Sie sind auf Seite 1von 10

Universidad nacional del altiplano

Facultad de ingeniería metalurgia y geología


Escuela profesional de ingeniería geológica

TRABAJO: MOVILIDAD DE ELEMENTOS QUÍMICOS

CURSO: Prospección Geoquímica

PRESENTADO POR: YOSSEPH JAVIER LUNA LERMA

CODIGO: 153330 SEMESTRE: VII

PUNO – PERÚ
1. MOVILIDAD DE ELEMENTOS QUÍMICOS

1.1. Movilidad en el Ambiente Endógeno, Dispersión Primaria

La dispersión primaria generada bajo superficie, está relacionada a las rocas frescas, no
meteorizadas.

La movilidad de los elementos en ambientes profundos (ambiente primario) esta influenciada


por la temperatura y presión altas, restringida a la circulación de fluidos y bajo contenido de
oxígeno libre. Los eventos volcánicos, aguas termales, minerales de alteración asociados y
fenómenos similares pueden incluirse en este ambiente.

La determinación del contenido de los elementos en las rocas permite identificar patrones de
dispersión primaria.

Los datos obtenidos pueden suministrar información adicional a la historia geológica del área y
constituirse en una ayuda para la búsqueda de minerales de interés económico. Al estudiar las
rocas es importante identificar el contenido de los elementos químicos presentes, los cuales se
dispersan y generan aureolas indicadoras de alteración hidrotermal y zonación mineral
alrededor del depósito mineral.

En aureolas desarrolladas en Depósitos epigenéticos, el contenido de metal en los fluidos


hidrotermales, comúnmente disminuye en forma logarítmica al alejarse del Depósito.

Si la roca de caja está fracturada la variación puede ser más compleja. La dispersión más común
en Depósitos epigenéticos corresponde a la migración hacia el exterior de los componentes de
las soluciones mineralizantes(Figura 3).

FIGURA 3. Anomalía y Halos de Alteración en un Ambiente Primario


En los modelos de dispersión primaria las dimensiones de las aureolas varían desde unos pocos
metros hasta varios kilómetros.

Los altos contenidos en material proveniente de aureolas o halos mineralizados, comparados


con los valores de los mismos elementos en roca fresca constituyen un método de exploración,
principalmente en la fase exploratoria orientada a comprobar el depósito y a calcular sus
reservas. El obtener información positiva de una zona donde se presenta una dispersión primaria
depende mucho del origen de ésta, de la escala del muestreo y del tipo de material analizado.

1.1.1. Patrones Singenéticos. Se caracterizan por una correlación positiva entre un tipo de
roca específica, un elemento traza y su asociación directa con una categoría de
mineralización. Aparentemente su origen es de la misma edad y se localizan en zonas
específicas.

La asociación puede ser con una roca ígnea, un horizonte estratigráfico particular o una
zona de contacto entre dos rocas diferentes; en el primer caso, el mineral resulta de una
disminución del metal en la roca fundida. La mineralización puede corresponde a una
segregación de metales formados por difusión o diferenciación en la roca ígnea que
originalmente presentaba contenidos normales del mismo elemento traza.

- Provincia Geoquímica. Típicamente está representada por una distribución de altos


contenidos de elementos químicos afines, asociada a un mismo ambiente geológico
(rocas afines y más o menos de la misma edad) que domina en una área de varios
kilómetros de extensión. Cuando se ubica la provincia geoquímica, justifica realizar una
etapa de exploración más avanzada para determinar el contenido significativo
económico.

Una provincia geoquímica se caracteriza por la presencia de uno o varios elementos


químicos distribuidos en rangos de valores típicos y relacionados a depósitos minerales
de interés económico, asociados a su vez con unas determinadas unidades litológicas.

Patrones de Dispersión Hidrotermal. Este tipo de dispersión está relacionada con la


naturaleza y origen de los fluidos hidrotermales, los cuales se presentan en desequilibrio
químico con las rocas vecinas. El resultado final es una difusión de los contenidos de
metal en la roca de caja, generando aureolas que tienden a decrecer en forma
logarítmica a mayor distancia del depósito. La dispersión ocurre por el flujo de
soluciones mineralizadas a través de fracturas donde la dispersión tiende a formar una
distribución más extensa e irregular de los metales, comparada con la difusión a través
de un medio estático.

El contenido metálico en las zonas de alteración hidrotermal se presenta tanto como


residuo de sulfuros, en minerales secundarios y en productos absorbidos, constituyendo
un criterio importante en la evaluación geoquímica de las zonas alteradas.

