Sie sind auf Seite 1von 9

FIEBRE AMARILLA

La fiebre amarilla es una infección viral que


transmite un tipo particular de mosquito. La
infección es más frecuente en zonas de África y
Sudamérica, y afecta a los viajeros y residentes de
dichas zonas. No hay tratamiento específico para
la fiebre amarilla. Pero vacunarte contra la fiebre
amarilla antes de viajar a una zona donde existe el
virus te puede proteger de la enfermedad.

Síntomas
Durante los primeros tres a seis días después de contraer la fiebre amarilla, que
es el período de incubación, no tendrás ningún signo o síntoma. Después de este
período la infección entra en una fase aguda y luego, en algunos casos, en una
fase tóxica que puede ser potencialmente mortal.

Fase aguda
Una vez que la infección entra en la fase aguda, puedes notar los siguientes
signos y síntomas:
 Fiebre
 Dolor de cabeza
 Dolores musculares, en particular en tu espalda y rodillas
 Sensibilidad a la luz
 Náuseas, vómitos o ambos
 Pérdida de apetito
 Mareos
 Ojos, cara o lengua rojos
Generalmente estos signos y síntomas mejoran y desaparecen en varios días.

Fase tóxica
Aunque los signos y síntomas pueden desaparecer por uno o dos días después
de la fase aguda, algunas personas con fiebre amarilla aguda entran luego en
una fase tóxica. Durante la fase tóxica, los signos y síntomas regresan y
aparecen otros mucho más graves y potencialmente mortales. Estos pueden ser:
 Pigmentación amarilla de la piel y la parte blanca del ojo (ictericia)
 Dolor abdominal y vómitos, a veces de sangre
 Menor cantidad de orina
DENGUE

El dengue es una enfermedad vírica


que se transmite a través de un
mosquito. Este virus es muy común
en las áreas cálidas y húmedas del
mundo.

Causas
El virus del dengue se propaga por mosquitos hembra, principalmente de la
especie Aedes aegypti y en menor medida A. albopictus. Además, estos mosquitos
también transmiten la fiebre chikungunya, la fiebre amarilla y la infección por el virus
de Zika.

Síntomas
Los síntomas del dengue se inician después de un período de incubación que puede
variar de cinco a ocho días tras la picadura y las personas suelen presentar:

 Fiebre alta.
 Náuseas y vómitos.
 Erupción en la piel.
 Sangre en las encías y en la nariz.
 Debilidad general.
 Dolor muscular y articular.
 Tos.
 Dolor de garganta.

Prevención
Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirman que la única manera para
controlar o prevenir la transmisión del virus del dengue consiste en luchar contra los
mosquitos vectores:
CHIKUNGUNYA

La fiebre chikungunya (CHIK) es una


enfermedad vírica transmitida por
la picadura de mosquitos hembra
infectados, Aedes aegypti y Aedes
albopictus, por un virus ARN del
género alfavirus, familia Togaviriade.
Estos mosquitos suelen picar durante
todo el día, aunque son más activos al
principio de la mañana y al final de la tarde, tanto en interior como en exterior.
“Chikungunya” quiere decir doblarse o retorcerse en idioma Kimakonde, en alusión al
aspecto encorvado que adquieren los pacientes debido a los intensos dolores
articulares característicos de la enfermedad.

Causas
La enfermedad se transmite por la picadura de los mosquitos hembra
infectados Aede aegypti y Aedes albopictus (mosquito tigre). Son mosquitos
hematófogos diurnos y permanecen infectantes hasta su muerte. Según la AMSE,
existe la posibilidad de transmisión vertical de madre a hijo, aunque en la mayoría de
infecciones de CHIK que tienen lugar durante el embarazo no se produce la
trasmisión del virus al feto.

Síntomas
La Organización Mundial de la Salud (OMS) detalla que la mayoría de los infectados
por el virus Chikungunya suelen presentar una aparición súbita de
fiebre acompañada de intensos dolores articulares entre cuatro y ocho días después
de que se produzca la picadura. Otros síntomas frecuentes en los afectados
son dolores musculares, dolores de cabeza, náuseas, cansancio y erupciones
cutáneas. “La mayoría de los pacientes se recuperan completamente, pero en
algunos casos los dolores articulares pueden durar varios meses, o incluso años”,
apunta la OMS.

