Sie sind auf Seite 1von 18

Cómo los medios de comunicación escritos presentan la eutanasia en Colombia

Elizabeth Aguirre Galeano

INTRODUCCIÓN

La eutanasia es uno de los principales dilemas éticos del final de la vida ya que la
historia de la humanidad se ha caracterizado biológicamente en nacer y morir, y
gran parte de esos dilemas podrían ser producto de decisiones políticas de una
sociedad y, en donde discrepan las partes, es en la aceptación o el rechazo de las
mismas.
En la historia del hombre, desde tiempos inmemorables tocaban el tema de
eutanasia; tal es el caso de Platón, filósofo griego quien escribió: "Establecerán en
el Estado una disciplina y una jurisprudencia que se limite a cuidar de los
ciudadanos de cuerpo y alma; se dejará morir a quienes no sean sanos de
cuerpo". Por su parte Aristóteles, consideraba que la eutanasia era aceptable
cuando tuviera un fin político útil.(1).
En sentido opuesto, hipócrates con su famoso juramento y sus principios basados
en la beneficencia, no maleficencia; para el Doctor Tiberio Álvarez Bajo esta
mirada era irrelevante el concepto del paciente y la familia pues el dueño del saber
y de la moral era el médico. Además la enfermedad, para muchos, era mirada
como castigo. Se predicaba la santidad de la vida, el paternalismo, la mentira
piadosa, la decisión por el otro y se practicaba el encarnizamiento terapéutico. No
se tenía la dimensión de aliviar el dolor y el sufrimiento cercano a la muerte.(2).
Por otra parte, algunos países del mundo como Irlanda es ilegal que una persona
contribuya a la muerte de alguien; otro ejemplo es Israel , éste prohíbe terminar
activamente con la vida de otro. Del mismo modo la ley judía prohíbe la eutanasia
y el suicidio asistido. En países como Luxemburgo, Bélgica, Suiza,y Holanda es
legal la eutanasia, en Estados Unidos sólo en cinco estados es permitido el
suicidio asistido (Oregon, Washington, Montana, Nuevo México y Vermont), en
España la eutanasia está prohibida, pero está permitida la muerte digna en
Navarra, Aragón y Andalucía. En alemania, Italia, Francia, Noruega, Dinamarca,
Austria, Suecia, Hungría y República checa también habilitan esta práctica, pero
está prohibida la eutanasia.(3)

Según la RAE, la eutanasia se define como Intervención deliberada para poner


fin a la vida de un paciente sin perspectiva de cura o muerte sin sufrimiento
físico.(4) Según el pequeño diccionario médico etimológico la palabra eutanasia
formada por “eu y thanatos” (griego) significa muerte natural suave, indolora, sin
agonía; y como segundo significado: muerte criminal provocada sin sufrimiento por
medio de agentes adecuados(5) y en otros términos se puede decir que la
eutanasia significa básicamente la provocación de la muerte, efectuada por un
tercero, de un paciente portador de una enfermedad seguramente mortal, a su
requerimiento y en su propio beneficio.
La eutanasia es clasificada de dos formas: La activa que es la eutanasia que
mediante una opción positiva provoca la muerte de una persona y la pasiva es la
eutanasia por dejar morir intencionadamente al paciente por omisión de cuidados,
o tratamientos que son necesarios.(6)
En Colombia la eutanasia empezó a dar revuelo por la Sentencia C-239/97 M.P.
Carlos Gaviria emitida hace ya 20 años, está regulada por dos artículos, el primero
de ellos es el 106 de la ley 906 de 2004, el cual reemplaza el anterior Código
Penal, en su artículo 326, que en su contenido prohíbe y sanciona con prisión la
eutanasia. Y el segundo el de asistencia al suicidio, contenido en el artículo 107
del actual Código Penal, (7) y es aprobada cuando la persona que pide y le pide a
un sujeto calificado, en este caso un médico que apresure el momento de
muerte tiene que ser una persona que tenga salud mental; se debe establecer si
esa persona esta apta, si basta un dictamen médico, psiquiátrico o una junta de
médicos, en segundo lugar la persona que padezca una enfermedad terminal
proporcionando sufrimiento. (8)

