Sie sind auf Seite 1von 6

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores Justicia y Paz

Ministerio Del Poder Popular para el Servicio Penitenciario

Universidad Nacional Experimental de la Seguridad


Que es la heroína

La heroína es una droga ilegal, altamente adictiva. La usan millones de adictos por
todo el mundo que son incapaces de vencer la necesidad de seguir consumiendo
esta droga cada día de sus vidas. Sabiendo que si dejan de hacerlo, tendrán que
enfrentarse al horror de retirarse de ésta.

La heroína (como el opio y la morfina) proviene de la resina de la planta de la


amapola. La savia lechosa, como la del opio, primero se saca de la vaina de la flor
de amapola. Este opio se refina hasta convertirse en morfina, luego se refina aún
más convirtiéndola en diferentes formas de heroína.

Mayormente la heroína se inyecta, creando riesgos adicionales para el que la


consume, quien se enfrenta al peligro de contraer SIDA o alguna otra infección
además del dolor de la adicción.

Efectos Inmediatos.

Actúa como un depresor del sistema nervioso central (SNC), es relajante. En un


principio produce una sensación de intenso placer (“flash”) y euforia, seguido de
apatía y somnolencia. Tras un período de consumo, la sensación es de bienestar,
de estar en un sueño alejado de todo.

A nivel físico produce:

Sequedad de boca.

Disminución del tamaño de las pupilas.

Constipación intestinal.

Enlentecimiento del ritmo respiratorio.

Dosis elevadas provocan la muerte por depresión respiratoria.


Efecto a largo plazo

Éstos dependerán, como en el resto de los consumos, de la cantidad consumida,


la vía de administración, aspectos higiénico/sanitarios relacionados con la
alimentación, el estilo de vida, etc. En general, los efectos a largo plazo, una vez
desarrollada la tolerancia y dependencia a la sustancia son:

Alteraciones de la nutrición, provocadas por los desarreglos en la alimentación y


adelgazamiento.

Alteraciones digestivas; produce estreñimiento.

Alteraciones cardiovasculares y de la sangre; entre otros efectos aparece anemia.

Aumento del riesgo de aborto, parto prematuro, así como alteraciones en el recién
nacido.

Alteraciones psicológicas: apatía (falta de interés), depresión, egocentrismo (estar


centrado en sí mismo, necesidad de ser el centro de atención).

Alteraciones del sistema nervioso: con trastornos de atención, memoria e


insomnio.

Alteraciones ginecológicas: con trastornos en la menstruación y ovulación.

Vías de consumo: la principal vía de consumo es la endovenosa, aunque


últimamente ha ido aumentando el consumo dela heroína esnifada y fumada
debido al peligro del contagio del SIDA.

Efectos del consumo: los efectos dependen de la dosis, vía de administración,


frecuencia y condiciones higiénicas. Los efectos físicos son la miosis (pupilas
pequeñas), estreñimiento, enlentecimiento de la respiración y pérdida de
sensibilidad al dolor.

Aspecto

La heroína es un polvo cristalino blanco, inodoro, muy fino, pero este aspecto
puede variar debido a la purificación a la que se haya sometido, habiendo tres
tipos de heroína:

Heroína número 2: también se llama heroína base. Sus tonalidades pueden ir


desde el color gris claro al gris pardo u oscuro. También puede tener un color
amarillento o rosado.

Su presentación es más o menos granulada.


Heroína número 3: también se llama brown sugar. Su aspecto es terroso y su color
marrón. En ocasiones tiene un fuerte olor a vinagre y suele aparecer mezclada
con otras sustancias, conteniendo entre un 25 y un 50% de heroína.

Heroína número 4: se le conoce como tailandesa. Tiene un porcentaje más


elevado de principio activo, llegando en ocasiones al 90%. Su aspecto es de un
polvo fino de color blanco, aunque también puede ser amarillento o crema.

FORMA DE USO

La heroína se fuma, se esnifa, se inhala o se inyecta por vía subcutánea


intravenosa o intramuscular.

Por vía inyectada, fue la forma de uso más común hasta el descubrimiento del
SIDA; se disuelve el producto en agua calentada en una cucharilla, y tras agregar
unas gotas de jugo de limón o vinagre, se introduce en la jeringuilla, y se inyecta.
Puede llegar a alcanzar el cerebro en 15 ó 30 seg.

Actualmente es más utilizada la vía fumada o inhalada (hacerse un chino),


calentando la sustancia en papel de aluminio e inhalando los vapores que
desprende a través de un rulo o tubo.

La mayoría de los riesgos de la vía intravenosa desaparecen si la heroína es


fumada o aspirada aunque estos métodos pueden causar problemas para aquellas
personas que sufren de asma, neumonía u otros problemas respiratorios.

RIESGOS

* Generar tolerancia y por lo tanto dependencia física, y síndrome de


abstinencia ante la interrupción del consumo.

* Inyectarse accidentalmente en un nervio y producir parálisis, y el inyectarse en


una arteria puede provocar importantes pérdidas de sangre.

* La sobredosis. Cuando una persona consume una dosis importante de heroína


su sistema respiratorio puede deprimirse al grado de generar un paro respiratorio,
Capacidad adictógena de la heroína (valoración 0 a 4)

Dependencia Psicosocial 4

Adicción 4

Tolerancia 4
Introducción.

La heroína es una droga extremadamente adictiva, convirtiéndose en un problema


mundial. En la actualidad aproximadamente 600 mil personas necesitan
tratamiento por heroinomanía. La forma de usar la heroína ha cambiado, pasando
de inyectarse droga a inhalarla o fumarla, debido a que se obtiene mayor pureza
con estos métodos y al concepto erróneo de que estas formas de empleo no
llevarán a la adicción. El adicto usa la heroína, como promedio, hasta cuatro veces
al día.

La heroína se procesa a partir de la morfina, sustancia que ocurre naturalmente y


se extrae de la bellota de la adormidera asiática. Aparece en forma de polvo
blanco o marrón. Los nombres vulgares relacionados con esta droga incluyen
"smack" ("pasta"), "H" ("H"), "skag" ("polvo blanco"), y "junk" ("lenguazo"). Otros
nombres se refieren al tipo de heroína producido en un lugar específico, como
"Mexican black tar" ("goma").