reconocimiento de Dios
por parte de los creyentes" consiste más en vivir la experiencia que en vano
y alto. -f lownespeculaciones ". Pero luego se apresura a agregar:" De hecho,
con experiencia como nuestro maestro, encontramos a Dios tal como se
declara a sí mismo en su Palabra ". 23
La experiencia falsa fabrica un dios que no cuadra con las Escrituras, pero
la experiencia verdadera siempre fluye de las verdades de las Escrituras y las
confirma. Santa Escritura es consistente con sagrada, Espíritu -
w orked experiencia, ya que Calvino entendió que la Biblia no es un libro de
doctrinas abstractas o escolares, sino un libro de la doctrina que tiene sus
raíces en la realidad, y que informa y transforma la vida diaria. Así, la
experiencia jugó un papel importante en la exégesis de Calvin.Willem Balke
escribe: “La experiencia puede servir como una clave hermenéutica en la
explicación de las Escrituras. La Biblia nos coloca en el centro de la lucha de
fe, coram.Deo , y por lo tanto Calvin puede recomendarse a sí mismo como
un exegeta como lo hace en la introducción al Comentario sobre elSalmos
(1557) ya que él ha experimentado lo que la Biblia testifica ". 24
Calvino vio sus experiencias multifacéticas como un reformador como una
calificación importante para exegetar y predicar la Palabra de Dios. Aunque
relacionó su calificación experiencial en particular con los Salmos, ya que los
Salmos se relacionan mejor con el pueblo de Dios que sufre y son, como los
llama, "Una anatomía de todas las partes del alma", todos sus sermones y
comentarios revelan que él creía que ningún libro de la Escritura puede ser
reducido a mera doctrina.
Aunque Calvino le atribuyó un gran lugar para experimentar en su exégesis
y predicación, entendió que la experiencia tiene limitaciones
significativas. Cuando está divorciada de la Palabra, la experiencia es
totalmente poco confiable y siempre incompleta. Calvin concluyó que las
profundidades del corazón humano, que siempre siguen siendo un punto focal
para el místico, no pueden revelar el camino a Dios. Más bien, estuvo de
acuerdo con Martín Lutero en que la única manera de llegar a Dios es con
la Palabra: c ingresada en la fe. El creyente no aprende a conocer la voluntad
de Dios de " nuda experientia " , dice Calvin, sino solo a través del
testimonio de las Escrituras. 25
Si las Escrituras no son la base de nuestra experiencia de fe, dijo Calvin,
solo nos quedarán sentimientos vagos que no tienen ancla. La verdadera fe,
sin embargo, se ancla en la Palabra. No debemos medir la presencia de Dios
en nuestras vidas por nuestra experiencia, ya que eso pronto nos llevaría a la
desesperación. "Si tuviéramos que medir la ayuda de Dios de acuerdo con
nuestros sentimientos", escribe Calvin, "nuestra fe pronto vacilará y no
tendremos valor ni esperanza". 26
Por lo tanto, Calvin tuvo cuidado de no ser un experiencialista, es decir,
uno que con frecuencia llama la atención sobre sus propias experiencias de
una manera bastante mística o puramente subjetiva. Comprendió bien que la
experiencia debe definirse por el testimonio de la Palabra escrita.
Calvin evitó ambos experiencialismo y sequedad. escolástica. Él no vio la
Biblia como una colección de doctrinas, sino que vio las doctrinas bíblicas
como "incrustadas en la vida y la fe de la iglesia y del individuo, en el hábitat
natural de la verificación de la fe en la existencia cristiana y eclesiástica" 27.

Experientia Fidei o Sensus fidei


La experiencia o el sentido de la fe ( experienientia fidei o sensus fidei ),
según Calvin, también es inseparable del ministerio del Espíritu Santo. El
Espíritu renueva el núcleo mismo del hombre. Ese trabajo implica
iluminación y sellado; La iluminación de la mente por parte del Espíritu y su
eficaz trabajo en el corazón se unen. La obra de sellamiento del Espíritu
certifica la autoridad de la Palabra y la realidad de la obra salvadora del
Espíritu. Promueve la confianza en las promesas de misericordia de Dios y la
experiencia de ellas. Esta doctrina, dice Calvino, no es de la lengua, sino de la
vida. "No se capta solo por la comprensión y la memoria, como lo son otras
disciplinas, pero se recibe solo cuando posee toda el alma, y encuentra un
lugar de descanso y descanso en el más profundo afecto del corazón".28
Dicha experiencia fidei no es, por lo tanto, una parte de la propia capacidad
del creyente, sino el efecto creativo del Espíritu que usa la Palabra. Contiene
tanto objetivo comoverdad subjetiva El Espíritu testifica tanto en la Palabra
de Dios como en el corazón del creyente, y el creyente escucha y experimenta
la realidad de este testimonio. A través del testimonio objetivo y subjetivo del
Espíritu, el creyente es persuadido experimentalmente de la verdad absoluta
de Dios y de su Palabra. Ser hechos dispuestos por las poderosas operaciones
del Espíritu, el corazón, la voluntad y las emociones responden con fe y
obediencia al Dios trino. Dado que el Espíritu es el Espíritu del Hijo, y la
gran tarea del Espíritu es guiar al creyente a Cristo y, a través de él, al Padre,
el centro de la experiencia de la fe es, como lo llama Juan, tener
"comunión". . . con el Padre, y con su Hijo "(1 Juan1: 3). La verdadera
experiencia siempre conduce, entonces, a la verdadera comunión y alpraxis
pietatis , la practica dela piedad .
Esto no quiere decir que la verdadera experiencia sea siempre tan
fácilmente diseccionada y entendida. La experiencia de la fe contiene
numerosas paradojas. Por ejemplo, unLa paradoja existe en la vida de fe
cuando estamos llamados a creer que Dios todavía está con nosotros cuando
sentimos que nos ha abandonado. O, ¿cómo podemos creer que Dios se
inclina favorablemente hacia nosotros cuando nos despoja en momentos de
toda conciencia de ese favor y parece posponer providencialmente el
cumplimiento de sus promesas misericordiosas? 29
El creyente puede experimentar tales contradicciones aparentes a diario,
dice Calvin. Él puede sentirse abandonado por Dios, incluso cuando sabe que
no está (Isa.49: 14-16). Estas experiencias conflictivas transpiran dentro de
un corazón y parecen, como la esperanza y el miedo, anularse
mutuamente. Si el miedo se impone, escribe Calvin, deberíamos simplemente
lanzarnos por completo a las promesas de Dios. 30 Esas promesas nos dan
valor para seguir adelante a pesar detentaciones a duda. Además, es
especialmente cuando reconocemos por fe que Dios está presente, aunque no
podamos verlo o sentir su bondad y poder, que verdaderamente honramos su
señorío y su Palabra. 31 Creer en Dios cuando la experiencia parece anular
sus promesas requiere una gran fe, pero es precisamente esta experiencia de
fe la que permite que los creyentes permanezcan tranquilos cuando todo el
mundo parece estar conmovido. 32

Experiencia y Seguridad de la fe
La doctrina de la seguridad de Calvin reafirma los principios básicos de
Lutero y Ulrich Zwingli, y también revela sus propios énfasis. 33 Al igual que
Lutero y Zwinglio, Calvino dice que la fe nunca es simplemente un
asentimiento (asenso ), pero implica tanto conocimiento (cognitio ) y
confianza (fiducia ). La fe descansa firmemente en la Palabra de
Dios; Siempre dice amén a las Escrituras. 34 Por lo tanto, la seguridad debe
buscarse en la Palabra y fluye de la Palabra. 35 La seguridad es tan inseparable
de la Palabra como los rayos de sol son del sol.
Fe y la seguridad también son inseparables de Cristo y la promesa de
Cristo , para la totalidad de la Palabra escrita es la Palabra viva, Jesús Cristo,
en quien todas las promesas de Dios son “sí, y. . . Amén ”(2
Cor.1:20). 36 Calvin hace gran parte de las promesas de Dios como la base
deseguridad, porque estas promesas se basan en la naturaleza misma de Dios,
quien no puede mentir. Las promesas son cumplidas por Cristo; por lo tanto,
Calvino dirige a los pecadores a Cristo ya las promesas como si fueran
sinónimos. 37 Ya que la fe toma su carácter de la promesa sobre la cual
descansa, la fe toma el sello infalible de la propia Palabra de Dios. En
consecuencia, la fe posee seguridad en su propia naturaleza. Garantía,La
certeza, la confianza: tal es la esencia de la fe.
Más específicamente, Calvino sostiene que la fe implica algo más que
creer objetivamente la promesa de Dios; Implica aseguramiento personal,
subjetivo. Al creer la promesa de Dios a los pecadores, el verdadero creyente
reconoce y celebra que Dios es bondadoso y benevolente con él en
particular. La fe es un conocimiento seguro "de la benevolencia de Dios
hacia nosotros . . . Revelado a nuestras mentes. . . sellado
en nuestros corazones ". 38 Calvin escribe:" Aquí, de hecho, está la bisagra en
la que gira la fe: que no consideramos las promesas de misericordia que Dios
ofrece como verdaderas solo fuera de nosotros mismos, pero no en absoluto
en nosotros; más bien que los hagamos nuestros abrazándolos interiormente
". 39
Por lo tanto, como señala Robert Kendall, Calvino describe repetidamente
la fe como “la certeza ( certitudino ), una convicción firme ( solido
persuasio ), la garantía ( Securitas ), firme seguridad ( Securitas solida ), y la
garantía completa ( plena Securitas ).” 40 Si bien la fe consiste en
conocimiento, también está marcado por una certeza sincera que es "una
posesión segura y segura de las cosas que Dios nos ha prometido". 41
Calvin también enfatiza a lo largo de sus comentarios que la seguridad es
parte integral de la fe. 42 En la exposición 2 Corintios.13: 5, Calvino incluso
afirma que aquellos que dudan de su unión con Cristo son reprobados: "
[Pablo] declara que todos son reprobados , que dudan de si profesan a Cristo
y son parte de su cuerpo. Por lo tanto, consideremos que solo la fe es
correcta, lo que nos lleva a descansar con seguridad en el favor de Dios, sin
opiniones vacilantes, pero con una seguridad firme y firme ". 43
Sin embargo, a lo largo de su elevada exposición de la doctrina de la fe,
Calvino repite estos temas: la incredulidad muere duro; la seguridad es a
menudo impugnada porduda; Las tentaciones severas, las luchas y los
conflictos son normativos; Satanás y la carne asaltan la fe; y la confianza en
Dios está cubierta de miedo. 44 Calvin reconoce libremente que la fe no se
conserva sin una lucha severa contra la incredulidad, y que la duda no la deja
sin mancha.ansiedad. Escribe: “La incredulidad es, en todos los hombres,
siempre mezclada con la fe. . . . Porque la incredulidad está tan
profundamente arraigada en nuestros corazones, y estamos tan inclinados a
ella, que no sin lucha dura es capaz de persuadirse de lo que todos confiesan
con la boca, a saber, que Dios es fiel. Especialmente cuando se trata de la
realidad misma, la vacilación de cada hombre descubre una debilidad oculta
" .45
Al exponer a john 20: 3, Calvino parece contradecir su afirmación de que
los verdaderos creyentes saben que lo son cuando testifican que los discípulos
tuvieron fe sin darse cuenta de ello cuando se acercaron a la tumba vacía:
"Habiendo tan poca fe, o más bien casi sin fe, Tanto en los discípulos como
en las mujeres, es sorprendente que tuvieran tanto celo; y, de hecho, no es
posible que los sentimientos religiosos los hayan llevado a buscar a
Cristo. Algunas semillas de fe, por lo tanto, permanecieron en sus corazones,
pero se apagaron por un tiempo, de modo que no se dieron cuenta de tener lo
que tenían . Así, el Espíritu de Dios a menudo obra en secreto en los elegidos
” 46.
Esto nos incita a preguntarnos cómo Calvin puede decir que la fe se
caracteriza por una seguridad total, y aún así permite el tipo de fe que carece
de seguridad. Las dos afirmaciones parecen antitéticas. La seguridad está
libre de dudas, pero no libre. No lo duda, aún puede dudar. Contiene
seguridad, pero puede estar acosado por la ansiedad. Los fieles tienen
seguridad, sin embargo, vacilan y tiemblan.
Calvin usa al menos cuatro principios para abordar este tema
complejo. Cada uno ayuda a entender sus aparentes contradicciones.
Primero, Calvin distingue entre la definición de fe y la realidad de la
experiencia del creyente. Después de explicar la fe en los Institutos como una
"gran seguridad", Calvin escribe:
Sin embargo, alguien dirá: “Los creyentes experimentan algo muy
diferente: al reconocer la gracia de Dios para sí mismos, no solo son
probados por la inquietud, que a menudo les afecta, sino que son
sacudidos repetidamente por los terrores más graves. Por tan violento
son las tentaciones que aquejan a sus mentes como no parece ser
compatible con la certeza de la fe.”En consecuencia, tendremos que
resolver esta dificultad, si deseamos que los anteriores -s tated doctrina
de pie. Seguramente, mientras enseñamos que la fe debe ser segura y
segura, no podemos imaginar ninguna certeza que no esté teñida de
dudas, o ninguna seguridad que no sea atacada. 47
En definitiva, Calvino distingue entre lo que la fe. Debería ser y lo que la fe
suele ser en la vida cotidiana. Su definición de fe sirve como una
recomendación de cómo los creyentes deben "pensar de manera habitual y
adecuada en la fe" .48 La fe siempre debe apuntar a una seguridad total,
incluso si no puede alcanzar ese punto en la experiencia. En principio, la fe
gana la victoria (1 Juan5: 4); en la práctica, reconoce que aún no ha captado
completamente la victoria prometida (Phil.3: 12-13 ).
Sin embargo, la práctica de la fe valida la fe que confía en la
Palabra. Calvino no está tan interesado en las experiencias ya que es en la
validación de la Palabra -g redondeado fe. La experiencia confirma la fe, dice
Calvin. La fe "requiere una certeza total y fija, como la que los hombres
suelen tener a partir de las cosas experimentadas y probadas". 49
Así, experiencia desnudanuda experientia ) no es la meta de Calvin, sino la
experiencia basada en la Palabra, que se deriva del cumplimiento de la
Palabra. El conocimiento experimental de la Palabra es esencial. 50 para
calvin,se necesitan dos clases de conocimiento: el conocimiento por la fe
(scientia fidei ) que se recibe de la Palabra, "aunque aún no se ha revelado
completamente", y el conocimiento de la experiencia (scientia experientiae )
"que brota del cumplimiento de la Palabra". 51 La Palabra de Dios es
primordial tanto para el primero como para el último, ya que la experiencia
nos enseña a conocer a Dios cuando se declara a sí mismo en su Palabra. 52
La experiencia no en consonancia con las Escrituras nunca es una experiencia
de fe verdadera. En resumen, aunque la experiencia del creyente de la fe
verdadera es mucho más débil que él desea, hay una unidad esencial en la
Palabra entre la percepción de la fe (la debe a la dimensión de la fe) y la
experiencia (el es la dimensión de la fe).
El segundo principio que nos ayuda a entender la tensión de Calvin en la
seguridad de la fe es el principio de carne contra espíritu . Calvin escribe:
Es necesario volver a esa división de carne y espíritu que hemos
mencionado en otra parte. Se revela más claramente en este punto. Por
lo tanto, el corazón piadoso siente en sí mismo una división porque está
parcialmente impregnado de dulzura por su reconocimiento de la bondad
divina, en parte se lamenta de amargura por la conciencia de su
calamidad; En parte descansa sobre la promesa del evangelio, en parte
tiembla ante la evidencia de su propia maldad; En parte se regocija ante
la expectativa de vida, en parte se estremece ante la muerte. Esta
variación surge de la imperfección de la fe, ya que en el curso de la vida
actual nunca va tan bien con nosotros que estamos completamente
curados de la enfermedad deincredulidad y enteramente lleno y poseído
por la fe. De ahí surgen esos conflictos, cuando la incredulidad, que
reposa en los restos de la carne, se levanta para atacar la fe que ha sido
concebida interiormente. 53
Al igual que Lutero, Calvino establece la dicotomía “debería / es” en el
contexto de la guerra entre el espíritu y la carne. 54 Los cristianos
experimentan agudamente esta tensión espíritu / carne porque es instigada
por el Espíritu Santo. 55 Las paradojas que impregnan la fe experiencial (ej.,
Rom.7: 14–25 en la interpretación reformada clásica) encuentre resolución en
esta tensión: “Entonces, con la mente [espíritu] yo mismo sirvo a la ley de
Dios; mas con la carne la ley del pecado ”(v. 25).
Calvin establece el seguro consuelo del espíritu junto con la imperfección
de la carne, porque esto es lo que el creyente encuentra dentro de sí
mismo. Ya que la victoria final del espíritu sobre la carne se cumplirá solo en
Cristo, el cristiano lucha perpetuamente en esta vida. Su espíritu lo llena "con
deleite de reconocer la bondad divina", incluso cuando su carne activa su
natural inclinación a la incredulidad. 56 Está acosado por las "luchas diarias
de conciencia" mientras permanezcan los vestigios de la carne. 57 El "estado
presente del creyente está muy lejos de la gloria de los hijos de Dios", escribe
Calvino. “Físicamente, somos polvo y sombra, y la muerte siempre está ante
nuestros ojos. Estamos expuestos a mil miserias. . . para que siempre
encontremos un infierno dentro de nosotros ". 58 Mientras todavía está en la
carne, el creyente puede incluso ser tentado a Duda todo el evangelio.
Aun cuando está atormentado por las dudas carnales, el espíritu del
creyente confía en la misericordia de Dios invocándolo en oración y
descansando sobre él a través de los sacramentos. Por estos medios, la fe
gana la ventaja sobre la incredulidad. “En última instancia, la fe triunfa sobre
las dificultades que sitian y. . . ponerlo en peligro [La fe es como] una
palmera [que] lucha contra cada carga y se levanta ” 59.
En resumen, Calvino enseña que del espíritu del creyente se
elevaesperanza, alegría y seguridad; De la carne , miedo, duda y
desilusión. Aunque el espíritu y la carne operan simultáneamente, la
imperfección y la duda son parte integral de la carne, no de la fe; las obras de
la carne a menudo asisten a la fe pero no se mezclan con ella. El creyente
puede perder batallas espirituales a lo largo del camino de la vida, pero no
perderá la guerra final contra la carne.
Tercero, a pesar de las tensiones entre definición y experiencia, espíritu y
carne, Calvino sostiene que la fe y la seguridad no están tan mezcladas con la
incredulidad que el creyente se queda con probabilidad en lugar
de certeza. 60 El germen más pequeño de la fe contiene seguridad en su
esencia misma, incluso cuando el creyente no siempre es capaz de
comprender esta seguridad debido a la debilidad. El cristiano puede ser
arrojado con duda y perplejidad, pero la semilla de la fe, implantada por el
Espíritu, no puede perecer. Precisamente porque es la semilla del Espíritu, la
fe conserva la seguridad. Esta seguridad aumenta y disminuye en proporción
al aumento y disminución de los ejercicios de la fe, pero la semilla de la fe
nunca puede ser destruida. Calvin dice: "La raíz de la fe nunca puede ser
arrancada del seno piadoso, sino que se aferra tan rápido a las partes más
internas que, sin embargo, la fe parece ser sacudida o doblada de esta manera,
su luz nunca se apaga ni se apaga". que al menos no está al acecho como si
estuviera debajo de las cenizas ". 61
De este modo, Calvino explica que “la seguridad débil en términos de fe
débil sin debilitar así el vínculo entre la fe y la seguridad”. 62 La seguridad es
normativa pero varía en grado y constancia en la conciencia que tiene el
creyente. Entonces, al responder a una garantía débil, un pastor no debe negar
el vínculo orgánico entre la fe y la seguridad, sino que debe instar a la
búsqueda de una fe más fuerte a través del uso de los medios de la gracia en
dependencia del Espíritu.

Experiencia, la Trinidad, y Elección


A través de un cuarto principio de barrido, es decir, un marco trinitario para
la doctrina de la fe y la seguridad, Calvin estimula la duda -p Rone creyente
en adelante. Así como la elección del Padre debe prevalecer sobre las obras
de Satanás, la justicia del Hijo sobre la pecaminosidad del creyente y el
testimonio seguro del Espíritu sobre las debilidades del alma, entonces la fe
asegurada debe y debe vencer la incredulidad.
La disposición de Calvino del Libro III de los Institutos revela el
movimiento de la gracia de la fe de Dios al hombre y el hombre a Dios. La
gracia de la fe es del Padre, en el Hijo y por medio del Espíritu, mediante la
cual, a su vez, el creyente es llevado a la comunión con el Hijo por el
Espíritu, y, por lo tanto, se reconcilia y camina en comunión con el Padre.
Para Calvino, un conjunto complejo de factores establece la seguridad, uno
de los cuales es la elección y la preservación de los creyentes en Cristo por
parte del Padre. Por lo tanto, Calvin escribe que "la predestinación
debidamente considerada no sacude la fe, sino que ofrece la mejor
confirmación de ella", 63 especialmente cuando se ve en el contexto del
llamado: "La firmeza de nuestra elección está unida a nuestro llamado [y] es
otra Medios para establecer nuestra seguridad. Para todos los que [Cristo]
recibe, se dice que el Padre le confió y se comprometió a mantener la vida
eterna ". 64
La elección de decretos es una base segura para la preservación y la
seguridad; no es fríamente causal. Gordon Keddie escribe: "La elección
nunca se ve, en Calvin, en una luz puramente determinista, en la que
Dios. . . se ve como 'un ídolo aterrador' de 'causalidad determinista
mecanicista' y la experiencia cristiana se reduce a la pasividad encogida o al
activismo frenético, mientras se espera una 'revelación' del decreto oculto de
Dios para uno mismo. Para Calvino, como de hecho en las Escrituras, la
elección no amenaza, sino que sostiene la certeza de la salvación ” 65.
Fundamento es posible solamente en un Cristo -c entrado en contexto; por
lo tanto, el acento constante de Calvino sobre Cristo como el espejo de la
elección “en donde debemos, y sin auto -d eception de mayo de contemplar
nuestra propia elección.” 66 Elección convierte ojos del creyente de la
desesperanza de su incapacidad para cumplir con las condiciones para la
salvación de centrarse en la esperanza de Jesús Cristo como prenda de amor
inmerecido y la misericordia de Dios. 67
Mediante unión con Cristo, “la seguridad de la salvación se vuelve real y
efectiva como la seguridad de la elección”. 68 Cristo se convierte en nuestro
en el cumplimiento de la determinación de Dios de redimirnos y
resucitarnos. En consecuencia, no deberíamos pensar en Cristo como
"estando lejos, y no morando en nosotros". 69 Puesto que Cristo es para
nosotros, contemplarlo de verdad es verlo formando en nosotros lo que él
desea darnos, a él mismo sobre todo . Dios se ha hecho “pequeño en Cristo”,
afirma Calvin, para que podamos comprender y huir a Cristo, quien solo
puede pacificar nuestras conciencias. 70 La fe debe comenzar, descansar y
terminar en Cristo. "La verdadera fe está tan contenida en Cristo, que ni sabe,
ni desea saber, nada más allá de Él", dice Calvin. 71Por lo tanto, “no debemos
separar a Cristo de nosotros mismos ni a nosotros mismos de Él” 72.
De esta manera cristológica, Calvino reduce la distancia entre el decreto
objetivo de elección de Dios de la falta subjetiva de seguridad del creyente de
que es elegido. Para Calvin, la elección responde, en lugar de plantear, la
cuestión de la seguridad. En Cristo, el creyente ve su elección; en el
evangelio, él oye de su elección.
Sin embargo, la pregunta sigue siendo: ¿Cómo los elegidos disfrutan de la
comunión con Cristo, y cómo esa comunión produce seguridad? La respuesta
de Calvin es neumatológica: el Espíritu Santo aplica a Cristo y sus beneficios
a los corazones y vidas de los culpables, elige a los pecadores, a través de los
cuales se les asegura, mediante la fe salvadora, que Cristo les pertenece a
ellos y ellos a él. El Espíritu Santo confirma especialmente dentro de ellos la
confiabilidad de las promesas de Dios en Cristo. Por lo tanto, la seguridad
personal nunca se divorcia de la elección del Padre, la redención del Hijo, la
aplicación del Espíritu y los medios instrumentales de salvación de la fe.
El Espíritu Santo tiene un papel enorme en la aplicación de la redención,
dice Calvin. Como Consolador y sello personal, el Espíritu Santo asegura al
creyente su gracia.adopción: “El Espíritu de Dios nos da tal testimonio, que
cuando él es nuestro guía y maestro, nuestro espíritu se asegura de la
adopción de Dios; porque nuestra propia mente, sin el testimonio anterior del
Espíritu, no podría transmitirnos esta seguridad. ” 73 La obra del Espíritu
Santo subyace a toda seguridad de salvación sin restar importancia al papel
de Cristo, porque el Espíritu es el Espíritu de Cristo . quien asegura al
creyente llevándolo a Cristo y sus beneficios, y ejercitando esos beneficios
dentro de él. 74

Experiencia y Auto -E XAMEN


Sin embargo, Calvino es muy consciente de que una persona puede pensar
que el Padre le ha confiado a Cristo cuando ese no es el caso. Una cosa es
subrayar la tarea de Cristo en la economía trinitaria y salvífica como el
receptor y guardián de los elegidos; El centro, autor y fundamento de la
elección; y la garantía, promesa y espejo de la elección y salvación del
creyente. Pero es otra muy distinta preguntar si una persona se ha unido a
Cristo por una verdadera fe. Muchos parecen ser de Cristo que están
separados de él. Dice Calvin: “Todos los días sucede que aquellos que
parecían ser Cristo se alejan de él nuevamente. . . . Tales personas nunca se
unieron a Cristo con la sincera confianza en la que, según digo, se ha
establecido la certeza de la salvación " 75.
Calvin nunca predicó para inculcar en su rebaño un Falsa seguridad de
salvación. 76 Muchos estudiosos minimizan el énfasis de Calvin en la
necesidad de una realización subjetiva y experiencial de la fe y la elección al
referirse a la práctica de Calvin de acercarse a su congregación como
personas ya salvas. Ellos no entienden Aunque Calvin practicó lo que llamó
"un juicio de caridad" (es decir, dirigirse como salvos a los miembros de la
iglesia que mantienen un estilo de vida encomiable y externo), hemos visto
que también afirmó con frecuencia que solo una minoría recibe la Palabra
predicada con fe salvadora. Él dice: “Porque aunque a todos, sin excepción, a
quienes se les predica la Palabra de Dios, se les enseña, pero escasean uno de
cada diez tanto como el gusto; sí, una de cada cien ganancias escasas hasta el
punto de ser habilitada, por lo tanto, para proceder en la dirección correcta
hasta el final ". 77
Para Calvin, mucho de lo que se parece a la fe carece de un carácter
salvador. Se habla así de fe que es sin forma, implícita, temporal, ilusorio,
falso, una sombra t ipo , transitoria y bajo un manto dehipocresía. 78 Auto -
d eception es una posibilidad real, dice Calvino. Debido a que los réprobos a
menudo se sienten algo parecido a la fe de los elegidos, 79 auto -e XAMEN es
esencial. Escribe: “Aprendamos a examinarnos a nosotros mismos y a buscar
si esas marcas interiores por las cuales Dios distingue a sus hijos de los
extraños nos pertenecen, a saber. , La raíz viva de la piedad y la
fe.” 80Felizmente, el verdaderamente salvo liberados de auto -
d eception través de un examen adecuado dirigido por el Espíritu
Santo. Calvin dice: "Mientras tanto, a los fieles se les enseña a examinarse
con solicitud yLa humildad, no sea que la seguridad carnal se insinúe, en
lugar de la seguridad de la fe ” 81.
Incluso en uno mismo -e XAMEN , Calvino hace hincapié en Cristo. Él
dice que debemos examinarnos a nosotros mismos para ver si estamos
confiando solo en Cristo , porque este es el fruto de la experiencia
bíblica. Anthony Lane dice que para Calvino, auto -e XAMEN no es tanto
“¿Estoy confiando en Cristo?” Ya que es “¿Estoy confiando
en Cristo ?” 82 Auto -e XAMENSiempre debemos dirigirnos a Cristo y su
promesa. Nunca debe hacerse aparte de la ayuda del Espíritu Santo, quien
solo puede arrojar luz sobre la obra salvadora de Cristo en el alma del
creyente. Aparte de Cristo, la Palabra y el Espíritu, Calvin dice: "si te
contemplas a ti mismo, eso es condenación segura". 83

Conclusión
Calvino fue un teólogo y predicador experiencial que se esforzó por
equilibrar cómo deben ir los asuntos espirituales en la vida cristiana, cómo
van y cuál es su objetivo final. En su predicación y escritura, se protegió de
los excesos al limitarse a los límites de las Escrituras y siempre vinculando la
obra experiencial del Espíritu con las Escrituras. Al mismo tiempo, usó la
predicación experiencial como una forma de atender las necesidades de los
creyentes y como una herramienta discriminatoria para los incrédulos. Por
encima de todo, todos sus énfasis experienciales se esforzaron por llevar al
creyente a terminar glorificando elTrinidad a través de Jesús Cristo.

1 . Este capítulo está adaptado de Joel R. Beeke, "Calvino como predicador experiencial", Puritan Reformed
Journal 1, no. 2 (julio de 2009): 131–54. Utilizado con permiso. Vea también el capítulo sobre la predicación de Calvin
en Herman J. Selderhuis, John Calvin: A Pilgrim's Life (Downers Grove, IL: IVP Academic, 2009), 110–44.
2 . Juan Calvino, Institutos de la Religión Cristiana , trad. Las batallas de Ford Lewis, ed. John T. McNeill,
Biblioteca de Clásicos Cristianos, vols. 20–21 (Filadelfia: Westminster, 1960), 4.3.3, en adelante,Institutos .
3 . John Calvin, Comentarios de Calvin , varios traductores y editores, 45 vols. (Edimburgo: Calvin Translation
Society, 1846–1851; repr., 22 vols., Grand Rapids, MI: Baker, 1979) [Isa.55:11], en adelante, Comentario .
4 . Juan Calvino, tratados y tratados , trad. Henry Beveridge (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1958), 1: 173.
5 . Comentario [Matt.26:24].
6 . Comentario [Ezequiel. 1: 3].
7 . Willem Balke, “Het Pietisme in Oostfriesland”, Theologia Reformata 21 (1978): 320–27.
8 . William Bouwsma, John Calvin: Un retrato del siglo XVI (Nueva York: Oxford University Press, 1988), 29.
9 . Citado en Leroy Nixon, John Calvin: Predicador Expositivo (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1950), 65.
10 . Institutos , 3.24.12.
11 . Paul T. Fuhrmann, "Calvin, Expositor of Scripture", Interpretación 6, no. 2 (abril de 1952): 191.
12 . Comentario [Juan 20:23].
13 . John Calvin, El misterio de la piedad (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1950), 122.
14 . A. Mitchell Hunter, “Calvin como predicador”, Expository Times 30, no. 12 (septiembre de 1919): 563.
15 . Philip Vollmer, John Calvin: Teólogo, predicador, educador, estadista (Richmond, VA: Comité Presbiteriano
de Publicaciones, 1909), 124; George Johnson, "Calvinismo y predicación", Evangelical Quarterly 4, no. 3 (julio de
1932): 249.
16 . Calvino, Misterio de la piedad , 55.
17 . Citado en John C. Bowman, "Calvin como predicador", Reformed Church Review 56 (1909): 251–52.
18 . Citado en Steven J. Lawson, El genio expositivo de John Calvin (Lake Mary, FL: Reformation Trust, 2015), 104.
19 . Como se resume en John H. Gerstner, “de Calvin Dos -V oice Teoría de la predicación,” Revisión Reformada 13,
no. 2 (1959): 21.
20 . Gerstner, “de Calvin Dos -V oice Teoría de la Predicación” 22. Curiosamente, la misma ausencia de forma está
presente en las formas sacramentales de Calvino. Petrus Dathenus tuvo el cuidado de darles un perfil mucho más
definido para las versiones holandesas de la liturgia reformada.
21 . Lionel Greve, “Libertad y disciplina en la teología de John Calvin, William Perkins y John Wesley: un examen
del origen y la naturaleza del pietismo” (PhD diss., Hartford Seminary Foundation, 1976), 149.
22 . Institutos , 1.7.5.
23 . Institutos , 1.10.2.
24 . Willem Balke, "La Palabra de Dios y Experientia según Calvin", en Calvinus Ecclesiae Doctor , ed. Wilhelm H.
Neuser (Kampen: Kok, 1978), 22. Mucho de lo que escribo en este y en el subtítulo siguiente es un resumen y bien -
t de sintonizador de útiles esfuerzo de Balke que lidiar con la comprensión de Calvino de la experiencia en la vida del
creyente .
25 . Opera quae supersunt omnia , ed. Guilielmus Baum, Eduardus Cunitz y Eduardus Reuss, vols. 29–87 en Corpus
Reformatorum (Brunsvigae: C. A. Schwetschke, 1863–1900), 31: 424, en adelante, CO .
26 . CO , 31: 103.
27 . Balke, "La Palabra de Dios y Experientia según Calvin", 22.
28 . Institutos , 3.6.4.
29 . CO , 31: 344.
30 . CO , 31: 548.
31 . CO , 31: 525.
32 . CO , 31: 703; 32: 194.
33 . Partes del resto de este capítulo se han condensado y adaptado de Joel R. Beeke, La búsqueda de la seguridad
total: el legado de Calvin y sus sucesores (Edimburgo: Banner of Truth, 1999), 37–65.
34 . Comentario [John3:33; PD.43: 3]; cf. K. Exalto, De Zekerheid des Geloofs bij Calvijn (Apeldoorn: Willem de
Zwijgerstichting, 1978), 24. Edward Dowey erróneamente dicotomiza las Escrituras y la seguridad cuando afirma que
el centro de la doctrina de fe de Calvino es la seguridad más que la autoridad de las Escrituras. . Para Calvino, la
separación de la Palabra de Dios de la seguridad es impensable. El conocimiento de Dios en la teología de
Calvin (Nueva York: Columbia University Press, 1965), 182.
35 . Comentario [Matt.8:13; Juan4:22].
36 . Comentario [Gen.15: 6; Lucas2:21].
37 . Institutos , 3.2.32; Comentario [Rom.4: 3, 18; Heb.11: 7, 11].
38 . Institutos , 3.2.7, énfasis agregado.
39 . Institutos , 3.2.16; cf. 3.2.42.
40 . Robert T. Kendall, Calvin and English Calvinism to 1649 (Nueva York: Oxford University Press, 1979),
19; cf. Institutos , 3.2.6; 3.2.16; 3.2.22.
41 . Institutos , 3.2.41; 3.2.14.
42 . Comentario [Hechos2:29; 1 Cor.2:12].
43 . Comentario [2 Cor.13: 5].
44 . Institutos , 3.2.7; Comentario [Matt.8:25; Lucas2:40].
45 . Institutos , 3.2.4; 3.2.15.
46 . Comentario [John20: 3], énfasis añadido; cf. Institutos , 3.2.12.
47 . Institutos , 3.2.16–17, énfasis agregado.
48 . Paul Helm, Calvin y los calvinistas (Edimburgo: Banner of Truth, 1982), 26.
49 . Institutos , 3.2.15.
50 . Institutos , 1.7.5.
51 . Comentario [Joel3:17; Zech2: 9]; cf. Charles Partee, "Calvin and Experience", Scottish Journal of Theology 26
(1973): 169–81, y Balke, "The Word of God and Experientia según Calvin", 23ff.
52 . Institutos , 1.10.2.
53 . Institutos , 3.2.18.
54 . C. A. Hall, con la espada del espíritu: El drama de la guerra espiritual en la teología de John
Calvin (Richmond, VA: John Knox Press, 1970).
55 . Victor A. Shepherd, La naturaleza y función de salvar la fe en la teología de Juan Calvino (Macon, GA: Mercer
University Press, 1983), 24–28.
56 . Institutos , 3.2.18; 3.2.20.
57 . Comentario [John13: 9].
58 . Comentario [1 Juan3: 2].
59 . Institutos , 3.2.17.
60 . Cornelis Graafland, De Zekerheid van het geloof: Een onderzoek naar geloof-beschouwing van enige
vertegenwoordigers van reformatie in nadere reformatie (Wageningen: H. Veenman & Zonen, 1961), 31n.
61 . Institutos , 3.2.21.
62 . A. N. S. Lane, "La búsqueda del histórico Calvin", Evangelical Quarterly 55 (1983): 103.
63 . Institutos , 3.24.9.
64 . Institutos , 3.24.6.
65 . Gordon J. Keddie, "'La infalible reputación del perdón de Sinne y la vida eterna': La doctrina de la seguridad en
la teología de William Perkins", Evangelical Quarterly 48 (1976): 231; cf. G. C. Berkouwer, Elección divina ,
trans. Hugo Bekker (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1960), 10ff.
66 . Institutos , 3.24.5; cf. John Calvin, Sermones sobre la Epístola a los Efesios (repr., Edimburgo: Banner of Truth,
1973), 47; Sermones de Job (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1952), 41ff .; CO 8: 318–321; 9: 757.
67 . Institutos , 3.24.6; cf. William H. Chalker, "Calvinistas y algunos calvinistas ingleses del siglo XVII" (PhD
diss., Duke University, 1961), 66.
68 . Wilhelm Niesel, La teología de Calvino , trad. Harold Knight (Grand Rapids, MI: Baker, 1980),
196; cf. Institutos , 3.1.1; Pastor, Fe en la teología de Juan Calvino , 51.
69 . Institutos , 3.2.24.
70 . Comentario [1 Pet.1:20].
71 . Comentario [Ef.4:13].
72 . Institutos , 3.2.24.
73 . Comentario [Rom.8:16]; cf. Comentario [John7: 37–39; Hechos2: 4; 3: 8; 5:32; 13:48; 16:14; 23:11; ROM.8:
15–17; 1 Cor.2: 10–13; 2 Cor.1: 21–22; Galón.3: 2, 4: 6; Ef.1: 13–14; 4:30]; Institutos , 3.2.11, 34, 41; Tratados y
tratados , 3: 253 y siguientes; J. K. Parratt, “El testimonio del Espíritu Santo: Calvin, los puritanos y San
Pablo”, Evangelical Quarterly 41 (1969): 161–68.
74 . Institutos , 3.2.34.
75 . Institutos , 3.24.7.
76 . Cornelis Graafland, "'Waarheid in het Binnenste': Geloofszekerheid bij Calvijn en de Nadere Reformatie",
en Een Vaste Burcht , ed. K. Exalto (Kampen: Kok, 1989), 65–67.
77 . Comentario [Ps. 119: 101]. Calvino se refiere a la escasez de aquellos que poseen fe vital. Cf. Institutos , 3.21–
24.
78 . Institutos , 3.2.3, 5, 10–11. Para Calvin sobre la fe temporal, vea David Foxgrover, "'Fe temporal y la certeza de
la salvación", Calvin Theological Journal 15 (1980): 220–32; A. N. S. Lane, "La Doctrina de Seguridad de
Calvin", Vox Evangelica 11 (1979): 45–46; Exalto, De Zekerheid des Geloofs bij Calvijn , 15–20, 27–30.
79 . Institutos , 3.2.11.
80 . Comentario [Ezequiel. 13: 9]. Foxgrover muestra que Calvin relaciona la necesidad de auto -e XAMEN a una
gran variedad de temas: el conocimiento de Dios y de nosotros mismos, el juicio, el arrepentimiento, la confesión, la
aflicción, la Cena del Señor, la providencia, el deber, el reino de Dios, etc. “John La comprensión de la conciencia de
Calvin ”(PhD diss., Claremont, 1978), 312ff .; cf. J. P. Pelkonen, “La enseñanza de Juan Calvino sobre la naturaleza y
la función de la conciencia”, Lutheran Quarterly 21 (1969): 24–88.
81 . Institutos , 3.2.7.
82 . Carril, "La doctrina de la seguridad de Calvin", 47.
83 . Institutos , 3.2.24.
7

Predicadores de la Reforma: Beza

Theodore Beza, el sucesor de John Calvin en Ginebra, nació en las filas de la


nobleza menor. 1 A pesar de que sólo tenía diez años más joven que Calvino,
que sobrevivió a Calvin por cuarenta -o ne años. Se convirtió en el antiguo
patriarca del movimiento de la Reforma, predicando y enseñando hasta los
ochenta años.
Beza nació en Francia, pero se fue a Alemania en 1534 para estudiar
leyes. Este era el deseo de su padre por él, así comoEl padre de Calvin había
querido que él hiciera lo mismo. Al finalizar su licenciatura en derecho en
1539, Beza regresó a París para establecer una práctica legal. Su corazón, sin
embargo, permaneció en el humanismo, es decir, en los estudios clásicos,
especialmente en la poesía y la literatura latinas.
Al igual que Ulrich Zwingli, la conversión de Beza al protestantismo fue el
resultado de su sufriendo a través de una crisis de mente, corazón y
cuerpo. Tuvo lugar en algún momento entre 1546 y 1548. Cuando fue
restaurado a la salud, los frutos de su lucha interna con el pecado y su
posterior alegría por su liberación en Cristo se convirtió en uno mismo -
e vident . Escribe: “Desde el momento en que pude levantarme de la cama,
rompí todos los lazos que hasta entonces me habían encerrado. Reuní todas
mis pertenencias y dejé mi país, mi familia y mis amigos para seguir a Cristo,
retirándome voluntariamente aGinebra con mi esposa ”. Abandonó la fama
literaria y la fortuna. En resumen, dejó toda su vida atrás cuando conoció a
Cristo, y miró hacia el futuro desconocido. Al igual que Abraham, él salió
por orden de Dios, pero sin saber a dónde iba.
Beza llegó a Ginebra a fines de octubre de 1548 y Calvin le dio una cálida
bienvenida. Una vez que llegó allí, las autoridades francesas expulsaron a
Beza de Francia por tres cargos: herejía; la venta de dos beneficios de la
iglesia que su familia había asegurado por su apoyo financiero; y su vuelo a
Ginebra. Luego, dos años después, en 1550, el gobierno francés confiscó
todas sus posesiones restantes (era bastante rico) y lo condenó a ser quemado
en la hoguera si alguna vez regresaba a Francia. Después de una breve estadía
en Ginebra, Beza viajó a Lausana y permaneció allí como profesor griego
desde 1549 hasta 1558. A lo largo de esos diez años, mantuvo una estrecha
amistad con Calvin y rara vez, si es que nunca, publicó algo sin obtener el
sello de aprobación de Calvin. .
En el otoño de 1558, Beza regresó a Ginebra, después de haber aceptado el
llamado para servir como profesor de la recién creada Academia de
Ginebra. Permaneció en Ginebra hasta su muerte, sirviendo como profesor de
teología 1559-1599, casi cuarenta -o ne años. También fue rector de 1559 a
1563. Mientras tanto, tomó parte muy activa entre los predicadores en
Ginebra. Moderó la Compañía de Pastores de Ginebra de 1564 a 1580.
Aunque no fue un escritor tan prolífico como Calvino, pocos reformadores
produjeron un corpus literario tan variado como lo hizo Beza. Además de los
escritos teológicos, compuso algunos poemas latinos, dramas, sátiras y
tratados polémicos. Escribió gramáticas griegas y francesas. Escribió
biografías y tratados políticos. Y, lo más famoso, editó y anotó textos del
Nuevo Testamento griego. Legó a la Universidad de Cambridge uno de los
manuscritos más valiosos de los antiguos del Nuevo Testamento,
posteriormente llamadoCodex Bezae .
Beza fue un buen polemista que defendió la doctrina reformada en varios
coloquios. Asistió a laColoquio de Poissy (1561-1562), donde defendió la
causa evangélica ante el catolicismo romano. También buscó la unidad entre
luteranos y reformadores hasta 1586 en elColoquio de
Mumpelgart. Entonces, en elColoquio de Berna (1587), Beza defendió la
doctrina de la predestinación supralapsaria.
Los últimos años de la vida de Beza se pasaron en silencio. Murió en 1605,
habiendo sobrevivido a todos los demás reformadores por décadas .Mientras
calvin martin Lutero, Martin Bucer, Heinrich Bullinger, Peter Martyr
Vermigli y William Farel vivieron simplemente como nombres en la
memoria de Ginebra. Beza continuó siendo una figura muy activa hasta
principios del siglo XVII. Apropiadamente, sus últimas palabras en su lecho
de muerte a un amigo fueron: “La ciudad, con total seguridad y tranquilidad”,
lo que refleja el corazón de Ginebra y su bien -b er .

Predicador de cristo
La predicación de Beza ha sido descuidada por los estudiosos, quienes
tienden a centrarse en su teología supralapsaria de la predestinación. Sin
embargo, Scott Manetsch ha demostrado que la predicación desempeñó un
papel central en el ministerio de Beza en Ginebra. Escribe: "Desde el
momento en que llegó a Ginebra en el otoño de 1558, hasta que la mala salud
finalmente lo obligó a retirarse permanentemente del púlpito en 1600, Beza
pudo haber predicado hasta cuatro mil sermones a su congregación en St.
Pierre's. . ” 2
De estos miles de sermones, sólo ochenta -s incluso son ahora
existentes. Como señala Manetsch, estos son “sus sermones sobre el Cantar
de los Cantares (1586), sus sermones sobre la pasión de Jesús Cristo (1592),
y sus sermones sobre la resurrección de Jesús Cristo (1593).” 3 Pocos de ellos
han sido traducido del francés al inglés. 4
Cuando beza vino a Ginebra, para ser rector y profesor en la academia,
también fue elegido ministro del Evangelio. Se convirtió en el principal
ministro de la iglesia parroquial más grande de la ciudad y en el moderador
de la Compañía de Pastores cuando Calvin murió en 1564. Así que Beza
predicó desde St. Pierre's durante más de tres décadas . Aunque fue asistido
por uno o dos pastores, desempeñó un papel central en la proclamación de las
Escrituras en Ginebra. 5
Las iglesias de Ginebra practicaron un horario riguroso de predicación
regular. Además de los servicios regulares del Día del Señor, los servicios
especiales antes del amanecer se llevaban a cabo los días de semana. Durante
una semana dada cerca del final de la vida de Calvino, los pastores ginebrinos
entregan veinte -s incluso sermones. Los sermones normalmente duraban
sesenta minutos, forzados por un reloj de arena, aunque, como se señaló
anteriormente, el mismo Calvin predicó sermones considerablemente más
cortos. Los adultos y los niños debían asistir al menos a los sermones del Día
del Señor, y las personas que no lo hacían fueron reprendidas formalmente. 6
Beza solía predicar una o dos veces en el Día del Señor desde el Nuevo
Testamento y regularmente en los servicios del día de la semana del Antiguo
Testamento. No conocemos todo el programa de predicación de Beza en el
tipo de detalle que tenemos para Calvin, pero sí sabemos que en 1574 predicó
a través de la epístola de Hebreos y la epístola de Santiago. En 1578, predicó
a través de todo Isaías. En 1583, completó su serie sobre el Canto de
Salomón, y luego predicó sobre la muerte y resurrección de Cristo por un año
o dos. También predicó sobre los Salmos (1579), Eclesiastés (1588) y Job
(1589). 7
Podemos observar el alto respeto de Beza por la predicación en su
comprensión de cómo Dios da a su Hijo para elegir a los pecadores. Él dice
que el Espíritu Santo nos une a Cristo "al crear en nosotros, por Su bondad
pura y Divina misericordia, lo que llamamos" fe ". . . . Para crear en nosotros
este instrumento de fe, y también para alimentarlo y fortalecerlo cada vez
más, el Espíritu Santo usa dos medios ordinarios (sin embargo, sin embargo,
les comunica su poder, pero trabaja por ellos): la predicación de la Palabra de
Dios. Dios y suLos sacramentos. ” 8 Los sacramentos no funcionan aparte de
la Palabra, pero, Beza escribe,“ son ciertos signos, marcas visibles. . . para
representar a nuestros sentidos externos lo que Él nos dice en Su Palabra.
” 9 Por lo tanto, los sacramentos“ pertenecen y dependen de la Palabra. . . los
Sacramentos nunca pueden ser legítimamente administrados sin la Palabra
” 10.
Por lo tanto, Beza creía que la predicación de la Palabra es fundamental
para la vida de fe. La predicación de la ley hiere al alma de culpa y temor. La
predicación del evangelio sana la herida con la gracia de Cristo. Él dice: “El
Espíritu Santo. . . utiliza esta predicación externa como una tubería o
canal; Luego viene a penetrar en la profundidad del alma ". 11 Luego, la
predicación de la ley llega al creyente en un modo diferente al de antes de su
conversión, a saber," como guía para enseñarnos las buenas obras "que Dios
planea que hagamos . 12
Debemos desechar la imagen de Beza como un teólogo frío entrometido en
las profundidades de los decretos divinos de una manera que se basa más en
la filosofía griega que en la Biblia. Al dar una conferencia sobre trabajo1,
afirmó que la predestinación de Dios, sin embargo, rechazó "la disposición de
hierro y la insensibilidad [falta de sentimiento] de los estoicos", elogiando el
dolor de Job como un dolor apropiado que no cuestionaba a Dios. 13 Beza dio
estos comentarios a los estudiantes de la academia mientras que Ginebra fue
asediada por elDuque de Saboya, afirmando así tanto la fe en los propósitos
soberanos de Dios como el dolor por las pérdidas experimentadas en esta
vida.
Como predicador, era cálido, pastoral, sencillo y evangelista. La gente
podía seguirlo fácilmente y disfrutar de sus sermones. Sabemos eso en libros
disponibles en inglés, como The Christian Faith . Es un corto, muy popular -
l evel libro que cubre todas las doctrinas cristianas en un centenar de
páginas.La caricatura que los hombres que predican la predestinación son
fríos, distantes y fuera -o f -t ouchintelectuales es refutada por ejemplo de
Beza, ya que también es por William Perkins, como veremos más adelante.
Después de un examen exhaustivo de los escritos de Beza, Shawn Wright
concluye que su ministerio se caracterizó por la esperanza en la guerra
espiritual y el consuelo por la fe. En cuanto a la esperanza enLa guerra
espiritual, dice Wright, "la principal preocupación de Beza en la vida era
asegurarse de que él, sus feligreses y sus alumnos se mantuvieran firmes en
medio de la batalla espiritual que se libraba alrededor de ellos y llegaran
sanos y salvos en su felicidad eterna". También dice: "Para Theodore Beza, la
completa soberanía de Dios era una doctrina reconfortante" .14
Eso no es negar que Beza haya enseñado la predestinación. Su libroTabula
Praedestinationis (1555) contiene el diagrama influyente de Beza del orden
de salvación. Probablemente fue escrito como un tracto polémico para
contrarrestar los argumentos de Jerome Bolsec (c. 1524–1584), un médico
francés que se opuso firmemente a Calvin. La carta de Beza comienza con el
decreto de Dios. Fluyendo de él, enumera los dos destinos de los elegidos y
los reprobados, incluidas todas las doctrinas cardinales de la salvación: el
llamado, la conversión, la gracia, la fe, la justificación, la santificación y la
glorificación, que culminan en el cielo para los creyentes y el infierno para
los impíos.
Sobre la base de la Tabula , algunos investigadores modernos acusan de
perder Beza de Calvin Biblia -b obre la base , Cristo -c entrado en la
piedad. Pero no logran entender la Tabula según su función. No fue un
sermón para la iglesia sino un tratado polémico que responde a los ataques
contra la doctrina reformada de la predestinación. Beza habría escrito de otra
manera si su intención hubiera sido pastoral. 15Además, los críticos de Beza a
veces no logran sobrepasar la tabla para leer el tratado real, que está muy
centrado en Cristo. Beza dice en el capitulo 5 de la tabula., “Cristo es el
segundo Adán celestial, el fundamento y la esencia misma de la salvación de
los elegidos” 16. Así, incluso en un debate académico sobre la predestinación,
Beza hizo de Cristo el centro.
Cristo es fundamental para la predestinación, en parte porque la salvación
depende de la obra expiatoria del Mediador. Como escribe Beza en otra parte,
Dios no salva con un simple acto de soberanía, sino que "reúne su justicia
soberana y su misericordia soberana" en Cristo, porque "para salvar a
aquellos que Dios había destinado a la salvación, el Salvador tenía que estar
Dios "para soportar y agotar la ira de Dios, y" tenía que ser todavía un
verdadero hijo de Adán "para ser una garantía para los hombres
caídos. 17 Conocemos nuestra predestinación a la vida eterna por una fe viva
en Cristo, evidenciada a través debuen trabajo. El escribe:
Esta fe, digo, se apodera de Cristo, a través de quien, siendo justificados
y santificados, disfrutamos de la gloria a la que hemos sido
predestinados antes de la fundación del mundo (Rom. 8:30; Ef.1:
3, 4). . . . Fay no es otra cosa que aquella por la cual estamos seguros de
poseer la vida eterna; por ella, sabemos que antes de la fundación del
mundo, Dios nos ha predestinado a poseer, a través de Cristo, una
salvación tan grande y una gloria tan excelente. 18

Predicador a la experiencia humana


Como señala Manetsch, Beza entendió que el llamado de un pastor es la
impartición de conocimientos, pero no a la manera de un profesor de
teología. 19 Beza no veía al predicador como alguien que simplemente
explicaba las máximas teológicas, sino como un pastor cuidando a sus
ovejas. Beza escribe:
En todo momento, los profetas, Jesús Cristo y los Apóstoles hablaron
nunca y sólo en el lenguaje de la gente común, por lo que fueron
entendidos por todos los hombres de su nación. . . decimos, y
practicamos así, que los pastores deben alimentar a su rebaño con la
Palabra de Vida, y que las ovejas, por su parte, deben saber y entender lo
que se les proclama, para ser alimentados y consolados por ella. y para
ponerse en guardia contra los lobos y los falsos profetas. 20
Los predicadores pretenden aplicar la verdad a las almas vivas a quienes
conocen por su nombre. 21 Beza dice: “Pero los pastores deben ir más allá
[que enseñar la doctrina]. Porque, al predicar, aplican la doctrina a las
necesidades de la Iglesia, enseñar, reprender, consolar y exhortar en público y
en privado, de acuerdo con la necesidad. . . también hacen oración
pública. En resumen, observan día y noche a su rebaño, a quien alimentan en
público y en privado con la Palabra de vida (Hechos20:20). ” 22
Beza creía que un ministro debe ser un sincero discípulo de Cristo y un
cuidadoso estudiante de la Biblia. La primera calificación de un predicador es
la piedad personal y una vida ejemplar. Luego debe esforzarse para extraer el
significado del texto bíblico en elidiomas originales, comparando las
Escrituras con las Escrituras para hacer una interpretación adecuada. 23
La “verdadera humildad de espíritu” requiere recibir todo lo que las Escrituras
enseñan, no solo lo que atrae a nuestras mentes caídas. 24 Con tal estudio, el
predicador descubre que "la doctrina que el Espíritu Santo quiere grabar bien
en el corazón de cada uno". 25 Entonces no debe permitir que las críticas de
los hombres lo limiten "simplemente para explicar su texto y resolver algunas
cuestiones de doctrina". ”; más bien, debe aplicar el medicamento a sus
pacientes mediante "dulces consuelos" y fuertes "reproches", incluso si los
hombres culpables toman a este último como "insultos". 26
Beza aconseja a un joven ministro que lea regularmente la Biblia para
crecer en el discernimiento espiritual. Continúa diciendo que el ministro debe
predicar las Escrituras con una veracidad simple, evitando sus propias
especulaciones y opiniones, y nunca tratar de impresionar a sus oyentes con
su habilidad o palabras floridas. Debe guardar cuidadosamente su lengua
cuando amonesta a los pecadores, no sea que lo que él piensa que es su celo
por el Señor, sea la dureza de su insensata pasión. En todo, debe ser diligente
para aplicar la verdad de las Escrituras a la vida de las personas, tanto en el
púlpito como en privado. Beza concluye su consejo con una nota personal:
"Recibe todos estos consejos de alguien que te ama". 27
La fe recibe el evangelio llano. los La simplicidad del evangelio ofende a
los hombres, que esperan recibir de Cristo incluso la "magnificencia"
mundana y el visible "triunfo" sobre los enemigos. En cambio, dice Beza,
deberíamos estar "simplemente confiando en lo que nos ha sido bien
atestiguado por las Escrituras", cuya proclamación es "el instrumento muy
poderoso de Dios en la salvación de todos los que creen" (Rom.1:16),
"aunque el mundo lo considere una locura. 28
No rechaza el uso de la habilidad retórica en la predicación: "Y lo que digo
no es criticar la elegancia o la gracia de organizar las palabras de una manera
ordenada, y de usar palabras y términos apropiados y significativos, ya sea en
la enseñanza, en exhortar, o en reprobar o hablar ”. 29 Llama a la“ retórica
sagrada ”que evita poner un espectáculo, pero en cambio posee una“
gravedad ”y“ vehemencia ”(o fuerza energética) adecuada para las cosas
divinas. 30
El mismo Beza practicó una forma muy directa y aplicada de
predicación. Manetsch escribe: “En su ministerio púlpito, vemos a Beza
como exegeta, teólogo, comentarista social, consejero personal y director de
información pública. Lejos de ser elegante o especulativa, la predicación de
Beza es directa y apasionada, con la intención de despertar el interés, inculcar
convicciones y forzar el cambio en su audiencia. " 31 De hecho, su denuncia
de los pecados de Ginebra y su apatía espiritual a veces provocó el
resentimiento de Tanto los miembros de la iglesia como los magistrados
civiles. 32
Beza también abordó lo que los puritanos más tarde llamarían casos de
conciencia, preguntas sobre discernir la justicia frente al pecado. Por ejemplo,
cuando se predica desde los relatos de la resurrección de Lucas.24, 33 Beza
hizo una pausa para considerar la distinción entrementir (que es pecaminoso)
y no revelar toda la mente de uno (lo cual es justificable, incluso si resulta en
que las personas hagan suposiciones falsas). Él utilizó esta distinción no solo
para iluminar textos sobre los caminos del Señor con los hombres, sino
también para abordar casos deguerra y espionaje. 34 El tratamiento de tales
casos proporcionó a las conciencias de la congregación un sistema bíblico de
prácticas.La ética y la sabiduría moral.
Trazar líneas entre el bien y el mal y hacer sonar la trompeta contra el
pecado requiere coraje y discernimiento. Beza describe el llamado de un
predicador fiel a estar en contra del pecado de la siguiente manera:
Si quiere agradar a los hombres, ya no es un siervo de Dios
(Gá. 1:10). Por lo tanto, después del conocimiento, primero le pedirá a
Dios un espíritu de discreción para no reprobar nada a la ligera sin saber
y entender el hecho de que él está reprendiendo. Luego, pedirá el
verdadero uso del lenguaje de Dios, no solo para hablar, sino para hablar
francamente como se debe hablar (Ef.6:20). Y cerrando su oído a las
amenazas y todo respeto por las personas, debe escuchar al Señor que lo
está amonestando a la manera de Isaías: “Proclamalo con voz plena, no
te escatimes, levanta la voz como un cuerno y declara sus transgresiones
a mi pueblo, y declaran sus pecados a la casa de Jacob. ”[Isa.58: 1] 35
Al mismo tiempo, entendió que las meras palabras, sin importar cuán
verdaderas, son insuficientes para superar la ceguera natural del
hombre. Incluso los creyentes necesitan más gracia para convertir su
conocimiento en un verdadero conocimiento. Escribe: "Pero nosotros, mis
hermanos, que somos de la cantidad de aquellos a quienes Dios les dio la
gracia de llamarlos desde la oscuridad a una luz tan admirable" (1 Pedro.2:
9). . . aprendamos a pedirle a nuestro Dios un aumento de este verdadero
sentido de su luz ". 36 Exhorta a los hombres a orar por la luz y el calor
espiritual interior:" Debemos pedirle al Señor que cambie y corrija [nuestra
razón], incluso cuando muerto como está con respecto a esa verdad (Ef.2:
1); que nos da la vida, al darnos el movimiento y el afecto desde el principio
hasta el final.”Incluso aquellos que tienen‘ojos de la fe’ver en el mejor‘ con
cara -e yed o completamente uno -e yed .’ 37
Con un verdadero equilibrio experiencial, Beza reclama un cristianismo
que sea real tanto en el corazón como en la conducta. Él dice: “El Señor no
solo quiere que creamos, sino que quiere que creamos desde el
corazón. . . . [N] e incluso un hombre será reconocido como cristiano ante
Dios, a menos que crea internamente y lo muestre claramente en el exterior
”. 38
Conclusión
Beza dirigió Ginebra y el movimiento reformado internacional en un
momento de gran transición y juicio. Sus hombros recibieron el manto de
Calvino, uno de los principales segundo -g enerationreformadores. Supervisó
la academia donde los ministros reformados se entrenaron y luego salieron al
mundo. Como pastor, tuvo que consolar y fortalecer a la gente en 1572
cuando llegaron las horribles noticias de queLos católicos romanos habían
asesinado a miles de cristianos reformados franceses, y después, cuando
miles de reformados Los refugiados inundaron Ginebra. 39 Sin embargo, a
pesar de todo, él mantuvo un ministerio extraordinario de predicar la Palabra
de Dios semana tras semana, un testimonio de su firme convicción de que el
evangelio es el poder de Dios. Beza predicó su último sermón el 13 de enero
de 1600, en St. Pierre's, y de manera apropiada el texto fue: "Hágase tu
voluntad en la tierra como en el cielo". 40

1 . En Beza, ver Irena Dorota Backus, Las raíces reformadas del Nuevo Testamento inglés: la influencia de Theodore
Beza en el Nuevo Testamento inglés , la Serie 28 de la Monografía Teológica de Pittsburgh (Pittsburgh: Pickwick,
1980); Henry Martyn Baird, Theodore Beza: El consejero de la Reforma francesa, 1519–1605 , Burt Franklin Research
& Source Works serie 475 (Eugene, OR: Wipf & Stock, 2004); John S. Bray, Doctrina de la Predestinación de
Theodore Beza , Bibliotheca Humanistica Et Reformatorica 12 (Nieuwkoop: De Graaf, 1975); Robert Letham,
"Theodore Beza: una reevaluación", Scottish Journal of Theology 40, no. 1 (1987): 25-40; Jeffrey Mallinson, Fe, razón
y revelación en Theodore Beza, 1519–1605, Monografías teológicas de Oxford (Oxford: Oxford University Press,
2003); Scott M. Manetsch, Theodore Beza y la búsqueda de la paz en Francia, 1572–1598 (Leiden: Brill,
2000); Tadataka Maruyama, La eclesiología de Theodore Beza: La reforma de la Iglesia verdadera , Travaux
D'humanisme Et Renaissance no. 166 (Ginebra: Droz, 1978); Ian McPhee, "¿Conservador o transformador de la
teología de Calvin? Un estudio de los orígenes y el desarrollo del pensamiento de Theodore Beza, 1550–1570 ”(PhD
diss., Universidad de Cambridge, 1979); Richard A. Muller, Cristo y el Decreto: cristología y predestinación en la
teología reformada de Calvin a Perkins(Grand Rapids, MI: Baker, 1988); Jill Raitt, La teología eucarística de
Theodore Beza: Desarrollo de la Doctrina Reformada, AAR Estudios en Religión no. 4 (Chambersburg, PA:
Academia Americana de Religión, 1972); David Curtis Steinmetz, Reformers in the Wings: De Geiler Von Kaysersberg
a Theodore Beza , 2ª ed. (Oxford: Oxford University Press, 2001); Kirk M. Summers, Moralidad después de Calvin: el
censurador cristiano y la ética reformada de Theodore Beza (Nueva York: Oxford University Press, 2017); Shawn D.
Wright, “El uso pastoral de la doctrina de la soberanía de Dios en la teología de Theodore Beza” (PhD diss., Southern
Baptist Theological Seminary, 2001); Nuestro refugio soberano: la teología pastoral de Theodore Beza , Monografías
bíblicas y teológicas de Paternoster (Carlisle, Reino Unido: Paternoster, 2004); Theodore Beza: El hombre y el
mito (Fearn, Ross-s contratar , Escocia: Christian Focus, 2015); Joel R. Beeke, "Predestinación supralapsaria de
Theodore Beza", Reformation and Revival Journal 12, no. 2 (primavera de 2003): 69–84; Theodore Beza, La fe
cristiana , trad. James Clark (Lewes, Reino Unido: Focus Christian Ministries Trust, 1992); Théodore de Bèze, "El
alfarero y la arcilla: Los principales escritos de predestinación de Teodoro Beza", trad. Philip C. Holtrop (Grand
Rapids, MI: Calvin College, 1982); Théodore de Bèze, Un pequeño libro de preguntas y respuestas cristianas en el que
se establecen brevemente los encabezados principales de la religión cristiana , trans. Kirk M. Summers, Princeton
Theological Monograph Series 9 (Allison Park, PA: Pickwick, 1986).
2 . Scott M. Manetsch, " On Praedicandi : El Ministerio de Predicación de Theodore Beza" (artículo no publicado,
Calvin College and Seminary, nd), 1. En esta sección, estoy en deuda con la investigación de Manetsch, gran parte de la
cual está incluida en su libro Calvin's Compañía de pastores: Cuidado pastoral y la Iglesia reformada emergente,
1536–1609 (Oxford: Oxford University Press, 2012).
3 . Manetsch, " Onus Praedicandi : El Ministerio de Predicación de Theodore Beza", 2.
4 . Una traducción al inglés del noveno sermón de Beza sobre la resurrección se puede encontrar en Wright, Nuestro
Refugio Soberano , 243–58.
5 . Manetsch, " Onus Praedicandi : El Ministerio de Predicación de Theodore Beza", 3.
6 . Manetsch, " Onus Praedicandi : El Ministerio de Predicación de Theodore Beza", 3–4.
7 . Manetsch, " Onus Praedicandi : El Ministerio de Predicación de Theodore Beza", 5–6.
8 . Beza, La fe cristiana , 16 [4.3–4].
9 . Beza, La fe cristiana , 51 [4.31].
10 . Beza, La Fe Cristiana , 54 [4.35].
11 . Beza, La Fe Cristiana , 48 [4.28].
12 . Beza, La Fe Cristiana , 49 [4.29].
13 . Jill Raitt, "Lecciones en tiempos difíciles: las lecciones de Beza sobre el trabajo", en Calvin and the State ,
ed. Peter De Klerk, Coloquia sobre Calvin y Calvin Studies (Grand Rapids, MI: Calvin Studies Society, 1993), 26, 38.
14 . Wright, nuestro refugio soberano , 232, 233.
15 . Richard A. Muller, "El uso y abuso de un documento: la tabula de predación de Beza, la controversia de Bolsec
y los orígenes de la ortodoxia reformada", en Escolasticidad protestante: Ensayos en reevaluación , ed. Carl R.
Trueman y R. Scott Clark (Carlisle, Reino Unido: Paternoster, 1999), 33–61.
16 . Beza, Tabula , vi, citado en John B. Roney y Martin I. Klauber, editores, La identidad de Ginebra (Westport,
CT: Greenwood Press, 1998), 60.
17 . Theodore Beza, "Sermons sur l'Histoire de la Resurrection: Sermon 9", en Wright, Our Souge Refuge , 254.
18 . Beza, La Fe Cristiana , 35 [4.19].
19 . Manetsch, " Onus Praedicandi : El Ministerio de Predicación de Theodore Beza", 8.
20 . Beza, La fe cristiana , iv.
21 . Manetsch, " Onus Praedicandi : El Ministerio de Predicación de Theodore Beza", 8.
22 . Beza, La fe cristiana , 93 [5.26].
23 . Manetsch, " Onus Praedicandi : El Ministerio de Predicación de Theodore Beza", 9.
24 . Beza, "Sermón", en Wright, Nuestro Refugio Soberano , 251.
25 . Beza, "Sermón", en Wright, Nuestro Refugio Soberano , 246.
26 . Beza, "Sermón", en Wright, Nuestro Refugio Soberano , 246.
27 . Citado en Manetsch, " Onus Praedicandi : El ministerio de la predicación de Theodore Beza", 10. Está citando la
carta de Beza a Louis Courant, el 2 de julio de 1601, en Archives Tronchin, fonds. Bèze, vol. 5, fol. 296–97.
28 . Beza, "Sermón", en Wright, Nuestro Refugio Soberano , 244.
29 . Beza, "Sermón", en Wright, Nuestro Refugio Soberano , 245.
30 . Beza, "Sermón", en Wright, Nuestro Refugio Soberano , 245.
31 . Manetsch, " Onus Praedicandi : El Ministerio de Predicación de Theodore Beza", 12.
32 . Manetsch, “ Onus Praedicandi : El Ministerio de Predicación de Theodore Beza”, 13–14.
33 . Particularmente la conducta de Cristo en Lucas 24:28: "Y se acercaron a la aldea, a donde fueron, y él hizo como
si hubiera ido más lejos".
34 . Beza, "Sermón", en Wright, Nuestro Refugio Soberano , 256–57.
35 . Beza, “Sermón”, en Wright, Nuestro Refugio Soberano , 246–47.
36 . Beza, "Sermón", en Wright, Nuestro Refugio Soberano , 249.
37 . Beza, "Sermón", en Wright, Nuestro Refugio Soberano , 250–51.
38 . Beza, "Sermón", en Wright, Nuestro Refugio Soberano , 251.
39 . Ver Manetsch, Theodore Beza y la búsqueda de la paz en Francia, 1572–1598 , 30ff.
40 . Manetsch, " Onus Praedicandi : El Ministerio de Predicación de Theodore Beza", 17.
8

Introducción a la predicación puritana

El movimiento puritano de los mediados -s ixteenth siglo a finales del siglo


XVII que se ha llamado laEdad de oro de la predicación. 1 A través de la
predicación y la publicación de sermones, los puritanos buscaron reformar la
iglesia y la vida cotidiana de la gente. 2 A pesar de que no lograron reformar
la iglesia, lograron reformar la vida cotidiana, anunciando, como dice
Alexander F. Mitchell, “una temporada de avivamiento espiritual tan
profunda y extensa como la que se ha producido en la historia de las Iglesias
británicas. ” 3
Con pocas excepciones, los ministros puritanos fueron grandes
predicadores que proclamaron amorosa y apasionadamente Todo el consejo
de Dios expuesto en la Sagrada Escritura. Ningún grupo de ministros en la
historia de la iglesia ha igualado su predicación bíblica, doctrinal,
experiencial y práctica. 4
La gente común con gusto escuchó la predicación puritana. Henry Smith
(1560-1591), a veces llamado “el oro -t ongued Crisóstomo de los puritanos,”
era tan popular como un predicador que, como escribe Thomas Fuller,
“personas de buena calidad llevaron sus propios bancos con ellos, me refiero
a su piernas, hasta situarse en los pasillos.” 5 No es extraño que el ministro
puritano fue llamada‘el héroe del XVI-c entury puritanismo.’ 6
La predicación puritana fue, y sigue siendo, transformadora. Brian Hedges
dice que los predicadores puritanos “elevan nuestra mirada hacia la grandeza
y la alegría de Dios. Abren nuestros ojos a la belleza y la belleza de
Cristo. Pinchan nuestras conciencias con la sutileza y el pecado del
pecado. Rompen y deleitan al alma con el poder y la gloria de la
gracia. Sondean las profundidades del alma con una profunda comprensión
bíblica, práctica y psicológica. Sostienen y fortalecen el alma a través del
sufrimiento al exponer la doctrina de la soberanía de Dios. Nos fijan y
enfocan nuestros afectos en las realidades eternas ” 7.
Antes de examinar la predicación de puritanos específicos, comenzando en
el capítulo 9, presentaré la predicación puritana en general. Limitaré este
resumen a cinco temas: su visión de lala primacía de la predicación, su
programa de predicación, su pasión por la predicación, su poder en la
predicación y su sencillez en la predicación.