El primer caso, en la cual se practicó la eutanasia en Colombia, es el de Don


Ovidio, el papá del reconocido caricaturista Matador, fue el primer colombiano en
acceder legalmente a la eutanasia en el país, según la reglamentación expedida
por el Ministerio de Salud acorde con las orientaciones emitidas por la Corte
Constitucional. Don Ovidio tomó una decisión en el marco de una situación
extrema: morir en medio de una enfermedad tormentosa o morir dignamente. Su
decisión, por supuesto, no tiene que ser la decisión de todos los pacientes
terminales, la eutanasia no es una obligación, es una opción con la cual deberían
poder contar los ciudadanos de un estado.
Hace 20 años que esa sentencia se produjo y hoy en día todavía genera
discrepancias en lo religioso, cultural, político y personal, podemos divagar por
varias personas involucradas en este tema y sacar a colación alguno de sus
argumentos frente al tema, uno de ellos es el doctor Carlos Gaviria, exmagistrado
que afirma “en un estado pluralista donde hay separación entre el estado y la
religión y no se debe discutir con argumentos de razón privada, así que si a la
persona se le hace el razonamiento que la vida es un don, un tesoro, nadie por
fuera de ella tiene derecho a juzgar si es un bien o es un mal, pero al final
terminan juzgando por el acto que va a cometer, esto es arrebatarle a la persona
su autonomía y en lo que se genera conflicto es que se legisle según las
creencias” y por otra parte la ciencia y la religión se disputan la verdad absoluta
sobre el tema, aún cuando la frontera entre una y otra es difícil de identificar,
considerando que ambas son fases sucesivas de un fenómeno: la existencia
humana.(8) Uno de los filósofos que cita es Pico Della Mirándola con su discurso
sobre la dignidad humana haciendo énfasis en que “el hombre se diferencia de los
demás hombres en que él es el único que puede fijarse un proyecto de vida y
terminar cuando esa vida no tiene sentido seguir viviendo”(9) pero cuando las
personas solicitan que les den término a la vida, que apresuren un proceso de
muerte que es inevitable y que me esta trayendo grandes sufrimientos o grandes
gastos económicos a la familia, estaría ejercitando su autonomía y si se irrespeta,
el daño consistirá en que la obligarán a vivir, que le quiten la vida es el peor
crimen pero que le obliguen a vivir cuando no quiere vivir y especialmente bajo
esas circunstancias es un crimen de igual naturaleza.
De igual forma, el estado está en la obligación de proteger la vida de las personas,
pero no en contra de la voluntad; ante eso los debates que se dan en torno a
temas como el aborto, las drogas, la eutanasia van haciendo mella en la opinión
porque la gente sabe que ya no los puede dejar a un lado con argumentos
emocionales sino que tiene que armarse de buenas razones para defenderlo.
La eutanasia es un tema problemático socialmente, donde diferentes estudios
abordan perspectivas de la persona que decide realizarla y cómo la sociedad está
de acuerdo o no con ello, dejando atrás la experiencia y los sentimientos de las
familias, lo cual es el núcleo que está altamente involucrado en este acto, por lo
tanto este estudio investigara cómo los medios de comunicación
escritos presentan la eutanasia en Colombia
METODOLOGÍA
Esta investigación, es un estudio descriptivo cualitativo en el que se escogió la
técnica de análisis del discurso que es un tipo de investigación analítico de las
ciencias sociales que estudia principalmente el poder social, el dominio y la
desigualdad y se caracteriza por ser reproducido, o plasmado en los textos. Lo
que se pretende es abordar cómo los medios de comunicación
escritos presentan la eutanasia en Colombia, a través de sus relatos noticiosos
así como los discursos que se conforman en torno a dichas representaciones. En
este sentido, el texto busca analizar posiciones discursivas diferentes acerca
de las representaciones sociales, legales, basadas en la religión, experiencias
concretas de las personas, actos institucionales, confrontación suicidio-eutanasia,
la caracterización de los actores involucrados, y el tono del relato. Así, para
estudiar el discurso de un diario determinado, hay que analizar los textos mediante
los cuales este discurso se realiza.

