Sie sind auf Seite 1von 4

Resumen: T-006

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL NORDEST E


Comunicaciones Científicas y Tecnológicas 2004

Análisis Tridimensional de Sólidos


por el MEF

Mroginski, Javier L. - Beneyto, Pablo A. - Di Rado, H. Ariel


1
Manzolillo, Juan E. - Awruch, Armando M.

Departamento de Mecánica Aplicada, Facultad de Ingeniería - Universidad Nacional del Nordeste


Av. Las Heras 727, 3500 Resistencia - Argentina - E-mail: mroginski@javier.net.ar
1.Departamento de Mecánica Aplicada, Facultad de Ingeniería
Universidad Federal do Rio Grande do Sul, Av. Osvaldo Aranha 99, Porto Alegre, BRASIL

Antecedentes.
Existen muchas estructuras cuyas características geométricas, mecánicas o de cargas no permiten la utilización de
modelos de cálculo simplificados tales como los de sólidos bidimensionales o de revolución. En dichos casos es
imperante considerar la estructura como un sólido tridimensional y hacer uso de la teoría de la elasticidad para tres
dimensiones.
Por otro lado, a pesar de su aparente mayor dificultad, el análisis tridimensional de una estructura por el método de los
elementos finitos no presenta en principio grandes problemas conceptuales ya que la teoría de la elasticidad para tres
dimensiones es una generalización de la teoría bidimensional.
Pese a la relativa sencillez del procedimiento de análisis, los problemas tridimensionales representan sí un mayor
esfuerzo de cálculo por elementos finitos, en comparación con los modelos simplificados. Dicha dificultad es inherente
al tamaño del problema, que pasa de dos a tres dimensiones, ocasionando un aumento considerablemente en el tiempo
de cálculo y un esfuerzo mayor en la preparación de los datos e interpretación de los resultados.
Por estos motivos se tiende, siempre que sea posible, a modelar la estructura de manera que pueda evitarse su estudio en
tres dimensiones.
Materiales y Métodos.
1) Teoría de la Elasticidad Tridimensional.
Los conceptos fundamentales, definiciones y ecuaciones usadas en el análisis de tensiones y deformaciones se tratan
específicamente en la disciplina llamada “teoría de la elasticidad”. Estos fundamentos son usados para resolver
problemas de tensiones por métodos clásicos o analíticos y también por el método de elementos finitos, entre ellos se
extraerán los siguientes:
Campo de desplazamientos.
El movimiento de un punto en el espacio queda perfectamente definido por las tres componentes del vector
desplazamiento;
d = [u, v, w ]
T
~
donde u, v, w son los desplazamientos del puntos según los ejes cartesianos x, y, z.
Campo de deformaciones.
Siguiendo la teoría de la elasticidad, el vector de deformación en un punto esta definido por seis componentes;
[ ]
ε = ε xx , ε yy , ε zz , γ xy , γ yz , γ zx
~
T

donde:
∂u ∂v ∂w ∂u ∂v ∂v ∂w ∂u ∂w
ε xx = , ε yy = , ε zz = , γ xy = + , γ yz = + , γ zx = +
∂x ∂y ∂z ∂y ∂x ∂z ∂y ∂z ∂x

Campo de tensiones.
El vector de tensiones en un punto contiene seis componentes conjugadas de las seis respectivas deformaciones.
[ ]
σ = σ xx , σ yy , σ zz , τ xy , τ yz , τ zx
~
T

donde las σ representan las tensiones normales y τ las tensiones tangenciales.


Relación tensión – deformación.
La relación entre las seis deformaciones y las seis tensiones, para elasticidad isotrópica, viene expresada por una matriz
de 6 x 6 simétrica y con dos coeficientes independientes: el módulo de elasticidad (E) y el coeficiente de Poisson (ν).
Para este caso la ecuación constitutiva será:
σ=D⋅ ε −ε +σ
~ ~
( 0
~
0
~
) ~

donde: σ y ε son la tensión inicial y la deformación inicial respectivamente y D es la matriz constitutiva.


