Sie sind auf Seite 1von 6

EL TITULO VALOR EMITIDO INCOMPLETO Y ALTERACIÓN

DEL TÍTULO VALOR

CURSO
DERECHO COMERCIAL II

DOCENTE
BARRANTES PRADO ELITER LEONEL

ALUMNO
LOZANO ROJAS BRANDON ERICK

CICLO
VII
EL TITULO VALOR EMITIDO INCOMPLETO.
ALTERACIÓN DEL TÍTULO VALOR
Titulo valor emitido incompleto
La utilización de títulos valores en las operaciones empresariales es una práctica muy
común, pero muchas empresas desconocen los efectos y la pertinencia de la emisión de
un título valor, así como las reglas que determinan qué clase de título valor se puede
emitir; según la naturaleza de la operación. Las reglas generales aplicables a los títulos
valores, con la finalidad nos dejar en claro su definición, formas de emisión, efectos,
circulación y demás aspectos generales.
Marco legal: Las reglas aplicables a todos los títulos valores se encuentran contenidas en
la Ley. Nº 27287 – Ley de Títulos Valores, sin perjuicio de las reglas especiales que se
puedan fijar en normas legales de carácter específico. Debe tenerse en cuenta que sólo
son considerados como títulos valores aquellos señalados expresamente por ley, es decir,
no cualquier documento tiene la calidad de título valor, sino que dicha condición se aplica
únicamente a los títulos valores previstos por la Ley de Títulos Valores y por otras leyes
especiales.
Definición: el título valor se encuentra contenida en el artículo 1º de la Ley de Títulos
Valores y comprende las características esenciales de todo título valor. La primera de
ellas es la referencia a un valor materializado, entendiendo como tal al derecho de crédito
representado en un documento escrito u otra forma de representación documental.
Cuando la ley se refiere a derechos patrimoniales debemos considerar a los derechos que
consistan en un beneficio que sea apreciable económicamente. No podría ser materia de
un título valor un derecho de carácter no patrimonial, como el derecho a la paternidad o
el derecho a la integridad física.
El segundo elemento que debe presentar todo título valor consiste en las características
formales que señale la ley. Téngase en cuenta que la determinación de los requisitos
formales que debe reunir un título valor es resultado de una opción legislativa, es decir,
los requisitos formales dependen, en gran medida, de la voluntad del legislador.
El tercer elemento que deben presentar los títulos valores es su finalidad circulatoria, es
decir, que los títulos valores deben estar destinados a circular de una a otra persona.
Sobre el principio de literalidad : en materia de títulos valores es la contenida en el
artículo 4º de la ley, que contempla al principio de literalidad. El artículo en cuestión
señala lo siguiente.
“Artículo 4º.- Principio de literalidad 4.1 El texto del documento determina los alcances
y modalidad de los derechos y obligaciones contenidos en el título valor o, en su caso, en
hoja adherida a él. 4.2 El primero que utilice la hoja adherida deberá firmar en modo tal
que comprenda dicha hoja y el documento al que se adhiere. En caso contrario, no
procederá el ejercicio de las acciones derivadas del título valor por quienes hayan
intervenido según la hoja adherida, quedando a salvo sus derechos causales. 4.3 Los
derechos y obligaciones que se establezcan conforme a la ley de la materia con relación
a los valores con representación por anotación en cuenta, bajo responsabilidad del emisor
y en su caso de la Institución de Compensación y Liquidación de Valores, deberán ser
inscritos en los respectivos registros, surtiendo pleno efecto desde su inscripción.
Sobre el importe del título valor: es la suma de dinero que representa del título valor es
un aspecto fundamental de éste, simplica la determinación del derecho del acreedor del
título y de la prestación a cargo del obligado. De esta manera, el artículo señala que el
importe del título valor es un elemento esencial, lo que implica que no podría ejercerse
ningún derecho sobre el título valor si éste no tuviera consignado el importe que
representa. Asimismo, es necesario señalar el signo o moneda. La norma dispone que, en
caso de diferencia entre el importe consignado en números, letras o códigos, se
considerará exigible la suma menor, pero queda a salvo el derecho del acreedor a reclamar
un monto mayor en virtud de la relación causal.
Sobre la identificación de los intervinientes :Toda persona que interviene en la emisión,
aceptación, endoso y demás operaciones sobre un título valor, debe identificarse con su
nombre y documento de identidad, y, cuando el acto lo requiera, su firma. Al respecto, la
Ley establece la posibilidad de utilizar en los títulos valores medios gráficos, mecánicos
o electrónicos de seguridad, adicionales a la firma autógrafa para su emisión, aceptación,
garantía o transferencia. estos medios sólo podrán ser utilizados como mecanismos
adicionales, es decir, no reemplazan a la firma autógrafa, sino que la complementan.
Asimismo, esta norma dispone que, previo acuerdo entre las partes, se pueda reemplazar
la firma autógrafa en el título valor por una firma impresa, digitalizada o consignada en
el título a través de otros medios de seguridad gráfica, mecánica o electrónica, la cual
tendrá los mismos efectos y validez que la firma autógrafa.
Sobre la alteración del título valor y los títulos valores incompletos: La alteración del
título valor implica la modificación de sus estipulaciones y términos. En estos casos, la
norma, dispone que a las personas que intervengan en el título valor después de la