La fuente de información que se consideró para la elección de las noticias de


prensa fue una selección en formato digital del periódico EL TIEMPO, en el cual
se realizó una búsqueda en la hemeroteca del sitio web del diario seleccionando
aquellas noticias que se centraban en los relatos afines acerca de la eutanasia,
de acontecimientos en torno a ello, o que hacían referencia; arrojando así 15
artículos relacionados que se encuentran publicados/emitidos en Colombia en el
periodo de 2006 a 2016. Estos se organizaron por temáticas relacionales y
cronológicamente para que permitieran determinar el tipo de relaciones que se
pueden establecer entre dichos discursos, y con este se espera contribuir de
manera efectiva a la visión que tiene el medio de comunicación escogido frente al
tema de la eutanasia y dar respuesta al objetivo.
Cabe resaltar que a la hora de escoger el diario a manejar no se guió
por orientación ideológica, su carácter gratuito o de pago y su ámbito de
distribución: nacional, autonómico o local del periódico.

El ejercicio de la investigación científica y el uso del conocimiento producido por la


ciencia demandan conductas éticas en el investigador por ende lo que se hará es
reconocer la subjetividad de los sujetos las ideologías, las identidades y los
juicios para hacer la presentación y divulgación de los resultados e
interpretaciones del estudio.(10) Así que es relevante mencionar que el trabajo
tiene como criterio ético fundamental el respeto por la propiedad intelectual y los
derechos de autor debido a que son fuentes secundarias ya que no acude a seres
humanos en los datos por lo tanto no se ponen en riesgo de ningún tipo.

RESULTADOS

Al interpretar los artículos seleccionados mediante el discurso se evidencio que el


diario el TIEMPO en sus artículos analizan con mayor o menor cuidado las
causas del conflicto, siendo estas religiosas, institucionales y morales,
caracterizan a los personajes involucrados como experiencias narrativas,
cuestionan el rol de gobierno y el rol del Estado frente al tema o simplemente
relatan las noticias de una forma sencilla. Conforme a esto se categorizan 4 vías
libres que tiene el medio de comunicación escogido frente al tema de la eutanasia
( legales o actos institucionales, basadas en la religión o moral, experiencias
concretas de las personas, y acto médico.)

Por las experiencias concretas de la personas se encontraron dos artículos


el primero y el más renombrado y conocido relatado por el hijo “matador”
de Ovidio Gonzalez Correa de 81 años que como es sabido fue el primer caso en
Colombia de eutanasia legalmente en julio del 2015, en este caso en particular el
diario presenta una narración de su familiar acerca de los últimos momentos de la
vida de su padre haciendo relevante 3 cosas: la primera, que“La eutanasia es un
acto de amor. Es el fin del dolor” ya que según él, que vivió tan de cerca todo ese
paradigma, pudo comprender mejor la situación que no comprendería de la misma
manera alguien que simplemente cree que el único que puede quitar la vida es
Dios o que lo toma como un negocio. La segunda, fue que aseguró que Colombia
es un estado laico, donde todavía es tabú el hecho de que alguien quiera terminar
con su vida de manera voluntaria. “Desde que pasó lo de mi papá, ya no me
invitan a hablar de caricaturas sino de eutanasia” y la tercera cuando le cancelaron
la cita a su padre “mi padre pensó: “Esto no son cosas del destino, sino de la
negligencia de los funcionarios” y estoy en total acuerdo, hubiera sido más rápido
y fácil por vía clandestina pero después seríamos juzgados peor de como lo
somos ahora. también hace una reflexión y comenta que “Todo el tiempo que
tenemos es finito. En esta sociedad les enseñamos a los niños a temerle a la
muerte, que es malo y triste. Creo que deberíamos hacer un proceso de
culturización, de enseñar que morir es algo normal y que hay que aceptarlo de
manera humana. En nuestro caso, nos ayudó que mi papá tenía un muy buen
sentido del humor y era de pensamiento libre, por lo que nos criaron en un hogar
que tenía un poco de fe y un poco de ateísmo, finalmente señala que el 23 de
enero fue declarado como el Día Nacional de la eutanasia como homenaje a
Ovidio González. (11,12)

tomada de archivo digital el tiempo.