Prevención
Uno de los factores de riesgo más importantes a la hora de contraer la enfermedad
es la proximidad de las viviendas a los lugares de cría de los mosquitos vectores.
Para prevenir la chikungunya y otras enfermedades trasmitidas por la picadura de los
mosquitos Aede aegypti y Aedes albopictu la OMS insiste en la necesidad de
movilizar a las comunidades afectadas para reducir el número de depósitos de agua
natural y artificial que puedan servir a los mosquitos de criadero.
ZIKA

El virus de Zika, también denominado


Zikv, es un virus que se descubrió por
primera vez en el año 1974 en Uganda, en
el bosque Zika (de ahí su nombre) y que
se dio a conocer en 2007 cuando se
produjo un brote del vir us en un grupo de
islas ubicadas en el norte de Australia y en
2013, cuando el virus llegó a la Polinesia
Francesa.
El virus provoca una infección que se transmite por la picadura de los
mosquitos infectados del género Aedes.

Estudios genéticos han demostrado dos linajes principales de este virus, el africano
y el asiático. Desde que fuera descubierto, estudios epidemiológicos, serológicos y
entomológicos han confirmado la circulación de este virus por varios países de África,
como Sierra Leona, Camerún o Senegal, y de Asia, como Paquistán, Filipinas o
Malasia. Desde 2014 se han comunicado a la Organización Mundial de la Salud
varios casos de infección dispersos por todo el mundo: este mismo año Perú
comunicó uno en la Isla de Pascua, Brasil otro en 2015 y, hasta la fecha, la
organización ha sido informada de varios casos en regiones de las dos Américas.

Causas
El contagio se produce a través de la picadura del mosquito Aedes
aegypti,responsable de la transmisión de otras enfermedades que aparecen en zonas
templadas como el dengue, el Chikungunya o la fiebre amarilla.

No obstante, la peculiaridad de este virus es que no sólo se transmite por la picadura


de un insecto y se ha comprobado que el virus de Zika también se puede transmitir a
través de la sangre, por contacto sexual, debido a que el virus de Zika permanece en
el esperma durante más tiempo.

Del mismo modo, se recomienda prestar especial atención a las transfusiones de


sangre ya que, al ser el mecanismo de transmisión de la enfermedad, se puede
contagiar si el donante está infectado.
La transmisión maternofetal aún está en estudio. La posibilidad de propagación por
esta vía es posible, pero las consecuencias para el feto y la frecuencia con la que
este contagio se produce siguen estudiándose.
ANEMIA

La anemia es una afección por la cual la


cifra de hemoglobina está disminuida en
los glóbulos rojos. Estos glóbulos son
los que se encargan de suministrar el
oxígeno a los tejidos. Esta hemoglobina
es la prot eína rica en hierro que le da a
la sangre el color rojo y al mismo tiempo
permite a los glóbulos rojos transportar el oxígeno de los pulmones al resto del
cuerpo.

Causas
Existen tres causas principales de la anemia:
 Pérdida de sangre (hemorragia).
 Falta de producción de glóbulos rojos.
 Mayor velocidad de destrucción de los glóbulos rojos.
Estas causas pueden ser consecuencia de varias enfermedades, problemas de salud
o factores de otro tipo: en el caso de la pérdida de sangre, puede estar causada
también por la disminución de las plaquetas o de algún factor de coagulación; la falta
de producción de glóbulos rojos puede venir motivada por una enfermedad crónica o
renal y, en el caso de la destrucción rápida de estos glóbulos, la causa puede ser,
entre otras, una esferocitosis hereditaria, enfermedad en la cual los glóbulos rojos son
demasiado frágiles debido a un problema genético en una proteína de su estructura.
Aunque los glóbulos rojos se producen en varias partes del cuerpo, la mayor parte de
su producción la lleva a cabo la medula ósea, tejido blanco que se encuentra en el
centro de algunos huesos y que genera las células sanguíneas.

Los glóbulos rojos que se consideran sanos duran entre 90 y 120 días, periodo
después del cual algunas partes del cuerpo se encargan de eliminar las células
sanguíneas. La eritropoyetina es la hormona producida en los riñones que se encarga
de dar la señal a la medula ósea para que produzca más glóbulos rojos.
El cuerpo necesita vitaminas, minerales y nutrientes como el hierro, la vitamina B12
o el ácido fólico para producir glóbulos rojos. La falta de ellos viene motivada
por cambios en el estómago o los intestinos en el proceso de absorción de los
nutrientes (celiaquía, por ejemplo), alimentación insuficiente, pérdida lenta de sangre
o una cirugía en la que se extirpe parte del estómago o los intestinos.

