Sie sind auf Seite 1von 5

Reino Fungi: Características,

Clasificación, Reproducción

El reino fungi incluye más de 99000 especies de organismos que no son


plantas ni animales. Son seres vivos multicelulares ecuariotas, absorben
nutrientes de otros organismos y actúan como descomponedores. Algunos
de los más comunes son los hongos, los mohos, las levaduras o las setas.

Pueden vivir en multitud de ecosistemas: aire, tierra, agua o incluso en


plantas o animales. Algunos miden varios centímetros y otros son
microscopicos. Atualmente el reino fungi está compuesto por las familias
zigomycota, ascomycota y basidiomycota y por los hongos imperfectos.

A diferencia de las plantas, los hongos carecen de clorofila, por lo que son
incapaces de obtener nutrientes a través de la fotosíntesis; en cambio,
recurren a otros métodos, como la descomposición de materia orgánica. Por
esto, los miembros del reino fungi desempeñan un papel ecológico
importante, contribuyendo a la formación de suelos fértiles.
Características del reino fungi
Los organismos del reino fungi poseen características tanto del reino
animalia o animal como del reino vegetal o plantae.

Por eso, ha sido necesario ubicarlos en un reino aparte conocido como el


reino fungi. Algunas de las características más significativas de este reino
pueden ser encontradas a continuación.

Son eucariotas

Los hongos son organismos eucariotas o eucariontes. Se les da ese nombre


porque están formados por células eucariotas, las cuáles son más
evolucionadas que las procariotas, ya que poseen un núcleo verdadero.

Comprenden desde diminutos organismos unicelulares, hasta organismos


pluricelulares que tienen células que se especializan en tareas variadas.

Poseen quitina

Las paredes de las células de los hongos son similares a las de las plantas,
pero están hechas de quitina en vez de celulos.

La quitina es una materia blanca del tipo de los hidratos de carbono,


compuesta por la unión de moléculas de azúcar nitrogenado. Es una
sustancia común en la naturaleza, y de ella están hechos también los
caparazones de insectos y crustáceos.

Son heterótrofos

Al igual que los animales, los hongos son heterótrofos porque viven a
expensas de la materia orgánica fabricada por otros organismos para
sustentarse.
En este caso podríamos llamarlos heterótrofos absorbentes: producen
exoenzimas o enzimas externas que les permiten descomponer
exteriormente el alimento, volviéndolo asimilable para luego absorberlos a
través del cuerpo del hongo o talo.

No pueden realizar fotosíntesis

Los hongos no poseen clorofila por lo tanto no pueden hacer fotosíntesis ni


elaborar su propio alimento, a diferencia de las plantas (organismos
autótrofos), que obtienen los nutrientes necesarios a través de la
fotosíntesis.

Los hongos obtienen estos nutrientes por medio de un proceso conocido


como digestión extracelular. Estos organismos secretan enzimas digestivas
y posteriormente absorben las moléculas orgánicas que tales enzimas
descomponen.

Algunos hongos son saprófitos

Algunos hongos se alimentan de materia orgánica muerta, lo que hace de


ellos organismos saprófitos.

La palabra saprófito viene de la unión de dos términos griegos; “sapros” que


significa “podrido o descompuesto” y “fitos” que significa “planta”.

De acuerdo con esto, podemos decir que la definición correcta es: organismo
que se alimenta a partir de sustancia en estado de descomposición.

Algunos tipos de hongos saprófitos son:

-Los hongos que crecen y se reproducen en los pastizales: lo hacen


fundamentalmente sobre la capa superficial del suelo, descomponiendo y
alimentándose de la materia orgánica surgida de restos de raíces y tallos.
-Los hongos que se desarrollan sobre restos de madera: entre los hongos
saprófitos, hay especies que son capaces de habitar en maderas de
diferentes especies de árboles.

-Los hongos que crecen sobre materia orgánica carbonizada después de un


incendio forestal: también lo pueden hacer en los restos de las hogueras que
se producen en los montes como consecuencia de actividades recreativas.
Estos hongos pertenecen a la especie pirófila.

Son descomponedores

Los organismos que pertenecen al reino fungi son los mejores recicladores,
juegan un papel muy importante dentro de su medio ambiente, ya que al ser
organismos descomponedores pueden transformar materia muerta.

De este modo regresan al medio ambiente sustancias asimilables por otros


seres vivos, ayudando al flujo de nutrientes y energía a través de los
ecosistemas naturales.

Algunos hongos son parásitos

Los hongos parásitos son los que crecen y viven sobre tejidos vivos, sin
importar su origen.

Gracias a la relación nutritiva con su hospedante, los hongos parásitos


pueden ser biotróficos, si obtienen su alimento directamente de células vivas,
o necrotróficos, si en primera instancia arruinan la célula parasitada y
posteriormente absorben los nutrientes de ella.

Los hongos parásitos, con frecuencia, causan daño sobre el hospedante.


Cuando esto sucede reciben el hombre de patógenos. Algunos patógenos
incluso pueden llegar a matar al organismo hospedante.
Entre los hongos, en general, existen numerosos casos de parasitismo. Se
puede decir que todos los seres vivos pueden ser víctimas de hongos que se
desarrollan sobre ellos en uno o más de sus tejidos.

Hábitat

Los organismos del reino fungi pueden ocupar ecosistemas oscuros porque
no dependen de la luz para vivir, aunque está comprobado que la luz funciona
como un agente externo que ayuda a regular su desarrollo y
comportamiento.

Pueden crecer en cualquier medio, ya que poseen una capacidad asombrosa


de adaptarse y desarrollarse sobre cualquier superficie, tanto en agua como
en tierra.

Por otro lado, pueden sobrevivir sobre cemento, parafina y petróleo, y


subsistir como parásitos de otras especies.

Los hongos se pueden hallar por todo el planeta, en todos los medios, aunque
proliferan con más frecuencia en ambientes húmedos. Los hongos también
pueden colonizar tejidos vegetales, animales y humanos.