El segundo artículo publicado en el 2014 nos relata dos historias, las cuales nos
indican que la muerte digna no solo se da por enfermedades terminales. La
primera es la historia de una mujer de 65 años que sufrió un accidente de tránsito
el cual le ocasionó un daño cerebral dejándola en un estado vegetativo, su hijo
médico, conoció el dictamen y quería ayudar a terminar eso, según relata: “recibía
alimentación por gastrostomía, respiración mecánica y medicamentos para evitar
la coagulación sanguínea, para controlar las convulsiones, el dolor por la
inflamación cerebral y el edema. “Sabía -dice él- que su cuerpo comenzaría a
sufrir pérdida muscular por la inmovilidad y retracciones en pies y manos, hasta
quedar en posición fetal, en una condición física indigna para ella” después de eso
él asegura que no realizó eutanasia dada su convicción personal y profesional,
sumada al hecho de que no había posibilidad de recuperarse.

La segunda fue un paciente con un mal diagnóstico de cáncer que comenzó por
una sinusitis, pasando por hemorragia nasal y convirtiéndose en cáncer afectando
gran parte de su facie, la única solución que ofrecieron los médicos fue:” cirugía
radical en la cara, que incluía la extracción del ojo, del maxilar superior y parte del
inferior, sin que eso garantiza una cura para su enfermedad.” Para este paciente
sería prácticamente un fin, y decidió morir “dignamente.” (13)

Ahora mirémoslo desde la vía del acto médico, es sabido que desde que
se despenalizó el homicidio por piedad en mayo de 1997 y se plasmó en
la Sentencia T-970 del 4 de marzo del 2015, con ello, se debieron crear comités
especiales que garanticen la posibilidad de terminación de ciclo de vida en
“condiciones dignas” a toda persona que la solicite con la sentencia C-239 de
1997.
Por otra parte se debe mencionar en este punto la objeción de conciencia como
derecho. Se encuentra en el Artículo 18 de la Constitución Política: "Se garantiza
la libertad de conciencia. Nadie será molestado por razón de sus convicciones o
creencias ni compelido a revelarlas ni obligado a actuar contra su conciencia.” En
pocas palabras es un estilo de vida mediante el cual una persona o un
grupo decide voluntariamente hacer una ruptura con las estructuras y por ende, el
respeto por la vida, (14). Es sabido que gran cantidad de controversia ha
generado este fallo, en especial en los médicos que son los directos implicados
ya que uno de los requisitos para que se pueda realizar este procedimiento es que
tiene que ser ejecutado por un profesional, en este caso el médico.

En un artículo publicado el 19 de abril de 2015 un cirujano intensivista opina que la


sentencia no es justa ya que no le permite a los profesionales que puedan decidir
frente a pacientes en estado vegetativo y que la decisión final no está en los
pacientes ni de sus familiares. En ese mismo artículo otro profesional de la
organización de médicos azules dice “Matar no es un acto médico terapéutico” y
con esto hace referencia a que si el Estado quiere la eutanasia, no hay ninguna
razón constitucional para impedir que sean los familiares de los enfermos los que
la ejecuten. Son ellos y no los médicos los que deben responder ante la sociedad
y su conciencia. No los médicos” y con esta afirmación da a entender que los
médicos no deben tener miedo a represalias (15)

En el artículo titulado El limbo sin fin de la eutanasia en el país, el presidente


de la Academia Nacional de Medicina se refirió al derecho fundamental de morir
dignamente afirmando que el derecho a la vida es incuestionable por lo cual
genera la posibilidad de que la misma persona consciente y voluntariamente
decida sobre sí misma pero a su vez fue partidario de que no se reglamente en
Colombia con una sencilla explicación “ es preferible dejar el asunto en manos de
los médicos y sus pacientes, como una cuestión de estricto secreto profesional”
(16)

El caso más conocido es el médico Gustavo Quintana, también denominado (


doctor muerte) que es médico de la Universidad Nacional y, según él, realiza la
eutanasia facultado en la jurisprudencia de la Corte Constitucional de 1997,
ha practicado cerca de 200 eutanasias en Colombia por solicitud de pacientes en
estado terminal. (15) Él, que es fiel defensor del derecho a la eutanasia siempre
ha afirmado varias cosas: la primera que “no le ve lógica en prolongar una vida sin
importar su calidad” y la segunda que “hay veces en que la medicina simplemente
alarga la vida, pero no devuelve la salud.” (17)
Sin embargo el último artículo señala la directora ejecutiva de la Fundación Pro
Derecho a Morir Dignamente comenta “que los médicos no lo hacen por miedo a
ser demandados por falta de reglamentación. y Le dicen a los pacientes que
como la eutanasia no está reglamentada, no se comprometen a practicarla. Que
no esté reglamentada la muerte digna lleva a que el médico corra el riesgo de que
lo demanden y más adelante tenga que demostrarle a un juez que el paciente
cumplía todos los requisitos para acceder a la eutanasia.”(18)
conclusiones