Primacía de la predicación
Los puritanos tenían la profunda sensación de que Dios construye su iglesia
principalmente mediante el instrumento de la predicación. Esta comprensión
creó un espíritu bajo el cual la predicación se situó en el centro de la
adoración y la devoción.
La sustancia de la predicación es declarar la Palabra de Dios a los
hombres. John Preston nos proporciona una definición simple, aunque
típicamente puritana, de predicación: "una interpretación pública o división
de la Palabra, realizada por un embajador o ministro que habla a la gente en
lugar de a Dios, en el nombre de Cristo". 8
Anthony Burgess (m. 1664) enfatiza que los ministros “deben vestir cada
Sermón en el vaso [espejo] de la Palabra; deben predicar mientras leen en las
Escrituras. " 9 Los ministros deben predicar solo la Palabra, dice Burgess, por
tres razones: (1) por el amor de Dios, porque es suPalabra que los ministros
están proclamando, su honor que está en juego, y no piensa a la ligera en los
pensamientos de un ministro que reemplazan los suyos; (2) por el bien del
hombre, porque si la Palabra predicada no es la Palabra de Dios, pierde todo
su poder y alimento para los hombres, y solo se convierte en heno y
rastrojo; y (3) por el bien del ministro, porque al predicador se le da un
ministerio, no un "magisterio"; es decir, está llamado a ser un siervo, no al
Señor, por lo que no debe poner en peligro su alma al traer sus propias
palabras, sino que debe recordar que Dios, y no él mismo, puede determinar
mejor lo que necesitan sus oyentes. 10
Los puritanos vieron la predicación como la "obra principal" del ministro y
el "beneficio principal" de los oyentes. 11 La predicación es la gran
"ordenanza de conversión" de Dios, dijeron. Rara vez alguien se convertiría
aparte de eso. William Ames escribe: "La predicación es la ordenanza de
Dios, santificada para el nacimiento de la fe, para la apertura de la
comprensión, para el dibujo de la voluntad y los afectos a Cristo". 12 Thomas
Cartwright (1535–1603) dice que la predicación es vital necesario en
comparación con simplemente leer la Biblia. Él escribe: "A medida que el
fuego se agita, da más calor, así la Palabra, tal como se soplaba con la
predicación, se inflama más en los oyentes, que cuando se lee". 13
Los puritanos estaban asombrados de que un simple hombre pudiera ser el
portavoz y el embajador del Dios todopoderoso y trino. Richard Baxter
escribe: "No es poca cosa pararse frente a una congregación y entregar un
mensaje de salvación o condenación, como lo hizo el Dios vivo, en el nombre
de nuestro Redentor". 14
Además del Espíritu Santo, el Cristo ascendido no otorga un don más alto
en la tierra que el llamado a predicar a su iglesia del Nuevo Testamento, dice
Richard Sibbes (1577–1635): “Es un don de todos los dones, la ordenanza de
la predicación. Dios lo considera así, Cristo lo cree así, y así deberíamos
estimarlo. ” 15 Por lo tanto, los puritanos ponen el púlpito en lugar del altar en
el centro de sus iglesias, ponen la predicación en lugar de la iglesia.Los
sacramentos en el centro de su adoración, y consideraban un llamado
personal al ministerio como algo esencial para el predicador. dieciséis
Tal perspectiva hizo de cada sermón una ocasión trascendental. "No hay un
sermón que se escuche, pero nos acerca al cielo o al infierno", escribe
Preston. 17 Uno de los oyentes de John Cotton (1584–1652) escribió en
respuesta a un sermón: “Sr. Cotton predica con tal autoridad, demostración y
vida que, según parece, cuando predica fuera de cualquier profeta o apóstol
no le oigo; Oigo a ese mismo profeta y apóstol; sí, he oído del
Señor Jesús Cristo que habla en mi corazón.” 18
Los puritanos fueron predicadores serios que hicieron su objetivo
complacer a Dios en lugar de a las personas. Dios fue su testigo. Todas las
máscaras fueron quitadas; Toda la adulación fue aborrecida. Escucha
aBaxter: “En el nombre de Dios, hermanos, trabajen para despertar sus
corazones antes de que ustedes vengan, y cuando estén en la obra, pueden
estar en condiciones de despertar los corazones de los pecadores. Recuerda,
deben ser despertados o condenados. Y un predicador adormecido apenas los
despertará. . . . Habla a tu gente sobre hombres que deben ser despertados
aquí o en el infierno ". 19

Programa de predicación
El sentido de los puritanos de la prioridad de la predicación los llevó a
establecer un programa impresionante para la reforma integral de la
iglesia. Su ardiente amor por Cristo los motivó a verter sus vidas en la
proclamación de la Palabra en todas las formas posibles. Sibbes dice: “La
predicación es el carro que lleva a Cristo por todo el
mundo.” 20 Básicamente, los puritanos utilizó un cinco -p arte enfoque para
influir en las personas y promover la reforma pastoral a través de la
predicación.
Primero fue reformar la predicación misma, principalmente predicando
frecuentemente donde Dios les abrió un púlpito. Más tarde, prestaremos
atención al estilo de predicación ideal o “simple” de los puritanos.
El segundo aspecto del programa puritano para la predicación fueron
las conferencias , que no eran conferencias académicas sino tiempos
especialmente designados para la predicación. Profesores, en contraste con la
parroquia clero, se suelen ser contratados por los partidarios privados ricos,
por un ayuntamiento, o por los colegios de abogados (las facultades de
derecho de Londres) para predicar y enseñar en puritanas -m inded iglesias o
grupos de iglesias para satisfacer el apetito espiritual de las personas que
encontraron a los ministros de la parroquia secos y poco edificantes. 21
Las conferencias se hicieron cada vez más populares a lo largo del primer
siglo del puritanismo (1560–1662); surgieron en todas partes de Inglaterra, en
ciudades y pueblos, así como en Cambridge y Oxford y, por supuesto, en
Londres, donde se mantuvieron más de cien conferencias durante las
primeras tres décadas del siglo XVII. Muchos de los mejores puritanos
sirvieron como profesores, como Ames, Paul Baynes (c. 1573–
1617),Cartwright, Laurence Chaderton (c. 1536–1640), John “Decálogo”
Dod (c. 1549–1645), John Field (1545–1588), Richard Greenham (c. 1542–
1594), Arthur Hildersham (1563–1632) , William Perkins, Preston y
Sibbes. 22
Un tercer aspecto del programa puritano para la predicación
fue profecías, también llamado "ejercicios "o"ejercicios piadosos ”. Las
profecías eran una especie de conferencia bíblica para la educación continua
de los ministros. 23 De tres a seis ministros predicarían sobre el mismo texto,
pasando de los más jóvenes a los más antiguos. El último predicador
resumiría los hallazgos y enfatizaría los "usos" prácticos de las doctrinas que
fueron expuestas. Un moderador principal dirigirá una sesión criticando los
sermones. En estos “ hierro -s harpens -i ron ” sesiones, los ministros podrían
perfeccionar sus habilidades exegéticas y de predicación.
Estas profecías, que comenzaron en la década de 1520 en Zurich, fueron
importadas por los primeros puritanos en la década de 1550, utilizadas
ampliamente en Christ's College por Chaderton, y pronto proliferaron en
varios condados de Inglaterra. Surgieron de la necesidad de que los ministros
puritanos mejoraran su predicación, aunque a veces fueron iniciados por
obispos que sintieron la necesidad de remediar "predicación ignorante.”Las
profecías alcanzó su punto máximo en los mediados -1 570s , cuando el
público fue invitado a unirse a ellos. En 1577, en contra del consejo del
arzobispo de Canterbury Edmund Grindal, la reina Isabel I, que consideraba
las profecías como una amenaza para su control del estado y la iglesia, animó
a sus obispos a prohibirlos. 24 En esto, ella solo fue parcialmente
exitosa; algunas profecías continuaron durante el reinado del rey Jaime I, en
particular donde los obispos los toleraron. 25
Cuarto, la predicación puritana se incrementó en gran medida por la
impresión y publicación de sermones. Los puritanos imprimieron numerosos
sermones en forma de libros, que se convirtieron en un importante medio de
gracia y comunicación. En la década de 1560, se publicaron nueve volúmenes
de sermones puritanos; en la década de 1570, sesenta -n ine volúmenes; en la
década de 1580, 113 volúmenes; y en la década de 1590, 140
volúmenes. 26 A. F. Herr escribe: “La impresión de sermones constituyó un
negocio bastante grande en la Inglaterra isabelina. Se ha estimado que más
del cuarenta por ciento de todas las publicaciones publicadas en ese momento
eran de naturaleza religiosa o filosófica, y es evidente que los sermones
representan una gran parte de esas publicaciones religiosas ” .27Varios libros
de sermones puritanos fueron revisados Ediciones en inglés y cientos de
libros fueron traducidos a varios idiomas europeos, como el
holandés. 28 Tales libros fueron leídos con frecuencia y ampliamente, y Dios
los usó para muchas conversiones y el crecimiento en gracia de miles de
creyentes.
En quinto lugar, el programa puritano de predicación tomó la forma
de Entrenamiento ministerial que promovió la buena predicación. Los
puritanos exigieron una universidad -t llovió clero.Para lograr esto, los
puritanos fueron educados en universidades como Cambridge,
Oxford, Trinity College en Dublín, y Harvard College. Estas escuelas fueron
una fuerza poderosa para moldear a los jóvenes con convicciones puritanas
firmes sobre la predicación. 29

Pasión por la predicación


El extenso programa puritano para predicar fue impulsado por una pasión
interna creada por el Espíritu de Dios. John F. H. Nuevos quips,
"Predicando, por la boca o por la pluma, era la vida para el puritano ". 30 Los
puritanos amaban el evangelio de Cristo. Les encantaba proclamar todo el
evangelio, que incluía, como señala Packer, diagnosticar la difícil situación
del hombre y la cuestión del pecado; destacando el objetivo de la gracia y la
suficiencia de Cristo en su humillación y exaltación; y ofreciendo gracia
junto con proclamar las exigencias del arrepentimiento y la fe evangélicos. 31
La predicación puritana involucraba declarar la redención al enfocarse en
la obra salvadora de las tres personas de la Trinidad, mientras que
simultáneamente llama a los pecadores a una vida de fe y compromiso, y
advierte que el evangelio condenará para siempre a aquellos que persisten en
la incredulidad y la impenitencia. Thomas Manton lo expresa de esta manera:
La suma del evangelio es la siguiente: todos los que, mediante el
verdadero arrepentimiento y la fe, abandonan la carne, el mundo y el
diablo, y se entregan a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, como su
creador, redentor. y santificador, encontrarán a Dios como padre,
tomándolos por sus hijos reconciliados, y por el amor de Cristo
perdonando sus pecados, y por su Espíritu dándoles su gracia; y, si
perseveran en este curso, finalmente los glorificarán y les otorgarán
felicidad eterna; pero condenará a los incrédulos, impenitentes e impíos
al castigo eterno. 32
A los puritanos les encantaba predicar a Cristo, bíblica, doctrinal y
tipológicamente. 33 Predicar a Cristo con gracia y gracia fue la tarea más
esencial del predicador puritano. Samuel Rutherford (1600–1661) dijo que
tenía solo “un gozo” al lado de Cristo, es decir, “predicar a Cristo” 34.
A los ministros puritanos les encantó prepararse para la
predicación . Pasaron largas horas estudiando detenidamente el significado
del texto de las Escrituras dentro de su contexto. Eran predicadores
expositivos y didácticos. A menudo predicaban directamente a través de
pasajes.
A los predicadores puritanos les encantaba predicarse a sí mismos ante
todo; ellos despreciaron el frioprofesionalismo. Los mejores sermones,
dijeron, son aquellos que el predicador predica primero a su propio
corazón."Prediqué lo que sentí, lo que de manera inteligente [dolorosamente]
sentí", escribe John Bunyan. “De hecho, he sido como uno enviado a ellos de
entre los muertos. Yo mismo me encadené para predicarles encadenados; y
llevé ese fuego en mi conciencia que los persuadí a que tuvieran cuidado
” 35. Baxter lo expresa de esta manera: “Prediquen primero a ustedes mismos,
antes de predicar a la gente y con mayor celo. Oh Señor, salva a tu iglesia de
los pastores mundanos, que estudian y aprenden el arte del cristianismo y el
ministerio; pero nunca tuvo la naturaleza cristiana, divina, ni el principio vital
que debe diferenciarlos y sus servicios de los muertos. ” 36
Entonces, también amaban el acto de predicar , no por su propio bien, sino
porque creían que Dios usa la predicación para salvar a aquellos que deben
creer, o, comoPerkins dice: “para reunir a la iglesia y lograr el número de los
elegidos”. 37 No es de extrañar, entonces, que muchos puritanos, como
Bunyan, dijeran que preferirían ir a la cárcel antes que abandonar la
predicación. Cuando le dijeron que podía salir de la cárcel si accedía a dejar
de predicar, Bunyan respondió que si lo liberaban, predicaría al día siguiente.
Además, los puritanos amaban a las personas a quienes predicaban y
buscaron implacablemente su conversión y edificación. Los predicadores
puritanos entendieron que el ministro con grandes dones de predicación que
no ama a su gente, fracasará miserablemente en su llamamiento. Sabían que
fallar en el amor es fallar en todo.
Dijeron que un ministro debe esforzarse por predicar y pastorear a su gente
con tanto amor que refleje el amor del Padre como se muestra en la recepción
del hijo pródigo del padre y su respuesta a su hermano mayor (Lucas 15: 11–
32). Invitaron tiernamente a los cristianos débiles y dudosos a acercarse al
Padre por medio de Cristo. 38 Baxter escribe: “Todo el curso de nuestro
ministerio debe llevarse a cabo en un tierno amor a nuestra gente. . . . Cuando
la gente vea que los amas sin sinceridad [sinceramente], oirán cualquier cosa,
y soportarán cualquier cosa, y te seguirán con mayor facilidad ". 39

Poder en la predicación
los Los anglicanos, que representan a la iglesia establecida en Inglaterra,
sintieron que los puritanos exageraban enormemente el papel del sermón en
la salvación al tiempo que socavaban otros medios de gracia. 40 Para la reina
Isabel y otros anglicanos, los libros de homilías (esencialmente sermones que
se leyeron en voz alta) eran preferibles a los sermones que se predicaban de
manera improvisada porque estaban construidos con más cuidado y sujetos a
control.
A la inversa, los puritanos se quejaron de que los sermones anglicanos eran
demasiado ornamentados, oratorios, metafísicos y moralistas, y no lo
suficientemente evangélicos, experienciales y prácticos. 41Qué contraste hay
entreLa descripción urgente de Baxter de predicar como "un hombre
moribundo [hablando] a hombres moribundos" 42 y sermones anglicanos
descritos críticamente como "oraciones de la excelente Constitución de su
Iglesia, o de la obediencia pasiva, o una exclamación contra el cisma, o un
discurso de la moralidad". , o solo exclamando contra tales vicios como los
mismosLa luz de la naturaleza condena ”. 43 Después de describir las
florituras retóricas de la predicación anglicana, John Owen escribe: “Tales
cosas no se convierten en la autoridad, la majestad, la grandeza y la santidad
de quien habla en ellas. . . ¡El gran poseedor del cielo y de la tierra! ” 44
La predicación puritana se dirigió a la mente conla claridad . Esta
predicación fue dirigida a las personas como seres racionales. Los puritanos
vieron la mente como el palacio de la fe. Se negaron a poner la mente y el
corazón unos contra otros, enseñando que el conocimiento es el terreno en el
que el Espíritu planta la semilla de la regeneración.Preston destacó que La
razón es elevada en conversión, y Cotton Mather agregó que la ignorancia es
la madre de Herejía más que de devoción. Así, informaron a la mente con
conocimiento bíblico y razonaron con la mente a través
delógica. 45 Entendieron que un cristianismo sin sentido fomenta un
cristianismo sin espinas.
La predicación puritana se enfrentó a la conciencia puntualmente . Los
puritanos consideraban la conciencia de los pecadores como la "luz de la
naturaleza". La simple predicación nombraba pecados específicos, luego
hacía preguntas para insistir en la culpa de esos pecados en la conciencia de
hombres, mujeres y niños. Los predicadores puritanos usaron el poder de
convicción de la ley para llevar a los pecadores ante Dios en su desnudez
(Heb.4:12). Solo entonces llorarán para ser vestidos con la justicia de
Cristo. Así que los puritanos predicaron de manera urgente, directa y
específicamente a la conciencia, tomando en serio el mandato de Cristo "para
que el arrepentimiento y la remisión de los pecados sean predicados en su
nombre" (Lucas24:47).
La predicación puritana cortejó apasionadamente el corazón . Su
predicación fue afectuosa, celosa y optimista.Walter Cradock (c. 1606-1659),
dijo a su rebaño, “Nosotros no somos enviados para obtener galera -s laves a
los remos, o un oso a la estaca, pero Él nos envía a usted atraer a los
cónyuges, para que se case con Cristo ”. 46 Los puritanos utilizaron la
predicación convincente, la súplica personal, la oración ferviente, el
razonamiento bíblico, la advertencia solemne, la vida gozosa, cualquier
medio que pudieran, para desviar a los pecadores del camino de la
destrucción y a Dios a través de la mente, la conciencia y la conciencia.
corazón — en ese orden.Samuel Willard (1640–1707) lo expresa de esta
manera:
Las Verdades de la Palabra se aplican primero al Entendimiento,
mediante el cual podemos conocer el significado y discernir las razones
de ellas; porque aquí comienzan todas las acciones humanas; y siendo
aprobado por la Sentencia, debe ser pasado a la voluntad para su
Elección [decisión]; por lo que abraza la Verdad elogiada, y se le
conquista; y de allí se imprime en los afectos. 47
Los puritanos creían que Dios usaría su poderosa predicación como un
arma para conquistar y convertir a los pecadores. Así que Ames escribe: "La
predicación, por lo tanto, no debe ser muerta, sino viva y efectiva para que un
incrédulo que ingresa a la congregación de creyentes se vea afectado y, por
así decirlo, paralizado por el simple hecho de escuchar la palabra para que
pueda da gloria a Dios ” 48.

Llanura en la predicación
En términos de estilo, los puritanos creían en la simple predicación. Esta
claridad no significabacontra -i ntellectualism . Más bien, la claridad se
refería a una comunicación simple y clara de la Biblia a la mente, luego al
corazón y luego a la dirección para dirigir la conducta.Henry Smith dice:
"Predicar con sencillez, no es predicar sin recocer ni confusamente, sino de
manera clara y perspicaz [clara], para que lo más simple que oye, pueda
entender lo que se enseña, como si escuchara su nombre". 49 Cotton Mather
escribe en su elogio a John Eliot (1604-1690), un gran misionero puritano de
los indios, que su "manera de predicar era muy clara; para que los
mismos corderos puedan meterse en sus discursos sobre esos textos y temas,
en los que los elefantes pueden nadar ”. 50 Increase Mather (1639–1723)
escribe sobre la predicación de su padre, Richard: "Su manera de predicar era
clara, apuntando a disparar sus flechas no sobre las cabezas de su gente, sino
en sus corazones y conciencias". 51
La primera parte de un sermón puritano fue exegética y expositiva; El
segundo, doctrinal y didáctico; y el tercero, de aplicación. 52 Primero, la
predicación puritana era bíblica , es decir, una exposición del texto de la
Biblia ."El fiel ministro, como a Cristo, [es] uno que no predica nada más que
la palabra de Dios", dice el puritano Edward Dering (c. 1540-1576). 53 Owen
está de acuerdo: "El primer y principal deber de un pastor es alimentar al
rebaño mediante la predicación diligente de la palabra". 54 Millar Maclure
señala que “para los puritanos, el sermón no se limita simplemente a las
Escrituras; existe literalmente dentro de la Palabra de Dios; el texto no está en
el sermón, pero el sermón está en el texto. . . . En resumen, escuchar un
sermón es estar en la Biblia ”. 55
En segundo lugar, la exposición de la Escritura llevó a los puritanos para
desarrollar claros y bien -d efined doctrinas . Perkins llama a la doctrina "la
ciencia de vivir bien y bendecidos para siempre"; 56 Ames se refiere a "la
doctrina o la enseñanza de vivir a Dios" 57. Sinclair Ferguson escribe sobre
los puritanos: "Para ellos, La teología sistemática fue para el pastor lo que un
conocimiento de anatomía es para el médico. Solo a la luz de todo el cuerpo
de la divinidad (como les gustaba llamarlo) un ministro podría proporcionar
un diagnóstico, prescribir y finalmente curar la enfermedad espiritual en
aquellos que estaban plagados por el cuerpo del pecado y la muerte ” 58.
Packer describe sus convicciones: "A la pregunta, '¿Debería uno predicar
la doctrina?', La respuesta puritana habría sido '¿Por qué, qué más hay para
predicar?' La predicación doctrinal ciertamente aburre a los hipócritas; pero
solo la predicación doctrinal salvará a las ovejas de Cristo. El trabajo del
predicador es proclamar la fe, no brindar entretenimiento a los incrédulos
” 59.
La predicación puritana reconoció que toda doctrina bíblica se centra en
Cristo. 60 Según Thomas Adams (1583-1652), “Cristo es la suma de toda la
Biblia, profetizada, tipificada, prefigurada, exhibida, demostrada, que se
encuentra en cada hoja, casi en cada línea; siendo las Escrituras, pero al igual
que las bandas enredadas del niño Jesús ”. 61 "Piense en Cristo como la
sustancia, médula, alma y alcance de todas las Escrituras", dice Isaac
Ambrose (1604–1664). 62 Robert Bolton (1572-1631) está de acuerdo:
“ Jesús Cristo se ofrece más libremente, y sin excepción de cualquier
persona, cada sábado, cada sermón.” 63 La predicación las doctrinas de
Cristo, naturalmente, les llevó también a predicar otras doctrinas en relación a
Cristo, tales como las doctrinas de Dios trino, del pecado, de santificación
y auto -d enial . 64
En tercer lugar, la enseñanza de la doctrina condujo a la aplicación , a
menudo llamada los "usos" del texto, que podría extenderse a medida que el
ministro aplicaba las Escrituras a varios oyentes. El objetivo siempre fue
llevar la Palabra de Dios a casa o, comoBaxter lo pone, "para atornillar la
verdad en sus mentes, y trabajar a Cristo en sus afectos". 65
Estas aplicaciones deben dirigirse a las personas adecuadas, o podrían
hacer más daño espiritual que bien. Por lo tanto, la predicación puritana se
caracterizó por una aplicación discriminatoria de la verdad a la no -
C hristian y el cristiano. Los predicadores puritanos hicieron grandes
esfuerzos para identificar las marcas de gracia que distinguen a la iglesia del
mundo, a los verdaderos creyentes de los que simplemente profesan a los
creyentes, y salvando la fe de la fe temporal. 66 Thomas Shepard (1605–
1649) en Las diez vírgenes , Matthew Mead (1629–1699) en El casi cristiano
descubierto , Jonathan Edwards en afectos religiososy otros puritanos
escribieron docenas de obras para diferenciar a los impostores de los
verdaderos creyentes. 67
La predicación puritana apuntaba a ser transformadora. La parte aplicativa
es "la vida de la predicación", escribe James Durham (c. 1622-1658): "Por lo
tanto, la predicación se llama persuadir, testificar, suplicar, rogar o pedir,
exhortar". 68 Los puritanos enseñaron eso cuando la Palabra de Dios Se
predica experiencialmente, el Espíritu Santo lo usa para transformar
individuos y naciones. 69 El capitán John Spilman nos brinda un ejemplo del
poder transformador de la predicación experiencial puritana:
Una vez en una condición carnal como era yo, menosprecié a los
Ministros de Cristo, especialmente a sus prolongados Predicadores, y no
pude soportar que nadie predicara por mucho tiempo; pero al final fui
atrapado [atrapado] por uno, y él [predicaba] sobre Hebreos8: 8, 10
[sobre] el nuevo pacto hecho en Cristo, que se aplicó a mí en mi hogar y
me tocó el corazón. 70
Hacia el final de la transformación de los oyentes para la gloria de Dios
solamente, los puritanos llamaron a los predicadores a conducirse en
el Temor del Señor. El predicador debe caminar con humildad, no haciendo
alarde de sus habilidades. "Un estilo crucificado se adapta mejor a los
predicadores de un Cristo crucificado", escribe John Flavel. Las palabras no
son más que servidores de la materia. Una llave de hierro, colocada en las
guardas de la cerradura, es más útil que una de oro, que no abrirá la puerta
del tesoro ”. 71
Requisitos finales para la predicación
Finalmente, la predicación puritana es inseparable del estilo de vida del
ministro puritano. Ese estilo de vida debe mostrar tres requisitos para la
predicación: dependencia del Espíritu Santo, santidad personal y un espíritu
de oración ferviente.
Primero, los ministros deben mostrar una profunda dependencia del
Espíritu Santo en todo lo que dicen y hacen. Deben sentir vivamente su
incapacidad para llevar a alguien a Cristo, así como la magnitud de la
conversión. “Dios nunca te lo impuso para convertir a los que te
envía. No; publicar el evangelio es tu deber ”, dice William Gurnall (1616–
1679) a los ministros. 72 Los puritanos estaban convencidos de que tanto el
predicador como el oyente son totalmente dependientes de la obra del
Espíritu para efectuar la regeneración y la conversión en quien lo
hará. 73 Como Thomas Watson escribe: "Los ministros llaman a la puerta de
los corazones de los hombres, el Espíritu viene con una llave y abre la
puerta". 74
Segundo, la dependencia del Espíritu Santo requiere que el ministro
procure la santidad en su propia vida. Baxter dice: “Debemos estudiar tanto
cómo vivir bien como predicar bien. . . . Si no es tu asunto diario estudiar tus
propios corazones y someter las corrupciones, y vivir como [dependiente] de
Dios; Si no hace de este su trabajo al que asiste constantemente, todo irá mal,
y hará que sus auditores [oyentes] se mueran de hambre ”. 75 Owen escribe:
"Si un hombre enseña rectamente y camina torcidamente, más caerá en la
noche de su vida de lo que construyó en el día de su doctrina". 76
Finalmente, los ministros deben entregarse a la oración, tanto para ellos
mismos como para sus ministerios. Robert Traill escribe: “Algunos ministros
de dones más mezquinos y partes tienen más éxito que otros que están muy
por encima de ellos en habilidades; No porque prediquen mejor, sino porque
rezan más. Muchos buenos sermones se pierden por falta de mucha oración
en el estudio ”. 77

1 . Tae -H yeun Park, La retórica sagrada del Espíritu Santo: un estudio de la predicación puritana en una
perspectiva neumatológica (Apeldoorn: Theologische Unversiteit Apeldoorn, 2005), 4. Este capítulo es en gran medida
una versión condensada de "Predicación puritana I, II, ”Capítulos 41 y 42 en Joel R. Beeke y Mark Jones, Una teología
puritana: Doctrina para la vida (Grand Rapids, MI: Reformation Heritage Books, 2012). Utilizado con permiso.
2 . J. I. Packer, prólogo de Introducción a la teología puritana: A Reader , ed. Edward Hindson (Grand Rapids, MI:
Baker, 1976).
3 . Alexander F. Mitchell, introducción a los Minutos de las Sesiones de la Asamblea de los Divinos de
Westminster , ed. Alexander F. Mitchell y John Struthers (Edmonton: Still Waters Revival Books, 1991), xv.
4 . Para libros y artículos adicionales sobre la predicación puritana, vea R. Bruce Bickel, Light and Heat: The Puritan
View of the Pulpit (Morgan, PA: Soli Deo Gloria, 1999); J. W. Blench, predicando en Inglaterra a finales del siglo XV
y XVI (Oxford: Basil Blackwell, 1964); John Brown, Puritan Predica en Inglaterra (Londres: Hodder & Stoughton,
1900); J. A. Caiger, “Predicación: puritano y reformado”, en Puritan Papers, volumen 2, 1960–1962 , ed. J. I. Packer
(Phillipsburg, NJ: P&R, 2001), 161–85; Murray A. Capill, Predicando con el espiritual Vigor (Fearn, Ross -
s contratar , Escocia: Mentor, 2003); Horton Davies,La adoración de los puritanos ingleses (Morgan, PA: Soli Deo
Gloria, 1997), 182–203; Eric Josef Carlson, “El aburrimiento de la oreja: moldeando la visión pastoral de la
predicación en Inglaterra, 1540–1640”, en Predicadores y personas en las reformas y el período moderno
temprano , ed. Larissa Taylor (Leiden: Brill, 2003), 249–96; Mariano Di Gangi, Grandes temas en la predicación
puritana (Guelph, ON: Joshua Press, 2007); Alan F. Herr, El sermón isabelino: una encuesta y una bibliografía (Nueva
York: Octagon, 1969); Babette May Levy, predicando en la primera mitad del siglo de la historia de Nueva
Inglaterra (Nueva York: Russell & Russell, 1967); Peter Lewis, el genio del puritanismo(Grand Rapids, MI:
Reformation Heritage Books, 2008); D. M. Lloyd -J los , Los puritanos: sus orígenes y sucesores (Edimburgo: Banner
de la verdad, 1987), 372-89; Irvonwy Morgan, Los predicadores piadosos de la Iglesia isabelina (Londres: Epworth,
1965); Hughes Oliphant Old, La lectura y predicación de las Escrituras en la adoración de la Iglesia cristiana,
Volumen 4: La era de la Reforma (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 2002), 251–79; La lectura y la predicación de las
Escrituras en la adoración de la Iglesia cristiana, Volumen 5: Moderatismo, pietismo y despertar (Grand Rapids, MI:
Eerdmans, 2004), 170–217; J. I. Packer, una búsqueda de la piedad(Wheaton, IL: Crossway, 1990), 163–76, 277–
308; Parque, La retórica sagrada del Espíritu Santo ; Joseph A. Pipa Jr., "La predicación puritana", en The Practical
Calvinist , ed. Peter A. Lillback (Fearn, Ross -s alquiler , Escocia: Mentor, 2002), 163-82; John Piper, La supremacía
de Dios en la predicación (Grand Rapids, MI: Baker, 1990); Caroline F. Richardson, Predicadores ingleses y
predicación 1640–1670 (Nueva York: Macmillan, 1928); Michael F. Ross, Homilía por la
Revitalización (Fearn, Ross -s alquiler , Escocia: Mentor, 2006); Leland Ryken, Santos mundanos: los puritanos como
realmente eran(Grand Rapids, MI: Zondervan, 1986), 91-107; Harry S. Stout, El alma de Nueva Inglaterra:
predicación y cultura religiosa en la Nueva Inglaterra colonial (Oxford: Oxford University Press, 1986).
Las disertaciones que tratan sobre la predicación puritana incluyen a Ruth Beatrice Bozell, "Predicadores ingleses del
siglo XVII sobre el arte de la predicación" (PhD diss., Cornell University, 1939); Ian Breward, "La vida y la teología de
William Perkins, 1558-1602" (PhD diss., Universidad de Manchester, 1963); Diane Marilyn Darrow, "Thomas Hooker
y el arte puritano de la predicación" (PhD diss., Universidad de California, San Diego, 1968); Andrew Thomas
Denholm, "Thomas Hooker: Puritan Predicador, 1568-1647" (PhD diss., Seminario de Hartford, 1972); M. F. Evans,
"Estudio en el desarrollo de una teoría de la homilética en Inglaterra desde 1537-1692" (PhD diss., Universidad de
Iowa, 1932); Frank E. Farrell, "Richard Sibbes: un estudio sobre el puritanismo inglés de principios del siglo XVII"
(PhD diss., Universidad de Edimburgo, 1955); Anders Robert Lunt, "La reinvención de la predicación: Un estudio de
las teorías de la predicación del inglés en los siglos XVI y XVII ”(PhD diss., University of Maryland College Park,
1998); Kenneth Clifton Parks, "El progreso de la predicación en Inglaterra durante el período isabelino" (PhD diss.,
Southern Baptist Theological Seminary, 1954); Joseph A. Pipa Jr., "William Perkins y el desarrollo de la predicación
puritana" (PhD diss., Seminario Teológico de Westminster, 1985); Harold Patton Shelly, "Richard Sibbes: Early Stuart
Preacher of Piety" (PhD dis., Temple University, 1972); David Mark Stevens, "John Cotton y Thomas Hooker: La
retórica del Espíritu Santo" (PhD diss., Universidad de California, Berkeley, 1972); Lynn Baird Tipson Jr., "El
desarrollo de la comprensión puritana de la conversión" (PhD diss., Yale University, 1972); Cary Nelson Weisiger III,
5 . Citado en Winthrop S. Hudson, "El ministerio en la era puritana", en The Ministry in Historical
Perspectives , ed. H. Richard Niebuhr y Daniel D. Williams (Nueva York: Harper and Brothers, 1956), 185.
6 . Michael Walzer, La revolución de los santos: un estudio en los orígenes de la política radical (Cambridge, MA:
Harvard University Press, 1965), 119.
7 . Brian G. Hedges, “Los escritores puritanos enriquecen a la iglesia moderna”, Banner of Truth 529 (octubre de
2007): 5–10.
8 . Citado en Everett H. Emerson, puritanismo inglés de John Hooper a John Milton (Durham, NC: Duke University
Press, 1968), 45.
9 . Anthony Burgess, The Scripture Directory, para oficiales de la Iglesia y personas . . . (Londres: Abraham Miller
para T. U., 1659), 141; véase también John Mayer, Praxis Theologica : o La Epístola del Apóstol
Santiago. . . Explicado (Londres: R. Bostocke, 1629), 127.
10 . Burgess, El Directorio de las Escrituras , 142–44.
11 . Robert Traill, “¿Por qué medios los ministros pueden ganar mejor las almas?” En Escritos prácticos
seleccionados de Robert Traill (Edimburgo: Impreso para el Comité de la Asamblea, 1845), 120; Arthur
Hildersham, CLII Lectures Upon Psalm LI (Londres: J. Raworth, para Edward Brewster, 1642), 732; Lewis, genio del
puritanismo , 37–43.
12 . William Ames, La médula de la teología , trad. y ed. John D. Eusden (Boston: Pilgrim Press, 1968), 194.
13 . Citado en Davies, The Worship of the English Puritans , 186; véase también John Owen, Una exposición de la
epístola a los hebreos , ed. William H. Goold, 7 vols. (Edimburgo: Banner of Truth, 1991), 7: 312-13; Nehemiah
Rogers, The True Convert (Londres: George Miller para Edward Brewster, 1632), 71.
14 . Richard Baxter, El pastor reformado , en Los trabajos prácticos de Richard Baxter , 4 vols. (Ligonier, PA: Soli
Deo Gloria, 1990–1991), 4: 383, en adelante, Works .
15 . Richard Sibbes, "La fuente abierta", en The Complete Works of Richard Sibbes , ed. Alexander B. Grosart
(Edimburgo: Banner of Truth, 1977), 5: 509, en adelante, Obras .
16 . Lloyd- J ones , The Puritans , 380. Para la visión puritana del llamado al ministerio, vea Owen C. Watkins, The
Puritan Experience (Londres: Routledge & Kegan Paul, 1972), 61–63.
17 . John Preston, Un patrón de palabras sanas , citado en Christopher Hill, Society and Puritanism en la Inglaterra
pre-revolucionaria (Nueva York: Schocken, 1964), 46.
18 . Roger Clap, Memorias del capitán Roger Clap , citado en Alden T. Vaughan y Francis J. Bremer, eds., Puritan
New England: Ensayos sobre religión, sociedad y cultura (Nueva York: St. Martin's, 1977), 70.
19 . Baxter, el pastor reformado , en Obras 4: 412, 426.
20 . Sibbes, "La Fuente Abierta", en Obras , 5: 508.
21 . Paul S. Seaver, The Puritan Lectureships: The Politics of Religious Dissent, 1560–1662 (Stanford: Stanford
University Press, 1970), 72–87;documenta los orígenes y las variedades de las conferencias. cf. Morgan, Los
Predicadores de Dios de la Iglesia isabelina , 33–60; William Haller, The Rise of Puritanism (Filadelfia: University of
Philadelphia Press, 1972), 53, 330; Lloyd -J los , Los puritanos , 378.
22 . Seaver, The Puritan Lectureships , 30–31; cf. Marshall M. Knappen, Tudor Puritanism: Un capítulo en la
historia del idealismo (Chicago: University of Chicago Press, 1939), 221–22; Colina, Sociedad y Puritanismo en la
Inglaterra pre-revolucionaria , 80; Lewis, genio del puritanismo , 61–62.
23 . Véase especialmente Patrick Collinson, The Elizabethan Puritan Movement (Londres: Jonathan Cape, 1967),
168–76; Morgan, Los Predicadores de Dios de la Iglesia isabelina , 61-101. Para tratamientos más cortos, vea
Knappen, Tudor Puritanism , 253–54; Pipa, “William Perkins y el desarrollo de la predicación puritana”, 25–26; Daniel
Neal, History of Puritans ( Stoke -o n- T rent , Reino Unido: Tentmaker, 2006), 1: 181–82; Davies, La adoración de los
puritanos ingleses , 188–89.
24 . S. E. Lehmberg, “Arzobispo Grindal y las Profecías”, Revista histórica de la Iglesia Episcopal Protestante 24
(1965): 87–145.
25 . Collinson, El movimiento puritano isabelino , 168.
26 . A. F. Herr, The Elizabethan Sermon (Nueva York: Octagon, 1969), 27.
27 . Herr, El sermón isabelino , 67.
28 . Fred A. van Lieburg, “De puro Iglesia a Pías Cultura: El más Reforma en el decimoséptimo -C entury República
Holandesa,” en adelante el calvinismo: Perspectivas Internacionales , ed. W. Fred Graham (Kirksville, MO: Sixteenth
Century Journal Publishers, 1994), 423–25; cf. C. W. Schoneveld, Intertraffic of the Mind (Leiden: Brill,
1983); Willem Jan op 't Hof, Engelse pietistische geschriften in het Nederlands, 1598–1622 (Rotterdam: Lindenberg,
1987).
29 . Pipa, “William Perkins y el desarrollo de la predicación puritana”, 24; Seaver, The Puritan
Lectureships , 183; John Eliot, Primeros frutos de Nueva Inglaterra , citado en Perry Miller y Thomas H. Johnson,
editores, The Puritans , rev. ed. (Nueva York: Harper, 1963), 2: 701; Knappen, Tudor Puritanism , 195, 218–19, 466–
80; H. C. Porter, Puritanism in Tudor England (Nueva York: MacMillan, 1970), 180–203, 223–27.
30 . John F. H. New, anglicanos y puritanos: la base de su oposición, 1558–1640 (Stanford: Stanford University
Press, 1965), 71.
31 . Empacador, Una búsqueda de la piedad , 170–75.
32 . Thomas Manton, "La sabiduría se justifica de sus hijos", en The Complete Works of Thomas Manton , ed. T.
Smith (Worthington, PA: Maranatha, 1980), 2: 102ff.
33 . Ver Chad Van Dixhoorn, “La predicación de Cristo en el mensaje -R eformation Gran Bretaña”, en La
Esperanza cumplidos: Ensayos en honor de O. Palmer Robertson , ed. Robert L. Penny (Phillipsburg, NJ: P&R, 2008),
361–89.
34 . Cartas de Samuel Rutherford , ed. Andrew Bonar (Londres: Oliphants, [1904]), 420, 438 (cartas del 7 y 13 de
julio de 1637).
35 . Citado en Brown, Puritano predicando en Inglaterra , 146.
36 . Baxter, "Un sermón predicado en el funeral de Henry Stubbs" (1678), en Works , 4: 974; cf. Murray A.
Capill, Predicando con el vigor espiritual : Incluyendo Lecciones de la vida y la práctica de Richard
Baxter (Fearn, Ross -s alquiler , Escocia: Christian Focus, 2003), 39-50.
37 . Citado en Lloyd- J ones , The Puritans , 381.
38 . Manton, "Exposición de la oración del Señor", en Obras , 1:35, 50–51 [Mat.6: 6–8]; cf. Simon Ford, El espíritu
de la esclavitud y la adopción (Londres: T. Maxey, para Sa. Gellibrand, 1655), 200; Samuel Petto, La voz del espíritu:
o, Un ensayo hacia un descubrimiento de los testimonios del espíritu (Londres: Livewell Chapman, 1654), 56–62.
39 . Baxter, El pastor reformado , en Obras , 4: 394.
40 . Davies, La adoración de los puritanos ingleses , 16.
41 . Vea Pipa, “William Perkins y el desarrollo de la predicación puritana”, 28–67, para un estudio de la predicación
anglicana en la Inglaterra isabelina; cf. Lloyd- J ones , The Puritans , 375, 381–83.
42 . Richard Baxter, Los pensamientos moribundos del reverendo erudito y Santo Sr. Richard Baxter , resumido por
Benjamin Fawcett (Salop: J. Cotton y J. Eddowes, 1761), 167.
43 . Razones simples para disentir de la Iglesia de Inglaterra , 3ª ed. (Londres, 1736), 6, citado en Davies, The
Worship of the English Puritans , 202. Plain Reasons se publicó de forma anónima, pero ahora se sabe que el autor era
Charles Owen.
44 . John Owen, Una exposición de hebreos (Marshalltown, DE: La Fundación Nacional para la Educación Cristiana,
1960), 1:52.
45 . Para un ejemplo de razonamiento puritano con los pecadores, vea Joseph Alleine, A Sure Guide to
Heaven (Edimburgo: Banner of Truth, 1995), 30.
46 . Citado en I. D. E. Thomas, un borrador,. El Tesoro de oro de Citas puritanos (Chicago: Moody Press,
1975), 222. Los osos fueron atados a una estaca y luego se ve obligado a luchar perros en el deporte cruel del oso -
b aiting , que los puritanos a menudo se opone. ¡Qué contraste con una boda!
47 . Citado en Perry Miller, The New England Mind: The Seventeenth Century (Boston: Beacon, 1961),
295; cf. Catecismo más grande de Westminster, P. 68.
48 . Citado en Ryken, Worldly Saints , 107.
49 . Henry Smith, "El arte de escuchar", en The Works of Henry Smith , 2 vols. ( Stoke -o n- T rent , UK: Tentmaker,
2002), 1: 337.
50 . Cotton Mather, Las grandes obras de Cristo en América: Magnalia Christi Americana , 3 vols. (Londres:
Banner of Truth, 1979), 1: 547–48. Para una bibliografía de los sermones y escritos de Eliot, vea Frederick Harling,
"Una biografía de John Eliot" (PhD diss., Boston University, 1965), 259–61.
51 . Increase Mather, La vida y muerte de ese reverendo hombre de Dios, Sr. Richard Mather (Cambridge, MA: S.
G. y M. J., 1670), 31–32.
52 . Miller, The New England Mind: The Seventeenth Century , 332–33.
53 . Edward Dering, "Certaine cartas piadosas y cómodas, llenas de consuelo cristiano", en M. Derings
Workes (Nueva York: Da Capo, 1972), 456.
54 . John Owen, "El deber especial de los pastores de las iglesias", en Las obras de John Owen , ed. William H.
Goold (repr., Edimburgo: Banner of Truth, 1965), 16:74.
55 . Millar Maclure, The Paul's Cross Sermons, 1534–1642 (Toronto: University of Toronto Press, 1958), 165. Sobre
cómo los puritanos interpretaban las Escrituras, véase Thomas Lea, "La hermenéutica de los puritanos", Diario de la
Sociedad de Teología Evangélica 39 , no. 2 (junio de 1996): 271–84.
56 . William Perkins, "A Golden Chaine: o, The Description of Theologie", en The Workes of that Famovs y VVorthy
Ministro de Cristo en la Universidad de Cambridge, William Perkins , 3 vols. (Londres: John Legatt, 1612–1613),
1:10.
57 . Ames, La médula de la teología , 77.
58 . Sinclair B. Ferguson, "Ministerio Evangélico: La Contribución Puritana", en La Iglesia Comprometida: La
Crisis Evangélica Actual , ed. John H. Armstrong (Wheaton, IL: Crossway, 1998), 266.
59 . Empacador, búsqueda de la piedad , 284–85.
60 . Thomas Taylor, Cristo Revelado: o El Antiguo Testamento Explicado; Un tratado de los tipos y sombras de
nuestro Salvador (Londres: M. F. para R. Dawlman y L. Fawne, 1635) es la mejor obra puritana sobre Cristo en el
Antiguo Testamento. Thomas Goodwin, " Cristo nuestro mediador ", vol. 5 de The Works of Thomas
Goodwin (Eureka, CA: Tanski, 1996), expone hábilmente textos primarios del Nuevo Testamento sobre la mediación
de Cristo. Alexander Grosse, La felicidad de disfrutar y hacer un uso verdadero y rápido de Cristo (Londres: Tho:
Brudenell, para John Bartlet, 1647) e Isaac Ambrose,Mirando a Jesús (Harrisonburg, VA: Sprinkle, 1988) son la
cristología experiencial en su mejor. Ralph Robinson,Cristo todo y en todos: o varias similitudes significativas por las
cuales el Señor Jesucristo se describe en las Sagradas Escrituras (1660; repr., Ligonier, PA: Soli Deo Gloria,
1992); Philip Henry, Cristo todo en todo, o lo que Cristo es hecho para los creyentes (1676; repr., Swengel, PA:
Reiner, 1976); y John Brown, Cristo: el Camino, la Verdad y la Vida (1677; repr., Morgan, PA: Soli Deo Gloria, 1995)
contienen preciosos sermones que exaltan a Cristo en todas sus relaciones con los creyentes. John Owen, Una
Declaración del Glorioso Misterio de la Persona de Cristo (reimpreso en el volumen 1 de las Obras de Owen ), es
excelente en la relación de las naturalezas de Cristo con su persona. James durhamCristo crucificado o La médula del
evangelio en 72 sermones sobre Isaías 53 , 2 vols. (Glasgow: Alex Adam, 1792) no tiene rival como una exposición
bíblica de la pasión de Cristo.
61 . Thomas Adams, "Meditations on the Creed", en The Works of Thomas Adams (1862; repr., Eureka, CA: Tanski,
1998), 3: 224.
62 . Isaac Ambrose, "Media: The Middle Things", en The Works of Isaac Ambrose (Londres: para Thomas Tegg &
Son, 1701), 201.
63 . Robert Bolton, Un Tratado sobre Confortar las Conciencias Afligidas (Ligonier, PA: Soli Deo Gloria, 1991),
185.
64 . Para las muestras escogidas de puritano predicación sobre Dios, el pecado, la santificación y la auto -d enial ,
ver, respectivamente, Stephen Charnock, Discursos sobre la existencia y atributos de Dios , 2 vols. (Grand Rapids, MI:
Baker, 1996); Jeremiah Burroughs, El mal de los males (Morgan, PA: Soli Deo Gloria, 1995); Walter Marshall, El
misterio del evangelio de la santificación (Grand Rapids, MI: Zondervan, 1954); Thomas Watson, El deber de la
abnegación (Morgan, PA: Soli Deo Gloria, 1995), 1-37.
65 . Baxter, El pastor reformado , en Obras , 4: 370.
66 . Thomas Watson, la imagen del hombre según Dios (Edimburgo: Estandarte de la Verdad, 1992), 20-188,
establece veinte -f nuestras marcas de gracia para sí -e XAMEN .
67 . Thomas Shepard, La parábola de las diez vírgenes (Ligonier, PA: Soli Deo Gloria, 1990); Matthew Mead, El
casi cristiano descubierto; O el Falso Profesor Intentado y Fundido (Ligonier, PA: Soli Deo Gloria, 1988); Jonathan
Edwards, Afectos religiosos (New Haven, CT: Yale University Press, 1959).
68 . James Durham, Un comentario sobre el libro de la Revelación (Ámsterdam: John Frederickszoon Stam, 1660),
260–66 [Rev. 3: 14–22].
69 . Cf. Parque, La retórica sagrada del Espíritu Santo , 373–74.
70 . John Spilman, A Tabernacle for the Sun , 4, citado en Owen C. Watkins, The Puritan Experience: Studies in
Spiritual Autobiography (Nueva York: Schocken, 1972), 58.
71 . John Flavel, "El carácter de un verdadero pastor evangélico", en The Works of John Flavel , 6 vols. (1820; repr.,
Londres: Banner of Truth, 1968), 6: 572.
72 . William Gurnall, El cristiano en armadura completa , 2 vols. en uno (London: Banner of Truth, 1964), 2:
574; vea Baxter, "Una llamada a los inconversos", en Works , 2: 513.
73 . Empacador, búsqueda de la piedad , 296–99.
74 . Thomas Watson, A Body of Divinity (1692; repr., Edimburgo: Banner of Truth, 2000), 221.
75 . Baxter, El pastor reformado , en Obras , 4: 372, 425.
76 . Owen, "Eschol, un racimo de la fruta de Canaán", en Obras , 13:57.
77 . Robert Traill, “Sermones sobre el trono de la gracia”, en Las obras del último reverendo Robert Traill , 4
vols. (1810; repr., Edimburgo: Banner of Truth, 1975), 1: 246.
9

Predicadores Puritanos: Perkins

Samuel Clarke proporciona un ejemplo sorprendente del corazón


evangelístico de William Perkins. 1 Se dice que un preso condenado estaba
subiendo la horca, buscando “ la mitad -d ead, "Cuando Perkins le dijo:"
¡Qué, hombre! ¿Qué te pasa? ¿Tienes miedo de la muerte? ”El prisionero
confesó que le tenía menos miedo a la muerte que a lo que la
seguiría. "¿Dices eso?" Dijo Perkins. "Baje de nuevo, hombre, y verá lo que
la gracia de Dios hará para fortalecerse". Cuando el prisionero bajó, se
arrodillaron de la mano y Perkins ofreció "una oración tan efectiva en la
confesión de los pecados. . . como hizo que el pobre prisionero estallara en
abundancia de lágrimas ". Convencido de que el prisionero fue llevado" lo
suficientemente bajo, incluso a las puertas del infierno ", Perkins le mostró la
libertad del evangelio en su oración. Clarke escribe que los ojos del
prisionero se abrieron "para ver cómo se cruzaron las líneas negras de todos
sus pecados, y se cancelaron con las líneas rojas de la sangre preciosa de su
Salvador crucificado;2
El principal predicador puritano de la Inglaterra isabelina, William Perkins,
ha sido llamado el "padre del puritanismo". Fue un puente entre el
pensamiento reformado de Ginebra de Juan. Calvin y Theodore Beza, y los
puritanos ingleses que lo siguieron.
Nacido en Warwickshire en 1558, Perkins dio su juventud a la
imprudencia, la blasfemia y la embriaguez. 3 En 1577, ingresó en el Colegio
de Cristo en Cambridge. Obtuvo una licenciatura en 1581 y una maestría en
1584. Mientras era estudiante, experimentó una conversión poderosa, iniciada
cuando escuchó a una mujer en la calle y le advirtió a su hija traviesa que no
se volviera como "Perkins borracho". 4Se apartó del pecado a Cristo, y de la
fascinación por la magia negra y lo oculto a la teología. 5 Pronto se unió a la
hermandad espiritual de puritanos dirigida por Laurence Chaderton en
Cambridge, donde aprendió la doctrina reformada orientada hacia la
aplicación práctica. 6
Desde 1584 hasta su muerte por complicaciones renales en 1602, Perkins
se desempeñó como profesor o predicador en la iglesia parroquial de Great
St. Andrew, Cambridge, el púlpito más influyente al otro lado de la calle de
Christ's College. También se desempeñó como becario en el Christ's College
de 1584 a 1595. Se requería que los compañeros predicaran, dieran clases y
dieran tutoría a los estudiantes, actuando como "guías para el aprendizaje, así
como guardianes de las finanzas, la moral y los modales" .7 En las tardes del
Día del Señor , trabajó como asesor, asesorando a los angustiados
espiritualmente."El bálsamo que aplicaba más comúnmente a los heridos que
caminaban y que compartía con él sus inseguridades espirituales era la
doctrina de la predestinación divina", escribe Mark Shaw. 8
Con el tiempo, Perkins, un retórico, expositor, teólogo y pastor, se
convirtió en el principal arquitecto del joven movimiento puritano. Perkins
tenía dones excepcionales para la predicación y una extraña habilidad para
llegar a la gente común con la simple predicación y la teología. A la hora de
su muerte, los escritos de Perkins en Inglaterra estaban superando a los de
Calvin, Beza y Heinrich Bullinger juntos. 9 "Moldea la piedad de toda una
nación", dice H. C. Porter. 10 Se imprimieron once ediciones póstumas de los
escritos de Perkins, que contenían casi cincuenta tratados, para 1635. 11 Sus
escritos se tradujeron al holandés, alemán, español, francés, italiano, irlandés,
galés, húngaro y checo. 12 La influencia de Perkins continuó a través de
teólogos como William Ames, Richard Sibbes, John Cotton y John Preston, y
muchos predicadores formados en Cambridge incluso después de su muerte,
incluidos los puritanos que lideraron la migración a Nueva Inglaterra para
construir una ciudad en una colina para que el mundo vea. 13

Predestinación práctica en Cristo


Perkins estaba preocupado principalmente por la conversión de las almas y su
posterior crecimiento en devoción. Él creía que una comprensión bíblica de la
gracia soberana de Dios en la predestinación es vital para la comodidad y la
seguridad espirituales. Es la esperanza, expectativa y garantía de salvación
para el verdadero creyente.
Perkins articula su doctrina de predestinación en su Armilla Aurea (1590),
traducida del latín como A Golden Chaine (1591). 14 los máscaracterística
notable de A Golden Chaine es la doctrina supralapsaria de PerkinsDoble
predestinación. Se destaca en su famosa carta titulada: “Una encuesta o en la
Tabla declarar el orden de las causas de la salvación y la condenación de
acuerdo a la palabra de Dios.” 15 Al igualLa carta de Beza, aunque más
detallada, comienza con Dios y su decreto de predestinación, y luego se
divide en dos cadenas de causas para la ejecución de la elección
y reprobación. Rastrea la progresión ordenada de esas ejecuciones desde el
decreto eterno de Dios hasta la consumación final, cuando todas las cosas
terminan en la glorificación de Dios.
Perkins creía que la predestinación es el medio por el cual Dios manifiesta
la gloria de la Deidad fuera de sí mismo a la raza humana. Él devuelve la
gloria a sí mismo a través de la misericordia a los elegidos y la justicia a los
reprobados. Ambos proceden de su soberanía. La elección es el decreto de
Dios "por el cual, por su propia voluntad, ha ordenado a ciertos hombres para
la salvación, para la alabanza de la gloria de su gracia". Reprobación es "esa
parte de la predestinación, por la cual Dios, de acuerdo con el propósito más
libre y justo" de su voluntad, ha decidido rechazar a ciertos hombres a la
destrucción eterna y la miseria, y eso a la alabanza de su justicia ". 16
La doctrina de la reprobación no es dañina, pero es una revelación útil de
los propósitos de Dios. La reprobación del divino alfarero (Rom.9: 21–24)
debe predicarse para advertir a los impíos que huyan del pecado y busquen la
gracia para obedecer la voluntad revelada de Dios, así como para el beneficio
de los elegidos, dice Perkins. Predicar la reprobación implica mostrar qué tan
lejos puede ir un reprobado en la aparición de "acciones de gracia". Insta
amorosamente a los elegidos a buscar más ejercicios de gracia y hacer que su
llamamiento y elección sean seguros en Cristo (2 Ped.1:10). Se mueve a los
piadosos a examinarse a sí mismos en busca de marcas de elección. Y
proporciona un antídoto para el orgullo y una base para la humildad
agradecida ante el Señor, que eligió a los suyos por pura gracia soberana. 17
Elección para la vida eterna no afecta a nadie aparte de la obra
de Jesús Cristo. Por lo tanto, Perkins afirma que, desde el punto de vista de
Dios, un hombre reprobado no tiene posibilidad de salvación porque no tiene
absolutamente ningún vínculo con Cristo en la cadena de oro. Sin Cristo, el
hombre está totalmente perdido.
Cristo es el fundamento de la elección. Está predestinado a ser el
Mediador. Él es prometido a los elegidos. Él es ofrecido por gracia a los
elegidos. Finalmente, él es personalmente aplicado a sus almas en todos sus
beneficios, naturalezas, oficinas y estados. 18 El centro de la mesa de Perkins
es la obra de Cristo como "mediador de los elegidos". Perkins traza líneas que
conectan la obra de Cristo con el progreso de la vida cristiana, mostrando
cómo la fe aprehende a Cristo y lo aplica a la justificación y la
santificación. Perkins estaba bien consciente del sentido de combate espiritual
del creyente. Al igual que la elección, la volición cristiana y la obediencia fiel
son significativas solo en Cristo. Cristo es, pues, central para la
predestinación.
Dios ejecuta su decreto en Cristo a través de los pasos del amor. Aquí
vemos la centralidad de la predicación en la enseñanza de Perkins.El
llamamiento efectivo, la primera parte del proceso, representa la gracia
salvadora "mediante la cual un pecador que está siendo separado del mundo,
es entretenido en la familia de Dios". 19 La primera parte del llamamiento
eficaz es una audiencia correcta de la Palabra por parte de los muertos. en
pecado; sus mentes están iluminadas por el Espíritu con una verdad
irresistible. La predicación de la Palabra logra dos cosas: "la Ley que muestra
a un hombre su pecado y su castigo, que es la muerte eterna", y "el
Evangelio, que muestra la salvación de Cristo Jesús , a los que creen". 20
La segunda parte de este proceso es la ruptura del corazón del
pecador. Está "magullado en pedazos, para que sea apropiado recibir la gracia
salvadora de Dios que se le ofrece". Dios lastima a los pecadores bajo la
predicación de su ley y la perforación del corazón con un sentido de su ira
contra el pecado. 21
El producto de la llamada efectiva es fe salvadora, que Perkins define
como "una facultad milagrosa y sobrenatural del corazón, aprehendiendo a
Cristo Jesús siendo aplicado por la operación del Espíritu Santo, y
recibiéndolo para sí mismo". 22 Como dice Charles Munson: “La fe salva a
los elegidos, no porque sea una virtud perfecta, sino porque aprehende un
objeto perfecto, que es la obediencia de Cristo. Si la fe es débil o fuerte, no
importa para la salvación se basa en la misericordia y las promesas de
Dios.” 23 De acuerdo con Perkins, Dios“acepta las mismas semillas y
rudimentos de la fe y el arrepentimiento en la primera, aunque sean pero en
medida, como un grano de semilla de mostaza. ” 24
Para Perkins, la fe es un don sobrenatural dado por Dios para permitir que
el pecador se apodere de Cristo con todas las promesas de salvación. 25 El
objeto de la fe no es el pecador, sus experiencias, o la fe en sí:
es Jesús Cristo. La fe ve a Cristo, primero, como el sacrificio en la cruz para
la remisión de los pecados, luego aprende a experimentarlo como fuerza para
combatir la tentación, como consuelo en una tormenta de aflicción y, en
última instancia, como todo lo necesario en esta vida y en la vida para
ven. 26 En resumen, la fe se manifiesta cuando “todas las personas se aplican
particularmente a sí mismas, a Cristo con sus méritos, por una persuasión
interna del corazón que no viene de otra manera, sino por el certificado
efectivo del Espíritu Santo con respecto a la misericordia de Dios. en
CristoJesús .” 27 La fe no tiene sentido fuera de Jesús Cristo. "La fe
es. . . "una gracia principal de Dios, por la cual el hombre es injertado en
Cristo y por lo tanto se convierte en uno con Cristo, y Cristo en uno con él",
dice Perkins. 28 Perkins describe cinco pasos para salvar la fe: conocer el
evangelio mediante la iluminación del Espíritu de Dios; esperando el
perdón; hambrientos y sedientos de la gracia ofrecida en
Cristo Jesús ; huyendo al trono de la gracia para apoderarse de Cristo; y
aplicando, por persuasión del Espíritu, las promesas del evangelio a uno
mismo. 29
Una vez que un pecador ha sido efectivamente llamado a la fe, es
justificado por la fe. Según Perkins,la justificación es la declaración amorosa
de Dios de que aquellos que creen son considerados justos ante Dios a través
de la obediencia de Cristo. El fundamento de la justificación es ella
obediencia de Cristo, expresada en "su pasión en la vida y la muerte, y el
cumplimiento de la ley unida a ella". Cristo libera a los elegidos de la deuda
de cumplir la ley "en todo momento, desde nuestro primer comienzo, ambos
con respecto a la pureza de la naturaleza y la pureza de la acción ”, y de
hacer“ satisfacción por el incumplimiento de la ley ”. Cristo es nuestra
garantía para esta deuda, y Dios acepta su obediencia por nosotros,“ es una
satisfacción plena ”. La justificación por lo tanto consiste en la“ remisión de
los pecados y la imputación de la justicia de Cristo ” .30 Ocurre cuando un
pecador es llevado ante el tribunal de Dios, se declara culpable y huye a
Cristo como su único refugio para la absolución. 31 Lajustificación es
claramente un acto judicial y soberano del eterno bien de Dios.
La santificación, la tercera parte de este proceso, recibe más atención de
Perkins que cualquier otra parte. Es una parte esencial de la salvación; con la
fe viene el arrepentimiento y la nueva obediencia en una verdadera
conversión. 32
Perkins define la santificación como la obra "por la cual un cristiano en su
mente, en su voluntad y en sus afectos se libera de la esclavitud y la tiranía
del pecado y de Satanás, y poco a poco está capacitado por el Espíritu de
Cristo para desear y aprobar aquello que es bueno y anda en él ”. La
santificación tiene dos partes. "El primero esLa mortificación cuando el poder
del pecado es continuamente debilitado, consumido y disminuido. El segundo
esla vivificación por la cual la justicia inherente se pone realmente en ellos y
después aumenta continuamente " .33 Todo esto depende de Cristo. Victor
Priebe escribe: “La santificación, entonces, depende de la renovación de un
momento a otro a medida que el creyente desvía la mirada de sí mismo y de
sus obras a la persona y obra de Cristo. La mortificación y la vivificación son
evidencia de la realidad más vital y definitiva:Unión con Cristo de la que
depende toda recepción de la gracia. . . . Es incuestionablemente claro que la
santificación es el resultado de la actividad de la gracia divina en el hombre
” 34.
Después de la santificación viene el paso final: glorificación. Esta parte del
amor de Dios es "la transformación perfecta de los santos a la imagen del
Hijo de Dios", dice Perkins. La glorificación espera el cumplimiento del
juicio final, cuando los elegidos disfrutarán de "bienaventuranza". . . por lo
cual Dios mismo es todo en todos sus elegidos ". Por gracia soberana, los
elegidos serán conducidos a la gloria perfecta, una" excelencia maravillosa
"que incluye contemplar la gloria y la majestad de Dios, conformarse
completamente con Cristo, y heredar" los cielos nuevos y la nueva tierra ” .35
En cada etapa, excepto para la glorificación, Dios salva a sus elegidos por
medios, principalmente los medios de la predicación de su Palabra.

