Sie sind auf Seite 1von 1

1: Mujer de 30 años trabajo estable con 3 hijos pequeños sufre de una enfermedad no terminal

que le causa dolores que no los calma la medicina y aparte mucha depresión pida la eutanasia.

En este caso como juez constitucional antes de tomar cualquier decisión ,primero se deberá
realizar un test de ponderación ya que en el caso concreto se ven enfrentados derechos
fundamentales ,no solo de la madre que padece la enfermedad no degenerativa y los de sus
hijos , en este sentido como juez de constitucional primero le negaría su solicitud debido a
que si en el caso fuera posible concederle la eutanasia dejaría desprotegidos a sus menores
hijos ,cosa que desde ningún punto de vista constitucional y legal fuere posible conceder y
haciendo el test de ponderación en el ordenamiento jurídico estos prevalecen por encima de
los de ella, y en otro sentido también la negaría porque ya hay unos parámetros establecidos
para las personas que pueden acceder a la eutanasia y pues esta madre se le deberán seguir
llevando a cabo una serie de tratamientos paliativos para mejorar su calidad de vida y no
podrá acceder a esta por no tratarse de una enfermedad terminal y no cumplir con los
requisitos que esta exige.

2: Joven de 24 años sufre depresión y cree que la vida no tiene sentido pide eutanasia ud como
juez como resolvería el caso.

En este caso también se tiene que hacer un test de ponderación en cuanto al derecho a la
vida y al de la libre personalidad ,lo cual queda por sentado que prevalece el derecho a la vida
para nuestro ordenamiento jurídico ,en otro sentido este joven no padece ninguna
enfermedad incurable o terminal que no puedan permitirle desarrollarse en una sociedad ,no
se le ve desde ningún punto de vista menguada su dignidad humana y por lo tanto será
imposible que este acceda a la petición de eutanasia.

En resumen ,ninguna de las dos peticiones serán tomadas en cuenta por falta de requisitos
para acceder a la eutanasia y por qué hecho el test de ponderación prevalecen derechos en
el primer caso de los menores y en el segundo el derecho a la vida .