Sie sind auf Seite 1von 27

El desarrollo de la ingeniería de rocas

El desarrollo de la ingeniería de rocas.

Introducción
Tendemos a pensar en la ingeniería de rocas como una disciplina moderna y, sin embargo,
ya en 1773, Coulomb incluyó los resultados de las pruebas en rocas de Burdeos en un
artículo leído ante la Academia Francesa en París (Coulomb, 1776, Heyman, 1972). Los
ingenieros franceses comenzaron la construcción del Canal de Panamá en 1884 y esta
tarea fue asumida por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EE. UU. En 1908. En
el medio siglo entre 1910 y 1964, se registraron 60 diapositivas en cortes a lo largo del
canal y, aunque estas diapositivas fueron no analizado en términos de mecánica de rocas,
un trabajo reciente del Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos (Lutton et al, 1979)
muestra que estas diapositivas estaban controladas predominantemente por
discontinuidades estructurales y que los conceptos de la mecánica de rocas modernas son
totalmente aplicables al análisis de estas fallas. Al discutir las diapositivas del Canal de
Panamá en su Discurso Presidencial a la primera conferencia internacional sobre
Mecánica de Suelos e Ingeniería de Fundaciones en 1936, Karl Terzaghi (Terzaghi, 1936,
Terzaghi y Voight, 1979) dijo: "El catastrófico descenso de las laderas más profundas"
El Canal de Panamá emitió una advertencia de que estábamos sobrepasando los límites
de nuestra capacidad para predecir las consecuencias de nuestras acciones.
En 1920, Josef Stini comenzó a enseñar ‘Geología Técnica’ en la Universidad Técnica de
Viena y antes de morir en 1958, había publicado 333 artículos y libros (Müller, 1979).
Fundó la revista Geologie und Bauwesen, la precursora de la revista Rock Mechanics de
hoy, y fue probablemente el primero en destacar la importancia de las discontinuidades
estructurales en el comportamiento de la ingeniería de las masas rocosas.
Otros científicos e ingenieros notables de una variedad de disciplinas hicieron un trabajo
interesante sobre el comportamiento de la roca durante la primera parte de este siglo. von
Karman (1911), King (1912), Griggs (1936), Ide (1936) y Terzaghi (1945) trabajaron en
la falla de los materiales de roca. En 1921, Griffith propuso su teoría de la falla de material
frágil y, en 1931, Bucky comenzó a usar una centrifugadora para estudiar la falla de los
modelos de minas bajo una carga de gravedad simulada.
Ninguna de estas personas se habría clasificado como ingenieros de roca o ingenieros de
mecánica de rocas (el título no se había inventado en ese momento), pero todas hicieron
contribuciones significativas a la base fundamental del tema tal como lo conocemos hoy.
No he intentado proporcionar una lista exhaustiva de artículos relacionados con la
mecánica de las rocas que se publicaron antes de 1960, pero las referencias que se dan
más arriba mostrarán que importantes desarrollos en el tema tuvieron lugar mucho antes
de esa fecha.

Los comienzos de la década de 1960 fueron muy importantes en el desarrollo general de


la ingeniería de rocas en todo el mundo porque se produjeron una serie de fallas
catastróficas que demostraron claramente que, tanto en la roca como en el suelo,
"estábamos sobrepasando los límites de nuestra capacidad para predecir la Consecuencias
de nuestras acciones '(Terzaghi y Voight, 1979).
1
El desarrollo de la ingeniería de rocas

En diciembre de 1959, la fundación de la presa de arco de concreto Malpasset en Francia


falló y la inundación resultante mató a unas 450 personas (Figura 1). En octubre de 1963,
alrededor de 2500 personas en la ciudad italiana de Longarone fueron asesinadas como
resultado de una ola generada por un deslizamiento de tierra que superó la presa de Vajont
(Figura 2). Estos dos desastres tuvieron un gran impacto en la mecánica de rocas en la
ingeniería civil y se escribió una gran cantidad de documentos sobre las posibles causas
de los fracasos (Jaeger, 1972).

Figura 1: Restos de la presa


de Malpasset como se ve
hoy. Fotografía de Mark
Diederichs, 2003.

Figura 2A: La presa de Vajont durante el embalse del embalse. En la distancia media, en
el centro de la imagen, se encuentra el Monte Toc con la pendiente inestable visible como
una cicatriz blanca en el lado de la montaña sobre la línea de flotación.

2
El desarrollo de la ingeniería de rocas

Figura 2b: Durante el llenado del depósito Vajont, se sumergió la punta de la pendiente
en el Monte Toc y esto precipitó un deslizamiento. El montículo de escombros de la
diapositiva es visible en la parte central de la fotografía. El rápido descenso del material
deslizante desplazó el agua en el depósito, lo que provocó que una ola de 100 m de altura
superara la pared de la presa. La propia presa, visible en el primer plano, estaba en gran

parte sin daños.Figura 2c: La ciudad de Longarone, ubicada aguas abajo de la presa de
Vajont, antes de la falla de Mount Toc en octubre de 1963.

3
El desarrollo de la ingeniería de rocas

Figura 2d: los restos de la ciudad de Longarone después de la inundación causada por el
derrocamiento de la presa de Vajont como resultado de la falla de Mount Toc. Más de
2000 personas murieron en esta inundación.

En 1960, una mina de carbón en


Coalbrook en Sudáfrica se derrumbó
con la pérdida de 432 vidas. Este evento
fue responsable del inicio de un programa de investigación intensivo que resultó en
importantes avances en los métodos utilizados para diseñar pilares de carbón (Salamon y
Munro, 1967).