En colombia, la manera como presenta el diario el TIEMPO la eutanasia es


conflictivo en todos los sentidos

1. La muerte digna no solo es enfermedad terminal sino puede ser un


accidente o una mutilación indigna.
2. unos categorizan la eutanasia como un acto de amor y otros como algo
perverso
3. Unos médicos no realizan la eutanasia por miedo a ser demandados por
falta de reglamentación, otros opinan que con tanto conflicto debería ser
cuestión de secreto profesional y finalmente otros piensan que la sentencia
no es justa ya que no le permite a los profesionales que puedan decidir
frente a pacientes en estado vegetativo.

nombre del asunto 1 bibliografia


articulo
Cuatro polémicos La Corte también le dio al Congreso en http://www.eltiempo.c
fallos que la Corte 1997 un plazo para legislar frente a la om/justicia/cortes/dec
le deja al eutanasia. Pero pasaron 18 años y el isiones-que-la-corte-
Congreso Legislativo omitió esa responsabilidad, constitucional-le-dejo-
por lo que en el 2015 la misma Corte al-congreso-29735
Constitucional volvió a decidir sobre la
materia y en esa ocasión le dio 30 días
al Ministerio de Salud para que
regulara el derecho de los pacientes
terminales a una la muerte digna.

En Circasia, *El 23 de enero fue declarado como el http://www.eltiempo.c


Quindío, crearon el Día Nacional de la eutanasia según om/colombia/otras-
Día de la contó Julio Cesar Gonzales, el ciudades/dia-de-la-
Eutanasia conocido caricaturista ‘Matador eutanasia-en-quindio-
* La eutanasia todavía sigue siendo 45665
tabú, muchas personas que han
accedido a la eutanasia no lo han
hecho público pero por temor a ser
señalados por la iglesia, esto es poner
la cara y celebrar que se puede morir
con dignidad en un país donde lo
matan a uno por un celular”.
* estamos en una sociedad donde no
nos enseñan a morir, nos enseñan a
medio vivir pero no a tomar la muerte
como algo natural, yo creo que la
eutanasia es un derecho fundamental
para aquellas personas que teniendo
una enfermedad terminal no quieran ir
hasta el final

Nueva EPS tiene a * Entre las enfermedades más http://www.eltiempo.c


724 pacientes con comunes que llevan a las personas a om/colombia/otras-
cuidados paliativos acudir a esta alternativa están las ciudades/programa-
en Caldas etapas terminales de algunos casos de de-cuidado-paliativo-
cáncer, la esclerosis lateral amitriófica de-nueva-eps-en-
(ELA), que produce parálisis caldas-49099
musculares, y la enfermedad pulmonar
obstructiva crónica (Epoc).
* evitar el sufrimiento a aquellos
pacientes con diagnósticos que ya
no tienen cura.

Demencia y * El testamento vital es un documento http://www.eltiempo.c


eutanasia que contiene la voluntad de alguien om/opinion/columnist
¿Podemos con respecto al sostenimiento de su as/gustavo-
siquiera pensar en existencia mediante procedimientos estrada/demencia-y-
desprendernos de artificiales eutanasia-gustavo-
nuestra * eutanasia, en los casos de demencia estrada-columnista-
consciencia? Por severa Alzheimer y la demencia de el-tiempo-53421
supuesto que no cuerpos de Lewy. Sus pacientes,
holanda algunos con problemas físicos
tolerables pero con estados mentales
lastimosos
* Por desgracia, cuando la demencia
se apodera de nosotros, la consciencia
da un paso al costado y el sentido de
identidad desaparece. Por ello se
vuelve imperativo que nuestro ‘yo’
tome decisiones sobre su propia vida
en los casos de enfermedades
incapacitantes y dramáticas, cuando
todavía la consciencia está presente y
actuante.

