Sie sind auf Seite 1von 2

Actualmente la odontología ha evolucionado mucho y con ello la tecnología que se emplea en este

ámbito. Con el uso del microscopio en el sector dental conseguimos mejores resultados además
de actuar con mayor precisión. Con el microscopio logramos una mejor magnificación y mayor
luminosidad, nos permite ver problemas que no se ven a simple vista y así lograr una máxima
efectividad de los tratamientos.

El microscopio puede utilizarse en todos los ámbitos de la odontología: en endodoncia, en


estética, periodoncia, en odontología conservadora, e incluso en cirugías orales o en
implantologia. Utilizando el microscopio podemos conseguir:

Mejor precisión en el diagnostico dental.

Mejor visualización de los detalles.

Tratamientos más predecibles.

Mayor conservación del tejido.

Realizar una odontología menos invasiva.

Mejorar y optimizar la calidad de los tratamientos.

Con el uso del microscopio evitaremos realizar tratamientos innecesarios o mal hechos que
supongan una pérdida de tiempo tanto como para el odontólogo como para el paciente y
evitaremos una pérdida de dinero para el paciente realizando tratamientos innecesarios. Además,
existen cámaras que se pueden acoplar al microscopio que permiten grabar o hacer fotos durante
el proceso y así el paciente puede ver el tratamiento que se le está realizando.

Uno de los inconvenientes que presenta el microscopio es el precio, ya que su precio es bastante
elevado, por eso no todas las clínicas cuentan con microscopio. Además, utilizar el microscopio no
es tan fácil como parece, para poder utilizarlo correctamente, requiere de un buen aprendizaje
por parte del odontólogo, ya que hay que adaptarse a ver los tejidos dentales desde una nueva
perspectiva y el periodo de adaptación suele ser de unos ocho meses a un año.

Existen muchos tipos de microscopios y diferentes marcas comerciales, hay desde los más
sencillos con tres tipos de aumentos y con una movilidad estándar regulada por frenos de fricción
hasta los que presentan un zoom progresivo motorizado con total movilidad. Lo que tienen todos
los microscopios en común es la visión estereoscópica (una serie de lentes), la iluminación coaxial
y que presentan un dispositivo de fijación estable, con ello podremos trabajar en un campo
operatorio con una mejor visualización e iluminación y sin sombras.
Con el uso del microscopio podemos enseñar al paciente por medio de un video, emplear menos
radiografías, ya que con su uso mejoramos el diagnostico, sobre todo a la hora de realizar
endodoncias, y mantener una postura más ergonómica el odontólogo a la hora de trabajar.

En el área de la endodoncia el uso del microscopio es una herramienta muy útil, ya que nos
ayudará a realizar buenos diagnósticos, nos permitirá a visualizar con más detalles toda la
anatomía dental, de la cámara pulpar, el sistema de conductos y así poder tratarlos con mayor
precisión y eficacia. También nos permitirá valorar si existen filtraciones en una obturación o si
existen posibles fracturas o fisuras en un diente.

Con el uso del microscopio en el ámbito de la estética dental, como por ejemplo en el tratamiento
de carillas dentales nos aportará una mayor magnificación y así podremos realizar un mejor ajuste
a la hora de colocarlas o realizar un mejor tallado dental y evitar errores que no sean perceptibles
a simple vista.

En Estudi Dental Barcelona contamos con personal especializado y capacitado para trabajar con la
ayuda del microscopio operatorio. Con el uso del microscopio operatorio tenemos una mejor
visión del campo de trabajo y nos permite realizar tratamientos de mejor calidad, teniendo más
precisión en el diagnóstico de tus patologías dentales y favoreciendo así tener un mayor éxito en
nuestros tratamientos.