You are on page 1of 9

SEMINARIO TEOLÓGICO BAUTISTA

Unidad Académica Cochabamba


Carrera de Teología

LA HOMOSEXUALIDAD EN LA SOCEIDAD
¿CUÁL ES LA FORMA CORRECTA DE CONDUCIRSE?

MATERIA: ETICA Y MISIÓN INTEGRAL


ESTUDIANTE: Jader Condori Siles

Cochabamba – Bolivia
Septiembre - 2018
La homosexualidad en la sociedad
¿Cuál es la forma correcta de conducirse?

El propósito del presente ensayo es reflexionar respecto al tema de la homosexualidad en la

sociedad para permitir al lector determinar un principio ético y este a su vez le permitirá

conducirse de la una forma correcta.

Introducción

“Jamel Myles, un niño de 9 años de la ciudad de Denver, en el estado de Colorado, se ha suicidado

a causa del acoso escolar sufrido tras anunciar días antes en el colegio que era homosexual.”

Noticia publicada por EL MUNDO. 28 de agosto de 2018.

Este tipo de noticias debería provocar una reflexión respecto al proceder de las personas en nuestra

sociedad frente a la homosexualidad. Uno necesita investigar frente a los grades cuestionamientos

sobre el tema ¿Es correcto discriminar a un homosexualismo? ¿Es una enfermedad la homosexual?

¿Un homosexual puede dejar de serlo? ¿Es pecado ser homosexualismo?

Estas preguntas trataremos de desarrollar en presente documento con el fin de poder reflexionar y

tomar una postura ÉTICA sobre el tema.

Desde la perspectiva histórica.

A lo largo de la historia, como expone en su libro GARCIA, el homosexualismo ha sido castigado

con la muerte de forma cruel, inhumana, ilegal y hasta legal. En uno de sus relatos afirma “no fue

1
hasta 1533 cuando la sodomía fue sometida al control secular, y un Estatuto de ese año hacía de

las prácticas homosexuales un delito que merecía la muerte”.

Así también existía otras formas de castigo, por ejemplo en Inglaterra “la moral victoriana mantuvo

la máxima pena para los homosexuales hasta 1861, cuando en la Promulgación del Acta de Delitos

contra la Persona, se conmutó por una penas variables entre los diez años y la cadena perpetua”

(GARCIA 1981:81).

Así a lo largo de la historia el homosexualismo ha sido discriminado y castigado. Pero a en los

últimos años el hombre se ha cuestionado respecto a la ética religiosa si esta puede y debe dominar

ante aquellos que están al margen de sus creencias. Un personaje que contribuyó a es este interés

fue el doctor Sigmundo Freud quien “pensaba que todos tiene curiosidad respecto al sexo, todos

son “incestuosos”-cuando menos mentalmente-y que los varones en especialmente suseptibles a

sus madres. De ahí que un niño tiende identificarse con su madre” (Lahaye 2005:11,12).

Esta teoría lo llamo “el complejo de EDIPO”, Para Freud debía censurarse las normas y principio

religiosos. Por lo que a partir de él se puede considerar, en la historia, un freno a la tortura y abuso

al pueblo homosexual.

Desde la perspectiva científica.

A partir de los comienzos del siglo XIX se comenzó a estudiar al homosexual como un problema

mental es así que “En los tratados de psiquiatría se incluía la homosexualidad como trastorno y

como enfermedad”. (ARDILA 2008:7).

2
Los vocablos de “Degeneración, enfermedad y perversión eran términos aplicados a la

Homosexualidad en los círculos médicos durante los pasados siglos”. (ARDILA 2008:8). Esto

quiere decir que el campo médico pretendía curar al individuo, al considerar la homosexualismo

como una enfermedad.

