Sie sind auf Seite 1von 35

FITOPATOLOGÍA

Ingeniería Agronómica
Ingeniería Ambiental

Ing. Agr. Carlos Erick Tení Pacay


Los Hongos y su taxonomía
Hongos:
Son pequeños organismo productores de esporas, generalmente
microscópicos, eucarióticos, ramifica a menudo filamentosos que
carecen de clorofila y paredes celulares que tienen quitina, celulosa o
ambos componentes.

Se conocen mas de 100,000 especies de hongos que son


estrictamente saprofitas y viven sobre la materia orgánica muerta, a la
que descomponen. 50 especies de hongos producen enfermedades
en humanos e igual numero en animales, son enfermedades
superficiales de la piel.
Los Hongos y su taxonomía
8,000 especies de hongos producen enfermedades en las plantas.
Atacan a uno o más tipos de plantas.

Parásitos obligados o biótrofos: cuando los hongos crecen y se


reproducen solo cuando establecen cierta asociación con las plantas
que le sirven de hospedante durante todo su ciclo de vida.

Parásitos no obligados: cuando requieren de una planta hospedante,


durante cierta etapa de su ciclo de vida y concluir en materia orgánica
muerta o su reproducción.
Los Hongos y su taxonomía
Características de los hongos fitopatógenos – Morfología-

Los hongos tienen un soma vegetativo similar al de las plantas que


consta de filamentos microscópicos continuos más o menos alargados y
ramificados que tienen paredes celulares definidas.

Al soma del hongo se le denomina micelio, y a las bifurcaciones


individuales o filamentos del micelio se les denomina hifas.

Cada hifa o micelio puede tener un grosor uniforme o pueden terminar en


porciones más delgadas o más anchas.
Los Hongos y su taxonomía
Los Hongos y su taxonomía
Los Hongos y su taxonomía
Las hifas de algunos hongos tienen un diámetro de tan sólo 0.5 um,
mientras que otras tienen un espesor de más de 100 um.

El micelio tiene una longitud de tan sólo unos cuantos micrómetros, pero
en otros produce filamentos miceliales de varios metros de longitud.

Algunos hongos, el micelio está constituido por células que contienen uno
o dos núcleos por célula. Otros, el micelio es cenocítico, contiene muchos
núcleos e integrado por una célula multinucleada continua y tubular que
puede o no ramificarse, o bien puede estar dividido por varias paredes
transversales (septos), cada segmento represente una hifa multinucleada.
Los Hongos y su taxonomía
El crecimiento del micelio se produce en las puntas de las hifas.

Algunos hongos inferiores carecen de un micelio verdadero y producen


un plasmodio multinucleado, amiboideo y desnudo (como en los
myxomycetes) o un sistema de filamentos de diámetro más o menos
distinto y que varía constantemente, denominado rizomicelio (como en
los chytridiomicetes)

Reproducción:

Los hongos se reproducen principalmente mediante esporas, como se


muestra en la siguiente figura:
Los Hongos y su taxonomía
Las esporas son estructuras reproductoras o especializadas para la
propagación del hongo, constan de una o varias células. Estas
estructuras pueden formarse asexualmente (mediante la producción,
por el micelio del hongo, de células individuales especializadas —las
esporas— sin intervención de cariogamia o meiosis) o ser el resultado
de un proceso sexual.

En los hongos inferiores, las esporas asexuales se forman en el interior


de un saco denominado esporangio y se diseminan en el momento en
que se rompe esta estructura o a través de una abertura que posee.
Los Hongos y su taxonomía
Algunas de esas esporas se mueven mediante flagelos y se les
denomina zoosporas. Otros hongos producen esporas asexuales
denominadas conidios, que se desprenden de las células terminales o
laterales de hifas especializadas denominadas conidióforos.

En algunos hongos, las células intercalares o terminales de una hifa se


alargan, están rodeadas por una pared densa y se separan para formar
clamidosporas.

