Sie sind auf Seite 1von 2

ESTIMULACIONES

1.1 Estimulación de pozos


Después de la terminación de un pozo, en un mantenimiento mayor o en el desarrollo de
la vida productiva de los pozos, generalmente se requiere restaurar o mejorar las
condiciones de flujo del intervalo productor o inyector. Para lograr esto existen dos técnicas
principales de estimulación de pozo: la estimulación matricial y el fracturamiento
hidráulico; diferenciados por los gastos y presiones e inyección. La estimulación de pozos
es una de las actividades más importantes en el mantenimiento de la producción de los
pozos petroleros, éstas consisten en la inyección de fluidos de tratamiento a gastos y
presiones por debajo de la presión de fractura, con la finalidad de remover el daño
ocasionado por la invasión de los fluidos a la formación durante las etapas de perforación
y terminación de pozos o por otros factores durante la vida productiva del pozo. Una
estimulación se define como el proceso por el cual se intenta restituir o crear un sistema de
canales en la roca productora en un yacimiento para facilitar el flujo de fluidos de la
formación al pozo. En México las estimulaciones se efectúan en rocas carbonatadas
utilizando ácido clorhídrico (HCl) a diversas concentraciones, también en menor escala son
hechas en areniscas donde se utiliza ácido fluorhídrico (HF), pero actualmente se ha optado
por realizar fracturamientos hidráulicos a consecuencia de los precipitados generados con
estos ácidos. Los procedimientos de la estimulación matricial son caracterizados por gastos
de inyección a presiones por debajo de la presión de fractura, ésto permitirá una
penetración del fluido a la matriz rocosa en forma radial para la remoción del daño en las
inmediaciones del pozo.
Una estimulación se define como el proceso por el cual se intenta restituir o crear un
sistema de canales en la roca productora en un yacimiento para facilitar el flujo de fluidos
de la formación al pozo. En México las estimulaciones se efectúan en rocas carbonatadas
utilizando ácido clorhídrico (HCl) a diversas concentraciones, también en menor escala son
hechas en areniscas donde se utiliza ácido fluorhídrico (HF), pero actualmente se ha optado
por realizar fracturamientos hidráulicos a consecuencia de los precipitados generados con
estos ácidos. Los procedimientos de la estimulación matricial son caracterizados por gastos
de inyección a presiones por debajo de la presión de fractura, ésto permitirá una
penetración del fluido a la matriz rocosa en forma radial para la remoción del daño en las
inmediaciones del pozo. Una estimulación se define como el proceso por el cual se intenta
restituir o crear un sistema de canales en la roca productora en un yacimiento para facilitar
el flujo de fluidos de la formación al pozo. En México las estimulaciones se efectúan en
rocas carbonatadas utilizando ácido clorhídrico (HCl) a diversas concentraciones, también
en menor escala son hechas en areniscas donde se utiliza ácido fluorhídrico (HF), pero
actualmente se ha optado por realizar fracturamientos hidráulicos a consecuencia de los
precipitados generados con estos ácidos. Los procedimientos de la estimulación matricial

4
son caracterizados por gastos de inyección a presiones por debajo de la presión de fractura,
ésto permitirá una penetración del fluido a la matriz rocosa en forma radial para la
remoción del daño en las inmediaciones del pozo.

1.2 Éxito de una estimulación

El éxito de una estimulación matricial depende principalmente de la selección apropiada del


fluido de tratamiento y el procedimiento de selección esto es muy complejo, ya que se
involucran diversos factores que varían ampliamente, entre los más importantes están:

 El tipo de daño.
 Severidad y localización del daño.
 Compatibilidad con el sistema roca fluido de la formación.