Predestinarian Predicando
Perkins considera que la predicación es el "brazo poderoso de Dios" para
atraer a los elegidos, o el carro en el que la salvación llega a los corazones de
los hombres. Define la predicación como “profetizar en el nombre y en la sala
de Cristo, donde los hombres son llamados al estado de gracia y conservados
en él”. 36 En esencia, la meta de Perkins es ayudar a los predicadores a darse
cuenta de su responsabilidad como instrumentos de Dios para explicar la
elección y la pacto. La predicación bíblicamente equilibrada es primordial,
porque la Palabra predicada es el poder de Dios paraLa salvación, sin la cual
no puede haber salvación. 37 Con un alto concepto de predicación tales,
Perkins no dudan en afirmar que el sermón es el punto culminante del culto
público.
La predicación es la tarea más solemne que un ser humano podría
emprender. Es un asunto serio tanto para el predicador como para el
oyente. Cuestiones eternas están en juego. En consecuencia, el verdadero
predicador nunca puede descuidar la preparación de un sermón estudioso o la
entrega simple y efectiva de un sermón.
Ya que los elegidos son conocidos solo por Dios, Perkins asume que todos
los que escuchan un sermón pueden ser potencialmente reunidos en la gracia
del evangelio. De este modo, presiona a cada pecador a aceptar la oferta de
salvación de Dios en Cristo. La promesa del evangelio debe ofrecerse
libremente a cada oyente como una "joya preciosa", dice Perkins. 38 Al
mismo tiempo, explica que hay dos maneras de considerar la elección: “Una,
especialmente por medio de la cual Dios sabe quiénes son los suyos. El otro
es más general, por lo que consideramos que todos los hombres son elegidos
que profesan la fe en Cristo, dejando los juicios secretos a Dios. Así, Pablo
escribe a los efesios, filipenses, etc. como elegidos. Y los ministros de la
palabra deben hablar a sus congregaciones, como al pueblo electo de Dios
”. 39
Esto elimina efectivamente cualquier necesidad de un predicador para
determinar quiénes en su congregación podrían ser elegidos y quién podría
ser reprobado. Más bien, un predicador debe predicar tan claramente las
marcas de la gracia salvadora que, con la ayuda del Espíritu Santo, el corazón
del pecador puede confirmar el juicio de Dios con respecto a su bienestar
eterno.
Perkins llama a la predicación el camino para "asirse de Cristo", para
"reparar la imagen de Dios" y para "formar a Cristo en los corazones de todos
los creyentes" .40 Los elegidos no solo son llamados a predicar, sino que
luego son descuidados; más bien, la predicación sirve como un "convertidor"
continuo para reparar la imagen de Dios en un creyente.
Según Perkins, el la cadena de oro de la salvación (llamamiento efectivo,
justificación, santificación y glorificación) se aplica a los elegidos a través de
la predicación del pacto de Dios. En consecuencia, Perkins estaba interesado
en predicar no solo la gracia soberana de Dios a sus elegidos desde la
eternidad, sino también los actos de salvación del pacto de Dios en la historia
y en la experiencia personal, mediante los cuales se realiza la elección. Estaba
profundamente preocupado por cómo este proceso personal y redentor
irrumpe en la experiencia del hombre, en cómo los elegidos responden a las
propuestas y los actos de Dios, así como en cómo se lleva a cabo la voluntad
de Dios en los corazones de los elegidos. 41

los Arte de la predicación experiencial reformada


Ningún puritano estaba más preocupado por la predicación que
Perkins. Deteniendo la sustitución de la elocuencia por el "arte perdido" de la
predicación, Perkins dirigió el movimiento puritano para reformar la
predicación. Lo hizo en su instrucción a estudiantes de teología en
Cambridge; en su manual sobre la predicación, ElArte de profetizar (latín
1592, inglés 1606), que rápidamente se convirtió en un clásico entre los
puritanos; en su defensa de un método y un estilo sencillo de predicar en sus
propios ejercicios del púlpito; y, sobre todo, en su énfasis en la aplicación
experiencial de las doctrinas predestinarianas.
Joseph Pipa sugiere tres razones por las que Perkins escribió su manual de
predicación. Primero, había una "escasez de predicadores capaces en la
Inglaterra isabelina". 42 A pesar de los llamamientos para la formación de
predicadores desde la época de William Tyndale, en 1583 solo una sexta
parte del clero inglés tenía licencia para predicar, e incluso en 1603 había
solo la mitad de los predicadores que parroquias. Segundo, hubo vacíos en el
currículo universitario, con deficiencias particulares en teología, predicación
y dirección espiritual. Perkins escribió su libro de texto para ayudar a llenar el
vacío en la teología práctica. En tercer lugar, Perkins tiene por objeto
promover un estilo “normal” de la predicación en comparación con el estilo
adornado de altas -c hurch anglicanos. 43Este último estilo amontonó citas de
autoridades antiguas, a menudo en griego o latín, junto con muchos juegos de
palabras, analogías extravagantes y sorprendentes, rimas y aliteración. Tal
predicación "ingeniosa" tendía a tratar de complacer al oído con arte e
impresionar a la mente con la filosofía. Este estilo fue de la mano con la
creencia de que la gracia vino principalmente a través de los sacramentos, en
contraste con el énfasis puritano en la Palabra como el medio central de la
gracia. 44
El modelo de predicación de Perkins influyó en las generaciones
venideras. Ian Breward escribe sobre Perkins: "Su énfasis en la simplicidad
en la predicación y su defensa de un sermón estructurado de acuerdo con la
doctrina, la razón y el uso se dieron por sentados como ortodoxia homilética
hasta finales del siglo XVII y más allá ”. 45
Vemos en El arte de la profecía de Perkins, varios temas que
contribuyeron a la predicación experiencial reformada. Ilustraré estos temas
con ejemplos de su predicación a partir de su comentario sobre Gálatas, que
es un material sermónico editado para publicación.
Primero, Perkins presenta una alta visión de la Palabra de Dios. Es
suficiente: "tan completo, que no se le pueda poner ni quitarle nada, que le
corresponda hasta su propio fin". Es puro: "vacío de engaños y errores". Es
autoritario: "la suprema y la determinación absoluta de las controversias de la
iglesia debe ser dada a ella ". La Palabra es poderosa, capaz de discernir el
espíritu del hombre y de atar la conciencia.La Biblia es la Palabra: “La
Escritura es la palabra de Dios escrita. . . por hombres inmediatamente
llamados a ser los secretarios o secretarios del Espíritu Santo ". La suma de
su mensaje es el encarnado Cristo y su obra salvadora. Por lo tanto, el
predicador debe limitarse a las Sagradas Escrituras para el tema de sus
sermones, y en la medida en que lo hace, él es "la voz de Dios". 46
El Comentario de Perkins sobre Gálatas repetidamente elogia una visión
muy alta de las Escrituras. Por ejemplo, dice: "Es un principio que no debe
cuestionarse, que los apóstoles y profetas, por escrito y predicando, no
pueden errar". 47 Las enseñanzas apostólicas son "la palabra inmediata y
mera de Dios", con respecto tanto a “la materia y palabras.” 48 Perkins dice,
por tanto, que el evangelio de Pablo “no es humana, sino divina, y no
predicado por humanos, pero por la autoridad divina.” 49
Segundo, Perkins llama a los predicadores para que estudien las Escrituras
con precisión y sabiduría. Gran parte de su manual de predicación enseña
principios bíblicos.interpretación. Su método de interpretación es:
(1) teológico , construido sobre un conocimiento fundamental de la doctrina
cristiana que se encuentra en elCredo de los apóstoles, el Diez mandamientos
y otras enseñanzas importantes de teología; (2) ampliamente bíblico , viendo
cualquier texto a la luz de laenseñanza de toda la Biblia, especialmente en
libros clave como Génesis, Salmos, Isaías, Juan y
Romanos; (3) la interpretación histórica y arraigada en los escritos de la
iglesia a través de los siglos, obras que el predicador debe leer; (4) orando ,
pidiéndole a Dios que abra los ojos del predicador (Sal.119: 18), porque "el
intérprete principal de la Escritura es el Espíritu Santo"; (5) literal y
gramatical , buscando el sentido natural de las palabras y oraciones, y
evitando lecturas fantasiosas; (6) contextual , haciendo preguntas sobre las
personas y la configuración del texto; y (7) retóricas , reconociendo figuras
del habla, como metáforas, ironías o ejemplos de hablar de Dios por analogía
con las cualidades humanas. 50 Todos estos principios apuntan a "la apertura
de las palabras y oraciones de la Escritura, para que pueda aparecer un
sentido natural y completo" 51.
Considere cómo Perkins aplica estos principios en su exposición de
Gálatas. 5:24, "Y los que son de Cristo han crucificado la carne con los
afectos y las concupiscencias". Se abre identificando el alcance del texto (su
propósito) como una muestra de por qué ninguna ley pone a un hombre
espiritual bajo condena o esclavitud, por lo tanto, de inmediato. conectando el
texto con el versículo anterior, "contra los tales no hay ley"
(Gal. 5:23). Luego interpreta el texto para decir que (1) "Un cristiano es uno
que es de Cristo"; (2) la carne "es la corrupción de toda la naturaleza del
hombre", especialmente activa en "deseos desordenados e insaciables
después de las cosas de este mundo"; y (3) “es la obra de un hombre cristiano
para crucificar la carne” 52.
Tercero, Perkins instruye a los predicadores para que cristalicen el
significado del texto de las Escrituras en doctrina o enseñanza
distinta. Algunos textos expresan claramente una doctrina. En otros textos, el
predicador puede deducir doctrinas a través del razonamiento y la lógica. Los
ejemplos de personas bíblicas pueden señalar principios aplicables a alguien
en una posición similar en la familia, el gobierno o la iglesia. Las doctrinas
derivadas de la Biblia "por justa consecuencia" deben ser confirmadas por
algunos testimonios de otros pasajes de las Escrituras, pero los testimonios
simplemente humanos no tienen la autoridad para demostrar un punto. 53
Ya hemos visto cómo la interpretación de Perkins de Gálatas 5:24 condujo
a tres doctrinas claras. Él procede a desarrollar estas doctrinas basándose en
las enseñanzas más amplias de las Escrituras. Por ejemplo, enumera cinco
formas en que el cristiano pertenece a Cristo: por derecho de creación, por
derecho de redención, por don del Padre en la elección y por el llamamiento
efectivo, por propagación de su sangre y por entregarnos a él en el bautismo.
. 54
También desarrolla la doctrina bíblica de compartir en la crucifixión de
Cristo. Este es el primer acto de Cristo, ya que Cristo murió en nuestro lugar
en la cruz, de modo que fuimos crucificados con él (Gal.2:20), y luego aplica
el poder de su muerte a los corazones de aquellos que están unidos a él, y
sella estas realidades espirituales sobre los creyentes a través del
bautismo. También es nuestra acción que arrestamos nuestras propias almas,
las llevamos a juicio, condenamos nuestros pecados, aplicamos la obra de
Cristo a nosotros mismos confiando en que él murió por nosotros y que
nosotros morimos con él, derribamos nuestros deseos pecaminosos con la
Palabra de Dios, huimos. De todas las tentaciones, y ataca al pecado en sus
primeros movimientos. 55 En breve compás, Perkins presenta un excelente
resumen de la doctrina de morir al pecado en Cristo.
Cuarto, Perkins enseña a los predicadores a hacer una aplicación adecuada
de la doctrina a la vida de las personas. La pregunta fundamental para la
aplicación es si el texto es ley o evangelio. La ley define la justicia, expone el
pecado y pronuncia la maldición de Dios sobre el pecado. El evangelio revela
a Cristo y sus beneficios recibidos por una fe fructífera. 56 Uno también
puede hacer una aplicación doctrinal positiva, enseñando la verdad; Una
aplicación doctrinal negativa, refutando el error; una aplicación práctica
positiva, llamando a los hombres a vivir bien; y una aplicación práctica
negativa, llamando a los hombres a volverse de la maldad. 57
Predicando a los gálatas 5:24, Perkins da tres "usos" para su primer punto
sobre la pertenencia a Cristo, uno para su segundo punto sobre la carne,
cuatro para su tercer punto sobre cómo crucificar la carne por medio de la
crucifixión con Cristo, y luego termina con tres puntos breves más sobre
cómo hacer aplicaciones adecuadas: once puntos de aplicación para un solo
versículo de las Escrituras. A diferencia de algunas predicaciones puritanas,
dispersa sabiamente sus aplicaciones a lo largo de su exposición en lugar de
reservarlas para el final después de largas discusiones doctrinales. 58
Escuche su primer “uso” sobre la pertenencia a Cristo, y observe cómo el
evangelio impone exigencias prácticas y experienciales a los cristianos
profesantes:
Esto debe enseñarnos a resignarnos [o rendirnos] a Cristo, y a sufrir [o
permitir] que él reine en nuestros corazones: y tomar el yugo del
evangelio sobre nosotros. Pero, por desgracia, es mucho lo contrario con
muchos de nosotros. Para algunos viven en la transgresión de la ley
misma de la naturaleza, hasta ahora están lejos de observar el
evangelio. Otros piensan que es suficiente seguir la enseñanza de la
naturaleza. Si adoran a Dios de alguna manera general, si viven
pacíficamente y no lastiman a nadie, y tienen buenas intenciones (como
dicen), entonces todo está bien: y el hacer otros deberes es una precisión
curiosa [o legalismo perfeccionista]. . . . Estos hombres están contentos
de que Cristo será de ellos, pero no serán los de Cristo, y le dejarán tener
el señorío sobre ellos. 59
Otra clave para desbloquear la aplicación es considerar la condición
espiritual de quienes escuchan el sermón. Perkins esquematiza oyentes en
siete categorías. 60 Su análisis refleja lo que llamamos predicación
discriminatoria, sermones que dan distintas aplicaciones dirigidas a diferentes
condiciones espirituales. Los oyentes pueden ser:
1. Ignorante y no educableLos incrédulos . Estas personas necesitan
escuchar la doctrina de la Palabra en una enseñanza clara y razonable, así
como a través de la reprensión y el pinchazo de sus conciencias.
2. Los incrédulos ignorantes pero en los que se puede enseñar . Estas
personas deben aprender las doctrinas fundamentales de la religión
cristiana. Perkins recomienda que aprendan de su libro Fundamentos de la
religión cristiana , que cubre los temas del arrepentimiento, la fe, los
sacramentos, la aplicación de la Palabra, la resurrección y el juicio final.
3. Los que tienen algún conocimiento pero no son humillados . Para ellos,
el predicador debe proclamar especialmente la ley para provocar el dolor y el
arrepentimiento por el pecado, seguido de la predicación del evangelio.
4. Los humildes . El predicador no debe dar consuelo a esas personas
demasiado pronto, sino que primero debe determinar si suLa humildad resulta
de la obra salvadora de Dios arraigada en la fe o de la mera convicción
común. Para la parte humilde, que aún no se despojó de sí mismo -
r ighteousness , la ley debe propuso aún más, aunque atenuada por el
Evangelio, por lo que “se aterrorizó con sus pecados, y con la meditación del
juicio de Dios, que juntos pueden también en el mismo instante recibir
consuelo por el evangelio ”. Para los completamente humildes,“ la doctrina
de la fe y el arrepentimiento, y las comodidades del evangelio deben ser
promulgadas [proclamadas] y ofrecidas ” 61.
5. Los que creen .A los creyentes se les debe enseñar las doctrinas clave de
la justificación, la santificación y la perseverancia, junto con la ley como
regla de conducta en lugar de su aguijón y maldición. Antes de la fe, la ley
con la maldición debe ser predicada; Después de la conversión, la ley sin la
maldición.
6. Los que han caído, ya sea en la fe o en la práctica . Estas personas han
retrocedido en la fe, en el conocimiento o en la detención de Cristo. Si han
caído en conocimiento, deben ser instruidos en la doctrina particular de la que
se han equivocado. Si no han logrado detener a Cristo, deben examinarse a sí
mismos con las marcas de la gracia y luego volar a Cristo como el remedio
del evangelio. Aquellos que han caído en la práctica se han involucrado en
comportamientos pecaminosos. Deben ser llevados al arrepentimiento por la
predicación de la ley y el evangelio.
7. Un grupo mixto . Esto puede referirse a la mezcla de creyentes y no
creyentes en una iglesia, o puede referirse a individuos que contienen dentro
de sí mismos una combinación de los rasgos de los primeros seis tipos de
oyentes. Si lo último es lo que Perkins pretende, se necesita mucha sabiduría
para saber cuánta ley y cuánto evangelio traerles.
Perkins marca sus aplicaciones de Gálatas. 5:24 con frases
discriminatorias, como "Si tú eres el de Cristo", "Por esto, mira lo que es un
hombre carnal" o "Esta doctrina sirve para condenar a los protestantes
somnolientos de nuestro tiempo". 62 Ya vimos desde la primera aplicación de
Perkins. sobre la pertenencia a Cristo, cómo él aborda claramente los
diferentes tipos de incrédulos: aquellos cuyos pecados groseros violan incluso
las leyes de la naturaleza y aquellos que erróneamente consideran su civilidad
externa y la religión general como una fe salvadora. Sin embargo, también
vemos que no emplea el esquema exacto en siete partes de su manual de
predicación, lo que nos recuerda que no todos los sermones deben abordar
todo tipo de aplicaciones para cada tipo de oyente. Más bien, la aplicación
está dirigida por el contenido del texto específico de las Escrituras y por las
necesidades de la congregación.
En quinto lugar, Perkins aconseja a los predicadores para entregar sus
sermones con el Espíritu -w orked libertad,sinceridad y poder Recomienda
que el predicador memorice un resumen de su sermón y no se preocupe por
palabras específicas. El ministro debe ocultar modestamente su erudición,
pero predicar con la demostración del Espíritu (1 Cor.2: 1–5). Él explica,
"ElLa demostración del Espíritu es cuando, como el ministro de la Palabra,
en el momento de la predicación, se comporta, que todos, incluso los
ignorantes y los incrédulos, pueden juzgar que no es él quien habla, como el
Espíritu de Dios en él y por él. . ”El predicador espiritual habla
con sencillez, La claridad, el temor a la majestad de Dios y el amor por el
pueblo. El evitaPalabras griegas y latinas, entretenidas historias, y
bromas. En cambio, se muestra la dignidad, seriedad, habilidad enseñanza, la
autoridad como mensajero de Dios, y “celo, mediante el cual siendo el más
deseoso de la gloria de Dios, él se esfuerzan por cumplir y ejecutar el decreto
de elección respecto a la salvación de los hombres por su ministerio.” 63 En
En las manos del Espíritu Santo, el predicador es un instrumento para la
ejecución del decreto de elección divina.
La exposición escrita de Gálatas de Perkins expone las Escrituras con
sinceridad, sobriedad, sencillez, autoridad y aplicación. Thomas Goodwin
(1600-1680) dijo que cuando llegó a Cambridge diez años después de la
muerte de Perkins, la universidad todavía estaba "llena del discurso del poder
del ministerio del Sr. William Perkins" .64 Perkins ciertamente predicó con la
demostración del Espíritu.
Por último, Perkins llama a los ministros a predicar a Cristo. Concluye
diciendo: “La suma de la suma. Predicad un Cristo por Cristo para la
alabanza de Cristo ". 65 Al exponer Gálatas5:24, él predica el señorío de
Cristo sobre el alma salvada; su muerte redentora por los pecados; Su
cuidado providencial para su pueblo y nuestro compromiso con él; y su
conquista de nuestros pecados en la cruz y en nuestros corazones, y nuestra
imitación de Cristo por la fe en su obra terminada. La centralidad y la
supremacía de Cristo invaden su predicación, y en eso Perkins es un modelo
para todos nosotros.

Conclusión
Perkins ganó los títulos "escolástico, alto calvinista" y "padre de pietismo.
” 66 Su teología afirmaba la soberanía divina en el decreto predestinador del
Padre, la satisfacción hecha por Cristo para los elegidos y la obra salvadora
del Espíritu. Sin embargo, Perkins nunca se permitió distorsionar la soberanía
para evitar un énfasis práctico y evangélico en el creyente individual que
desarrolla su propia salvación como oyente de la Palabra, seguidor de Cristo
y guerrero de la conciencia. Él inseparablemente entrelazó la soberanía
divina, la piedad individual y la oferta del evangelio de la salvación.
El énfasis de Perkins en la sana doctrina y la reforma de las almas
influyó Puritanismo durante muchos años después de su muerte. 67 JI Packer
escribe: "El puritanismo, con su complejo de preocupaciones bíblicas,
devocionales, eclesiásticas, reformales, polémicas y culturales, llegó a la
mayoría de edad, podríamos decir, con Perkins, y comenzó a mostrar
característicamente una totalidad de la visión espiritual y una madurez
cristiana. paciencia que no se había visto en ella antes ". 68
La predicación de Perkins, escuchada por el oído e impresa en la prensa,
tuvo una notable influencia sobre la gente de muchas naciones. Sus sermones
fueron de muchos "colores", escribe Thomas Fuller. Parecían ser "todas las
leyes y todos los evangelios, todos cordiales y corrosivos, según las
diferentes necesidades de las personas" los detuvieron. 69 Pudo llegar a
muchos tipos de personas en varias clases, siendo "sistemático, académico,
sólido y simple al mismo tiempo". 70 Como Fuller dice: "Su iglesia, que
consiste en la universidad y la ciudad, no podía aprender". [mejor educados],
los hombres de la ciudad [no] simples, sermones ". Lo más importante es que
vivió sus sermones:" Como su predicación era un comentario sobre su texto,
su práctica era un comentario sobre su predicación ". 71

1 . Partes de este capítulo están resumidas de Joel R. Beeke, "William Perkins sobre predestinación, predicación y
conversión", en The Practical Calvinist: una introducción a la herencia presbiteriana y reformada: en honor del Dr.
D. Clair Davis , ed. Peter A. Lillback (Fearn, Ross -s alquiler , Escocia: Christian Focus, 2002), 183-213. Utilizado con
permiso. Para una bibliografía completa de libros, disertaciones y tesis sobre Perkins, vea las notas de ese capítulo.
2 . Samuel Clarke, La médula de la historia eclesiástica (Londres: W. B., 1675), 416–17.
3 . Thomas Fuller proporcionó los elementos básicos de lo que se sabe sobre la vida de Perkins: Abel Redevivus; o
The Dead Yet Speaking (Londres: William Tegg, 1867), 2: 145–54, y The Holy and Profane State (Londres: William
Tegg, 1841); ver Ian Breward, "La vida y la teología de William Perkins" (PhD diss., Universidad de Manchester,
1963); Breward, introducción y ed., El trabajo de William Perkins ,Courtenay Library of Reformation Classics, vol. 3
(Abingdon, Inglaterra: Sutton Courtenay, 1970), en adelante, Obra de Perkins ; Charles Robert Munson, "William
Perkins: Teólogo de la transición" (PhD diss., Case Western Reserve, 1971); J. R. Tufft, "William Perkins, 1558-1602"
(PhD diss., Edimburgo, 1952), para las mejores cuentas hasta la fecha.
4 . Benjamin Brook, Las vidas de los puritanos (Pittsburgh: Soli Deo Gloria, 1994), 2: 129.
5 . William Perkins, The Workes of That Famovs y VVorthy Ministro de Cristo en la Universidad de Cambridge, Sr.
William Perkins , 3 vols. (Londres: John Legatt, 1612–1613), 2: 653, en adelante, Obras .
6 . Patrick Collinson, The Elizabethan Puritan Movement (Berkeley: University of California Press, 1967),
125; cf. Peter Lake, Puritans moderados y la Iglesia isabelina (Cambridge: Cambridge University Press,
1982); Munson, “William Perkins: Teólogo de la transición”, 18–25; William T. Costello, El plan de estudios
escolástico a principios del siglo XVII en Cambridge (Cambridge, MA: Harvard University Press, 1958), 146; James
Bass Mullinger, La Universidad de Cambridge (Cambridge: Cambridge University Press, 1884), 2: 404.
7 . Mark Curtis, Oxford y Cambridge en la Transición 1558–1642 (Oxford: Oxford University Press, 1965), 80.
8 . Mark R. Shaw, "William Perkins y los nuevos pelagianos: otra mirada a la controversia de la predestinación de
Cambridge de la década de 1590", Westminster Theological Journal 58 (1996): 284.
9 . Louis B. Wright, Cultura de clase media en la Inglaterra isabelina (Chapel Hill: University of North Carolina
Press, 1935), 281–84; Ian Breward, "El significado de William Perkins", Journal of Religious History 4 (1966): 116.
10 . H. C. Porter, Reforma y reacción en Tudor Cambridge (Londres: Cambridge University Press, 1958), 260. Porter
afirma que más de cincuenta de los 210 libros impresos en Cambridge entre 1585 y 1618 fueron escritos por
Perkins. Reforma y reacción en Tudor Cambridge , 264.
11 . Para impresiones modernas de los escritos de Perkins, además de Ian Breward, ed., Trabajo de Perkins , vea
Thomas F. Merrill, ed., William Perkins, 1558-1602, Puritanista inglés: Su pionero trabaja en la casuística: “Un
discurso de conciencia ”Y“ El tratado completo de casos de conciencia ” (Nieuwkoop: B. DeGraaf, 1966), en
adelante, Works on Casuistry ; William Perkins, Un comentario sobre Gálatas ,ed. Gerald T. Sheppard (Nueva York:
Pilgrim Press, 1989); Un comentario sobre Hebreos 11 , ed. John H. Augustine (Nueva York: Pilgrim Press,
1991); y El arte de profetizar , ed. Sinclair B. Ferguson (Edimburgo: Banner of Truth, 1996).
12 . Munson, “William Perkins: Teólogo de la transición”, 56–59.
13 . Louis B. Wright, "William Perkins: Apóstol isabelino de la 'Divinidad práctica'," Huntington Library
Quarterly 3, no. 2 (1940): 194; Portero, Reforma y Reacción en Tudor Cambridge , 258–60; Samuel Morison, La vida
intelectual de la Nueva Inglaterra colonial , 2ª ed. (Nueva York: New York University Press, 1956), 134; Perry
Miller, Errand into the Wilderness (Cambridge, MA: Belknap Press, 1956),57–59.
14 . Para una lista de los escritos de Perkins, vea Munson, “William Perkins: Teólogo de la transición”, 231–
34; Donald Keith McKim, "Ramismo en William Perkins" (PhD diss., Universidad de Pittsburgh, 1980), 335–37.
15 . Para una exposición de la carta de Perkins, ver Cornelis Graafland, Van Calvijn tot Barth: Oorsprong in
ontwikkeling van de leer der verkiezing in the Gereformeerd Protestantisme (' s -G ravenhage : Boekencentrum, 1987),
72–84.
16 . Perkins, "La orden de las causas de salvación y condenación", en Obras , 1:24, 106.
17 . Perkins, "A Treatise of Predestination", en Works , 2: 620ff; cf. William Haller, The Rise of Puritanism (Nueva
York: Columbia University Press, 1938), 130–31; R. T. Kendall, Calvin and English Calvinism to 1649 (Carlisle,
Reino Unido: Paternoster, 1997), 67–74.
18 . Perkins, "Un tratado de predestinación", en Obras , 2: 608.
19 . Perkins, "La orden de las causas de salvación y condenación", en Obras , 1:77.
20 . Perkins, "La orden de las causas de salvación y condenación", en Obras , 1:78.
21 . Perkins, "La orden de las causas de salvación y condenación", en Obras , 1:79; cf. 2:13.
22 . Perkins, "La Orden de las Causas de Salvación yCondena", en Obras , 1:79.
23 . Munson, "William Perkins: Teólogo de la transición", 100.
24 . Perkins, "La Orden de las Causas de Salvación y Condenación", en Obras , 1: 79–80.
25 . Perkins, "Una exposición del credo", en Obras , 1: 124.
26 . Perkins, "Una exposición del credo", en Obras , 1: 124.
27 . Perkins, "La Orden de las Causas de Salvación yCondena", en Obras , 1:79.
28 . Perkins, "Casos de conciencia", en Obras , 2:18.
29 . Perkins, "La Orden de las Causas de Salvación y Condenación", en Obras , 1: 79–80.
30 . Perkins, “La orden de las causas de salvación y condenación”, en Obras , 1: 81–82.
31 . Perkins, "Un comentario sobre la Epístola a los Gálatas", en Obras , 2: 204 [Gal.2: 15–16].
32 . Trabajos en casuística , 106–7.
33 . Perkins, "Un tratado de conciencia", en Obras , 1: 541.
34 . Victor L. Priebe, "La teología del pacto de William Perkins" (PhD diss., Drew University, 1967), 141.
35 . Perkins, "La orden de las causas de salvación y condenación", en Obras , 1:92, 94.
36 . Perkins, "El arte de profetizar", en Obras , 2: 646.
37 . Perkins, "La orden de las causas de salvación y condenación", en Obras , 1:83.
38 . Citado en Obra de Perkins , 300.
39 . Perkins, "The Art of Prophecying", en Works , 2: 646ff.
40 . Perkins, "Un comentario sobre la Epístola a los Gálatas", en Obras , 2: 289, 294 [Gal.4: 16–17].
41 . Ver Donald K. McKim, "William Perkins y la Teología de la Alianza", en Estudios de la Iglesia en la
Historia , ed. Horton Davies (Allison Park, PA: Pickwick, 1983), 85-87; Priebe, "Teología del Pacto de Perkins".
42 . Joseph A. Pipa Jr., "William Perkins y el desarrollo de la predicación puritana" (PhD diss., Seminario Teológico
de Westminster, 1985), 86.
43 . Pipa, “William Perkins y el desarrollo de la predicación puritana”, 87–88.
44 . Vea Pipa, “William Perkins y el desarrollo de la predicación puritana”, 37–42.
45 . Breward, introducción, Trabajo de Perkins , 112.
46 . Perkins, "El arte deprofetizar", en Obras , 2: 731–32.
47 . Perkins, Gálatas , 139 [Gal.3: 1].
48 . Perkins, Gálatas , 4 [Gal.1: 1].
49 . Perkins, Gálatas , 32 [Gal.1:12].
50 . Perkins, "El arte deprofetizar", en Obras , 2: 736–49.
51 . Perkins, "El arte de profetizar", en Obras , 2: 737.
52 . Perkins, Gálatas , 397–98 [Gal.5:24].
53 . Perkins, "El arte deprofetizar", en Obras , 2: 750–51. En la recomendación de Perkins en este punto de los
métodos lógicos ramistas para la interpretación de las Escrituras, véase Wilbur Samuel Howell,Logic and
Rhetoric , Lógica y retórica en Inglaterra, 1500–1700 (Nueva York: Russell y Russell, 1961), 206–7.
54 . Perkins, Gálatas , 397 [Gal.5:24].
55 . Perkins, Gálatas , 399 [Gal.5:24].
56 . Perkins, "El arte de profetizar", en Obras , 2: 752.
57 . Perkins, "El arte deprofetizar", en Obras , 2: 756–58.
58 . Perkins, Gálatas , 397–400 [Gal.5:24].
59 . Perkins, Gálatas , 397 [Gal.5:24].
60 . Perkins, "El arte deprofetizar", Obras , 2: 752–56.
61 . Perkins, "El arte deprofetizar", Obras , 2: 754–55.
62 . Perkins, Gálatas , 398–99 [Gal.5:24].
63 . Perkins, "El arte deprofetizar", en Works , 2: 758-61.
64 . Thomas Goodwin, " Memorias de Thomas Goodwin ", en Las obras de Thomas Goodwin, DD , ed. John C.
Miller (Edimburgo: James Nichol, 1862), 2: xiii – xiv.
65 . Perkins, "El arte de profetizar", en Obras , 2: 762.
66 . Heinrich Heppe, Geschichte des Pietismus und der Mystik in der reformierten Kirche namentlich in der
Niederlande (Leiden: Brill, 1879), 24-26.
67 . Richard Muller, "William Perkins y la tradición exegética protestante: interpretación, estilo y método", en
Perkins, Comentario sobre Hebreos 11 , 72.
68 . J. I. Packer, un anglicano para recordar: William Perkins, Puritan Popularizer (Londres: St. Antholin's
Lectureship Charity, 1996), 4.
69 . Fuller, Abel Redevivus , 2: 148.
70 . Empacador, un anglicano para recordar , 3.
71 . Fuller, Abel Redevivus , 2: 151.
10

Predicadores puritanos: Rogers, Sibbes y


Preston

Como vimos en el capítulo anterior sobre William Perkins, una “hermandad


espiritual” formada en La Universidad de Cambridge a fines del siglo XVI,
unida por una preocupación común por promover la doctrina reformada y la
piedad. 1 Muchos de los hombres de esta hermandad compartían un linaje
espiritual, un árbol familiar de influencia entre sí.
Laurence Chaderton fue mentor de Perkins. Paul Baynes sucedió a Perkins,
como Eliseo sucedió a Elijah con una doble porción del mismo espíritu, dijo
William Ames. 2 La predicación de Baynes resultó en la conversión de
Richard Sibbes. Dios usó el ministerio de Sibbes para convertir a John
Cotton. Cotton, convencido de que debía usar el estilo sencillo de la
predicación, lo hizo con la alegre consecuencia de que John Preston fue
arrestado por convicción y luego apoyó su alma en Cristo. La predicación de
Sibbes y Preston influyó en Thomas Goodwin, quien vino a Cristo después de
un sermón fúnebre de otro hombre de Cambridge, Thomas Bainbridge
(fallecido en 1646). En 1622, Chaderton dejó su puesto como maestro
deEmmanuel College para que Preston pudiera tomar su lugar.
Después de examinar la predicación de Perkins, pasamos a examinar los
ministerios de otros dos miembros de esta hermandad de Cambridge, Sibbes
y Preston, junto con un ministro de mayor edad, Richard Rogers (1551–
1618), que se había graduado de Cambridge antes de que Perkins comenzara.
Estudiar allí y ayudó a entrenar. Baynes para el ministerio.

Richard Rogers
Rogers nació en Essex y se educó en Christ's College, Cambridge, se graduó
con una licenciatura en 1571 y una maestría en 1574. 3 Chaderton había
estado sirviendo como un compañero (profesor) en Christ's College desde
1567, y así influenció a Rogers a través de su instrucción, así como su
predicación en St Iglesia de Clemente en Cambridge. Rogers trabajó
fielmente en Essex durante un par de años como curador y durante cuarenta
años como profesor en Wethersfield. Baynes se quedó en la casa de Rogers
como su alumno en Wethersfield, lo que ilustra el impacto de Rogers en la
formación de predicadores de la Palabra de mentalidad espiritual. 4
Era un hombre de gran aprendizaje y gran piedad, humilde y pacífico en su
conducta. Dos de sus hijos y tres de sus hijastros se convirtieron en ministros
puritanos. Su nieto, William Jenkyn (1613-1685), lo comparó con Enoc,
porque caminó con Dios y miró al cielo.
Sin embargo, Rogers sufrió por sus opiniones inconformistas. Cuando el
arzobispo de Canterbury John Whitgift (1530–1604) exigió una estricta
conformidad con el uso de laLibro de Oración Común en 1583, Rogers
y veinte -s ix otros ministros solicitaron para el alivio. Todos fueron
suspendidos rápidamente del ministerio hasta que estuvieran dispuestos a
suscribirse y ajustarse por completo. Más tarde, un noble llamado Sir Robert
Wroth intervino para Rogers, y recibió permiso para predicar de nuevo.
En 1603, Rogers fue nuevamente suspendido de la predicación y fue
convocado para comparecer ante el arzobispo. Él escribió en su diario: “Me
preocupa mucho que después de trabajar entre treinta y cuarenta años en el
ministerio, ahora se me considere indigno predicar; mientras tantas personas
ociosas y escandalosas disfrutan de su facilidad y libertad.
” 5 Providencialmente, el arzobispo murió el día de la cita y Rogers fue
liberado.
De acuerdo con un bien -k nown historia, Rogers fue una vez en compañía
de un caballero que le comentó, “Sr. Rogers, usted y su compañía me
aprecian muy bien, solo que son tan precisos ". Rogers respondió:" Oh, señor,
sirvo a un Dios preciso ". 6 Cuando Rogers murió en 1618, Stephen Marshall
(c. 1594–1655) tuvo éxito Él en el profesorado en Wethersfield.

Sermones prácticos y experienciales en jueces.


Rogers es mejor conocido hoy en día por su comentario masivo sobre el libro
de Jueces. 7 Es una colección de 103 sermones prácticos y experienciales que
predicó en Wethersfield. Por ejemplo, en el Sermón 74 (sobre Jueces14: 1–
4), describe la obra interna de conversión del Espíritu Santo sobre el alma:
"Si bien prestamos atención a la doctrina del Señor Jesús , que es clara, sólida
y poderosamente nos enseña, el Señor nos ilumina con gracia. y el poder del
Espíritu Santo, y nos da otro corazón para servirle (como dice en
Ezequiel. 36), que teníamos antes ". 8
Aquí nuevamente vemos la doctrina reformada de la predestinación
aplicada a la experiencia personal de la salvación. Refiriéndose, como
Perkins, a "esa chaine dorada" de los romanos8:30, Rogers dice: "No hay otra
manera de buscar la certeza de nuestra elección" aparte de "el don de la fe y
el Espíritu de Dios que santifica" en nuestro llamamiento efectivo. Explica
que "la predestinación en sí misma se manifiesta en el tiempo, por la
iluminación y la apertura del corazón para recibir las buenas nuevas del
evangelio", para que "Cristo sea abrazado por la fe" y "el Espíritu Santo se
entregue al creyente, quien aviva el corazón con la gracia espiritual ”. Dios
otorga diferentes grados de gracia a diferentes personas, pero la obra de la
salvación es fundamentalmente la misma. 9
Dios obra por medio, y la experiencia de conversión viene en
etapas. Respecto de los comienzos deRogers dice, al igual que Perkins, la fe
salvadora, que el primer Dios está "avivando en ellos una codicia de estas
gracias, un hambre especial y sed de ellos", hasta que los lleva a "la certeza y
la seguridad de la salvación". Dios preserva y nutre estos deseos fuertes por
su gracia en los creyentes para que sigan creciendo y sirviéndole mejor. 10
En el mismo sermón, Rogers da consejos muy prácticos para padres
y Niños con respecto a encontrar un compañero. Él les advierte que no se
casen con un idólatra (lo que quiere decir un católico romano), argumentando
que no es posible "que aquellos que están unidos de forma tan desigual,
puedan disfrutar de los principales beneficios de sumatrimonio ", que es que"
deben consentir y estar de acuerdo juntos en todas las cosas buenas, como en
conferir, orar y leer juntos, y ser de una sola mente ". Esto requiere no solo
casarse con alguien de la misma religión, sino también casarse" en el Señor
”(1 Cor. 7:39), es decir, alguien que es verdaderamente un cristiano piadoso y
no un cristiano "malo" o "lascivo" que profesa ser cristiano. 11
Los niños no deben permitir que su inexperiencia juvenil los guíe a
grandes dolores, sino que deben "buscar el consentimiento de sus padres". Al
mismo tiempo, los padres no deben "ejercer un poder tan tiránico sobre sus
hijos" para obligarlos a casarse con alguien. contra su voluntad. Elegir un
compañero requiere mucha sabiduría, ya que las personas pueden hacer
apariciones. Uno debe "aprender tanto la disposición como el
comportamiento" de la otra persona, mirando más allá de la belleza externa y
las respuestas emocionales. Sin embargo, “ver el matrimonio es para toda la
vida de un hombre, es digno de que debe ser un buen gusto el uno de la otra,
a la bien -b earingde todos los abusos [problemas], cruces y adversidades que
pueden afectar a las parejas: sin embargo, con este gusto, el de la persona del
otro, también debe haber buena gracia y cualidades ” 12.
Esta es solo una pequeña muestra de un sermón de cómo Rogers trabajó
con un libro de la Biblia, aplicándolo de manera experimental y práctica a sus
oyentes.

Cristianismo practico
Roger mejor -k nown libro en su época fue suSeven Treatises (1603), que se
publicó en cinco ediciones en 1630. Una versión abreviada en 1618 ( La
práctica del cristianismo ) se publicó en la quinta edición en 1635.
Lamentablemente, ninguna de las versiones ha sido reimpresa desde el siglo
XVII.
Esta obra popular sentó las bases para un gran número de manuales
puritanos sobre la vida cristiana. El título completo (en ortografía moderna)
es: Siete tratados que contienen la dirección que se recoge de las Sagradas
Escrituras, que guían y guían a la verdadera felicidad, tanto en esta vida
como en la vida venidera, y pueden llamarse la práctica del
cristianismo . 13 En este libro, tenemos otro gusto por lo práctica y
experiencial que fue la predicación de Rogers.William Haller escribe:
“Los Siete Tratados fue la primera exposición importante del código de
conducta que expresaba la concepción calvinista inglesa, o más ampliamente,
puritana, de la vida espiritual y moral. Como tal, inauguró una literatura cuya
extensión e influencia en todos los departamentos de la vida difícilmente
puede ser exagerada ” 14.
Los Siete Tratados consiste en una exposición artística de siete p sobre la
verdadera fe salvadora. En el primer tratado, Rogers delinea las marcas de
aquellos que son los verdaderos hijos de Dios. Él describe la conversión y
cómo discernir la verdadera fe salvadora.El segundo tratado presenta la vida
piadosa, marcada por guardar los mandamientos de Dios por fe en las
promesas de Dios.
El tercer tratado enseña sobre los medios para ayudar y
crecer. devoción. Rogers habla de los medios públicos de la predicación de la
Palabra, los sacramentos y las oraciones públicas. También hay medios
privados de gracia.Irvonwy Morgan escribe: “Rogers distingue siete ayudas
privadas a la piedad. Primero, aquellos que se practican solos, a saber,
vigilancia, meditación, y lo que él llama "la armadura de un cristiano"; a
continuación, los que se practica con los demás, a saber Conferencia
[conversación piadosa] y la familia -e Xercise [o devociones familiares]; por
último, aquellos que son comunes a ambos, a saber, la oración y la lectura
”. 15 También existen los medios extraordinarios de responder a la
providencia de Dios: tiempos solemnes de acción de gracias por períodos de
bendiciones inusuales, y tiempos solemnes de ayuno durante períodos de
aflicciones inusuales.
El cuarto tratado da ocho razones por las cuales un cristiano debe practicar
las disciplinas diarias de la piedad, y llama al lector a caminar con Dios a
través de nueve deberes diarios. En el quinto tratado, Rogers examina los
obstáculos para caminar con Dios, como Satanás, dejando nuestro primer
amor, y el mal y los deseos mundanos. El sexto tratado ofrece una hermosa
vista de los privilegios de los creyentes y cómo podemos disfrutarlos. En el
séptimo tratado, él envuelve el libro respondiendo objeciones.
Los siete tratados de Rogers nos recomiendan un cristianismo que es tanto
reformado como experiencial, caracterizado por una mentalidad de guerra
disciplinada que opera con discernimiento espiritual. Involucra al cristiano a
vivir cada día con una perspectiva eterna, buscando primero el reino de Dios
y su justicia. Rogers enfatiza el corazón como la arena central donde se
luchan y ganan las batallas. A lo largo de 663 páginas en folio, explora estos
asuntos con gran detalle.
Aquí vemos el equilibrado. El idealismo de la predicación experiencial
reformada. Apunta alto; establece metas celestiales. Al mismo tiempo, habla
sobre los obstáculos y la guerra interior. Curiosamente, el diario de Rogers
revela que no siempre logró gobernar su propia vida según estos ideales. Por
ejemplo, el 12 de septiembre de 1587, escribe: “Pero esta tarde sentí un fuerte
deseo de disfrutar más libertad al pensar en algunas cosas vanas de las que
me había retirado últimamente. Pensé que [era] una gran esclavitud estar
atada al deleitarme con las cosas que yo disfrutaba ... . . Y, por lo tanto, veo
lo difícil que es mantener nuestras mentes asombradas y atender al Señor con
un buen deber u otro, al menos para estar firmemente en contra.el mal.
” 16 Así que él también tuvo problemas con una mente errante y
pensamientos mundanos. Sin embargo, luchó para mantener su mente
enfocada en Cristo.
Rogers estableció un patrón para mantener un cuidadoso camino de
santidad. Dicha piedad práctica conduce a su vez a la proclamación del
púlpito que exige un alto nivel de santidad por parte de la gente y, sin
embargo, reconoce que siempre nos quedamos cortos de lo ideal. Hoy, las
personas son propensas a decir: “Eso es legalismo; esta muy alto; es
demasiado difícil ”. Quieren un cristianismo fácil con un Cristo que cumpla
con todos sus deseos inmediatos. Pueden tolerar alguna disciplina en la vida
exterior para alcanzar sus objetivos terrenales.Sin embargo, es común que
utilicen el estandarte de "gracia sola" para afirmar que las bendiciones
espirituales se obtienen fácilmente una vez que se encuentra la clave correcta,
sin dolor ni lucha contra el mal.
Olvidan que "la gracia de Dios" nos enseña a negar "la impiedad y los
deseos mundanos" y, en cambio, "vivir sobria, justa y piadosamente", con
nuestros ojos fijos en la "bendita esperanza" de la aparición de Cristo, todo el
tiempo "Celoso de las buenas obras", como Pablo nos enseñó (Tito 2: 11-
14). Los puritanos predicaban la disciplina por gracia yauto -c ontrol en la
esperanza como modelos de predicación bíblica reformada y experimental.

Richard Sibbes
Sibbes fue uno de los más grandes puritanos de su edad. 17 Influyó
grandemente en la dirección y el contenido de la predicación puritana en
Inglaterra y en América. Sibbes nació en Suffolk, un condado puritano que
produjo más de los inmigrantes ilustres a Nueva Inglaterra que cualquier otro
condado. Cuando era niño, le encantaba leer y estudiar. Su padre trató de
atraerlo a su oficio como carretero, pero el niño compró libros con cada
recompensa que recibió.
Sibbes fue a Cambridge y se graduó con una licenciatura en 1599 y una
maestría en 1602. En 1603, se convirtió bajo la predicación de Paul
Baynes. Se desempeñó como becario en la universidad, obtuvo su
licenciatura en divinidad en 1610 y fue profesor en la Holy Trinity Church,
Cambridge, de 1611 a 1616. Como se señaló anteriormente, su predicación
influyó en Cotton y Goodwin. Desde 1617 hasta 1635, se desempeñó como
profesor en Gray's Inn en Londres. En 1626, se convirtió en el maestro de St.
Catharine's Hall en Cambridge, que le otorgó el título de doctor en divinidad
el año siguiente. Las personas se referían a él como "el Doctor celestial"
debido a su predicación piadosa y su conversación celestial.Izaac Walton (c.
1594–1683) escribió de Sibbes:
De este hombre bendito, déjese dar este elogio,
El cielo estaba en él antes que él estuviera en el cielo. 18
Bajo su liderazgo, varios puritanos recibieron su entrenamiento, entre
ellos, los divinos de Westminster, John Arrowsmith (1602–1659), William
Spurstowe (c. 1605–1666) y William Strong (d. 1654).
Mark Dever escribe: "Para Sibbes, el cristianismo era una historia de
amor", comenzando con el amor de Dios por su pueblo. 19 Aunque Sibbes
nunca se casó, dirigió una familia espiritual cultivando una asombrosa red de
amistades con líderes religiosos y políticos. Era un hombre amable y cálido
que no le gustaba la controversia, aunque no dudó en oponerse al catolicismo
romano.Arminianismo. Sobre todo, Sibbes se deleitaba en atraer a la gente a
Cristo con cuerdas de amor. 20
Dever explica la centralidad de la predicación en la visión de Sibbes
de salvación:
Sibbes enseñó que el medio principal que Cristo usó para preparar los
corazones de sus elegidos para la salvación fue "por el ministerio del
evangelio" [1: 23–24; 2:63, 216; 7: 404]. “La audiencia engendra ver en
la religión. La muerte entró por la oreja al principio. Adán oyendo a la
serpiente, que no debería haber oído, la muerte entró por el
oído. Entonces la vida entra por la oreja ”[4: 251–52; cf. 3: 367, 377,
386; 6: 353, 380, 409; 7: 198, 404–405, 434, 476]. 21
Sibbes creía que la predicación afectiva de Cristo en su obra de salvación
es el medio central por el cual Dios engendra y crece afectos piadosos. Dar a
conocer a Cristo en sus estados y oficios es la ordenanza de Dios para abrir la
mente y atraer la voluntad y el corazón a Cristo. Esto hace que la predicación
sea un don precioso de Dios que debemos estimar altamente. 22
Sibbes destacó como Cristo -c entrado , predicador de la
experiencia. David Masson, biógrafo de John Milton, dice: "Desde el año
1630, en adelante, durante unos veinte años, no parece que los escritos en
teología práctica hayan sido tan leídos entre las clases medias de inglés
piadosas como las de Sibbes". 23 Haller dice que Los sermones de Sibbes
"estaban entre los más brillantes y populares de todas las declaraciones de los
militantes de la iglesia puritana". 24

Cristo predicó entre las naciones


Una fuente en la que Sibbes revela su visión de la predicación es The
Fountain Open , una recopilación de sus sermones sobre 1 Timoteo.3:16, que
dice: "Y sin controversia, grande es el misterio de la piedad: Dios fue
manifestado en la carne, justificado en el Espíritu, visto de los ángeles,
predicado a la Los gentiles, en quienes se cree en el mundo, recibieron la
gloria ” .25 Se dirige a la oficina del predicador, especialmente cuando habla
de la frase“ predicado a los gentiles ” 26.
Cuando un rey es entronizado, tanto sus nobles como sus súbditos
comunes deben saberlo. Por lo tanto, no es suficiente que Cristo sea "visto de
los ángeles", su nobleza celestial. Su reino también debe ser proclamado al
mundo entero, todos los hombres llamados a someterse a él. Él debe ser
predicado antes de que se le pueda “creer en el mundo”, escribe Sibbes, ya
que “la fe es el problema y el fruto de la predicación”. 27 Sibbes dice: “La
predicación es la ordenanza de Dios, santificada para el engendramiento de la
fe, para la apertura de la comprensión, para el dibujo de la voluntad y los
afectos a Cristo ". Esta es la escalera del cielo que debemos subir paso a paso:
primero predicando, luego fe, luego oración (Rom.10: 14–17). 28
Defensores de sibbes Misiones mundiales, aunque el inglés. La
exploración de otros continentes estaba en su infancia en su día. 29 Tomando
las palabras “predicado a los gentiles”, dice audazmente: “Por lo tanto,
tenemos una base para ampliar el evangelio a todas las personas, porque los
gentiles ahora tienen interés en Cristo; que los mercaderes, y los que se
entregan a la navegación, puedan llevar con éxito el evangelio a todas las
personas ”. El evangelio, como el sol, viaja de este a oeste hasta que ilumine
a todas las naciones. 30 Si bien un pueblo es "salvaje, siempre bárbaro", los
cristianos deben "esforzarse para obtenerlos para Cristo". En este sentido,
Sibbes hace un llamamiento a los exploradores y comerciantes para que no
obliguen a las personas al cristianismo por la fuerza: "No hay nada tan
voluntario como fe. Debe ser forjado por la persuasión, no por la violencia
” 31. Predicar, no la espada, es el medio por el cual las naciones encuentran a
Cristo, ya sea Inglaterra o India.
La predicación es el instrumento para la aplicación de la redención. Cristo
es la medicina que se debe tomar, la ropa que se debe poner, la base sobre la
cual debemos construir, el tesoro que debemos desenterrar, la luz que se debe
establecer y el alimento que se debe comer. Por lo tanto, el predicador debe
"abrir el misterio de Cristo" en su naturaleza; sus oficios de Profeta,
Sacerdote y Rey; Su estado de humillación para obrar nuestra salvación por
nosotros. Su estado de exaltación para aplicar nuestra salvación a nosotros; y
sus promesas, que son “pero Cristo fue repartido y repartido” .32 Incluso
cuando escuchamos a Sibbes predicar sobre la predicación, percibimos la
centralidad de Cristo y la utilidad del lenguaje imaginativo y afectuoso.
Él anticipa esta pregunta: "¿Pero no se debe predicar nada más que a
Cristo?" Él responde: "Nada más que Cristo, o eso tiende a Cristo". La ley
sirve a Cristo. Las amenazas de la ley hacen bajar a los hombres para que
Cristo los levante.Los deberes morales nos muestran lo que significa caminar
digno de Cristo (Col. 1:10). Sibbes dice: “Las gracias por estos deberes deben
ser recogidas de Cristo; y las razones y motivos de la conversación [o
conducta] de un cristiano deben ser de Cristo, y del estado en que Cristo nos
ha hecho avanzar ”. Con respecto al evangelio, no debemos agregar nada a
Cristo, no sea que nos alejemos de él por construyendo sobre nuestro propio
mérito. Esta preocupación porsolus Christus condujo la oposición de Sibbes
al romanismo: “¿Por qué es tan errónea la Iglesia de Roma, pero porque deja
a Cristo y se une a otras cosas?” 33
Predicar es más que enseñar; Es el lenguaje del amor divino. Sibbes dice
que "no es suficiente predicar a Cristo" simplemente enseñando a las
personas las doctrinas de la Biblia; más bien, “debe haber un atractivo para
ellos, porque predicar es cortejar” .34 Compara al predicador con un amigo
del Esposo, que busca ganar el alma para casarse con Cristo. 35 Por un
lado,El matrimonio se debe ingresar con los ojos bien abiertos, sobre la base
de un conocimiento objetivo de la otra persona. Así que la amiga del Novio
da a conocer a la mujer tanto su necesidad desesperada como la riqueza y
nobleza de su Celestial Traidor. 36 Por otro lado, esto no es solo un asunto
intelectual, por lo que el predicador debe "rogar por un matrimonio",
empleando todas sus habilidades y poderes para atraer a una novia para
Cristo. 37
El lenguaje matrimonial de Sibbes no niega la necesidad de predicar la ley
y sus maldiciones contra los pecadores, pero le da un dulce propósito a la
predicación severa. La predicación del pecado y la miseria no es un fin en sí
misma; "abre paso a la predicación de Cristo". Incluso los alimentos más
dulces son despreciados por el estómago lleno (Prov.27: 7). Sibbes pregunta:
“¿Quién se preocupa por Cristo, que no ve la necesidad de Cristo?” Sin
embargo, predicar los terrores del juicio divino debe surgir de un corazón
tierno y humilde. Los predicadores deben "rogar" o rogar a los pecadores que
se reconcilien con Dios (2 Cor.5:20); de hecho, "Cristo, por así decirlo, se
convirtió en un mendigo, y el gran Dios del cielo y de la tierra suplica nuestro
amor, para que cuidemos tanto nuestras almas que nos reconciliaremos con
él". El hecho de que debemos ser los que piden misericordia a Dios hacen que
la dulce súplica de Dios sea aún más conmovedora. 38 Como Pablo, que lloró
sobre los enemigos de la cruz de Cristo (Fil.3:18), los ministros deben
predicar conpena y compasión "por los pecadores perdidos," porque son
guiados por el Espíritu de Cristo, que fue todo hecho de compasión ". 39
Ver la predicación como cortejo divino también resalta el poder del
ministerio de la Palabra por encima de otros medios de gracia. Sibbes elogia
la lectura personal de la Biblia para aprender la verdad, pero "la verdad
desplegada tiene más eficacia" .40 La predicación no solo ofrece a Cristo, sino
que a través de ella, Cristo se entrega al corazón: "Junto con esto va un poder:
el El espíritu viste la ordenanza de la predicación, para hacer todo ". Por eso
Pablo llama a la predicación del evangelio" la ministración del espíritu "(2
Cor.3: 8). 41
Algunas personas pueden objetar que ya saben lo suficiente y no necesitan
más enseñanza. Sibbes dice: "La palabra de Dios predicó, no es para
enseñarnos, sino que, con el Espíritu, para obrar la gracia, es necesario
'fortalecernos en el hombre interior' (2 Cor.4:16). "Ya es bastante difícil
aprender a hablar y pensar correctamente acerca de las cosas de Dios, mucho
más difícil que aprender un oficio, para el cual los hombres entrenan durante
varios años. Pero la verdadera religión no es solo la capacidad de hablar y
pensar, sino un conocimiento misterioso en el corazón. Realmente no
conocemos la gracia de Dios hasta que su gracia está dentro de
nosotros. Estala morada de la gracia se efectúa predicando: “La predicación
es el carro que lleva a Cristo por todo el mundo. Cristo no aprovecha, sino
como se predica ”. 42 La predicación hace más que informar; Por la gracia de
Dios, nos une a Cristo.
La predicación es un acto profundamente relacional que se une al
predicador y al oyente en Cristo. Esta es parte de la razón por la cual Dios
decidió que los hombres simples predicarían su Palabra. Eso no quiere decir
que el predicador gane a sus oyentes por su carisma personal; él los llama a
"obediencia a la verdad". Sin embargo, al predicar, Dios apunta a "unir al
hombre por medio de lazos de amor". No nos aterroriza con una nube de
fuego o una visitación angelical, sino que magnifica su poder con Trabajando
a través de hombres débiles como nosotros. Ayuda a "nuestra debilidad tener
hombres que hablan por experiencia propia y que predican el evangelio, que
han sentido el consuelo de ellos mismos". Cuando Pablo y Pedro predicaron,
lo hicieron como hombres humildes por sus pecados y asombrados. por la
misericordia de dios Tal predicación por los pecadores redimidos da mucha
esperanza a los pecadores temerosos. 43
Por lo tanto, Sibbes hace que la predicación sea un trabajo completamente
experiencial, un triángulo vital que reúna a Cristo, el predicador y los
oyentes. Es una red muy abierta para atrapar a las naciones y un cortejo de
almas por el agente de un amante celestial. La predicación incluye la
enseñanza doctrinal y va más allá, comprometiendo los afectos y los
compromisos más fundamentales de la voluntad. En todo esto, el ministerio
de la Palabra es un instrumento en manos del soberano, que elige a Dios de la
gracia.