Joven de 17 * permiten la eutanasia para personas http://www.eltiempo.c


años, primero en de todas las edades, explicó este om/mundo/europa/eut
acceder al derecho sábado el jefe del comité nacional para anasia-de-joven-en-
a eutanasia en la eutanasia. belgica-29734
Bélgica * Bélgica es el único país del
mundo que permite la eutanasia a
personas de todas las edades. En la
vecina Holanda, la práctica es posible
para niños de al menos 12 años.
* Los menores deben estar
conscientes y ser capaces de tomar
decisiones racionales cuando solicitan
la eutanasia asistida. Se debe hacer
consultas a psicólogos o psiquiatras y
los padres del menor deben dar su
permiso
* En Suiza, Alemania, Japón y
Canadá es legal el suicidio asistido
por un médico, donde las personas
toman la medida por ellos mismos.
Vía libre a *Opositores dicen que la norma se ajusta http://www.eltiempo.c
eutanasia más a intereses de los familiares y no de om/archivo/document
enciende el debate enfermos. o/CMS-15593475
sobre muerte * El último, en cabeza del senador
digna Armando Benedetti y que también ha
tenido un trámite tortuoso. “Esto no es
ESPECTACULAR fácil, la mayoría de mis colegas están
de acuerdo con el texto, pero les
tienen pánico a los obispos y a los
curas que los descalifican”, dice.
* “Es un paso en firme y en el camino
correcto, pero aún falta consolidar el
mandato de la Corte Constitucional
que reconoció la muerte digna como
un derecho fundamental que hay que
garantizar”, dijo Juan Mendoza-Vega,
presidente de la Fundación Pro
Derecho a Morir Dignamente y de la
Academia Nacional de Medicina.
* Pedro Mercado, secretario adjunto de
la Conferencia Episcopal de Colombia,
calificó la medida como “un atentado al
valor sagrado de la vida humana que
debe ser custodiado en toda
circunstancia”.
* alejandro ordoñez; El derecho a la
eutanasia aparece como políticamente
correcto, pero es la verdadera herencia
del nazismo.
* Claudia Agámez, expresidenta de la
Asociación Colombiana de Cuidados
Paliativos, considera que la resolución
del Ministerio de Salud es confusa y
que potencia la vulnerabilidad de los
pacientes con enfermedades
avanzadas y terminales
* el cirujano intensivista Androcles
Puche, al que la resolución le parece
coja porque deja por fuera la
posibilidad de que los profesionales
puedan decidir conductas frente a
pacientes en estado vegetativo
prolongado e irreversible y frente a los
cuales no media ni la voluntad de los
pacientes ni de sus familiares.
* Matar no es un acto médico
terapéutico. Si el Estado quiere la
eutanasia, no hay ninguna razón
constitucional para impedir que sean
los familiares de los enfermos los que
la ejecuten. Son ellos y no los médicos
los que deben responder ante la
sociedad y su conciencia. No los
médicos”, enfatiza el medico Jorge
Merchán Price, de la Organización
Médicos Azules.
Niegan eutanasia “no cumple los criterios establecidos http://www.eltiempo.c
a paciente de 58 por la ley para solicitar el derecho a om/archivo/document
años en Medellín morir dignamente. Y se decide negar o/CMS-16501986
dicha petición”.

Los criterios, dispuestos en la


resolución 1216 del Ministerio de
Salud, son claros: La persona que
solicite la eutanasia debe demostrar
que padece una enfermedad con un
carácter progresivo e irreversible, con
pronóstico fatal próximo y que no sea
susceptible de un tratamiento curativo
y de eficacia comprobada.

En Pereira http://www.eltiempo.c
practicaron la om/archivo/document
segunda eutanasia hombre de unos 60 años que tenía un o/CMS-16427715
legal en Colombia
tumor gastrointestinal El segundo caso
se conoció este miércoles, mediante
un comunicado en el que el centro
médico Oncólogos de Occidente
informó que la persona “cumplía con
todos los requisitos”. “Este
procedimiento no tiene ningún costo;
una vez un paciente hace la solicitud,
se crea un comité interdisciplinario que
estudia el caso y da respuesta bajo
todos los lineamientos legales

'Mi papá quería http://www.eltiempo.c


buscar a la muerte om/archivo/document
con la frente en o/CMS-16045995
alto', Matador