0 0
Resumen: T-006
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL NORDEST E
Comunicaciones Científicas y Tecnológicas 2004

 ν ν 
 1 (1 − ν ) (1 − ν )
0 0 0 
 
 ν 1
ν
0 0 0 
 (1 − ν ) (1 − ν ) 
 ν ν 
 1 0 0 0 
E (1 − ν )  (1 − ν ) (1 − ν ) 
D=
~ (1 + ν )(1 − 2ν )  0 0 0
1 − 2ν
0 0 

 E (1 − ν )
 
 0 1 − 2ν
0 0 0 0 
 E (1 − ν ) 
 1 − 2ν 
 0 0 0 0 0 
 E (1 − ν ) 

2) Implementación matricial del Método de Elementos Finitos.


Expresión matricial de la energía potencial total.
La energía potencial total V de un cuerpo elástico lineal viene dad por la suma de la energía potencial de deformación U
y de la energía potencial Ve asociada al trabajo de las fuerzas exteriores.
V = U + Ve

2∫
donde: U = 1 ε T ⋅ D ⋅ ε ⋅ dV , Ve = − ∫ b T ⋅ d ⋅ dV − ∫ t T ⋅ d ⋅ dS
V V S

entonces: V = 1 ∫ ε ⋅ D ⋅ ε ⋅ dV − ∫ b ⋅ d ⋅ dV − ∫ t ⋅ d ⋅ dS
T T T
2
V V S

Aproximación por elementos finitos.


En primer lugar se discretiza el dominio mediante una malla de elementos finitos y se aproxima el campo de
deslazamiento en función de los desplazamientos nodales ui, vi, wi con funciones de interpolación Ni se tiene:
u = ∑ u i ⋅ N i (x, y, z ) , v = ∑ v i ⋅ N i (x, y, z ) , w = ∑ w i ⋅ N i (x , y, z )
e
o bien, en forma matricial: d = N ⋅ d
~ ~ ~
Matriz gradiente.
Reemplazando los campos de desplazamientos aproximados en las expresiones de las deformaciones se obtendrá la
relación entre las deformaciones y los desplazamientos nodales.
e e
ε =B ⋅d
~ ~ ~
(e ) e
donde: d es el vector de desplazamientos nodales y B es la matriz gradiente del elemento y posee la siguiente
~ ~
forma:
B = B , K , B , K , B 
e e e e
~  ~ 1 ~ i ~ nnode 

∂N ei 
 0 0 
∂x
 ∂N ei 
 0 0 
 ∂y 
 0 0 ∂N ie 
e  ∂z 
B = e 
~i ∂N i ∂N ie
 ∂y ∂x
0 
 
 0 ∂N ei ∂N ie 
 ∂z ∂y 
 ∂N ie ∂ N e 
 0 i

 ∂z ∂x 
Matriz de rigidez y vector de cargas nodales equivalentes.
Reemplazando los campos de desplazamientos aproximados en la expresión de energía potencial total se tiene:
eT eT T eT eT eT
V = 1 ∫ d B ⋅ D ⋅ B ⋅ d ⋅ dV − ∫ b e ⋅ N ⋅ d ⋅ dV − ∫ d ⋅ N ⋅ d ⋅ t T ⋅ dS
e e
2 ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~
V V S
definiendo a la matriz de rigidez del elemento como:
eT
K = ∫ B ⋅ D ⋅ B ⋅ dV
e e
~ ~ ~ ~
V
Resumen: T-006
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL NORDEST E
Comunicaciones Científicas y Tecnológicas 2004

y al vector de cargas nodales equivalentes del elemento como:


eT eT
f =∫N ⋅ b ⋅ dV + ∫ N ⋅ p ⋅ dS
e
~ ~ ~ ~ ~
V S
la energía potencial total del dominio puede expresarse como:
V = 12 d T ⋅ K ⋅ d − d T ⋅ f
El siguiente paso consiste en minimizar la ecuación anterior. Esto se lleva a cabo aplicando el método de Rayleigh-Ritz
respecto de las coordenadas generalizadas que en este caso son los desplazamientos nodales.
∂V
= K ⋅d − f = 0 ⇒ K ⋅d = f
∂d
Esta ultima expresión representa un sistema de ecuaciones que tiene por incógnitas los desplazamientos nodales de toda
la malla. Obsérvese que el primer paso para resolver este sistema de ecuaciones es el montaje de la matriz de rigidez
global K y del vector de cargas f en un proceso que se denomina ensamblaje. El siguiente paso consiste en imponer las
condiciones de contorno para que el sistema de ecuaciones tenga una única solución.
3) Teoría de falla.
Se puede decir que un material ha alcanzado la rotura cuando llega a un límite de solicitación tal que las tensiones
adquieren un valor para el cual el material ya no es utilizable para el fin al que se fue destinado. En el caso de un
material frágil la rotura coincide prácticamente con la rotura física, mientras que en el caso de los materiales dúctiles la
rotura esta en correspondencia con su límite de fluencia, donde las deformaciones son excesivas para la función que
debe cumplir el material.
Las teorías de rotura tratan de elaborar hipótesis tendientes a establecer las causas primordiales de la producción de los
mecanismos que llevan al colapso de los materiales. Aún cuando estas hipótesis pretendan ser lo mas exactas posibles,
en general no son demostrables y solo pueden ser justificadas experimentalmente. Por otro lado, no todos los materiales
rompen por los mismos motivos, de manera que las distintas teorías sólo son aplicables a determinados casos.
Una de las teorías antes mencionadas es la de Huber – Von Mises – Hencky, tambien conocida como la de Von Mises
nada mas, que establece lo siguiente: “En un cuerpo sujeto a un estado tensional cualquiera, el inicio de la fluencia en
un punto ocurre cuando la energía de distorsión por unidad de volumen correspondiente a dicho estado de tensión,
alcanza el valor de la energía de distorsión de la solicitación por tracción simple, cuando se alcanza el límite de
fluencia”.
Para el estado tridimensional de tensiones, la energía de distorsión por unidad de volumen es:
µf =
( 1 + µ) σ 2 + σ2 + σ2 − σ σ − σ σ − σ σ + 3 τ2 + τ2 + τ2
[ ( )]
x y z x y y z z x xy yz zx
3⋅ E
Mientras que en el estado de tracción simple resulta ser:
µf =
( 1 + µ) σ2
c
3⋅ E
Igualando ambas expresiones y despejando σc se tienen la tensión de comparación de Huber – Von Mises – Hencky
para el estado tridimensional de tensiones:
(
σ c = σ 2x + σ 2y + σ 2z − σ x σ y − σ y σ z − σ z σ x + 3 τ 2xy + τ 2yz + τ 2zx )
Por lo que un material cualquiera se encontrará en buenas condiciones de servicio siempre y cuando se cumpla que:
σ c < σ adm
Experimentalmente se demostró que esta teoría se adapta perfectamente a los materiales dúctiles como el acero.

Discusión de Resultados.
El siguiente ejemplo de aplicación consiste en el análisis
de la placa de asiento de una columna metálica (Figura 1)
sometida al efecto de volcamiento provocado por la
acción del viento, sufriendo solicitaciones de
arrancamiento en sus bulones de anclaje (Figura 2). Se
plantea una comparación entre el análisis tridimensional
por medio de elementos finitos y la forma clásica de
calculo de lozas mediante el uso de tablas provistas en la
bibliografía.
Para el análisis basta con considero la porción mas
desfavorable de la placa que corresponde las placas de
esquina esquinas con dos de sus bordes empotrados. Figura 2

Figura 1
Resumen: T-006
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL NORDEST E
Comunicaciones Científicas y Tecnológicas 2004

1) Resolución clásica por medio de tablas.