En general, se presenta una migración de los metales a partir del depósito mineral,
controlado en parte por gradientes de temperatura y presión, composición mineral del
depósito, intensidad de las fracturas de la roca y estructuras, entre otras (Figura 4).
FIGURA 4. Representación de una Anomalía Geoquímica Hidrotermal

FIGURA 5. Presentación de Halos de Alteración Hidrotermal y su Relación con la Mena

Anomalía a través de la Roca de Caja. Se origina por la difusión de soluciones a través de un


medio estático. Generalmente, muestra una distribución logarítmica decreciente a partir de la
mena, pero cuando la roca caliente es muy permeable, puede ser menor la anomalía de los
metales.

En el caso particular de valores altos, es una ayuda para conocer la aproximación a la anomalía
significativa. Los patrones de dispersión de la anomalía no son simétricos, debido a los efectos
desiguales de presión y temperatura, a la dirección de migración de las
soluciones mineralizantes y a los cambios de las unidades litológicas.

Anomalía Puntual por Zonación. Se generan por la migración de algunos componentes de las
soluciones mineralizantes, a través de fracturas y canales pre-existentes, durante el
emplazamiento del cuerpo mineral. La dirección del movimiento del fluido está controlado por
estructuras geológicas que pueden llegar hasta la superficie. La identificación correcta de este
tipo de anomalías en rocas mineralizadas superficiales o halos de dispersión
puntuales pueden suministrar información positiva hacia profundidad, para ubicar depósitos de
interés económico.

Anomalía por Derrame. Originada por las mismas soluciones presentes en el Depósito mineral
principal. Son una ayuda para determinar los canales de acceso de las soluciones e identificar
zonas donde se ubican otros Depósitos más profundos. Este tipo de anomalías se traduce en
varios valores altos cercanos al depósito principal y pueden constituirse en una ayuda indirecta
para orientar las perforaciones hacia profundidad y poder localizar otros Depósitos no cortados
por éstas. Esta clase de anomalías puede también unir Depósitos que están contiguos.

1.2. Dispersión Secundaria

La movilidad de los elementos químicos en ambientes superficiales (ambiente secundario) está


relacionado directamente con los procesos de meteorización, erosión y sedimentación en la
superficie de la tierra. Está caracterizada por baja temperatura, baja y constante presión,
movimiento libre de soluciones y abundante oxigeno y agua, CO2 efectuándose principalmente
en medios acuosos. Los patrones de movilidad de los elementos en los suelos están modificados
por la topografía, la litología del basamento rocoso, la composición, tipo y madurez del suelo, la
presencia de materia orgánica, la influencia de bacterias, la actividad bioquímica y el pH.

Los sedimentos activos y el agua superficial están influenciados por varios de los factores
anteriores y en particular por el balance crítico entre las velocidades relativas de lixiviación y
erosión, la madurez del sistema de drenaje, cambios climáticos, acumulación de materia
orgánica y el pH. La dispersión secundaria generada por agentes superficiales es variable para
cada elemento y se relaciona con la distribución alrededor de un Depósito.

Según la forma y la relación con la fuente de metales (roca, roca mineralizada), los patrones de
dispersión secundaria se clasifican en halos o aureolas (la forma es simétrica con respecto a la
fuente), abanicos y dispersión en forma lineal. Si la migración se ha desarrollado sobre su fuente,
el patrón se denomina superyacente y lateral si está desplazada (Figuras 5).

Las anomalías secundarias producidas por lixiviación supergénica y la redistribución de los


metales pueden en muchos casos complicar la interpretación. Esto ocurre principalmente hacia
la superficie con los metales más móviles (Figura 6)
FIGURA 6. Delimitación y Reinterpretación de una Anomalía

Al meteorizarse las rocas y las manifestaciones minerales, sus componentes se erosionan y


dispersan. Durante el transporte se originan un asentamiento selectivo diferente de los
productos de la meteorización. Esta redistribución es controlada por las propiedades químicas
de los elementos y por el medio.

Los factores que determinan el tipo y magnitud de la dispersión son:

- La solubilidad de la mayoría de los elementos, así como la estabilidad de sus compuestos, los
cuales son sensibles al pH del agua. La mayoría de los metales son solubles en ambiente ácido y
tienden a precipitarse como hidróxidos a mayores valores de pH. El Cu precipita entre pH 5 y 5,5
y el Zn por encima de pH 7 (Figuras 7 y 8). Los minerales de fases poco solubles, son de baja
movilidad (cuarzo) y los de alta movilidad se disuelven en agua y viajan con ella aún en
suspensión, las arcillas.
FIGURA 7. Relación entre Eh y pH

- Las soluciones ácidas procedentes de la meteorización y disolución de menas piritosas (el S se


oxida y se forma H2S) precipitan gradualmente los metales de la mena disuelta (Figura 8).