Pero es importante entender si la homosexualidad es de carácter bilógico o cultural. En primera

instancia se puede resumir con el siguiente enunciado en la investigación que se tuvo por parte de

las ciencias biológicas:

Se ha trabajado con gemelos homocigóticos criados en el mismo ambiente; con gemelos


homocigóticos criados en ambientes diferentes (adoptados al nacer por familias diferentes);
con gemelos dicigóticos; con hermanos. Igualmente se ha estudiado el efecto del estrés
materno sobre la orientación sexual del bebé; los factores endocrinos y nutricionales; los
síndromes clásicos (Turner y Klinefelter). La estructura del cerebro de homosexuales y
heterosexuales se ha comparado y se han encontrado diferencias en el núcleo
supraquísmico, en el núcleo intersticial del hipotálamo lateral, en la comisura anterior que
conecta los lóbulos temporales de los dos hemisferios cerebrales, etcétera. (ARDILA
2008:54)

Llegando con toda esta investigación a las siguientes conclusiones:

 Estudios controlados afirman que el cerebro en desarrollo se masculiniza por la exposición

a los andrógenos durante períodos críticos de desarrollo prenatal o temprano en la vida

posnatal.

 El funcionamiento de las hormonas cerebrales es diferente en personas con distinta

orientación sexual.

 Los varones homosexuales poseen una estructura neuroanatómica relativamente más

parecida a la de las mujeres que a la de los varones heterosexuales. (Tales diferencias se

establecen muy temprano en la vida).

No obstante, también concluye, ARDILA, al hacer la investigación que los factores externos

también influyen la orientación sexual.

3
 Los estímulos sociales y ambientales posnatales pueden alterar las respuestas a las hormonas,

y pueden influir sobre el desarrollo neural posnatal.

 El sistema nervioso central se diferencia debido a la influencia de factores hormonales,

genéticos y ambientales, en algunos casos hasta los cuatro años de edad en los seres humanos.

 Es absurdo afirmar que “biología es destino” y tales asociaciones hormonales y

neuroanatómicas pueden ser simplemente correlacionales y no causales.

Por tanto, se puede concluir que existe un porcentaje, aunque no medible, que interviene en la

orientación sexual dado por la genética, otro porcentaje por el ambiente y la interacción de estos,

pero a pesar el avance investigativo falta mucho por saber. Así también asegura GARCIA “…pues

todavía hoy desde un punto de vista científico, el origen de la homosexualidad, igual que el de la

heterosexualidad, sigue siendo un misterio” (GARCIA 1981:10).

Aunque sigue siendo un misterio para el mundo científico por muchos años este tema ha estado

subordinado a la “ideología político religiosas que impusieron sus modelos de conducta sexual

como únicos y válidos” (GARCIA 1981:10).

Desde la perspectiva política.

En este punto, se desarrollará sólo a la injusticia que sufre el pueblo homosexual de parte de la

política.

A continuación se expone algunos derechos que se les niega a las parejas homosexuales

compiladas del libro Tony (Campolo 2008:51)

• A los socios se les niegan los beneficios de la Seguridad Social

4
• La negativa de las compañías de seguros de automóviles en algunos estados para cubrir a las

parejas del mismo sexo

• Prohibiciones en algunas comunidades contra las parejas homosexuales que tienen la

propiedad conjunta de hogares y negocios

• Denegación de cupones de alimentos y viviendas de bajo costo para parejas homosexuales

que son pobres

• Negación de beneficios para los socios de veteranos gays

• Negación por parte de los hospitales en muchos estados de los derechos de visita de un

compañero del mismo sexo o acceso a los registros médicos de la pareja enferma.

• La opción de algunos tribunales estatales de apartar la voluntad de una persona homosexual

para que su pareja no reciba una herencia intencional

• Negación del privilegio de presentar declaraciones de impuestos conjuntas.

Todos estos puntos mencionados son negados por el hecho de ser homosexuales, cabe aclarar que

son referentes de EE.UU. Por otro lado en Bolivia se prohíbe y se castiga la discriminación basada

en la orientación sexual y la identidad de género gracias a la nueva constitución. Sin embrago, el

presidente Evo morales refiere este tipo de declaraciones “El pollo que comemos está cargado de

hormonas femeninas. Por eso, cuando los hombres comen esos pollos, tienen desviaciones en su

ser como hombres.” Estas declaraciones, que por cierto fue noticia en Bolivia, denota la

discriminación arraigas en cultura Boliviana.

Desde la perspectiva religiosa.

Desde el enfoque religioso lo principal que puede dividir las distintas tendencias de aceptar o no el

homosexualismo parte del hecho de responder a dos preguntas importantes: ¿Es pecado ser

5
homosexual? ¿La iglesia tiene el poder para juzgar el pecado? En consecuencia a las respuestas de

estas preguntas se observa las distintas posturas religiones. No obstante, la mayoría de las formas

de pensar denota una respuesta positiva, y por ende, el rechazo y la condenación han sido

consecuencia a lo largo de los años.