alteración, se les aplicará el contenido alterado, lo cual es razonable pues se asume que
estas personas tuvieron a la vista el texto ya modificado. En cambio, a las personas que
firmaron el título valor con anterioridad a su alteración se les aplicarán las reglas del
contenido original del título. A fin de determinar en qué momento firmó una persona el
título valor, este artículo establece una presunción por la cual se considera que las firmas
han sido puestas antes de la alteración, salvo que se acredite lo contrario. Asimismo, se
debe tener en cuenta que un título valor puede ser emitido en forma incompleta, lo que se
llama comúnmente como título valor “en blanco”. Se trata de un tema sumamente
complejo. La emisión o aceptación de un título valor incompleto significa que el título ha
sido emitido o aceptado sin haberse consignado toda la información necesaria para su
ejecución. En estos casos, adquieren relevancia las estipulaciones y condiciones pactadas
entre las partes en la obligación causal, pues será de conformidad con éstos que se deberá
completar el título valor para exigir su cumplimiento. Como un mecanismo de protección
de los obligados, la norma3 establece el derecho a exigir una copia del título emitido o
aceptado de forma incompleta.
Sobre la responsabilidad solidaria:
El artículo 11º de la ley regula la responsabilidad solidaria de los intervinientes en el
título valor como emisores, giradores, aceptantes, endosantes o garantes. La
responsabilidad solidaria implica que las obligaciones derivadas del título valor pueden
ser exigidas de manera indistinta contra cualquiera o todos los intervinientes, quienes
estarán obligados al cumplimiento total de la obligación contenida en el título. Puede
exceptuarse esta disposición cuando así se hubiera pactado o así lo estableciera la ley. La
norma también le otorga este derecho al obligado que hubiera cumplido con la obligación
contenida en el título valor, quien podrá accionar contra los intervinientes anteriores a él.
En cualquier caso, la ley establece la posibilidad de ejercer de manera conjunta la acción
directa, la acción de regreso y la acción de ulterior regreso.
Sobre los derechos del legítimo tenedor: El legítimo tenedor del título valor es la
persona que lo tiene en su poder en forma válida, ya sea en forma originaria o porque lo
ha adquirido a través de los distintos mecanismos de circulación de los títulos valores.
Siendo así, este tenedor es quien puede ejercer los derechos incorporados en el título
valor, siendo el más común, el derecho de cobro de la suma de dinero representada en el
título valor. Sin embargo, algunos títulos valores, como es el caso del certificado de
depósito y además de representar la obligación de pago de una determinada cantidad de
dinero, incorporan también derechos y obligaciones sobre determinados bienes muebles
o inmuebles. En tales casos, la ley señala que el legítimo tenedor del título, es decir, quien
tenga válidamente los derechos como acreedor del título valor, podrá disponer, gravar o
afectar los bienes representados en él, de acuerdo a las características del respectivo título
valor.
Sobre el mérito ejecutivo y el ejercicio de las acciones cambiarias:
Muchas veces se discute acerca de la conveniencia de contar con un título valor que
respalde la operación comercial que está celebrando una empresa, además de los otros
documentos en los que puede estar plasmada dicha operación, tales como la factura, orden
compra, contrato, guía de remisión, etc. Uno de los elementos que determina la
conveniencia de contar con un título valor es su mérito ejecutivo. Pero, qué es el mérito
ejecutivo que poseen los títulos valores Cuando se requiere cobrar una deuda que el
obligado se niega a pagar, en la mayoría de los casos es necesario recurrir al Poder Judicial
para obtener una sentencia que ordene el pago de la deuda y que permite cobrarla
mediante la afectación de los bienes del obligado.
Causales de contradicción: Ahora bien, el hecho de que los títulos valores tengan mérito
ejecutivo, no implica que no puedan ser cuestionados y que la pretensión de cobro del
derecho incorporado en ellos no pueda ser desvirtuada. Así, la Ley establece cuáles son
las situaciones por las cuales el cobro de un título valor puede ser denegado, y que son
las denominadas causales de contradicción.
Veamos cada una de estas causales
A) El contenido literal del título valor o en los defectos de forma legal de éste. Esta causal
está referida a que el demandado podrá oponerse al pago o cumplimiento del título valor
sobre la base de las disposiciones establecidas en él, por ejemplo, si el título careciera de
alguno de los requisitos esenciales previstos por la ley para cada título. Asimismo, cuando
se menciona a los defectos de forma legal se refiere a los requisitos formales que exige la
ley para que el título tenga carácter de título valor.
b) La falsedad de la firma que se le atribuye
c) La falta de capacidad o representación del propio demandado en el momento que se
firmó el título valor.
d) La falta del protesto, o el protesto defectuoso, o de la formalidad sustitutoria, en los
casos de títulos valores sujetos a ello.
e) Que el título valor incompleto al emitirse haya sido completado en forma contraria a
los acuerdos adoptados, acompañando necesariamente el respectivo documento donde
consten tales acuerdos transgredidos por el demandante.
f) La falta de cumplimiento de algún requisito señalado por la ley para el ejercicio de la
acción cambiaria.

Verwandte Interessen