En otros grupos de hongos, las esporas asexuales (conidios) se forman


en el interior de estructuras de pared gruesa denominadas picnidios.
Los Hongos y su taxonomía
La reproducción sexual, o los procesos que se asemejan a ella, se
presentan en la mayoría de los grupos de hongos. En algunos de ellos,
un par de células (gametos) de tamaño y forma semejante se fusionan y
producen un cigoto, denominado zigospora.

En otros grupos, los gametos son de tamaño distinto y al cigoto que


forman se le denomina oospora. En algunos no se forman gametos
definidos, en su lugar un micelio se fusiona con otro micelio compatible.

Los Ascomycetes produce habitualmente ocho esporas sexuales en el


interior de la célula o cigoto y estas esporas se denomina ascosporas.
Los Hongos y su taxonomía
La clase Basidiomycetes forman sus esporas sexuales fuera de la célula
o cigoto (basidio) y a esas esporas se les denomina basidiosporas.

Los hongos imperfectos (clase Fungí Imperfecti o Deu-teromicetos) se


desconoce su reproducción sexul, este fenómeno no se presenta en este
grupo de hongos o a que aún no se ha podido descubrir en ellos.

La fusión de los núcleos sexuales del cigoto produce un núcleo diploide


(2N). Las primeras divisiones de este núcleo son meióticas, de ahí el
hongo tiene núcleos haploides (IN) durante todo su ciclo de vida, excepto
en el momento en que se han fusionado los núcleos gaméticos.
Los Hongos y su taxonomía
En algunos grupos de hongos, en particular los basidiomicetos y en
menor grado los ascomicetos, las células de todo el micelio o de
ciertas partes de él contienen un par de núcleos haploides, los cuales
se mantienen separados en el interior de la célula. A dicho micelio se le
denomina dicariótico, pero se comporta de manera bastante
semejante a como lo hace un micelio diploide (en el que ambos
núcleos se mantienen fusionados).
Los Hongos y su taxonomía
En la mayoría de los hongos, los gametos masculino y femenino se
forman en un mismo micelio (como es el caso de los hongos
hermafroditas). Cuando los gametos masculinos fecundan a los
femeninos del mismo micelio, el hongo se le denomina homotálico.
Sin embargo, en la mayoría de los casos, los gametos masculinos
fecundan únicamente a los gametos femeninos de otro micelio
sexualmente compatible, por lo que se dice que el hongo es
heterotálico.
Los Hongos y su taxonomía
Ecología y diseminación:

La mayoría de los hongos fitopatógenos pasan parte de su ciclo de


vida en las plantas que les sirven de hospedante, y otra parte de él en
el suelo o en los residuos vegetales depositados en este sustrato.

Algunos hongos pasan todo su ciclo de vida sobre el hospedante y sólo


sus esporas alcanzan el suelo, donde permanecen en reposo hasta
que son llevadas a un hospedero en el que germinan y se reproducen.
Los Hongos y su taxonomía
Otros hongos (como es el caso de Venturia) deben pasar parte de su
ciclo de vida como parásitos de su hospedante y parte de él como
saprófitos sobre los tejidos muertos depositados en el suelo, a fin de
poder concluir su ciclo de vida en la naturaleza. Sin embargo, este
último grupo de hongos se mantiene en estrecha asociación con los
tejidos de su hospedante (ya sea que estén vivos o muertos) y, en la
naturaleza, no se desarrollan en cualquier otro tipo de materia
orgánica.
Los Hongos y su taxonomía
Un tercer grupo de hongos viven como parásitos de sus hospedantes,
pero continúan viviendo, desarrollándose y reproduciéndose en los
tejidos muertos de esos hospedantes una vez que han muerto, e
incluso pueden abandonar esos tejidos y depositarse en el suelo u
otros órganos vegetales en proceso de descomposición, en los que se
desarrollan y reproducen como saprófitos obligados.

Por lo común, ese grupo de hongos son patógenos que habitan en el


suelo, que tienen una amplia gama de hospedante y que sobreviven en
el suelo durante varios años en ausencia de sus hospedantes.
Los Hongos y su taxonomía
Sin embargo, es necesario que de vez en cuando infecten a un
hospedante para que aumente su número poblacional, ya que su
desarrollo prolongado y constante como organismos saprófitos del suelo
reduce en forma más o menos rápida su número poblacional.

