Sie sind auf Seite 1von 2

Escena: 7-he de prinlinr; pioncer Jobannes Cllienbery, y coral-wer 13111 Gates are Iloatilif;

Orer .Frankfi Feria del Libro. Boit) son como bri, 1) 1 bal / oons goatino orer a Intsy lliarket libros,
poslers, sial & (Ten allihon-cuilovaphs., Gutenberg: (Marveling) ¡Qué circo! ¡Este artículo debe ser
tan precioso como el oro! Puertas: Barato y sucio, en realidad, y quedando obsoleto. Se llama
impresión. Lo inventaste, o eso dice la historia. Gutenberg: La impresión fue uno de mis costados.
Yo era un orfebre de oficio, ya sabes. ¡Qué trabajos tan buenos solía hacer! Atter Las
complejidades de diseñar anillos y collares. ¡El tipo de mueble parecía un juego! Pero era
importante que los Anotadores tuvieran la misma altura y la misma profundidad o la impresión con
tinta sería irregular ... Puertas: (Impaciente con esta tecnología obsoleta) Sí, sí. Recuerdo un
problema similar cuando estaba diseñando la primera versión de Microsoft Basic. Gutenberg:
(Quien está bastante sordo por todos esos años de oro martillado). Quería que los primeros libros
fueran hermosos como los mejores manuscritos que Los monjes solían maquillarse. La Biblia, por
ejemplo, tenía que ref. Lectura de la gloria de Dios o de lo contrario nadie la tomaría en serio. La
idea de la producción en masa vino después. Puertas: ¡Oh! ¡Sé lo que quieres decir! La revolución
de la información. Microsoft tuvo una gran

Gutenberg: ¿Qué es este Microsoft? ¿Un título de una novela? Yo, durante diez años, y la gente
perdió interés en la religión, empezaron a leer novelas y todo tipo de obras devotas de las que se
culpaba a mi invención. Gates: Microsoft es más grande que un libro por un factor de miles de
millones. Es una empresa que hace programas. Un programa es el software y el hardware son
esas pequeñas cajas que ves abajo con sus caras brillantes. Gutenberg: ¡Ah! Pensé que eran
nuevas especies de seres humanos, cabezas sin cuerpo. Veo que a menudo se consultan y los
alfabetos que se les adjuntan a menudo se acarician. Gates: Son mejores que cabezas, en
realidad. Sus circuitos son más lógicos que los circuitos de un cerebro humano. No hay ira. no
sexo Sin sentimientos. Pura computación y memoria. Y la comunicación, por supuesto! Gutenberg:
(educadamente) ¿Y qué se comunican? Gates: Mmm ... Ya sabes, información: estados de cuenta
bancarios, reservas de aerolíneas, cartas de amor. Sin mencionar el Internet, incluyendo negocios,
sexo virtual, lo que quieras, ¡pero listo en segundos! ¿Ves a ese tipo ahí abajo? ¡Está enviando un
comunicado de prensa que en cuatro segundos se imprimirá en Singapur! Gutenberg: (Captando
un concepto familiar) Impreso, Ah. ¿Y en qué tipo de prensa? Gates: No más prensas, Sr. G. Solo
el toque de Iight. No más fugas de tinta negra. Todo es bytes, píxeles y láseres ahora. ¡No se
necesita músculo humano! Gutenberg. (Asombrado) Y esos rostros resplandecientes. ¿Cómo se
les llama? 9 Puertas: pantallas de ordenador.

Gutenberg Puertas Y, sin embargo, contaran lo que parecen ser letras, aunque muy poco
formadas. ¿Cómo han sobrevivido las letras a la revolución de tu computadora? Cartas que dices?
Son sólo una convención humana. Las computadoras no las usan, se hablan a sí mismas en bits,
la unidad de información más pequeña posible, ¡un pulso de electricidad en un instante de tiempo!
Es difícil de explicar, ya sabes. No puedes ver nada sin un microscopio, pero créeme, ¡funciona!
Gutenberg: Disculpe. Me temo que no te entiendo. Puertas: Es fácil. Sólo escucha. Cuando estas
máquinas hacen matemáticas, no es como si usted y yo hiciéramos matemáticas, trabajan en una
base de 16 años en lugar de diez, pero en la segunda parte antes de que aparezcan las respuestas,
las traducen a números basados en diez para nuestra conveniencia. , Letras y números son solo
una interfaz. Gutenberg. ¿Interfaz? Gates: Ese es otro concepto para ti: interfaz. Es como la Iglesia
en tu día, fue una interfaz entre los hombres y Dios. O la página impresa que se convirtió en una
interfaz entre el cerebro de un hombre y la voz de otro, o el alfabeto que era una interfaz entre el
lenguaje hablado y el ojo humano. Pero, ya sabes, ahora los jóvenes no leen. Absorben
información de la televisión y cintas musicales. Parece que piensan que la página impresa es una
gran cantidad de trabajo. Enfrentarlo. Amigo, incluso a la altura de su revolución de impresión, solo
muy pocas personas leen. Gutenberg: Pero.,. Aquellas personas que consultan sus pantallas, ¿no
están leyendo? ¿Qué importa el material que contiene las letras? ¿Ya sea piedra, papiro, papel o
una pantalla de plástico? Además, esas palabras hechas de impulsos eléctricos, como usted dice,
¿no necesitan una fuente de electricidad cerca para hacerse visibles? Incluso las puertas más
pequeñas y portátiles de sus máquinas: Portátiles, las llamamos. Gutenberg: ... no son tan ligeros
como un libro. que no requiere electricidad y que se puede introducir ... Puertas: Acceso.
Gutenberg: ... simplemente abriéndolo. ¿Cómo podría la información o la aventura intelectual ser
más útil y estar mejor empaquetada que en un libro? L.-yo,

Sosteniendo un pequeño CD ROM iridiscente) En mi mano he escondido miles de páginas.


Reducido a dígitos magnetizados. Los libros de bibliotecas completas, los enormes repositorios de
su revolución están contenidos en estos discos, que con solo un clic. Producirá información con
imágenes ilustrativas y coloridas. Diagramas en 3-D, incluso muslo! ¡No más libros de páginas con
orejas de perro que desperdician el bosque! Tuviste tu día, amigo. O tus cinco siglos, debería decir.
Esa Feria debajo de nosotros es el final, tal como solía decir su filósofo Nietzsche: "Las iglesias
son los sepulcros de Dios". j: (Con vacilación) Quizás el libro, como Dios, es una idea que algunos
hombres necesitan. La revolución de la impresión fue como un río que fluía a sus lectores porque
era barato. Esta inundación electrónica que usted describe no tiene bancos: se entrega
masivamente, ¿pero qué? ¿A quien? Hay algo intrínsecamente pequeño en su contenido, en
comparación con el genio de su funcionamiento. Y, si puedo señalar un problema técnico, su
producto no tiene autonomía respecto de su fuente de energía, a diferencia de un libro que puede
permanecer sin leer durante un siglo, y todo lo que necesita para cobrar vida es ser abierto y
escaneado por un cerebro alfabetizado Este CD ROM tuyo. ¿Qué máquina podrá leerlo dentro de
cien años? Cada generación de estas máquinas destruye la anterior. La misma velocidad y
precisión de su revolución erosionan su contacto con la tierra. Hablas de esa Internet global como
si trascendiera los cerebros humanos; ¡Pero el hombre sigue siendo la medida de todas las cosas!
(Colapsando con un siseo) Eso puede ser arreglado ... eventualmente.