Sie sind auf Seite 1von 2

ESTABLECIMIENTO DEL MATRIMONIO

“El matrimonio fue establecido por Dios en el Edén y confirmado por Jesús para que
fuera una unión para toda la vida entre un hombre y una mujer, en amante
compañerismo.
Para el cristiano, el matrimonio es un compromiso con Dios y con el cónyuge, y debiera
celebrarse sólo entre personas que participan de la misma fe. El amor mutuo, el honor,
el respeto y la responsabilidad constituyen la estructura de esa relación, que debe
reflejar el amor, la santidad, la intimidad y la perdurabilidad de la relación que existe
entre Cristo y su iglesia.”1
CC, 79

5 fundamentos del Matrimonio

Identidad
21
Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía,
tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. 22Y de la costilla que Jehová Dios
tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.
Gen.2.21

Eva fué creada de una costilla tomada del costado de Adán; este hecho
significa que ella no debía dominarle como cabeza, ni tampoco debía ser
humillada y hollada bajo sus plantas como un ser inferior, sino que más bien
debía estar a su lado como su igual, para ser amada y protegida por él.
HC, 21

La mujer
23
Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será
llamada Varona,1 porque del varón2 fue tomada. Gen. 2.23

Siendo parte del hombre, hueso de sus huesos y carne de su carne, era ella
su segundo yo; y quedaba en evidencia la unión íntima y afectuosa que debía
existir en esta relación. “Porque ninguno aborreció jamás a su propia carne,
antes la sustenta y regala.” Efe.5.29 (leer v.28) “Por tanto, dejará el hombre a
su padre y a su madre, y allegarse ha a su mujer, y serán una sola carne.”2 {HC
21.3}

Unidad
24
Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una
sola carne.e 25Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban.

1 Elena G. de White, El Camino a Cristo, ed. Aldo D. Orrego, trans. Staff de la ACES,
Vigésima edición. (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 2007), 79.
1 Heb. Ishshah.
2 Heb. Ish.
e e 2.24: Mt. 19.5; Mr. 10.7–8; 1 Co. 6.16; Ef. 5.31.
Al unir en matrimonio las manos de la santa pareja diciendo: “Dejará el hombre
a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne”
(Génesis 2:24), dictó la ley del matrimonio para todos los hijos de Adán hasta el
fin del tiempo. Lo que el mismo Padre eterno había considerado bueno
era una ley que reportaba la más elevada bendición y progreso para los
hombres.2. {CJE 12.2}

Lugar: Enseñanza
8
Y Jehová Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había
formado. Gen.2.8
15
Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo
labrara y lo guardase. Gen 2.15

Enese lugar, en medio de las hermosas escenas de la naturaleza que no había


sido tocada por el pecado, habían de recibir su educación nuestros primeros
padres. {ED98 20.3}
El trabajo de Adán y Eva debía consistir en formar cenadores o albergues con
las ramas de las vides, haciendo así su propia morada con árboles vivos
cubiertos de follaje y frutos. Había en profusión y prodigalidad olorosas flores
de todo matiz. En medio del huerto estaba el árbol de la vida que era
superior engloria y esplendor a todos los demás árboles. Sus frutos parecían
manzanas de oro y plata, y tenían el poder de perpetuar la vida. {PP 26.1}

Límites: Lealtad
16
Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer;
17
mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él
comieres, ciertamente morirás. Gen.2.16,17

Dios quería que Adán y Eva no conocieran el mal. El conocimiento del mal del
pecado y sus resultados, del trabajo agotador, de la preocupación ansiosa, del
descorazonamiento y la pena, del dolor y la muerte, les fue evitado por
amor. {ED 23.2}

Si Adán hubiese sido obediente, nunca hubiera conocido la necesidad, el dolor


ni la muerte. {1MS 325.1}