You are on page 1of 2

REGULACIÓN DE LIQUIDOS CORPORALES

Los líquidos corporales están regulados por la ingesta de líquido, los controles
hormonales y la eliminación de líquido. Este equilibrio fisiológico se denomina
homeostasis
1. INGESTA DE LÍQUIDOS:
Está regulada principalmente por el mecanismo de la sed el centro de control de la
sed está localizado dentro del hipotálamo en el cerebro. La sed es el deseo
consciente de agua y es uno de los factores principales que determinan la ingesta
de líquido. Los osmorreceptores controlan continuamente la presión osmótica
sérica, y cuando aumenta la osmoralidad el hipotálamo se estimula. El hipotálamo
también se estimula cuando hay una pérdida excesiva de líquidos y se produce
hipovolemia, como en los vómitos copiosos o la hemorragia y la sequedad
orofaríngea inician la sensación de sed.
La ingesta promedio de un adulto es de 2200 a 2700 ml
La ingesta oral corresponde de 1100 a 1400 ml, los alimentos sólidos alrededor de
800 a 1000 ml, unos 300 ml diarios. Los lactantes, los usuarios con problemas
neurológicos o fisiológicos y algunos otros adultos que son incapaces de percibir o
responder al mecanismo de la sed están en situación de riesgo de deshidratación.

2. REGULACIÓN HORMONAL:

2.1. La hormona antidiurética (ADH) es almacenada en el lóbulo posterior de la


glándula hipófisis y se libera en respuesta a cambios de la osmolaridad de la
sangre. La ADH actúa directamente en los túmulos renales y colectores
haciéndolos más permeables al agua. Esto causa un retorno del agua a la
circulación sistémica, lo cual diluye la sangre y disminuye su osmolaridad.
Cuando la sangre se ha diluido lo suficiente los osmorreceptores detienen la
liberación de ADH y se restaura la eliminación urinaria.

2.2. La aldosterona es liberada por la corteza suprarrenal en respuesta a un


aumento de la concentración de potasio o como parte del sistema renina-
angiotensina para contrarrestar la hipovolemia. Actúa en la parte distal de
los túmulos renales aumentando la reabsorción (ahorro) de sodio y la
secreción o excreción de potasio e hidrogeno

2.3. La renina, una enzima proteolítica segregada por los riñones, responde a la
disminución de la perfusión renal del volumen extracelular. La renina actúa
produciendo angiotensina I, que causa algo de vasoconstricción. Sin
embargo, la angiotensina I es reducida casi inmediatamente por una enzima
que la convierte en angiotensina II. La angiotensina II causa una
vasoconstricción selectiva masiva de muchos vasos sanguíneos y recoloca y
aumenta el flujo sanguíneo en los riñones. La angiotensina II también
estimula la liberación de aldosterona cuando la concentración de sodio es
baja.
3. ELIMINACIÓN DE LÍQUIDOS
La eliminación de líquido se produce a través de cuatro órganos que pierden
agua: Los riñones, la piel, los pulmones y el tracto gastrointestinal.
3.1. Los riñones: Son los principales órganos reguladores del equilibrio líquido.
Reciben aproximadamente 180L de plasma para filtrar por día y producen de
1200 a 1500 ml de orina

3.2. La piel: La pérdida de agua por la piel está regulada por el sistema nervioso
simpático que activa las glándulas sudoríparas. La pérdida de agua por la
piel puede ser sensible o insensible Un promedio de 500 a 600 ml de líquido
en forma sensible o insensible por día por la piel. La pérdida insensible de
agua es continua y la persona no la percibe; puede aumentar
significativamente con la fiebre o las quemadura.

3.3. Los pulmones espiran alrededor de 400 ml de agua por día. Esta pérdida
insensible de agua puede aumentar en respuesta a cambios en la frecuencia
y profundidad respiratorias.

3.4. El tracto Gastrointestinal (GI) desempeña un papel vital en la regulación


del líquido. Aproximadamente de 3 a 6 L de líquido isotónico son trasladados
al tracto Gl. En condiciones normales el adulto pierde en promedio solo de
100 a 200 ml por las heces. Sin embargo, en presencia de un proceso
patológico, por ejemplo diarrea, el tracto Gl puede convertirse en un lugar de
gran pérdida de líquido.