4
El desarrollo de la ingeniería de rocas

El desarrollo formal de la ingeniería de rocas o la mecánica de rocas, como se lo conoció


originalmente, como una disciplina de ingeniería en sí misma data de este período a
principios de la década de 1960 y trataré de revisar estos desarrollos en los siguientes
capítulos de estas notas. Me considero extremadamente afortunado de haber estado
involucrado íntimamente en el tema desde 1958. También he tenido la suerte de haber
estado en posiciones que requerían un viaje extenso y que me han puesto en contacto
personal con la mayoría de las personas con las que se ha desarrollado el rock moderno.
La ingeniería está asociada.
explosión de rocas y la teoría elástica
Las explosiones de roca son fallas explosivas de la roca que se producen cuando se
inducen concentraciones de tensiones muy altas alrededor de las aberturas subterráneas.
El problema es particularmente agudo en la minería profunda en roca dura y quebradiza.
La Figura 3 muestra el daño resultante de un estallido de roca en una mina subterránea.
Las minas de oro de nivel profundo en el área de Witwatersrand en Sudáfrica, las minas
de oro Kolar en India, las minas de níquel centradas en Sudbury en Canadá, las minas en
el área de Coeur d'Alene en Idaho en los Estados Unidos y las minas de oro en Kalgoorlie
área en Australia, se encuentran entre las minas que han sufrido problemas de explosiones
de rocas

Figura 3: los resultados de una explosión de roca en una mina subterránea en roca
quebradiza sometida a tensiones muy altas
En 1935, las minas de níquel de nivel profundo cerca de Sudbury experimentaban
problemas de explosión y Morrison preparó un informe sobre estos problemas en 1942.
Morrison también trabajó en problemas de explosión en los campos de oro de Kolar en la

5
El desarrollo de la ingeniería de rocas

India y describe algunos de estos problemas en su libro. Una filosofía del control de la
tierra (1976).
Gane y otros (1946) informaron sobre los primeros trabajos sobre explosiones de roca en
las minas de oro de Sudáfrica, y Cook y otros (1966) presentaron un resumen de la
investigación de explosiones de rocas hasta 1966. El trabajo sobre la ubicación sísmica
de los estallidos de roca por parte de Cook (1963) resultó en una mejora significativa de
nuestra comprensión de la mecánica del estallido de rocas y sentó las bases de los sistemas
de monitoreo microsísmico que ahora son comunes en las minas con problemas de
estallido de rocas.
Una característica de casi todas las explosiones de roca es que ocurren en rocas con
mucha presión sobre ellas y otras que son muy quebradizas. En consecuencia, el análisis
de las tensiones inducidas alrededor de las excavaciones mineras subterráneas, una clave
en la generación de explosiones de roca, se puede abordar mediante la teoría de la
elasticidad. Gran parte del trabajo inicial en mecánica de rocas aplicado a la minería se
centró en el problema de las explosiones de roca y este trabajo está dominado por
soluciones teóricas que asumen la roca isotrópica elástica y que no prevén el papel de las
discontinuidades estructurales. En la primera edición del libro de Jaeger y Cook,
Fundamentals of Rock Mechanics (1969), se mencionan las discontinuidades
estructurales en aproximadamente una docena de las 500 páginas del libro. Este
comentario no implica una crítica de este excelente libro, pero ilustra el predominio de la
teoría elástica en el enfoque de la mecánica de rocas asociada con problemas mineros de
gran profundidad. Los libros de Coates (1966) y de Obert y Duvall (1967) reflejan el
mismo énfasis en la teoría elástica.
Este énfasis en el uso de la teoría elástica para el estudio de los problemas de la mecánica
de rocas fue particularmente fuerte en el mundo de habla inglesa y tenía ventajas y
desventajas. La desventaja era que ignoraba el papel crítico de las características
estructurales. La ventaja fue que la tremenda concentración de esfuerzos en este enfoque
resultó en avances que podrían no haber ocurrido si el enfoque hubiera sido más general.
Muchas minas y grandes proyectos de ingeniería civil se han beneficiado de este trabajo
inicial en la aplicación de la teoría elástica y la mayoría de los métodos modernos de
diseño de excavaciones subterráneas tienen su origen en este trabajo.

6
El desarrollo de la ingeniería de rocas

MASAS DE ROCA DISCONTINUAS


Stini fue uno de los pioneros de la mecánica de rocas en Europa y enfatizó la importancia
de las discontinuidades estructurales para controlar el comportamiento de las masas
rocosas (Müller, 1979). Stini estuvo involucrado en una amplia gama de trabajos de
ingeniería civil cerca de la superficie y no es sorprendente que su énfasis estuviera en el
papel de las discontinuidades, ya que obviamente este era el problema dominante en todo
su trabajo. De manera similar, el libro de texto de Talobre (1957), que refleja el enfoque
francés de la mecánica de rocas, reconoció el papel de la estructura en mucho mayor
medida que los textos de Jaeger y Cook, Coates y Obert y Duvall.