Se utilizaron las tablas del libro: “Tablas para el cálculo de placas y vigas pared. (1974)” de R. Bares para la obtención
del momento máximo en la placa adoptando el modelo idealizado en la figura 3 dando el siguiente resultado.
y
M max = c ⋅ Q a
donde c = coeficiente de tabla = 0,221 para a/b= 1,5 ; x/b= 1,25 ; y/b= 0,75 a1
Q = Carga puntual = 9 tn = 9000 kg b1
x
⇒ M max = 0,221 ⋅ 9000 kg = 1989 kg.m b
y

Para la solicitación considerada σ = M W x

donde W = b ⋅ h 2 6 = 100cm ⋅ (0,02cm ) 6 = 66,666cm 3


2

Figura 3
M 198900 kg.cm
⇒ σ max = = 3
= 2983,5 kg 2 > σ adm = 1714,3 kg 2 ⇒ Malas Condiciones
W 66,666cm cm cm

2) Resolución por medio del Método de Elementos Finitos


Debido al esfuerzo antes citado, cada bulón recibe una carga de 9 tn la cual deberá ser soportada por la placa.
En la figura 4 puede observarse la deformación de la placa, expresada en metros, correspondiente a la dirección z que es
la dirección de la carga. También puede observarse en dicha figura el modelado del orificio del bulón, de las cargas
superficiales y de las condiciones de contorno impuestas. Cabe aclarar que la escala de la gráfica de deformación en la
figura esta aumentada para su mayor apreciación.
En la restante figura 5 puede apreciarse la distribución de las tensiones de comparación de Von Mises. Se observa que
en una porción muy reducida de la placa se supera, por escaso margen, la tensión admisible (σadm=1714 kg/cm2) por lo
que se considera que la placa se encuentra en Buenas Condiciones operativas.

Figura 4 Figura 5
Conclusiones.
• Cuando las características geométricas, mecánicas o de cargas no permiten la utilización de modelos de cálculo
simplificados el análisis del cuerpo como un sólido tridimensional se presenta como la mejor alternativa obteniéndose
resultados de mayor precisión y posibilitando una mejor interpretación del funcionamientos del cuerpo.
• La implementación matricial de la teoría de la elasticidad en tres dimensiones no presenta dificultades conceptuales.
• El trabajo computacional se incrementa requiriendo ordenadores de mayor capacidad.
Bibliografía.
AWRUCH, A. and DI RADO, H. Introducción al método de los elementos finitos. EUDENE (1998)
BARES R. Tablas para el cálculo de placas y vigas pared. (1974)
BATHE KLAUS-JURGEN Finite Element Procedures Prentice Hall (1996)
GARCIA MERAYO, F. Programación en FORTRAN Editorial Paraninfo S.A. (1996)
MALVERN, L. E. Introduction to the Mechanics of a Continuum Medium, Prentice Hall, Englewood Cliffs, NJ, USA
(1969).
OÑATE, E. Cálculo de Estructuras por el Método de Elementos Finitos, CIMNE (1992)
OWEN, D. R. J. and HINTON, E. Finite Elements in Plasticity; Theory and Practice. Pineridge Press Limited, Swansea,
U. K. (1980).
ZIENKIEWICZ, C. C.; HUMPHESON, C. and LEWIS, R. W. A unified approach to soil mechanics problems
(including plasticity and viscoplasticity). In: Finite Elements in Geomechanics (Edited by Gudehus), pp 151-177 J.
Wiley & Sons, London, UK (1977).
ZIENKIEWICZ, C. C.; HUMPHESON, C. and LEWIS, R. W. Associated and non-associated visco-plasticity and
plasticity in soil mechanics. Geotechnique, V.25, pp 671-689 (1975).