En los siguientes párrafos se enfocará en el pensamiento de aquellas iglesias que creen que la

homosexualidad no es un pecado.

La palabra homosexual no se encuentra en la biblia ya que el término es de origen moderno, pero

“la palabra homosexual se utilizó por primera vez en el Nuevo Testamento de la Revised Standard

Version (RSV) de 1946.” (Cannon 2012:9)

Existen en la Biblia pasajes que pretenden hacer notar que la homosexualidad es pecado y Cannon

desarrolla un exegesis de estos para concluir que el contexto es base del error de la interpretación

de estos pasajes, a continuación se hace referencia a un resumen de ellos:

Biblia no trata de manera exhaustiva el asunto de la homosexualidad. En la ciudad de


Sodoma, las relaciones entre personas del mismo sexo son mencionadas dentro del contexto
de una violación (¡violación de ángeles!), y en Romanos 1: 24-27 lo encontramos
mencionado dentro del contexto de la idolatría (adoración de Baal) envolviendo lujuria y
pasiones deshonrosas.
Ambos, 1 Corintios 6:9 y 1 Timoteo 1:10 hablan acerca de comportamiento homosexual en
el contexto de prostitución y posiblemente pedofilia, cosas muy comunes en el mundo
Greco- Romano. (Cannon 2012:36)
(Las negrillas son propias)

Para cristianos como Cannon la homosexualidad comprometida y basada en el amor no debe ser

un pecado que deba ser condenado. Y añade “Usar la Biblia para condenar este tipo de relaciones,

como hemos indicado, denota una proyección de los propios prejuicios” (Cannon 2012:36).

Conclusión

Se ha podido analizar a lo largo de los años que la comunidad homosexual, ha sido brutalmente

discriminada y castigada por una sociedad orientada en las convicciones de su religión. De igual
6
manera, la política falló en la tarea de promover la participación de los ciudadanos para alcanzar

el bien común y no un bien sectorial. Este abuso se debió por la ignorancia del complejo caso de

la homosexualidad, puesto que hasta el día de hoy, incluso para la ciencia, falta mucho por saber.

La sociedad no tuvo responsabilidad sobre sus hechos y se ha lastimado a muchas personas

creyendo conocer la verdadera situación que el mundo homosexual vive.

Tanto el estado y la sociedad debieran buscar un bien común, más allá de prejuicios religiosos, y

conceptos particulares. Esto no quiere decir que la forma de pensar respecto al homosexualismo

sea la misma entre la sociedad y mucho menos que todos deban de estar de acuerdo. Pero el bien

común respeta los ideales de los demás y de ninguna manera se impone arbitrariamente y mucho

menos abusivamente frete a otras.

Si la religión realmente habla en nombre de Cristo debe reflejar sus acciones, puesto que Cristo no

vino a juzgar ni a condenar, sino que vino a salvar. Y tampoco Cristo vino a imponer ni a obligar

sino que abiertamente abrió sus brazos para recibir a todos, puestos que todos somos pecadores.

Si bien, Cristo vino a salvar lo hizo por medio de la invitación y no de la imposición.

Así que, ya sea quien sea que seas, debes entender que tu forma ética de conducirte no puede

atropellar la dignidad de un ser humano.

7
BIBLIOGRAFIA

Ardila, Rubén

2008 Homosexualidad y Psicología. 2da Ed. Bogotá Colombia. El manual moderno Ltda.

García Valdés

1981 Historia y presente de la homosexualidad. 1ra Ed. Madrid. Rodagraf S.A.

Lahaye Tim

2005 Homosexualidad: Lo que es, lo que hace y cómo superarla. Hiram Duffer. 5ta. Ed.

Colombia. Mundo Hispano.

Cannon Justin R.

2012 La Biblia, el Cristianismo, y la Homosexualidad. Alejandro de Llan. 2da Ed. United

States.

Campolo Tony

2008 Red Letter Christian. Una guía ciudadana para la ley y la política. 1ra Ed.

Californía, EEUU. Regal