7
El desarrollo de la ingeniería de rocas

Un gran impulso fue dado a este trabajo por la falla de la presa Malpasset y el desastre de
Vajont mencionado anteriormente. El destacado trabajo de Londe y sus colaboradores en
Francia (Londe, 1965, Londe et al, 1969, 1970) y de Wittke (1965) y John (1968) en
Alemania sentaron las bases para los análisis estructurales tridimensionales que tener
disponible hoy.
La gura 4 muestra una falla de cuña controlada por dos características estructurales que
se cruzan en el banco de una mina a cielo abierto.
Figura 4: Una falla de cuña controlada por intersecciones de características estructurales
en la masa rocosa que forma el banco de una mina a cielo abierto

INGENIERÍA DE ROCAS
Los ingenieros civiles y de minas han estado construyendo estructuras en o en roca
durante siglos (Figura5) y los principios de la ingeniería de rocas han sido entendidos
durante mucho tiempo. La mecánica de rocas es simplemente una expresión formal de
algunos de estos principios y es solo durante las últimas décadas que la teoría y la práctica
en este tema se han unido en la disciplina que hoy conocemos como ingeniería de rocas.
Un evento particularmente importante en el desarrollo del tema fue la fusión de la teoría
elástica, que dominó la literatura en inglés sobre el tema, con el enfoque discontinuo de
los europeos. El reconocimiento gradual de que la roca podía actuar como un material
elástico y una masa discontinua dio como resultado un enfoque mucho más maduro del
tema que el que había tenido anteriormente. Al mismo tiempo, el sujeto tomó técnicas
prestadas para tratar rocas suaves y arcillas de la mecánica del suelo y reconoció la
importancia del comportamiento viscoelástico y reológico en materiales como la sal y el
potasio

8
El desarrollo de la ingeniería de rocas

figura 5: El túnel de
suministro de agua de
Eupalinos de 1036 m de largo
se construyó en 530 aC en la
isla griega de Samos. Este es el
primer túnel conocido que se
ha construido desde dos
portales y las dos unidades se
encontraron con un error muy
pequeño.

La fotografía fue
proporcionada por el profesor
Paul Marinos de la
Universidad Técnica Nacional
de Atenas

Debo señalar que durante los


25 años que abarca esta
revisión se estaba realizando
un trabajo importante sobre la
mecánica de rocas en países
como Rusia, Japón y China,
pero, debido a las diferencias
de idioma, este trabajo era casi
desconocido en el idioma
inglés y en el rock europeo.
Centros mecánicos y casi
ninguno de ellos fue
incorporado a la literatura
producida por estos centros.

9
El desarrollo de la ingeniería de rocas

Recopilación de datos geológicos.


La piedra angular de cualquier análisis práctico de la mecánica de rocas es el modelo
geológico y la base de datos geológicos en los que se basa la definición de los tipos de
roca, las discontinuidades estructurales y las propiedades del material. Incluso el análisis
más sofisticado puede convertirse en un ejercicio sin sentido si el modelo geológico en el
que se basa es inadecuado o inexacto.
Los métodos para la recopilación de datos geológicos no han cambiado mucho en los
últimos 25 años y todavía no existe un sustituto aceptable para el mapeo de campo y el
registro de núcleos. Ha habido algunos avances en el equipo utilizado para tal registro y
un ejemplo típico es la brújula electrónica ilustrada en la Figura 6. El surgimiento de la
ingeniería geológica o la geología de la ingeniería como cursos universitarios reconocidos
ha sido un paso importante en el desarrollo de la ingeniería de rocas. Estos cursos
capacitan a los geólogos para que sean especialistas en el reconocimiento e interpretación
de información geológica que sea importante en el diseño de ingeniería. Estos ingenieros
geológicos, siguiendo la tradición iniciada por Stini en la década de 1920, desempeñan
un papel cada vez más importante en la ingeniería de roca moderna

Figura 6: Una brújula geológica electrónica Clar fabricada por F. W. Breihapt en


Alemania.

10
El desarrollo de la ingeniería de rocas

Figura 7: Gráfico de características estructurales utilizando el programa DIPS


Una vez que se han recopilado los datos geológicos, el procesamiento informático de
estos datos puede ser de gran ayuda para trazar la información y para interpretar
tendencias estadísticamente significativas. La Figura 7 ilustra una gráfica de
concentraciones de polos contorneados y los grandes círculos correspondientes
producidos por el programa DIPS desarrollado en la Universidad de Toronto y ahora
disponible en Rocscience Inc.

Las herramientas y dispositivos geofísicos de superficie y en el fondo del pozo, como las
cámaras de pozo, han estado disponibles durante varios años y su confiabilidad y utilidad
han mejorado gradualmente a medida que los componentes electrónicos y las técnicas de
fabricación han avanzado. Sin embargo, el capital actual y los costos operativos de estas
herramientas son altos y estos factores, junto con las incertidumbres asociadas con la
interpretación de la información obtenida de ellos, han tendido a restringir su uso en
ingeniería de rocas. Es probable que el uso de estas herramientas se generalice en los
próximos años a medida que ocurran nuevos desarrollos.

11
El desarrollo de la ingeniería de rocas

PRUEBAS DE LABORATORIO DE ROCA.


Siempre ha habido una tendencia a equiparar la mecánica de rocas con las pruebas de
laboratorio de muestras de rocas y, por lo tanto, las pruebas de laboratorio han
desempeñado un papel desproporcionadamente grande en el tema. Esto no implica que
las pruebas de laboratorio no sean importantes, pero sugeriría que solo un 10 por ciento
de un programa de mecánica de rocas bien equilibrado se asigne a las pruebas de
laboratorio. Las técnicas de pruebas de laboratorio han sido tomadas de la ingeniería
civil y mecánica y han permanecido inalteradas durante los últimos 25 años. Una
excepción ha sido el desarrollo de máquinas de prueba rígidas servocontroladas que
permiten la determinación de la curva de esfuerzo-deformación completa para rocas. Esta
información es importante en el diseño de las excavaciones subterráneas, ya que las
propiedades de la roca defectuosa que rodea las excavaciones tienen una influencia
significativa sobre la estabilidad de las excavaciones.