John Preston
Preston nació en Northamptonshire. 44 Su padre, un granjero, murió cuando
él tenía doce años. Estudió filosofía y medicina en Cambridge, recibió su
licenciatura en 1607 y su maestría en 1611. Mientras estudiaba, fue con
algunos amigos para burlarse del estilo sencillo de predicación de
Cotton. Cotton había contado el costo de rechazar el estilo ornamentado que
ansiaba la aristocracia. Más tarde esa noche, Preston llamó a la puerta de
Cotton, buscando respuestas para la salvación de su alma. Los dos se
convirtieron en amigos de toda la vida.
Preston redirigió sus estudios a la teología y se graduó con su licenciatura
en divinidad en 1620. Para 1618, ya había comenzado a servir como decano y
catequista en Queen's College, Cambridge. Alrededor de 1620, se convirtió
en capellán de Carlos I, entonces un joven príncipe de Gales. Utilizó su
influencia en la corte para mejorar la suerte de los puritanos. Desde 1622
hasta su muerte en 1628, se desempeñó como maestro deColegio Emmanuel
en Cambridge. Durante ese mismo período, también predicó en Lincoln's Inn,
Londres, sucediendo al poeta John Donne (1573–1631). En 1624, Preston fue
confirmado como profesor en Holy Trinity, recuperando así para los
puritanos la posición de predicación más influyente en Cambridge, que se
originó con Sibbes. Fue una de las últimas victorias de los puritanos en la
corte.
Preston fue instrumental en la crianza de otros predicadores, así como en la
influencia de los jóvenes predicadores. Goodwin, Thomas Shepard y Samuel
Fairclough (1594–1677) fueron grandemente impactados por su
predicación. 45
Aunque Preston murió a una edad temprana (casi cuarenta -o ne ), que dejó
un rico legado de la predicación en sus sermones escritos.Cuando el obispo
de Durham Richard Neile (1562–1640) lo escuchó predicar en 1627, se quejó
de que Preston predicaba con gran certeza, “como si estuviera familiarizado
con Dios”. 46 Sobre todo, Preston era un predicador de Cristo y de la fe. en
Cristo. Preston dice: "Debemos hacer como esos mayordomos, que ponen el
pan y la sal sobre la mesa, cualquier otro plato que haya: así que siempre
debemos predicar a Cristo y persuadirte a que creas en él". 47 Cristo es el
elemento básico, la base Ingrediente, de la predicación. Después de la muerte
de Preston, se publicaron once volúmenes de sus sermones, algunos de los
cuales pasaron por diez o más ediciones. Sorprendentemente, ningún editor
ha publicado un conjunto de varios volúmenes de sus obras.

Predicando los temas del gran evangelio


La predicación de Preston era más tópico y organizados por categorías
teológicas y preguntas que el verso -b y -V Erse exposiciones bíblicas de
Juan Calvino.Hughes Oliphant Old escribe:
El texto se estudia brevemente para extraer de él una enseñanza o tema
específico, y luego este tema se desarrolla en una serie de puntos que
luego se apoyan en varios argumentos, que se basan principalmente en
las Escrituras. Están ilustrados con ejemplos o iluminados por
símiles. Luego, finalmente, se aplican a la vida de la congregación. En
este sentido, los sermones de Preston se parecen a los de la época
medieval.Escolástica. . . . Preston usualmente toma un verso y desarrolla
de él un tema o una serie de temas. 48
Vemos un ejemplo de este método en The Breast-Plate of Faith and
Love (1630), que es una declaración clásica de la espiritualidad
puritana. 49 En la primera sección del libro, Preston predica cuatro sermones
(117 páginas) en un solo texto, Romanos1:17: "Porque en esto está el la
justicia de Dios revelada de fe en fe: como está escrito, el justo vivirá por fe
". Abre tres doctrinas: (1) que la justicia se revela y se ofrece en el evangelio
a todos los que la tomen, (2) que por la fe estamos hechos para participar de
esta justicia, y (3) que la fe tiene grados, y cada cristiano debe crecer de un
grado a otro. 50Podemos ver que Preston deriva estas doctrinas del texto, pero
él pasa poco tiempo en sus sermones estudiando el significado del texto. Más
bien, se mueve rápidamente para hacer preguntas sobre cada doctrina, que
responde de otros pasajes de las Escrituras. En su primer punto sobre la
justicia revelada en el evangelio, pregunta: (1) ¿Por qué se revela esta
justicia? (2) ¿Cómo salva esta justicia? (3) ¿Cómo se nos ofrece? (4) ¿A
quién se ofrece? (5) ¿Sobre qué calificaciones se ofrece? (6) ¿Cómo se hace
el nuestro? y (7) ¿Qué se requiere de nosotros cuando lo tenemos? 51 Estas
preguntas son seguidas por dos advertencias a los que rechazan a Cristo o lo
rechazan, y luego por tres exhortaciones a recibir a Cristo. 52
El resultado es una predicación clara y aplicada del
evangelio. Comentarios antiguos: “Estos sermones pueden ser considerados
como sermones evangelísticos. Su objetivo es la conversión de aquellos a
quienes van dirigidos. Preston es plenamente consciente de que está
predicando a los cristianos bautizados, pero le preocupa que su congregación
entre en la realidad plena de la cualel bautismo es una señal y una promesa
”. 53 Dirigido a los miembros de la iglesia, la enseñanza evangelística de
Preston se centra en el significado de la conversión para distinguir entre los
verdaderos creyentes y los meros cristianos nominales.
En una serie de sermones basada en 2 Timoteo. 1:13, Un patrón de
palabras sanas , Preston expone algunos de sus puntos de vista sobre el
trabajo del predicador. Morgan observa que aquí también vemos que Preston
comienza con una doctrina y luego la desarrolla respondiendo preguntas y
objeciones. Él dice que los predicadores generalmente deben evitar citar a los
padres de la iglesia, aunque se pueden permitir algunas excepciones para los
escritores más recientes, como Calvin. Pero deben estudiar ampliamente el
aprendizaje humano y digerir bien el material para que puedan predicar las
mismas verdades de manera simple y útil, tanto como el ganado que come
heno pero produce lana y leche aptas para los hombres. 54
El predicador es un embajador que habla por Dios a la gente como su
representante público. Debe interpretar la Palabra elevando una doctrina del
texto, apoyándola con la confirmación de los pasajes de las Escrituras, y
luego aplicándola a tipos particulares de personas. El texto debe ser
entendido de acuerdo a la gramática apropiada; dispositivos retóricos, tales
comometáforas; el “alcance” o propósito del texto; Y la analogía de la
fe. Cada sermón debe aplicarse derivando sus usos inherentes. En estas cosas,
Preston se parece mucho aPerkins en su arte de profetizar . También se
percibe su entrenamiento médico en segundo plano mientras describe cómo
el predicador debe aplicar una cura diferente a la fiebre de la lujuria, la
hinchazón del orgullo, la parálisis de la ira, el letargo de la ociosidad, el
humor de la vanagloria, la pleuresía de la seguridad. , y el desagradable
aliento del mal habla. 55 Las aplicaciones generales no son tan útiles como
hablar de pecados específicos.
El ministro debe predicar la Palabra. Los predicadores deben alimentar sus
rebaños, predicando las Escrituras al menos dos veces en sábado y también
catequizando. Morgan dice: “La Palabra debe presentarse de manera
espiritual, sencilla y sin adornos, y fácil de seguir” .56 Sin embargo, el sermón
no debe ser solo un comentario continuo sobre la Biblia, sino un discurso
estructurado con puntos distintos. Se dice que las piedras de las paredes de
Bizancio se encajaron tan estrechamente que la pared apareció como una
piedra. Preston dijo en broma que aunque esto es "una recomendación en una
pared, no está en un sermón". 57 También, tenga cuidado de llenar su sermón
con material ajeno a las Escrituras. Los niños pueden pensar que las malezas
en un campo de maíz son bonitas, pero el agricultor sabe que hacen que la
cosecha sea menos fructífera. Incluso en hacerIlustraciones, el mejor material
se puede encontrar en la Biblia misma, aunque otras ilustraciones son
permisibles siempre y cuando no se limiten a complacer a las mentes débiles
y atrevidas. Ya hemos visto una serie de propios PrestonIlustraciones
extrabíblicas. 58
En todas las cosas, el predicador opera como un instrumento del Espíritu
de Cristo. Él es totalmente dependiente del Señor para obtener buenos
resultados de su predicación. Preston dice:
Cuando Cristo se muestra a sí mismo a un hombre, es otra cosa que
cuando los ministros lo mostrarán, o las Escrituras leídas desnudamente
lo muestran: porque cuando Cristo se muestre a sí mismo por su
Espíritu, esa muestra dibuja el corazón de un hombre mucho después de
él, de lo contrario, podemos predicar lo suficiente y mostrarles que estas
cosas espirituales, estos privilegios están preparados para usted en
Cristo, pero es el Espíritu Santo el que debe escribirlos en sus
corazones; Solo podemos escribirlos en sus cabezas. 59

1 . Paul R. Schaefer, La Hermandad Espiritual: puritanos de Cambridge y la naturaleza de la piedad


cristiana (Grand Rapids, MI: Reformation Heritage Books, 2011), 6; William Haller, The Rise of Puritanism: O, The
Way to the New Jerusalem como Set Forth en el púlpito y la prensa de Thomas Cartwright a John Lilburne y John
Milton, 1570–1643 (Nueva York: Columbia University Press, 1947), 49ff.
2 . William Ames, prefacio de Paul Baynes, The Diocesans Tryall: En el que todos los pecados del doctor
Dovvnhams Defense están comprados en tres cabezas y disueltos ordenadamente (Londres: np, 1621), (sin paginación).
3 . En Rogers, vea Richard Rogers y Samuel Ward, Dos Elizabeth Diaries Puritanos , ed. M. M. Knappen, Estudios
en Historia de la Iglesia, vol. II (Chicago: Sociedad Americana de Historia de la Iglesia, 1933); Haller, The Rise of
Puritanism , 35–48; Irvonwy Morgan, The Godly Predicers of the Elizabethan Church (Londres: Epworth, 1965), 116–
45, 150–52, 166–74.
4 . Irvonwy Morgan, capellán puritano del príncipe Carlos (Londres: Allen & Unwin, 1957), 40.
5 . Citado en Benjamin Brook, Vidas de los puritanos , 3 vols. (1813; repr., Pittsburgh, PA: Soli Deo Gloria, 1994),
2: 233.
6 . Citado en Giles Firmin, The Real Christian, o A Treatise of Effectual Calling (Londres: para Dorman Newman,
1670), 67.
7 . Richard Rogers, A Commentary Vpon the Whole Booke of Ivdges (Londres: por Felix Kyngston para Thomas
Man, 1615); reimpreso como Richard Rogers, Un Comentario sobre los Jueces (Edimburgo: Banner of Truth, 1983).
8 . Rogers, Un comentario sobre los jueces , 655–56 [Jue.14: 1–4].
9 . Rogers, un comentario sobre los jueces , 656 [Jue.14: 1–4].
10 . Rogers, un comentario sobre los jueces , 656 [Jue.14: 1–4].
11 . Rogers, un comentario sobre los jueces , 658–60 [Jue.14: 1–4].
12 . Rogers, Un comentario sobre los jueces , 660–61 [Jue.14: 1–4].
13 . Richard Rogers, Seuen Treatises, que contiene la dirección que se recoge a partir de las Escrituras Holie, guía y
guía a los verdaderos sucesos, tanto en esta vida como en la vida venidera: y puede ser llamada la práctica de la
cristiandad (Londres: por Felix Kyngston, para Thomas Man, 1603).
14 . Haller, El ascenso del puritanismo , 36.
15 . Morgan, Los Predicadores de Dios de la Iglesia isabelina , 129.
16 . Rogers y Ward, dos diarios puritanos isabelinos , 59–60.
17 . Sobre Sibbes, ver Bert Affleck, "The Theology of Richard Sibbes, 1577-1635" (PhD diss., Drew University,
1968); Stephen Paul Beck, "La doctrina de los preparanos de Gratia en la soteriología de Richard Sibbes" (PhD diss.,
Seminario Teológico de Westminster, 1994); Mark Dever, Richard Sibbes: puritanismo y calvinismo en el isabelino
tardío y temprano en Stuart Inglaterra (Macon, GA: Mercer University Press, 2000); Frank E. Farrell, "Richard Sibbes:
un estudio sobre el puritanismo inglés de principios del siglo XVII" (PhD diss., Universidad de Edimburgo,
1955); Tae -H yeun Park, La retórica sagrada del Espíritu Santo: un estudio de la predicación puritana en una
perspectiva neumatológica(Apeldoorn: Theologische Universiteit Apeldoorn, 2005); Harry Lee Poe, “Fervor
evangelístico entre los puritanos en Stuart England, 1603–1688” (PhD diss., Southern Baptist Theological Seminary,
1982); Sidney H. Rooy, La teología de las misiones en la tradición puritana: un estudio de representantes puritanos,
Richard Sibbes, Richard Baxter, John Eliot, Cotton Mather y Jonathan Edwards (Grand Rapids, MI: Eerdmans,
1965); Schaefer, la hermandad espiritual; Harold Patton Shelly, "Richard Sibbes: Early Stuart Preacher of Piety" (PhD
dis., Temple University, 1972); Beth E. Tumbleson, “La novia y el novio en la obra de Richard Sibbes, puritano inglés”
(tesis de maestría, Trinity Evangelical Divinity School, 1984); Cary N. Weisiger, “La Doctrina del Espíritu Santo en la
Predicación de Richard Sibbes” (PhD diss., Seminario Teológico Fuller, 1984); Chong- c h 'on Won, "La comunión con
Cristo: una exposición y comparación de la doctrina de la unión y la comunión con Cristo en Calvin y los puritanos
ingleses" (PhD diss., Seminario Teológico de Westminster, 1989).
18 . Walton escribió esto en su copia de The Returning Backslider de Sibbes . Stephen Martin, Izaak Walton y sus
amigos (Londres: Chapman & Hall, 1903), 174.
19 . Dever, Richard Sibbes , 143.
20 . Richard Sibbes, "La fuente abierta", en The Works of Richard Sibbes (Edimburgo: Banner of Truth, 2001), 5:
505–6, en adelante, Works .
21 . Dever, Richard Sibbes , 129. He insertado entre paréntesis las referencias a las Obras de Sibbes que
seencuentran en las notas a pie de página de Dever.
22 . Dever, Richard Sibbes , 155–56.
23 . David Masson, La vida de John Milton (Cambridge: Macmillan y Co., 1859), 1: 478.
24 . Haller, El ascenso del puritanismo , 152.
25 . Algunas partes de esta sección han sido adaptadas de Joel Beeke, “puritanos Predicadores: Richard
Sibbes,” Meet the puritanos 9 de junio de 2017, los http: // www .meet los puritanos .com / blog / puritana -preachers -
Richard -sibbes . Utilizado con permiso.
26 . Weisiger, “Doctrina del Espíritu Santo”, 166–67.
27 . Sibbes, "La Fuente Abierta", en Obras , 5: 504.
28 . Sibbes, "La Fuente Abierta", en Obras , 5: 514.
29 . Los españoles y portugueses dominaron la exploración mundial en los siglos xv y xvi. Francis Drake (c. 1540–
1596) fue el primer inglés en circunnavegar el mundo, al hacerlo en 1577–1580. El intento fallido de Walter Raleigh (c.
1554–1618) para establecer la primera colonia inglesa en América del Norte comenzó en 1584. Jamestown fue
liquidada por la Compañía de Virginia en 1607. Los comerciantes británicos obtuvieron derechos comerciales con los
gobernantes de la India en 1617. Los peregrinos llegaron a Nueva Inglaterra en 1620, y los puritanos a Massachusetts
en 1630.
30 . Sibbes, "La Fuente Abierta", en Obras , 5: 512.
31 . Sibbes, "La Fuente Abierta", en Obras , 5: 513.
32 . Sibbes, "La Fuente Abierta", en Obras , 5: 505.
33 . Sibbes, "La fuente abierta", en Obras , 5: 509-10.
34 . Sibbes, "La Fuente Abierta", en Obras , 5: 505.
35 . Para el trasfondo bíblico de esta imagen, vea Juan3:29; 2 Cor.11: 2.
36 . Sibbes, "La Fuente Abierta", en Obras , 5: 514.
37 . Sibbes, "La Fuente Abierta", en Obras , 5: 506.
38 . Sibbes, "La Fuente Abierta", en Obras , 5: 506.
39 . Sibbes, "Exposición de Filipenses Capítulo III", en Obras , 5: 126.
40 . Sibbes, "La Fuente Abierta", en Obras , 5: 507.
41 . Sibbes, "La Fuente Abierta", en Obras , 5: 514.
42 . Sibbes, "La Fuente Abierta", en Obras , 5: 508.
43 . Sibbes, "La Fuente Abierta", en Obras , 5: 507.
44 . En Preston, vea Thomas Ball, La vida del renombrado doctor Preston , ed. E. W. Harcourt (Londres: Parker and
Co., 1885); Jonathan Moore, inglés Universalismo hipotético: John Preston y el ablandamiento de la teología
reformada (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 2007); Irvonwy Morgan, espiritualidad puritana: ilustrada de la vida y los
tiempos del Reverendo Dr. John Preston (Londres: Epworth, 1973); Morgan, capellán puritano del príncipe
Carlos ; Schaefer, La Hermandad Espiritual ; Joven Jae Timothy Song, teología y piedad en el pensamiento federal
reformado de William Perkins y John Preston(Lewiston, NY: Edwin Mellen Press, 1998); James F. Veninga, "Teología
y ética del pacto en el pensamiento de John Calvin y John Preston" (PhD diss., Rice University, 1974).
45 . Morgan, capellán puritano del príncipe Carlos , 44–45.
46 . Citado en Morgan, capellán puritano del príncipe Carlos , 39.
47 . John Preston, La placa del pecho de la fe y el amor (Edimburgo: Banner of Truth, 1979), 1:70. Este es un
facsímil de la edición de 1634.
48 . Hughes Oliphant Old, La lectura y predicación de las Escrituras en la adoración de la iglesia cristiana,
Volumen 4: La era de la Reforma (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1998), 284.
49 . Antiguo, Lectura y Predicación de las Escrituras , 4: 280–86.
50 . Preston, La placa del pecho de la fe y el amor , 1: 1–117, esp. 2, 31, 99.
51 . Preston, La placa del pecho de la fe y el amor , 1: 2–22.
52 . Preston, La placa del pecho de la fe y el amor , 1: 22–30.
53 . Antiguo, Lectura y Predicación de las Escrituras , 4: 281.
54 . Morgan, espiritualidad puritana , 12-14.
55 . Morgan, espiritualidad puritana , 13–14. "Humor" aquí probablemente se refiere a un desequilibrio en los
fluidos corporales, que en la medicina de ese tiempo se creía que producía los temperamentos de melancólico, colérico,
flemático y sanguíneo.
56 . Morgan, espiritualidad puritana , 14.
57 . John Preston, Riches of Mercy to Men in Misery, o Certain Excellent Treatises sobre la dignidad y el deber de
los hijos de Dios (Londres: J. T., 1658), 303.
58 . Morgan, espiritualidad puritana , 14-15.
59 . Preston, La placa del pecho de la fe y el amor , 1: 163.
11

El Directorio de Westminster y la
Predicación

Dos veces he tenido el privilegio de visitar el Cámara de Jerusalén, la sala en


la Abadía de Westminster, Londres, donde Asamblea de Westminster se
reunió. Es una sala notablemente pequeña, y puedes imaginar los acalorados
debates que tuvieron lugar con varias docenas de hombres reunidos en
ella. Cuando los miembros de la asamblea, conocidos como divinos, se
reunieron por primera vez el 1 de julio de 1643, probablemente no pensaron
que la asamblea duraría mucho tiempo. El Parlamento los había convocado
sólo para revisar elTreinta -N ine artículos de la Iglesia de Inglaterra. Su
objetivo era establecer una mayor unidad teológica según el tratado entre los
parlamentos inglés y escocés conocido como elLiga solemne y alianza. Pero,
de hecho, la asamblea se reuniría durante casi seis años. Cuando se reunió
para su última sesión plenaria el 22 de febrero de 1649, la asamblea celebró
más de mil sesiones y produjo una Confesión de Fe completamente nueva, así
como el Catecismo Mayor, el Catecismo Menor, la Forma del Gobierno de la
Iglesia Presbiterial , y elDirectorio para el Culto Público de Dios, y había
dado su aprobación a una nueva versión métrica de los Salmos. 1
Estos documentos, conocidos colectivamente como los Estándares de
Westminster, han disfrutado de una bendición divina inusual. El trabajo de la
Asamblea de Westminster ha dirigido un movimiento internacional
de Inglés -s alcanzando el cristianismo Reformada de unos 370
años. Benjamin Warfield dijo que los Estándares de Westminster son la
"cristalización de la esencia misma de la religión evangélica". En términos de
teología, son "la declaración más rica, precisa y mejor guardada que posee el
hombre, de todo lo que entra en la religión evangélica". todo lo que debe
salvaguardarse para que la religión evangélica persista en el mundo ”; y en
términos de piedad, son "la esencia muy expresada de la religión vital". 2
En este capítulo, prestamos atención a una norma en particular: el
Directorio para el Culto Público de Dios. 3 El directorio fue redactado por un
subcomité de cuatro comisionados escoceses y cinco divinos ingleses, uno de
los cuales era escocés de nacimiento. Se completó el 27 de diciembre de
1644, lo que lo convierte en el primer documento producido por la
asamblea. A principios de 1645, fue adoptado sucesivamente por el
Parlamento inglés, la Asamblea General de la iglesia escocesa y el
Parlamento escocés. El 17 de abril de 1645, el Parlamento inglés hizo del
directorio la guía oficial para el culto público en lugar de laLibro de Oración
Común. 4 Este cambio fue barrido por la restauración de la monarquía en
1660 y laActa de uniformidad en 1662. Pero en la década de 1690, el
directorio volvió a aumentar su influencia entre los ingleses. Los
inconformistas como guía para la adoración bíblica simple. 5

Celo por lo bíblico, lo espiritual. Rendir culto


Llama la atención que en medio de la guerra civil y la gran agitación
teológica, los teólogos de Westminster dieron prioridad a la cuestión de la
adoración antes de escribir la confesión y los catecismos. Invirtieron más de
setenta sesiones, además de muchas reuniones de subcomités, en la redacción
de este breve directorio. 6 Sin embargo, la adoración siempre había estado en
el centro de la Reforma.Iain Murray escribe: “De acuerdo con los
reformadores y los puritanos, el mensaje del cristianismo no es simplemente
acerca de cómo debe salvarse el hombre, sino sobre cómo se glorifica
a Dios en la salvación del hombre. . . . 'La adoración a Dios', dice Calvin,
'debe ser preferida a la seguridad de los hombres y los ángeles' ” 7.
La preocupación fundamental de los reformadores y puritanos era que la
adoración fuera dirigida únicamente por las Escrituras, la voluntad de Dios y
no los inventos de los hombres (Mat. 15: 9). El directorio dice en su prefacio:
“En lo que respecta a nuestro cuidado ha sido mantener tales cosas como las
de la institución divina en cada ordenanza; y otras cosas que nos hemos
esforzado por establecer de acuerdo con las reglas de la prudencia cristiana,
de acuerdo con las reglas generales de la palabra de Dios " 8.Por lo tanto,
nuestra adoración es siempre una respuesta a la Palabra de Dios. Debemos
traer al Dios santo solo aquellas cosas que Él ha ordenado, o presumimos y
transgredimos contra su santidad. Como dice la Confesión de Westminster
(21.1), “La manera aceptable de adorar al verdadero Dios es instituida por Él
mismo, y tan limitada por Su propia voluntad revelada, que no puede ser
adorado de acuerdo con las imaginaciones y dispositivos de los hombres, o
las sugerencias de Satanás, bajo cualquier representación visible, o de
cualquier otra manera no prescrita en las Sagradas Escrituras ". 9
La centralidad de la Palabra en la adoración también aparece en las amplias
instrucciones que el Directorio para el Culto Público de Dios da para la
predicación. Stanley Hall dice que en este esquema, la predicación es "el
centro unificador de la adoración". 10 Aunque el directorio abarca quince
temas, más de una décima parte de su contenido está dedicado a "la
Predicación de la Palabra". Solo la oración pastoral ante el el sermón recibe
más atención, y esa sección consiste en una larga muestra de oración. En el
orden de adoración, el directorio coloca la predicación después del llamado a
la adoración, una aperturaoración por la ayuda y bendición de Dios, lecturas
consecutivas de las Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamentos, 11 el canto
de un salmo y la ofrenda de una oración sustancial por parte del
pastor. Después del sermón viene otra oración, el canto de otro salmo y,
según sea necesario, la administración de los sacramentos, concluyendo con
la bendición. Todas estas instrucciones para la adoración pública son ricas en
verdad y sabiduría bíblica, pero me centraré en la predicación.
Aun así, sería negligente si pasara la larga oración antes del sermón,
porque revela el profundo sentido de la asamblea de la dependencia del
predicador en el Señor. El sermón está envuelto en oración. La predicación
no se lleva a cabo hasta que el ministro haya confesado públicamente los
pecados contra Dios y la suficiencia de Cristo como sacrificio e intercesor. Él
le pide a Dios el derramamiento del Espíritu Santo. De hecho, ora no solo por
su propia congregación, sino por la evangelización de todas las naciones y
por la bendición divina de los gobernantes y las autoridades. Con anhelo y
deseo, pide al trono de gracia "comunión con Dios" y "gracia y asistencia
eficaz para la santificación de su santo sábado, el día del Señor, en todos sus
deberes" 12.
Luego, en particular, busca ayuda para la predicación y el oído de la
Palabra. Confesando que "hemos sido oyentes inútiles en tiempos pasados, y
ahora no podemos recibir de nosotros mismos, como deberíamos, las cosas
profundas de Dios", pide que Dios "derrame el Espíritu de gracia" para que
ellos conozcan a Cristo, atesorarlo por encima de todas las cosas, y anhelar
las alegrías de estar con él en el cielo. Pide la asistencia especial de Dios a
"su siervo", para que el predicador le dé a cada oyente su porción de la
Palabra de vida "con sabiduría, fidelidad y celo". . . en evidencia y
demostración del Espíritu y el poder ”. Él intercede por los oyentes de la
Palabra, que Dios“ circuncidará ”sus oídos y corazones, y los convertirá en
un buen lugar para recibir la Palabra y dar frutos en toda buena obra. 13
Claramente, los divinos de Westminster vieron la predicación no solo
como una actividad humana, sino como una obra de Dios a través del
hombre, y por lo tanto una obra que requiere preparación a través de una
oración humilde y ferviente. Ahora llegamos a considerar qué tipo de
predicación esperaban que siguiera tal oración.

Instrucciones de Westminster para la Predicación


Los divinos comienzan sus pautas para predicar con una declaración
impresionante extraída de las Escrituras: “La predicación de la palabra es el
poder de Dios para la salvación, una de las obras más grandes y excelentes
que pertenecen al ministerio del evangelio, debe realizarse de tal manera que
el trabajador no tiene que avergonzarse, sino que puede salvarse a sí mismo
ya los que lo escuchan ". 14
En breve alcance, el directorio establece un notable conjunto de principios
para la proclamación pública de la Palabra de Dios. Podemos clasificar lo que
sigue en el directorio como (1) preparación para la predicación, (2)
introducción en la predicación, (3) instrucción en la predicación, (4)
aplicación en la predicación, (5) adaptación en la predicación, (6) dedicación
del predicador y (7) cooperación entre predicadores y
maestros. 15 Consideremos cada uno de estos aspectos de la predicación.
Preparación para la predicación
Antes de que el sermón esté preparado, el hombre debe estar preparado. El
directorio enumera los dones que califican a un hombre para la pesada tarea
de predicar, comenzando con el conocimiento del griego y el hebreo, de las
artes y las ciencias como "siervas de la divinidad" y de "todo el cuerpo de
teología", lo que hoy llamaríamosteología sistemática. J. A. Caiger comenta
sobre el último: “Observe esta visión característicamente puritana del consejo
de Dios como un cuerpo de divinidad, con todas sus partes adecuadamente
diseñadas, proporcionadas y relacionadas. El ministro del Evangelio debe
poder verlo en su totalidad ". 16 " Pero sobre todo ", el directorio insiste, el
predicador debe tener conocimiento" en las Sagradas Escrituras, con sus
sentidos y su corazón ejercidos en ellos por encima del tipo común de
creyentes ”. Tal conocimiento debe venir con“ la iluminación del Espíritu de
Dios y otros dones de edificación ”, es decir, dones espirituales para
comunicar la verdad de Dios en el ministerio público.
El Directorio para el Culto Público de Dios aquí se refiere a "las reglas
para ordenación ”. Eran bastante exigentes de los candidatos ministeriales. En
la forma de gobierno de la Iglesia presbiterial, publicado el mismo año que el
directorio, leemos que el presbiterio debe exigir a un candidato para la
ordenación que lea las Escrituras griegas y hebreas,una porción al latín, y
quizás muestre su habilidad en lógica y filosofía. Debe demostrar una
familiaridad con los principales escritores en teología, poder explicar la
doctrina ortodoxa y refutar los errores contemporáneos, eliminar un texto de
la Escritura, responder a casos de conciencia (preguntas sobre seguridad y
ética) y conocer la cronología de la historia bíblica y La historia del
cristianismo. Además de predicar ante la gente, también debe dar un discurso
en latín al presbiterio sobre alguna doctrina que se le asigne. 17 (En el siglo
XVII, el latín fue el idioma oficial internacional del ministerio, las escuelas y
las universidades, la redacción académica, las ciencias y el gobierno. 18 )
Más adelante, el candidato para la ordenación debe ser examinado ante la
congregación acerca de su fe en Cristo, sus creencias reformadas de acuerdo
con las Escrituras, su sinceridad y diligencia para "orar, leer, meditar,
predicar, ministrar los sacramentos, disciplinar y cumplir todos los requisitos
ministeriales. deberes ", su celo y su fidelidad tanto por la verdad como por la
unidad, su cuidado de que él y su familia sean ejemplos para el rebaño, su
humilde sumisión a la corrección y su resolución de cumplir su vocación a
pesar de los" problemas y la persecución " .19 Académicamente y
Espiritualmente, estas son exigencias rigurosas para un hombre disciplinado
y dotado, adecuado para una alta vocación.
El directorio dice que el hombre de Dios no debe descansar en su
entrenamiento, sin embargo, debe continuar "leyendo y estudiando la
palabra" y "buscar con oración, y un corazón humilde" más conocimiento e
iluminación en sus preparativos privados. Un predicador siempre debe ser un
estudiante con la Biblia como su libro de texto y el Espíritu como su
Maestro. Las oraciones públicas del ministro por la asistencia del Espíritu
deben estar respaldadas por sus oraciones privadas.
Cada sermón debe ser la predicación de un texto de la Escritura. El
predicador puede seleccionar su texto de las Escrituras por tópico, para hablar
sobre alguna doctrina u ocasión especial, o predicando a través de un capítulo
o libro de la Biblia. El directorio no obliga a ninguno de los métodos, pero le
da al predicador la libertad de hacer "como le parezca adecuado". Notamos
que el ministro tiene libertad sobre los temas y series sobre los cuales
predica. Sin embargo, comoCaiger observa: "es digno de mención que la
predicación para una ocasión especial todavía exija una exposición de las
Escrituras". 20
Esto nos lleva ahora a considerar el contenido del sermón mismo. El
directorio lo habla en términos de introducción, instrucción y aplicación.

Introducción en la predicación
El directorio no aprueba una introducción larga y complicada, pero requiere
una introducción breve y clara centrada en el texto de las Escrituras. El
ministro puede desarrollar su introducción a partir del texto mismo, su
contexto, un texto paralelo o la enseñanza general de las Escrituras. En otras
palabras, debe ser una introducción bíblica a un texto bíblico. Podría agregar
que también puede ser útil guiar a los oyentes al texto comenzando con un
problema o situación contemporánea. Pero la asamblea alienta al predicador a
comenzar de inmediato en la Biblia, incluso con la introducción.
El predicador debe presentar el contenido del texto a sus oyentes, ya sea
mediante un resumen si es largo (por ejemplo, una narrativa histórica o una
parábola) o una paráfrasis si es breve. Debe resaltar el "alcance" del texto, es
decir, su propósito en el contexto, o el fin que el escritor tiene a la
vista. Luego debe decirle a la congregación los principales puntos de doctrina
que se encuentran en ella. Hacer demasiadas divisiones del texto o usar
"términos oscuros" solo dificulta que la congregación entienda y recuerde
todas las divisiones y términos. Esta introducción establece el escenario para
que el ministro proclame las enseñanzas de esa parte de las Escrituras.

Instrucción en la predicación
La columna vertebral de la predicación está sacando doctrinas de la
Biblia. Cada doctrina sobre la cual un ministro predica debe pasar tres
pruebas. Primero, debe ser "la verdad de Dios", es decir, la enseñanza de la
Sagrada Escritura. Segundo, debe estar "basado en [un] texto, para que los
oyentes puedan discernir cómo lo enseña Dios desde allí". Incluso la
predicación tópica debe ser expositiva en el sentido de que cada doctrina debe
apoyarse en un texto que claramente lo enseña. En tercer lugar, debe ser una
de "aquellas doctrinas que están destinadas principalmente a la educación de
los oyentes". En otras palabras, el predicador debe dejar que el texto de las
Escrituras y las necesidades de las personas establezcan la agenda para el
sermón. . Esta guía impide que el predicador proclame una doctrina que solo
está relacionada tangencialmente con el texto de las Escrituras; debe predicar
el empuje principal.También lo protege contra la predicación sobre temas
especulativos que podrían discutirse en círculos académicos pero que son
irrelevantes para las necesidades espirituales de la congregación.
El directorio dice: "La doctrina debe expresarse en términos sencillos". El
predicador debe explicar las cosas que podrían no estar claras. Si la doctrina
no está claramente establecida en el texto pero se deduce de ella, entonces el
predicador debe mostrar de manera convincente cómo proviene del texto. El
objetivo es que los oyentes puedan estar seguros de que esta doctrina es el
punto del texto de las Escrituras y que sus conciencias pueden abrazarla
como el mensaje autoritario de Dios para ellos.
Después de declarar que la doctrina está enraizada en el texto, el
predicador debe desarrollarla para que pueda llenar la mente y captar el
corazón. Los adivinos sugieren una serie de herramientas para hacer
esto. Puede implicar la apertura de "lugares paralelos de las Escrituras" que
son "claros y pertinentes" para confirmar la verdad a la vista. Los teólogos
dicen sabiamente que es mejor tener unos pocos textos de confirmación que
hablen directa y claramente de la pregunta que tener muchos textos que solo
bailen a su alrededor. La apertura de la doctrina puede requerir hacer
"argumentos o razones" que sean "sólidos" y "convincentes". El predicador
puede usar "ilustraciones, de cualquier tipo", como "llenas de luz" y
"transmitir la verdad al corazón del oyente". con deleite espiritual. "Las
ilustraciones no deben meramente entretener, pero actúen como sirvientes
humildes que llevan deliciosa comida espiritual a la mesa donde se sientan
los invitados. También le puede resultar útil abordar "cualquier duda" que
surja de una aparente contradicción en las Escrituras, un conflicto con la
razón humana o cualquier cosa que sea desagradable para los prejuicios
humanos. Responder objeciones puede ser muy útil, pero también puede
convertirse en una lista interminable de argumentos que no edifica. Uno debe
usar la moderación y el discernimiento para abordar tales asuntos.
Los puritanos se destacaron en la predicación de la doctrina, haciendo de
cada sermón una exploración de la verdad bíblica. Sin embargo, al desarrollar
una doctrina, uno puede perder de vista el texto de las Escrituras. Es más
seguro quedarse cerca del texto y desarrollar los puntos principales del
sermón a partir del propio texto. Nuevamente, esto permite que las Escrituras
establezcan la agenda para la predicación. A veces, los puritanos lo hicieron
bien, como en el Comentario de William Perkins sobre Gálatas o los
sermones de Thomas Manton sobre James. Pero a veces su predicación
perdió su estrecha conexión con un texto de las Escrituras, como cuando
Thomas Hooker predicó una serie muy larga sobre Hechos.2:37, impreso
como varios cientos de páginas en el décimo libro de su Solicitud de
Redención. Para un tratado teológico sobre un tema en particular, eso está
bien, pero tal no es a menudo la predicación de las Escrituras de una manera
equilibrada.
Aplicación en la Predicación
El directorio aconseja: "No debe descansar en la doctrina general, aunque
nunca está tan claro y confirmado, sino que debe llevarlo a un uso especial,
mediante la aplicación a sus oyentes". Este es un trabajo difícil, "que requiere
mucha prudencia, entusiasmo". , y meditación. ”La carne del predicador se
encoge de aplicaciones espirituales, y los hombres caídos encuentran la
predicación aplicada ofensiva. Pero el Espíritu Santo a menudo ha usado la
predicación con aplicación para salvar a los pecadores y glorificar a Dios. Por
lo tanto, “debe esforzarse por realizarlo de tal manera, para que sus auditores
[oyentes] sientan que la palabra de Dios es rápida y poderosa, y que discierne
los pensamientos y las intenciones del corazón” 21.
La aplicación ocupa el 40 por ciento del tratamiento de la predicación del
directorio, por lo que claramente es una preocupación predominante en el
método de Westminster. El montaje ofrece.Seis formas de aplicación o
“usos” del texto :
1. Instrucción o Información . El predicador puede deducir alguna
"consecuencia lógica de su doctrina" y "confirmarla con unos pocos
argumentos firmes". Esto ayuda a la congregación a ver cada doctrina como
parte de la doctrina.Todo el consejo de Dios. Refuerza una verdad con otra, y
ayuda a las personas a desarrollar una perspectiva unificada y completa de
toda la vida.
2. Confutación deLas falsas doctrinas . Los adivinos advierten contra la
crianzaherejía de la tumba ”o exponiendo innecesariamente a la gente al
mal. "Pero", dicen, "si la gente está en peligro de cometer un error, debe
hacerlo con toda sinceridad y esforzarse por satisfacer sus juicios y
conciencia contra todas las objeciones".Mark Dever escribe: “Los
predicadores no solo son alentados a abordar temas controvertidos; están
obligados a hacerlo en la concepción puritana del pastorado ” 22.
3. Exhortación a los deberes . Además de presionar los mandamientos de
Dios sobre sus oyentes, el predicador debe explicar "los medios que ayudan
en la ejecución de ellos". En otras palabras, debe ordenarles qué hacer y
enseñarles cómo hacerlo a través de Cristo y los instrumentos. la cual Cristo
nos da la gracia.Sinclair Ferguson dice: "'Deber' es un término muy mal
entendido en nuestra cultura moderna y lleva consigo el aroma del
legalismo. En contraste, el ministro puritano se dio cuenta de que la gracia
siempre conduce a los deberes; en este sentido, era paulinista; todos sus
imperativos estaban arraigados en los indicativos de la gracia; pero cada
indicativo de la gracia dio lugar en su predicación a un imperativo de la
gracia -f illed la obediencia “. 23
4. Admonición pública .El ministro debe predicar contra pecados
específicos, lo que requiere "sabiduría especial". El ministro debe exponer "la
naturaleza y la grandeza del pecado, con la miseria que lo acompaña". Debe
ayudar a las personas a ver cómo esta tentación captura a las personas, y
peligro que les presenta. Y debe mostrarles "los remedios y la mejor manera
de evitarlo".
5. Aplicación deComfort . Puede brindar consuelo en general "o
particularmente contra algunos problemas o terrores especiales". Aquí el
pastor debe ser un hábil médico del alma, aprendiendo de las Escrituras y la
experiencia sobre las aflicciones del corazón. Él no solo debe igualar el
consuelo a la aflicción, sino que también debe responder "objeciones tales
como un corazón atribulado y un espíritu afligido pueden sugerir lo
contrario". Los pecadores culpables se resisten a la comodidad de Dios y
necesitan ayuda para abrazarlos.
6. Prueba, para ayudar a las personas a examinarse a sí mismos . Esta
forma de aplicación lleva a las personas a preguntarse: ¿He alcanzado esta
gracia? ¿He cumplido este deber? ¿Soy culpable de ese pecado? ¿Estoy en
peligro de ese juicio? ¿Puedo reclamar legítimamente estos consuelos? Este
uso de examen, en manos de un predicador sabia bien -s tudied en las
Escrituras, hace que la aplicación rentable. Hace que cada oyente, de manera
abstracta, considere la verdad y la lleve a su propia condición. Como
resultado, por la gracia del Espíritu, los oyentes se sienten agitados a la
obediencia, humillados por el pecado, angustiados por su peligro, o
fortalecidos con consuelo, según sea apropiado para ellos.
Estas aplicaciones están vinculadas por la lógica y la inferencia a la
doctrina. Están estructurados de la siguiente manera. Dado que la doctrina
extraída del texto es verdadera, el predicador debe instar a sus oyentes a (1)
estar seguros de las verdades adicionales que esta verdad implica; (2) Abjurar
los siguientes errores que contradice esta verdad; (3) hacer cualquier cosa
buena que esta verdad requiera; (4) dejar de hacer o evitar hacer cualquier
cosa mala que esta verdad prohíba; (5) tomen para sí el aliento que esta
verdad ofrece; y (6) preguntarse dónde se encuentran espiritualmente a la luz
de esta verdad y hasta qué punto están resueltos a vivir por ella.
Claramente, la Asamblea de Westminster tenía en mente un sermón en el
que se le da una gran cantidad de tiempo a la aplicación. Incluso en un
sermón de una hora, como los puritanos estaban acostumbrados a predicar, el
desarrollo de dos o tres tipos de aplicación como se describe anteriormente
ocuparía una parte significativa del mensaje.

Adaptación en la predicación
El directorio ofrece un conjunto detallado y exigente de pautas para predicar
la doctrina bíblica y hacer una aplicación espiritual. Pero en este punto, el
conjunto inserta sabiamente una nota de flexibilidad. El predicador no debe
seguir este método rígidamente, sino adaptarlo para alimentar mejor a su
rebaño.
Si un ministro deriva tres doctrinas de un texto, dirija cada una a todas Las
siete categorías de oyentes de Perkins , y lo aplica todo de acuerdo con laSeis
"usos" del texto , entonces cada sermón tendría 126 aplicaciones. Por lo
tanto, el directorio dice que el predicador no debe desarrollar "cada doctrina
que se encuentra en su texto". También debe ser selectivo en sus aplicaciones
basadas en el conocimiento personal de la congregación obtenida "por su
residencia y conversando con su rebaño". ver la conexión esencial entre un
ministerio de predicación y un ministerio relacional. ¿Cómo puede el
predicador saber qué es “lo más necesario y lo más adecuado” para el rebaño
si no los conoce? Por encima de todo, debe especializarse en esas
aplicaciones "para que la mayoría pueda atraer sus almas a Cristo, la fuente
de luz, santidad y consuelo". Creyendo que Cristo es el centro de la Biblia y
la respuesta a nuestras necesidades, el predicador debe Trabajar en sus
aplicaciones para ofrecer a los hombres el Pan de la Vida.
El directorio dice: "Este método no se prescribe como necesario para todos
los hombres o para cada texto". Los teólogos reconocen la individualidad de
cada siervo de Cristo y la libertad de los cristianos donde la Palabra de Dios
no establece leyes. ComoFerguson escribe: "La clonación homilética no era
su propósito más de lo que debería ser el nuestro" .24 Pero su método de
instrucción y aplicación, dicen los divinos, "se encuentra en la experiencia
como muy bendecido por Dios y muy útil para el entendimientos y recuerdos
de las personas ”. Por lo tanto, lo recomiendan.
Aún más importante que el método de predicación es el hombre que
predica. Él es "el siervo de Cristo", y este hecho guía a los adeptos a delinear
las cualidades de un ministerio piadoso.

Dedicación del Predicador


Los teólogos de Westminster establecen siete características que deben
marcar el "ministerio completo" de un predicador piadoso. Él debe servir a
Cristo:
1. Dolorosamente, no con negligencia . En el lenguaje
divino, doloroso significa "con trabajo, trabajo y trabajo duro". Hoy
podríamos decir con mucho cuidado . No tienen tolerancia con un ministro
perezoso o con alguien que descuida su verdadero llamado a la Palabra y la
oración para atender otras actividades. Estala ética de trabajo es clara a partir
de los estándares que establecieron para un ministro, como vimos
anteriormente en "Preparación para la predicación" .
2. Claramente . Él debe decir la verdad consencillez, claridad y franqueza,
de modo que incluso los incultos lo entiendan. Los puritanos ven esto no solo
como una meta educativa, sino como una ley espiritual ejemplificada por el
apóstol Pablo, cuyas palabras citan para apoyar esta regla, "entregar la verdad
no en las palabras atractivas de la sabiduría del hombre, sino en la
demostración del Espíritu". y de poder, para que la cruz de Cristo no tenga
efecto alguno ” 25. Esto requiere que el predicador evite el "uso no rentable"
de idiomas extranjeros en el púlpito, aunque debe usar hebreo, griego y latín
en el estudio. No debe seguir el estilo de predicación popular en los círculos
aristocráticos, mostrando su inteligencia al jugar juegos artísticos con
palabras, significados y sonidos.Las citas de otros escritores deben ser citadas
"con moderación", sea quien sea.
Joseph Pipa señala que el directorio da un paso cauteloso y un tanto
controvertido para permitir un uso limitado de Palabras y citas extranjeras en
el sermón. Perkins había permitido algunas citas, pero había prohibido las
palabras extranjeras. Algunos de los miembros del comité que trabajaban en
el directorio querían prohibir citas, argumentando que los oyentes debían
basar su fe en las Escrituras, no en la autoridad de un hombre. Algunos
también argumentaron que no hay nada necesario o edificante sobre el uso de
palabras hebreas, griegas o latinas en el sermón.Samuel Rutherford dijo que
al igual que cocinamos la sopa en una olla grande, pero la servimos en
tazones pequeños, el predicador debe estudiar con erudición humana pero
predicar con absoluta simplicidad. Otros apoyaron un uso limitado de citas y
lalenguas antiguas. Argumentaron que las citas ayudan a las personas a ver
que el ministro no está predicando una nueva idea o su propia opinión. Las
palabras y frases extranjeras pueden ayudar al sermón a captar las mentes de
los educados. El ministro no está encadenado por el requisito de que cada
palabra del sermón sea útil para todos los oyentes. Al final, los divinos se
comprometieron al decir que el predicador debe evitar el "uso no rentable de
lenguas extranjeras" y debe citar solo "con moderación" de las obras de los
simples hombres. 26
3. Fielmente . Los divinos piden al ministro que predique por motivos
puros. Debería buscar la gloria de Cristo y la salvación y santificación de los
hombres, no "su propia ganancia o gloria". Debe predicar todo el consejo de
Dios, "no ocultando nada que pueda promover estos fines sagrados". No debe
mostrar parcialidad en el púlpito, pero dé a cada persona "su propia parte", ni
ignorando a los pobres y débiles ni evitando a los grandes de sus
reproches. En otras palabras, debe predicar como un siervo de Cristo y no
como un hombre agradable (Gá.1:10).
4. Sabiamente . La predicación requiere habilidad para elaborar la doctrina
y la aplicación de modo que sea "más probable que prevalezca". Esta
habilidad o tacto es especialmente crucial cuando se repugna el pecado. Ya
sea que se esté preparando para enseñar, reprobar, corregir o entrenar en
justicia, el ministro no solo debe estudiar la Biblia, sino también a su
audiencia. Él constantemente pregunta: "¿Qué los cortejará? ¿Qué los
ganará?
La sabiduría también le muestra a un ministro cómo predicar con audacia
pero sin falta de respeto, o con "pasión o amargura". Así que vemos que, por
un lado, el predicador puritano no debe ser agradable a los hombres y, sin
embargo, en el temor de Dios, debe Todavía honro a todos los hombres y
especialmente a todos en autoridad. Él debe predicar contra el pecado, sin
embargo, debe evitar predicar desde su propia ira o frustración pecaminosa.
5. Gravemente . En su sentido más antiguo, el términola gravedad
se refiere aseriedad o solemnidad apropiada para la pesadez de un asunto, en
oposición a la levedad que trata los asuntos como ligeros o
insignificantes. Hay una autoridad divina en el mensaje bíblico, y por eso
debe haber una dignidad para el mensajero. No debe ser un bufón,
comediante o actor de la corte, sino que debe evitar “todo ese gesto, voz y
expresión” que pueda provocar que la gente desprecie su autoridad. Más
tarde, los divinos de Westminster dicen en el Catecismo Mayor (Q. 112) que
el Tercer Mandamiento requiere que todos los hombres manejen "el nombre
de Dios, sus títulos, atributos, ordenanzas, la palabra, los sacramentos, la
oración" y otros medios de conocimiento. él "con santidad y
reverencia". 27 Ciertamente, este mandamiento obliga a los ministros a una
reverencia especial, ya que su comercio constante, por así decirlo, está en las
cosas santas de Dios.
6. Con afecto . La gente debería poder ver que todo lo que hace su ministro
proviene de "su celo piadoso y su gran deseo de hacerles el bien".Es algo
hermoso que la gente de una iglesia, aunque puedan estar en desacuerdo con
su ministro sobre ciertos asuntos, todavía pueda decir: “Sé que mi ministro
me ama. Él realmente quiere hacerme bien, especialmente el bien eterno ".
Tal es el carácter del Buen Pastor, y no es casual que sus ovejas escuchen su
voz y lo sigan (Juan 10).
7. Con sinceridad . Tanto en público como en privado, el predicador debe
servir con ansia y un espíritu sincero: “como se enseñó de Dios, y se
persuadió en su propio corazón, de que todo lo que él enseña es la verdad de
Cristo; Y caminando delante de su rebaño, como ejemplo para ellos.
La Asamblea de Westminster tenía altos estándares para los predicadores,
pero también tenía grandes expectativas de lo que el ministerio de tales
hombres puede lograr: "Así se preservará la doctrina de la verdad sin
corromper, muchas almas se convertirán y construirán, y él mismo recibirá
múltiples comodidades de su labores incluso en esta vida, y después la corona
de gloria depositada para él en el mundo venidero ".
Cooperación entre predicadores y Maestros
En una nota de cierre, el directorio alienta a los ministros que prestan
servicios en la misma congregación a trabajar para que cada uno pueda usar
sus fortalezas con el mayor beneficio posible. Reconoce que algunos hombres
están más dotados en "doctrina" y otros en "exhortación ”. Cuando más de un
predicador sirve a una iglesia, deben llegar a un acuerdo sobre la mejor
manera de usar sus dones.
los La forma de gobierno de la Iglesia presbiterial expande este concepto:
El Señor ha dado diferentes dones y ejercicios diversos según estos
dones, en el ministerio de la palabra; aunque estos diferentes dones
pueden reunirse en, y en consecuencia ser ejercidos por, el mismo
ministro; sin embargo, cuando hay varios ministros en la misma
congregación, pueden diseñarse para varios empleos, de acuerdo con los
diferentes dones en los que cada uno de ellos sobresale más. Y el que
más sobresalga en la exposición de las Escrituras, en la enseñanza de la
sana doctrina y en el convencimiento de las personas que lo hacen
(polémicas), que en su aplicación, y por lo tanto se emplea en ellas,
puede llamarse un maestro o un médico. . . . Sin embargo, donde solo
hay un ministro en una congregación en particular, debe realizar, en la
medida de lo posible, toda la labor del ministerio. 28
Con estas palabras, los divinos establecieron una asociación entre "pastores
y maestros" para que pudieran trabajar juntos "para la edificación del cuerpo
de Cristo" (Ef. 4: 11-12). Aunque nunca debemos separar la enseñanza de la
exhortación (2 Tim.4: 2), es sabio reconocer la voluntad del Espíritu al
regalar a los hombres de diferentes maneras (1 Cor. 12:11). Cada uno debe
tener su lugar para servir.

Conclusión
La Asamblea de Westminster es recordada por su transmisión a las
generaciones posteriores de declaraciones brillantes del cristianismo bíblico
reformado. Hemos visto en este capítulo que los divinos también capturaron,
en comparativamente pocas palabras, mucha sabiduría acerca de la
predicación experiencial reformada. Tenían una visión elevada de la
predicación porque tenían una visión elevada de la Palabra de Dios. A través
de la Palabra, el Espíritu aplica a Cristo al alma, construyendo así una iglesia
viviente de pecadores elegidos llamados a la salvación. Y los divinos
reconocieron que en el misterio de la voluntad de Dios, la predicación ocupa
el lugar preeminente entre las diversas formas en que la Palabra de Dios llega
a los hombres.
Escribieron en el Catecismo más corto (P. 90), “El Espíritu de Dios hace la
lectura, pero especialmente la predicación de la palabra , un medio eficaz
para convencer y convertir a los pecadores, y edificarlos en santidad y
consuelo, a través de la fe , para salvación. ” 29 Por esta razón, también
pidieron a los hombres que aprecien la predicación. El Catecismo Mayor (P.
160) dice: “Se requiere que aquellos que escuchan la palabra predicada, la
atiendan con diligencia, preparación y oración; examina lo que oyen por las
escrituras; recibe la verdad con fe, amor, mansedumbre y disposición mental,
como la palabra de Dios; medita, y dale de ella; escóndelo en sus corazones,
y produzca el fruto de ello en sus vidas ". 30
Que Dios nos conceda más predicadores y más oyentes, como los descritos
por la Asamblea de Westminster, para que la iglesia florezca a través de la
predicación fiel y la escucha diligente de la Palabra de Dios.

1 . Todos estos documentos se pueden encontrar en la Confesión de Fe de Westminster (Glasgow: Free Presbyterian
Publications, 1994). Este libro también contiene otros documentos relacionados con la Asamblea de Westminster pero
que no están compuestos por ella, como el Directorio escocés para el culto familiar. Este último fue precedido por
el ejercicio familiar anónimo , o El servicio de Dios en las familias.(Edimburgo: Robert Bryson, 1641), quizás
compuesto por Alexander Henderson. Fue adoptada por la iglesia escocesa en 1647. Tanto el Directorio para el Culto
Público de Dios como el Directorio para el Culto Familiar sentaron las bases del Directorio Presbiteriano Americano
para el Culto (1788); vea Stanley R. Hall, "The American Presbyterian 'Directory for Worship': History of a Liturgical
Strategy" (PhD diss., Universidad de Notre Dame, 1990), 80–83.
2 . Benjamin B. Warfield, El significado de los estándares de Westminster como un credo (Nueva York: Scribner,
1898), 36.
3 . En el Directorio para la Adoración Pública de Dios, vea Ian Breward, editor, El Directorio de Westminster: Ser un
Directorio para la Adoración Pública de Dios en los Tres Reinos (Bramcote, Reino Unido: Grove Books, 1980); J. A.
Caiger, “Predicación: puritano y reformado”, en Puritan Papers: Volume Two, 1960–1962 , ed. J. I. Packer
(Phillipsburg, NJ: P&R, 2001); Alan Clifford, "The Westminster Directory of Public Worship (1645)", en La reforma
de la adoración (Np: Westminster Conference, 1989), 53–75; Mark Dever y Sinclair B. Ferguson, The Westminster
Directory of Public Worship (Fearn,Ross -s contratación), Escocia: herencia cristiana, 2008); Hall, "The American
Presbyterian 'Directory for Worship' ', 31–80; "The Westminster Directory and Reform of Worship", en Calvin Studies
VIII: The Westminster Confession in Current Thought , ed. John H. Leith, Coloquio sobre Estudios de Calvin
(Davidson, NC: Davidson College, 1996), 91-105; Thomas Leishman, el directorio de Westminster. Editado, con una
introducción y notas de T. Leishman (Edimburgo: Blackwood and Sons, 1901); Frederick W. McNally, "El directorio
de Westminster: su origen y significado" (PhD diss., Universidad de Edimburgo, 1958); Richard A. Muller y Rowland
S. Ward, Escritura y adoración: Interpretación bíblica y el Directorio para la adoración pública(Phillipsburg, NJ:
P&R, 2007); Iain H. Murray, "The Directory for Public Worship", en Glorificar y disfrutar de Dios: Una
conmemoración del 350 aniversario de la Asamblea de Westminster , ed. John L. Carson y David W. Hall (Edimburgo:
Banner of Truth, 1994), 169–91.
4 . Más importante aún, en términos de la historia posterior, se adoptó como el manual litúrgico de la Iglesia de
Escocia, y desde allí se difundió por todo el mundo.
5 . Muller y Ward, Escritura y adoración , 90–92.
6 . Hall, "The Westminster Directory and Reform of Worship", 91.
7 . Murray, "El directorio para el culto público", 172.
8 . "El Directorio para el Culto Público de Dios", en Westminster Confession of Faith , 374; vea Murray, "The
Directory for Public Worship", 176–78; Muller y Ward, "Escritura y adoración", 96–98.
9 . “Confesión de fe”, en Westminster Confession of Faith , 89–90. La confesión cita a Deut.12:32; Mate.15:
9; Hechos17:25; Mate.4: 9; Deut.4: 15-20; Ex.20: 4–6; Columna.2:23.
10 . Hall, "The Westminster Directory and Reform of Worship", 98.
11 . Hall señala que las lecturas de las Escrituras están desconectadas del texto del sermón, tal vez porque la lectura
de las Escrituras fue considerada una ordenanza distinta de su predicación. Hall, "The Westminster Directory and
Reform of Worship", 98.
12 . "El Directorio para el Culto Público de Dios", en Westminster Confession of Faith , 376-78.
13 . "El Directorio para el Culto Público de Dios", en Westminster Confession of Faith , 378–79.
14 . "El Directorio para el Culto Público de Dios", en Westminster Confession of Faith , 379; ver rom.1:16; 2
Tim.2:15; 1 Tim.4:16.
15 . "El Directorio para el Culto Público de Dios", en Westminster Confession of Faith , 379–81. Todas las citas
adicionales de la sección de predicación en el directorio son de estas tres páginas.
16 . Caiger, "La predicación: puritano y reformado", 167.
17 . "La forma de gobierno de la iglesia presbiterial", en Westminster Confession of Faith , 413.
18 . El latín fue el idioma oficial de los documentos gubernamentales en Inglaterra desde 1066 hasta 1733.
19 . "La forma de gobierno de la iglesia presbiterial", en Westminster Confession of Faith , 414.
20 . Caiger, "Predicación: puritano y reformado", 168.
21 . Ver Heb.4:12.
22 . Dever, "Predicación como los puritanos", en el Directorio de Adoración Pública de Westminster , 45.
23 . Ferguson, "Puritans: Ministers of the World", en el Directorio de Adoración Pública de Westminster , 29.
24 . Ferguson, "Puritans: Ministers of the World", en el Directorio de Adoración Pública de Westminster , 27.
25 . Ver 1 Cor.1:17; 2: 1–5.
26 . Joseph A. Pipa Jr., “William Perkins y el desarrollo de la predicación puritana” (PhD diss., Seminario Teológico
de Westminster, 1985), 203–5.
27 . "El catecismo más grande", en Westminster Confession of Faith , 198–99.
28 . “La forma de gobierno de la Iglesia presbiterial”, en Westminster Confession of Faith , 401–2.
29 . "El catecismo más corto", en Westminster Confession of Faith , 312, énfasis agregado.
30 . "El catecismo más grande", en Westminster Confession of Faith , 253.
12

Predicadores puritanos: Goodwin y Shepard

Los puritanos predicaron la verdad doctrinal de las Escrituras, pero hicieron


más. Predicaron la verdad con los corazones en llamas. John Rogers (c.
1572–1636) predicó en Dedham con tal celo que la gente solía decir:
“Vengan, vamos a Dedham para obtener un poco de fuego”. 1 Sidrach
Simpson (c. 1600–1655) escribió: “Algunos los libros son como un día
helado, claro, pero seco y frío ", pero no Rogers, él" fue una luz ardiente y
brillante, con un corazón inflamado de amor a Cristo, la verdad y las almas
de los hombres; sus palabras fueron como chispas de fuego. ” 2 Un día,
Thomas Goodwin, entonces un joven estudiante en Cambridge, se dirigió a
Dedham para escuchar a Rogers predicar. Más tarde, Goodwin relató su
experiencia a John Howe (1630–1705), quien escribió:
Y en ese sermón, él (Rogers) cae en una expostulación con la gente por
su descuido de la Biblia: (Me temo que en nuestros días se descuida
más): él personifica a Dios para la gente, diciéndole: "Bueno, tengo
Confié tanto en ti con mi Biblia: la has echado a perder, está en casas
que están cubiertas de polvo y telarañas: te importa no mirarlas. ¿Usas
mi Biblia así? Bueno, ya no tendrás mi Biblia. "Y él toma la Biblia de su
cojín, y parecía como si se estuviera yendo con ella; pero de inmediato
se vuelve de nuevo y personifica al pueblo ante Dios, se arrodilla, llora y
suplica con seriedad: "Señor, todo lo que nos hagas, no nos quites tu
Biblia: mata a nuestros hijos, quema nuestras casas, destruye nuestros
bienes" ; Solo ahórranos tu Biblia, no quites tu Biblia. "Y entonces él
personifica a Dios otra vez a la gente; "¿Lo dices así? Bueno, te
intentaré un rato más; y aquí está mi Biblia para usted, veré cómo la
usará, si la amará más, si la valorará más, si la observará más, si la
practicará más y vivirá más de acuerdo con ". Pero por estas acciones
(como me dijo el doctor [Goodwin]), puso a toda la congregación en una
postura tan extraña que nunca vio a ninguna congregación en su vida; el
lugar era un simple Bochim [Juez. "Pero por estas acciones (como me
dijo el doctor [Goodwin]), puso a toda la congregación en una postura
tan extraña que nunca vio a ninguna congregación en su vida; el lugar
era un simple Bochim [Juez. "Pero por estas acciones (como me dijo el
doctor [Goodwin]), puso a toda la congregación en una postura tan
extraña que nunca vio a ninguna congregación en su vida; el lugar era un
simple Bochim [Jueces 2: 4–5], la gente generalmente (como si fuera) se
llenaba de lágrimas: y él me dijo que él mismo, cuando salía y iba a
volver a tomar el caballo para irse, tenía ganas de colgar un cuarto de
una hora sobre el cuello de su caballo llorando, antes de que él tuviera
poder de montar; tan extraña impresión se produjo en él, y generalmente
en la gente, al haber sido así presumido por el abandono de la Biblia. 3
Ese estudiante que fue vencido por el llanto, Goodwin, se convertiría en un
poderoso predicador de la Palabra. En este capítulo, veremos los ministerios
de Goodwin y Thomas Shepard, aprenderemos de sus ejemplos, y oraremos
para "obtener un pequeño fuego" para nuestra propia predicación.

