Sie sind auf Seite 1von 5

Leiry Tellez, Luisa Sierra.

Pontificia Universidad Javeriana.

¿Cómo afecta la infertilidad en las parejas sentimentales?

La familia es entendida como un “grupo de personas que cohabitan en un espacio, comparten


objetivos en común, cumplen con el objetivo de la socialización de los individuos y a su vez,
permiten la permanencia de la especie humana” ( Vasquez, Posada , 2015, P. 5) es por eso que
dentro de la formación de cada familia se lleva a cabo un ciclo vital familiar. Este ciclo tiene
diferentes etapas dentro de las cuales se encuentra la etapa de formac (Santiago Brugo-Olmedo,
2003)ión en la cual se generan las diferentes adaptaciones entre parejas para llevar una buena
convivencia, se llegan a algunos acuerdos en la relación y se espera que al ir pasando por esta
etapa la pareja ya esté en proceso de tener un hijo o al menos que esto esté en sus planes.
A pesar de que no todas las parejas desean tener hijos, hay personas para quienes esto es muy
importante ya sea porque quieren agrandar su familia porque siempre han deseado tener hijos.
El problema radica cuando las parejas, por más que intentan concebir de manera natural no lo
consiguen y es ahí cuando se inicia a pensar en si pueden existir problemas de fertilidad.
Para poder hablar de la infertilidad se debe saber que esta es definida como “la incapacidad de
completar un embarazo después de un tiempo razonable de relaciones sexuales sin medidas
anticonceptivas” (Brugo, chillik, Kopelman, 2003, P. 2) y es importante tener presente que hay
diferentes factores que la predisponen como la edad, la genética, factores del semen o del moco
cervical, ansiedad, estrés, consumo de sustancias, entre otros. En relación con lo mencionado
anteriormente se entiende que “la principal causa masculina de infertilidad se asocia con el bajo
recuento o ausencia de espermatozoides” (Nuñez, 1991, p. 2), por otro lado en la mujer la
infertilidad es relacionada con problemas a nivel uterino, ovárico, tubo peritoneales, cervicales y
endometriosis.

Según la OMS existen en el mundo aproximadamente ochenta millones de parejas con


problemas de fertilidad o de concepción, es decir, unas quince de cada cien parejas no logran la
fertilidad o no pueden llevar a cabo un embarazo a término (citado por Muñoz, 2006, p. 1) y se
sabe que cada persona y cada pareja afronta las situaciones, como lo es la infertilidad, de manera
diferente, sin embargo, esto nos hace cuestionarnos ¿cómo afecta la infertilidad en las parejas?

De acuerdo con lo escrito por el psicólogo Nuñez en la revista de psicología de 1991 se


mencionan cinco etapas por las que pasa la pareja infértil, la primera de ellas la titula como
presión social en esta se evidencian cotilleos acerca del por qué la pareja no concibe un hijo
relacionándolo con la duración de la misma, la segunda etapa la titula manipulación afectiva en
la cual la relación de pareja se ve afectada por la incapacidad de concebir en la cual puede llegar
Leiry Tellez, Luisa Sierra.
Pontificia Universidad Javeriana.

a haber agresiones físicas o verbales o culpabilizando a la pareja por la situación que viven, la
tercera titulada como disfunción sexual en esta el autor habla acerca de que las relaciones
sexuales aparte de ser motivo de placer tendrían cierta motivación hacia la procreación por lo
cual al haber casos de infertilidad no existiría la motivación para realizar un acto sexual,
disminuyendo así el deseo sexual, calidad y frecuencia, el cuarto titulado búsqueda de ayuda
esta se relaciona directamente con la mujer, ya que menciona que culturalmente la mujer es
responsable de la procreación por lo cual con dificultad el hombre buscara ayuda y la carga de
la situación va a ser acarreada por la mujer y por último el estado psicopatológicos alterados en
el cual se habla acerca de las capacidades fisiológicas que se ven afectadas por la infertilidad
siendo el estrés angustia, ansiedad, uso de bebidas alcohólicas entre otros los cuadros más
típicos, teniendo en cuenta el valor que la procreación ejerce sobre la pareja .