CLASIFICACIÓN DE LA MASA DE ROCA


Una deficiencia importante de las pruebas de laboratorio de las muestras de roca es que
las muestras tienen un tamaño limitado y, por lo tanto, representan una muestra muy
pequeña y altamente selectiva de la masa de roca de la que se extrajeron. En un proyecto
de ingeniería típico, las muestras analizadas en el laboratorio representan solo una
fracción muy pequeña del uno por ciento del volumen de la masa rocosa. Además, dado
que solo se analizan las muestras que sobreviven al proceso de recolección y preparación,
los resultados de estas pruebas representan una muestra muy sesgada. Entonces, ¿cómo
pueden usarse estos resultados para estimar las propiedades de la masa de roca en el sitio?

En un intento de proporcionar orientación sobre las propiedades de las masas rocosas, se


han desarrollado varios sistemas de clasificación de masas rocosas. En Japón, por
ejemplo, hay 7 sistemas de clasificación de masa de roca, cada uno desarrollado para
satisfacer un conjunto particular de necesidades.

Probablemente las clasificaciones más conocidas, al menos en el mundo de habla inglesa,


son el sistema RMR de Bieniawski (1973, 1974) y el sistema Q de Barton, Lien y Lunde
(1974). Las clasificaciones incluyen información sobre la resistencia del material rocoso
intacto, el espacio, el número y las propiedades de la superficie de las discontinuidades
estructurales, así como los efectos de la influencia del agua subterránea subterránea, los
esfuerzos en el sitio y la orientación e inclinación de las discontinuidades dominantes.
Estas clasificaciones se desarrollaron principalmente para la estimación de los requisitos
de soporte en túneles, pero su uso se ha ampliado para cubrir muchos otros campos.

Siempre que se usen dentro de los límites en los que se desarrollaron, como lo discutieron
Palmstrom y Broch (2006), estos sistemas de clasificación de masa de roca pueden ser

12
El desarrollo de la ingeniería de rocas

herramientas prácticas de ingeniería muy útiles, no solo porque proporcionan un punto de


partida para el diseño del túnel. apoyo, pero también porque obligan a los usuarios a
examinar las propiedades de la masa rocosa de una manera muy sistemática

FUERZA DE LA MASA DE ROCA

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los diseñadores de estructuras de
ingeniería en roca es el de la estimación de la resistencia de la masa rocosa. Esta masa de
roca generalmente está formada por una matriz de bloques discretos entrelazados. Estos
bloques pueden haberse desgastado o alterado en diversos grados y las superficies de
contacto entre los bloques pueden variar desde limpias y frescas hasta cubiertas de arcilla
y pulidas.

La determinación de la resistencia de una masa rocosa de sitio mediante pruebas de tipo


de laboratorio generalmente no es práctica. Por lo tanto, esta resistencia debe estimarse a
partir de observaciones geológicas y de resultados de pruebas en piezas de roca
individuales o superficies de roca que se han eliminado de la masa de roca. Esta pregunta
ha sido discutida ampliamente por Hoek y Brown (1980), quienes utilizaron los resultados
de estudios teóricos (Hoek, 1968) y modelos (Brown, 1970, Ladanyi y Archambault,
1970) y la limitada cantidad de datos de fuerza disponibles, para desarrollar una Criterio
de falla empírica para masas de roca unidas. Hoek (1983) también propuso que el sistema
de clasificación de masa rocosa de Bieniawski podría usarse para estimar las constantes
de masa rocosa requeridas para este criterio de falla empírica. Esta clasificación demostró
ser adecuada para masas rocosas de mejor calidad, pero pronto se hizo evidente que era
necesaria una nueva clasificación para las masas rocosas tectónicas muy débiles asociadas
con las principales cadenas montañosas de los Alpes, el Himalaya y los Andes.

Hoek introdujo el Índice de fortaleza geológica (GSI) en 1994 y este índice se modificó
y amplió posteriormente a medida que se adquirió experiencia en su aplicación a
problemas prácticos de ingeniería de rocas. Marinos y Hoek (2000, 2001) publicaron el
cuadro reproducido en la Figura 8 para su uso en la estimación de las propiedades de
masas de roca heterogéneas como el flysch (Figura 9).

13
El desarrollo de la ingeniería de rocas

Figura 8: Índice de fuerza geológica para masas de roca heterogéneas como el flysch de
Marinos y Hoek 2000

14
El desarrollo de la ingeniería de rocas

Figura 9: Varios grados de flysch en una exposición en las montañas Pindos del norte de
Grecia.

La aplicación práctica del sistema GSI y el criterio de falla de Hoek-Brown en varios


proyectos de ingeniería en todo el mundo han demostrado que el sistema proporciona
estimaciones razonables de la fuerza de una amplia variedad de masas rocosas. Estas
estimaciones deben ser refinadas y ajustadas para las condiciones individuales,
generalmente basadas en el análisis posterior del comportamiento del túnel o la pendiente,
pero proporcionan una base sólida para los análisis de diseño. La versión más reciente del
criterio Hoek-Brown ha sido publicada por Hoek, Carranza-Torres y Corkum (2002) y
este documento, junto con un programa llamado RocLab para implementar el criterio, se
puede descargar de Internet en www.rocscience. com.

Mediciones de tensiones en el sitio .

La estabilidad de las excavaciones subterráneas profundas depende de la resistencia de la


masa rocosa que rodea las excavaciones y de las tensiones inducidas en esta roca. Estas
tensiones inducidas son una función de la forma de las excavaciones y de las tensiones en
el sitio que existían antes de la creación de las excavaciones. Se ha encontrado que las
magnitudes de las tensiones en el sitio preexistentes varían ampliamente, dependiendo de
la historia geológica de la masa rocosa en la que se miden (Hoek y Brown, 1980). Las
predicciones teóricas de estas tensiones se consideran poco confiables y, por lo tanto, la
medición de las tensiones en el sitio reales es necesaria para el diseño de excavaciones

15
El desarrollo de la ingeniería de rocas

subterráneas principales. Un fenómeno que se observa con frecuencia en rocas masivas


sometidas a altas tensiones in situ es el "disking del núcleo", ilustrado en la Figura 10.