Durante su forma de vida parásita, los hongos asumen varias posiciones


con respecto a las células y tejidos vegetales. Algunos hongos (como es
el caso de las cenicillas) se desarrollan sobre la superficie de la planta a
la que infectan, pero envían sus órganos de alimentación (haustorios)
hacia el interior de las células epidérmicas de esa planta.
Los Hongos y su taxonomía
Algunos (como es el caso de Venturia) sólo se desarrollan entre la
cutícula y las células epidérmicas. Algunos de ellos se desarrollan entre
las células de su hospedante (a nivel de los espacios intercelulares) y
pueden o no enviar sus haustorios al interior de ellas.

Más aún, otros hongos se desarrollan indistintamente entre las células de


su hospedante y a través de ellas. Los parásitos obligados (biótrofos)
sólo se desarrollan cuando se asocian a las células vivas de sus
hospedantes y son incapaces de nutrirse de células muertas.
Los Hongos y su taxonomía
Por otra parte, el micelio de algunos hongos parásitos no obligados
nunca llega a entrar en contacto con las células vivas de la planta, debido
a que sus enzimas maceran y destruyen a las células vegetales que se
localizan frente a él. Sin embargo, en la mayoría de los casos, a pesar de
la posición que tenga el micelio en su hospedante, los cuerpos
reproductores del hongo (esporas) se forman en la superficie de los
tejidos de su hospedante (o muy cerca de ella), lo cual asegura su rápida
y eficiente diseminación.
Los Hongos y su taxonomía
La supervivencia y función de la mayoría de los hongos fitopatógenos
depende ampliamente de las condiciones predominantes de temperatura
y humedad o de la presencia de agua en su medio.

Un micelio libre sólo sobrevive dentro de un cierto intervalo de


temperatura (que va de -5 a + 45°C) y cuando entra en contacto con
superficies húmedas, ya sea que se localicen en el exterior o el interior de
una planta hospedante. Sin embargo, la mayoría de las esporas resisten
intervalos bastante amplios de temperatura y humedad, y permite que el
hongo sobreviva a los días cálidos del verano y a las bajas temperaturas.
Los Hongos y su taxonomía
Sin embargo, las esporas de los hongos requieren también humedad y
temperaturas adecuadas para poder germinar. Además, los hongos
inferiores que producen zoosporas requieren agua libre para la
producción, movimiento y germinación de esas estructuras reproductoras.

Las zoosporas son las únicas estructuras de los hongos que tienen
movimiento propio. Sin embargo, estas estructuras reproductoras sólo
pueden desplazarse a distancias muy cortas (tal vez unos cuantos
milímetros o centímetros).
Formas de penetración de los hongos
Los Hongos y su taxonomía
Clasificación de los hongos fitopatógenos

