Sie sind auf Seite 1von 2

FORMACIÓN DE UN ARCOIRIS

Desde tiempos remotos las civilizaciones han apreciado la belleza multicolor de los arcoíris y
en la actualidad muchas religiones lo consideran como símbolo importante. Ante este suceso hay
una explicación científica que será desarrollado mediante el método científico.

1. Observación:

Después de la lluvia o mientras llueve en un día soleado mientras observamos el cielo


divisamos unas luces en forma de arco

2. Hipótesis:

El sol se encuentra por debajo de su punto máximo actuando con el agua (gotas de lluvia)
formando así un espectro variado de colores.

3. Marco teórico:

El primero que intentó explicar racionalmente la aparición del arcoíris fue Aristóteles quien
propuso la idea de que en realidad era una clase de reflexión de la luz solar por las nubes que se
reflejaría en un ángulo fino dando lugar a un cono circular de rayos de arcoíris explicando de
esta manera que la forma circular del arcoíris se trataba de un conjunto de direcciones a lo largo
de las cuales se difunde fuertemente la luz hasta los ojos del observador.

Por otra parte Newton realizó el conocido experimento de doble refracción mediante prismas de
vidrio transparente con caras no paralelas. En una primera etapa, el experimento se realiza con
tan solo un prisma. Un haz de luz blanca que entra a un cuarto oscuro traviesa un trozo de cristal
con caras planas no paralelas y sufre una doble refracción al entrar y salir del mismo. La luz se
recoge con una pantalla. El resultado que se obtiene es un haz que contiene todos los colores
naturales separados: el rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta. Ésto se puede ver en la
figura

como una curva continua.

4. Experimentación:

Para crear un arcoíris en relación al que se forma se necesitó, primeramente, agua, espejo,
tijeras, linterna y encontrarse en un cuarto oscuro.
Posteriormente en la habitación oscura se colocó el vaso de agua sobre una mesa y dentro el
espejo en un ángulo aproximado, con la linterna se dio luz que fue dirigida hacia el espejo dentro
del vaso y finalmente se observó cómo apareció el arcoíris en un ángulo del espejo.

5. Conclusión:

De las definiciones y el experimento realizado, y en relación a la hipótesis considerada como


válida o aceptada, se llegó a la deducción de que si se intenta formar un arcoíris se observa
claramente cuando los rayos de la luz atraviesan el cristal que este caso fue el espejo, la luz se
refracta descomponiéndose en varios colores. Entonces se lo puede relacionar con el mismo
fenómeno producido cuando el sol atraviesa una lluvia lejana: las innumerables gotas de agua
actúan como diminutos prismas y espejos reflejándose en la Parte Posterior de la gota y llegando
hasta nuestros ojos siguiendo el ángulo de refracción desde las muchísimas gotas esparcidas por
el cielo: por eso vemos el arco iris.

Bibliografía
Nussenzveig, M. (s.f.). Teoría del arco iris . Obtenido de www.divulgameteo.es:
http://www.divulgameteo.es/uploads/Teor%C3%ADa-arco-iris.pdf
SLD.CU. (s.f.). Obtenido de http://www.sld.cu:
http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/santiagodecuba/teoria_de_la_luz.pdf