Figura 10: Disking de un núcleo de granito de 150 mm como resultado de altas tensiones
de sitio

16
El desarrollo de la ingeniería de rocas

Figura 11: Secuencia típica de las mediciones de la tensión de núcleo

Figura 12: Una célula para medir el campo de tensión triaxial de sitio en una masa rocosa,
desarrollada en Australia (Worotnicki y Walton 1976). El cilindro hueco (a la izquierda)
se llena con un adhesivo que se extruye cuando el pistón (a la derecha) se fuerza en el
cilindro

17
El desarrollo de la ingeniería de rocas

Durante las investigaciones iniciales del sitio, cuando no se dispone de acceso


subterráneo, el único método práctico para medir las tensiones de sitio es mediante
hidrofractura (Haimson, 1978) en el que se utiliza la presión hidráulica necesaria para
abrir las grietas existentes para estimar los niveles de tensión de sitio. Una vez que se
dispone de acceso subterráneo, se pueden utilizar técnicas de sobredimensionamiento
para la medición de la tensión de sitio (Leeman y Hayes, 1966, Worotnicki y Walton,
1976) y, siempre que se tome suficiente cuidado en la ejecución de las mediciones, los
resultados generalmente son adecuados para fines de diseño. En la Figura 11 se ilustra
una secuencia de sobredimensionamiento típica para la medición de la tensión de sitio y
uno de los instrumentos utilizados para dicha medición se ilustra en la Figura 12.

PROBLEMAS DE AGUA SUBTERRÁNEA


La presencia de grandes volúmenes de agua subterránea es un problema operacional en
túneles, pero las presiones del agua generalmente no son un problema demasiado serio en
la ingeniería de excavación subterránea. Las excepciones son los túneles de presión
asociados con proyectos hidroeléctricos. En estos casos, los esfuerzos de confinamiento
inadecuados debidos a la profundidad insuficiente del entierro del túnel pueden causar
serios problemas en el túnel y en las pendientes adyacentes. Los revestimientos de acero
para estos túneles pueden costar varios miles de dólares por metro y con frecuencia son
un factor crítico en el diseño de un proyecto hidroeléctrico. La instalación de un
revestimiento de túnel de acero se ilustra en la Figura 13.

18
El desarrollo de la ingeniería de rocas

Figura 13: Instalación de revestimiento de acero en un túnel de presión en un proyecto


hidroeléctrico.

Las presiones del agua subterránea son un factor importante en todos los problemas de
estabilidad de la pendiente y la comprensión del papel de las aguas subterráneas
subterráneas es un requisito esencial para cualquier diseño de pendiente significativo
(Hoek y Bray, 1981, Brown, 1982). Si bien las distribuciones reales de las presiones del
agua en las laderas de las rocas son probablemente mucho más complejas que las
distribuciones simples que normalmente se asumen en los análisis de estabilidad de las
pendientes (Freeze y Cherry, 1979), los estudios de sensibilidad basados en estos
supuestos simples generalmente son adecuados para el diseño de sistemas de drenaje (
Masur y Kaufman, 1962). El monitoreo de la presión del agua subterránea por medio de
piezómetros (Brown, 1982) es el medio más confiable para establecer los parámetros de
entrada para estos modelos de agua subterránea y para verificar la efectividad de las
medidas de drenaje. En el caso de las presas, las fuerzas generadas por el agua que actúa
sobre la cara aguas arriba de la presa y las presiones del agua generadas en los cimientos
son críticas en la evaluación de la estabilidad de la presa. Estimaciones de la distribución
de la presión del agua en los cimientos y de La influencia de las cortinas de lechada y
drenaje sobre esta distribución debe hacerse con cuidado, ya que tienen un impacto
significativo en el diseño general de la presa y los cimientos (Soos, 1979). Los principales
avances que se han logrado en el campo de las aguas subterráneas durante las últimas
décadas han sido en la comprensión del transporte de contaminantes por las aguas
subterráneas. Debido a la urgencia asociada con la eliminación de desechos nucleares y
tóxicos en los países industrializados, ha habido una concentración del esfuerzo de
investigación en este campo y los avances han sido impresionantes. Los resultados de esta
investigación no tienen un impacto directo en la ingeniería geotécnica convencional, pero
ha habido muchos beneficios indirectos del desarrollo de instrumentación y software de
computadora que pueden aplicarse tanto a la eliminación de desechos como a los
problemas geotécnicos.

19
El desarrollo de la ingeniería de rocas

REFUERZO DE ROCA Y DISEÑO DE SOPORTE.

La seguridad durante la construcción y la estabilidad a largo plazo son factores que deben
ser considerados por los diseñadores de excavaciones en roca. No es inusual que estos
requisitos lleven a la necesidad de instalar algún tipo de refuerzo o soporte de roca.
Afortunadamente, los desarrollos prácticos en este campo han sido significativos durante
los últimos 25 años y el ingeniero de rocas de hoy cuenta con una amplia variedad de
sistemas de refuerzo y técnicas de revestimiento de túneles. En particular, el desarrollo
de shotcrete ha hecho una importante contribución a la construcción subterránea moderna.

Ha habido una gran confusión en el uso de los términos "refuerzo" y "soporte" en la


ingeniería de rocas y es importante que el lector entienda los diferentes roles de estos dos
sistemas importantes.