Thomas Goodwin
Goodwin nació el 5 de octubre de 1600 en Rollesby, cerca de Yarmouth en
Norfolk, un área conocida por la resistencia de los puritanos a la persecución
del gobierno. 4 Este clima influenciado de Goodwin Dios -f earing padres,
Richard y Catherine Goodwin. Hicieron todo lo posible para capacitar a su
hijo para que se convirtiera en un ministro a través de un ejemplo personal,
así como brindándole la mejor educación clásica que ofrecen las escuelas
locales. Como niño, Goodwin experimentó tanto las convicciones de pecado
como los destellos de alegría por las cosas de Dios.
A los trece años, Goodwin se matriculó en Colegio de Cristo,
Cambridge. El recuerdo de William Perkins todavía impregnaba Cambridge,
y Richard Sibbes predicaba regularmente en la Iglesia de la Santísima
Trinidad. Pero cuando el tutor de Goodwin le impidió recibir la Comunión,
considerándolo demasiado joven e inmaduro para tomar la Santa Cena, se
ofendió y dejó de asistir a los sermones y conferencias de Sibbes, dejó de orar
y dejó de leer las Escrituras y la literatura puritana. Él puso su corazón en
convertirse en un predicador popular para ser aceptado por muchos en la
Iglesia de Inglaterra que menospreciaban la predicación puritana.
Goodwin se graduó con una licenciatura del Christ's College en 1617. En
1619, continuó sus estudios en el St. Catherine's Hall en Cambridge, se
graduó con una maestría en 1620 y fue elegido compañero y profesor
allí. Otros becarios que sirvieron allí fueron John Arrowsmith, William
Spurstowe y William Strong; Todo un día trabajaría junto a Goodwin en la
Asamblea de Westminster. Estos hombres, reforzados por la predicación de
Sibbes y John Preston, presionaron sobre la conciencia de Goodwin su
necesidad de apartarse de las exhibiciones vacías de la retórica del púlpito y
seguir a Cristo.El 2 de octubre de 1620, justo antes de cumplir los veinte
años, se convirtió a través de la predicación de Thomas Bainbridge sobre el
arrepentimiento. En meditación después del sermón, las palabras de
Ezequiel.16: 6 llevó vida espiritual a su alma: “Vive; Sí, te dije. . . Vive ”.
Luchó con dudas entre 1620 y 1627, pero finalmente llegó a una sólida
seguridad a través del consejo de un ministro piadoso.
Poco antes de este tiempo, en 1625, Goodwin recibió la licencia de
predicador. Al año siguiente, ayudó a llevar a Sibbes al Salón de Santa
Catalina como maestro. En 1628, Goodwin fue nombrado profesor de la
Iglesia de la Trinidad, sucediendo Sibbes y Preston a la edad de veinte -
s aún . De 1632 a 1634, Goodwin se desempeñó como vicario de la
iglesia. Muchas personas, incluyendo varias que luego se convirtieron en
influyentes pastores puritanos, se convirtieron bajo la predicación y
conferencias de Goodwin en Cambridge.Luego, Goodwin se vio obligado a
renunciar a sus oficinas porque no estaba dispuesto a someterse a los
artículos de conformidad del Arzobispo de Canterbury William Laud. Se fue
de Cambridge.
Durante los mediados -1 630s , Goodwin adoptó principios independientes
de gobierno de la iglesia, en gran parte bajo la influencia de John Cotton. De
1634 a 1639, fue predicador separatista en Londres. En 1639, debido a las
crecientes restricciones contra la predicación, con amenazas de multas y
encarcelamiento, Goodwin se refugió en elPaíses Bajos. Trabajó en Arnhem
con otros así -k Nown ministros independientes, sirviendo una iglesia de más
de un centenar de personas que habían huido de la persecución de Laud.
En 1641, después de que Laud fuera acusada, Goodwin respondió a la
invitación del Parlamento a Los inconformistas para volver a
Inglaterra. Goodwin predicó ante el Parlamento el 27 de abril de 1642.
Posteriormente fue nombrado miembro de laLa Asamblea de Westminster,
donde hablaba con frecuencia como representante de la independencia a
diferencia del presbiterianismo.
En 1650, Goodwin se convirtió en presidente de Magdalen College,
Oxford y John Owen se convirtieron en decanos de la Iglesia de
Cristo. Incluso el anglicano Lord Clarendon tuvo que admitir que en ese
momento la universidad "produjo una cosecha de extraordinario
conocimiento bueno y sólido en todas las partes del aprendizaje". 5 Philip
Henry (1631-1696), padre de Matthew Henry, el famoso comentarista de la
Biblia, recordó sus estudios en Oxford en aquellos días con recuerdos de la
piedad y devoción a la oración practicada en Magdalen College en la época
de Goodwin. 6
Los años 1650 fueron años ocupados y fructíferos para
Goodwin. Comenzó una iglesia independiente; Obtuvo un doctorado en
divinidad en Oxford; se sentó en varias juntas examinando hombres para el
ministerio; ayudó a editar elLa Declaración de Fe de Savoy (1658), una
modificación congregacionalista de la Confesión de Westminster; y ministré
personalmente al Señor Protector Oliver Cromwell.
Con la adhesión de Carlos II en 1660 y la pérdida del poder puritano que la
acompañaba, Goodwin se sintió obligado a abandonar Oxford. Él y la mayor
parte de su congregación independiente se mudaron a Londres, donde
comenzaron otra iglesia. A pesar de las afirmaciones de lo contrario, el nuevo
rey dio su consentimiento a los estrictos actos de conformidad. En 1662, unos
dos mil ministros piadosos fueron expulsados de la iglesia nacional. Desde
que estaba en una iglesia independiente y no tenía ningún gobierno -
a ppointedoficinas, Goodwin no sufrió la "Gran Expulsión". Continuó
predicando a través de muchos años de persecución bajo Carlos II. También
se quedó con su congregación de Londres a través de la temida plaga, cuando
la mayoría de los clérigos de la iglesia establecida abandonaron la
ciudad. Dedicó sus últimos años a la predicación, el trabajo pastoral y la
escritura.
Goodwin murió en Londres a los ochenta años. Su hijo escribió sobre su
padre piadoso: “Se regocijó al pensar que se estaba muriendo y que iba a
tener una comunión plena e ininterrumpida con Dios. 'Voy', dijo él, 'a las tres
Personas con las que he tenido comunión' ” 7.

Predicando al Cristo Compasivo


Goodwin fue una profunda Cristo -c entrado , predicador cariñosa. Una serie
de ejemplos de su predicación se han conservado para nosotros,
incluyendo treinta -s ix sermones que predicó en Efesios 1. 8Hughes Oliphant
Old escribe: “Los sermones de Goodwin son un himno de alabanza al amor
de Dios tal como se manifiesta en Cristo. Ellos exponen la maravilla de los
propósitos redentores de Dios. Es en este contexto que Goodwin establece la
doctrina de la predestinación y la desarrolla en términos
doxológicos. . . . Goodwin es un exegeta maravilloso. Sus sermones están
llenos de fuerza -s titchedexposiciones del texto griego.” 9
Para ofrecerle al lector una muestra de la predicación de Goodwin,
veremos su sermón "El corazón de Cristo en el cielo para los pecadores de la
Tierra". 10 John Brown (1830–1922) escribe: “El propósito de su sermón era
hacer que los hombres a quienes hablaban el Cristo que había ido más allá de
la región de la vista hacia los cielos, fueran intensamente reales para hacerlos
sentir que estaba tan cerca. uno con ellos en simpatía, y relaciones personales
de ayuda como si pudieran mirarlo a la cara ". 11
Goodwin centra su discusión sobre el corazón celestial de
Cristo. compasión a los hebreos 4: 14–15: “Al ver que tenemos un gran sumo
sacerdote, que ha pasado a los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos
nuestra profesión. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda ser
tocado con el sentimiento de nuestraenfermedades; pero en todos los puntos
fue tentado como nosotros, pero sin pecado ”. Este pasaje de las Escrituras,
como lo ve Goodwin, contiene tanto un problema para nuestra fe en Cristo
como una solución.
Goodwin reconoce que los hombres pecadores pueden ser desanimados por
las palabras "un gran sumo sacerdote, que se traslada a los cielos ". Escribe
que podemos pensar que incluso si Cristo nos recuerda en el cielo, "habiendo
desechado las fragilidades de su carne". que tenía aquí, y habiendo revestido
su naturaleza humana con una gloria tan grande, que ahora no puede
compadecernos de nosotros, como lo hizo cuando vivió entre nosotros aquí
abajo, ni sentirse tan afectado ni conmovido con nuestras miserias ". Dejó
atrás todos los recuerdos de debilidad y dolor. 12
Goodwin ve esto como una "gran piedra de tropiezo con la que nos
encontramos (y sin embargo estamos ocultos) en los pensamientos de los
hombres en el camino hacia la fe". Cristo está ausente. Seguramente sería
mejor para nosotros si pudiéramos hablar con él como lo hicieron María y
Pedro en la tierra. Fue tan amable con ellos. "Pero ahora él se ha ido a un país
lejano, y se ha ganado la gloria y la inmortalidad" .13 Cristo se sienta como
Rey a la diestra de Dios en el cielo. Su naturaleza humana está en llamas de
gloria. ¿Cómo podemos acercarnos a un Rey así audazmente? ¿Cómo
podemos esperar que él, en perfecto poder y santidad, tenga paciencia con
nosotros cuando somos tan débiles, tontos y, sobre todo, pecaminosos? Pero
este mismo pasaje que habla de la exaltación de Cristo también revela su
compasión.
Contra este obstáculo para la fe, Goodwin empuña la espada del Espíritu,
la Palabra de Dios. Hebreos4:15 nos dice que “no tenemos un sumo sacerdote
que no pueda compadecerse de nuestras debilidades.” La misericordia de
Cristo es tan cierto que las Escrituras usan una doble negativa a declarar
fuerza la verdad positiva: “Tenemos no un alto Sacerdote que no puede ser
tocado ".
Nuestras debilidades agitan su compasión. Goodwin argumenta en el
contexto de Hebreos que las "enfermedades" incluyen tanto nuestros
problemas como nuestros pecados. La epístola a los hebreos se dirige a las
personas que enfrentan presión ypersecucion. Así que las "enfermedades"
deben ser nuestros problemas terrenales. Sin embargo, también son nuestros
pecados. En hebreos5: 2, leemos que un sumo sacerdote debe ser alguien que
"puede tener compasión de los ignorantes y de los que están fuera del
camino". Incluso nuestra insensatez y decisiones pecaminosas despiertan la
compasión de Cristo. 14
Goodwin hace una comparación para llevar el punto a casa. Él escribe a los
creyentes: “Tus propios pecados lo mueven más a la compasión que a la
ira. . . como el corazón de un padre es para un niño que tiene alguna
enfermedad repugnante, o como uno es para un miembro de su cuerpo que
tiene la lepra, no odia al miembro, porque es su carne, sino la enfermedad, y
esa lo hace sentir más compasión por la parte afectada ” 15. Si su hijo se
enferma gravemente, no lo regaña y lo empuja. Lloras con ese niño y atiendes
a sus necesidades. Entonces Cristo nos responde con compasión a pesar de su
odio por nuestros pecados.
La compasión de Cristo surge de su experiencia humana
personal. Hebreos4:15 dice que él "fue tentado en todos los puntos como
nosotros, pero sin pecado". Anteriormente, Hebreos 2:18 nos dice: "Porque
en cuanto él ha sufrido la tentación, puede socorrer a los que son tentados".
Goodwin explica que en sus días en la tierra, "Cristo tomó en serio todo lo
que le sucedió como profundamente como podría ser; No desvió ninguna
cruz, ni de Dios ni de los hombres, sino que tuvo y sintió la mayor carga
posible. Sí, su corazón se hizo más tierno en todo tipo de afectos que
cualquiera de los nuestros, incluso como lo fue en el amor y la compasión; y
esto lo convirtió en un 'hombre de dolores', y eso más que cualquier otro
hombre fue o será ” 16.
Hoy en el cielo, Jesús en su naturaleza humana sabe todo lo que le sucede
a sus miembros en la tierra. Jesús le dice a su iglesia en la tierra: "Conozco
tus obras, tu trabajo y tu paciencia" (Ap.2: 2). Esto es posible porque la
naturaleza humana de Cristo se ha llenado con el Espíritu Santo más allá de
toda medida, y el Espíritu sirve como los ojos de Cristo en toda la tierra
(Ap.5: 6). Conociendo nuestra angustia, recuerda cómo se sintió cuando
enfrentó miserias similares. 17 Como el Cristo crucificado, él incluso conoce
la experiencia de la culpa del pecado y el horror de enfrentar la ira de Dios
contra el pecado. Aunque personalmente sin pecado, llevó todos los pecados
de toda su gente. 18 Su conocimiento de nuestro dolor, junto con su memoria
de su propio dolor, mueve su corazón a rebosar de compasión.
El Cristo glorificado posee gloriosa ternura humana. Cristo simpatiza con
nosotros. Eso no quiere decir que Cristo todavía está sufriendo en el
cielo. Goodwin fue un teólogo muy cuidadoso. Comprendió que la
humillación de Cristo se completó en la cruz y la tumba. Su exaltación lo ha
colocado muy por encima de todos los poderes terrenales. Su naturaleza
humana es glorificada y libre de todo dolor. Entonces, ¿cómo se puede decir
que Cristo está "tocado con el sentimiento de nuestras enfermedades"?
Goodwin insiste en que este es un acto no de Debilidad mas del poder del
amor celestial. Escribe: “Y si bien puede objetarse, esto era una debilidad. El
apóstol afirma que este es su poder, y una perfección y una fuerza de amor
seguramente, en él, como la palabra [ capaz ] importa; es decir, eso lo hace
así capaz y poderoso de llevar nuestras miserias a su corazón, aunque
glorificado, y así ser afectado con ellas, como si sufriera con nosotros " 19.
Por un lado, no debemos pensar en Jesús. sufriendo en el cielo como lo
hizo en la tierra. Sí, sigue siendo un hombre con emociones humanas y un
cuerpo humano. Él no es un espíritu o un fantasma. Sin embargo, ya no está
sujeto a ninguna fragilidad, mortalidad, cansancio, llanto, agotamiento o
miedo como lo fue en esta tierra. Su fragilidad ha sido reemplazada por una
capacidad y energía muy ampliadas para los afectos del amor, ya que la
humanidad de Cristo es ahora una humanidad exaltada. Cristo es Dios y el
hombre. Como Dios, Cristo es infinito, eterno e inmutable. Pero como
hombre, ha sido elevado a un nuevo nivel de gloria en todos los
sentidos. Goodwin dice: “Porque es cierto que a medida que su conocimiento
se amplió al entrar en la gloria, sus afectos humanos de amor y compasión se
amplían en solidez, fuerza y realidad. . . . 'El amor de Cristo,' Dios -m una,
'pasa el conocimiento' (Ef. 3:19). " 20 Así que Cristo no está siendo herido por
nuestros sufrimientos, pero su alma humana responde a nuestros sufrimientos
con una ternura gloriosa y hermosa.
Gordon Crompton resume la enseñanza de Goodwin de esta manera:
“Cristo, como nuestro Sumo Sacerdote no solo se conmovió con los
sentimientos de nuestras enfermedades durante Su tiempo en la tierra,
llevándose solo la memoria al cielo. Pero ahora en el cielo, en un estado
glorificado, Él es tocado en Sus sentimientos por nosotros. Esto no es de
ninguna manera una debilidad de ningún tipo. Más bien, esta capacidad de
sentir por nosotros es parte de su poder. Es una perfección y fuerza de amor y
gracia ” 21.
Goodwin procede a observar varias promesas del corazón misericordioso
de Cristo. Primero mira las promesas de compasión que el
Señor Jesús dio.antes de su muerte . Aquí Goodwin se detiene en John. 13–
17. Él nos recuerda que este pasaje de las Escrituras comienza con estas
palabras: "Ahora, antes de la fiesta de la pascua, cuando Jesús supo que había
llegado su hora, debía partir de este mundo al Padre, habiendo amado a los
suyos que estaban en el mundo. , los amó hasta el fin "(Juan13: 1). Cuando la
mente de Jesús se centró en su inminente exaltación a la gloria suprema,
Goodwin observa: "su corazón se enamoró y fue puesto sobre" el suyo propio
". . . la suya, una palabra que denota la mayor cercanía, amabilidad e
intimidad fundada en la propiedad [o propiedad] ”. 22 Fue precisamente en
ese momento que Jesús lavó los pies de sus discípulos. Todo esto demuestra
que laLa glorificación no disminuyó, sino que aumentó, las expresiones de su
amor y gracia por su pueblo.
Jesús dijo en Juan 14–16 que él ascendería al cielo para asegurar nuestra
felicidad como creyentes. Él fue a preparar un lugar para nosotros. Él
regresará como un novio para traer a su amada novia a su hogar
final. Mientras tanto, Cristo no dejará a su esposa sola en el mundo como
huérfana. La ha comprometido al cuidado de su "amigo más querido", el
Consolador.En las palabras de Goodwin, Jesús nos dijo que el Espíritu Santo
nos consolaría con "nada más que historias de mi amor", ya que no hablaba
de sí mismo, sino como un enviado de Cristo. Mientras tanto, el mismo
Cristo prometió orar por nosotros en el cielo. Y demostró su compromiso de
orar por nosotros intercediendo incluso entonces, como se ve en Juan. 17. 23
Cristo también dio garantías de su compasión después de su
resurrección . Goodwin pregunta: "Ahora, cuando Cristo salió primero del
otro mundo, de entre los muertos, vestido con el corazón y el cuerpo que
debía llevar en el cielo, ¿qué mensaje les envía primero?" La respuesta está
en Juan20:17, donde leemos que Jesús llamó a sus discípulos "hermanos
míos" y dijo: "Subo a mi Padre ya tu Padre". Qué dulces palabras de gracia a
los hombres que lo negaron y lo abandonaron en su hora más oscura.
! Prometió interceder por nosotros, como un hermano intercede con su padre
por el resto de la familia. Más tarde, cuando Jesús se apareció a los
discípulos, sus primeras palabras fueron: "La paz sea con ustedes"
(Juan20:19 21). Incluso después de su resurrección, el corazón de Cristo
permaneció lleno de misericordia y preocupación por los pecadores. 24
Sin duda, Cristo reprendió a sus discípulos. ¿Pero para qué? Lucas24:25
dice: "Entonces él les dijo: Oh, necios, y de corazón lento para creer todo lo
que los profetas han hablado". Goodwin escribe: "Sólo porque no creerían en
él. . . nada más desea que los hombres crean en él; y esto ahora, cuando sea
glorificado. "Cuando Jesús restauró a Pedro después de su caída, le ordenó:"
Alimenta a mis corderos "(Juan21:15). Cristo exigió esto a Pedro como la
manera de mostrar su amor por Cristo. Goodwin comenta: "Su corazón corre
completamente sobre sus corderos, sobre las almas que se convertirán" .25 El
corazón glorificado de Cristo aún late por los pecadores.
Goodwin a continuación presenta las promesas de la compasión de Cristo
que vino con su ascensión . Cuando Jesús ascendió al cielo, señala Goodwin,
su último acto en la tierra fue pronunciar una bendición sobre sus discípulos
(Lucas24: 50–51). Luego, su primer acto oficial como el Rey entronizado fue
derramar el Espíritu Santo sobre su iglesia (Hechos2:33). Por lo tanto, todas
las obras del Espíritu Santo atestiguan el amor presente de Cristo por su
iglesia. ¿Un ministro predica el evangelio por el Espíritu Santo? Es por el
corazón de Cristo para los pecadores. ¿El Espíritu te mueve a orar? Es porque
Cristo está orando por ti. ¿El Nuevo Testamento expresa el amor de Cristo
por los pecadores? Todo estaba escrito "desde que Cristo estaba en el cielo,
por su Espíritu". 26
Goodwin ofrece otra promesa a los pecadores en la gloriosa aparición de
Cristo a Pablo en el camino a Damasco. Pablo explica por qué Jesús lo salvó
en 1 Timoteo.1: 15–16: “Este es un dicho fiel y digno de ser aceptado, que
Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores; de quien soy
jefe. Pero por esto fui recibido a misericordia, para que en mí Jesús Cristo
mostrase toda su clemencia, para ejemplo de los que habrían de creer en él
para vida eterna.”Comentarios Goodwin,“Es urgente, ya ves, a asegurar a
todos pecadores, hasta el fin del mundo, del corazón de Cristo hacia ellos ” 27.
El compromiso final de Goodwin proviene de las últimas palabras
registradas de Cristo al final de la Biblia. El Espíritu y la novia piden a Cristo
que regrese a la tierra. Entonces Jesús responde: “Y que el que está por
delante venga. Y el que quiera, tome el agua de la vida libremente
”(Ap.22:17). Goodwin escribe: “No pueden desear que venga a ellos, tanto
como él desea que vengan a él. . . por la presente expresando cuánto anhela
ahora su corazón ” 28.
Debería ser evidente a partir de esta muestra de la predicación de Goodwin
que sus sermones fueron exegéticos y teológicos en contenido y método. Sin
embargo, lo más sorprendente es cuán llenos de sentimientos y experiencias
están, incluso al hablar del ministerio celestial de Cristo exaltado. En este
sentido, son un modelo para la predicación experiencial de la Palabra de
Dios, lo que lleva a la iglesia a exclamar: “¡Qué dulces son tus palabras a mi
gusto! sí, ¡más dulce que la miel en mi boca! ”(Ps.119: 103).

Thomas Shepard
Shepard nació el 5 de noviembre de 1605 en Northamptonshire. 29 Ese
mismo día, las autoridades británicas frustraron la "conspiración de la
pólvora" para volar la Cámara de los Lores, matar al rey Jaime I y abrir el
camino para que un monarca católico romano subiera al trono. El padre de
Shepard era un tendero. Su madre murió cuando él tenía cuatro años, y su
padre murió cuando él tenía diez años. Lamentablemente, su madrastra fue
dura con él, y su primer maestro de escuela fue extremadamente cruel. Pero
su hermano mayor se hizo cargo de él.
Shepard fue a Colegio Emmanuel, Cambridge. Durante un tiempo,
descuidó la religión y se involucró con los estudiantes que se dedicaban a la
lujuria, el orgullo, el juego y la bebida. Pero la predicación de Preston detuvo
su conciencia y, al escuchar la plenitud de la gracia de Dios en 1 Corintios
1:30, Shepard abrazó a Cristo. También tenía un gran respeto por Goodwin,
que en ese momento se desempeñaba como miembro de la universidad, y
escribió: “Dr. Preston y el Sr. Goodwin fueron los hombres más capaces para
predicar a Cristo en esta era posterior ” .30 Se graduó con una licenciatura en
1624 y una maestría en 1627. Durante algunos años, trabajó en el ministerio
pastoral y como profesor, pero fue convocado repetidamente por el
arzobispoLaud para responder a los cargos de No Conformidad. Habiendo
sido influenciado por Thomas Hooker, Shepard lo siguió a través del Océano
Atlántico hasta Nueva Inglaterra en 1635. Su esposa murió cuatro meses
después de tuberculosis. Shepard se casó con la hija de Hooker, Joanna, en
1637. Él mismo padecía una enfermedad crónica.
Estableciéndose en Newtown, Massachusetts (rebautizado como
Cambridge en 1638), Shepard ayudó a comenzar Harvard College en 1636.
En su instigación, la colonia comenzó a recaudar fondos para becas para
estudiantes. Jugó un papel central en los debates sobre el antinomismo que
fueron provocados por algunos miembros de la iglesia de Cotton, sobre todo
Anne Hutchinson. También alentó los esfuerzos misioneros cercanos de John
Eliot a los nativos americanos. Aunque murió joven (25 de agosto, 1649) a la
edad de cuarenta -t res , su influencia vivía en medio de sus escritos.Jonathan
Edwards citó más tarde a partir de los escritos de Shepard más de setenta -
f IVE veces en su obra maestra sobre la verdadera conversión, Tratado sobre
los Afecciones religiosas . 31
Las obras de Shepard se recogen en tres volúmenes. 32 Sus obras más
famosas son The Sincere Convert (1640), The Sound Believer (1645) y The
Parable of the Ten Virgins (1660). 33 También tenemos en forma publicada
su autobiografía, parte de su diario y profesiones públicas de conversión
hechas por aquellos que buscan ser miembros de su iglesia. 34 Shepard se
dedicó a descubrir las formas engañosas del pecado y Satanás para que la
gente pudiera luchar contra ellos. Aludiendo a la importancia histórica de su
cumpleaños, dijo: "Cuando se descubre una parcela de pólvora, el peligro está
casi pasado". 35
Con respecto a sus escritos, algunas notas de precaución están en
orden. Primero, algunos de sus libros son notas que alguien tomó de sus
sermones y publicó sin su revisión. Por lo tanto, uno debe preguntar si las
palabras impresas reflejan con precisión sus palabras habladas. Segundo, los
libros de Shepard pueden ser abrumadores en sus escrupulosas demandas
sobre el alma. Tiernas conciencias pueden caer en innecesaria auto -
c ondemnation leyéndolos. En tercer lugar, los libros de Shepard contienen
una doctrina que la mayoría de los puritanos rechazaron enérgicamente: la
idea de que antes de que una persona pueda ser salvada, debe someterse con
satisfacción al juicio de Dios, incluso si Dios lo envía ainfierno. Los
puritanos en general enseñaron que para confiar solo en Cristo para la
salvación, una persona debe reconocer que Dios sería completamente justo
para condenarlo al infierno por sus pecados. Pero pensaron que era una
contradicción esperar que alguien se contentara con irse al infierno.
A pesar de tales advertencias, hay mucho de lo que es valioso en la
predicación de Shepard, como creía el propio Edwards, y, por lo tanto,
pasamos ahora a considerar su predicación evangelística.

Sincero y Conversion de Sonido


Los libros The Sincere Convert y The Sound Believer parecen estar juntos
como dos partes de una serie completa sobre la salvación personal. Shepard
organizó The Sincere Convert de acuerdo con seis principios que pretendían
no simplemente "ampliar el entendimiento" sino "trabajar principalmente
sobre los afectos". Estos son:
1. Hay un Dios más glorioso.
2. Este Dios hizo a toda la humanidad al principio en Adán en una
propiedad muy gloriosa.
3. Toda la humanidad ahora ha caído de ese estado en un abismo sin
fondo de pecado y miseria.
4. El Señor Jesús Cristo es el único medio de redención de esta finca.
5. Los que se salvan de esta miserable propiedad de Cristo son muy
pocos, y estos pocos se salvan con mucha dificultad.
6. La mayor causa por la cual tantos mueren y perecen en esta propiedad
es de ellos mismos. 36
Shepard estaba especialmente decidido a quitar las excusas de los hombres
por no venir a Cristo. Phyllis y Nicholas Jones escriben: "Los sermones
enfatizan tanto las innumerables formas en que uno frustra la propia
salvación de modo que los dos últimos principios ocupan la mitad del
volumen". 37 Más precisamente, el sexto principio ocupa el 40 por ciento del
libro, y se desarrolla en cuatro puntos. la idea de que "cada hombre que
perece es su propio carnicero o asesino", es decir, a través de la "ignorancia
negra" de su estado espiritual, la "seguridad carnal" en su esclavitud al
pecado, la "confianza carnal" en su poder para salvarse a sí mismo. Obras, y
"presunción audaz" a través de una fe falsa. 38
A estos seis principios, Shepard luego agrega tres más, explicados en The
Sound Believer :
1. Los actos de poder salvadores de Cristo
incluyen convicción, compunción, La humillación, y la fe. Cada una
de estas respuestas a uno de los cuatro medios por los cuales los
hombres causan su propia condenación.
2. El estado bendito de los creyentes consiste en su justificación,
reconciliación, adopción, santificación, acceso en oración y
glorificación.
3. Es una necesidad para todos los creyentes vivir en amor y
obediencia. 39
Casi la mitad del libro (44 por ciento) consiste en su discusión sobre la
convicción, el juicio y la humillación, los preparativos divinos para fe
salvadora
Podemos ver que en estos dos libros, Shepard describe el evangelio en su
necesidad, esencia, método de recepción y beneficios. Este esquema
demuestra la gracia, Cristo -c entróCualidad de la predicación de Shepard. Al
mismo tiempo, notamos su énfasis en traer a los pecadores no convertidos a
la experiencia de sus pecados, para que puedan verse culpables por su
condenación pero que no puedan salvarse. Presionar a los inconversos tanto
en su culpabilidad como en su incapacidad es una marca de la clásica
predicación experiencial reformada. Tal predicación lleva a los hombres a
desesperarse de sí mismos ya mirar solo a Cristo. Es aquí donde hombres
como Hooker y Shepard sobresalieron. Sin embargo, es precisamente aquí
donde tendían a ir demasiado lejos, exigiendo tal sumisión total a la voluntad
de Dios como mera preparación para la conversión para que incluso los
creyentes maduros puedan cuestionar su propia sinceridad. Para esto, otros
puritanos, como Giles Firmin (1614–1697), más tarde los llevarían a la
tarea. 40
Consideremos cómo Shepard expone las formas en que los pecadores
perecederos perpetúan su "Seguridad carnal ”, incluso cuando saben algo
sobre su patrimonio perdido. Estas son formas en que los corazones de las
personas permanecen “duros o adormecidos” a pesar de que sus mentes
comprenden su miseria, por lo que a sus almas no les “importa mucho”. Al
considerar estos diez dispositivos de seguridad carnal, imagínese lo que
sucede. Sería como ser un hipócrita complaciente en la congregación,
mientras que Shepard elimina las perversas racionalizaciones de tu corazón,
exponiéndote al juicio.
1. La ira de Dios no parece real para perecer a los pecadores. La medida
completa de la ira divina está reservada para el día del juicio. Los juicios más
pequeños y las advertencias de la Palabra no los golpean con horror por el
fuego que viene. “Hasta que las flechas de Dios se pegan en los corazones de
los hombres, que nunca buscarán salir de sí mismos a Jesús Cristo (Ecl.8:11).
”Al igual que con el faraón, las plagas de Dios pueden inducirlos a gritar
temporalmente, pero tan pronto como la plaga se levanta, sus corazones se
endurecen nuevamente. 41
2. Ponen el día malo lejos de ellos. Se dicen a sí mismos que tienen mucho
tiempo, por lo que pueden arrepentirse más tarde. “Por eso dicen: Alma,
come, bebe, sigue tus deportes, copas, reinas [novias]; tienes un tesoro de
tiempo que no se gastará en muchos años (Isa.22: 12–13). ”Así como la cera
no se derrite a menos que el fuego esté cerca, los corazones no se ablandan a
menos que la ira de Dios parezca cerca de ellos. 42
3. "Piensan que pueden soportar la ira de Dios". El Dios de la justicia
provocado no se ve "tan terrible como él". Los pecadores no creen en las
advertencias proféticas que "presentan la ira de Dios como algo intolerable"
(por ejemplo, Nah 1: 6). Así que dicen tontamente "tendrán su swing en el
pecado", y si Dios los condena, no es más que una pequeña cosa. 43
4. No tienen conocimiento experiencial de un mejor estado. Una esposa
que conoce el amor y el carácter de su esposo se lamenta cuando él debe
haberse ido en un viaje, pero los pecadores no derraman una lágrima de que
Dios está ausente de ellos. ¿Por qué? Shepard explica:
Nunca han probado la dulzura de su presencia. Es extraño ver a los
hombres tener más [satisfacción] en sus tazas y tarjetas, ollas y pipas,
perros y halcones, que en la comunión de Dios y Cristo, en palabra, en
oración, en meditación; Cuales ordenanzas son cargas y prisión para
ellos. ¿Cuál es la razón de ello? ¿No hay más dulzura en presencia de la
sonrisa de Dios en Cristo que en una puta sucia? Sí; pero no conocen el
valor, la dulzura, la bondad satisfactoria de un Dios. 44
5. El los placeres del pecado los hechizan y sus almas perezosas detestan
la Dificultad de conversión. Al igual que Israel, prefieren las cebollas y el ajo
de la esclavitud en Egipto a abrirse camino en la Tierra Prometida de
Canaán. Tal vez hayan tratado de orar o escuchar las Escrituras, pero les
resultó difícil, y ahora, con un "espíritu testarudo y hosco", regresan a sus
placeres agradables. “Por lo tanto, los hombres caminan por el camino ancho,
porque el otro camino a la vida es estrecho [difícil] y estrecho; es una plaga,
una carga, una prisión, ser tan estricto; los hombres prefieren sentarse casi
una hora en la acción que una hora en la oración ". 45
6. "El poder extraño y fuerte del pecado" gobierna sobre sus almas. Deben
servirlo, como los prisioneros que han venido a someterse a sus
carceleros. Son los soldados del pecado que han cobrado su paga (los
placeres del pecado), por lo que deben seguir a su capitán hasta la "ruina
eterna". "Deben y servirán a sus deseos", incluso "aunque el día del juicio
final debería ser a -m Orrow ”. Son como los sodomitas que, incluso después
de que los ángeles los dejaron ciegos, buscaban a tientas la puerta de Lot. 46
7. Perecer los pecadores desesperados de Dios. misericordia. Al igual que
Caín, son "renegados del rostro de Dios". Aunque Dios promete la vida
después de la sumisión, se convencen a sí mismos de que no puede ser
verdad. Ellos desperdician sus vidas en suicidio espiritual. Curiosamente, su
misma desesperación los confirma en su curso pecaminoso hasta el final. 47
8. "Alimentan una esperanza ciega, falsa y halagadora de la misericordia
de Dios". Saben que su caso es malo, pero aún conservan la esperanza de que
Dios los salve, aunque "se acuesten con seguridad" en el pecado. Tales
personas usan una esperanza de la misericordia de Dios para no incitarse al
arrepentimiento sino para cultivar un malvado.pasividad. “Esperan que Dios
sea misericordioso con ellos; si no, no pueden evitarlo ”. 48 Aquí vemos un
ejemplo de cómo un predicador de predestinación no disculpa la pasividad,
sino que culpa al pasivo por no hacer todo lo posible por encontrar la
misericordia.
9. Se acercan a la Palabra con arrogancia. No lo escuchan para escuchar a
Dios hablar. “Los hombres no ponen sus corazones bajo el martillo de la
palabra de Dios para que sean quebrantados, nunca traen sus conciencias para
ser cortados. . . . Los hombres se ponen por encima de la palabra, y sus
corazones por encima del martillo; no vienen para tener un ministro que los
humille, sino para juzgarlos, o para sacar algo bueno de la palabra, y así
permanecer seguros todos los días ". Como un camino recorrido
repetidamente se hace difícil, por lo que sus corazones , expuesto
repetidamente a los sermones, "crezca duro por la palabra". 49
10. Tales pecadores que perecen no meditan diariamente sobre la ira de
Dios o la naturaleza horrible del pecado. No mastican ni digieren la medicina,
por lo que nunca los afecta. Tratan superficialmente con la Palabra, y
rápidamente deja sus mentes. 50
Shepard luego hace sonar el aviso de trompeta:
Despierta, por lo tanto, todas las criaturas seguras; siente tu miseria, para
que puedas salir de ella. ¿Sabes que tu estado no es malo, y que tu
condenación será temerosa, si alguna vez pereces? ¿Y está tu corazón
secretamente seguro, tan terriblemente muerto, tan desesperadamente
duro, que no tienes corazón para salir de él? ¡Qué! Sin suspiro, sin
lágrimas? ¿Puedes llevar todos tus pecados sobre tu espalda, como
Sansón las puertas de la ciudad, y convertirlos en una cuestión de
luz? ¿Puedes ver el fuego del infierno delante de ti, y aun así
aventurarte? ¿Eres peor que una bestia que no podemos vencer ni
conducir al fuego si hay alguna forma de escapar? Oh, haz que tu
corazón se lamente y llora bajo tus miserias; ¿Quién sabe entonces, pero
el Señor puede tener lástima de ti? Pero ¡oh, corazón duro! Puedes llorar
por las pérdidas y cruces, por la quema de bienes y casas, pero aunque
Dios se pierda,51
Tales tratos lisos y serios con los pecadores afectaron a muchos. La
amargura del pecado en verdad hace que Cristo sea dulce, y se dice que
muchos encontraron a Cristo bajo la predicación de Shepard.

Conclusión
Nuestra breve inmersión en los sermones de Goodwin y Shepard confirma la
afirmación de que los puritanos no solo enseñaron un sistema doctrinal, sino
que trataron de ayudar a sus oyentes a sentir la terrorífica oscuridad del
pecado y ser atraídos a la belleza radiante de Cristo. Tampoco debemos
pensar que Goodwin solo predicó a Cristo y Shepard solo predicó el
pecado. Shepard predicó sobre la gloria de Dios, la redención de Cristo, la
oferta libre del evangelio a todas las personas, la fe en Cristo y los beneficios
de la unión con Cristo. 52 Goodwin publicó un 550 -p edad tratado sobre la
culpa y el mal del pecado. 53 Ambos hombres declararon laTodo el consejo
de Dios, aunque cada sermón y serie tenía un énfasis diferente.
Como predicadores, Goodwin y Shepard tenían este rasgo en común:
ambos predicaban la doctrina de una manera muy afectuosa. Los sermones de
Goodwin sobre el corazón de Cristo en el cielo están llenos de patetismo al
describir la gloriosa compasión del Señor por su gente que sufre. Sus
sermones ayudaron a las personas a ir más allá del conocimiento de la cabeza
para sentir la abrumadora realidad del amor de Cristo por ellos. De manera
similar, en el trato de Shepard con las excusas de los pecadores, sentimos que
el predicador de alguna manera ha mirado dentro de nuestros corazones por
la comprensión de las Escrituras. Allí hace la guerra contra el engaño del
pecado y todo lo que está en contra del conocimiento de Dios y la obediencia
de Cristo (2 Cor.10: 4-5). Si bien la efectividad de la predicación siempre
depende del Espíritu Santo, la predicación experiencial es el medio por el
cual el corazón de Dios revelado en las Escrituras capta el corazón del
predicador y habla a los corazones de los oyentes.

1 . Citado en Oliver Heywood, "Life of Rev. J. Angier", en The Whole Works of the Rev. Oliver
Heywood (Edimburgo: por John Vint para F. Westley, et al., 1827), 1: 521.
2 . Sidrach Simpson, "Para el lector", en John Rogers, Una exposición piadosa y fructífera sobre toda la primera
epístola de Pedro (Londres: por John Field, 1650).
3 . John Howe, "Los principios de los oráculos de Dios", en Las obras del reverendo John Howe (Nueva York: John
P. Haven, 1838), 2: 1085.
4 . En Goodwin, ver Paul Blackham, "La neumatología de Thomas Goodwin" (PhD diss., Universidad de Londres,
1995); John Brown, Puritan predicando en Inglaterra: un estudio del pasado y el presente(Nueva York: C. Scribner's
Sons, 1900); Paul E. Brown, "El principio del pacto en la teología de Thomas Goodwin" (PhD diss., Drew University,
1950); Choon- G ill Chae, "Doctrina de Thomas Goodwin sobre el sellamiento del Espíritu Santo: histórico, bíblico
y sistemático -T heológicoAnálisis ”(Tesis ThM, Seminario Bautista de Toronto, 2010); Gordon D. Crompton, "La vida
y la teología de Thomas Goodwin, DD" (Tesis ThM, Seminario Teológico de Greenville, 1997); Stanley Fienberg,
"Thomas Goodwin: Pastor Puritano y Divino Independiente" (PhD diss., Universidad de Chicago, 1974); Michael Scott
Horton, "Christ Set Forth: Thomas Goodwin y la Doctrina de Seguridad Puritana, 1600-1680" (PhD diss., Wycliffe
Hall, Oxford y Coventry College, 1996); Mark Jones, "Por qué el cielo besó la tierra: la cristología de Thomas
Goodwin (1600-1680)" (PhD diss., Universidad de Leiden, 2009); Thomas M. Lawrence, Transmisión y
transformación: Thomas Goodwin y el Proyecto Puritano, 1600–1704(Cambridge: Universidad de Cambridge,
2002); Alexander McNally, "Algunos aspectos de la doctrina de la seguridad de Thomas Goodwin" (Tesis de ThM,
Seminario Teológico de Westminster, 1972); Harry Lee Poe, “Fervor evangelístico entre los puritanos en Stuart
England, 1603–1688” (PhD diss., Southern Baptist Theological Seminary, 1982); Alexander Whyte, The Spiritual Life:
The Teaching of Thomas Goodwin, recibido y reeditado (Londres: Oliphants, 1918); Chong- c h 'on Won, "La
comunión con Cristo: una exposición y comparación de la doctrina de la unión y la comunión con Cristo en Calvin y
los puritanos ingleses" (PhD diss., Seminario Teológico de Westminster, 1989).
5 . Citado en George C. Brodrick, A History of the University of Oxford (Londres: Longmans, Green, and Co., 1886),
150.
6 . J. B Williams y Matthew Henry, Las vidas de Philip y Matthew Henry (Edimburgo: Banner of Truth, 1974), 1:19.
7 . Thomas Goodwin, "Memorias de Thomas Goodwin, DD", en Las obras de Thomas Goodwin (Grand Rapids, MI:
Reformation Heritage Books, 2006), 2: lxxiv, en adelante, Obras .
8 . Goodwin, "Exposición del Primer Capítulo de la Epístola a los Efesios", en Obras , vol. 1.
9 . Hughes Oliphant Old, La lectura y predicación de las Escrituras en la adoración de la Iglesia cristiana, Volumen
4: La era de la Reforma (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1998), 288.
10 . Goodwin, “El corazón de Cristo en el cielo para los pecadores en la tierra”, en Obras , 4: 93–150. Esta sección
está adaptada de Joel R. Beeke, "Thomas Goodwin sobre el hermoso corazón de Cristo", enLa belleza y gloria de
Cristo (Grand Rapids, MI: Reformation Heritage Books, 2011), 141–47.
11 . Brown, Puritano predicando en Inglaterra , 107–8.
12 . Goodwin, "El corazón de Cristo en el cielo", en Obras , 4: 112.
13 . Goodwin, "El corazón de Cristo en el cielo", en Obras , 4:95.
14 . Goodwin, “El corazón de Cristo en el cielo”, en Obras , 4: 111–12.
15 . Goodwin, "El corazón de Cristo en el cielo", en Obras , 4: 149.
16 . Goodwin, "El corazón de Cristo en el cielo", en Obras , 4: 141.
17 . Goodwin, "El corazón de Cristo en el cielo", en Obras , 4: 141–42.
18 . Goodwin, "El corazón de Cristo en el cielo", en Obras , 4: 149.
19 . Goodwin, “El corazón de Cristo en el cielo”, en Obras , 4: 112–13.
20 . Goodwin, "El corazón de Cristo en el cielo", en Obras , 4: 143–46.
21 . Crompton, "La vida y la teología de Thomas Goodwin, DD", 299.
22 . Goodwin, “El corazón de Cristo en el cielo”, en Obras , 4: 96–97.
23 . Goodwin, "El corazón de Cristo en el cielo", en Obras , 4: 98-103.
24 . Goodwin, “El corazón de Cristo en el cielo”, en Obras , 4: 104–5.
25 . Goodwin, "El corazón de Cristo en el cielo", en Obras , 4: 106.
26 . Goodwin, “El corazón de Cristo en el cielo”, en Obras , 4: 107–8.
27 . Goodwin, "El corazón de Cristo en el cielo", en Obras , 4: 108.
28 . Goodwin, "El corazón de Cristo en el cielo", en Obras , 4: 109.
29 . En Shepard, ver John A. Albro, La vida de Thomas Shepard (Boston: Massachusetts Sabbath School Society,
1847); Richard A. Hasler, “Thomas Shepard, Pastor- E vangelist (1605–1649): Un estudio en el Ministerio Puritano de
Nueva Inglaterra” (PhD diss., Seminario de Hartford, 1964); Richard A. Humphrey, "El concepto de conversión en la
teología de Thomas Shepard (1605-1649)" (PhD diss., Drew University, 1967); James William Jones, "The Beginnings
of American Theology: John Cotton, Thomas Hooker, Thomas Shepard y Peter Bulkeley" (PhD diss., Brown
University, 1970); Doris G. Marquit, "Thomas Shepard: La formación de una identidad puritana" (PhD diss.,
Universidad de Minnesota, 1978); Michael McGiffert, ed.La trama de Dios: Espiritualidad puritana en la Cambridge
de Thomas Shepard , rev. ed. (Amherst: University of Massachusetts Press, 1994); Urian Oakes, una elegancia de la
muerte del reverendo Sr. Thomas Shepard (Aiken, SC: W. L. Washburn, 1902); William K. B. Stoever, A Faire and
Easie Way to Heaven: Teología del pacto y antinomismo en Massachusetts temprana (Middletown, CT: Wesleyan
University Press, 1978); Alexander Whyte, Thomas Shepard, padre peregrino y fundador de Harvard: su experiencia
espiritual y su predicación experimental (Grand Rapids, MI: Reformation Heritage Books, 2007).
30 . Shepard, "Autobiografía", en McGiffert, La trama de Dios , 49.
31 . Introducción a Jonathan Edwards, Las obras de Jonathan Edwards , vol. 2, afectos religiosos , ed. John E. Smith
(New Haven, CT: Prensa de la Universidad de Yale, 1959), 54.
32 . Thomas Shepard, Las obras de Thomas Shepard , 3 vols. (Nueva York: AMS Press, 1967).
33 . Los tres de estos tratados han sido reimpresos por Soli Deo Gloria.
34 . McGiffert, la trama de Dios , 149-225.
35 . Shepard, "The Sincere Convert", en Works , 1:68.
36 . Shepard, "The Sincere Convert", en Works , 1: 8.
37 . Phyllis M. Jones y Nicholas R. Jones, editores, Salvation in New England: Selecciones de los Sermones de los
Primeros Predicadores (Austin: University of Texas Press, 1977), 61.
38 . Shepard, "The Sincere Convert", en Works , 1:68.
39 . Shepard, "The Sound Believer", en Works , 1: 115–284.
40 . Giles Firmin, The Real Christian, o A Treatise of Effectual Calling (Londres: para Dorman Newman, 1670).
41 . Shepard, "The Sincere Convert", en Works , 1:89.
42 . Shepard, "The Sincere Convert", en Works , 1: 89–90.
43 . Shepard, "The Sincere Convert", en Works , 1:90.
44 . Shepard, "The Sincere Convert", en Works , 1:91.
45 . Shepard, "The Sincere Convert", en Works , 1: 91–92.
46 . Shepard, "The Sincere Convert", en Works , 1:92.
47 . Shepard, "The Sincere Convert", en Works , 1:92.
48 . Shepard, "The Sincere Convert", en Works , 1:92.
49 . Shepard, "The Sincere Convert", en Works , 1: 92–93.
50 . Shepard, "The Sincere Convert", en Works , 1:93.
51 . Shepard, "The Sincere Convert", en Works , 1:93.
52 . Shepard, "The Sincere Convert", en Works , 1: 9–17, 46–52; "The Sound Believer", en Works , 1: 190–274.
53 . Goodwin, “La culpabilidad de un hombre no regenerado ante Dios”, en Works , vol. 10.
13

Predicadores Puritanos: Bunyan

John Bunyan predicó con un corazón humillado por la gloria de Dios y


refrescado por la gracia de Dios. 1 Por un lado, Bunyan estaba muy
consciente de que Dios es "esa Majestad incomprensible, en comparación con
quién, todas las naciones son menos que la gota de un cubo". 2 Sin embargo,
Bunyan también se maravilló de la misericordia de este gran Dios,
escribiendo: “Ver a un príncipe rogar a un mendigo que reciba una limosna
sería una visión extraña; ver a un rey rogar a un traidor que acepte la
misericordia sería algo más extraño que eso; pero al ver a Dios rogar a un
pecador, escuchar a Cristo decir: 'Me quedo a la puerta y llamo', con un
corazón lleno y un cielo lleno de gracia para otorgarle a él que se abre, esto es
algo que deslumbra los ojos de ángeles. ” 3
Esta combinación de temor hacia Dios y esperanza en su amor es crucial
para la predicación. Hoy estamos presenciando una erosión de la predicación
bíblica. 4 En su biografía de George Whitefield (1714–1770), Arnold
Dallimore (1911–1998) llamó a los predicadores bíblicos:
[Necesitamos] hombres poderosos en las Escrituras, sus vidas
dominadas por un sentido de la grandeza, la majestad y la santidad de
Dios, y sus mentes y corazones brillan con las grandes verdades de las
doctrinas de la gracia. . . hombres que están dispuestos a ser tontos por
causa de Cristo, que soportarán el reproche y la falsedad, que trabajarán
y sufrirán, y cuyo deseo supremo será no ganar los elogios de la tierra,
sino ganar la aprobación del Maestro cuando aparezcan ante Su
asombroso juicio. asiento. Serán hombres que predican con corazones
rotos y desgarro -f illed ojos. 5
Necesitamos tales ministros hoy. Sin embargo, incluso si la iglesia se
tambalea y el púlpito se enfría, la historia del cristianismo nos muestra que el
Señor nunca ha abandonado a su iglesia. En cada generación, él ha levantado
a hombres que irrumpieron en las puertas del infierno con la sencillez de la
sabiduría del cielo. Para nosotros, el pasado es un faro de esperanza en el que
encontramos estímulo para nuestros propios tiempos.
En medio de predicadores puritanos de sonido, Bunyan se encuentra entre
las más altas vigas en el faro de la esperanza del pasado, porque tenía
el Dios -g ada capacidad de participar no sólo la mente, sino también el
corazón a través de su predicación. Centrémonos en Bunyan como
predicador, especialmente como predicador del corazón.

Bunyan el Predicador
El rey Carlos II le preguntó una vez a John Owen, "el príncipe de los
puritanos", por qué fue a escuchar la predicación de Bunyan, el remendador
no aprendido de Bedford. Owen respondió: "Que sea de tu agrado majestad,
que yo posea las habilidades para predicar, renuncio voluntariamente a todo
mi aprendizaje". 6
En 1655, a petición de varios hermanos en su iglesia local, el veinte -
s incluso -y oído -o ld Bunyan comenzó a predicar a varias congregaciones
Bedford mientras él todavía estaba afectado profundamente por las dudas
sobre su estado eterno.De esa predicación temprana, escribe: “Los terrores de
la ley, y la culpa por mis transgresiones, pesan sobre mi conciencia. Prediqué
lo que sentí, lo que sentí con inteligencia, incluso aquello en lo que mi pobre
alma gimió y temblaba de asombro. . . . Yo mismo me encadené para
predicarles encadenados; y llevé ese fuego en mi conciencia que los persuadí
a que tuvieran cuidado ” 7.
Cientos vinieron a escuchar a Bunyan, lo que realmente lo asombró. Ola
Winslow escribe: "Al principio, era incrédulo que Dios hablaría a través de él
'al corazón de cualquier hombre', concluyó que podría ser así, y su éxito se
convirtió en una tranquilidad". 8 Anne Arnott dice que Bunyan “fue un
pecador salvado por gracia, que predicó a otros pecadores desde su propia
experiencia oscura. "He sido como uno enviado a ellos de entre los muertos",
dijo. "No me había predicado mucho antes de que algunos comenzaron a ser
tocado por la Palabra, y para ser afectados en gran medida en sus mentes en
la aprehensión de la grandeza de su pecado y de su necesidad
de Jesús Cristo.” 9
En dos años, Bunyan comenzó a predicar menos sobre el pecado y mucho
más sobre Cristo. Como dice Gordon Wakefield:
[Bunyan levantó a Cristo] en sus "oficinas", es decir, en todo lo que
podía hacer por el alma humana y por el mundo; Cristo como la
alternativa de ahorro a los valores falsos de comprar y gastar o de las
filosofías de la impía auto -i nterés . Y como consecuencia de esto,
"Dios me llevó a algo del misterio de la unión con Cristo" [dijo
Bunyan,] y también vino a predicar, la unión, que era el corazón de la
espiritualidad calvinista. 10
La predicación de Bunyan ya no trajo solo "una palabra de advertencia", sino
también la edificación y el consuelo para los creyentes. Esto fortaleció
enormemente su sentido de vocación interna, ayudando poderosamente a
persuadirlo de que estaba proclamando la verdad.
Así, Dios maduró la predicación de Bunyan con un equilibrio más
evangélico de ley y evangelio Bunyan descubrió que en la iglesia de Cristo
hay "música en la casa, música en el corazón y música también en el cielo,
por el placer de estar aquí". 11 Esto no fue un cambio del legalismo al
antinomismo. Evangelio -i nduced alegría sólo aumentó sentido de la gloria
majestuosa de Dios de Bunyan, por su gracia es gloriosa gracia. Bunyan dijo:
"No hay nada en el cielo o en la tierra que pueda tan sobrecoger el corazón
como la gracia de Dios" .12 La fe en Cristo no relaja la postura del creyente
hacia el pecado, sino que renueva la determinación del cristiano de luchar
contra el pecado hasta el final. Bunyan dijo: “La fe es un principio de la
vida. . . un principio de fuerza, por el cual el alma se opone a su lujuria, al
diablo y a este mundo, y los vence ".13
Mientras predicaba en una granja en 1660, cinco años después de que
comenzara a proclamar la Palabra de Dios, Bunyan fue arrestado bajo la
acusación de predicar sin una licencia del rey. Aunque Bunyan no era
ciertamente un rebelde y ningún político, aparece el Bedfordshire Gentry
haber considerado su predicación como “peligrosa chusma -r V IVIENDA ”
que “avivado el descontento que muchos sintieron con el régimen restaurado
y la iglesia.” 14 Sir Henry Chester, un local de justicia, expuso su caso contra
Bunyan con más fuerza: "Él es un compañero pestilente, no hay [otro] un
compañero así en el país". 15Así que Bunyan fue echado enprisión, donde
hizo cordones de zapatos y escribió prolíficamente durante doce años y
medio (1660 - 1672).
Bunyan había estado casado durante varios años con una mujer cuyo
nombre era desconocido, y habían tenido cuatro hijos (incluido uno que era
ciego). La esposa de Bunyan murió en 1658, pero antes de su arresto, se
había casado con una joven piadosa llamada Elizabeth. Ella rogó
repetidamente por su liberación, basándose en su cuidado de los cuatro niños
pequeños y en un aborto espontáneo reciente. El juez presidente le dijo que
convenciera a Bunyan de que dejara de predicar. Ella respondió: "Mi señor,
él no se atreve a dejar de predicar mientras pueda hablar". 16Bunyan se
ofreció a entregar las notas de todos sus sermones a las autoridades judiciales
para asegurarles que no estaba predicando seditivamente de ninguna
manera. Pero eso, también, fue en vano. Por lo tanto, Bunyan permaneció en
prisión por violar el estatuto que exigía la participación de adultos en los
servicios de adoración de la Iglesia de Inglaterra al menos una vez al mes
("conformidad ocasional") y prohibió las reuniones religiosas ("reuniones")
no autorizadas por esa iglesia. 17
A lo largo de su encarcelamiento, Bunyan mantuvo un ferviente amor por
la predicación. Él escribe: “Cuando, según la buena mano de mi Dios, yo
tenía cinco o seis años juntos, sin ninguna interrupción, predicado libremente
el bendito evangelio de nuestro Señor Jesús Cristo. . . El diablo, ese viejo
enemigo de la salvación del hombre, aprovechó la oportunidad para inflamar
los corazones de sus vasallos. . . que al final me expidió la orden de un juez, y
me llevaron a prisión ”. 18 Cuando le preguntaron qué haría si salía de la
cárcel, respondió:“ Si hoy salí de la cárcel, Predicaría el Evangelio de nuevo
mañana, con la ayuda de Dios ” 19. En otra ocasión, dijo:“ Ni la culpa ni el
infierno podrían sacarme de mi trabajo ”; 20llegó a afirmar que "no podía
estar contento, a menos que me encontraran en el ejercicio de mi don". 21
En toda su adversidad, la Palabra era como un fuego ardiente en el corazón
de Bunyan. De hecho, anticipó morir por esa Palabra. Él escribe: “Fue por la
Palabra y el camino de Dios que estuve en esta condición, [y] me comprometí
a no estremecerme ni un pelo. . . . Era mi deber cumplir con su Palabra, si
alguna vez me miraría a mí o no, o me salvaría al final; Por lo tanto, pensé,
saltaré de la escalera y vendaré hasta la eternidad, me hundiré o nadaré,
venga el cielo, infierno, Señor Jesús , si me atrapas, hazlo; Si no, me
aventuraré por tu nombre ” 22.
En 1661 y de 1668 a 1672, algunos carceleros permitieron que Bunyan
saliera de la prisión a veces para predicar. George Offor (1787–1864) señala:
“Se dice que muchas de las congregaciones bautistas en Bedfordshire deben
su origen a su predicación de medianoche”. 23 Los años de prisión fueron
tiempos de difíciles pruebas, sin embargo. Bunyan experimentó lo que
suLos personajes del Progreso del Peregrino Cristianos y Fieles sufrirían a
manos de la Desesperación Gigante, quienes empujaron a los peregrinos "a
un calabozo muy oscuro, desagradable y apestoso". 24 Bunyan sintió
especialmente el dolor de la separación de su esposa e hijos, particularmente
María, "mi pobre Niño ciego ", describiéndolo como" sacando la carne de
mis huesos ". 25
La popularidad de Bunyan como predicador no se desvaneció en sus
últimos años. A menudo visitaba Londres, “dónde”, Robert Southey (1774-
1843) dice, “su reputación era tan grande, que si un día de antelación se le
dio, la reunión -h ouse en Southwark en la que generalmente predicado, sería
no sostiene la mitad Las personas que asistieron. Tres mil personas se han
reunido allí; y no menos de mil doscientos días de la semana, y las oscuras
mañanas de invierno a las siete en punto. " 26
Bunyan predicaba tanto en el corazón de los hombres como en sus
mentes. Sin duda, esto fue posible debido a que conocía personalmente a las
tentaciones, pecados, y temores, y había experimentado la gracia de Dios
en Jesús Cristo de una manera muy poderosa.En su introducción a Algunas
verdades evangélicas abiertas de Bunyan , John Burton escribe sobre su
autor: “Él ha obtenido, mediante la gracia, estos tres grados celestiales, la
unión con Cristo, la unción del Espíritu y la experiencia de las tentaciones de
Satanás. que hacen que un hombre se adapte más a esa poderosa obra de
predicar el evangelio, que todo el aprendizaje universitario y los títulos que se
pueden obtener ” 27.
Bunyan tenía un gran respeto por el oficio de predicador. Cuando cristiano
deEl progreso del peregrino viaja a la casa del intérprete, se le muestra la
imagen de un predicador, "una persona muy grave", cuyos ojos son
"levantados al cielo, el mejor de los libros en sus manos". Bunyan escribe:
"La ley de la verdad fue escrito en sus labios, el mundo estaba detrás de su
espalda, y una corona de oro en su cabeza. Se quedó como si estuviera
rogando a los hombres. "El intérprete le dice a Christian lo que esta imagen
representa:" Es para mostrarle que su trabajo es conocer y desarrollar cosas
oscuras para los pecadores. . . para mostrarte que menospreciar y despreciar
las cosas que están presentes, por el amor que tiene al servicio de su Maestro,
está seguro de que en el mundo que viene tendrá la gloria de su recompensa
" 28.Esto, para Bunyan, es el ideal de lo que debe ser un predicador. Para
Bunyan, el predicador es el guía espiritual autorizado de Dios.Wakefield
escribe:
El intérprete explica, en las metáforas del Nuevo Testamento, que este
hombre engendra hijos (espirituales), se esfuerza por hacerlos nacer y
luego es su enfermera. Su postura y su recurso bíblico y la verdad escrita
en sus labios dejan en claro "que su trabajo es conocer y desarrollar
cosas oscuras para los pecadores". Abre los secretos divinos de la
misericordia y el juicio. Y debe hacer esto por medio de una renuncia a
este mundo y la creencia de que su recompensa está en el mundo
venidero, porque aquí bien puede recibir obloquy, desprecio y
persecución, como Bunyan y muchos otros lo hicieron bajo los
Stuarts. 29
El amor de Bunyan por la predicación no se limitaba a las palabras; él
también tenía un celo apasionado por elAlmas de sus oyentes. Amaba la
predicación y amaba las almas de las personas. Él dice: “En mi predicación,
realmente he estado sufriendo y tengo la dificultad de traer hijos a
Dios; tampoco podría estar satisfecho a menos que aparecieran frutos en mi
trabajo ”. 30 En otra parte, escribe:“ Si alguno de los que fueron despertados
por mi ministerio lo hizo después de esa caída, como a veces muchos lo
hicieron, realmente puedo decir que su pérdida ha He sido más para mí que si
uno de mis propios hijos, engendrado de mi cuerpo, hubiera ido a su tumba
". 31Bunyan también se sintió abrumado por la grandeza del alma: “Porque el
alma y su salvación son cosas tan grandes y maravillosas; nada es una
cuestión de esa preocupación como es, y debería ser, el alma de cada uno de
ustedes. "Casa y tierra, oficios y honores, lugares y preferencias, ¿qué son
para la salvación, para la salvación del alma?" 32
Si alguna vez un hombre fue llamado para el ministerio del evangelio, fue
Bunyan. El Espíritu Santo le otorgó una bendición divina, y no podía, sin una
seria falta de conciencia, dejar de lado esos dones. Incluso cuando fue
encarcelado, pasó la mayor parte de su tiempo convirtiendo sus sermones
predicados en libros.Christopher Hill concluye: "Parece que todos sus
escritos publicados antes de Grace Abounding se derivaron de sermones, y
probablemente la mayoría de lo que publicó más tarde". Hill especula que los
sermones hablados de Bunyan probablemente fueron mucho más personales
y demostrativos que sus trabajos publicados. Agrega: "También podemos
suponer que los coloquialismos, los toques hogareños que sobreviven en la
dignidad de la impresión, pueden haber desempeñado un papel más
importante en sus palabras habladas". 33

Un corazón que reverencia la Palabra de Dios


La roca -s Olid fundamento de la predicación de Bunyan era su convicción de
que la Biblia no es la palabra de hombres, sino la Palabra de Dios. 34 Los
profetas y los apóstoles "han hablado por inspiración divina". 35 Bunyan
escribió: "Todas las Santas Escrituras son las palabras de Dios" (2
Tim.3:16; 2 mascotas.1:21). 36 Bunyan dijo que las Escrituras "son la verdad
como si Dios te hablara desde el cielo a través de las nubes". 37
Bunyan reverenciaba la Biblia en parte porque entendía que, como Palabra
de Dios, es la verdad infalible. Él dijo: "Debe llamarse Palabra temerosa,
debido a su verdad y fidelidad". Cristo enseñó que las Escrituras no se
pueden romper (Juan10:35). Son "la escritura de la verdad" y "los verdaderos
dichos de Dios" (Dan.10:21; Rdo.19: 9). 38 Los apóstoles fueron "dotados
con el Espíritu Santo" de modo que "ellos, en cuanto a su doctrina, eran
infalibles, era imposible que se equivocaran; el que menosprecia su doctrina,
menosprecia a Dios mismo ” 39.
Por lo tanto, la majestad de Dios truena en su Palabra. Bunyan escribió en
una poderosa serie de textos bíblicos: “La palabra de un rey es como el
rugido de un león; donde está la palabra de un rey, allí hay poder; ¿Qué es
entonces cuando Dios, el gran Dios, rugirá desde Sión y emitirá su voz desde
Jerusalén, cuya voz sacude no solo a la tierra, sino también al cielo? . . . La
voz del Señor es poderosa, la voz del Señor está llena de majestad "
(Prov.19:12; Eccl.8: 4; Joel3:16; PD.29: 4). 40
Creer en la Palabra de Dios es un acto de adoración a Dios
(Hechos 24:14). 41 Bunyan aconsejó: “Mantén siempre cerca de tu conciencia
la autoridad de la Palabra; tememos al mandamiento como el mandamiento
de un Dios poderoso y glorioso, y como el mandamiento de un padre
amoroso y misericordioso [lleno de compasión] ” 42.
Solo en la autoridad de la Palabra de Dios podemos saber cómo servir a
Dios. Bunyan dijo: “El celo sin conocimiento es como un mettled [ altas -
s pirited caballo] y sin ojos, como una espada en la mano de un loco.” Sin la
Palabra, no tenemos la sabiduría (Isa.8:20). 43 El trabajo del diablo es darles a
los hombres una visión baja de las Escrituras y animarlos a depender de lo
que hay en sus propias mentes y corazones. 44 La gente tampoco puede
determinar lo que es correcto basándose únicamente en las circunstancias y
oportunidades que la providencia les presenta. El único camino seguro es
seguir la Palabra de Dios. 45
Bunyan se apoyó en la suficiencia de las Escrituras para guiar a la
humanidad en las cosas espirituales. Respecto a la salvación de uno, dijo:
“Cristiano, no estás en esto para seguir tu sentido y sentimiento: sino la
misma Palabra de Dios. . . . Debe dar más crédito a una sílaba de la Palabra
escrita del evangelio, que a todos los santos y ángeles en el cielo y la tierra.
" 46 Así, la Palabra es" la regla de la adoración "y para sustituir las tradiciones
humanas. Dirigir nuestra adoración es un gran retroceso de Dios. 47 Bunyan
dijo: “Las Sagradas Escrituras, por sí mismas, sin la adición de inventos
humanos, son capaces” de equipar completamente a los siervos de Dios, de
hacer que los perdidos “sean sabios para la salvación por medio de la fe
en Jesús”. Cristo ", y para enseñar a las personas cómo adorar a Dios y
caminar rectamente hacia los hombres (2 Tim. 3:14, 17). 48
Bunyan creía que la falta de respeto por la Palabra de Dios es la causa de
"todos los trastornos" del corazón, la vida, la conducta y la iglesia. Todo
pecado comienza con "alejarse de la Palabra de Dios". Citó Proverbios13:13,
"El que menosprecia la palabra, será destruido; pero el que teme el
mandamiento será recompensado". La Palabra es nuestra vida y seguridad
(Sal. 17: 4; Prov.4: 20-22). En cada época, los malvados rechazan la Palabra
y siguen sus deseos y orgullo, pero perecerán y serán contados como tontos
(Jer.8: 9; 44:16). 49
Si realmente creemos que la Biblia es la Palabra de Dios, entonces
debemos estar dispuestos a obedecerla y proclamarla cuando los hombres se
oponen a ella. Bunyan escribió: "Esto les reprocha a los que estiman las
palabras y las cosas de los hombres más que las palabras de Dios, como
aquellos que se sienten atraídos por su respeto y obediencia a la Palabra de
Dios por los placeres o amenazas de los hombres". La autoridad divina de la
Biblia no es suficiente; uno debe estar dispuesto a oponerse al mundo para
seguirlo. De lo contrario, las terribles palabras de Cristo se aplicarán:
“Cualquiera que, por lo tanto, se avergüence de mí y de mis palabras en esta
generación adúltera y pecadora; de él también se avergonzará el Hijo del
hombre, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles "
(Marcos8:38). 50
La reverencia por la Palabra de Dios pone al predicador en su lugar. El
predicador es sólo un conducto de la verdad de Dios. Él es como una “nube”
que saca su agua “del mar” y vierte lluvia sobre la tierra: “los ministros deben
traer su doctrina de Dios” y “deben dar al mundo lo que saben de Dios” 51. Al
igual que los pastores en las Montañas Delectables, los predicadores fieles
deben llevar los nombres "Conocimiento, Experiencia, Vigilancia y Sincero",
y darles a sus rebaños una perspectiva equilibrada para que vean los terribles
peligros de la falsa doctrina y la mundanalidad, así como la gloriosa
esperanza del cielo. 52
Al predicar, Bunyan estaba "a menudo tentado a sentirse orgulloso y
animado de corazón". Tentaciones de varias maneras. Bunyan escribió que
Dios diariamente le mostraba algo de "el mal de mi propio corazón" y la
"multitud de corrupciones y enfermedades" en él. Dios también usó las
Escrituras para recordarle queLos dones y las habilidades no son nada sin
amor (1 Cor. 13: 1-2). Bunyan aprendió a ver su predicación como un
"violín" que tocó Cristo para hacer música para la iglesia. ¿Será un simple
violín estar orgulloso? También recordó quelos dones espirituales pasarán,
pero el amor durará para siempre (1 Cor. 13: 8). La gente puede predicar
bien, pero al final todavía va al infierno. Las personas con pocos dotes de
conocimiento o habla pueden tener mil veces más gracia que aquellos que
pueden predicar como ángeles, y así ser mucho más agradables a
Dios. Bunyan concluyó: "Un poco de gracia, un poco de amor, un poco del
verdadero temor de Dios es mejor que todos estos dones". 53
Bunyan también aprendió a considerar su predicación a la luz de las
necesidades de la iglesia y del próximo juicio. Ayuda al predicador a “ser
pequeño ante sus propios ojos” cuando recuerda “que sus dones no son los
suyos, sino de la iglesia, y que por ellos se ha convertido en un servidor de la
iglesia, y que también debe dar por fin un donativo. el hecho de su
mayordomía al Señor Jesús , y dar una buena cuenta será algo bendito ". Por
lo tanto, Bunyan escribió:" Dejen que todos los hombres. . . premiar un poco
con el temor del Señor; los dones son deseables, pero la gracia y los dones
pequeños son mejores que los dones grandes y no la gracia ". Sólo la gracia
lleva a la gloria. 54

Entendiendo el corazon
La habilidad o pasión oratoria no hizo de Bunyan un predicador tan poderoso,
aunque ciertamente tenía los dones necesarios para predicar la
Palabra. Tampoco los títulos de Cambridge ni de ninguna otra universidad,
porque él no tenía ninguno. Bunyan tenía una fe vivaz y vivencial, que lo
familiarizó con toda la gama de problemas religiosos y afectos. Experimentó
cosas que no se pueden aprender de un libro escolar, sino solo como un
estudiante de fe viva. Esto es lo que convirtió a Bunyan en un arma tan
poderosa en la mano de Dios para derribar fortalezas; por su propia admisión,
predicó lo que sentía. 55Aunque se podría decir mucho más sobre la historia
espiritual de Bunyan, me limitaré a algunas áreas y sugeriré más lecturas
sobre Bunyan en su autobiografía, Grace Abounding to the Chief of
Sinners ,Donde abre su mente y su corazón.

