Sie sind auf Seite 1von 2

La Globalización en el Perú

La globalización puede entenderse como la fase reciente del proceso secular de


internacionalización económica, iniciada en las últimas décadas del siglo XX, con grandes
cambios planetarios a nivel monetario, cambiario, energético, comercial y tecnológico.

La globalización consiste en la creciente integración de las distintas economías nacionales en


una única economía de mercado mundial. El proceso depende del crecimiento económico, el
avance tecnológico y la conectividad humana (transporte y telecomunicaciones).

A nivel cultural

El impacto es más que visible, mucho de la cultura occidental se ha adherido a nuestras


costumbres e incluso a la idiosincrasia de los peruanos. Desde festividades hasta maneras
alienantes de ver a coetáneos de distintas costumbres, se nota que, en el imaginario de los
peruanos hay quizá un poco más del imaginario impuesto por los comerciales de televisión —
que ensalzan la cultura occidental— que una visión propia.

Alienación cultural

A nivel social

Socialmente se podría decir que la influencia es tanto más visible. Ya sea por las preferencias a
la hora del consumo (de hecho, consumimos lo que las empresas extranjeras nos dicen que
consumamos) como en cuanto a la opinión que es manejada, por un lado, por los medios de
comunicación que están del lado de dichas empresas extranjeras, y por otro lado, por la opinión
de sociedades occidentales que sirven de “modelo” a la sociedad peruana ya sea a través de la
televisión, las telecomunicaciones, etc.
A nivel político

Es ineludible que el modelo político demócrata-liberal peruano tenga consignas muy similares a
la de los modelos europeos, salvando las distancias, claro está. En un mundo globalizado, la
estandarización de un sistema político es lógica y hasta cierto punto saludable, siempre y cuando
no se interceda en la soberanía del propio país. El problema está, como se da en el Perú, cuando
por medio del poder económico los países de poder pueden interferir en la toma de decisiones
soberanas de países menos fuertes económicamente como el Perú.

ALIENACION

A nivel económico

Finalmente el nivel económico es el más fuerte y visible de todos. La economía peruana está tan
globalizada que depende íntegramente de los mercados internacionales. Esto quizá porque en
su momento los gobiernos de turno no se preocuparon por desarrollar y fortalecer una industria
nacional ni por promover sosteniblemente el emprendedurismo empresarial de las empresas
peruanas, dándole ventajas por sobre las empresas foráneas. En el Perú el proceso se ha ido
dando al revés, es decir, poco a poco dándole más poder a las empresas de capitales extranjeros
y relegando a las empresas nacionales a ser (y quedarse) en mypes, pymes y empresas mayores
pero sin capacidad y competencia contra las grandes trasnacionales.

Quizá el momento para revertir los efectos negativos y más bien aprovechar los efectos positivos
de estar en un país globalizado es este, en el cual nuestra economía es mejor que antes y nos
puede permitir una serie de mejoras en los distintos niveles mencionados anteriormente. Todo
depende de un trabajo en conjunto entre las empresas y el Estado peruano.