El refuerzo de roca, como su nombre lo indica, se usa para mejorar la resistencia y / o el


comportamiento de deformación de una masa de roca de la misma manera que las barras
de acero se usan para mejorar el rendimiento del concreto reforzado. El refuerzo
generalmente consiste en pernos o cables que se colocan en la masa rocosa de tal manera
que proporcionan confinamiento o restricción para contrarrestar el aflojamiento y el
movimiento de los bloques de roca. Pueden estar o no tensados, dependiendo de la
secuencia de instalación, y pueden o no estar enlechados, dependiendo de si son
temporales o permanentes. En general, el refuerzo de roca solo es completamente efectivo
en masas de roca con fricción razonable de resistencia moderada a alta. Dichas masas
rocosas permiten un anclaje efectivo del refuerzo y también desarrollan el enclavamiento
requerido para beneficiarse del confinamiento proporcionado por el refuerzo. En las
masas de rocas reforzadas, la malla y / o el hormigón proyectado desempeñan un papel
importante en la reducción de la brecha entre los pernos adyacentes o las cabezas de
anclaje y en la prevención del desbaste progresivo de pequeñas piezas de roca que no
están confinadas por el refuerzo.
Para las masas rocosas débiles o muy débiles que son más cohesivas que la fricción, el
refuerzo es menos efectivo y, en el caso de materiales extremadamente débiles, puede que
no funcione en absoluto. En estos casos es más apropiado usar apoyo en lugar de refuerzo.
Este soporte, que generalmente consiste en conjuntos de acero y revestimientos de
hormigón proyectado o de hormigón en diferentes combinaciones, debe actuar como una
cáscara estructural de soporte de carga para que sea completamente efectivo en la falla
del terreno débil.
La función principal del soporte es limitar la deformación de la roca o la masa del suelo
que rodea el túnel y la secuencia de instalación, en relación con el avance de la cara del
túnel, es de importancia crítica. La capacidad de la cubierta estructural debe calcularse
sobre la base de los momentos de flexión y los empujes axiales que se generan en los
elementos de soporte y las conexiones. En el caso de túneles grandes en terrenos muy
débiles y muy estresados, donde se usan encabezados superiores y bancos o múltiples

20
El desarrollo de la ingeniería de rocas

encabezados, pueden requerirse cubiertas internas de soporte temporal para evitar el


colapso de los límites de excavación temporales. El desarrollo de hormigón proyectado
ha sido extremadamente importante en túneles de terreno débil, ya que permite la
instalación rápida de un revestimiento de carga temporal o permanente con refuerzo
integrado según sea necesario.
El uso de cables enlechados largos sin tensión en la minería subterránea de roca dura
(Clifford, 1974, Fuller, 1983, Hunt y Askew, 1977, Brady y Brown, 1985) ha sido una
innovación particularmente importante que ha dado como resultado mejoras
significativas en la seguridad y los costos de minería. En cuerpos masivos de mineral. Las
lecciones aprendidas de estos sistemas de minería se han aplicado con considerable éxito
en ingeniería civil y el uso de clavijas sin tensión, instaladas lo más cerca posible de la
cara de avance, tiene muchas ventajas en la construcción de túneles de alta velocidad. El
uso de cables o barras reforzadas sin tensión también ha demostrado ser una técnica muy
efectiva y económica en la estabilización de pendientes de roca. Este refuerzo se instala
progresivamente a medida que la pendiente se inclina hacia abajo y es muy eficaz para
tejer la masa de roca y evitar el inicio de la formación de escaras.
El diseño del refuerzo de roca y el soporte se han beneficiado enormemente de la
evolución de las computadoras personales y del desarrollo de software muy potente y
fácil de usar. Mientras que, en el pasado, estos diseños se basaban en reglas empíricas o
esquemas de clasificación derivados de la experiencia, ahora es posible estudiar una
amplia gama de geometrías de excavación, secuencias de excavación, propiedades de
masa de roca y opciones de refuerzo o soporte mediante modelos numéricos. Esto no
implica que cada metro de cada excavación deba someterse a tales análisis, pero sí
significa que, una vez que se haya establecido un modelo geológico confiable, el
diseñador puede elegir algunos sistemas de refuerzo o soporte y optimizarlos para las
condiciones típicas previstas.

MÉTODOS DE EXCAVACIÓN EN ROCA.

Como se señaló anteriormente, la fuerza de las masas rocosas unidas depende en gran
medida del enclavamiento entre las piezas de roca individuales. Este enclavamiento se
destruye fácilmente y la voladura descuidada durante la excavación es una de las causas
más comunes de la inestabilidad de la excavación subterránea. La siguiente cita está
tomada de un artículo de Holmberg y Persson (1980):

A la masa de roca inocente a menudo se le atribuye la estabilidad insuficiente que es en


realidad el resultado de explosiones bruscas y descuidadas. Donde no se han tomado
precauciones para evitar daños por voladura, no se puede obtener conocimiento de la
estabilidad real de la roca no perturbada al mirar la pared de roca restante. Lo que uno ve
son los tristes restos de lo que podría haber sido una roca perfectamente segura y estable.

21
El desarrollo de la ingeniería de rocas

Las técnicas para controlar el daño por explosión en roca son bien conocidas (Svanholm
et al, 1977, Langefors y Kihlstrom, 1963, Hagan, 1980) pero a veces es difícil persuadir
a los propietarios y contratistas de que la aplicación de estas técnicas vale la pena. La
experiencia en proyectos en los que se han utilizado voladuras cuidadosamente
controladas generalmente muestra que la cantidad de refuerzo se puede reducir
significativamente y que el costo total de la excavación y el apoyo es menor que en el
caso de las excavaciones con poca limpieza (Hoek, 1982). Ejemplos de voladuras de mala
y buena calidad en túneles se ilustran en las Figuras 1.10 y 1.11.

