Sie sind auf Seite 1von 4

EL SUSTENTO DE LA VIDA

#VENEZUELA#
Alberto y Mirta son un matrimonio, desde ya 15 años con dos hermosos hijos, un niño
Joel de 5 años y María de 11 años. Ellos desempeñaban su vida felizmente en el país de
Venezuela en la ciudad de Caracas, que en ese tiempo fue auto electo como Presidente
Nicolás Maduro en el año 2.018.
Tanto Alberto como Mirta desempeñaban su vida laboral con trabajos estables y un
buen sueldo. Él trabajaba como cajero en uno de los banco del país y ella como medica
de un hospital privado, para el sustento de sus familias y dudar de comer todos los días
con sus hijos, entre cubrir sus necesidades.
Mientras tanto, en Venezuela Nicolás Maduro, junto con todos los miembros del alto
poder, sacaron un régimen de supuesto igualdad que, en el entonces provocó grandes
cambios, la mayoría de ellos malos son el total acuerdo de las personas que
desarrollaban su vida en aquel país.
Ese régimen u orden consistía básicamente en un cambio de suelo para todos los
trabajadores de aquel país, haciendo que un médico gane lo mismo que un trabajador
público y eso son el fin de establecer una supuesta igualdad que no lleva ni al progreso
ni a ningún lado, parece imposible, pero es verdad un país tuvo que atravesar dolencias
todo por la mala decisión de Nicolás Maduro.
Uno de los regímenes más fuerte era que como todo el precio de la canasta básica subió
y a las familias se les hacía muy difícil cubrir sus necesidades básicas como luz, agua,
etc. El mismo Gobierno les brindaba una bolsa que contenía.