Las posibles causas de anemia también pueden ser:


 Determinados medicamentos: En algunos casos, un medicamento puede hacer que
el sistema inmunitario crea erróneamente que los glóbulos rojos son agentes extraños
y peligrosos.
GRIPE

La gripe es una enfermedad


infecciosa del aparato respiratorio
producid a por el virus de la
influenza. Si algo caracteriza a este
microorganismo es su capacidad
de contagio. El virus pasa con
mucha facilidad de una persona a
otra a través de las gotitas de saliva
que se expulsan al hablar, toser o
estornudar. El contacto con manos
u objetos contaminados también supone una vía de infección.

Todos los años se producen epidemias de enfermedades respiratorias en nuestro


país causadas por la gripe durante el final del otoño o el comienzo del invierno. A
pesar de que muchos virus respiratorios pueden causar síntomas de gripe, los virus
A y B de la gripe suelen ser responsables de las epidemias hacia el final del otoño o
el invierno. En el hemisferio norte, la gripe aparece todos los años entre los meses de
noviembre y abril, siendo más agresivo de diciembre a marzo. En cambio, en el sur,
el virus aparece en el periodo de mayo a octubre.

Según la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica


(Seimc), la proporción de personas afectadas durante las epidemias anuales oscila
entre el 5 y el 15 por ciento en la población general y es superior al 50 por ciento en
grupos de población cerrados, como los asilos.

Causas
La causa de la gripe es el virus de la influenza. Tal y como explican desde Seimc, la
transmisión se produce principalmente a través de gotitas de saliva que se forman al
hablar, toser o estornudar por la persona enferma y que pueden alcanzar a una
persona sin gripe pero capaz de padecerla.
El virus también se puede transmitir por contacto con las superficies contaminadas
por esas gotas y a través de las manos.

Síntomas
El cuadro clínico inicial de la gripe suele comenzar de forma brusca con fiebre y
escalofríos que aparecen junto con dolor de cabeza, molestias de garganta, malestar
general, dolores musculares y tos seca. Con la fiebre los síntomas respiratorios se
hacen visibles: congestión nasal, enrojecimiento e inflamación en la garganta. La
fiebre y los dolores musculares suelen durar de 3 a 5 días y la congestión y la falta de
energía puede prolongarse hasta dos semanas.
TUBERCULOSIS

La tuberculosis es una infección persistente


causada por el Mycobacterium tuberculosis,
que afecta a diversos órganos,
pero particularmente los pulmones.
Un feto puede contraer tuberculosis a través de
su madre a ntes de nacer, al respirar o tragar
líquido amniótico infectado antes o durante su
nacimiento, o después de nacer, al respirar aire
con microgotas infectadas. Alrededor de la
mitad de los hijos de madres afectadas de tuberculosis activa desarrolla la
enfermedad durante el primer año de vida si no reciben tratamiento con antibióticos
o si no se les vacuna. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en la
actualidad el 30 por ciento de la población mundial tiene tuberculosis latente; además,
de ese porcentaje se calcula que el 10 por ciento desarrollará una tuberculosis activa.

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que alcanzó su máximo apogeo en


el siglo pasado durante la Revolución Industrial, debido al desplazamiento de la gente
a las ciudades, donde vivía hacinada y en penosas condiciones higiénicas. El
responsable de esta infección es el ‘Mycobacterium tuberculosis’ que, en honor a su
descubridor, Roberto Koch, recibe el nombre de bacilo de Koch.

Causas
Entre los humanos se transmite a través del aire, por minúsculas gotas que contienen
los bacilos y que las personas infectadas sin tratamientos, o que se encuentran en
los primeros días de incubación, eliminan al toser, estornudar o hablar. La
transmisión por vía alimentaria no es frecuente, aunque la leche no pasteurizada
puede ser fuente de contagio en los países en los que la tuberculosis es muy
frecuente.

Síntomas
Los síntomas más frecuentes son:

 Cansancio intenso.

 Malestar general.

 Sudoración abundante, especialmente al caer el día.

 Pérdida de peso.

 Sangre en los esputos.

 Tos seca, persistente.

 Temperatura corporal que oscila entre los 37 y 37,5 grados.


No obstante, en ocasiones no aparece ningún síntoma.
harán que la curación sea más complicada.

MALARIA

El paludismo o malaria es una enfermedad provocada


por el parásito Plasmodium, un parásito unicelular,
que se transmite a través de la picadura de
mosquitos infectados hembra del género Anopheles.