Terror
Al evaluar su condición espiritual, Bunyan comenta que incluso desde la
infancia su maldad tuvo "solo unos pocos iguales". 56 A la edad de nueve
años, Bunyan recuerda que estaba "muy afligido, mientras dormía, con las
aprehensiones de demonios y espíritus malignos" 57. Pero a pesar de estos
sueños perturbadores, él continuó deleitándose con el pecado y la compañía
impía. Como un joven casado, Bunyan cayó bajoconvicción de pecado,
particularmente en relación a cómo había tratado a la ligera Sábado. Sin
embargo, esta convicción no dio lugar a una verdadera reforma; más bien,
endureció su corazón a la gracia. Él dice: "Me convencieron de que nunca
podría alcanzar otro consuelo que el que debería obtener en el pecado". 58
El castigo de una mujer impía y el encuentro con un cristiano profesante
llevaron a Bunyan a un cambio exterior. Por la medida de algunos hombres,
se hizo de nuevo al guardar algunos de sus pecados. Sin embargo, incluso en
esto, dice, "no conocía a Cristo, ni a la gracia, ni a la fe, ni a la
esperanza". 59 A pesar de los elogios externos, Bunyan conocía su
propiahipocresía y fue abrumado por el miedo, en particular de muerte. En su
autobiografía, nos cuenta una ocasión en que quiso que sonara la campana de
una iglesia. Sin embargo, mientras se encontraba debajo de la torre, comenzó
a temer que la campana pudiera caer y aplastarlo, por lo que se colocó debajo
de la viga principal. Luego comenzó a preocuparse de que la viga principal
pudiera caer, por lo que se dirigió a la puerta del campanario. Luego se
convenció de que todo el campanario podría caer sobre él, por lo que huyó
del edificio por completo. 60
Bunyan también cuenta de un día antes de su conversión cuando escuchó a
cuatro mujeres en Bedford hablar sobre las tentaciones de Satanás y la
esperanza del nuevo nacimiento. Al escuchar esta conversación, Bunyan
experimentó una profunda aflicción en su alma: "Vi que en todos mis
pensamientos acerca de la religión y la salvación, el nuevo nacimiento nunca
entró en mi mente, ni supe el consuelo de la Palabra y la promesa, ni el El
engaño y la traición de mi propio corazón malvado ”. 61 Bunyan visitó
frecuentemente Bedford para escuchar a los cristianos que participan en una
conferencia mutua sobre las Escrituras y la experiencia espiritual, lo que
resulta en“ una gran suavidad y ternura de corazón, que me llevaron a la
convicción de lo que por la Escritura afirmaron ". 62Sin embargo, incluso
entonces, los terrores de la ley y la culpa por sus transgresiones pesan sobre
la conciencia de Bunyan. 63
Duda
En medio de muchas tentaciones, Bunyan experimentó la mano protectora del
Señor. La Biblia gradualmente se volvió preciosa para él, pero cuanto más
leía, más reconocía su ignorancia. En este estado incrédulo, Bunyan se dio
cuenta de que temía reconocer su falta de fe. Sin embargo, no podía estar
contento hasta que llegó al cierto conocimiento de la fe. "Esto siempre estaba
corriendo en mi mente", dice. 64 Mientras Bunyan continuaba luchando, se
sintió abrumado por las preocupaciones sobre su estado eterno: "¿Empecé a
encontrar mi alma siendo atacada con nuevas dudas sobre mi futura felicidad,
especialmente con las preocupaciones sobre si fui elegido? Pero, ¿cómo
podría estar yo si el día de la gracia ya hubiera pasado y se hubiera ido? ” 65
Incluso mientras la gracia estaba obrando en su alma, la duda continuó
asaltando a Bunyan: “Debería llorar con dolores después de que Dios sea
misericordioso conmigo; pero luego debería ser intimidado de nuevo con
conceptos como estos; Debería pensar que Dios se burló de esto, mis
oraciones, diciendo. . . "Este pobre y simple desgraciado no quiere de mí
como si no tuviera nada que ver con mi misericordia, sino otorgarlo a alguien
como él", escribe. “¡Ay, pobre tonto! ¡Cómo te has engañado! ” 66

Gracia
A pesar de los tiempos de terror y duda, Bunyan experimentó gradualmente
la gracia de Dios. Escribe: “El Señor se descubrió a mí más plena y
gentilmente; y, de hecho, no solo me libró de la culpa que, por estas cosas,
fue puesta sobre mi conciencia, sino también de su misma
inmundicia; porque la tentación fue eliminada, y me pusieron en mi sano
juicio nuevamente ”. 67 A partir de este momento, la maldad y la blasfemia de
su corazón impulsaron a Bunyan a volar a la sangre de Cristo que hizo a Dios
su amigo en el pacto de reconciliación.
En 1651, un grupo de Dios -f earing la mujer presentó a John Bunyan
Gifford, su pastor Bedford. Bunyan encontró ayuda en particular en un
sermón que Gifford predicó en el Cantar de los Cantares.4: 1, “He aquí, tú
eres justo, mi amor; He aquí, tú eres justo.También descubrió la bendición al
leer el comentario de Martín Lutero sobre Gálatas, en el cual encontró su
propia experiencia "manejada en gran medida y profundamente, como si el
libro [de Lutero] hubiera sido sacado de mi corazón". 68 Luego, mientras
Bunyan caminaba por un campo Un día, la justicia de Cristo fue revelada a su
alma y fue puesto en libertad para siempre. Bunyan escribe de esa
experiencia inolvidable:
Un día, mientras pasaba por el campo, y eso también con algunos saltos
en mi conciencia, temiendo que no todo estuviera bien, de repente, esta
frase cayó sobre mi alma: Tu justicia está en el cielo; y pensé con todo,
vi, con los ojos de mi alma, a Jesucristo a la diestra de Dios; Allí digo,
como mi justicia; de modo que dondequiera que estuviera, o lo que sea
que estaba haciendo, Dios no podía decir de mí, Él quiere mi justicia,
porque eso estaba justo delante de Él. También vi, además, que no fue
mi buen corazón el que mejoró mi justicia, ni mi mal marco lo que
empeoró mi justicia; Por mi justicia era JesúsCristo mismo, el mismo
ayer, y al -d ay , y para siempre.
Ahora mis cadenas se cayeron de mis piernas, fui liberado de mis
aflicciones y hierros, mis tentaciones también huyeron; de modo que,
desde ese momento, esas terribles escrituras de Dios dejaron de
preocuparme; Ahora me fui a casa regocijándome, por la gracia y el
amor de Dios. . . .
Viví durante un tiempo muy dulcemente en paz con Dios a través de
Cristo; ¡Oh, Dios mío! ¡Cristo! No había nada más que Cristo que estaba
ante mis ojos. Ahora no solo estaba contemplando este y los otros
beneficios de Cristo aparte, a partir de su sangre, sepultura y
resurrección, ¡sino que lo consideraba como un Cristo completo! . . .
Fue glorioso para mí ver su exaltación, y el valor y la prevalencia de
todos sus beneficios, y esto debido a esto: ahora podía mirar de mí
mismo a él, y debería reconocer que todas esas gracias de Dios que
ahora eran verdes en mí , eran todavía, pero como
esas grañitas agrietadas y cuatro peniques -h alfpennies que los hombres
ricos llevan en sus bolsos, cuando el oro está en sus baúles en casa! ¡Oh,
vi que mi oro estaba en mi baúl en casa! ¡En Cristo mi Señor y
Salvador! Ahora Cristo fue todo. 69
Entonces, como una cuestión de experiencia personal, Bunyan conocía el
pecado, la convicción, la tentación, la duda, el miedo, Satanás, el perdón y la
gracia. Escribe: “Cuando Dios le muestra a un hombre el pecado que ha
cometido, el infierno que ha merecido, el cielo que ha perdido; y sin
embargo, para que Cristo, y la gracia, y el perdón se puedan tener; esto lo
pondrá serio, esto lo hará fundirse, esto romperá su corazón. . . y este es el
hombre, cuyo corazón, cuya vida, cuya conversación y todo, se ocupará de
los asuntos de la salvación eterna de su alma preciosa e inmortal ". 70La
experiencia personal de Bunyan fue la vida de su predicación. Sus palabras
no fueron meramente un ejercicio retórico, sino las palabras de alguien que
había visto la excesiva pecaminosidad del pecado y la gloriosa verdad del
evangelio de la gracia. Bunyan predicó como un hombre tocado por Dios. Por
gracia, había descubierto a Jesucristo, quien "es uno de los que buscan
belleza y gloria, y quien lo ve debe amarlo y temerle" 71.

Predicando al corazon
El conocimiento experiencial llevó a Bunyan a apuntar la flecha de su
predicación al corazón de la gente. Porque es por el corazón que una persona
"entiende, quiere, afecta, razona y juzga", 72 Bunyan buscó a propósito en su
predicación para entregar una "palabra de despertar" al entendimiento, la
voluntad, los afectos, la razón y el juicio. 73 Winslow escribe: "Bunyan tenía
el don de poder poner una compulsión emocional detrás de sus palabras, y
también sabía cómo llevar el aquí y el ahora de la urgencia al hogar de sus
oyentes". 74
Preparándose principalmente con una Biblia y una concordancia,
arraigando profundamente sus sermones en las Escrituras, Bunyan predicó lo
que sentía y anhelaba en sus oyentes. Él escribe: “Oh, que los que me han
escuchado hablar este día lo hicieron, pero vean cómo hago lo que es el
pecado, la muerte, el infierno y la maldición de Dios; y también lo que la
gracia y el amor y la misericordia de Dios es, a través
de Jesús Cristo.” 75 Para comprender mejor la forma en que predicaba al
corazón, examinemos tres particularidades de la predicación de Bunyan: fue
participativa, suplicando, y Cristo -e xalting .

Predicación participativa
Bunyan creía que aquellos que escuchaban la predicación debían ser
participantes, no espectadores. Con ese fin, usualmente se dirigía a sus
oyentes muy personalmente, comúnmente usando la segunda persona. Fue
directo, describiendo a menudo varios casos de conciencia.También era
ilustrativo y simple, de modo que incluso la gente común lo escuchaba con
gusto. 76 Wakefield dice: "Era un personaje folklórico y coloquial al
confrontar a sus oyentes con los problemas de la vida y la muerte, el cielo y
el infierno", a menudo utilizando ampliaciones imaginativas santificadas de
las Escrituras. Por ejemplo, cuando predicaba sobre Juan.6:37, que afirma
que aquellos que el Padre dio a Cristo "vendrán a Él, Bunyan convierte las
palabras 'vendrán' en un carácter con ese nombre. Responde a las objeciones
de los temblorosos que dudan asegurándoles que no deben preocuparse,
porque ' Vendrá todo esto contestado' " .77 De todas estas maneras y muchas
más, Bunyan atrajo a sus oyentes al sermón para que se convirtieran en
participantes.
Ejemplos de bunyan Abundan las directivas en la predicación. En su
sermón a los "pecadores de Jerusalén" (es decir, grandes pecadores,
comparables a los de Jerusalén que rechazaron y luego crucificaron a Cristo),
Bunyan describePedro predicando:
Peter . Arrepentíos, cada uno de ustedes; sean bautizados, cada uno de
ustedes, en su nombre, para la remisión de los pecados, y cada uno de
ustedes recibirá el don del Espíritu Santo.
Objetor . “Pero yo fui uno de ellos que conspiró para quitarle la
vida. ¿Puedo ser salvo por él?
Peter . Cada uno de vosotros.
Objetor . “Pero yo fui uno de ellos que denunció falso testimonio contra
él. ¿Hay gracia para mí?
Peter . Para cada uno de ustedes.
Objetor . “Pero yo fui uno de ellos que gritó: ¡Crucifícalo, crucifícalo! y
deseó que Barrabás, el asesino, pudiera vivir, en lugar de él. ¿Qué será
de mí, que te creas?
Peter . Debo predicar el arrepentimiento y la remisión de los pecados a
cada uno de ustedes, dice Pedro.
Objetor . “Pero yo fui uno de ellos que escupió en su cara cuando se
paró ante sus acusadores. También fui uno de los que se burló de él,
cuando en angustia colgaba sangrando en el árbol. ¿Hay sitio para mí?
Peter . Por cada uno de vosotros, dice Pedro.
Objetor . “Pero yo fui uno de ellos que, en su extremo, dijo: Dale hiel y
vinagre para beber. ¿Por qué no puedo esperar lo mismo cuando la
angustia y la culpa están sobre mí?
Peter . Arrepiéntanse de estas sus iniquidades, y aquí está la remisión de
los pecados para cada uno de ustedes.
Objetor . "Pero lo insulté, lo maldije, lo odié, me regocijé al verlo
burlado por otros". ¿Puede haber esperanzas para mí?
Peter . Hay, para cada uno de ustedes. “Arrepentíos, y bautícese cada
uno de vosotros en el nombre de Jesús Cristo, para perdón de los
pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo.” 78
Los escritos de Bunyan sugieren que predicó al presentar ante sus oyentes
una poderosa evidencia tanto del pecado como de la gracia, y luego pedirles
que emitan un veredicto. No es que Bunyan viera la predicación de la Palabra
como subordinada al juicio de los oyentes; más bien, trató de desarmar a sus
oyentes mostrándoles claramente su pecado y su miseria, y luego reveló las
glorias de la gracia. De esta manera, Bunyan forjó una conexión íntima con
sus oyentes. Escribe: "Agradezco a Dios que me dio cierta cantidad de
intestinos y de lástima por sus almas, que también me propuso trabajar con
gran diligencia y seriedad, para descubrir una palabra como podría, si Dios la
bendeciera, Apoderarse y despertar la conciencia ". 79
Bunyan razonó apasionadamente con sus oyentes para responder a la
verdad del pecado y el juicio, así como a las promesas de perdón y gracia. Él
dice: “Pobre pecador, despierta; la eternidad se acerca Dios y su Hijo, ambos
vienen a juzgar al mundo; despierto, ¿aún estás dormido, pobre
pecador? Déjame poner la trompeta a tu oído una vez más! Los cielos estarán
pronto sobre una llama ardiente; la tierra y sus obras serán quemadas, y
entonces los hombres malos irán a la perdición; ¿Oyes esto, pecador?
” 80 Bunyan no estaba satisfecho con simplemente afirmar la verdad; él “puso
la trompeta” al oído de sus oyentes, obligándolos a responder. Predica:
“Pecador, sé aconsejado; vuelve a preguntar a tu corazón diciendo: "¿He
venido a Jesús?"¿Cristo?' Porque sobre esta pregunta, '¿Vengo o no?' Cuelga
el cielo y el infierno como a ti. Si puedes decir: 'He venido', y Dios aprobará
ese dicho, feliz, feliz, feliz, ¡eres tú! Pero si no has venido, ¿qué puede
hacerte feliz? Sí, ¿por qué un hombre puede ser feliz que, por su no venir
a Jesús Cristo para la vida, deben ser condenados en el infierno?” 81
Bunyan animó corazón -s earching auto -e XAMEN . No permitía que los
oyentes se contentaran solo con escuchar buenas palabras, sino que los
empujaban a buscar la verdad en el corazón. Así que advierte: "Ah, amigos,
consideren que ahora hay esperanzas demisericordia, pero entonces no
habrá; ahora Cristo te ofrece misericordia, pero entonces no lo hará. Ahora
están sus siervos que te suplican que aceptes su gracia, pero si pierdes la
oportunidad que tienes en tus manos, tú mismo puedes suplicar de aquí en
adelante, y no se te conceda ninguna misericordia ” 82.
En toda su predicación, Bunyan instó a sus oyentes a responder a la
Palabra predicada. Un sermón no era una conferencia en el aula. Más bien,
atrajo al pecador a ocupar las facultades de su corazón y forzar una
respuesta. Habíaurgencia y Seriedad en la predicación de Bunyan. No era
suficiente para él simplemente declarar la verdad y esperar que diera una
respuesta en el futuro. Como el herrero sabe que debe golpear el acero
mientras está caliente, Bunyan exigió una respuesta inmediata. No pudo
descansar contento hasta que cada persona a quien predicaba hubiera
respondido al mensaje; no podía darse el lujo de ver a sus congregantes irse a
casa, postergando lo que se debería hacer en ese momento. Su orden fue: "Si
oyes su voz, no endurezcáis vuestros corazones" (Heb.4: 7).

Predicando suplicando
Consciente del poder de Las tentaciones de Satanás, Bunyan escribe:
“¡Oh! ¡La rabia y el rugido de este león, y el odio que manifiesta contra el
Señor Jesús , y contra los que se compran con su sangre! ” 83En cierto
sentido, los pastores tienen algo que aprender de los dispositivos de
Satanás. Satanás vive para atormentar el alma, para inducir los corazones de
los hombres a abandonar a Cristo y para incitarlos a abrazar el pecado y la
tentación. La mejor manera de responder a las súplicas de Satanás, Bunyan
dice, es que los predicadores “outshoot el diablo en su propio arco.” 84 Así
Bunyan no se limitó a exponer la vida y la muerte ante los ojos de las
personas, sino por todos los medios posibles les imploró que Abandona el
pecado y abraza la vida en Cristo.
En su súplica, Bunyan pintó terribles imágenes de palabras de condenación
eterna. Él dice: “En mi predicación de la Palabra, presté especial atención a
esto, a saber, que el Señor me guió a comenzar donde su Palabra comienza
con los pecadores; es decir, condenar a toda carne, y abrir y alegar que la
maldición de Dios, por la ley, pertenece y se apodera de todos los hombres
cuando vienen al mundo, a causa del pecado ” 85. De nuevo: “El alma que se
pierde nunca se volverá a encontrar, nunca se recuperará de nuevo, nunca se
volverá a canjear. Su destierro de Dios es eterno; El fuego en el cual arde, y
por el cual debe ser atormentado, es un fuego que es fuego eterno, ardor
eterno. Eso es temible ". Bunyan continúa," Ahora dile a las estrellas, ahora a
las gotas de agua, ahora a las hojas de hierba que se extienden sobre la faz de
toda la tierra, si puedes; y sin embargo, antes puedes hacer esto para contar
los miles de millones de miles de años que un alma condenada yacerá en el
infierno ". 86
Bunyan menudo se hizo pasar por Dios, Cristo, y un infierno -
b ound pecador como él rogó a los pecadores a volver a Cristo y vivir. Esto es
particularmente cierto en su sermón que compara a una persona que dice ser
cristiana pero no soportaFruto a una higuera estéril. Escucha a Bunyan
suplicar:
Muerte, ven me hiera esta figura -t REE . Con todo y el Señor sacude
este pecador, y le da vueltas sobre un enfermo -b ed , diciendo: Tómale,
muerte, se ha abusado de la paciencia y la tolerancia, sin recordar que
debería haberlo llevado al arrepentimiento, y para los frutos de los
mismos. La muerte, ir a buscar lejos esta figura -t ree al fuego, trae este
profesor estéril al infierno! A esta muerte llega con severas miradas a la
cámara; sí, y el infierno lo sigue hasta la cama, y ambos miran fijamente
a este profesor, sí, comienzan a ponerle las manos encima; uno
golpeándolo con dolores en su cuerpo, con dolor de cabeza, corazón -
a che , espalda -a che, falta de aliento, desmayos, remordimientos,
temblor de las articulaciones, parada en el tórax y casi todos los
síntomas de un hombre más allá de toda recuperación. Ahora, mientras
la muerte está atormentando al cuerpo, el infierno lo hace con la mente y
la conciencia, golpeándolos con sus dolores, lanzando chispas de fuego
allí, hiriendo con dolores y temores de condenación eterna, el espíritu de
esta pobre criatura.Y ahora comienza a reconsiderarse, ya clamar a Dios
por misericordia; Señor, perdóname! Señor, perdóname! No, dice Dios,
has sido una provocación para mí durante estos tres años. ¿Cuántas
veces me has decepcionado? ¿Cuántas temporadas has pasado en
vano? ¿Cuántos sermones y otras misericordias, con mi paciencia, te he
permitido? Pero sin ningún propósito en absoluto. ¡Tómalo, muerte! 87
Bunyan describe la muerte del infructuoso profesor tan poderosamente que
sientes que estás de pie junto a la cama. Como dijo Erroll Hulse (1931–2017),
“Bunyan lleva adelante la ilustración de cómo el árbol fue derribado tan bien,
que se queda al final con los ecos del helicóptero y los espantosos cascabeles
y estallidos de muerte del impenitente. ” 88
Mientras Bunyan rogaba a la gente que viera la severidad del pecado y el
infierno, también suplicaba las misericordias de Dios. Se insta, “Fundido,
pero tus ojos un poco más alto, y he aquí, está la piedad -s comer y trono de
la gracia a la que habías de venir, y por el cual has de ser salvo.” 89 Y añade,
“Coming pecador, ¿Qué promesa encuentras en la palabra de Cristo? Hazla
donde puedas, para no corromperla, y su sangre y sus méritos responderán
todos; lo que dice la palabra, o cualquier consecuencia verdadera que se
extraiga de allí, de que podamos aventurarnos audazmente. . . entonces da por
sentado que tú, quienquiera que seas, si vienes, puedes venir ". 90
Si Satanás no descansará por un momento en suplicar a las almas de los
hombres, entonces los predicadores no deben descansar de su gran deber de
suplicar a las almas de los hombres. Y en todos nuestros ruegos, debemos
esforzarnos por revelar el pecado como feo y odioso, y por hacer a Cristo
completamente encantador (Canto5:16), para que nuestros enemigos trabajen
para hacer lo contrario. La capacidad de Bunyan para rogar con el corazón se
debió en gran parte a su propio viaje espiritual. Debido a su experiencia con
el peso del pecado y la culpa, Bunyan podría suplicar a los
condenados; Debido a que había probado la gracia divina, también podía
suplicar las misericordias de Dios en Cristo. En suma, Bunyan escribe:
Fui por el espacio de dos años, clamando contra los pecados de los
hombres, y su estado de temor debido a ellos. Después de lo cual el
Señor entró en mi propia alma con algo de paz y consuelo por medio de
Cristo; porque él me dio muchos dulces descubrimientos de su bendita
gracia a través de él. . . . Seguí predicando lo que vi y sentí; Ahora,
pues, hice mucha mano de obra para mantener
sucesivamente JesúsCristo en todas sus oficinas, relaciones y beneficios
para el mundo. 91
Escucha un ejemplo. Bunyan se hizo pasar por un gran pecador y dijo:
“¡Di, cuando estás sobre tus rodillas, Señor, aquí hay un pecador de
Jerusalén! ¡Un pecador del mayor tamaño! Uno cuya carga es de mayor peso
y peso. Uno que no puede permanecer mucho tiempo sin hundirse en el
infierno, sin tu mano de apoyo. . . . ¡Digo, pon tu nombre con Magdalena,
con Manasés, para que te vaya bien como lo hacen los pecadores de
Magdalena y Manasés! ” 92

Cristo -E xalting Predicación


El objetivo singular de un corazón dominado por la gracia es elevar y
magnificar a Jesucristo, como el Cristo de la Palabra revelada y como el
Cristo de la experiencia personal basada en esa Palabra. Bunyan sobresalió en
ambos. 93 Se enfocó particularmente en Cristo y las riquezas de su gracia,
moviendo a sus oyentes a exaltar a su Salvador. Predica: “¡Oh Hijo de
Dios! La gracia estaba en todas las lágrimas, la gracia brotó de tu costado con
tu sangre, la gracia salió con cada palabra de tu dulce boca. La gracia salió
donde el látigo te golpeó, donde las espinas te pincharon, donde las uñas y la
lanza te atravesaron. ¡Oh bendito Hijo de Dios! ¡Aquí hay gracia por
cierto! ¡Riqueza inescrutable de la gracia! Gracia suficiente para hacer que
los ángeles se maravillan, gracia para hacer felices a los pecadores, gracia
para asombrar a los demonios ” 94.Para Bunyan, esta es la gracia
perseverante, porque nunca perecerá. 95
El primer amor de Bunyan fue exaltar a Cristo predicándole doctrinalmente
con Pasión y grandeza teológica.
Porque he conocido mi predicación, especialmente cuando me he
comprometido en la doctrina de la vida de Cristo, sin obras, como si un
ángel de Dios hubiera estado a mi espalda para animarme. Oh! ha estado
con tanto poder y evidencia celestial sobre mi propia alma, mientras he
estado trabajando para desplegarlo, demostrarlo y apresurarlo en las
conciencias de los demás, que no puedo contentarme con decir: "Creo y
estoy seguro"; Pensé que estaba más que seguro (si era lícito para
expresarme) que las cosas que afirmaba eran ciertas. 96
La predicación de Bunyan no solo era doctrinal, se ocupaba de los asuntos
importantes de la fe, sino que también era doxológica, alabando a Dios y
provocando alabanza de los corazones despiertos. Este énfasis doxológico
también debe ser característico de la predicación de hoy. En las palabras de
William Perkins, “Predica un Cristo, por Cristo, para la alabanza de
Cristo”. 97
Para Bunyan, exaltar a Cristo significaba mucho más que alabarlo solo
porque nos convierte. En última instancia, Bunyan tenía en mente que los
salvados exaltarán a Jesucristo en gloria para siempre:
A continuación, vamos a tener visiones perfecto y eterno de Dios y que
su bendito Hijo, Jesús Cristo. . . . A continuación se nuestra voluntad y
afectos estar siempre en una llama ardiente del amor a Dios y su
Hijo Jesús Cristo. . . . Entonces, nuestra conciencia tendrá esa paz y
alegría que ni la lengua ni la pluma de los hombres o los ángeles pueden
expresar. . . . Entonces, ¿se ampliará nuestra memoria para retener todas
las cosas que nos sucedieron en este mundo? . . y cómo Dios hizo que
todos trabajaran juntos para su gloria y nuestro bien, para el arrebato
eterno de nuestros corazones. 98
Bunyan enseñó que tal exaltación es posible solo por el ministerio de
gracia del Espíritu que mora en las almas de los creyentes:
Por este Espíritu llegamos a ver la belleza de Cristo, sin una visión de la
cual nunca deberíamos desearlo, pero ciertamente debemos vivir en el
abandono de él, y perecer. Por este Espíritu somos ayudados a alabar a
Dios de manera aceptable, pero sin él, es imposible ser escuchado para
la salvación. Por este bendito Espíritu, el amor de Dios se derrama en
nuestros corazones, y nuestros corazones se dirigen hacia el amor de
Dios. 99
Por último, Bunyan subrayado en repetidas ocasiones que esta
gloriosa, Cristo -e xalting salvación nos debe mover con anhelo y
expectación hacia Dios. Esto debería ser especialmente cierto cuando
captamos una visión de la calidez y sinceridad de su invitación a venir a él y
participar de un Salvador tan glorioso. Bunyan predica:
¡Oh pecador! que dices ¿Cómo te gusta ser salvo? ¿No se te hace agua la
boca? ¿No tu corazón late en ser salvado? Pues ven , pues: “El Espíritu y
la novia dicen, ven. Y el que oye, diga: Ven. Que venga el que tiene
sed. Y el que quiera, tome el agua de la vida libremente ”(Ap.22:17). 100

Conclusión
Bunyan experimentó los fracasos y victorias de la vida cristiana. Su alma
había sido lastrado por el pecado, sino que también bebió de las riquezas
de Jesús la gracia de Cristo. Su viaje espiritual le permitió conocer a los
pecadores y santos donde estaban. Podemos aprender mucho de este famoso
predicador puritano. Aunque la iglesia en Estados Unidos se debilita a
medida que los púlpitos se convierten en vitrinas para humoristas, narradores
y psicólogos pop, el remedio de Bedford sigue siendo un recuerdo notable del
gran poder del Espíritu en días de laxitud y muerte espiritual. Es asombroso
ver cómo Dios usa las cosas débiles e insensatas de este mundo para
avergonzar a los sabios: la universidad de Bunyan era una mazmorra; Su
biblioteca, la Biblia. Revestido en la armadura de Efesios 6, salió con poder
para lidiar con el príncipe de las tinieblas.
Dios bendijo a Bunyan con habilidades extraordinarias, incluso en el nivel
puramente humano y natural. Había muchos otros pequeños retoques en
Inglaterra en aquellos días, sin duda entre ellos algunos cristianos muy
devotos, pero solo un Bunyan. Sus dones verbales, poderes de imaginación y
logros notables como autodidacta apuntan a la mano providencial de Dios
que lo enriqueció mucho más que el predicador promedio para alcanzar las
mentes y los corazones de los pecadores y santos. Este regalo divino no
explica completamente su éxito y utilidad como predicador, pero tampoco
cuenta para nada.
La predicación puntiaguda de Bunyan tenía un llano pero colorido estilo,
que lo hizo atractivo para la gente promedio, pero poderosamente elocuente,
avergonzando al mejor orador. Era un pescador evangelístico de hombres y
predicador experiencial por excelencia, invitando cálidamente a los pecadores
a venir a Cristo, proclamando enfáticamente lo que los cristianos deberían
experimentar y lo que realmente experimentan en su peregrinación
espiritual. Los tres elementos de la predicación que estudiamos participantes,
suplicando, y Cristo -e xalting -son sólo algunas de las poderosas armas que
Bunyan empuñado para llegar a los corazones de los hombres. Son, en parte,
lo que dio a la predicación de Bunyan tal fuerza celestial y, bajo la bendición
del Espíritu, produjo grandes frutos.
Las historias abundan sobre el Fructificación de la predicación de
Bunyan. Conversiones notables tuvieron lugar bajo su ministerio.Arnott
proporciona un ejemplo: "Bunyan iba a predicar en una iglesia de cierta
aldea. Más bien, peor para la bebida, un erudito de Cambridge dijo que estaba
resuelto a "escuchar el tate del tinker". Así que fue a la iglesia a reírse, pero
se quedó para escuchar y, como resultado, él mismo se convirtió y se
convirtió en un predicador ". 101
Aunque Bunyan era un predicador excepcionalmente dotado, el mismo
Espíritu sobre los que dependía todavía está en el trabajo en la iglesia
de Jesús Cristo hoy. La vida y el ministerio de Bunyan nos recuerdan que en
las manos de Dios, la predicación de la Palabra es un arma poderosa.Como
dice John Harris, para Bunyan “la batalla es por los corazones de los
hombres, sus mentes están en la oscuridad porque sus corazones están en
cautiverio. La realidad de esa terrible condición llevó a Bunyan a usar cada
arma en su armería para asaltar la fortaleza y abrirse paso hacia el ser interior
” 102 mientras predicaba al corazón.Como dice Charles H. Spurgeon, si
deseamos “causar un incendio que prenda fuego a los bosques de error y
calentar el alma misma de esta tierra fría”, 103 debemos predicar con el fuego
del infierno detrás de nosotros y la gloria del cielo delante de
nosotros Debemos esforzarnos por todos los medios para invitar a los oyentes
a participar en el drama divino de amar sus almas y rogarles que cierren con
Cristo para exaltar al Rey Jesús para siempre. Que el Espíritu se complace en
darnos a hombres como Bunyan que, dominados por la gracia libre y
soberana, están brillando con la verdad divina y están dispuestos a ser
considerados como tontos, a soportar los lazos de la prisión y a desafiar el
poder de la muerte por sí mismos. por el amor de Cristo.

1 . Este capítulo está adaptado del cap. 43 en Joel R. Beeke y Mark Jones, Una teología puritana: Doctrina para la
vida (Grand Rapids, MI: Reformation Heritage Books, 2012), 711–24. Utilizado con permiso. Estoy en deuda con el
documento de la Conferencia de Westminster de 1988 de John Harris, titulado “Moviendo el corazón: la predicación de
John Bunyan”, en No por poder ni por Power (Londres: Conferencia de Westminster, 1989), 32–51, por varios
pensamientos y citas útiles. También deseo agradecer a Kyle Borg por su ayuda en la investigación.
2 . John Bunyan, Un tratado del temor de Dios , en Las obras de John Bunyan , ed. George Offor (1854; repr.,
Edimburgo: Banner of Truth, 1991), 1: 437–38, en adelante, Works .
3 . John Bunyan, Salvado por Gracia , en Obras , 1: 350.
4 . T. David Gordon ha declarado que, en su opinión, menos del 30 por ciento de los ordenados para el ministerio en
las iglesias reformadas pueden predicar incluso un sermón mediocre. Por qué Johnny no puede predicar (Phillipsburg,
NJ: P&R, 2009), 11.
5 . Arnold Dallimore, George Whitefield: La vida y los tiempos de la Gran Evangelista de la 18 ª siglo del
renacimiento (Edimburgo: Estandarte de la Verdad, 2009), 1:16.
6 . Andrew Thomson, "La vida del Dr. Owen", en The Works of John Owen , ed. William H. Goold (1850–1853;
repr., Edimburgo: Banner of Truth, 1965–1968), 1: xcii.
7 . Bunyan, la gracia que abunda para el jefe de los pecadores , en Obras , 1:42. Cf. Christopher Hill, A Tinker y un
hombre pobre: John Bunyan y su iglesia, 1628-1688 (Nueva York: Knopf, 1989), 103-4.
8 . Ola Winslow, John Bunyan (Nueva York: MacMillan, 1961), 75.
9 . Anne Arnott, He Shall with Giants Fight (Eastbourne, Reino Unido: Kingsway, 1985), 67.
10 . Gordon Wakefield, Bunyan el cristiano (Londres: HarperCollins, 1992), 32.
11 . Bunyan, el progreso del peregrino. . . La Segunda Parte , en Obras , 3: 198.
12 . Bunyan, El agua de la vida , en Obras , 3: 546, énfasis original.
13 . Bunyan, comportamiento cristiano , en Obras , 2: 551.
14 . Hill, A Tinker and a Poor Man , 106–7.
15 . Citado en Hill, A Tinker and a Poor Man , 108.
16 . Citado en Bunyan, "Una relación de la prisión del Sr. John Bunyan", en Works , 1:61.
17 . Bunyan, "Una relación de la prisión del Sr. John Bunyan", en Obras , 1:57, 59.
18 . Bunyan, "Una relación del encarcelamiento del Sr. John Bunyan", en Obras , 1 : 50.
19 . Bunyan, "Una relación de encarcelamiento del Sr. John Bunyan", en Obras , 1:57.
20 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:42.
21 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:41.
22 . Citado en Hill, A Tinker and a Poor Man , 109.
23 . George Offor, "Memorias de John Bunyan", en Bunyan, Works , 1: lix.
24 . Bunyan, El progreso del peregrino , en Obras , 3: 140.
25 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:48.
26 . Robert Southey, "A Life of John Bunyan", en John Bunyan, Pilgrim's Progress (Londres: John Murray y John
Major, 1830), lxxiii.
27 . Bunyan, “Se abren algunas verdades del Evangelio”, en Obras , 2: 141.
28 . Bunyan, El progreso del peregrino , en Obras , 3:98.
29 . Wakefield, Bunyan el cristiano , 34. Obloquy es un discurso despectivo y de reproche.
30 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:43.
31 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:43.
32 . Bunyan, "La grandeza del alma e inefable de la pérdida de la misma", en Obras , 1: 105.
33 . Hill, A Tinker and a Poor Man , 104–5.
34 . Esta sección está resumida y adaptada de Joel R. Beeke y Paul M. Smalley, John Bunyan y la Gracia de temer a
Dios (Phillipsburg, NJ: P&R, 2016), ISBN 978 - 1 -6 2995 -2 04 -8, pp. 102–115, con permiso de P&R Publishing Co.,
PO Box 817, Phillipsburg, NJ 08865, www .prp books .com .
35 . Bunyan, “A Pocos Suspiros del infierno, O, Los gemidos de un alma maldita”, en Obras , 3: 707.
36 . Bunyan, "Una confesión de mi fe", en Obras , 2: 601.
37 . Bunyan, “A Pocos Suspiros del infierno”, en Obras , 3: 720.
38 . Bunyan, Tratado sobre el temor de Dios , en Obras , 1: 443.
39 . Bunyan, "La ciudad santa", en Obras , 3: 417.
40 . Bunyan, Tratado sobre el temor de Dios , en Obras , 1: 443.
41 . Bunyan, "Instrucción para el ignorante", en Obras , 2: 683
42 . Bunyan, Tratado sobre el temor de Dios , en Obras , 1: 485.
43 . Bunyan, "Comportamiento cristiano", en Obras , 2: 554.
44 . Bunyan, "Some Gospel Truths Open," en Works , 2: 136; "A Pocos Suspiros del infierno", en Obras , 3: 710.
45 . Bunyan, "Exposición sobre. . . Génesis ”, en Obras , 2: 482.
46 . Bunyan, La doctrina de la ley y la gracia desplegada , en Obras , 1: 562.
47 . Bunyan, "El pecador de Jerusalén salvado: O, Buenas noticias para los hombres másviles", en Obras , 1:69.
48 . Bunyan, "Una confesión de mi fe", en Obras , 2: 601.
49 . Bunyan, Tratado sobre el temor de Dios , en Obras , 1: 444.
50 . Bunyan, Tratado sobre el temor de Dios , en Obras , 1: 444.
51 . Bunyan, el progreso del peregrino. . . La Segunda Parte , en Obras , 3: 203.
52 . Bunyan, El progreso del peregrino , en Obras , 3: 143–45.
53 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1: 44–45.
54 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:45.
55 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:42.
56 . Bunyan, Gracia Abundante , en Obras , 1: 6.
57 . Bunyan, Gracia Abundante , en Obras , 1: 6.
58 . Bunyan, Abundante gracia , en Obras , 1: 8–9.
59 . Bunyan, Gracia Abundante , en Obras , 1: 9.
60 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:10.
61 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:10.
62 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:11.
63 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:42.
64 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:12.
65 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:13.
66 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:19.
67 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:19.
68 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:22.
69 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:36.
70 . Bunyan, "El sacrificio aceptable", en Obras , 1: 719.
71 . Bunyan, La Guerra Santa , en Obras , 3: 299.
72 . Bunyan, "La grandeza del alma", en Obras , 1: 108.
73 . Si bien solo un tratado en las obras de Bunyan está etiquetado como un sermón, muchos de sus otros escritos
fueron sermones o al menos reflejados en la forma en que predicó. En consecuencia, me he tomado la libertad de
extraer de muchos de sus escritos para sacar conclusiones sobre la forma en que predicó.
74 . Winslow, John Bunyan , 75.
75 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:42.
76 . John Brown, Puritan predicando en Inglaterra (Londres: Hodder & Stoughton, 1900), 149.
77 . Wakefield, Bunyan el cristiano , 38–39.
78 . Bunyan, "El pecador de Jerusalén salvado", en Obras , 1: 71–72.
79 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:41.
80 . Bunyan, "The Strait Gate", en Obras , 1: 386.
81 . Bunyan: “Ven y Bienvenido a Jesús Cristo”, en Obras , 1: 296.
82 . Bunyan, "A Pocos Suspiros del infierno", en Obras , 3: 702.
83 . Bunyan, "El pecador de Jerusalén salvado", en Obras , 1:96.
84 . Bunyan, "La ley y la gracia se desplegaron", en Obras , 1: 572.
85 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:42.
86 . Bunyan, "La grandeza del alma", en Obras , 1: 124.
87 . Bunyan, "La higuera estéril", en Obras , 3: 579–80.
88 . Erroll Hulse, La experiencia del creyente (Haywards Heath, Sussex, Reino Unido: Carey, 1977), 64.
89 . Bunyan, "El privilegio y la ganancia del santo", en Obras , 1: 647.
90 . Bunyan, "Ven y bienvenido", en Obras , 1: 263.
91 . Bunyan, Grace Abounding , en Obras , 1:42.
92 . Bunyan, "El pecador de Jerusalén salvado", en Obras , 1:89.
93 . Austin Kennedy DeBlois, "El predicador protestante más grande de Inglaterra", en John Bunyan, The
Man (Filadelfia: Judson, 1928), 156–57.
94 . Bunyan, "Salvados por gracia", en Obras , 1: 346.
95 . Vea a Robert Alan Richey, "La Doctrina Puritana de la Santificación: Construcciones de la Perseverancia Final y
Completa de los Santos como Reflejado en El Progreso del Peregrino de Bunyan" (ThD diss., Mid- A merica Baptist
Theological Seminary, 1990).
96 . Bunyan, Grace Abounding , en Works , 1:42, citado en DeBlois, "El predicador más grande de Inglaterra", 158.
97 . William Perkins, El arte de profetizar (Edimburgo: Banner of Truth, 2002), 79.
98 . Bunyan, “Salvados por gracia”, en Obras , 1: 341–42.
99 . Bunyan, "Salvados por gracia", en Obras , 1: 346.
100 . Bunyan, "Salvados por gracia", en Obras , 1: 342.
101 . Arnott, He Shall with Giants Fight , 69.
102 . Harris, "Moviendo el corazón: la predicación de Juan Bunyan", 50.
103 . Charles H. Spurgeon, Lectures to My Students (Pasadena, TX: Peregrinas Publicaciones, 1990), 1:83.
14

Introducción a la Reforma Adicional


Holandesa

La Reforma inicialmente penetró en el Holanda a través de influencias


luteranas (1517) y luego influencias anabaptistas (1531). Pero a partir de
1545, la Reforma en los Países Bajos generalmente siguió la trayectoria
reformada o calvinista. 1 ElEl Catecismo de Heidelberg, una fuerte
declaración de creencias experienciales reformadas, se escribió en alemán en
1563, se tradujo al holandés ese mismo año y se publicó en holandés con un
Salterio métrico en 1566. Solo unos meses más tarde, se predicaba
regularmente en las iglesias. En 1568, el catecismo recibió la bendición del
Sínodo de Wesel.
Sin embargo, el movimiento reformado holandés no llegó a buen término
hasta que fue cultivado por el Nadere Reformatie ( “Además Reforma”), un
principalmente XVII - y principios del XVIII -c enturymovimiento paralelo a
Inglés puritanismo 2 y fue reforzada por elSínodo de Dort (1618-1619). Antes
de ver a algunos predicadores experienciales reformados holandeses,
presentaremos la Reforma Nadereholandesa y el Sínodo de Dort.

La nueva reforma holandesa


El Nadere Reformatie data de Willem Teellinck (1579-1629), a menudo
llamado el padre del movimiento, a sus últimos colaboradores
brillantes,Alexander Comrie (1706–1774) y Theodorus van der Groe (1705–
1784). Los estudiosos ofrecen la siguiente definición de la Reforma Nadere:
La Reforma de Nadere es ese movimiento dentro de Nederduits
Gereformeerde Kerk (Iglesia Reformada Holandesa) durante los siglos
XVII y XVIII, que, como reacción a la declinación o ausencia de una fe
viva, hizo que tanto la experiencia personal de la fe como la piedad
importaran. importancia. Desde esa perspectiva, el movimiento formuló
iniciativas de reforma sustanciales y de procedimiento, sometiéndolas a
las agencias eclesiásticas, políticas y sociales apropiadas, y las llevó a
cabo mediante una reforma adicional de la iglesia, la sociedad y el
estado, tanto en palabras como en hechos. 3
El término Nadere Reformatie es un problema para los angloparlantes
porque la palabra holandesa nadere no permite una traducción precisa al
inglés. Literalmente, Nadere Reformatie significa una Reformamás cercana,
más íntima o más precisa. Su énfasis fue la elaboración más intensa de la
Reforma en la vida de las personas, en el culto de la iglesia y en la sociedad
en general. Aunque algunas fuentes hablan de la "Segunda Reforma"
holandesa, es mejor hablar en inglés de la "Reforma Adicional" holandesa.
Este último término captura la muy profunda continuidad que este
movimiento sintió y destacó con la historia anterior de la Reforma en el
Países Bajos.
La Reforma adicional holandesa también se ha llamado "Puritanismo
holandés ”. A primera vista, esta descripción parece útil, ya que Nadere
Reformatie es la contraparte holandesa del puritanismo inglés. El vínculo
entre esos movimientos es fuerte, histórica y teológicamente.Keith Sprunger
ha demostrado que durante el siglo xvn, decenas de miles de creyentes de
la cultura puritana anglo -S vivían en los Países Bajos. Esos creyentes
representaban unas cuarenta congregaciones y 350 ministros. 4
Los divinos del puritanismo inglés y la Reforma ulterior holandesa
se respetaban mutuamente. Se enriquecieron mutuamente a través de
contactos personales y sus escritos, tanto sus tratados latinos como sus
escritos.Los muchos libros traducidos del inglés al holandés. Willem Jan op't
Hof dice que desde 1598 hasta 1622, sesenta obras puritanas en inglés se
tradujeron al holandés y se imprimieron en un total de 114 ediciones.William
Perkins eclipsó todos los otros escritores ingleses ( setenta -o ne ediciones
de veinte -n INE trabaja en la traducción).Un teólogo holandés, Gisbertus
Voetius (1589-1676), poseía treinta obras puritanas en latín y 270 en
inglés. Op't Hof estima que se publicaron 260 nuevas traducciones en 580
ediciones desde 1623 hasta 1699. 5 Se imprimieron más libros teológicos
reformados en el siglo XVII en los Países Bajos que en todos los demás
países combinados. Inglés puritano y holandés Además Reforma también
teólogos tenían objetivos similares: fomentar Dios -G lorifying piedad
experiencia y precisión ética en los individuos, las iglesias, y naciones.
A pesar de las perspectivas similares, sin embargo, Inglés El puritanismo y
la reforma nadere desarrollaron identidades históricas y teológicamente
distintas. Aunque el puritanismo inglés fue una influencia primordial en la
Reforma Adicional , particularmente en su énfasis en la necesidad de una
vida personal y congregacional de piedad práctica, no fue una influencia
exclusiva. No -E ñol factores también contribuyeron.
En algunos aspectos, el movimiento holandés era más puritano que el
puritanismo inglés. Jonathan Gerstner dice: "En Inglaterra desde una
perspectiva reformada ortodoxa, para todos menos un corto período
bajo Cromwell, siempre había cosas tremendamente no bíblicas para luchar:
la presencia de obispos, ritos supersticiosos en el mundo. Libro de oración
común, vestimentas, etc. En los Países Bajos, ninguno de estos estaba
presente, y la tarea era aún más sutil. Los defensores del status quo no
estaban tan claramente no reformados como en Inglaterra. En este contexto,
el verdadero espíritu del puritanismo salió a la luz " 6.
Los divinos de la Reforma adicional holandesa estaban menos interesados
en reformar el gobierno y la iglesia que sus hermanos ingleses. Luego,
también, los holandeses estaban más inclinados a enfatizar la teología como
ciencia, mientras que los ingleses enfatizaban los aspectos prácticos de la
teología. Sin embargo, la esencia de la Reforma adicional holandesa coincide
con el énfasis del puritanismo inglés en la práctica de la auténtica
espiritualidad reformada.
Afortunadamente, varios libros holandeses de Reforma Adicional se han
traducido recientemente al inglés como la serie Clásicos de la espiritualidad
reformada. 7 También lo ha hecho la "crème de la crème" de la literatura del
movimiento, The Christian's Reasonable Service por Wilhelmus à Brakel. 8
Ministerio experiencial en los Países Bajos
La Reforma Adicional requería creencias ortodoxas, bíblicas y una
espiritualidad cálida y personal que produjera obediencia vital y
práctica. Uno puede ver el énfasis experiencial de este movimiento en las
definiciones de fe y buenas obras dadas por Wilhelmus Schortinghuis (1700–
1750):
P. ¿En qué consiste la fe genuina?
A. (1) De un conocimiento literal, y, especialmente, un conocimiento
experiencial de las verdades del evangelio, Dios, uno mismo, Cristo y el
camino de la gracia (Isa. 53:11); (2) de una cálida -h earted y el
asentimiento dispuesto (John3:33); y (3) de una confianza que encuentra
refugio con Dios en Cristo (Isa.27: 5; Prov.18:10; PD.2:12). 9
P. ¿Cuáles son las marcas de buenas obras?
A. Las buenas obras que verdaderamente agradan a Dios no son aquellas
que se realizan para servir a nuestra propia voluntad y placer (Mat. 15:
9), pero los que se hacen desde la fe a través de la unión con Cristo
(Ro. 14:23; Juan15: 1–3), de acuerdo con la ley de Dios (Sal. 119: 4–
5; Es un.8:20; Galón.6:16), y para el honor de Dios (1 Cor. 10:31). 10
Jean Taffin (c. 1529-1602), un precursor de la Reforma Adicional, destacó
la centralidad de la predicación en la obra de Dios entre los fieles. La marca
preeminente de una verdadera iglesia, dice, es "la pura predicación de la
Palabra de Dios". A través de la predicación bíblica, las ovejas escuchan la
voz de su Pastor (Juan10:27). Taffin dice: "Por la administración de su
Palabra, sin duda, Dios ofrece paz, gracia, salvación y vida". 11 Dios habla
con una voz viva a través del predicador, revelando su voluntad de salvar a
los pecadores: "Dios, que es la Verdad misma, revela su consejo. y será
concerniente a nuestra adopción y salvación en la predicación del evangelio
” 12.
Schortinghuis dice que "un ministro justo" es un don y llamado por el
Señor, "que busca ganar almas para el Rey, y que las supervisa en el poder de
Cristo al servir con compasión, seriedad y fidelidad en todas las áreas de su
servicio. (Juan 21: 15–17; 1 Tim.3: 1–7). "Esto lo compromete a" orar
fervientemente "por sí mismo y por la iglesia, y predicar las Escrituras con
fiel discernimiento y la demostración del" Espíritu y poder ". 13
Herman Witsius (1636–1708) habló de cada alumno y ministro de
seminario como un “teólogo” en el sentido más amplio y verdadero de la
palabra, uno que habla sobre Dios. Escribe: “Un verdadero teólogo es un
discípulo humilde de las Escrituras.Pero como la Palabra de Dios es la única
regla de fe, también es necesario que nuestro teólogo, para entenderla de
manera espiritual y salvadora, se entregue a la enseñanza interna del Espíritu
Santo. Por lo tanto, el que es un discípulo de las Escrituras también debe ser
un discípulo del Espíritu.” 14 Esto le capacita para enseñar a otros como un
hombre enseñado por Dios, no‘por la mera especulación, pero por la
experiencia real’, para que pueda abrir las profundas corrientes subterráneas
de la Palabra de Dios "que una fuente de agua desbordante, que brota de la
vida eterna, brota para calmar la sed de sus hermanos" 15.
Los predicadores no son solo maestros, sino también consoladores
evangélicos. Voetius dice que "los ministros de la Palabra" deben ser los
mejores amigos de quienes sufren aflicciones de conciencia, porque "estos
deben estar equipados sobre todo con el don y el arte de la
consolación" 16. Su estudiante Johannes Hoornbeeck (1617-1666) escribe que
las almas derrotadas necesitan que alguien “hable al corazón”. 17 Aquellos
que experimentan la oscuridad del alma encuentran granayuda en la
compañía de personas piadosas, especialmente un ministro que es "capaz de
consolar" y "poderoso en las Escrituras". 18 La capacitación de los ministros
debe ser, como dice Voetius, "la piedad se unió al conocimiento". profesor de
teología en Utrecht, consideró su vocación como "tratar prácticamente la
ciencia sólida y ortodoxa deLa teología, que por su naturaleza es práctica
” 19. Por lo tanto, estas divinas se unieron al estudio cuidadoso y la piedad
espiritual, rechazando tanto la teología sin corazón como la actividad sin
sentido. Como dice Hoornbeeck, "No hay práctica sin teoría". 20
En los tiempos modernos, el término teología a menudo connota debates
abstractos, filosóficos e irrelevantes. Pero estos divinos vieron la teología
como un modo de vida vibrante. Witsius escribe: "Por teólogo, me refiero a
uno que, imbuido de un conocimiento sustancial de las cosas divinas
derivadas de la enseñanza de Dios mismo, declara y elogia, no solo con
palabras, sino con todo el curso de su vida, las maravillosas excelencias de
Dios y por lo tanto vive en su totalidad para su gloria.”un hombre así no se
refiere a sí mismo con dibujados -o ut ‘sutilezas de preguntas curiosas’,
pero‘la contemplación devota de Dios y su Cristo.’los ministros de este sello
predicado de tal manera que, "Al impresionar en la mente una representación
exacta de las cosas sagradas, [inflamaron] al alma con su amor". 21
Tal enseñanza requiere de hombres que conozcan a Dios
experiencialmente. Witsius escribe: "Y cómo, pregunto, ¿es posible que el
que conoce la verdad tal como está en Jesús , no se inflame con su amor y sea
santificado por su verdad?" El ministro debe tener un "verdadero gusto" por
los celestiales Cosas y una conducta celestial a imagen de Cristo. Él debe
estar "jadeando por las cosas que están arriba y eternas", pero contemplando
las riquezas, los honores y los placeres de este mundo con desprecio. Todo
predicador debe ser humillado por el santo llamamiento que Dios le ha
extendido. Pero con Witsius no debería "perder el valor" ni "reducir el nivel
exacto del deber", sino "por la gracia de Dios", no debería "escatimar
esfuerzos" para ser un siervo fiel del Señor. 22
La predicación del evangelio es la mano de Dios que extiende a los
pecadores la obra salvadora de Cristo. Los predicadores holandeses de la
nueva reformase deleitó con el pensamiento de que la misericordia soberana
de Dios se extiende desde Cristo a través de la Palabra predicada. Tafin reza:
Pero, oh Dios misericordioso, mientras éramos hijos de ira, tus enemigos
y entregados a todo mal, tuviste compasión de nosotros, pecadores
pobres y miserables. Tú volviste tus ojos de misericordia y gracia hacia
nosotros. Y diste tu querido y amado Hijo Jesús Cristo a la muerte
vergonzosa y maldita de la cruz por nosotros. Enviaste tu santo
evangelio, ese bendito y alegre mensaje de nuestra
salvación. Acompañaste ese evangelio con tu Espíritu Santo para
iluminarnos, para atraernos a ti mismo y para compartir los tesoros de tu
reino y tu vida eterna. Extendiste tu mano del cielo a las profundidades
del infierno para rescatarnos y convertirnos en tus benditos hijos. Todo
esto lo hiciste de acuerdo con el buen placer de tu voluntad, mostrando
misericordia a aquellos con quienes estabas complacido de ser
misericordioso.23
Habiendo examinado la Reforma adicional holandesa y su énfasis
experiencial, pasamos al lado de la declaración doctrinal más importante
emitida durante este período en los Países Bajos y sus implicaciones para el
ministerio de la Palabra.

