You are on page 1of 3

La salud integral como consecuencia de la conducta social

La salud, el tema más importante y necesarios de tratar en la sociedad actual, pero realmente

que es exactamente la salud: “es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no

solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.” (OMS).

Pero ¿qué relación real tiene la conducta humana con la salud?, Siendo en este caso la salud

social como la percepción de bienestar y podríamos entender la salud como todas aquellas

determinantes que afectan a la persona en su desarrollo integral, desde el nacimiento,

crecimiento, entorno laboral hasta su vejez, resaltando en este orden de ideas el contexto

socioeconómico al que está ligado lo anterior.

La salud social depende básicamente, de factores de bienestar, como: acceso al agua potable,

vacunación, contaminación medio ambiental y acceso a servicios de salud entre otros, en el caso

de una comunidad que carece de alguna de estas condiciones nos encontramos con poblaciones

en condiciones de vulnerabilidad ante distintas enfermedades relacionadas con la carencia alguno

o varios de estos factores, siendo singularmente estos determinantes responsabilidad del estado,

bajo el deber constitucional del cumplimiento del art.49 “ La atención de la salud y el

saneamiento ambiental son servicios públicos a cargo del Estado. Se garantiza a todas las

personas el acceso a los servicios de promoción, protección y recuperación de la salud.”

(Judicatura, 2016) .

Más allá de estos conceptos básicos de salud, podríamos entender que es responsabilidad del

estado garantizar cada aspecto de la salud social, pero en países como Colombia es fácil observar

problemáticas causadas por los procesos administrativos en la prestación de servicios de salud, o

la carencia de procesos de salud ocupacional en empresas o en el sector industrial.


Pero para el ser humano además de ser necesario todo lo anterior, para mantener una buena

salud social también es necesario un mayor enfoque inclusivo a partir, del desarrollo desde niño

a nivel cultural, puesto que uno de los grandes agravantes de la salud social, es la falta de cultura

y conocimiento a nivel personal viéndolo como “El proceso de salud se refiere al curso que

usualmente toman los eventos que generan y caracterizan a los estados saludables” (Vázquez,

Guerrero, & Méndez, 2009).

Podríamos caracterizar lo anterior como factores exclusivamente responsabilidades del

estado, pero, si observamos la salud como proceso social debemos comenzar partiendo desde la

educación familiar a los infantes, a través de la creación de hábitos saludables, procesos de

aprendizaje amigables con los buenos habidos, siendo consiente que el ser humano se desarrolla

en un ambiente generalmente nocivo y este es un proceso continuo y cotidiano donde se deben

lograr identificar los hábitos correctos y las estrategias más eficientes para obtener una efectiva

precepción del infante creando no solo los hábitos correctos en pro de su salud integral, sino

también lograr inculcar desde su formación más básica los conceptos de tolerancia, inclusión

para lograr un mejor desarrollo social y un aporte a la salud social de su entorno.

Teniendo claro esto podemos decir que para lograr una salud integral en personas ausencia de

afecciones o enfermedades, debe primero el estado garantizar el cumplimiento de sus

obligaciones constitucionales y a través de programas sociales tener como objetivo la

capacitación de los padre jóvenes en la correcta educación de sus hijos en la primera infancia

para no solo garantizar el desarrollo integral de los mismos, sino que se logre un aporte a la salud

social de cada una de las personas que participen en su desarrollo.


Bibliografía

Judicatura, C. S. (2016). CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE COLOMBIA 1991. Bogota: Centro de

Documentación Judicial– CENDOJ.

OMS. (s.f.). Constitución de la Organización Mundial de la Salud .

Vázquez, E. B., Guerrero, E. M., & Méndez, J. O. (2009). El comportamiento de salud desde la

salud: la salud como un proceso. Iztacala: UNAM.