Tal y como indican desde la Sociedad Española de


Enfermedades Infecciosas y Microbiología
Clínica (Seimc), en el organismo humano, los parásitos
se multiplican en el hígado y después infectan los
glóbulos rojos. “Si no se trata, el paludismo puede poner en peligro la vida del paciente
en poco tiempo, pues altera el aporte de sangre a órganos vitales, y genera un estado
tóxico generalizado. En muchas zonas del mundo los parásitos se han vuelto
resistentes a varios antipalúdicos.
Esta infección es una de las enfermedades más antiguas. Existen datos que sugieren
su presencia en el hombre prehistórico y ya se describe en papiros egipcios y en los
mitos chinos, donde se define como la acción conjunta de tres demonios. Uno con un
martillo (símbolo de la cefalea), otro con un cubo de agua helada (representativo de
los escalofríos) y otro con un horno ardiente (la fiebre).

Prevalencia
En 2013 la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que en 2013 hubo 198
millones de casos de paludismo en todo el mundo y que unas 584.000 personas
murieron a causa de esta patología, la mayoría de ellas niños menores de cinco años
en África subsahariana. En la actualidad las zonas de riesgo de contraer esta
enfermedad son África, Centroamérica y Sudamérica, así como en algunas partes
del Caribe, en Asia, Europa del Este y el Sur del Pacífico, según indica desde Seimc.

Causas
Es una de las enfermedades infecciosas más frecuentes y uno de los principales
problemas de salud para el viajero. El riesgo de infección varía en función
del itinerario, la duración del viaje, la época del año (época de lluvias o la
temperatura), la inmunidad de la población, la distribución de lugares donde se crían
los mosquitos y la prevalencia de las distintas especies. En el hombre la transmisión
se produce por la picadura de mosquitos infectados del género Anopheles, que pican
principalmente desde el anochecer hasta el amanecer. También se transmite
por transfusiones de sangre o por jeringuillas infectadas. Otra causa, poco probable,
es la transmisión en los aeropuertos o los alrededores. En esos casos, algún
mosquito se puede colar en un avión procedente de una zona endémica y escapar
en una escala donde podría picar en otros países.

Síntomas
Los primeros síntomas que presenta una persona infectada no se distinguen de una
enfermedad viral leve: fiebre leve e intermitente, dolor de cabeza, dolor
muscular, escalofríos, vómitos y síntomas gripales. En caso de que los síntomas no
se traten, la enfermedad puede evolucionar y provocar complicaciones graves y, en
algunas ocasiones, la muerte. Las manifestaciones de la enfermedad aparecen
transcurridos siete días de la picadura del mosquito (lo habitual es que aparezcan
entre el día 10 y el 15).
EL COLERA

Es una enfermedad infecciosa aguda, provocada por


la bacteria 'Vibrio Cholerae'. Se caracteriza por
desarrollar de forma muy brusca una diarrea muy
importante y vómitos ocasionales. Estas
características hacen qu e en principio sea difícil
distinguirla de otro motivo de diarrea. Aunque en
general el cuadro clínico es leve, puede suceder que
la deshidratación sea extrema, lo que puede provocar la muerte. La enfermedad
requiere cuarentena y es de declaración obligatoria nacional e internacionalmente.

Causas
La forma más habitual de contagio es por beber agua o comer alimentos
contaminados por heces humanas. No se suele transmitir de persona a persona. Los
brotes más importantes suelen estar provocados por fuentes de agua contaminada
por residuos fecales. El Vibrio cholerae forma parte de la flora normal de aguas
saladas, desembocadura de los ríos, bahías con salinidad moderada y estuarios,
donde se asocia a menudo con algas, plancton, conchas, caparazones, crustáceos,
moluscos y otros seres vivos para sobrevivir. Suele aparecer en zonas de Asia,
Oriente Medio, África y América Latina. En estas áreas, los brotes de enfermedad se
dan durante los meses de calor y la mayor incidencia es entre los niños. En otras
zonas, las epidemias pueden ocurrir en cualquier época del año y la enfermedad
puede afectar a cualquier edad.

También habita en aguas de interior. Prolifera en verano cuando la temperatura del


agua supera los 20 grados centígrados. La bacteria sobrevive en la superficie de
todos los alimentos durante cinco días a temperatura ambiente y hasta diez días si la
temperatura se mantiene entre 5 y 10 grados. Sobrevive a la congelación, aunque es
más difícil la proliferación, lo que puede impedir que se alcance la cantidad
de microorganismos capaces de provocar la infección en el individuo. Es sensible a
la desecación y a la acidez. Se ha descrito una relación entre el grupo sanguíneo y la
sensibilidad al cólera. No se sabe por qué, pero las personas con grupo sanguíneo 0
tienen más riesgo que las del grupo A o B.