You are on page 1of 5

ASOCIACIONES

La asociación es una organización estable de personas naturales o jurídicas, o de


ambas, que a través de una actividad común persigue un fin no lucrativo.

El código civil se refiere a ellas en dos planos :

1) Existencia:

Aquí debemos distinguir el inicio de la existencia de la asociación como sujeto de


derecho, del de la asociación como persona jurídica. Como sujeto de derecho, la asociación
se inicia con el acta de constitución. Como persona jurídica, comienza desde el día de su
inscripción en el registro respectivo, comprendiendo los siguientes pasos:

a) Acta de constitución:

Es el primer acuerdo que toman los asociados en el cual manifiestan su voluntad de dar
nacimiento a la asociación. Este es un acto jurídico que requiere, según el artículo 140 C.C:

-Agentes capaces, conformados por las personas que integran la asociación.

-Objeto física y jurídicamente posible, vale decir, que la relación jurídica asociativa no
debe contravenir el derecho formalmente válido y las leyes de la naturaleza.

-Fin lícito, que en concordancia con el artículo V del Código Civil no debe ser
contrario al orden público ni a las buenas costumbres. Debe tenerse en cuenta que el fin es
no lucrativo.

-Observancia de la forma prescrita por ley, bajo sanción de nulidad.

b) Estatuto de la asociación:

El estatuto debe constar por escritura pública, salvo disposición distinta de la ley. Si
la asociación es religiosa, su régimen interno se regula de acuerdo con el estatuto aprobado
por la correspondiente autoridad eclesiástica.

El estatuto de la asociación debe expresar:

1.- La denominación, duración y domicilio.

2.- Los fines, que aparte de ser no lucrativos, no deben se contrarios al orden público ni a
las buenas costumbres.
3.- Los bienes que integran el patrimonio social, cabe mencionar que puede constituirse sin
un capital; pero deberá determinar la manera en la cual este se materializa (aportes,
donaciones, etc.).

4.- La constitución y funcionamiento de la asamblea general de asociados, consejo directivo


y demás órganos de la asociación.

5.- Las condiciones para la admisión, renuncia y exclusión de sus miembros.

6.- Los derechos y deberes de los asociados.

7.- Los requisitos para su modificación.

8.- Las normas para la disolución y liquidación de la asociación y las relativas al destino
final de sus bienes.

9.- Los demás pactos y condiciones que se establezcan.

c) Extinción:

La asociación se extingue por las siguientes causales:

-Si no puede funcionar según su estatuto, la asociación se disuelve de pleno derecho (Art.
94° C.C)

-Por liquidación ordenada por la Junta de Acreedores (Art. 95° C.C).

La Asociación se disuelve por liquidación, según lo acordado por su respectiva


Junta de Acreedores de conformidad con la ley de la materia.

En caso de pérdidas acumuladas, deducidas las reservas superiores al tercio del


capital social pagado, el Consejo Directivo debe solicitar el inicio del Procedimiento
Concursal Ordinario de la asociación, conforme a la ley de la materia y bajo
responsabilidad ante los acreedores por los daños y perjuicios que resultaren por la omisión.

-Disolución por atentar contra orden público (Art. 96° C.C).

El Ministerio Público puede solicitar judicialmente la disolución de la asociación


cuyas actividades o fines sean o resulten contrarios al orden público o a las buenas
costumbres.

La demanda se tramita como proceso abreviado, considerando como parte


demandada a la asociación. Cualquier asociado está legitimado para intervenir en el
proceso. La sentencia no apelada se eleva en consulta a la Corte Superior.
En cualquier estado del proceso puede el Juez dictar medidas cautelares
suspendiendo total o parcialmente las actividades de la asociación, o designando un
interventor de las mismas.

-Disolución por falta de norma estatutaria (Art 97° C.C)

De no haberse previsto en el estatuto de la asociación normas para el caso en que no


pueda seguir funcionando o para su disolución, se procede de conformidad con lo dispuesto
en el Artículo 599º, inciso 2.

-Destino del patrimonio restante a la liquidación (Art 98°)

Disuelta la asociación y concluida la liquidación, el haber neto resultante es


entregado a las personas designadas en el estatuto, con exclusión de los asociados. De no
ser posible, la Sala Civil de la Corte Superior respectiva ordena su aplicación a fines
análogos en interés de la comunidad, dándose preferencia a la provincia donde tuvo su sede
la asociación.

2) Capacidad:
Para que la asociación pueda ejercer sus derechos requiere de órganos, los cuales
son:
a. La Asamblea General:

La asamblea general es órgano supremo de la asociación, convocada por el


presidente del consejo directivo de la asociación, en los casos previstos en el estatuto,
cuando lo acuerde dicho consejo directivo o cuando lo soliciten no menos de la décima
parte de los asociados. Si la solicitud de éstos no es atendida dentro de los quince días de
haber sido presentada, o es denegada, la convocatoria es hecha por el juez de primera
instancia del domicilio de la asociación, a solicitud de los mismos asociados. La solicitud
se tramita como proceso sumarísimo.

El juez, si ampara la solicitud, ordena se haga la convocatoria de acuerdo al


estatuto, señalando el lugar, día, hora de la reunión, su objeto, quien la presidirá y el notario
que de fe de los acuerdos.

-Facultades de la Asamblea General

La asamblea general elige a las personas que integran el consejo directivo, aprueba
las cuentas y balances, resuelve sobre la modificación del estatuto, la disolución de la
asociación y los demás asuntos que no sean competencia de otros órganos.
-Quórum para adopción de acuerdos

Para la validez de las reuniones de asamblea general se requiere, en primera


convocatoria, la concurrencia de más de la mitad de los asociados. En segunda
convocatoria, basta la presencia de cualquier número de asociados. Los acuerdos se adoptan
con el voto de más de la mitad de los miembros concurrentes.

Para modificar el estatuto o para disolver la asociación se requiere, en primera l


convocatoria, la asistencia de más de la mitad de los asociados. Los acuerdos se adoptan
con el voto de más de la mitad de los miembros concurrentes.

En segunda convocatoria, los acuerdos se adoptan con los asociados que asistan y
que representen no menos de la décima parte. Los asociados pueden ser representados en
asamblea general, por otra persona.

El estatuto puede disponer que el representante sea otro asociado. La representación


se otorga por escritura pública. También puede conferirse por otro medio escrito y sólo con
carácter especial para cada asamblea.

b. El Consejo Directivo:

El cual posee un presidente. Quienes integran este consejo son responsables frente a la
asociación, de acuerdo a las normas que el Código Civil establece para la representación
(Art. 93° C.C). Se desprende de la propia ratio legis, que no son responsables aquellos que
no hayan participado en el acto generados de un daño o que dejaren constancia de su
oposición. Resulta importante señalar que en el estatuto se debe regular, necesariamente, el
quórum y las mayorías del consejo directivo, por cuanto, en este caso, no cabe aplicación
supletoria del Código Civil, debido a que ello no ha sido regulado.

Bibliografía

http://spij.minjus.gob.pe/notificacion/guias/CODIGO-CIVIL.pdf

https://es.scribd.com/document/288117278/Las-Asociaciones-en-El-Codigo-Civil-Peruano