La excavación mecánica es una técnica que causa muy poca perturbación a la roca que
rodea una excavación subterránea. Se ha desarrollado una amplia gama de máquinas de
túneles en los últimos 25 años y estas máquinas ahora son capaces de funcionar en casi
todos los tipos de roca (Robbins, 1976, McFeat-Smith, 1982). Se puede esperar un mayor
desarrollo de estas máquinas y es probable que la excavación de la máquina desempeñe
un papel mucho más importante en el futuro túnel que en la actualidad.

Herramientas analiticas
Los modelos analíticos siempre han jugado un papel importante en la mecánica de rocas.
Los primeros modelos se remontan a soluciones de formas cerradas, como la que se utiliza
para calcular las tensiones que rodean un orificio circular en una placa estresada publicada
por Kirsch en 1898. El desarrollo de la computadora a principios de la década de 1960
hizo posible el uso de técnicas numéricas iterativas como la finita. Elemento (Clough,
1960), elemento límite (Crouch y Starfield, 1983), elemento discreto (Cundall, 1971) y
combinaciones de estos métodos (von Kimmelmann et al, 1984, Lorig y Brady, 1984).
Estas se han convertido en herramientas casi universales en la mecánica de rocas.

La computadora también ha hecho mucho más conveniente el uso de poderosos métodos


de equilibrio límite (Sarma, 1979, Brown y Ferguson, 1979, Shi y Goodman, 1981,
Warburton, 1981) y enfoques probabilísticos (McMahon, 1971, Morriss y Stoter, 1983,
Priest and Brown, 1982, Read and Lye, 1983) para estudios de mecánica de rocas.

La llegada de la micro-computadora y los rápidos desarrollos que se han producido en


hardware de bajo costo nos han llevado a la era de la computadora en el escritorio de cada
profesional. El poder de estas máquinas está transformando nuestro enfoque en el análisis
de la mecánica de rocas, ya que ahora es posible realizar una gran cantidad de estudios de
sensibilidad o probabilísticos en una fracción del tiempo que se requirió para un solo
análisis hace unos años. Dada la naturaleza inherentemente inhomogénea de las masas
rocosas, estos estudios de sensibilidad nos permiten explorar la influencia de las
variaciones en el valor de cada parámetro de entrada y basar nuestros juicios de ingeniería
en la tasa de cambio en el valor calculado en lugar de en una sola respuesta.

22
El desarrollo de la ingeniería de rocas

Figura 1.10: Un ejemplo de voladura simple en un túnel.

Figura 1.11: Un ejemplo de buena voladura en un túnel

23
El desarrollo de la ingeniería de rocas

Conclusiones
En los últimos 25 años, la mecánica de rocas se ha convertido en un tema maduro que se
basa en una base sólida de geología e ingeniería mecánica. Los individuos provenientes
de diferentes disciplinas han contribuido a este tema y han desarrollado una amplia gama
de herramientas y técnicas prácticas. Todavía hay mucho espacio para el desarrollo, la
innovación y la mejora en casi todos los aspectos del tema y es un campo que continuará
brindando desafíos emocionantes durante muchos años.

Referencias
Barton, N.R., Lien, R. and Lunde, J. 1974. Engineering classification of rock masses for
the design of tunnel support. Rock Mech. 6(4), 189-239.
Bieniawski, Z.T. 1973. Engineering classification of jointed rock masses. Trans S. Afr.
Inst. Civ. Engrs 15, 335-344.
Bieniawski, Z.T. 1974. Geomechanics classification of rock masses and its application in
tunnelling. In Advances in Rock Mechanics 2 , part A: pp.27-32. Washington, D.C.:
National Academy of Sciences.
Brown, A. 1982. The influence and control of groundwater in large slopes. In Stability in
Surface Mining (ed. C.O. Brawner), pp. 19-41. New York: Society of Mining Engineers,
AIME.
Bucky, P.B. 1931. Use of models for the study of mining problems. Am. Inst. Min. Metall.
Engrs , Technical Publication 425.
Coates, D. 1966. Rock Mechanics Principles. Ottawa: Dept. Mines and Technical
Surveys. Cook, N.G.W., Hoek, E., Pretorius, J.P.G., Ortlepp, W.D. and Salamon, M.D.G.
1966.
Rock mechanics applied to the study of rockbursts. J. S. Afr. Inst. Min. Metall. 66,
436-528.
Cook, N.G.W. 1965. The failure of rock. Int. J. Rock Mech. Min. Sci. Geomech. Abstr.
2, 389-403.
Coulomb, C.A. 1776. Essai sur une application des regles de maximis et minimis a
quelques problemes de statique, relatifs a l'architecture. Memoires de Mathematique &
de Physique 7, 343- 82.
Freeze, A.R. and Cherry, J.A. 1979. Groundwater. Englewood Cliffs, NJ: Prentice-Hall
604 pages
Gane, P.G., Hales, A.L. and Oliver, H.A. 1946. A seismic investigation of Witwatersrand
earth tremors. Bull. Seism. Soc. Am. 36 , 49-80.