Estabilidad de los Minerales en un Ambiente Exógeno

Un factor que limita la dispersión de los elementos es la co-precipitación.

Los principales son el hidróxido férrico y el MnO2, el Mo co-precipita con la limonita y lo fija en
los sombreros de Fe en los pórfidos cupríferos, que son una guía de exploración. Estos
mecanismos incluyen incorporación a la red cristalina, oclusión y adsorción.

Los fenómenos de adsorción propios del grupo de las arcillas pueden captar iones debido al
cambio de bases y a la materia orgánica.

Cantidades importantes de SiO2, Al2O3 y óxidos hidratados de Fe y Mn pueden permanecer en


solución coloidal. La neutralidad de la carga eléctrica por efectos de electrolitos causa la
floculación y precipitación de estas suspensiones.

El proceso sulfato – sulfuro es de interés geoquímico y se desarrolla en aguas con poca


circulación y con cantidades suficientes de materia orgánica para la actividad microbiológica.
Las oxisales, principalmente el radical sulfato, son destruidas generando H2S. Está representado
por la reacción:

C6H12O6 + 3 CaSO4 = 3 CaCO3 + 3 H2O + 3 CO2 + 3 H2S

La actividad anaeróbica es común en fondos oceánicos, el contenido de H2S puede llegar hasta
2 g/l, lagos salinos y pantanos. Es activa en campos petrolíferos y en rocas bituminosas.

Los metales sulfófilos (Fe, Cu, Zn, Pb, entre otros) son inmovilizados como sulfuros.

Este proceso puede ir acompañado por la disolución de rocas carbonatadas y por el


blanqueamiento de las rocas. La primera se debe a la acción disolvente del CO2 que se originó
por la destrucción de la materia orgánica, ecuación anterior. A veces se precipita SiO2 y
reemplaza al carbonato, como consecuencia de la barrera ácida formada por el exceso de CO2.

El proceso sulfato – sulfuro es responsable de la formación de Depósitos de sulfuros de Fe, Cu,


Zn, Pb, entre otros. También puede generar carbonato de sodio, en lagos salinos y pantanos. La
formación de compuesto se debe a la destrucción de los sulfatos, debido a que los aniones y
bicarbonatos aumentan su contenido y el pH alcanza valores por encima de 10.

La generación de H2S es común en las rocas sedimentarias. Cuando las aguas subterráneas
infiltradas a través de las rocas se ponen en contacto con aguas procedentes de estratos
sedimentarios que contienen H2S, se originan una barrera geoquímica, con precipitación de
sulfuros y la posible formación de un Depósito.

El Potencial Redox es responsable de la conducta de los elementos metálicos, ya sea


determinando un cambio en el estado de oxidación del Ion que implique distinta solubilidad
(Fe+2 soluble a Fe+3 que se hidroliza y forma Fe(OH)3 insoluble) o bien porque modifica la
cantidad de otro elemento o radical con el cual el elemento reacciona, formación de S-2 a
expensas de SO4-2 en ambientes reductores, origina la precipitación como sulfuro del Fe.
 La dispersión física debida a movimientos gravitatorios del suelo, como la reptación y
deslizamientos, que entierran y cubren zonas caracterizadas por elementos con altos
contenidos.

 La circulación de agua subterránea puede contribuir a la migración de elementos con


contenidos altos que representan una anomalía geoquímica.

 La erosión glacial puede mover bloques mineralizados hasta grandes distancias.

 La dispersión por efecto del viento en zonas áridas y semiáridas modifica la interpretación
de los datos.

 La geología es importante debido a factores físicos y estructurales que pueden controlar el


paso de las soluciones mineralizantes.

 El clima participa a través de las precipitaciones atmosféricas, de la vegetación y del suelo,


por medio de dispersión mecánica y química.
 El relieve controla la erosión y el movimiento del agua subterránea.

 Los procesos biológicos, influyen por su capacidad para disolver y para traer a la superficie
los elementos que captan con sus raíces.

La vegetación influye en la dispersión de los productos de meteorización. Crea un ambiente


favorable a la solubilidad en las proximidades de las raíces y disuelve los elementos captados en
el suelo, al caerse las hojas y morirse la planta. Los elementos son removidos por las aguas
circulantes y algunos de ellos son captados por otros vegetales o por co-precipitación del Fe, Mn
y Al en el suelo, principalmente en el horizonte B. También los microorganismos participan en
la dispersión de los metales debido a la capacidad para modificar el pH y Eh del ambiente.