Procuraduría vs. * Ordóñez, quien mantuvo su posición http://www.eltiempo.c


Minsalud, en el radical en contra de esa práctica – om/archivo/document
pulso por la como se esperaba–, señaló que esta, o/CMS-16197979
eutanasia en lugar de otorgar derechos, los quita.
“Apoyar la eutanasia de un familiar
puede terminar validando los peores
temores: que es una carga, que su
vida no vale aseguró Ordóñez, y dijo
que quienes la defienden aplican una
“falsa compasión” y un “actuar típico
de los mafiosos
* Agregó que al regular esta práctica
no se está corriendo el peligro de
desechar a las personas, dado que lo
que se está haciendo “es tratar de
decidir entre dos muertes inminentes
(la natural y la asistida) separadas por
días o por semanas”. Esto, para
proteger la dignidad de las personas,
pues en ningún caso se trata de un
suicidio asistido

El limbo sin fin de * Desde que la Corte Constitucional http://www.eltiempo.c


la eutanasia en el despenalizó el homicidio por piedad en om/archivo/document
país mayo de 1997, o/CMS-14808902
* Una de ellas es la del senador
Armando Benedetti. Aun cuando el
Congreso no ha avalado los intentos
por reglamentar la eutanasia,
considera que la sociedad ahora está
más informada que antes sobre este
asunto la mayoría de mis colegas en el
Congreso están de acuerdo con el
texto, pero les tienen pánico a los
obispos y a los curas que los atacan y
descalifican. La oposición, que quede
claro, siempre ha sido religiosa,
aunque a veces esta esgrima
argumentos constitucionales falsos
* el de Pablo Arango, profesor de
bioética de la Universidad de la
Sabana. Sin titubeos se opone a
insistir en un trámite legislativo,
“porque esa –señala– es una forma de
reglamentar el asesinato que, en
esencia, es la eutanasia. Lo que debe
hacerse es educar a la gente para que
se respete la vida como el derecho
supremo que es, y también a los
enfermos, que nunca pierden su
dignidad
* El médico Gustavo Quintana, quien
asegura haber practicado cerca de 200
eutanasias en Colombia y en el
exterior por expresa solicitud de
pacientes en estado terminal, aclara
que esta clase de procedimientos se
llevan a cabo en Colombia desde hace
tiempo, y que aumentaron a partir de la
sentencia de 1997. “Llevar de nuevo la
discusión al Congreso, con miras a
regular esta práctica, pondría en riesgo
el derecho que tienen las personas de
acceder a ella, como hasta ahora, y el
de los médicos a asistirlas. Por esta
vía le impondrían toda clase de
restricciones y reparos”,
* fallo la Corte despenaliza el homicidio
por piedad cuando cumple tres
condiciones: que sea solicitado, de
manera expresa y reiterada, por un
paciente afectado por una enfermedad
incurable en fase terminal; que esta
petición se haga de manera consciente
y autónoma, y que el acto sea llevado
a cabo por un médico. Nada de esto,
sin embargo, puede cambiar, de la
noche a la mañana, el sesgo cultural,
moral y religioso que este tema tiene
en Colombia.
* El sociólogo Fabián Sanabria explica
que desde el comienzo las sociedades
promovieron, de manera natural, la
forma de enfrentarse al sufrimiento de
las personas que no tienen cura. “Se
buscaba la posibilidad de ayudarlas a
descansar, y en ese proceso se
generaba cierto desapego tranquilo,
que les facilitara dejarlas ir”, afirma. Y
agrega que con el advenimiento del
cristianismo esto cambió a partir de la
creencia de que solo Dios puede
disponer de la vida de la gente, “con lo
cual este proceso anterior se ligó al
pecado y empezó a ser visto con
temor, con terror
* Juan Mendoza Vega, presidente de
la Academia Nacional de Medicina,
sostiene que la humanidad, poco a
poco, ha ido evolucionando en
términos de derechos.
“El derecho a la vida digna –explica–
es incuestionable e incluye el derecho
a una muerte digna también. Parte de
eso constituye la posibilidad de que
una persona decida, consciente y
voluntariamente, ponerle término a su
existencia, cuando es el único modo
de evitar un sufrimiento
intolerable”.Como médico, también es
partidario de que no se reglamente la
eutanasia en Colombia, si por esa vía
se retrocede con respecto de la
sentencia de la Corte Constitucional.
“En ese caso sería preferible dejar el
asunto en manos de los médicos y sus
pacientes, como una cuestión de
estricto secreto profesional”,