24
El desarrollo de la ingeniería de rocas

Griffith, A.A. 1921. The phenomenon of rupture and flow in solids. Phil. Trans. Roy.
Soc., London A221 , 163-198.
Griffith, A.A. 1924. Theory of rupture. Proc. 1st congr. applied mechanics, Delft, 55-63.
Delft: Technische Bockhandel en Drukkerij.
Griggs, D.T. 1936. Deformation of rocks under high confining pressures. J. Geol. 44 ,
541-577.
Haimson, B.C. 1978. The hydrofracturing stress measuring method and recent field
results.
Int. J. Rock Mech. Min. Sci. & Geomech. Abstr. 15 , 167-178.
Heyman, J. 1972. Coulomb's Memoir on Statics . Cambridge: at the University Press.
Hoek E. and Brown E.T. 1980. Underground Excavations in Rock . London: Instn Min.
Metall. 527 pages
Hoek, E. 1994. Strength of rock and rock masses, ISRM News Journal, 2(2), 4-16.
Hoek, E., Carranza-Torres, C. and Corkum, B. 2002. The Hoek-Brown failure criterion –
2002 Edition. Proc. 5th North American Rock Mechanics Sym. and 17th Tunneling Assn
of Canada conf. pp.267-271. Toronto:NARMS-TAC.
Ide, J.M. 1936. Comparison of statically and dynamically determined Young's modulus
of rock. Proc. Nat. Acad. Sci. 22 , 81- 92.
Jaeger, C. 1972. Rock Mechanics and Engineering . Cambridge: at the University Press.
417 pages.
Jaeger, J.C. and Cook, N.G.W. 1969. Fundamentals of Rock Mechanics . London:
Chapman and Hall.
John, K.W. 1968. Graphical stability analyses of slopes in jointed rock. Proc. Soil Mech.
Fndn Div., ASCE , SM2, paper no. 5865.
King, L.V. 1912. On the limiting strength of rocks under conditions of stress existing in
the earth's interior. J. Geol. 20 , 119- 138.
Leeman, E.R. and Hayes, D.J. 1966. A technique for determining the complete state of
stress in rock using a single borehole. Proc. 1st Cong. Int. Soc. Rock Mech, Lisbon 2 ,
17-24.
Londe, P. 1965. Une méthode d'analyse à trois dimensions de la stabilité d'une rive
rocheuse. Annales des Ponts et Chaussees 135 (1), 37-60.
Londe, P., Vigier, G. and Vormeringer, R. 1969. The stability of rock slopes, a three-
dimensional study. J. Soil Mech. Foundns Div., ASCE 95 (SM 1), 235-262.
Londe, P., Vigier, G. and Vormeringer, R. 1970. Stability of slopes - graphical methods.
J. Soil Mech. Fndns Div., ASCE 96 ( SM 4), 1411-1434.

25
El desarrollo de la ingeniería de rocas

Lutton, R.J., Banks, D.C. and Strohm, W.E. 1979. Slides in the Gaillard Cut, Panama
Canal Zone. In Rockslides and Avalanches (ed. B. Voight) 2,151-224. New York:
Elsevier.
Masur, C.I. and Kaufman, R.I. 1962. Dewatering. In Foundation Engineering (ed. G.A.
Leonards), pp. 241-350. New York: McGraw- Hill.
Marinos, P. and Hoek, E. 2000. GSI – A geologically friendly tool for rock mass strength
estimation. Proc. GeoEng2000 Conf., Melbourne.
Marinos, P. and Hoek, E. 2001. Estimating the geotechnical properties of heterogeneous
rock masses such as Flysch. Bull. Engng. Geol. Env. 60, 85-92,

Morrison, R.G.K. 1942. Report on the rockburst situation in Ontario mines. Trans.
Can.
Inst. Min. Metall. 45 .
Morrison, R.G.K. 1976. A philosophy of ground control: a bridge between theory and
practice . rev. edn. Montreal: Dept.Min. Metall. Engng, McGill University . 182 pages.
Muller, J. 1979. Josef Stini. Contributions to engineering geology and slope movement
investigations. In Rockslides and Avalanches (ed. B. Voight), Part 2,. 95-109. New York:
Elsevier.
Obert, L. and Duvall, W.I. 1967. Rock Mechanics and the Design of Structures in Rock .
New York: Wiley. 65 pages.
Palmstrom, A. and Broch, E. 2006. Use and misuse of rock mass classification systems
with particular reference to the Q-system. Tunnels and Underground Space Technology,
21, 575-593.
Salamon, M.D.G. and Munro, A.H. 1967. A study of the strength of coal pillars. J. S. Afr.
Inst. Min. Metall. 65 , 55- 67.
Soos, I.G.K. 1979. Uplift pressures in hydraulic structures. Water Power and Dam
Construction. 31(5) 21-24.
Talobre, J. 1957. La mecanique des roches . Paris: Dunod.
Terzaghi, K. 1936. Presidential Address. Proc. 1st Int. Conf. for Soil Mechanics and
Foundations Engineering, Cambridge, Mass. 1 , 22-3.
Terzaghi, K. 1945. Stress conditions for the failure of saturated concrete and rock. Proc.
Am. Soc. Test. Mater. 45 , 777-801.
Terzaghi, R. and Voight, B. 1979. Karl Terzaghi on rockslides: the perspective of a half-
century. In Rockslides and Avalanches (ed. B. Voight), Part 2, 111-131. New York:
Elsevier.

26
El desarrollo de la ingeniería de rocas

von Karman. Th. 1911. Festigkeitsversuche unter allseitigem Druck. Zeit d Ver Deutscher
Ing. 55 , 1749-1757.
Wittke, W.W. 1965. Method to analyse the stability of rock slopes with and without
additional loading. (in German) Felsmechanik und Ingerieurgeologie , Supp. 11, 30 , 52-
79. English translation in Imperial College Rock Mechanics Research Report.
Worotnicki, G. and Walton, R.J. 1976. Triaxial ‘hollow inclusion’ gauges for
determination of rock stresses in situ. Proc symp. ISRM on Investigation of Stress in
Rock, Sydney. Supplement 1-8. Sydney, Australia: Instn Engrs.

27