Se ha podido evidenciar que el problema de la infertilidad trae consigo una devaluación del auto
concepto de la persona ya que “puede llegar a modificar el concepto que se tenía sobre uno
mismo hasta ese momento, devaluando, y convertirse en el responsable de desencadenar en
las personas con problemas de infertilidad pensamientos de desvalorización personal” (Maria
Llavona, 2008, p. 4) a lo anterior se le suma la influencia que tiene la cultura en donde haya sido
criada la pareja y cómo fue tener esa noticia en su relación. Es por esto que en muchos casos
se encuentra que las parejas y en específico la persona que es infértil presenta afectaciones
como la baja autoestima, disminución de confianza en sí mismo, se pueden llegar a sentir como
un ser incompleto, debido a la infertilidad; también llega a influir en si se sienten atractivos o no
hacia otras personas, e influye en cómo se ven ejerciendo un rol de padre o cuidador.
Catalogando la infertilidad como una enfermedad crónica, la cual va a tener un impacto
emocional para la pareja o la persona que la tiene, sin embargo, a pesar de que se clasifica como
una enfermedad crónica esta “no afecta la funcionalidad de ningún órgano y, por tanto, no impone
limitaciones físicas”...”no hay sintomatología ni dolor asociado a la misma, no existe amenaza
real a la propia vida” (Jurado, Moreno-Rosset, Rio,Ávila, 2008, P.1).
Cuando se conoce el diagnóstico el individuo puede generar diferentes tipos de alteraciones
emocionales ya sea depresión o ansiedad, cabe resaltar que estos tipos de expresiones, ante
dicha situación, en cada individuo es completamente diferente, ya que en algunos casos se
puede evidenciar reacciones neutras o por otro lado alteraciones de todo tipo en las diferentes
esferas psicológicas de una persona. Sin embargo, son los desajustes emocionales los que más
se asocian a las respuestas del sujeto infértil. Esto a su vez, puede llegar a afectar de manera
Leiry Tellez, Luisa Sierra.
Pontificia Universidad Javeriana.

negativa la relación de pareja existente y no va a propiciar a que haya un adecuado


afrontamiento.

Por otra parte “en España se considera que entre el 10 y el 20%de las parejas son infértiles
(González,’2000) y se estima que de estas, al menos un 60% recurrirán a los procedimientos de
reproducción asistida para poder concebir un hijo” (Robaina, Río, Rosset, 2008). Sin embargo,
como ya se ha mencionado a lo largo de este trabajo la infertilidad puede debilitar la relación,
poniendo en riesgo su duración, por lo cual es importante someterse a una terapia de pareja
tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de esta. Por lo cual en la fase del diagnóstico la
compañía de psicología es importante, ya que ayudará a normalizar los sentimientos y
emociones que puedan surgir tras el comunicado logrando así una buena comunicación y un
manejo efectivo de la inteligencia emocional; por otro lado en la fase del tratamiento se
recomienda el apoyo del núcleo familiar y el continuo fortalecimiento con la pareja sentimental,
de igual manera, en torno a l a pareja, se recomienda realizar actividades distractoras que ayuden
a fortalecer la relación, de igual manera el disminuir el tiempo de tertulia sobre temas de la
infertilidad.
Por último y no menos importante, el acompañamiento ante el fracaso del tratamiento logrando
no solo brindar el apoyo que la pareja necesita sino que también ofrecer diferentes opciones ya
sea la adopción, la donación o desistir; sin embargo en este último caso es importante, aun mas,
el fortalecimiento de la pareja enfatizando en que una vida sin hijos no deberá afectar
directamente en la durabilidad de la misma, recordando el cómo y por qué se enamoraron y
demás, logrando que sea un tema que ayude a reforzar la relación y no un tema que genere el
término de la relación.

Por lo ya mencionado, se puede evidenciar el papel de enfermería con un rol de apoyo y ente de
motivación, debido pues, a que es uno de los primeros sujetos con que la persona infértil va a
tener contacto, por lo cual enfermería como esencia de cuidado va a intervenir no solo en su
condición fisiopatológica sino también en su esfera sentimental y psicológica ayudando en este
primer impacto, que es el conocer su condición, a asumir y manejar el dolor que esto pueda
avivar en él o ella y en su pareja, lo que se conoce como manejo de duelo, ser un partidario de
apoyo que logre impactar en este de manera positiva, sin afectar más la susceptibilidad que
puede nacer a consecuencia de la misma. Así mismo, es importante el tipo de comunicación y
trato que tenga la enfermera hacia las parejas que pasen por este proceso, debido a que según
Leiry Tellez, Luisa Sierra.
Pontificia Universidad Javeriana.

la forma en que se aborde a la persona puede influir en las decisiones que ésta tome a futuro en
las esferas de relación interpersonal, de procreación, estructuras familiares, entre otras y a nivel
psicológico ya que como se ha mencionado a lo largo del trabajo se evidencian estas esferas
como las más afectadas en consecuencia de la infertilidad. Así mismo, es importante que la
información que se le brinda a la persona por parte del profesional de enfermería sea clara y no
tenga ningún prejuicio moral.