Médicos en Cabe recordar que mediante la http://www.eltiempo.c


Colombia evaden sentencia C-239 de 1997, la Corte om/archivo/document
la eutanasia por Constitucional despenalizó el homicidio o/CMS-14790282
represalias legales por piedad en Colombia. Sin embargo,
tras cuatro intentos en el Congreso no
ha sido posible reglamentarlo
*el asunto se reduce a un debate
religioso, cuando a su juicio al
Congreso hay que ir con la
Constitución en la mano y no con la
Biblia. “Lo que está pasando hoy es
algo perverso, porque la que está
fregada es la gente de clase baja. A
este tipo de derechos adquiridos solo
tiene acceso la gente de estrato seis,
que está informada y tiene recurso
*La elección de una muerte digna no
se da solo por enfermedades
terminales. Un accidente de tránsito
puso a la familia de Helena Alarcón,
una mujer de 65 años, en esta
encrucijada. Como consecuencia del
daño cerebral severo que sufrió, su
pronóstico fue el de “estado vegetativo
persistente.
*De acuerdo con Benedetti,
reglamentar esta práctica en el país
cambiaría drásticamente las cosas
tanto para los pacientes y sus familias,
como para los médicos: “Muchos de
estos profesionales -asegura el
senador- no asisten a sus pacientes en
estos momentos, pese a que ellos se
los piden, por temor a las represalias
legales

Doscientas *Existe bajo la denominación de http://www.eltiempo.c


personas nos homicidio por piedad. om/archivo/document
consultan al año Porque la Corte *Constitucional, o/CMS-14808904
por este tema mediante en la sentencia C-239 de
1997, despenalizó el homicidio por
piedad. Esto permite que las personas
acudan a ella y los médicos la
practiquen, sin riesgo de ser
criminalizados, siempre y cuando se
dé en condiciones específicas.
*La fundación recibe cada año 200
consultas al año sobre este tema. De
ese total, el 40 por ciento viene porque
no desea que los médicos mantengan
con vida, de forma artificial, a una
persona con un pronóstico irreversible;
en otras palabras, solo buscan limitar
la acción médica. Otro 40 por ciento
busca una orientación sobre los
cuidados paliativos, y alivio del dolor y
también de los síntomas. El 20 por
ciento solicita asesoría sobre
eutanasia, entendida como cuidados
paliativos y sedación terminal.
Finalmente, un 10 por ciento o menos
viene buscando específicamente la
eutanasia como única alternativa.
*Considero que reglamentar el tema
les brindaría a los pacientes terminales
mayor acceso a morir con dignidad por
medio de la eutanasia, pues muchos
médicos se abstienen de asistirlos por
temor a ser demandados o
judicializados.

El erasmista Como defensor de los derechos http://www.eltiempo.c


Carlos Gaviria humanos no tuvo par. Su doble om/archivo/document
formación de jurista y de humanista o/CMS-15612936
quedó registrada en sus sesudas
sentencias, algunas de ellas audaces
y, por eso, muy controvertidas. En
particular, la relacionada con la
descriminalización de la eutanasia
activa dio pábulo –y lo sigue dando– a
la controversia sobre la sacralidad de
la vida versus la autonomía de la
persona para disponer de ella.
*Para Carlos Gaviria, la Sentencia C-
239/97, de la que fue magistrado
ponente, se constituyó en un hecho
histórico, pues se dio un paso
memorable en defensa de la dignidad
y de la libertad humanas. Según su
criterio, la autonomía de la persona es
un principio moral con rango de
derecho fundamental, constitucional.
Por eso apoyó la tesis de que los
enfermos en estado terminal poseen el
derecho legal de escoger entre morir
con dignidad o agonizar
pesarosamente. Siendo razonable tal
decisión, ayudar a morir no puede
configurar un delito, menos aún siendo
el médico quien atiende la última
voluntad del paciente, circunstancia
esta que yo he denominado
‘yatrotanasia benevolente, solicitada y
consentida

http://www.semana.c
om/nacion/articulo/eut
anasia-gustavo-
quintana-el-medico-
que-atendio-a-tito-
livio-caldas/483265

la eutanasia https://news.google.c
om/newspapers?nid=
1706&dat=19770816
&id=LVA0AAAAIBAJ
&sjid=vnwEAAAAIBA
J&pg=5561,3539866
&hl=es

Verwandte Interessen