Los canones de dort


los Synod of Dort (o Dordrecht, una ciudad en el sur de Holanda) fue llamada
a resolver una controversia en las iglesias holandesas. Un profesor de Leiden
llamado Jacob Arminius (1560–1609) se había apartado de la fe reformada en
varios puntos. Sus ideas tuvieron una gran acogida y recibieron el apoyo de
algunos líderes gubernamentales clave, que presionaron a las iglesias locales
para que adoptaran los puntos de vista de Arminius. Tras su muerte, sus
seguidores, “losRemonstrantes ", redactaron su" Remonstrance ", resumiendo
sus objeciones a las enseñanzas de la fe reformada en cinco puntos. Lo
presentaron al gobierno en 1610, buscando revisar elConfesión belga y El
catequismo de Heidelberg. Esta controversia tomó un tono político, y pronto
la guerra civil amenazó la paz de la nación. En 1617, los Estados Generales
(el parlamento holandés) convocaron un sínodo nacional para abordar el
desafío de los Remonstrantes.
El Sínodo de Dort se reunió en 154 sesiones entre noviembre de 1618 a
mayo de 1619. A pesar de que era un sínodo nacional con sesenta -
t wo delegados de las iglesias holandesas, sino que también atrajo a veinte -
s incluso delegados extranjeros en representación de las iglesias reformadas
en ocho países. Produjo los cánones de Dort; canon se refiere a un fallo
autoritario en un asunto de doctrina o disciplina de la iglesia.
Estos cánones se llaman popularmente los cinco puntos de Calvinismo,
pero esto es un nombre inapropiado de varias maneras. Primero, los
delegados no se habrían llamado a sí mismos "calvinistas" sino cristianos
reformados, viendo a JuanCalvin como uno entre muchos buenos maestros en
la Reforma. En segundo lugar, el sínodo organizó los cánones bajo cuatro
títulos, no cinco, ya que creían que el pecado humano y la gracia
regeneradora debían abordarse juntos, y así los cánones ("Jefes de Doctrina")
III y IV se combinaron como uno solo. En tercer lugar, los cánones no
ofrecen una completa -o rbedpresentación de la teología reformada, pero sólo
la respuesta de la ortodoxia a los errores de laRemonstrantes. Así, los
Cánones de Dort son la respuesta reformada a los cinco puntos deEl
arminianismo, y están confinados a la soteriología, o la doctrina de la
salvación.
Los arminianos se declararon en el Remonstrance y aclararon en el Sínodo
de Dort:
1. Que Dios decretó eternamente salvar a los creyentes en Cristo que
perseveran hasta el fin, y condenados a los incrédulos. No eligió a nadie para
la vida eterna sin prever su futura fe, obediencia y perseverancia. No hay una
voluntad oculta en Dios para salvar solo a algunos hombres, sino solo esa
voluntad, proclamada en el evangelio, para salvar a todos los hombres.
2. Que Cristo murió por cada hombre para que obtuviera la salvación para
todos, pero solo los creyentes disfrutan realmente de esta salvación. Su
muerte reconcilió a toda la raza humana con Dios. Como resultado, el Padre
puede hacer un pacto de gracia con los pecadores con la condición de que
crean que Cristo murió por ellos.
3. Que el hombre no puede producir fe o cualquier gracia salvadora de su
libre albedrío. Él debe nacer de nuevo por el Espíritu Santo. Pero el pecador
puede obtener fe y regeneración al escuchar la Palabra de Dios, lamentarse
por sus pecados y desear la gracia. Como observa Cornelis Venema, los
Remonstrantes enseñaron que "el hombre pecador debe predisponerse para
recibir y cooperar con la gracia de Dios para ser salvo". 24
4. Que el hombre no puede hacer ningún bien aparte de la gracia de Dios,
pero esa gracia no es irresistible. Dios por su Palabra y Espíritu le da el poder
de creer, pero el hombre puede despreciar esta gracia y rechazar la fe, y así
perecer. Todos los que escuchan la Palabra de Dios reciben suficiente gracia
para creer en la salvación, si así lo desea.
5. Que los creyentes tienen en Cristo todo lo que necesitan para perseverar,
pero si son negligentes, pueden perder la gracia de Dios y caer lejos en el
mundo. No es raro que los creyentes caigan en tal pecado que pierdan la fe y
la justificación, aunque pueden convertirse y ser salvos nuevamente. Por lo
tanto, ningún creyente puede tener ciertaseguridad de que nunca se caerá y al
final será condenado. 25
El Sínodo de Dort respondió a estas afirmaciones con notable sabiduría
pastoral y equilibrio teológico. Los cánones reflejan la profundidad bíblica, el
celo evangélico y la cálida gratitud. Merecen nuestra lectura y meditación. En
resumen, contra los arminianos, el sínodo declaró:
1. Que Dios, por su misericordia, envió a su Hijo para salvar a los
pecadores, y envió predicadores para proclamar que todos los que se
arrepientan y confían en Cristo serán salvos. Pero solo aquellos que Dios
escogió se arrepentirán y creerán porque su conversión es un don de
Dios. Dios no los escogió porque ellos creen; Ellos creen porque él los
escogió.
2. Que Dios dio a su Hijo para hacer satisfacción a la justicia de Dios por
los pecados de los escogidos de Dios. La muerte de Cristo tiene un valor
infinito, por lo que la promesa del evangelio debe ser predicada a todos. Pero
fue la voluntad de Dios que su muerte redimiera solo a los elegidos, quienes
serán salvos de manera segura y completa a pesar del pecado y Satanás.
3/4. A pesar de que los hombres aún conservan sus mentes y voluntades, el
alma está tan absolutamente muerta en el pecado que no pueden ni están
dispuestas a venir a Dios ni a disponerse para hacerlo. Dios no le da a los
hombres el poder de creer si así lo eligen; más bien, él los resucita de la
muerte del pecado y renueva sus corazones y voluntades para que elijan
voluntariamente creer.
5. Que los creyentes tienen muchas debilidades restantes y pueden caer
tristemente en el pecado. Dios sigue siendo misericordioso, sin embargo, de
acuerdo con su propósito eterno de amor. Él los preserva para que no se
caigan, sino que perseveren en la fe. Si bien pueden experimentar dudas
sobre su salvación, es posible que disfruten de un sólido consuelo y la
seguridad de la salvación y la vida eterna.
Como resultado de las decisiones del sínodo, los ministros de Arminian
fueron removidos de sus púlpitos. Dirigidos por Simon Episcopius (1583–
1643), continuaron fuera de la iglesia nacional y se les concedió tolerancia en
los Países Bajos en 1625. Con el tiempo, muchos de ellos cayeron en los
errores más graves deSocinianismo y Unitarianismo, negando las doctrinas
de la Trinidad y sustitutivas. expiación por la sangre de cristo.
No es el propósito de este libro explicar y defender las enseñanzas de
Dort. Pero los recomiendo encarecidamente al lector para un estudio
adicional. Comience leyendo los cánones ellos mismos. Están llenos de
verdad y sabiduría bíblica. Luego lee buenos materiales de estudio sobre los
cánones. 26 Como el propósito de este capítulo es ilustrar la predicación
experiencial reformada, ahora pasamos a considerar lo que el sínodo enseñó
acerca del ministerio de la Palabra.

Los cánones de Dort y predicando la palabra


Mientras que los Cánones de Dort son famosos por sus declaraciones
doctrinales sobre la gracia soberana de Dios a los pecadores, Peter De Jong
observa que es "una tergiversación evidente" limitar la labor del sínodo a la
teología. Tanto antes como después de abordar el arminianismo, el sínodo
abordó una serie de otras cuestiones planteadas por las iglesias, y "la
predicación en las iglesias constituía una de sus principales
preocupaciones" 27.
Primero, el sínodo reafirmó la costumbre de predicar en el El catequismo
de Heidelberg. Predicación Catecismo se había introducido en 1566 por
Pieter Gabriel (d. 1573) e hizo obligatorio para las iglesias en 1586. El
catecismo en sí había sido pensadas para la exposición semanal cuando se
divide en cincuenta -t wo Días del Señor. Sin embargo, la negligencia
congregacional y el exceso de trabajo pastoral amenazaron la supervivencia
de esta práctica. El sínodo declaró: "Los ministros de todo el mundo
explicarán brevemente el domingo, normalmente en el sermón de la tarde, la
suma de la doctrina cristiana comprendida en el Catecismo que actualmente
se acepta en las Iglesias de los Países Bajos, para que pueda completarse cada
año de acuerdo con la división del Catecismo en sí misma hecha para ese
propósito ” 28.El sínodo agregó que los sermones deben ser “breves y fáciles
de comprender por el bien de los no educados”. 29 Por eso, los Cánones de
Dort expresan la preocupación de que la gente reciba instrucción sobre los
estándares doctrinales de la iglesia a través de la predicación del catecismo
regular. Como vimos en un capítulo anterior, el Catecismo de Heidelberg
expresa el cristianismo experiencial reformado con gran calidez y
profundidad.
Segundo, el Sínodo de Dort elogió la predicación de la predestinación. Los
adivinos rechazaron la idea de que la predestinación es una noción irrelevante
o abstracta, o, peor aún, una idea dañina que es mejor dejar sola. Fue
predicado por los profetas del Antiguo Testamento, los apóstoles del Nuevo
Testamento y Cristo mismo. Por eso, dicen los cánones, la doctrina dela
elección debe ser predicada, “siempre que se haga con reverencia, con
espíritu de discreción y piedad, para la gloria del Santísimo Nombre de Dios,
y para animar y consolar a su pueblo, sin intentar en vano investigar los
caminos secretos del Altísimo ”(1.14). 30 Los predicadores deben adherirse a
la Palabra y predicar la Palabra al corazón. Las doctrinas de elección y
reprobación no alientan el pecado, el fatalismo o la desesperación, sino que
pueden y deben predicarse "a la gloria del Nombre divino, a la santidad de la
vida y al consuelo de las almas afligidas", como los cánones. Decir en sus
observaciones finales.
Venema dice: “Dios se ha complacido con la edificación y salvación de su
pueblo, de revelar la verdad con respecto a su gracia elegida en Cristo en las
Escrituras. Sería infidelidad e ingratitud de nuestra parte, no predicar lo que
la Palabra enseña sobre este tema ". Sin embargo, advierte:" La predicación
de la elección debe ser cuidadosamente disciplinada por la Palabra de Dios,
declarando ni más ni menos que lo que Dios ha sido encantado de revelarnos
en la Palabra ". 31
En tercer lugar, el sínodo declaró que la Las doctrinas de la gracia, que los
cánones exponen en cinco cabezas, tienen implicaciones masivas para la
predicación. Los cánones presentan una perspectiva bíblica sobre la gracia
salvadora de Dios que determina por qué y cómo predicamos la Palabra. A
continuación, bajo tres puntos, ofrezco algunas de las lecciones de cánones
para predicar.

La predicación es un medio de gracia soberana


Los cánones dicen: "Como todos los hombres han pecado en Adán, yace bajo
la maldición, y merece la muerte eterna, Dios no habría cometido ninguna
injusticia al dejar que todos perecieran y entregarlos a la condenación por
causa del pecado ”(1.1). Pero el corazón de Dios se desbordó de misericordia,
y él envió a su Hijo para salvar a los pecadores (1.2). Además, los cánones
dicen: “Y para que los hombres sean llevados a creer, Dios
misericordiosamente envía a los mensajeros de estas alegres noticias a quien
Él quiere y en qué momentos lo desea; por cuyo ministerio los hombres son
llamados al arrepentimiento y la fe en Cristo crucificado ”(1.3). Entonces,
desde su apertura, los Cánones de Dort alzan la predicación como el medio
por el cual la misericordia de Dios en Cristo satisface las necesidades de los
hombres perdidos.Cornelis Pronk dice: "Cuando hablamos de elección,
debemos comenzar con el hecho de que Cristo se predica y se ofrece
gratuitamente a los pecadores perdidos". 32
Los elegidos de Dios no se distinguen por ninguna superioridad arraigada
en su naturaleza o nutrición, sino más bien por el efecto de la Palabra sobre
ellos. Dios ha decretado dar a sus elegidos a Cristo y “llamarlos y atraerlos
eficazmente a su comunión por medio de su palabra y espíritu” (1.7). Por lo
que el Espíritu -f illed la predicación de la Biblia juega un papel central en el
llamamiento eficaz a Cristo.También es un medio por el cual Dios preserva
su gracia en los creyentes para que perseveren (5.14). Cuando caen en
pecado, él, "por Su Palabra y Espíritu, ciertamente los renueva al
arrepentimiento" (5.7). La combinación de Palabra y Espíritu recuerda a los
ministros que la predicación requiere la bendición del Espíritu Santo para que
sea eficaz enevangelismo y edificación.
Ya hemos visto que Dios es soberano en el envío de un predicador a un
pueblo en particular (1.3). El Sínodo de Dort niega enfáticamente que Dios
haya enviado el ministerio de la Palabra a un pueblo porque eran "mejores y
más dignos que otros a los que no se les había comunicado el evangelio". Por
el contrario, es "meramente y únicamente el buen placer". de Dios "que
gobierna el envío del predicador a un pueblo en particular (1.r9). 33 Por lo
tanto, cuando un predicador sale a servir a una comunidad, puede confiar en
que él está allí por la voluntad soberana de Dios.
A menos que Dios envíe un predicador del evangelio, no hay esperanza de
salvación. Tampoco lala luz de la naturaleza ”ni la“ ley ”moral puede salvar a
un pecador. Dios salva al pecador "por la operación del Espíritu Santo a
través de la palabra o ministerio dereconciliación ”(3 / 4.6). Esta última frase
es una referencia a la predicación evangelística como se describe en 2
Corintios5: 18-21:
Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo
por Jesús Cristo, y nos ha dado el ministerio de la reconciliación; a
saber, que Dios estaba en Cristo, reconciliando el mundo consigo
mismo, no imputándoles sus transgresiones; y nos ha encomendado la
palabra de reconciliación. Ahora somos embajadores de Cristo, como si
Dios te hubiera rogado por nosotros: te rogamos que, en lugar de Cristo,
te reconcilies con Dios. Porque lo hizo pecado por nosotros, que no
conoció pecado; para que seamos hechos justicia de Dios en él.
En medio de una declaración confesional sobre la gracia soberana y
predestinadora, se nos recuerda que los predicadores deben rogar a los
pecadores que vengan a Cristo.
Cuando Dios envía un predicador, es una inmensa gracia para las personas
que lo escuchan. No deben tratar de entrometerse en las razones de Dios para
que otros pasen y les entreguen el Evangelio. Tampoco deberían pensar que
eran "superiores" o "hacer un mejor uso de la luz de la naturaleza". Más bien,
deben reconocerles las misericordias de Dios "con corazones humildes y
agradecidos" (3 / 4.7).

La predicación hace un Sincera oferta de Cristo a todos los hombres.


La elección de Dios permanece en secreto hasta que da fruto en la
conversión. Por lo tanto, el predicador debe proclamar el evangelio a todos
los que lo escuchan. Los cánones dicen: “Además, la promesa del evangelio
es que todo aquel que cree en Cristo crucificado, no perecerá, sino que tendrá
vida eterna. Esta promesa, junto con el mandato de arrepentirse y creer, debe
ser declarada y publicada a todas las naciones, y a todas las personas de
manera promiscua y sin distinción, a quienes Dios, por su buena voluntad,
envía el evangelio ”(2.5). La frase "promiscuamente y sin distinción" es un
pleonasmo, lo que significa que el evangelio se debe proclamar a cualquier
persona y a todos por igual, y se aplica tanto a la promesa como al mandato
del evangelio. Implica que el ministro no tiene por qué tratar de adivinar qué
personas no convertidas pueden o no ser elegidas,El deber de apartarse del
pecado y confiar en Cristo.
Los cánones hacen esta declaración en medio de la enseñanza de la
doctrina de la "expiación limitada" o la redención definitiva. Algunas
personas piensan que predicar el evangelio nos obliga a decirle a la gente:
“Cristo murió por ti. Crea eso y serás salvo ”. Sobre esta base, acusan a los
que creen que Cristo redimió a sus elegidos de no poder predicar el evangelio
libremente a todos los hombres. Pero aquí los cánones enseñan tanto la
redención de un pueblo en particular como la invitación del evangelio para
que todos vengan a Cristo. ComoPronk señala, los apóstoles “no llamar a los
pecadores a creer que Cristo murió por ellos, sino que llamó a los pecadores a
creer en Cristo.” 34 Hechos 16:31 dice: “Cree en el Señor Jesús Cristo, y serás
salvo. "En ninguna parte del Nuevo Testamento vemos a Cristo o sus
discípulos diciéndole a la gente que" Cristo murió por ti ". Más bien, el
evangelismo bíblico declara que Cristo murió por los pecadores y promete
salvar a todos los que creen en él.
El llamado del evangelio expresa la sincera invitación de Dios para que
todos los pecadores vengan a Cristo. Los cánones dicen: “Todos los que son
llamados por el evangelio, son llamados falsamente. Porque Dios ha
demostrado de manera sincera y sincera en su Palabra lo que será aceptable
para él, a saber, que aquellos que son llamados deben cumplir con la
invitación. Él, además, promete seriamente la vida eterna y el descanso para
todos los que vengan a Él, y crean en Él ”(3 / 4.8). Cristo es verdaderamente
"ofrecido" en el evangelio, aunque muchos hombres que son "llamados por el
ministerio de la Palabra", sin embargo, lo rechazan (3 / 4.9). Así, el
predicador proclama un sincero llamado de Dios para que todos los hombres
se arrepientan, ofreciéndoles a Cristo como el único Salvador de los
pecadores.
Algunos cristianos reformados rechazan erróneamente la doctrina de una
oferta libre del evangelio. Disputan nuestra comprensión de los cánones de
Dort, e incluso su traducción. 35 Por ejemplo, Homer Hoeksema se opone a lo
que llama la “corrupción de la llamada del Evangelio a un general, así -
m EANT oferta de salvación.” 36 En cambio, insiste en que el llamado del
evangelio es “una demanda, o un comando. ” 37 en efecto, se trata de un
comando‘arrepentirse y creer’(2.5). Como dice la Escritura, Dios "manda a
todos los hombres en todas partes que se arrepientan" (Hechos 17:30). Pero
los cánones también dicen con razón que Cristo es “ofrecido” a través del
evangelio (3 / 4.9). Hoeksema dice que la palabra traducida “ofrecido”
(América offero ) no denota “un bien -m EANT invitación”, sino que
significa “presenta o expone.” 38 Pero de una ofertaA menudo significa poner
algo ante alguien para su aceptación o rechazo, como ofrecer comida o un
regalo. " Bien -m eant " es otra forma de decir "sincero" o "no fingido", que
es como los cánones describen el llamado del evangelio. Y una invitación es
una llamada para venir. La Biblia representa el evangelio como una
invitación al banquete de Dios (Prov.9: 1–5; Lucas14: 16–24). Dios
personalmente, con seriedad, sinceridad y seriedad, llama a todos los
hombres a venir a él y encontrar la salvación al confiar en su Hijo.
La fidelidad a la Biblia en este punto, como en muchos puntos, conlleva el
cargo de contradicción o incoherencia. Los arminianos acusan a los
reformados de socavar el evangelismo. Por otro lado, incluso después de su
revisión de la traducción, Hoeksema se queja de que los adivinos de Dort "no
estaban en su mejor momento" y sufrieron "una falta deClaridad ”en estos
artículos. 39 Al contrario, creo que fueron muy claros. Comprendieron dos
verdades bíblicas y se negaron a dejarlas ir: Dios ha predestinado a algunos y
Dios los llama a todos sinceramente.De Jong escribe: “De hecho, los
reformados no intentaron resolver lo que también les parecía bastante
incomprensible. Pero enfatizaron la responsabilidad del hombre como se
enseña en las Escrituras tanto como la soberanía de Dios ” .40
Esto tiene enormes implicaciones para la predicación, ya que los ministros
hablan como representantes de Dios. Un predicador reformado de la
predestinación debe ofrecer a Cristo a todos los que escuchan el evangelio,
dando llamamientos sinceros para que vengan a Cristo y sean salvos.G. H.
Kersten escribe: “La Palabra debe ser predicada a todos sin excepción; El
evangelio debe ofrecerse a los convertidos y no convertidos. Algunos objetan
esto como si hiciera la oferta de gracia demasiado general. Pero el
Señor Jesús lo ha mandado. 'Muchos se llaman, pero pocos son elegidos'
(Matt.22:14). ” 41
Peter Feenstra dice: “Los cánones de Dort hacen hincapié en que Dios es
serio cuando nos llama a venir a él. El Señor no tiene placer en la muerte de
nadie, pero el pecador debe apartarse de su camino y vivir
(Ezequiel18:23, 30–32). ” 42 Aunque Dios, para el propósito más grande de
su gloria, ha decretado que solo sus elegidos se volverán a él, sigue siendo
cierto que no se deleita en destruirse en sí mismo, sino que tiene placer en el
arrepentimiento de los pecadores. , no importa quienes sean. Si negamos esto,
corremos el riesgo de negar la bondad de Dios.
Sin embargo, esta verdad no requiere que prediquemos como un
arminiano. Los cánones dicen que Dios no ofrece meramente la gracia
salvadora para que los hombres tomen "su propialibre albedrío, que se une a
la gracia que se ofrece "para hacerla efectiva (2.r6). Dios no ofrece "fe" a los
pecadores, para ser abrazados o rechazados. En cambio, ofrece a Cristo a
todos, manda la fe como el deber de todos y trabaja en algunos: "produce la
voluntad de creer y el acto de creer también" (3 / 4.14). Los demás rechazan a
Cristo como una elección determinada por sus propias voluntades corruptas.
Hay que culpar al hombre condenación; Dios debe ser alabado
porsalvación. Dios “llama a los hombres por el evangelio”, y no es su culpa
que los hombres “se nieguen a venir y convertirse”. Por el contrario, ellos
mismos son culpables por rechazar la Palabra y por negarse a permitir que
“haga una impresión duradera” en su corazón ”(3 / 4.9). Cuando los hombres
se arrepienten y creen, no es por "el ejercicio correcto del libre albedrío", sino
por el don del Dios que elige, quien "los rescata del poder de las tinieblas y
los traduce al reino de su propio Hijo" ( 3 / 4.10).
Los arminianos abrazaron la doctrina bíblica del llamado del evangelio a
todos los hombres, pero luego, a través del retorcido razonamiento humano,
lo aplicaron erróneamente para negar las doctrinas igualmente bíblicas de la
incapacidad total del hombre y la soberanía de Dios. Los cánones abarcan
ambas enseñanzas bíblicas: la oferta libre del evangelio y el llamamiento
efectivo de Dios sobre los pecadores indefensos.Venema dice:
Es interesante notar que el lenguaje de los Cánones, que describe el
llamado serio y genuino que Dios emite a través del Evangelio para
todos, es virtualmente idéntico al empleado por los Remonstrantes en su
cuarto artículo. Sin embargo, los autores reformados de los Cánones se
negaron a seguir la "lógica" de los Remonstrantes o Arminianos, quienes
llegaron a la conclusión de que todos los pecadores deben poder por sí
mismos cumplir con las demandas del Evangelio. 43

La predicación es el canal de Poder supernatural


Las doctrinas de la depravación humana total y la gracia divina omnipotente
implican que la predicación efectiva no es simplemente un ejercicio de
comunicación y persuasión humana. La predicación efectiva es un evento
sobrenatural. Dios “no solo hace que el Evangelio se les predique
externamente y que ilumine poderosamente sus mentes por medio de Su
Espíritu Santo. . . pero por la eficacia del mismo Espíritu regenerador,
impregna lo más recóndito del hombre; Abre el cerrado, y suaviza el corazón
endurecido. . . infunde nuevas cualidades en la voluntad, que aunque hasta
ahora muerto, Él acelera ”(3 / 4.11). Dios no ofrece meramente opciones a la
voluntad "por la predicación externa del evangelio, por persuasión moral
[persuasión]", que el hombre puede aceptar o rechazar. Él hace un milagro
sobrenatural en el corazón para que, sin lugar a dudas, se diga con razón que
el hombre mismo cree y se arrepiente (3 / 4.12).
Aquí llegamos a otra objeción que la gente hace contra la gracia
irresistible. Pronk explica: "La acusación es que los calvinistas creen que los
elegidos son salvos contra su voluntad y que el hombre es como un títere
arrastrado por su cabello hacia Cristo". Sin embargo, como Pronk continúa
diciendo, en realidad todos los hombres se resisten a la gracia de Dios hasta
que Esa gracia supera esta resistencia en sus elegidos. 44 Los cánones
declaran que “donde antes prevalecía la rebelión y la resistencia carnales,
comienza a reinar una obediencia espiritual sincera y sincera, en la que
consiste la verdadera restauración espiritual y la libertad de nuestra voluntad”
(3 / 4.16). Dios no salva a los pecadores contra sus voluntades; más bien, él
salva sus voluntades, de hecho todas sus almas, del poder reinante del
pecado. No debemos pensar que Dios obstaculiza la libertad de nuestras
voluntades.Dios pone en libertad a los esclavos con la verdadera libertad en
Cristo. Los cánones señalan correctamente que negar que Dios puede vencer
la resistencia en la voluntad del hombre es negar que Dios es todopoderoso (3
/ 4.r8). Por el contrario, ejercitamos la fe o creemos "de acuerdo con el
trabajo de su gran poder" (Ef.1:19), y nuestra misma vida y piedad son dones
de su poder (2 Ped. 1: 3).
La predicación sigue siendo instrumental en la conversión porque el
hombre sigue siendo un ser racional y volitivo, como Dios lo creó. El trabajo
sobrenatural de la regeneración "no trata a los hombres como acciones y
bloques sin sentido" (3 / 4.16). La influencia todopoderosa de Dios opera a
través del "uso de los medios", especialmente "el uso del evangelio", que es
"la semilla de la regeneración". Por lo tanto, los ministros deben realizar
fielmente "el ejercicio de la Palabra, los sacramentos y la disciplina", no
tentando a Dios al tratar de separar su gracia de sus medios. Desde nuestra
perspectiva, mientras más fervorosamente y con más fervor prediquemos
todo el consejo de Dios en Jesucristo, más probable será que la bendición de
Dios se apoye en él y su obra salvadora en los pecadores sea avanzada:
“Porque la gracia se confiere mediante advertencias; y cuanto más fácilmente
cumplamos con nuestro deber, el más eminente usualmente es esta bendición
de Dios trabajando en nosotros, y más directamente es su trabajo avanzado; a
quien solo toda la gloria, tanto de los medios como de su fruto y eficacia de
salvación, es para siempre. Amén ”(3 / 4.17).
Venema dice: "La maravillosa confianza de la predicación del evangelio,
según los cánones, es que Dios se complace a través de estos medios para
atraer a todo su pueblo sin fallar en sí mismo" .45 Por lo tanto, que se aliente a
los predicadores. El trabajo deEl evangelismo no es, ante todo, nuestro
trabajo, sino el trabajo del Dios trino. 46 comoDe Jong señala, la predicación
nunca debe reducirse "a un esfuerzo por parte del predicador que bien puede
resultar infructuoso". Dios envió a su Hijo para hacer su voluntad de
salvación. Dios envía al predicador a donde quiera. Dios envía el Espíritu
para que la predicación sea efectiva y salve a quien quiera. 47 Sola
gratia! Soli Deo Gloria!
Habiendo abierto con Cristo crucificado, a quién predicamos, los cánones
de Dort se acercan al Señor, quien da los dones de la predicación, predica en
nuestra predicación y presiona nuestra predicación en el corazón:
Que Jesús Cristo, el Hijo de Dios, que, sentado a la diestra del Padre, da
dones a los hombres, nos santifique en la verdad, llevar a la verdad a los
que yerran, cerró la boca de los calumniadores [calumniadores] de la
sana doctrina , y haga que el fiel ministro de Su Palabra sea honrado con
sabiduría y discreción, para que todos sus discursos puedan tender a la
gloria de Dios y la edificación de quienes los escuchan. Amén. 48
1 . Para un tratamiento más detallado de la Reforma adicional holandesa, vea el apéndice en Joel R. Beeke, La
búsqueda de la seguridad total: el legado de Calvin y sus sucesores (Edimburgo: Banner of Truth, 1999), 286–309.
2 . Parte de esta sección está adaptada de "Introducción a la Reforma Adicional Holandesa", en Joel R. Beeke y
Randall J. Pederson, Conozca a los puritanos: con una guía para reimpresiones modernas(Grand Rapids, MI:
Reformation Heritage Books, 2006), 741–44.
3 . C. Graafland, W. J. op 't Hof y F. A. van Lieberg, “Nadere Reformatie: opnieuw een poging tot begripsbepaling”,
en Documentatieblad Nadere Reformatie 19 (1995): 108. La traducción al inglés de este párrafo es de Bartel
Elshout, The Pastoral y Teología práctica de Wilhelmus à Brakel (Grand Rapids, MI: Reformation Heritage Books,
1997), 9.
4 . Keith L. Sprunger, puritanismo holandés: una historia de las iglesias inglesas y escocesas de los Países Bajos en
los siglos XVI y XVII (Leiden: Brill, 1982).
5 . Willem Jan op't Hof, Engelse pietistische geschriften in het Nederlands (Rotterdam: Lindenberg, 1993), 636–37,
640, 645.
6 . Jonathan N. Gerstner, El Pacto de las Mil Generaciones: Teología del Pacto Reformado Holandés e Identidad de
Grupo en la Sudáfrica colonial (Leiden: Brill, 1991), 77–78.
7 . Godefridus Udemans, La práctica de la fe, la esperanza y el amor , ed. Joel R. Beeke, trad. Annemie Godbehere
(Grand Rapids, MI: Reformation Heritage Books, 2012); Guilelmus Saldenus y Wilhelmus à Brakel, en memoria de él:
aprovechándose de la Cena del Señor , ed. James A. De Jong, trad. Bartel Elshout (Grand Rapids, MI: Reformation
Heritage Books, 2012); Jodocus van Lodensteyn, Un llamadoespiritual a la novia de Cristo , ed. Joel R. Beeke,
trad. Bartel Elshout (Grand Rapids, MI: Reformation Heritage Books, 2010); Wilhelmus Schortinghuis, verdades
esenciales en el corazón de un cristianoed. James A. De Jong, trad. Harry Boonstra y Gerrit W. Sheeres (Grand Rapids,
MI: Reformation Heritage Books, 2009); Jean Taffin, Las Marcas de los Hijos de Dios , ed. James A. De Jong,
trad. Peter Y. De Jong (Grand Rapids, MI: Baker Academic, 2003); Willem Teellinck, El camino de la verdadera
piedad (Grand Rapids, MI: Baker Academic, 2003); Gisbertus Voetius y Johannes Hoornbeeck, Deserción espiritual ,
ed. M. Eugene Osterhaven, trad. John Vriend y Harry Boonstra (Grand Rapids, MI: Baker Academic, 2003); Jacobus
Koelman, Los deberes de los padres , ed. M. Eugene Osterhaven, trad. John Vriend (Grand Rapids, MI: Baker
Academic, 2003).
8 . Wilhelmus à Brakel, El Servicio Razonable del Cristiano , 4 vols., Ed. Joel R. Beeke, trad. Bartel Elshout (Grand
Rapids, MI: Reformation Heritage Books, 1995–1999).
9 . Schortinghuis, Verdades esenciales en el corazón de un cristiano , 89.
10 . Schortinghuis, Verdades esenciales en el corazón de un cristiano , 98.
11 . Tafin, Las Marcas de los Hijos de Dios , 36.
12 . Tafin, Las Marcas de los Hijos de Dios , 42.
13 . Schortinghuis, Verdades esenciales en el corazón de un cristiano , 128.
14 . Herman Witsius, Sobre el carácter de un verdadero teólogo , ed. J. Ligon Duncan III (Greenville, SC: Reformed
Academic Press, 1994), 35.
15 . Witsius, Sobre el carácter de un verdadero teólogo , 38.
16 . Voetius y Hoornbeeck, Deserción espiritual , 47.
17 . Voetius y Hoornbeeck, Deserción espiritual , 79.
18 . Voetius y Hoornbeeck, Deserción espiritual , 153.
19 . Gisbertus Voetius, Ta asketika sive Exercitia Pietatis (Gorinchem: Vink, 1654), 3, citado en Joel R.
Beeke, Gisbertus Voetius: Hacia un matrimonio reformado de conocimiento y piedad (Grand Rapids, MI: Reformation
Heritage Books, 1999), 14 .
20 . Johannes Hoornbeeck, Theologiae Practicae (Utrecht: Versteegh, 1663), 1:85, citado en Beeke, Gisbertus
Voetius , 20.
21 . Witsius, Sobre el carácter de un verdadero teólogo , 27.
22 . Witsius, Sobre el carácter de un verdadero teólogo , 44–48.
23 . Tafin, Las marcas de los hijos de Dios , 141–42. Esta traducción se ha ajustado para coincidir con el hecho de
que Taffin se dirija a Dios como Gij ("Tú").
24 . Cornelis P. Venema, pero por la gracia de Dios: una exposición de los cánones de Dort (Grandville, MI:
Fraternidad reformada, 2011), 61.
25 . Vea The Remonstrance en Philip Schaff, The Creeds of Christendom: With a History and Critical Notes (Nueva
York: Harper, 1877), 3: 545–49; y "The Opinions of the Remonstrants", en Homer C. Hoeksema, La voz de nuestros
padres: Una exposición de los cánones de Dordrecht (Grand Rapids, MI: Reformed Free Publishing Association,
1980), 103–9.
26 . Sobre los cánones de Dort, ver Peter Y. De Jong, ed., Crisis en las iglesias reformadas: Ensayos en
conmemoración del Gran Sínodo de Dort, 1618–1619 (Grand Rapids, MI: Fraternidad reformada,
1968); Hoeksema, Voz de nuestros padres ; P. G. Feenstra, Incomparable confort: un comentario sobre los cánones de
Dort (Winnipeg: Premier Printing, 1997); Cornelis Pronk, Sermones expositivos sobre los cánones de Dort (St.
Thomas, ON: Free Reformed Publications, 1999); William Twisse, La Doctrina del Sínodo de Dort y Arles, Reducido a
la Práctica (Amsterdam: Sucesores de G. Thorp, 1631); Venema,sino por la gracia de Dios ; Joel R. Beeke,Vivir para
la gloria de Dios: una introducción al calvinismo (Lake Mary, FL: Reformation Trust, 2008), 24–26, 48–131.
27 . Peter Y. De Jong, “La predicación y el sínodo de Dort”, en Crisis en las iglesias reformadas , 120–21.
28 . "Orden de la Iglesia", 3.68, en Joel R. Beeke, ed., Estándares doctrinales, liturgia y Orden de la iglesia (Grand
Rapids, MI: Reformation Heritage Books, 2003), 187.
29 . Citado en De Jong, "La predicación y el sínodo de Dort", 121.
30 . "The Canons of Dort", encabezado 1, artículo 1, en Estándares doctrinales , 97. El encabezado y el número de
artículo señalan otras referencias a los canones. Tenga en cuenta que las cabezas 3 y 4 se combinan, dando como
resultado una referencia como 3 / 4.1.
31 . Venema, pero por la gracia de Dios , 32–33.
32 . Pronk, Sermones expositivos sobre los cánones de Dort , 19.
33 . La notación 1.r9 significa cabeza 1, rechazo 9.
34 . Pronk, Sermones Expositivos sobre los Cánones de Dort , 128.
35 . Homer Hoeksema plantea preguntas sobre la traducción e interpretación de los cánones 3 / 4.8 en Voice of Our
Fathers , 485–86. Las palabras de manera sincera , seria y seria traducen la misma palabra latina ( serio ). Hoeksema
objetos especialmente a seriedad , pero léxicos latinos permite ya sea en serio o seriamente como traducciones
correctas. Ver Ethan Allen Andrews, Un Léxico latino-inglés copioso y crítico (Nueva York: Harper & Brothers, 1851),
1401; Leo F. Stelten, Diccionario del latín eclesiástico: con un apéndice de expresiones latinas definidas y
aclaradas(Peabody, MA: Hendrickson, 1995), 245. Sin embargo, tiene razón al afirmar que la traducción "cumplir con
la invitación" es una versión suelta del latín ( ad se veniante ), mejor traducido como "venga a Él". Para el texto en latín
de los cánones 3 / 4.8, vea Acta Synodi Nationalis, en el nombre de Domini nostri Iesv Christi, Autoritate Illvstr. et
Praepotentvm DD. Ordinvm Generalivm Foederati Belgii Provinciarvm, Dordrechti Habitae Anno MDCXVIII y
MDCXIX (Lvgdvni Batavorvm: Isaaci Elzeviri, 1620), 257.
36 . Hoeksema, Voz de nuestros padres , 489.
37 . Hoeksema, Voz de nuestros padres , 492.
38 . Hoeksema, Voz de nuestros padres , 499–500.
39 . Hoeksema, Voz de nuestros padres , 487.
40 . De Jong, "La predicación y el sínodo de Dort", 130.
41 . G. H. Kersten, Dogmática reformada: un tratamiento sistemático de la doctrina reformada , trad. Joel R Beeke
y JC Weststrate, 2 vols. (Grand Rapids, MI: Comité de Publicaciones y Libros Reformados de los Países Bajos, 1980),
369.
42 . Feenstra, Incomparable Confort , 115.
43 . Venema, pero por la gracia de Dios , 66n1.
44 . Pronk, Sermones expositivos sobre los cánones de Dort , 264.
45 . Venema, sino por la gracia de Dios , 75.
46 . Venema, pero por la gracia de Dios , 92–95.
47 . De Jong, "La predicación y el sínodo de Dort", 127.
48 . Estándares doctrinales , 117.
15

Predicadores holandeses: Teellinck, van


Lodenstein y à Brakel

En el capítulo anterior, presenté la Reforma adicional holandesa. En este


capítulo, examinaré brevemente a tres de sus muchos grandes predicadores,
comenzando con un padre fundador del movimiento y luego procediendo con
dos hombres que sirvieron durante sus años dorados.

Willem Teellinck
Willem Teellinck, a menudo llamado "el padre de la Reforma adicional
holandesa", nació el 4 de enero de 1579 en Zelanda. 1 Era el menor de ocho
hijos en una familia prominente y piadosa. Su padre, Joost Teellinck, murió
cuando Willem tenía quince años. Su madre, Johanna de Jonge, sobrevivió a
su esposo por quince años, pero a menudo se enfermaba cuando Willem era
joven. Willem fue bien educado en su juventud; estudió derecho en la
Universidad de St. Andrews en Escocia y en la Universidad de Poitiers en
Francia, donde se licenció en derecho en 1603.
Al año siguiente, Teellinck pasó nueve meses con la comunidad puritana
en Inglaterra, hospedándose con una familia piadosa en Banbury. Él estaba
profundamente impresionado por su exposición a la piedad puritana vivido a
través de una amplia familia de culto, la oración privada, discusiones de
sermones, la observancia del sábado, el ayuno, la comunión espiritual, auto -
e XAMEN , sinceraPiedad, y buenas obras. Esto llevó a su conversión. Un
celo por la verdad de Dios y por la piedad puritana nació en su corazón, para
nunca ser apagado.
Mientras estuvo en Inglaterra, Teellinck conoció a Martha Greendon, una
joven puritana de Derby que se convirtió en su esposa y regresó a los Países
Bajos con él. Ella compartió el objetivo de su vida de vivir el puritano.praxis
pietatis (“práctica de la piedad”) en la vida familiar, así como en el trabajo
parroquial, y más allá. Juntos decidieron llevar la forma puritana de pensar y
vivir a los Países Bajos. Su impacto fue extenso. Tres de sus hijos se
convirtieron en ministros reformados, y una hija se casó con un ministro.
Teellinck edificó a su familia con su ejemplo piadoso. Fue hospitalario y
filantrópico, pero recalcóLa sencillez en muebles para el hogar, ropa y
comida. Generalmente dirigía la conversación en las comidas en una
dirección espiritual. El culto familiar se practicaba escrupulosamente a la
manera puritana. Una o dos veces al año, los Teellincks observaron un día
familiar de oración y ayuno. Consideró que esta práctica era útil para que él y
su familia se dedicaran por completo a Dios.
Teellinck estudió durante dos años más en Leiden. Fue ordenado para el
ministerio pastoral en 1606 y sirvió en la parroquia de Burgh -H aamstede en
la isla de Duiveland durante siete años fructíferos. Hubo varias conversiones,
pero, al igual que su predecesor, Godefridus Udemans (c. 1581–1649), luchó
con la vida de la aldea, que fue áspera e indisciplinada. Los minutos de clase
de ese tiempo abordan con frecuencia los problemas del abuso del alcohol, la
profanación del sábado, las peleas, la asistencia a los carnavales y un espíritu
desordenador general.
En 1610, Teellinck visitó Inglaterra para renovar los lazos con sus colegas
puritanos Thomas Taylor (1576-1632), John Dod y Arthur
Hildersham. Durante esa estancia, predicó a la congregación holandesa en
Londres. Desde 1613 hasta su muerte en 1629, se desempeñó como pastor en
Middelburg, una ciudad floreciente que tenía seis iglesias reformadas: cuatro
holandesas, una inglesa y una francesa. Las personas se sintieron atraídas a su
ministerio por su conversación y predicación sinceras, visitas fieles y
catequesis, andanzas sagradas y comportamiento desinteresado, y escritos
sencillos y prácticos. Demostró suconvicción de que un pastor debe ser la
persona más piadosa en la congregación, y su piedad involucrada auto -
d enial . Cuando una plaga arrasó Middelburg en 1624, por ejemplo, no solo
llamó a la gente al arrepentimiento público y privado, sino que también visitó
numerosos hogares infectados, a pesar de que instó a otros a no ponerse en
riesgo al hacerlo.
El arduo trabajo de Teellinck en Middelburg dio sus frutos. Cinco años
después de su llegada, escribió a su congregación en su Noodwendig
Vertoogh ("Discurso urgente"): "Tenemos todos los motivos para agradecer
al Señor. Todos los domingos vienes a la iglesia; nuestros cuatro edificios de
la iglesia no pueden contener a todas las personas. Muchas de sus familias
pueden llamarse 'pequeñas iglesias'. Hay buen orden según buenas
reglas. Muchos de ustedes usan los medios de la gracia diligentemente y
escuchan con gusto nuestras admoniciones para ejercer la piedad. "Sin
embargo, él siguió agobiado por laIndiferencia en y más allá de su rebaño. El
"dolor y dolor constantes" que llevaba en su corazón debido a la laxitud
espiritual y la carnalidad que prevalecía en la iglesia y la sociedad lo
movieron a usar sus prodigiosas energías y dones al hablar y escribir para
lograr una reforma integral en cada esfera de la vida. .Arie De Reuver
escribe: “Su convicción fue que esta práctica espiritual simplemente debería
abarcar toda la vida: hogar y hogar, iglesia y gobierno civil, educación y
atención médica, vocación y tiempo libre. . . . [La] plenitud de vida tenía un
solo centro, a saber, la comunión personal con Dios ” 2.
Teellinck murió a la edad relativamente joven de cincuenta años el 8 de
abril de 1629, después de una larga batalla con mala salud. Aunque nunca
enseñó teología en una universidad ni predicó con palabras elocuentes, dio
forma a la piedad de toda la Reforma adicional holandesa. Su ministerio
ejemplificó sus palabras: "En verdad, la Palabra de Dios es la espada del
Espíritu y los medios para derribar el reino de las tinieblas y fortalecer el
reino de la gracia (Efesios 6:17)". 3

Llanura, Predicacion practica


En su predicación, Teellinck se infiltró en la escena holandesa con fervor
puritano inglés. Sus sermones se centraron en la práctica de la piedad,
ypredicaba a menudo sobre la necesidad del arrepentimiento. Él tenía el don
de reprender el pecado y pronunciar los juicios inminentes de Dios mientras
simultáneamente atraía a las personas hacia el amor de Dios y las cortejaba a
Cristo. Despreciaba las trivialidades desde el púlpito, que incluían
expresiones florales e ilustraciones insignificantes. Fue franco y directo al
expresarse, incluso hasta el punto de ser tosco.
Teellinck creía que la sana doctrina puede producir real Fruto cuando se
aplica con la lógica adecuada. Toda doctrina contiene material para el
castigo, la refutación, la advertencia y el consuelo. Estos deben aplicarse
retóricamente para perforar la conciencia. Por ejemplo, en un sermón sobre el
amor de Cristo (2 Cor.5:14), pasa rápidamente de la exégesis a un desarrollo
detallado de la doctrina, presentándola con gran calidez y amor por
Dios. Luego da aplicaciones completas y detalladas, a veces en forma de
preguntas y respuestas. Predicó con gran seriedad y reprendió el pecado con
seriedad. No temía nombrar pecados específicos de su comunidad o quejarse
de la negligencia de la gente en el Día del Señor. Tampoco permitió que los
pecadores se aferraran sin excusas a sus excusas. Cuando reprendió a un
borracho, el hombre le dijo que se ocupara de sus propios asuntos y bromeó:
"La cerveza no se elabora para gansos". El ministro respondió con gravedad:
"Es cierto, amigo mío, pero el infierno tampoco se hizo para los gansos". 4
Sus sermones sondearon la experiencia humana. La predicación sobre el
pecado que mora en los creyentes (Ro.7:24), él dice que la diferencia entre el
incrédulo y el creyente es así entre la medianoche y el amanecer. El incrédulo
no tiene luz espiritual, pero el creyente tiene una mezcla, cuando la luz
irrumpe en eloscuridad. De hecho, cada parte de su ser contiene tanto luz
como oscuridad. 5 Teellinck agita la imaginación y los afectos al comparar el
pecado con una monstruosidad con ojos donde deberían estar los oídos y la
boca en la frente, con los gusanos que consumen un cadáver en
descomposición y con un oso que rompe a un hombre. 6 Los santos "ven el
odio de este monstruo", dice, y preferirían morir antes que satisfacer sus
deseos, aunque el mundo viva para alimentarlo. 7 El ejemplo de Pablo nos
muestra que esta bestia horrible "está aun en la mejor y más santa de
todas". 8Sin embargo, en los hijos de Dios, esta corrupción natural no se
sienta "en un trono, gobernando, y mandando como un rey, sino que se
extiende, por así decirlo, tendida sobre una percha", donde el Espíritu trabaja
para debilitarla diariamente hasta muerte. 9 La presencia de este "monstruo
mortal y engañoso" con nosotros constantemente requiere que los creyentes
"caminen con cautela y prudencia", como una ciudad vigila a un ejército
asediado ya traidores dentro de sus muros. 10
Sin embargo, ofrece este consuelo: aquellos que lloran sinceramente por el
pecado y luchan para matarlo por el Espíritu Santo son los verdaderos hijos
de Dios. 11 Tienen “un sentimiento, y el conocimiento de la experiencia de la
miseria que nunca se ha levantado del pecado”, lo que les lleva “a buscar
nuestra liberación del pecado por Jesús Cristo.” 12 Ellos tienen una fe
verdadera en Cristo, no sólo meras palabras, sino una fe que los atrae al
Médico para ser sanado por "su sangre, siendo la medicina de nuestras
almas".La fe salvadora consiste en negar su propia sabiduría, voluntad y
deseos pecaminosos, entregarse a Cristo para ser gobernado por él y su
Palabra, y creer que los salvará como lo promete. 13
Dios llama al cristiano a buscarlo en la devoción bíblica, que Teellinck
llama "la práctica de la bendición divina". 14 Los verdaderos creyentes
deben decidir diariamente exaltar al Señor en todos los aspectos de la vida, en
el hogar, el trabajo o la iglesia. Dios es "simplemente el mejor", un
"manantial", un "océano lleno", un "sol", "la fuente sagrada de todo lo que
deseamos" y "mejor que la vida misma". 15Teellinck dice: "Cuando los
predicadores predican, para que los hombres mueran en el mundo y
crucifiquen al anciano, etc., su significado no es hacer que los hombres sean
desgraciados y miserables por ello (como algunos se imaginan), pero su
propósito en esto es solo traer a los hombres al mundo. La verdadera
felicidad, que todos buscamos ” 16.El creyente sigue avanzando en un
constante "movimiento hacia Dios", al igual que un fuego por naturaleza
asciende hacia el cielo con intenso calor. Lo hace por medio de "los
movimientos y movimientos del buen Espíritu de Dios" .17 Sin embargo, este
Espíritu no se encuentra aparte de la Palabra escrita. Aquí vemos la
centralidad de las Escrituras y la prioridad de la predicación en la
espiritualidad de Teellinck.De Reuver escribe: “La Santa Biblia es el punto
de contacto con el Espíritu Santo. . . . El aliento del Espíritu se vierte sobre él
y lo ha "impregnado". Cada página y cada verso como resultado exhala los
movimientos sagrados del Espíritu ” 18. Por lo tanto, la vida de escuchar la
Palabra, leer la Palabra y meditar en la Palabra es una vida de espiritualidad
vibrante. El predicador sirve como un Espíritu -e mPowered estímulo para los
santos a Dios -c introducida devoción.
Además de hablar sobre la experiencia interna, Teellinck fue un predicador
práctico que se dirigió a eventos actuales. Por ejemplo, cuando los holandeses
se regocijaron por la captura de los barcos del tesoro españoles por el
almirante Piet Hein, predicó que las riquezas de este mundo son falsas y que
solo las riquezas de Cristo son reales (1 Tim. 6: 17–19). También hizo
críticas al predicar contra el lujo en el vestir, leer literatura amorosa, beber en
exceso, bailar, viajar en sábado, el exceso en el banquete y el abandono del
ayuno. Más que nada, deploró la muerte espiritual en la iglesia y buscó
edificar a los creyentes en su más santa fe y en la nueva vida en Cristo.
Homiléticamente, Teellinck fue influenciado por William Perkins, quien
defendió el "método simple" puritano de la predicación. Después de borrar un
texto, Teellinck extrajo varias doctrinas, explicó cómo estas doctrinas
deberían beneficiar al oyente por medio de la comodidad y la admonición, y
luego aplicó la sabiduría obtenida del texto a los oyentes salvos y no
salvos. Aunque no era un orador elocuente, era un predicador eficaz.Después
de escucharlo predicar en algunas ocasiones, Gisbertus Voetius dijo que
deseaba que él y todos los predicadores holandeses pudieran duplicar la
poderosa forma de predicar de Teellinck.
Sin embargo, los Países Bajos no estaban tan listos para Teellinck como lo
había sido Inglaterra para Perkins. Su predicación contra la ortodoxia muerta
lo puso bajo sospecha por parte de algunos reformados. Por otro lado, los
arminianos lo censuraron por su dedicación a la ortodoxia reformada y le
molestó su popularidad entre los laicos. A pesar de tal oposición, miles de
personas lo lloraron cuando murió.

Jodocus van Lodenstein


Jodocus van Lodenstein (1620–1677) fue predicador y poeta en la edad de
oro de la historia holandesa. 19 Nació el 6 de febrero de 1620 en Delft, en la
provincia de Holanda Meridional, en el oeste de los Países Bajos. Delft
estaba situada a lo largo del río Schie, entre Rotterdam y La Haya. 20 Sus
padres eran de familias prominentes y aristocráticas.
Van Lodenstein era sensible, cariñoso y musical. La piedad era su objetivo
desde la primera infancia. Incluso hizo un voto dela castidad en sus años
preadolescentes para que pudiera servir al Señor sola -m indedly toda su
vida. 21 Jodocus sufrió de infecciones crónicas; él también tenía un
impedimento severo en el habla, que luego Dios sanó gentilmente. 22 Sus
padres lo criaron para vivir una vida de santidad. 23 Mientras era joven,
escuchó la predicación del gran puritano inglés Thomas Hooker. Él desarrolló
un amor por los puritanos, lo que lo llevó a ser llamado al ministerio e
informó su predicación sobre el arrepentimiento. 24
A los dieciséis años, Van Lodenstein entró. Academia de Utrecht, donde
estudió con Voetius. 25 Después de graduarse de Utrecht, regresó a su casa
porque no había parroquias vacías.Su padre hizo los arreglos para que
estudiara lenguas orientales en Franeker con el erudito pietista alemán
Johannes Cocceius (1603–1669), con quien abordó y estudió durante dos
años. Mientras tanto, sentía cada vez más el peso de su llamado al
ministerio. 26
De 1644 a 1650, pastoreaba una congregación en la pequeña ciudad de
Zoetermeer. Allí, luchó contra facciones en la iglesia, sin cumplir con la
observancia del sábado,materialismo, resistencia a su predicación de
arrepentimiento, y acusaciones de legalismo y Arminianismo. 27 En 1650,
aceptó una llamada a una congregación de unas 1.200 personas en Sluis,
Flandes, en la provincia de Zelanda. La gente simpatizaba con sus
inclinaciones pietistas, debido a la predicación previa de Teellinck y
Udemans. Formó un estrecho vínculo con la congregación. 28
Pero su tiempo fue interrumpido por otra llamada, esta vez desde Utrecht,
donde sirvió desde 1653 hasta su muerte en 1677. Sirvió con Voetius como
uno de los ministros de Domkerk (la Iglesia de la Torre), un edificio masivo
de la iglesia que Podrían contener varios miles de fieles. 29 Se mantuvo muy
ocupado predicando el día del Señor y durante la semana; clases de
enseñanza en elEl catequismo de Heidelberg y Confesión de Fe belga; dando
conferencias sobre la espiritualidad basadas en los escritos de Teellinck y
William Ames; animando a la congregación a leer y memorizar la Biblia; y
visitando a miles de miembros, especialmente a los pobres, huérfanos y
enfermos. 30 Mientras estaba en Utrecht, van Lodenstein se unió al famoso
"Círculo de Utrecht", que incluye a Johannes Teellinck (c. 1623-1694), hijo
de Willem Teellinck, y Theodorus à Brakel (1608-1669), autor de varias
obras de edificación y padre de los mejores conocido Wilhelmus à Brakel.
Experimentó severas pruebas en la década de 1670. Primero, los franceses
conquistaron Utrecht en junio de 1672, convirtiendo a Domkerk en el lugar de
una celebración diaria de la misa romana. Cuando se vieron obligados a
retirarse, los franceses tomaron como rehenes a van Lodenstein y otros trece
líderes holandeses el 16 de noviembre de 1673. carros a través de tres días de
tiempo nevoso, y los encarceló durante tres meses hasta que se pagó un gran
rescate. 31 Segundo, en julio de 1674, una terrible tormenta azotó los Países
Bajos, causando que una gran parte del techo del Domkerk colapsara y dejara
a muchas personas sin hogar.En tercer lugar, en junio de 1675, Jacobus
Koelman (1631-1695), compañero de trabajo para la Reforma ulterior, fue
expulsado de su púlpito y expulsado de la región de Flandes. 32 Van
Lodenstein hizo lo que pudo para apoyarlo.
El 1 de noviembre de 1676, su mentor, colega y amigo Voetius falleció. El
propio Van Lodenstein cayó enfermo en la primavera de 1677 y murió el 10
de agosto En sus últimos días, dijo: “Es suficiente para mí, que yo sepa, y
creo que en Dios es la plenitud y todo -s ufficiency de todo.. . . En el
Señor, Jesús es la plenitud de la gracia, y yo me pongo sobre ese pacto que es
inmutable ". 33 Su influencia vivió en sus sermones y poesía, como fue
evidente un siglo más tarde en los escritos personales de Eilardus Westerlo
(1738–1790), un ministro reformado holandés en América del Norte. 34

Predicador de santidad vital en Unión con cristo


Van Lodenstein fue un predicador cautivador. Voetius dijo una vez: "Nuestro
colega van Lodenstein puede hacerlo como ninguno de nosotros puede decir
o hacer". 35 Su predicación fue simple y directa. Evitó las largas
introducciones sobre los detalles históricos de un texto.M. Eugene
Osterhaven (1915–2004) dice: "Sus mensajes se construyeron alrededor de
Cristo, el don del Espíritu Santo y la necesidad y la realidad de la
renovación" .36 Su enfoque principal era la aplicación, particularmente la
necesidad de conversión y santificación. . 37
Van Lodenstein vio el La reforma como doctrinalmente sólida pero
incompleta en términos de práctica. 38 Él equiparó la Reforma a Ezequiel en
el valle de los huesos secos (Ezequiel 37). La Reforma renovó las buenas
doctrinas, pero estas doctrinas no eran más que los huesos de un esqueleto en
el que todavía se necesitaba carne. 39 Así, la Reforma de la doctrina
necesitaba el trabajo práctico y de aplicación del Espíritu que produce una
vida piadosa. La iglesia aún no estaba tan purificada como debería ser. 40 El
resultado fue una ortodoxia fría y muerta adherida porCristianos nominales
que no experimentaron la verdad y no cultivaron la santidad. Él creía que la
reforma estaba tan corta en esta área que la iglesia estaba aún peor en algunos
aspectos bajo la fe reformada que cuando sufrió bajo Roma. De hecho, dijo
que “una Reforma sin Espíritu ha llevado a peoresla deformación como vidas
no se han transformado ". 41 Podríamos parafrasearlo diciendo que la reforma
sinLa transformación es deformación.
Cristo enseñó: “Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios
verdadero, ya Jesús Cristo, a quien has enviado” (Juan17: 3). De modo que
van Lodenstein predica: “Este conocimiento al que se hace referencia en
nuestro texto proviene de la iluminación desde arriba. Uno no puede hablar
de sí mismo más de lo que puede la salida del sol ". Es un conocimiento
experiencial:" Aun cuando la comida es experimentada por la comida, el
Señor se comparte y nos permite sentir quién es Él ". Es Transformando el
conocimiento: “De esto se deduce necesariamente que uno vive para
Dios. Muéstrame una persona que conozca a Dios y yo te mostraré una que lo
hace y es todo para el Señor ” 42. ¿Cómo pueden ser tales cosas? Cristo "nos
envía el Espíritu Santo, que obra tanta gracia en nuestras almas que nos
renueva; de lo contrario, no podríamos ver el Reino de Dios [Juan3: 5]. . . . Él
trabaja la fe en nuestras almas, uniéndonos cada vez más con nuestro
Salvador. . . . Él también nos hace fructíferos ”. 43
Instó a las personas a no descansar en la doctrina y la adoración
reformadas, sino a luchar por una reforma perpetua en el alma. De hecho,
parece haber sido el primer autor que empleó el lenguaje de reformarse
alguna vez, diciendo que un hombre sabio "no habría llamado reformata a
la iglesia reformada , o reformado, sino reformanda , o reformado", por ser "
siempre así ocupada "produciría" una iglesia pura "," precisa en verdad "y"
santa en práctica ". 44 Michael Bush dice que con esto no abogó por cambiar
la teología de la iglesia para que coincidiera con los tiempos: "Más bien, el
problema para ellos era que era imposible mantener la pureza de fe y santidad
de la iglesia en la práctica sin una vigilancia constante". 45 La consecuencia
de no continuar la Reforma fue la apatía espiritual, que ya prevalecía en los
Países Bajos. Por lo tanto, la predicación de van Lodenstein enfatizó
continuamente la necesidad de una mayor reforma. 46 Sin embargo, aunque
era crítico de las deficiencias de la Reforma, todavía estaba profundamente
reformado. Nunca se divorció de su verdad pietística y mística de la verdad
de la Reforma; más bien, sus tendencias pietistas y místicas sirvieron para
promover la causa de los primeros reformadores.
Carl Schroeder señala seis características de la predicación de van
Lodenstein: (1) fue bíblico, (2) fue fiel a las confesiones reformadas, (3)
habló con gran autoridad, (4) predicó proféticamente, (5) enfatizó el
arrepentimiento y (6) desalentó la observación de los días de fiesta de la
iglesia. 47 predicó tanto elLey y evangelio, usando la ley para
condenar. Cristianos nominales de hipocresía, perezoso, mundanidad, y auto -
s eeking -y luego los llamados a Cristo. 48 Para los que se convirtieron,
ofreció las promesas de Dios. Con esta doble -e DGED espada, que predicaba
en forma discriminatoria, la clasificación de su congregación en una variedad
de categorías, como era típico de los predicadores Voetian y otros defensores
de la Nadere Reformatie. 49
Van Lodenstein llamó a los hombres a tomar la cruz, negarse a sí mismos y
seguir a Cristo. Esta transformación de la vida fue el fruto de la muerte de
Cristo (2 Cor.5: 14-15). Predica: “Una vez que el hombre ha sido traducido al
reino del Hijo, el reino del amor del Padre (Col.1:13), a través de Cristo,
quien como mediador fue el servidor del Padre (Isa. 53:11), entonces se
convierte en la posesión de Dios. Para esta realidad gloriosa, los redimidos
deben vivir y trabajar continuamente. . . . Por lo tanto, si Jesús murió por
nosotros, nosotros también nos morimos a nosotros mismos para vivir para
Dios ”. 50
Con sus opiniones firmes sobre la santificación, van Lodenstein dejó su
huella en la Reforma de Nadere . Él y otros pidieron un compromiso más
profundo con Cristo, ya que solo un compromiso así podría liberar a la iglesia
de la superficialidad y la falta de santidad. Al predicar sermones de
arrepentimiento cada mes, esperaba que su congregación no solo abrazara la
verdad con sus mentes, sino que la experimentara en todos los aspectos de
sus vidas. Schroeder escribe sobre van Lodenstein: “Él modeló y enseñó un
fuerte compromiso con un proceso de crecimiento en la devoción a Cristo
que explica de qué se trata la santificación tal como se enseña en el Nuevo
Testamento. Pocos que lo escucharon regularmente en la adoración del
domingo por la mañana podrían dejar de sentir su urgencia en estos asuntos
". 51
En 1659, el estrés de la vida (la falta de santificación en sus congregantes,
las dificultades con los magistrados y la falta de renovación en los Países
Bajos) arrojaron a van Lodenstein a una profunda crisis personal. El
abatimiento espiritual lo movió a mirar hacia adentro y ver que lo único que
podía controlar era su devoción personal a Cristo. Esto lo llevó a abrazar
másindividualismo. En este momento, también aprendió más sobre lo que él
llamó "elEl lenguaje del amor. ” 52
Para consuelo, van Lodenstein se dirigió a la canción de Salomón. Se
deleitaba con estas canciones de amor. También fue influenciado por los
escritos medievales deBernardo de Clairvaux (1090-1153) y Thomas à
Kempis (c. 1380–1471). En estos escritos y en el Canto de Salomón, van
Lodenstein aprendió cómo desarrollar y cultivar la devoción personal
hacia Jesús . 53 Consideró que el Canto de Salomón representaba la cámara
interior donde se unen Dios y el alma de un creyente. Esta unión no es tanto
un rey para su pueblo como un rey para su esposa. Al unirse a Cristo en el
amor como el Novio perfecto, la novia espiritual es llevada aauto -d enial ,
reconociendo que Dios es todo -s ufficient y que el hombre en sí mismo no es
nada. 54
Para van Lodenstein, el hermoso lenguaje de la Canción de Salomón
expresa los preciosos beneficios de Cristo para su novia y los anhelos
espirituales de la novia para su Novio. Destacó particularmente los aspectos
reales del Novio del creyente. Al llamar al Rey del novio , subrayó el inmenso
atractivo, la majestad y la gloria de Cristo, así como la necesidad de la novia
de rendirle honor, servicio y sujeción. 55
Él comparó lo que sucede en las cámaras internas del Rey con el amor
simpático de Cristo y la íntima comunión del creyente con él. A través de la
comunión espiritual con Cristo, la novia creyente prueba los primeros frutos
de la comunión celestial. Cuando la novia ve la gloria de Dios en el rostro de
Cristo Jesús en las cámaras internas del Rey, ella ya no se ve a sí misma, sino
que se conforma cada vez más a la imagen de Cristo y está más
completamente segura de la inmutable fidelidad y amor del Rey por
ella. Luego ama a Dios con toda su mente, alma y ser, y lo desea por su
propio bien, viéndolo como completamente encantador. 56
La predicación de Van Lodenstein ejemplificó la doctrina reformada, el
llamado al arrepentimiento, la renovación por el Espíritu Santo, la búsqueda
de la piedad y la comunión mística con Cristo. En él, vemos el pulso latente
de la Reforma ulterior holandesa.
A continuación, pasamos al hijo de uno de los colegas de van Lodenstein,
cuyas obras influyeron enormemente en generaciones de familias piadosas
holandesas.