- 1 kilo de arroz, 1 litro de aceite, 1 kilo de harina, 1 litro de leche y 6 huevos etc.,
y eso que era para el sustento de todo un mes donde un para los perros
alcanzaban.
Todo esto claramente afecta a la familia de Alberto y Mirta, tanto lo laboral como lo
familiar, todo se les vino abajo, ya que ambos fueron despedidos de sus empleos, y todo
un país quedo hecho tripas.
Mientras tanto ambos con su afán de sobrevivir tuvieron que tomar varias decisiones
no muy agradables. Tuvieron que desalquilar el departamento donde Vivian porque ya
el alquiler tuvo un muy alto costo, que ya no daba a sus bolsillos, básicamente Vivian
en la calle durmiendo en cualquier lado, fue así las personas que Vivian en el país no se
tenían respeto, se trataban como nada pasaban hambre e y hasta 5 días sin comer.
Parecía imposible para Alberto y su familia y la poca familia que tenían se encontraban
muy lejos y en su misma situación y no habrá forma de que recibiesen ayuda y aún
menos donación de alimentos ya que el gobierno prohibido entraba de donaciones
cerrando las fronteras.
He así el hombre y el resentimiento tomaron total posesión de aquel país lo que para
otros países parecía imposible ya que contaban con la segunda reserva petrolera más
grande del mundo y el país no contaba con la ayuda del gobierno de alto presidente
Nicolás Maduro. Los ricos se volvieron pobres y los pobres no que decir, no les
quedaba más remedio que robar o morir de hambre y todos los días cientos y cientos de
familias abandonan el país buscando nuevos rumbos y todo lo que atravesaba este país
afecto a Mirta y su familia.
Mientras tanto Alberto andaba vendiendo, empeñando lo que les quedaba tanto que lo
único que les quedaba eran sus ropas más el dinero que guardaban para cualquier
emergencia que pudiera surgir.
Mirta se quedaba con los niños mientras que Alberto buscaba como lograr sobrevivir y
medidas para lograr salir del país que en ese entonces era la mejor solución. Mirta se
atajaba las lágrimas le dolía demasiado cada vez que uno de sus niños le pedía un vaso
de leche o un simple caramelo, pero nunca les hablo negativo a sus hijos les decía ya
enseguida vamos a comer, tanto ella como Alberto s decidieron salir del país ¿Pero
cómo?, ellos quedaban demasiado lejos de la frontera que estaban resguardados por los
militares, casi todas las personas que salían era o por influencias, dinero o contactos.
Alberto buscaba formas todos los días para abandonar aquel país, e investigando que
consiguieron lograron salir del país e irse a Argentina luego siguiendo su viaje
decidieron irse a Paraguay.
Con los pies puesto en Asunción – Paraguay fue como un nuevo comienzo sin nada ni
dinero ni lugar donde vivir y en un país que era totalmente diferente decidieron
lanzarse como verdaderos sobrevivientes recorriendo varios lugares, durmiendo varios
días en las calles tocando todas los días las puertas de las casas preguntando sino
necesitaban limpiadora, ayudantes y algunos cerraban las puertas, otros en cambio les
daban en diferentes lugares y casualmente un sábado como era de noche y llovía
decidieron dormir frente al tinglado de una iglesia para pasar las noches secas.
Fermín - ¡Buenos días! En que les puedo ayudar, veo que tienen hijos y están por la
calle, es muy peligroso.
¿Cómo llegaron hasta aquí? ¿De dónde vienen?
Alberto - ¡Hola!, disculpe no teníamos otro lugar donde dormir es que somos de
Venezuela y no conocemos su país y andamos rondando buscando posibilidades para
salir adelante.
Fermín – Les invito hoy tanto a la mañana como a la noche para que participen en
nuestra Iglesia, hay personas muy solidarias que con mucho gusto les ayudaría.
Mitra – Bueno a qué hora comienza.
Fermín – A las 08:00 horas mientras tanto les invito a desayunar si están de acuerdo.
Mirta – Claro con mucho gusto aceptamos su invitación.
Fermín – Que gusto les podre conocer más.
Alberto y su familia se fueron a desayunar con Fermín y su esposa Ángela y en medio
de la conversación Mirta le pregunta a Fermín.
Mirta - ¿Por qué crees que hay tanta hambre en el mundo si Dios existe?
Fermín – Porque las personas tienen libre albedrio y nosotros nos hacemos de nuestras
propias decisiones y situaciones por ello somos nosotros los que ponemos nuestras
vidas en las manos de Dios para ser llamados hijos y no desconocidos porque de él es la
tierra y un padre nunca hace pasar hambre a sus hijos.
Mirta – Tienes mucha razón.
Fermín – Para hoy y todas las veces que quieran son muy bienvenidos en esta su
iglesia.
Esa mañana Mirta con toda su familia, aceptaron la invitación de Fermín y se sintieron
como en casa en la congregación le trataron muy bien y a la noche también asistieron y
una de las hermanas de la congregación llamada Andrea le dice a Mirta.
Andrea – Hola que tal he escuchado su historia y en verdad lo siento mucho.
Mirta – Si no fue nada agradable.
Andrea – si no tienen donde quedarse esta noche les ofrezco un hospedaje totalmente
gratis en mi casa, tú y tu familia se pueden hospedarse ahí.
Mirta – Muchísimas gracias, es usted tan buena persona, no te imaginas el favor que
nos haces.
Andrea – Bueno les voy a llevar, y en vedad me da mucho gusto ayudarles.
Y fue así que todo cambio en un día para Mirta y su familia, pasaron de estar en la calle
a dormir por primera vez en un cuarto con camas.
Al siguiente día Mirta y Andrea se despertaron temprano pero ya Andrea se les había
adelantado y les pregunto.
Andrea - ¡Buenos días! Espero que hayan podido descansar. ¿Cómo se sintieron?
Mirta - ¡Buenos días! Muy bien gracias por todo yo y mi familia estamos muy
agradecidos, hace mucho que no dormíamos como hoy en colchones y bien abrigados, y
mis hijos no que decir, ellos estarán muy felices.
Andrea - ¡Que gusto! Me alegro por ustedes y ¿Qué hacen hoy?
Mirta – Estoy pensando en salir hoy a buscar trabajo, no sé de qué pero tengo que
trabajar. Ambos dejamos nuestros papeles y títulos en nuestro país y para conseguir
será imposible.
Andrea - ¡Que lastima! Y de que te gustaría trabajar. ¿Cuál sería un empleo que puedas
manejar?
Mirta – No sé, limpiadora, cocinera, asistente, no se Alberto y yo trabajamos en lo que
sea mientras sea digno y correcto.
Andrea – Claro que sí, yo conozco a una amiga que es mi peluquera y una limpiadora
de su casa, podría conversar con ella, y Alberto mientras consigue un empleo, se queda
con los niños.
Ese mismo día Mirta y Andrea salen a ver a Monserrat, la propietaria de la peluquería
MONSE COIFURE. Al llegar conversaron las tres Mirta conto su historia y la
situación que estaba atravesando actualmente, tanto en la familia como económico.
Monserrat al ver a Mirta la sintió mucho y decidió contratarla como ayudante en lo
que sirviera.
Mirta se comprometió a aprender lo que sea en tanto sea bueno y fue contratada.
Monserrat le propuso pagarle un pequeño departamento a Mirta y su familia como
parte de su sueldo. Ella intento que Mirta hiciera (manicura y pedicura), pero le costó y
no le salió y como que no quería despedirla llevo a su casa para limpiar, asear, cocinar,
etc.
Al poco tiempo Monserrat vio como Mirta se esforzaba por hacer con excelencia las
cosas – cocinaba ¡WF! Delicioso y a la vez comidas diferentes de su país. Limpiaba
estupendo y súper bien.
Uno de esos días Mirta preparando la cena y al momento de servir la mesa de acuerdo
de su país y echo lagrimas enfrente de toda la familia de Monserrat, también pensó en
sus hijos porque ella siempre llevaba la comida que sobraba a sus hijos y esposo
Alberto, Monserrat, ni bien le pregunto y sabiendo le dio toda la cena intacta a Mirta
para que su familia pudiera cenar bien y ella con mucha pena acepto.
Al día siguiente Monserrat llevo temprano a Mirta al supermercado y le compro bolsas
y bolsas y bolsas de productos alimenticios, le pregunto que más necesitaba y le dijo
Mirta que quería que sus hijos vayan a la escuela y Monserrat les llevo a una tienda
donde les compro ropas a su familia, tanto uniformes para sus hijos, también les
compro colchones y una heladera, y Mirta fue feliz ese día sabía que era una gran
bendición.
Mientras Alberto consiguió un trabajo como cajero en uno de los bancos del país.
Toda la familia de Alberto se nacionalizo como paraguayos donde hasta ahora viven
una vida recta y equilibrada y muy feliz con nuevos logros y amigos. Estudiando,
orando todos los días para que el caos en Venezuela pueda cesar para que algún día
pudiera regresar con sus padres y familiares y compañeros.

-Fin-

Verwandte Interessen