Para finalizar podemos concluir que una noticia como lo es la infertilidad trae muchas
afectaciones en todos los aspectos de la vida y de la relación existente entre dos personas.
A nivel personal puede generar una disminución de la autoimagen que tiene la persona, lo cual
trae consigo bastantes implicaciones que afectan tanto en las decisiones que tome la persona,
como en el curso que pueda llevar su relación de pareja, su sexualidad y su vida en general. Esto
ayuda a dar cuenta de que cuando se presenta una problemática de esta magnitud es necesario
contar con una red de apoyo tanto de familiares o amigos como del personal de salud ya que
este juega un papel importante en todo el proceso de aceptación y tratamiento que tenga la
persona.

De la misma manera, el abordaje emocional acerca de los posibles tratamientos que se pueden
generar como lo es la adopción, donación o si por el contrario, al agotarse dichas opciones,
desistir de la idea de tener un hijo, en esta última el abordaje en las esferas emocionales debe
ser más intenso, ya que es cortar la idea que la pareja o el individuo tenía como evento importante
en su proyecto de vida, pues se debe tener en cuenta que existen pensamientos acerca de que
la relación sentimental está directamente implicada en lo que es la formación de una familia que
involucra concebir, por lo cual el brindar apoyo y diferentes soluciones en cada una de las
opciones es importante para el bienestar del individuo y pareja en todas sus esferas.

Por último, y por lo evidenciado anteriormente es importante recalcar la importancia que tiene el
personal de salud con respecto a este tema, debido a que son quienes guiarán y aconsejara
(siempre desde un conocimiento científico) a la persona o a la pareja que esté cursando por esta
situación, para que sepan cuáles son las opciones que tienen, el porqué se pudo haber
presentado y que puedan evidenciar que es una ocurrencia que llega a ser común, que en
algunos casos puede ser tratable y que implicaciones puede traer a futuro. Así mismo, el hecho
de ser conscientes de que papel juega este personal en salud ayuda a que la guía y la manera
de tratarlo con las parejas sea acorde a la necesidad que presente cada individuo y del mismo
Leiry Tellez, Luisa Sierra.
Pontificia Universidad Javeriana.

modo se puede influir, de una manera positiva, en las esferas psicosociales de las personas
evitando otras afectaciones secundarias a la infertilidad.

Bibliografía

Antequera Jurado, R., Moreno-Rosset, C., Jenaro Río, C., & Ávila Espada, A. (2008).
Principales trastornos psicológicos asociados a la infertilidad. Papeles del psicólogo, 29(2).
Tomado de: https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4895541.pdf

Brugo-Olmedo, S., Chillik, C., & Kopelman, S. (2003). Definición y causas de la infertilidad.
Revista colombiana de Obstetricia y Ginecología, 54(4), 227-248. Tomado de:
http://www.scielo.org.co/pdf/rcog/v54n4/v54n4a03.pdf

Pérez Cárdenas, C., & García Bermúdez, I. (2015). Crisis familiar por infertilidad desde la
perspectiva de las parejas. Revista del Hospital Psiquiátrico de La Habana, 12(2). Tomado de:
https://www.medigraphic.com/pdfs/revhospsihab/hph-2015/hph152b.pdf

Gomez, N. A. N. (1991). Aportes psicológicos para el manejo de la pareja infértil em el instituto


maternoinfantil. Revista colombiana de psicologia, 26(1), 93-103 tomado de:
http://www.papelesdelpsicologo.es/pdf/1583.pdf

Vásquez, N. S. M., Posada, J. J. Z., & Messager, T. (2015). CONCEPTUALIZACIÓN DE CICLO


VITAL FAMILIAR: UNA MIRADA A LA PRODUCCIÓN DURANTE EL PERIODO
COMPRENDIDO ENTRE LOS AÑOS 2002 A 2015 (Conceptualization of family life cycle: a
view of the production during the period between 2002 and 2015). CES Psicología, 8(2), 103-
121.Tomado de: https://www.redalyc.org/pdf/4235/423542417006.pdf

Muñoz, D., Kirchner, T., Forns, M., Peñarrubia, J., & Balasch, J. (2009). Estresores vinculados
a la infertilidad en parejas que inician un tratamiento de fecundación in vitro (FIV). Anuario de
Psicología Clínica y de la Salud, 5, 99-105.