Wilhelmus à Brakel
Wilhelmus à Brakel, el hijo de pastor reformado Theodorus à Brakel, nació el
2 de enero de 1635. 57 El y sus cinco hermanas fueron criados en un tiempo
notablemente Dios -f earing casa. Wilhelmus se convirtió cuando era niño,
probablemente bajo la predicación de su padre y mediante las oraciones y
súplicas de su madre. Asistió a la escuela latina en Leeuwarden, luego
ingresó en la Academia Franeker a la edad de diecinueve años en 1654. Al
finalizar sus estudios en 1659, Classis Leeuwarden lo admitió en el
ministerio. Debido a la falta de vacantes en ese momento, à Brakel continuó
su entrenamiento teológico durante unos años en Utrecht bajo Voetius y
Andreas Essenius (1618-1677).
À Brakel sirvió a cinco congregaciones en la iglesia nacional de los Países
Bajos durante un ministerio de casi cincuenta años. Su primer cargo fue en
Exmorra, Frisia (1662-1665), una congregación difícil debido a la
indiferencia espiritual generalizada. Durante su ministerio allí, se casó con
Sara Nevius, viuda de Henricus Veegen, que había sido pastor reformado en
Benthuizen. À La segunda congregación de Brakel en Stavoren (1665–1670)
era más grande, y esto resultó ser un pastorado más fructífero. A
continuación, à Brakel fue a la floreciente ciudad portuaria de Harlingen
(1670-1673), donde su ministerio y los de sus tres colegas fueron bendecidos
con numerosas conversiones. Desde 1673 hasta 1683, à Brakel sirvió a la
gran congregación reformada en Leeuwarden, que se reunió en tres edificios
de iglesias diferentes y contó con seis ministros y miles de miembros.
Durante este tiempo, estuvo involucrado en alguna controversia. Fue
amonestado por el clasis por su promoción.Conventivas, es decir, reuniones
de los piadosos para conferencias (compartir experiencias) y exhortaciones
mutuas. Tomó una posición en contra de las autoridades civiles, afirmando
que el gobierno no tenía derecho a destituir a un ministro de su púlpito. Por
este valiente acto, se ganó el respeto de muchas personas. También disputó
con un ministro cocceiano sobre lapacto de gracia y la correcta interpretación
del salmo 8.
Después de veinte -o ne años de ministerio en Friesland, a Brakel aceptado
una llamada en 1683 a Rotterdam, donde permaneció durante el resto de su
vida. Rotterdam, una de las ciudades más grandes de la República, con una
población de cincuenta -f ive mil, siempre en un campo importante de mano
de obra. Aquí, también, el trabajo de à Brakel fue grandemente bendecido en
la edificación de los piadosos en su fe y en la conversión de los no
salvos.También entró en nuevas controversias, oponiéndose a las enseñanzas
de Jean de Labadie (1610-1674) y sus seguidores que promovieron la
separación de la iglesia nacional para formar una iglesia pura. Sin embargo,
aunque Brakel instó a los cristianos holandeses a permanecer dentro de la
iglesia reformada nacional, tuvo que enfrentarse repetidamente a los intentos
del gobierno civil para interferir en los asuntos internos de la iglesia.
À Brakel dedicó sus tranquilos años en la década de 1690 a producir
su obra magna , titulada De Redelijke Godsdienst (1700), traducida como El
Servicio Razonable del Cristiano. Se hizo casi tan popular en los círculos
holandeses como el Progreso del Peregrino de Bunyan en los círculos
ingleses. Para el culto familiar, un típico XVIII -c entury productor holandés
leería “een stukje van Brakel Vader” [ “un poco de Brakel Padre”] todas las
noches a su familia después de la lectura de la Escritura. Cuando completara
el todo, volvería al principio y lo leería de nuevo. El libro combinateología
sistemática en un nivel laico con práctico Ética y devoción personal.
En el verano de 1711, à Brakel se puso muy enfermo. Cuando le
preguntaron en su lecho de muerte cómo le iba a su alma, respondió: “Muy
bien; Puedo descansar en mi Jesús . Estoy unido a Él y estoy esperando su
venida por mí; Mientras tanto, me someto a él en voz baja.”Murió el 30 de
octubre, 1711, a la edad de setenta y -s ix .
À Brakel era un representante populares líder de la puritana -
m inded holandesa Además Reforma. Fue tan querido entre su gente por su
ministerio paternal, tanto desde el púlpito como en el trabajo pastoral, que
muchos lo llamaron cariñosamente "Padre Brakel". Ese título honorífico se
ha mantenido hasta hoy en los hogares de muchos holandeses en los Países
Bajos, quienes Todavía lee su obra clásica y aprecia la tradición puritana,
experiencial y pietística que tan hábilmente representó.

El predicador animado de la verdad viva


À Brakel era conocido en su día como un predicador poderoso y eficaz que
podía mantener a las personas por miles fascinadas con la elocuencia y la
entrega intensa. Su método de predicación fue siempre centrado en Cristo,
aplicado y experiencial. Él promovió la Biblia -b AISD y Cristo -
c entró auto -e XAMEN , y advirtió con frecuencia contra los pecados
delibertinaje y mundanería.
En El servicio razonable de Christian , ofrece las siguientes pautas para el
predicador con respecto a la preparación y entrega de sermones:
1. “Debe buscar recordarse a sí mismo de una manera viva que Dios lo ha
enviado, que asciende al púlpito como embajador de Dios, habla en nombre
de Dios y es como la boca del Señor a la congregación. Esto debería causarle
temor y temblor ".
2. Debe recordarse a sí mismo que el ministerio de la Palabra es el "poder
de Dios para la salvación y el medio por el cual Dios traduce las almas del
reino del diablo y del poder de las tinieblas a su luz maravillosa, y por lo
tanto al reino del Señor Jesús ”. Él debe moldear cuidadosamente su
contenido y forma hacia esa meta.
3. "Debe tener el corazón de un predicador", es decir, el temor al Señor, el
amor por las personas y un profundo sentido de su incapacidad a pesar de
todos sus estudios. Él debe "orar mucho de antemano" por un "corazón
santificado", la libertad del hombre que agrada, la presencia de Dios, las
palabras sabias y "la conversión, el consuelo y la edificación de las almas".
4. "Primero debe tratar de impresionar en su propio corazón los asuntos
que deben predicarse, buscar ser llevado al marco en el que desea traer a
otros, y así hablar de corazón a corazón".
5. “Debería utilizar todos sus conocimientos académicos para formular los
asuntos que se presentarán, a fin de poder expresarlos de la manera más clara
y poderosa. Sin embargo, mientras usa su beca, debe ocultar su beca en el
púlpito. ”Sin embargo, à Brakel permitió explicar el significado de las
palabras hebreas y griegas en la Biblia.
6. “Debe seleccionar el tema para su consideración (precedido por la
oración) que considere más adecuado para su congregación, así como para las
circunstancias y eventos del momento. "Si él trata con un capítulo, libro o
epístola secuencialmente, no obstante, debería haber una ocasión para la
predicación de textos libres".
7. "En toda su predicación, su objetivo debe ser tocar los corazones y, por
lo tanto, apuntar al corazón, aplicar esto, consolar y animar".
8. "Habiendo realizado su tarea, debería descender del púlpito como
Moisés descendió de la montaña, para que su temor por Dios y la pesadez de
esa gran tarea aún se manifiesten en su rostro, y eso, después de haber
descendido. desde el púlpito, no iniciaría de inmediato una discusión sobre
otros asuntos ni preguntaría qué hay de nuevo ”. À Brakel no recomendó ser
frío ni hostil, pero advirtió aquí contra un descenso a ligereza y mundanalidad
después del sermón; El temor de Dios y el sentido de las implicaciones
eternas de la Palabra deben impregnar el Día del Señor.
9. “Al llegar a casa, inmediatamente debe ir a su habitación y considerar en
qué marco ha predicado. Allí debería humillarse ante Dios con respecto a lo
que faltaba, agradecer al Señor por su ayuda y orar por una bendición sobre la
Palabra para él y para la congregación ” 58.
No tenemos muchos de los sermones de à Brakel; Quedan unos
quince. 59 Su método normal era estudiar cuidadosamente y luego predicar
sin notas. Su predicación se centró en los tratos de Cristo con el alma en el
pacto de gracia. Hizo un uso poderoso de las metáforas bíblicas, como estar
"muerto en pecados" (Ef.2: 5). También presentó sus sermones en un bien -
s tructured contorno. Cuando predica sobre efesios4:30, "Y no te aflijas por el
santo Espíritu de Dios, por el cual estás sellado hasta el día de la redención",
él siguió un bosquejo como este:
I. El Comando (v. 30a)
A. La Persona Santa: el Espíritu que aplica la salvación y da santidad.
B. El hecho malvado: no aflijas al Espíritu Santo.
C. La Explicación: lo que significa entristecer al Espíritu.
II. La Razón (v. 30b)
A. Sellado: la confirmación de que pertenecemos a Dios (Ef. 1:13; 2
Cor.1:22).
B. Permanencia: sellada hasta el día de la redención.
III. Las aplicaciones
Aplicó sus sermones de manera que distinguiera las diferentes condiciones
espirituales de sus oyentes. En algunos sermones, esto se hizo de una manera
simple, pero en otros fue bastante completo. En su sermón sobre el duelo del
Espíritu, clasifica a sus oyentes en cinco categorías de personas no
convertidas y cuatro categorías de los hijos de Dios. Él clasifica a los
incrédulos como ignorantes; indiferente; cristianos ocasionales haciendo que
otros tropiecen; o buscando ser salvo. Él clasifica a los creyentes como
desanimados por la falta de experiencia con Dios; animado pero
tentado; temeroso de una conciencia hiperactiva; o dudando de su
salvación. Para cada categoría de personas, él habla directamente y busca
hacer una aplicación adecuada.
En última instancia, el celo de à Brakel por la predicación aplicada surgió
de su confianza en el poder de la Palabra de Dios. Él podía hablar con
autoridad porque predicaba la Palabra de Dios. Él escribe que “dondequiera
que se predique el evangelio, los corazones se conquistan y se someten a las
Escrituras. Cuantos más confiesen losla verdad de las Escrituras se suprime y
se persigue, cuanto más la Palabra ejerce su poder ". El poder divino de la
Biblia se manifiesta por" la luz maravillosa con la que la Palabra ilumina el
alma, el cambio interno y externo que engendra, y la manera en que llena a
los creyentes con dulce consuelo y alegría inimaginable. Les permite soportar
todopersecución en el amor y con alegría, así como para entregarse
voluntariamente a la muerte ” .60 La fe en el Dios de la Biblia lo convirtió en
un predicador audaz y efectivo.

1 . Esta breve sección sobre la vida de Teellinck es una adaptación condensada de Joel R. Beeke, "Introducción a
Willem Teellinck", en Willem Teellinck, The Path of True Godliness , ed. Joel R. Beeke, trad. Annemie Godbehere
(Grand Rapids, MI: Baker Academic, 2003), 11–29, y Joel R. Beeke y Randall J. Pederson, Conoce a los puritanos:
con una guía para las reimpresiones modernas (Grand Rapids, MI: Reformation Heritage Books, 2006 ), 782–86. Para
otros trabajos sobre Teellinck en inglés, ver Arie De Reuver, Sweet Communion: Trajectories of Spirituality desde la
Edad Media hasta la Reforma posterior , trad. James A. De Jong (Grand Rapids, MI: Baker Academic, 2007), 105–
60; Fred Ernest Stoeffler, El ascenso del pietismo evangélico(Leiden: Brill, 1965), 127-33. En holandés, véase W. J.
Op't Hof, Willem Teellinck (1579–1629): Leven, Geschriften En Invloed (Kampen: De Groot Goudriaan, 2008); W. J.
Op't Hof, C. A. De Niet y H. Uil, Eeuwout Teellinck in Handschriften (Kampen: De Groot Goudriaan ism Stichting
Studie der Nadere Reformatie, 1989); M. Golverdingen, Avonden Met Teellinck: Uit Zijn Werk de Actuele
Thema (Houten: Den Hertog, 1993); Willem Jodocus Matthias Engelberts, Willem Teellinck (Ámsterdam: Ton Bolland,
1973); Harm Bouwman, Willem Teellinck y De Practijk Der Godzaligheid (Kampen: Kok, 1928).
2 . De Reuver, dulce comunión , 110.
3 . Teellinck, El camino de la verdadera piedad , 163.
4 . Citado en Engelberts, Willem Teellinck , cap. 5.
5 . Willem Teellinck, Pauls , Queja Contra Su Corrupción Natural: Con los Signos Cómo Ser Abuleado Del Poder
de lo Mismo: Colóquese en Dos Sermones Vpon el 24 Verso del Capítulo 7 de Su Epístola a los Romanos ,
trad. Christopher Harmar (Londres: por Iohn Dawson para Iohn Bellamie, 1621), 3–4.
6 . Teellinck, Pauls Queja , 4–7.
7 . Teellinck, Pauls Queja , 11–12, 36–37.
8 . Teellinck, Pauls Queja , 18.
9 . Teellinck, Pauls Queja , 20.
10 . Teellinck, Pauls Queja , 23.
11 . Teellinck, Pauls Quela,29, 43–44.
12 . Teellinck, Pauls Queja , 46.
13 . Teellinck, Pauls Complaint , 57–64.
14 . Citado en De Reuver, Sweet Communion , 114.
15 . Citado en De Reuver, Sweet Communion , 117, 126-28.
16 . Willem Teellinck, El lugar de descanso del mundo: eso es, una promoción de la maravillosa evidencia de Dios,
con lo cual un hombre cristiano debe descansar y reposar, Euen cuando todos los significados externos de Helpe están
aislados de él (Londres: por Iohn Haviland para Edward Brewster, 1622), 35.
17 . Citado en De Reuver, Sweet Communion , 122.
18 . De Reuver, dulce comunión , 123.
19 . Esta breve sección sobre la vida de van Lodenstein es una adaptación condensada de Joel R. Beeke,
"Introducción a Jodocus van Lodenstein", en van Lodenstein, Una apelación espiritual a la novia de Cristo , ed. Joel R.
Beeke, trad. Bartel Elshout (Grand Rapids, MI: Reformation Heritage Books, 2010), 11–31. Para otros trabajos sobre
van Lodenstein en inglés, vea Carl J. Schroeder, En la Búsqueda de Pentecostés: Jodocus Van Lodenstein y la Segunda
Reforma Holandesa (Lanham, MD: University Press of America, 2001); Iain S. Maclean, "El primer pietista: una
introducción y traducción de un sermón de comunión por Jodocus Van Lodenstein", en Calvin Studies VI , ed. John H.
Leith (Davidson, NC: Davidson College, 1992), 15–34; Stoeffler, el ascenso del pietismo evangélico, 141–48. En
holandés, ver Pieter Proost, Jodocus van Lodenstein (Ámsterdam: J. Brandt, 1880); Marinus J. A. de
Vrijer, Lodenstein (Baarn: Ten Have, 1947); D. Slagboorn, Jodocus van Lodenstein (Utrecht: De Banier, 1966); J. C.
Trimp, Jodocus van Lodenstein: Predikant en Dichter (Kampen: De Groot Goudriaan, 1987). Una fuente primaria de
información sobre van Lodenstein es la biografía de Evardus vander Hooght (1696) . En la sección de abajo, me inclino
mucho sobre Schroeder.
20 . "Delft", en Encyclopædia Britannica , http: // www .britannica .com / EB revisado / topic / 156478 / Delft .
21 . Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , 17; véase también Cornelis Graafland, “Jodocus van Lodenstein
(1620–1676)”, en De Nadere Reformatie: Beschrijving van haar voornaamste vertegenwoordigers , ed. Willem van't
Spijker ('s – Gravenhage: Uitgeverij Boekencentrum, 1986), 86.
22 . Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , 80.
23 . Schroeder, En Búsqueda de Pentecostés , 24.
24 . Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , 19.
25 . Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , 20.
26 . Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , 22.
27 . Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , 24-28.
28 . Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , 33–37.
29 . Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , viii.
30 . Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , 41–42, 84–86.
31 . Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , 60–62; Teunis Brienen, "Jodocus van Lodenstein", en De Prediking
van de Nadere Reformatie (Ámsterdam: Ton Bolland, 1974), 1.4.2.a.
32 . Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , 65–66.
33 . Citado en Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , 109.
34 . Robert A. Naborn, “Eilardus Westerlo (1738–1790): de la dominación colonial al pastor estadounidense” (PhD
diss., Vrije Universiteit Amsterdam, 2011), 1: 101; 2: 158.
35 . Citado en Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , viii.
36 . Citado en Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , viii.
37 . Graafland, "Jodocus van Lodenstein", 110; vea también A. J. Onstenk, "Lodenstein, Jodocus van",
en Biografisch Lexicon para Geschiedenis van het Nederlandse Protestantisme , ed. D. Nauta, et al. (Kampen: Kok,
1988), 3: 253.
38 . Graafland, "Jodocus van Lodenstein", 91.
39 . Graafland, "Jodocus van Lodenstein", 89.
40 . Graafland, "Jodocus van Lodenstein", 113.
41 . Citado en Maclean, "El primer pietista", 16.
42 . Jodocus van Lodenstein, "Vida eterna", citado en Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , 163.
43 . Jodocus van Lodenstein, "Decimoquinto sermón", citado en Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , 179.
44 . Citado en Michael Bush, "Calvin and the Reformanda Refranes", en Calvinus sacrarum literarum interpres:
documentos del Congreso Internacional sobre Investigación de Calvin , ed. Herman J. Selderhuis (Göttingen:
Vandenhoeck y Ruprecht, 2008), 286. Bush también muestra que Jacobus Koelman citó a su maestro, Johannes
Hornbeeck, diciendo que "debemos ser llamados Reformistas, y no solo Reformados, para que siempre debe reformarse
si queremos ser reformados y ser dignos de ese nombre "." Calvin y los refranes de Reformanda ", 287. Por lo tanto, la
idea fue compartida entre algunos Voetians tempranos.
45 . Bush, "Calvin y los refranes de Reformanda", 299.
46 . Graafland, "Jodocus van Lodenstein", 88.
47 . Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , 71-76.
48 . Brienen, "Jodocus van Lodenstein", 1.4.2.b.
49 . Para un resumen del método de clasificación de la predicación, ver Joel R. Beeke, ed., El precursor del Gran
Despertar: Sermones de Theodorus Jacobus Frelinghuysen (1691–1747) , La Serie Histórica de la Iglesia Reformada
en América, no. 36 (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 2000), xxx – xxxiv.
50 . Van Lodenstein, Un llamado espiritual a la novia de Cristo , 42.
51 . Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , 44.
52 . Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , 79.
53 . Schroeder, En la búsqueda de Pentecostés , 81–86; cf. Trimp, Jodocus van Lodenstein , 194–200.
54 . Izaäk Boot, De Allegorische Uitlegging van het Hooglied voornamelijk en Nederland: Een Onderzoek naar de
Verhouding tussen Bernard van Clairvaux en de Nadere Reformatie (Woerden: Zuijderduijn, 1971), 179–80.
55 . Van Lodenstein, Un llamado espiritual a la novia de Cristo , 147.
56 . Bota, De Allegorische Uitlegging , 182–83.
57 . Para obtener fuentes en inglés sobre Wilhelmus à Brakel, vea W. Fieret, introducción biográfica de Wilhelmus à
Brakel, en à Brakel, El servicio razonable del cristiano: en el que se exponen las verdades divinas relacionadas con el
Pacto de Gracia, se defienden contra partidos opuestos y su práctica Abogó, así como la Administración de este Pacto
en el Antiguo y Nuevo Testamentos (Ligonier, PA: Soli Deo Gloria, 1992), 1: xxxi – lxxxi; Bartel Elshout, La teología
pastoral y práctica de Wilhelmus à Brakel: Una breve evaluación del servicio razonable de Christian (Grand Rapids,
MI: Reformation Heritage Books, 1997); De Reuver, Sweet Communion , 231–58; Richard A. Muller, después de
Calvin: Estudios en el desarrollo de una tradición teológica, Oxford Studies in Historical Theology (Oxford; Nueva
York: Oxford University Press, 2003), 175–89; Stoeffler, El ascenso del pietismo evangélico , 153–56; Lydia Kim -
V an Daalen, “La espiritualidad de las virtudes de Wilhelmus à Brakel y sus implicaciones para el cuidado del
alma”, Puritan Reformed Journal 3, no. 1 (enero de 2011): 279–303; Jonathan Holdt, "El uso de la doctrina de
Wilhelmus a Brakel para llamar a los pecadores al arrepentimiento y la fe", Puritan Reformed Journal 3, no. 2 (julio de
2011): 267–90; Paul M. Smalley, “satisfecho con la del Señor Todo -S ufficiency : Wilhelmus à Brakel sobre el
Joy,” puritano Reformada Diario 3, no. 2 (julio de 2011): 235–66. En holandés, ver F. J. Los,Wilhelmus à
Brakel (Leiden: Groen en Zoon, 1991); W. Fieret, Theodorus à Brakel, Wilhelmus à Brakel En Sara Nevius (Houten:
Den Hertog, 1988); H. F. Sorge, "Genadeverbond En Genaldeleven: Een Onderzoek Naar De Inhoud En Betekenis Van
Het Genadeverbond Volgens De 'Redilijke Godsdienst' Van Wilhelmus à Brakel (1635-1711)" (np, 1998).
58 . à Brakel, El servicio razonable del cristiano , 2: 138–39.
59 . La siguiente descripción de los sermones de à Brakel se basa en el análisis de Brienen, De Prediking Van De
Nadere Reformatie , 118–25.
60 . à Brakel, El servicio razonable del cristiano , 1:32.
dieciséis

Predicación reformada holandesa en


América: Frelinghuysen

En los dos capítulos anteriores, examinamos la Reforma adicional holandesa


y algunos de sus predicadores destacados. Ahora comenzamos la transición
de esa era al tiempo de laGran despertar en Gran Bretaña y América. En este
capítulo, consideramos un XVIII -c entury predicador en las colonias
americanas.
Theodorus Jacobus Frelinghuysen (1691–1747) ha sido descrito como un
precursor o catalizador del Gran Despertar. 1 Aunque menos conocidas que
figuras como Jonathan Edwards, George Whitefield y John (1703–1791) y
Charles Wesley (1707–1788), la manera en que Frelinghuysen predica y
experimenta avivamientos más pequeños allanó el camino para las grandes
obras que seguirían. las colonias Edwards sabía de su ministerio, refiriéndose
a él como un ministro holandés "muy piadoso", "eminente y exitoso" a través
del cual Dios había enviado duchas de bendición divina. 2 cuandoWhitefield
lo conoció en 1739, el inglés escribió en su diario lo siguiente sobre
Frelinghuysen:
Él es un viejo soldado digno de Jesús Cristo, y fue el iniciador de la gran
obra que confío en el Señor está llevando a cabo en estas partes. Sus
hermanos carnales le han opuesto fuertemente, pero Dios se ha
presentado ante él, de manera sorprendente, y lo ha hecho más que
vencedor a través de Su amor. Hace mucho que aprendió a temerle solo
a Él, que puede destruir tanto el cuerpo como el alma en el infierno. 3
Al mismo tiempo, Frelinghuysen fue tan severamente criticado que
desafiante escribió en la parte posterior de su trineo el siguiente poema para
que todos lo vean mientras viajaba:
La lengua de nadie, y la pluma de nadie.
Puede hacerme otra cosa de lo que soy.
Habla difamador! Hablar sin fin
En vano os envían todas vuestras calumnias. 4
¿Quién fue este hombre que provocó tanta admiración y tanta
oposición? Hijo de un pastor reformado alemán y de una hija de un ministro
en Westfalia, Frelinghuysen fue bautizado el 6 de noviembre de 1692. Fue
admitido como miembro comunista de la iglesia a los diecisiete años, estudió
filosofía y teología en el gimnasio reformado de Hamm, y completó su
educación teológica en elUniversidad de Lingen. Allí abrazó la mezcla
voetiana de teología reformada y experiencia vital. También dominó el
idioma holandés para poder predicar entre los holandeses.
Su primer pastorado duró solo catorce meses, y terminó después de un
terrible diluvio que empobreció tanto a la gente que ya no podían apoyar a un
ministro. Después de un breve periodo como coregente de una escuela de
latinos en el norte de Holanda, Classis Amsterdam lo invitó a ocupar un
puesto pastoral en Rarethans (Raritan, Nueva Jersey). Aceptó, pensando que
era una provincia cercana en los Países Bajos. Cuando supo que estaba al otro
lado del océano, se sintió condenado por el Salmo.15: 4 para mantener su
palabra de aceptación, creyendo que Dios bendice al hombre que "jura por su
propia herida, y no cambia".
También fue influenciado por una reunión providencial con un ministro
piadoso que lo alentó a difundir la religión vital en los Estados Unidos. Los
colonos holandeses habían llegado al Nuevo Mundo a principios del siglo
XVII, pero pocos ministros habían venido para servirlos. El clasis no permitía
que los pastores fueran entrenados en las colonias, y no había muchos
ministros dispuestos a cruzar el Atlántico. Por lo tanto, la vida espiritual de la
colonia era muy baja.Abraham Messler (1800–1882), quien tradujo varios de
los sermones de Frelinghuysen y eventualmente se convirtió en uno de sus
sucesores, dice: "Debemos recordar que la necesidad de un nuevo corazón se
había perdido casi por completo, y que formalismo y auto -r ighteousness casi
universalmente prevaleció. Los cristianos no se avergonzaban de ridiculizar
la experiencia cristiana, y muchos se habían vuelto muy resueltos a oponerse
a ella ” 5.
Después de despedirse de familiares y amigos, Frelinghuysen partió hacia
el Nuevo Mundo en septiembre de 1719, llegando en enero de
1720. Inmediatamente, su fuerte estrés en La regeneración, así como su
crítica de los lujos materiales, alienaron a dos ministros prominentes,
Gualtherus DuBois (1671–1751) y Henricus Boel (1692–1754).
Frelinghuysen asumió sus responsabilidades, cuidando a cuatro pequeñas
congregaciones a lo largo del río Raritan, que se vació en una bahía al sur de
la ciudad de Nueva York. Predicó un llamamiento al arrepentimiento y aplicó
normas estrictas para excluir a los inconversos de la mesa del Señor. Durante
un servicio de Comunión, cuando Frelinghuysen vio que algunos se
acercaban a la mesa a pesar de que les había pedido que no participaran,
exclamó: “¡Mira! ¡Ver! ¡Incluso la gente del mundo y los impenitentes se
acercan para comer y beber su propio juicio! ” 6. Otras personas que se
acercaban a la mesa pensaron que el ministro se refería a ellos y regresaron a
sus asientos.
Predeciblemente, las acciones disciplinarias de Frelinghuysen y sus
consistorios (los oficiales de sus iglesias) molestaron a muchos en la
congregación, particularmente a los ricos. Se quejaron a los ministros
reformados influyentes en Nueva York, cuyos puntos de vista diferían de los
de Frelinghuysen. Algunos de los ministros se pusieron del lado de los
denunciantes, especialmente DuBois y Boel, que habían tenido impresiones
negativas de Frelinghuysen desde el principio. Ellos impusieron serias
acusaciones a Frelinghuysen, quien respondió en forma. Las cosas se
pusieron extremadamente tensas cuando Frelinghuysen se refirió
abiertamente a los colegas que se oponían a él, incluidos DuBois y Boel,
como ministros no convertidos.Otros pastores, como Guiliam Bartholf
(1656–1726), Bernardus Freeman (1660–1743) y Cornelius Van Santvoord
(1687–1752), lo apoyaron, aunque le advirtieron que no fuera tan severo y
crítico. Sintieron que su actitud carecía de tacto y sus normas para la Cena del
Señor eran demasiado exigentes.
El conflicto creó facciones dentro de las iglesias reformadas holandesas
coloniales. Un gran grupo de miembros de la iglesia acusó a Frelinghuysen
deherejía. losKlagers ("Reclamantes"), cuando se llamaron, se dirigió a
Dominie 7 Boel y su hermano Tobias, un abogado, en busca de ayuda y
consejo. En lugar de aconsejar a los Klager que sigan los principios de
Mateo18: 15–17 y la Orden de la Iglesia Reformada al tratar con sus quejas,
los hermanos Boel se pusieron del lado de los Klager , lo que provocó la ira
de los consistorios de Frelinghuysen. Los consistorios elaboraron una
citación ( daagbrief ), que enviaron a los Klagers . En esta convocatoria,
los Dagers ("Invocadores"), a medida que se hicieron conocidos, enumeraron
los errores de sus oponentes y advirtieron que si no retiraban sus acusaciones,
serían excomulgados. Más tarde, en la primavera de 1723, los consistorios de
Frelinghuysen emitieron dos citaciones adicionales a los agitadores. Cada
citación amenazó con excomulgar a los que no se arrepintieron y regresar a la
iglesia. Cuando no se recibieron respuestas en septiembre, los consistorios
controlados por elDagers excomulgó por unanimidad a cuatro cabecillas de
la oposición. Esta acción envió ondas de choque a toda la comunidad
reformada holandesa. Classis Amsterdam, que tuvo que pisar con cautela
como árbitro, estaba a miles de kilómetros de distancia.
En 1725, los Klager finalmente respondieron a la convocatoria en
un klagte ("queja"), un documento de 146 páginas dirigido a Classis
Amsterdam. El klagte , presumiblemente escrita por los hermanos Boel, fue
firmado por sesenta -f nuestros jefes de hogares, lo que representa cerca de
una cuarta parte de los miembros en cuatro congregaciones de
Frelinghuysen. El klagte detalló cada crítica concebible de Frelinghuysen,
presentándolo como un tirano con tendencias homosexuales, un maestro falso
y un cismático. Para agregar combustible al fuego, los Klager decidieron
frustrar los esfuerzos de Frelinghuysen al bloquearlo en dos edificios de la
iglesia.
Respondió llamando a los Klager "impíos" y "la escoria de estas cuatro
congregaciones". 8 Él y sus partidarios sostuvieron que solo estaban tratando
de mantener pura a la iglesia mediante el ejercicio de las llaves dedisciplina,
tanto la clave de la predicación como la clave de excomunión — como el día
del Señor 31 de la El catequismo de Heidelberg les ordenó hacer. Dijeron que
más de la mitad de los firmantes de la Klagte nunca habían hecho una
profesión de fe y les advirtieron que "la ira de Dios y la condenación eterna
permanecen en ellos". 9 En consecuencia, a pesar de que el artículo 76 de la
Orden de la Iglesia declaró que " nadie será excomulgado sin el
asesoramiento previo de clasis,” 10 Frelinghuysen defendió sus acciones
apelando al artículo 86, que declararon que podrían hacerse cambios en la
Orden Iglesia si el bien -b er de la iglesia requiere que el clasis siendo a
través del mar.
La controversia continuó durante varios años más, lo que afectó
gravemente la salud mental y emocional de Frelinghuysen. Finalmente, el 18
de noviembre de 1733, las iglesias atendidas por Frelinghuysen adoptaron
once "Artículos de la paz", que se leyeron desde los púlpitos en los primeros
tres Días del Señor de 1734, y luego se enviaron a Ámsterdam para su
aprobación final. Los artículos, a los que los Klager se suscribieron,
declararon que los consistorios deberían perdonar las deficiencias de
los Klagers y rescindir sus excomuniones, siempre que los Klagers aceptaran
a Frelinghuysen como un ministro reformado ortodoxo y regresaran a la
iglesia. Aunque la oposición de Boel a Frelinghuysen y los avivamientos
continuaron, DuBois hizo las paces.
A pesar de las críticas implacables, Frelinghuysen continuó fielmente su
trabajo. No solo predicaba, sino que también entrenaba a predicadores
laicos.El más notable entre ellos fue el primer traductor de los sermones de
Frelinghuysen, Hendrik Visscher, cuyos propios sermones fueron publicados
y apreciados durante años por los pietistas reformados en el Valle de
Raritan. Frelinghuysen también capacitó a varios hombres para el ministerio
ordenado (entre ellos Samuel Verbryck, John Goetachius y Thomas Romeyn)
y abogó por el establecimiento de un seminario teológico colonial. Después
de mucho esforzarse por Frelinghuysen y sus aliados, la classis finalmente
concedió sus peticiones para la predicación en Inglés, local de auto -
g obierno y la formación de los ministros de América. Además, se conectó
con ministros anglicanos y presbiterianos de mentalidad similar,
fomentandoavivamiento y predicación experiencial en toda la región.
Mientras su búsqueda de la predicación ofendía a algunas personas, Dios la
usó para convencer a otros y llevarlos a un conocimiento salvador de
Cristo. Parece que más de trescientas personas en sus congregaciones se
convirtieron bajo el ministerio de Frelinghuysen en Nueva Jersey, sin
mencionar a los que están fuera de sus iglesias. Esos números se vuelven más
significativos cuando se considera que el número total de comunicantes en
1726 era aproximadamente veinte. Hubo varios mini- r evivals bajo el
ministerio de Frelinghuysen que allanaron el camino para elGran Despertar.
La predicación de Frelinghuysen fue ricamente bíblica, conteniendo un
flujo constante de numerosas citas de las Escrituras. A veces, su corazón se
desbordó al declarar las maravillosas misericordias de Dios en su pacto con
los elegidos. En otras ocasiones, presionó sobre los inconversos su horrible
estado y su terrorífico futuro. En lo que sigue, nos centraremos en dos
aspectos de su predicación: su llamado de los cristianos nominales a Cristo y
su método para clasificar a sus oyentes.

Llamando a los Complacientes a la Conversión


El área del valle de Raritan en Nueva Jersey fue colonizada principalmente
por agricultores reformados holandeses, quienes se sintieron atraídos por su
rico suelo. Aunque la mayoría de ellos mostraron más interés en mejorar su
condición económica que en buscar el crecimiento espiritual, los agricultores
todavía esperaban la llegada de su nuevo predicador. Pero pronto se dieron
cuenta de que no habían recibido un ministro reformado
ordinario. Frelinghuysen predicó su sermón inaugural el 31 de enero de 1720,
desde 2 Corintios.5:20: "Ahora somos embajadores de Cristo, como si Dios te
hubiera suplicado: te pedimos en lugar de Cristo, reconciliate con Dios". El
sermón causó un gran revuelo, como lo hizo abundantemente el nuevo
ministro claro que él pretendía trabajar entre ellos "en lugar de Cristo", es
decir, con seriedad y énfasis en el examen personal, como si el mismo Cristo
estuviera entre ellos.
Si los feligreses reformados holandeses del valle de Raritan estaban
sorprendidos por los sermones de sondeo de su ministro y el intenso trabajo
pastoral, Frelinghuysen no estaba menos sorprendido por sus feligreses
mundanos. Aunque había anticipado su bajo nivel deDebido a los rumores
que había escuchado en los Países Bajos sobre la espiritualidad, pronto
descubrió que la situación era mucho peor de lo que había esperado. William
Demarest señala que “encontró que la gran laxitud de los modales prevaleció
a lo largo de su cargo. . . mientras que el caballo -r orrida , juegos de azar, la
disipación y la rudeza de varias clases eran comunes, la [Iglesia] asistieron a
conveniencia, y la religión consistía en la mera búsqueda formal de la rutina
del deber “. 11 Dicho sin rodeos, Frelinghuysen se dio cuenta de que muchos
de sus feligreses no mostraban frutos de conversión. La espiritualidad
práctica, “la vida de Dios en el alma del hombre” 12, estaba en gran medida
ausente. Abundaron la ignorancia general y la flagrante falta de Dios.
En consecuencia, la predicación de Frelinghuysen se centró en la
conversión de los pecadores en lugar de la crianza de los creyentes. Él enseñó
que una profesión externa y una vida recta no son suficientes para la
salvación.El Espíritu Santo debe revelar a un pecador su estado pecaminoso y
su condición perdida ante Dios, lo que, a su vez, lleva al pecador convicto a
Cristo por misericordia y salvación. En un sermón sobre Isaías.66: 2, "El
templo de Dios pobre y contrario", dice:
En un espíritu contrito se encuentran: un sentido profundo y una clara
percepción del pecado. . . . Corazón -f elt inquietud [ansiedad] y la
tristeza. . . . Una confesión abierta y libre de pecado. Debido a la
grandeza de sus pecados, el pecador no sabe dónde mirar o volverse. Sin
embargo, coloca su dependencia sobre la gracia que Dios puede ejercer
a través de su Hijo. El contrito en espíritu huye de la maldición de la ley
al evangelio. . . . Así, el pecador es expulsado de sí mismo a la gracia
soberana de Dios en Cristo para la reconciliación, el perdón, la
santificación y la salvación. 13
Frelinghuysen enseñó que solo aquellos que han experimentado los frutos
de la conversión son verdaderamente salvos. Esos frutos incluyen, según elEl
Catecismo de Heidelberg, no solo el conocimiento del pecado y la miseria,
sino también la experiencia de la liberación en Cristo, que resulta en un estilo
de vida de gratitud y santificación a Dios. En su sermón "El camino de Dios
con su pueblo en el santuario", Frelinghuysen invita a los pecadores a venir a
Cristo tan seriamente como les advierte contra el pecado: "Si está cansado del
pecado y desea sinceramente acercarse a Dios a través de Cristo, luego venga
”. 14Más adelante, en el mismo sermón, él presenta a Dios corriendo para
encontrarse con aquellos que se han arrepentido, al igual que el padre del
pródigo corrió para encontrarse con su hijo que regresaba.En otro sermón,
dice: “ Jesús está delante de nosotros con los brazos extendidos, invitando a
los pecadores y a los impíos al arrepentimiento. ¡Oh, que el que perciba sus
pecados y su estado de condenación antes de que Dios se rinda al
Señor Jesús ! ” 15
Él dice que una verdadera experiencia de alegría. La salvación en Cristo
necesariamente resultará en una vida de santificación cristiana, una vida de
sumisión total a la Palabra de Dios, "marcada por un servicio nuevo y
cordial". 16 El progreso en la santificación agradecida es posible solo cuando
el creyente huye continuamente a Cristo en busca de fortaleza. su guerra
contra el pecado permanente y su lucha por regular su vida por la Palabra de
Dios. Los temas de Voetian de la puerta estrecha y el "estrecho" o camino
duro, la vida de precisión, la escasez de quienes se salvan, la prioridad de los
motivos internos que afectan la observancia externa y otros reaparecen
constantemente en los sermones de Frelinghuysen.
Aunque los miembros de las iglesias de Frelinghuysen no se opusieron a
tales doctrinas bíblicas y reformadas en sí mismas, a muchos les molestó la
aplicación contundente del pastor de esta teología experiencial a sus
almas. ¿Se había referido a personas fuera de las iglesias comono
regenerado, auto -r ighteous hipócritas, miembros de la iglesia podría haber
concurrido. Pero Frelinghuysen dejó en claro que estaba hablando con sus
propios feligreses. Por ejemplo, en un sermón, aplica la lección de un
terremoto en términos muy claros:
Ven acá, descuidados en el pecado; se carnales y terrenales -
m inded queridos, a los fornicarios ya los adúlteros los impuros; ustedes
orgullosos, altivos hombres y mujeres; buscadores de placer; Ustedes
borrachos, apostadores, desobedientes y malvados reporteros del
evangelio; Hipócritas y disimuladores. ¿Cómo crees que el Señor tratará
contigo? . . . Llénate de terror, impuros cerdos, adúlteros y padrinos. Sin
verdadero arrepentimiento vivirás con los demonios impuros. Todos los
que arden en sus viles deseos serán arrojados a un fuego más caliente
que el de Sodoma y Gomorra. 17
Frelinghuysen claramente vio a la mayoría de sus miembros como no
regenerados y atados al infierno. Esta fue una píldora amarga para que la
tragaran, especialmente cuando advirtió contra su manera casual de llegar a
laLa cena del señor En su sermón "El comunicador aceptable" dice:
Muy queridos oyentes que han estado tan a menudo en la Mesa del
Señor, ¿saben que los inconversos pueden no acercarse? ¿Ha
examinado, con el mayor cuidado, si ha nacido de nuevo? . . . Por eso
reflexiona y ten en cuenta esta verdad. Recuerde, que aunque sea moral
y externamente religioso, si todavía no está regenerado y carece de vida
espiritual, no tiene ninguna garantía de acercarse a la Tabla de la
gracia. 18

Clasificación de la predicación para la aplicación


directa
En 1726, un año después de la publicación de la klagte , Gilbert Tennent
(1703-1764), un ministro presbiteriano joven, llegó a New Brunswick, Nueva
Jersey, a la mano de obra entre el Inglés -s alcanzando un
máximo colonos. El joven predicador pronto ganó la admiración y la amistad
de su vecina, Dominie Frelinghuysen. Tennent quedó impresionado por la
solidez de las numerosas conversiones que se estaban produciendo bajo la
predicación de su colega holandés y se sintió desanimado por su propia labor,
aparentemente infructuosa. En su diario, escribió:
Cuando llegué allí, aproximadamente siete años después de
[Frelinghuysen], tuve el privilegio de ver gran parte de los frutos de su
ministerio. . . . Esto, junto con una amable carta que me envió
respetando la necesidad de dividir la Palabra correctamente y de dar a
cada hombre su parte a su debido tiempo, a través de la bendición
divina, me entusiasmó más en la labor ministerial. 19
¿Cuál fue el estilo de predicación de Frelinghuysen que condujo, con la
bendición del Espíritu, a tantas conversiones? Visscher, el amigo y asistente
de Frelinghuysen, lo describió como "su talento extraordinario, de sacar un
asunto de otro, descubriendo así el estado y la condición de sus
auditores". 20 Frelinghuysen, en otras palabras, se destacóPredicación
discriminatoria . Como dice en "Deberes de los vigilantes sobre los muros de
Sión", un sermón de ordenación para un colega, "Aunque no prescribiría un
método de predicar a nadie, creo que la aplicación debe ser discriminatoria,
adaptada a los diversos estados. de todos los oyentes (Judas 20-21; Jer 15).
” 21
Tennent aprendía rápido y pronto se destacó en la predicación
discriminatoria. Haciendo hincapié en la necesidad de la regeneración,
desafió a sus oyentes a examinar si poseían la evidencia bíblica del nuevo
nacimiento.
El ministerio de Tennent se vinculó cada vez más con el de
Frelinghuysen. En ocasiones, celebraron servicios de adoración combinados
en los idiomas holandés e inglés. losKlagers acusó que al permitir que "este
disidente inglés" 22 (es decir, Tennent, un presbiteriano) predicara y
administrara los sacramentos en su iglesia, Frelinghuysen estaba violando el
orden y la liturgia de la Iglesia Reformada Holandesa, y por lo tanto socavó
la autoridad de Classis Amsterdam. Mirándose a sí mismos como los
guardianes de los holandesesortodoxia, deploraron su La ecumenicidad es
contraria a la verdadera religión reformada holandesa. Como tradicionalistas
ortodoxos, apelaron a Classis Amsterdam, diciendo: "Debemos tener cuidado
de mantener las cosas de una manera holandesa en nuestras iglesias". 23
La meta de Frelinghuysen, por otro lado, era la conversión de los
pecadores. Quien compartió esta visión fue su amigo, independientemente de
los vínculos de denominación, los antecedentes étnicos y lingüísticos, los
límites de la parroquia y las distinciones sociales. Irónicamente, su negativa a
discriminar entre grupos nacionales o étnicos surgió directamente de su
compromiso de discriminar entre los verdaderos creyentes y los malvados en
su predicación.
Frelinghuysen destacó en distinguir entre religión verdadera y falsa. Él
desarrolló esta habilidad con la ayuda de mentores pietistas holandeses que
dividieron una congregación en varios estados y condiciones del alma, y
luego hicieron aplicaciones personales al predicar a cada grupo. Pioneros de
este método de clasificación enEl pietismo holandés fue Jean Taffin,
Godefridus Udemans y Willem Teellinck. Esta práctica de clasificación se
expandió y desarrolló bajo el círculo de predicadores de Voetian, como
Jodocus van Lodenstein, Wilhelmus à Brakel y Bernardus Smytegelt (1665–
1739). AquellosNadere Reformatie divines representó la crema del pietismo
holandés.
El principal mentor de Frelinghuysen, Johannes Verschuir (1680–1737),
pertenecía a este círculo de predicadores voetianos. Verschuir distinguió entre
varias categorías de feligreses, todos los cuales deben ser abordados por el
predicador: (1) el cristiano fuerte ( sterk Christen ), quien se convierte y ha
alcanzado un grado de madurez en la vida espiritual; (2) el cristiano
preocupado ( bekommerde Christen ), quien también se convierte pero lucha
con muchas dudas y carece de seguridad de fe; (3) la " letra -l ganado "
( letterwyse ), que son inconversos pero instruidos y conocedores de la
verdad, aunque desconocen su experiencia o poder; y (4) el ignorante
( onkunde), que son inconversos y no aprendidos, pero que todavía pueden
ser persuadidos a aprender porque tienen inteligencia nativa. 24
Los sermones de Frelinghuysen muestran que generalmente seguía el
método de clasificación de Verschuir. Dedicó más predicación a aconsejar al
cristiano preocupado que al cristiano fuerte. Podemos concluir que
Frelinghuysen creía que la mayoría de los verdaderos creyentes en su
congregación pertenecían a esta categoría. La mayoría de sus advertencias
fueron dirigidos a la “ carta -l ganado .” Los veía como un gran peligro
porque eran “casi cristianos”, no lejos del reino de Dios. Caminaron con
cristianos y hablaron como cristianos, pero no poseían lanuevo nacimiento. A
pesar de su moral externa y su profesión de verdad, perecerían si la muerte
los alcanzara.
En el corazón de la teología de Frelinghuysen, y de la Reforma adicional
holandesa, estaba la convicción de que lo único que se necesita
es regeneración. En un sermón típico, exhortó a sus oyentes a examinar si
poseían las evidencias del nuevo nacimiento. Muy relacionado con esto
estaba el llamado a la conversión, por el cual Frelinghuysen generalmente no
significaba la conversión diaria del creyente, sino la conversión inicial de los
no salvos. Él usó la palabra conversión en ese sentido de manera
intercambiable con la regeneración o el nuevo nacimiento .
Frelinghuysen predicó que el nuevo nacimiento debe ser experiencial. Es
decir, un converso tenía que saber cómo había pasado de la muerte a la vida y
se esperaba que pudiera relacionar lo que Dios había hecho por su
alma. Estos dos énfasis en el ministerio de Frelinghuysen, la necesidad del
nuevo nacimiento y las diversas clasificaciones de los feligreses,
impresionaron a Tennent.Whitefield, y otros predicadores de avivamiento.
Todo esto era consistente con la teología de la predicación de
Frelinghuysen. En la solicitud al sermón "Deberes de los vigilantes",
reflexiona sobre su deber como predicador:
La iglesia incluye todo tipo de personas: personas malvadas y no
convertidas, personas morales y cristianos en apariencia y
profesión. Este último grupo es el más grande, porque "muchos son
llamados pero pocos son elegidos". También hay personas convertidas
en la iglesia. Esto incluye a los bebés en gracia así como a aquellos que
son más avanzados. Cada uno tiene deseos y necesidades. Por lo tanto,
cada uno debe ser predicado y tratado de acuerdo a su condición, como
Jeremías15:19 dice. Muchos adivinos celosos han demostrado cuán
peligrosas pueden ser las aplicaciones generales (Ezequiel.13: 19-20). 25
Según Teunis Brienen, quien escribió su tesis doctoral sobre el método de
clasificación utilizado por los predicadores de la Reforma Nadere , este
enfoque variaba del método de Juan Calvino y otros reformadores tempranos,
que simplemente dividían a los miembros de la iglesia en dos categorías:
creyentes yincrédulos 26 Calvin no ignoraba las diferencias entre creyentes
fuertes y débiles o que existen varios tipos y grados deincredulidad, pero no
hizo distinciones tan detalladas como lo hicieron los representantes
posteriores de Nadere Reformatie .
La diferencia entre los reformadores tempranos, como Calvin y las divinas
de formación posteriores a la R , como Frelinghuysen, se debe en parte a los
diferentes entornos en los que predicaron.Los reformadores predicaban, como
John Macleod ha señalado, a “una generación de creyentes en el que el
Evangelio de la gracia gratuita de Dios en Justificación estallar en toda su
maravilla como algo totalmente nuevo.” 27 Mensaje -R eformers como
Frelinghuysen predicado varias generaciones más tarde, en un momento en
que muchos consideraban la mera aceptación de las verdades de las
Escrituras como suficientes para la salvación. En este contexto, se hizo
esencial distinguir claramente entre la fe salvadora y la fe histórica mediante
la colocación de un mayor énfasis en la auto -e XAMEN , las marcas de la
gracia, y la clasificación de los oyentes en varios grupos.
Brienen dijo que los puritanos ingleses no fueron tan lejos como sus
homólogos holandeses al hacer distinciones entre varios oyentes. 28 Eso
puede explicar por quéTennent y Whitefield quedó impresionado por la
predicación de Frelinghuysen. Su método de clasificación de oyentes y
su alma -s earching aplicaciones fueron más allá de lo que estaban
acostumbrados a escuchar.James Tanis concluye: "La predicación de Tennent
fue el método de Frelinghuysen perfeccionado. . . . El propio método de
predicación de Whitefield se vio muy afectado por esta instrucción, por lo
que la antorcha que Frelinghuysen había llevado desde East Friesland pasó a
Tennent y luego a Whitefield ". 29

Conclusión
¿Fue el método de clasificación de Frelinghuysen de predicar bíblico en todos
los aspectos? Brienen va demasiado lejos en rechazar el método de
clasificación, pero tiene razón al señalar el peligro de que vaya más allá de
las Escrituras. La Biblia generalmente hace solo una distinción entre los
oyentes; dice que la gente responde a la Palabra con fe o enincredulidad. Si
bien las Escrituras reconocen diferentes etapas en la vida de fe, así como
diversos grados de incredulidad, no apoyan un sistema tan detallado que
todos estén habitualmente ubicados en una categoría separada. Por otro lado,
no debemos olvidar que los propósitos positivos y bíblicos de tal clasificación
se centraron en la necesidad de lanuevo nacimiento; para fomentar el
crecimiento en la gracia a través de instrucciones específicas, estímulo y
advertencia; y señalar el peligro de engañarse a uno mismo por la
eternidad. El método de clasificación tiene su lugar, siempre que no se haya
exagerado al ser expulsado del texto que se está exponiendo. Si el predicador
está correctamente controlado por su texto, el método de clasificación
produce una rica cosecha de aplicaciones específicas y diversas. Cuando las
aplicaciones en la predicación no están controladas por el texto, el método de
clasificación tiende a producir repetición o, lo que es peor, a promover los
propios criterios del predicador paraauto -e XAMEN en lugar de los criterios
de la Escritura.
A pesar de sus debilidades y deficiencias, Frelinghuysen fue usado
poderosamente por el Señor en la construcción de su iglesia en
América. Heinrich Melchior Mühlenberg (1711–1787), un pietista luterano
que recorrió las colonias medias en 1759, se refiere a Frelinghuysen como
“un predicador holandés convertido que fue el primero en estas partes en
insistir en el verdadero arrepentimiento, la fe viva y la santificación, y quien
tuvo mucho éxito ”. 30 Dios es soberano, y cumple sus propósitos a través de
una gran variedad de instrumentos, incluso los defectuosos.
Aunque Frelinghuysen no tenía un carácter irénico, era un hombre de
profunda espiritualidad. convicción y tremenda valor. Personificó las
palabras finales del prefacio a una colección de sus sermones, Laudem non
quæro; Culpam non timeo ("No busco elogios; no temo culpar"). 31 En lo que
respecta a la verdad, no dudó: "Antes moriría mil muertes", declaró a su
rebaño, "que no predicaría la verdad". 32Era un orador elocuente, un escritor
vigoroso, un teólogo capaz. , y un celoso predicador experiencial. "Por el
fervor de su predicación ", escribe Leonard Bacon," él debía ganar la gloria
de la señal de traer al Gdespertar. ” 33 A lo largo de su larga permanencia en
Nueva Jersey, sirvió como el hombre de la hora de Dios para anunciar una
serie de cosechas abundantes que promovieron la piedad espiritual
reformada.
Tanis concluye: “Su influencia en las estructuras en desarrollo de la
teología estadounidense fue enorme. Su papel era el de un transmisor entre el
Viejo Mundo y el Nuevo; su gran contribución fue su infusión en las colonias
medias que el pietismo evangélico holandés llevaba en su interior ". 34
UNAA menudo se suaviza, madura y santifica a las personas. En sus
últimos años, Frelinghuysen se hizo más consciente de sus defectos de
carácter. HNos volvimos menos críticos de los demás y nos dimos cuenta de
que a veces hacía la vida innecesariamente difícil para él y para los demás. Le
preocupaba cada vez más que había tratado a algunos de sus colegas con
desdén, y se disculpó por llamar a algunos de ellos inconversos. RLos
esfuerzos de reconciliación entre Frelinghuysen y DuBois fueron exitosos; en
una reunión de avivamiento en 1741 en la que WHitefield predicó, ambos
ministros se sentaron en la plataforma. Podemos experimentar en nuestros
días más divisiva unidad espiritual con todos los que aman al
Señor Jesús Cristo en la sinceridad y que durante mucho tiempo para
reposiciones como las que Dios le dio en los días de Frelinghuysen, Tennent,
y Whitefield.
Pocos podrían permanecer neutrales hacia Frelinghuysen. Su búsqueda de
la teología de la regeneración, su exigencia de que los conversos vivan de una
manera santa y precisa, y su celo por mantener la iglesia pura produjo
muchos amigos y muchos enemigos. Al final, sin embargo, el trabajo
infatigable, el celo y la piedad de Frelinghuysen ganaron el día; incluso
muchos de sus antiguos enemigos llegaron a aceptarlo, porque no podían
negar los frutos de su ministerio. Su ministerio subraya para nosotros la
importancia de soportar dificultades como buenos soldados de Jesús Cristo y
de mantener nuestra mano en el arado en hacer el trabajo del reino.

1 . Este capítulo está adaptado de Joel R. Beeke y Cornelis Pronk, "Introducción biográfica", en El precursor del
gran despertar: Sermones de Theodorus Jacobus Frelinghuysen (1691–1747) , ed. Joel R. Beeke (Grand Rapids, MI:
Eerdmans, 2000), vii – xxxviii. Utilizado con permiso. Para más recursos sobre Frelinghuysen, vea Scott
Maze, Evangelismo de Theodore Frelinghuysen: Catalizador del primer gran despertar (Grand Rapids, MI:
Reformation Heritage Books, 2011); F. J. Schrag, "Theodorus Jacobus Frelinghuysen, el padre del pietismo
americano" , Historia de la Iglesia 14 (1945): 201-216; James Tanis, Pietism Calvinistic holandés en las colonias
medias: Un estudio en la vida y teología de Theodorus Jacobus Frelinghuysen(La Haya: Martinus Nijhoff, 1967). Para
una bibliografía anotada de muchas otras fuentes, vea Forerunner of the Great Awakening , 335-39.
2 . Jonathan Edwards, "Una narrativa fiel", en The Works of Jonathan Edwards , vol. 4, El Gran Despertar , ed. C. C.
Goen (New Haven, CT: Prensa de la Universidad de Yale, 1972), 156; "Al reverendo John Erskine", carta del 28 de
junio de 1751 en The Works of Jonathan Edwards , vol. 16, Cartas y Escritos Personales , ed. George S. Claghorn
(New Haven, CT: Prensa de la Universidad de Yale, 1998), 376.
3 . Revistas de George Whitefield (Londres: Banner of Truth, 1960), 352 [martes, 20 de noviembre de 1739].
4 . Citado en Beeke y Pronk, "Introducción biográfica", xix.
5 . Abraham Messler, Cuarenta años en Raritan: Ocho sermones conmemorativos (Nueva York: A. Lloyd, 1873),
30.
6 . Citado en Beeke y Pronk, "Introducción biográfica", xvi – xvii.
7 . En Estados Unidos durante muchos años, un ministro reformado holandés fue llamado "dominie"
(holandés, dominado ), un título de respeto que significa "maestro" (latín dominus ), pero que lleva más de la
connotación de "maestro" o "ministro".
8 . Citado en Beeke y Pronk, "Introducción biográfica", xxii.
9 . Citado en Beeke y Pronk, "Introducción biográfica", xxii.
10 . "Orden de la Iglesia de Dordrecht (1618-1619)," en The Psalter (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1991), 188.
11 . William Demarest, "Biographical Sketch", en Theodorus Jacobus Frelinghuysen, Sermons (Nueva York: Junta
de Publicaciones de la Iglesia Holandesa Protestante Reformada, 1856), 7.
12 . Esta descripción memorable es el título de la mejor -k nown trabajo por el teólogo escocés Henry Scougal (1650-
1678).
13 . Frelinghuysen, "El templo de Dios pobre y contrario", en el precursor del gran despertar , 14-16.
14 . Frelinghuysen, "El camino de Dios con su pueblo en el santuario", en el precursor del gran despertar , 131.
15 . Frelinghuysen, "El miserable final de los impíos", en El precursor del gran despertar , 104.
16 . Frelinghuysen, “del Creyente Bueno -F undada expectativa de una futura gloria”, en el precursor de la Gran
Despertar , 185.
17 . Frelinghuysen, “El gran terremoto: emblema del juicio sobre los enemigos de la Iglesia”, en El precursor del
gran despertar , 226–28.
18 . Frelinghuysen, "The Aceptable Communicant", en Forerunner of the Great Awakening , 40–41.
19 . Citado en Milton J. Coalter Jr., Gilbert Tennent, hijo del trueno: estudio de caso del impacto del pietismo
continental en el primer gran despertar en las colonias medias (Nueva York: Greenwood, 1986), 16–17.
20 . Citado en Tanis, Pietism Calvinistic holandés , 69.
21 . Frelinghuysen, "Deberes de los vigilantes en los muros de Sión", en El precursor del gran despertar , 280.
22 . Citado en Beeke y Pronk, "Introducción biográfica", xxvi.
23 . Citado en Beeke y Pronk, "Introducción biográfica", xxvii.
24 . Beeke y Pronk, "Introducción biográfica", xxxi.
25 . Frelinghuysen, "Deberes de los vigilantes en los muros de Sión", en El precursor del gran despertar , 280–81.
26 . Teunis Brienen, De Prediking Van De Nadere Reformatie (Ámsterdam: Ton Bolland, 1974), 5–25.
27 . John Macleod, Teología escocesa en relación con la historia de la Iglesia desde la Reforma (Edimburgo: Banner
of Truth, 1974), 28.
28 . Brienen, De Prediking Van De Nadere Reformatie , 331.
29 . Tanis, Pietism calvinista holandés , 80–81.
30 . Citado en Randall H. Balmer, A Perfect Babel of Confusion: la religión holandesa y la cultura inglesa en las
colonias medias (Oxford: Oxford University Press, 1989), 122.
31 . Citado en Demarest, "Biographical Sketch", 8.
32 . Frelinghuysen, "El comunicador aceptable", en El precursor del gran despertar , 40.
33 . Leonard W. Bacon, Una historia del cristianismo estadounidense (Nueva York: Christian Literature Co., 1897),
81.
34 . Tanis, Pietism Calvinistic holandés , 97.
17

XVIII -C entury Predicadores: Halyburton,


Edwards, y Davies

Con el fin de ilustrar la predicación experiencial reformada de una manera


que conmueve el corazón, hemos visto ejemplos brillantes de predicadores de
la Reforma, el puritanismo inglés y la Reforma adicional holandesa. Hemos
atravesado dos siglos y hemos tocado a numerosos predicadores
particulares. Pero antes de salir de esta sección del libro, hay que prestar
atención a inglés -s horas picopredicadores en los siglos XVIII, XIX y
XX. Aunque no podemos darles el debido crédito a estos fieles siervos de
Dios, que deben esperar hasta el día del juicio, nos beneficiaremos al ver
cómo la antorcha continúa transmitiéndose de generación en generación.
En este capítulo, nos centraremos en tres predicadores del siglo
dieciocho. Comenzamos con un hombre que murió en la primera parte de ese
siglo, y luego pasamos a considerar a dos predicadores que sirvieron a Dios
en la época de laGran Despertar.

Thomas Halyburton
Thomas Halyburton (1674–1712) nació el 25 de diciembre en Dupplin,
Perthshire, Escocia. 1 Su padre murió cuando él tenía siete años; Su madre lo
crió por un tiempo en los Países Bajos para escapar.persecucion. Mientras
estudiaba en En la Universidad de Edimburgo y luego en la Universidad de
St. Andrews, comenzó a sufrir una inmovilidad incapacitante de las
extremidades, pero se graduó de esta última escuela con una maestría en
teología en 1696. Durante sus estudios, atravesó una profunda lucha con la
escéptico racionalismo de Deísmo. Finalmente vino a Cristo en 1698. Sirvió a
una iglesia en Fife cerca de St. Andrews durante diez años, pero su salud
declinó. Se convirtió en profesor de teología en St. Andrews en 1710, pero
murió a la edad de treinta -s incluso el 23 de septiembre, 1712.A petición
suya, fue enterrado junto a Samuel Rutherford porque quería ver la alegría de
Rutherford cuando ambos se levantaron de entre los muertos en el segundo
advenimiento de Cristo.
Halyburton es conocido por tres grandes obras. El primero son
sus Memorias , que en profundidad espiritual concuerdan con la Abundancia
de la gracia de John Bunyan con el Jefe de los
pecadores yLas confesiones de agustín. En él, describe su liberación en
términos de una visión transformadora de Dios a través de las Escrituras, “la
luz del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesús Cristo” (2 Cor.
4: 6), que creó la fe y le hizo un hombre nuevo. 2 John Macleod dice que si
bien Jonathan Edwards nos da una de las declaraciones clásicas de la teología
reformada sobre "la realidad de la luz espiritual", la descripción de
Halyburton del "personaje de esta luz" es digna de estar al lado del
tratamiento de Edwards. 3 Continúa diciendo que Halyburton era considerado
como uno de los mejores teólogos de Escocia, un hombre a la par con el
divino holandés Herman Witsius, y uno que se inspiró en el mismo pozo que
el teólogo inglés John Owen. 4
El segundo libro importante que escribió Halyburton es una defensa
intelectual clásica del cristianismo contra el deísmo, titulada Insuficiente
religión natural.Critica los esfuerzos de Lord Edward Herbert (fallecido en
1648) para dejar de lado la revelación divina y construir la religión sobre los
principios naturales de la creencia en una deidad, reverencia, moralidad,
arrepentimiento del pecado y la expectativa de juicio futuro. John Nicholls
escribe sobre el libro de Halyburton:
Su argumento es directo: la religión natural, como la defiende Herbert,
es insuficiente porque no nos da un conocimiento claro de Dios, del
camino de la felicidad o de la naturaleza del pecado. . . . La religión
natural es insuficiente para dar motivos efectivos al deber, para revelar
los medios para obtener el perdón y para erradicar o someter nuestras
inclinaciones innatas al pecado. . . . [N] Las evidencias o argumentos
racionales pueden reemplazar al yo, un poder de autenticación de las
Escrituras aplicado por el Espíritu Santo. 5
Vemos la predicación experiencial de Halyburton, especialmente en su
tercer gran libro, The Great Concern of Salvation . Es un maravilloso
volumen experiencial que describe la obra del Espíritu en el alma con
respecto amiseria, liberación, y gratitud. Halyburton dice: "Quien considere
su condición actual, pronto verá que su gran negocio y su principal
preocupación radican en tres preguntas importantes: '¿Qué he hecho?' (Jer.8:
6); '¿Qué debo hacer para ser salvo?' (Hechos16:30); '¿Qué le daré al
Señor?' (PD.116: 12). ” 6 Frederick Leahy escribe sobre este libro: “Es
sorprendente ver l