Los hongos que producen enfermedades en las plantas constituyen un


grupo diverso y, debido a su abundancia y diversidad, aquí sólo se
presentará una clasificación superficial de algunos de los géneros
fitopatógenos más importantes. Los hongos pertenecen al reino Mycetae
(fungí).
Los Hongos y su taxonomía
Cada nivel taxonómico tiene una nomenclatura particular, según el reino,
para los hongos es como sigue:
• Dominio – Eucariota
• Reino – Fungi
• Phylum – mycota
• Clase – mycetes
• Orden – ales
• Familia – aceae
• Género – Abcde
• Especie – Abcde fghi
Los Hongos y su taxonomía
Dominio: Eucariota
Reino: Fungi
Phylum: Zigomycota
Clase: Zigomycetes
Orden: Mucorales
Familia: Mucoraceae
Género: Rhizopus
Especie: Rhizopus stolonifer
Los Hongos y su taxonomía
Clasificación actual de los hongos
Uno de los sistemas más actualizados (publicado el 2015 por Ruggiero
et at.,), simplifica y le da a los hongos cinco divisiones en dos subreinos:
KINGDOM FUNGI
SUBKINGDOM NEOMYCOTA
• Phylum Ascomycota
• Phylum Basidiomycota
SUBKINGDOM EOMYCOTA
• Phylum Chytridiomycota
• Phylum Glomeromycota
• Phylum Zygomycota
1. Basidiomicetes (división Basidiomycota).
Grupo de hongos que producen basidios con basidiosporas. Desarrollan
las clásicas setas y hongos con sombrero (callampas) que son
comestibles. Este filo es el más evolucionado y el más conocido pues
comprende numerosos y variados tipos de hongos. Cuando son de
carácter heterotálico, el micelio primario sufre dicariotizacion
(somatogamia o espermatización) produciendo hifas dicarióticas que
corresponden al micelio secundario. En los hongos de carácter
homotálico una basidiospora produce el micelio dicariótico. Hay presencia
de quitina en las paredes celulares, y aparecen unas estructuras
llamadas fíbulas, muy parecidas a los uncínulos de los ascomicetos.
2. Ascomicetes (división Ascomycota)
Grupo de setas y mohos con micelio tabicado que producen ascosporas
endógenas. Es la División (Filo) más grande del Reino Fungi. Pueden ser
unicelulares y filamentosos. La reproducción puede ser de dos tipos:
asexual, por esporas exógenas (conidios), y sexual, esporas endógenas
(ascospora). Han sido aislados de lugares extremos, desde dentro de
rocas en la planicie helada de Antártica hasta las profundidades del mar.
En los grupos más evolucionados se forman ascocarpos o cuerpos de
fructificación (esporocarpo).
Existen en ambientes terrestres y acuáticos, en sustratos como la
madera, materiales de queratina (uñas, plumas, cuernos y pelos),
estiércol, suelo y alimento, entre otros. Pueden ser parásitos de animales
y el hombre, además de atacar a las plantas.
3. Quitridiomicetes (división Chytridiomycota)
Hongos microscópicos con zoosporas y gametos uniflagelados. El
nombre deriva de chytridium (del griego quitridio, que significa
“cacerolita”). En la antigua clasificación, los quitridios fueron colocados en
la clase Phycomycetes, Subdivisión Myxomycophyta del reino Fungi. Sin
embargo, suelen considerarse también como protistas. Los quitridios son
los hongos más primitivos y son mayormente saprofitos (degradando
quitina y queratina). Muchos quitridios son acuáticos (la mayoría de agua
dulce).
4. Glomeromicetes (división Glomeromycota)
Los hongos del grupo Glomeromycota (también llamados, aunque
incorrectamente, Glomales) se caracterizan por no presentar un
reproducción sexual conocida y ser simbiontes obligados de plantas
terrestres. Con las plantas forman las endomicorrizas o micorrizas
arbusculares, un tipo de asociación micorrizógena que se caracteriza por
la entrada de las hifas del hongo en el interior de las células de la raíz de
la planta simbionte, donde forman vesículas alimenticias y formaciones
conocidas como arbúsculos, que se ramifican dicotómicamente. Trazas
de estas estructuras se observan ya en los fósiles de las primeras plantas
terrestres, hace 400 millones de años.
5. Zigomicetes (división Zygomycota).
Se caracterizan por formar zygosporas de paredes gruesas, de origen
sexual y esporangiosporas no nadadoras, de origen asexual. El moho
negro del pan (Rhizopus nigricans), un representante bien conocido de
este grupo, del orden Mucorales, produce masas de hifas sobre pan, fruta
y otros alimentos deteriorados.
El cuerpo de este hongo, compuesto de hifas cenocíticas, muestra que a
pesar de una pequeña diferenciación celular entre los hongos, las hifas
pueden especializarse por varios propósitos. Por ejemplo, los hongos del
orden Entomoftorales son parásitos de las moscas y de otros insectos.
Son en general organismos de nutrición saprófita, se alimentan de restos
de plantas y animales del suelo.