Sie sind auf Seite 1von 23

El contrato social

Esta obra de Jean-Jacques Rousseau es el resultado final de un proyecto iniciado en


1743, cuando era secretario del embajador en Venecia; lo que había de ser un amplio
volumen sobre las instituciones políticas acabó convirtiéndose en un extracto que el
autor tituló El contrato social o principios de derecho político (1762). De ahí la
advertencia inicial: “Este pequeño tratado se ha extraído de una obra más extensa,
iniciada sin haber consultado mis fuerzas y abandonada después de algún tiempo. De
los diversos fragmentos que podían extraerse de ella, éste es el más considerable, y lo
que me ha parecido menos indigno de ser ofrecido al público. El resto ha desaparecido”.

Jean-Jacques Rousseau

En su Discurso sobre las ciencias y las artes (1750), premiado por la Academia de
Dijon, Rousseau había afirmado el carácter irreconciliable de naturaleza y cultura
(ciencias y letras no han promovido las luces de la humanidad, sino que la han
envilecido, oprimiendo más sus cadenas); luego, en el Discurso sobre el origen y los
fundamentos de la desigualdad entre los hombres (1754), estableció el carácter dañino
de la sociedad, su intrínseca corrupción, al estar basada en la negación de la naturaleza.

Si la sociedad es intrínsecamente mala, se pregunta ahora Rousseau, por fundarse en la


desigualdad y haber alejado al hombre del estado de naturaleza (estado primigenio en
que el ser humano no vive escindido entre el hecho y el derecho, sino en armonía con su
bondad original), ¿puede este hombre ya corrompido por la sociedad construir una
nueva sociedad justa? La respuesta de Rousseau es afirmativa, porque el mal no está en
el hombre sino en su relación con la sociedad. La perversión se ha producido por el mal
gobierno y es el “corazón del hombre” quien puede cambiar la situación.

En El contrato social, Rousseau establece la posibilidad de una reconciliación entre la


naturaleza y la cultura: el hombre puede vivir en libertad en una sociedad
verdaderamente igualitaria. El problema fundamental es “Encontrar una forma de
asociación que defienda y proteja con toda la fuerza común proporcionada por la
persona y los bienes de cada asociado, y por la cual cada uno, uniéndose a todos los
demás, no se obedezca más que a sí mismo, y permanezca, por tanto, tan libre como
antes”.

La solución reside, según Rousseau, en un contrato social basado en la enajenación de


todas las voluntades, de forma que cada uno recupere finalmente todo lo que ha cedido a
la comunidad. De este modo, dándose cada individuo a todos, no se da a nadie, y no hay
ningún miembro de la sociedad sobre el que no se adquiera el mismo derecho que se
cede. Se gana en equivalencia lo mismo que se pierde, adquiriendo mayor fuerza para
conservar aquello que cada cual posee.

El contrato será, pues, expresión de la voluntad general. La voluntad general es distinta


de la simple voluntad de todos porque no es una mera totalización numéricamente
mayoritaria de las voluntades particulares y egoístas, cuya resultante es siempre el puro
interés privado. La voluntad general, en cambio, es siempre justa y mira por el interés
común, por el interés social de la comunidad, por la utilidad pública. De esa voluntad
general emana la única y legítima autoridad del Estado.

Primera edición de El contrato social (1762)

A diferencia de toda monarquía absoluta, o de toda forma de poder autocrático, con el


ejercicio de la voluntad general la soberanía residirá en el pueblo. Esta soberanía es, por
tanto, absoluta, dado que no depende de ninguna otra autoridad política, no estando
limitada nada más que por sí misma; es inalienable, dado que la ciudadanía atentaría
contra su propia condición si renunciara a lo que es expresión de su propio poder; y,
finalmente, es indivisible, ya que pertenece a toda la comunidad, al todo social, y no a
un grupo social ni a un estamento privilegiado.
El pueblo, partícipe de la soberanía, es también al mismo tiempo súbdito, y debe
someterse a las leyes del Estado que el mismo pueblo, en el ejercicio de su libertad, se
ha dado. Se concilian así libertad y obediencia mediante la ley, que no es sino
concreción de la voluntad general y alma del cuerpo político del Estado. La cuestión de
quién dicta las leyes la resuelve Rousseau con la figura del legislador, que será “el
mecánico que inventa la máquina”.

Los principios hasta aquí expuestos constituyen las ideas básicas de los dos primeros
libros de El contrato social. Parten de una situación histórica y sirven para diseñar la
hipótesis jurídica del tránsito del estado natural al estado civil, de forma tal que el
hombre pierde su libertad natural pero gana la libertad civil, circunscrita a la voluntad
general, y su igualdad natural no queda destruida por una sociedad que le es impuesta,
sino que es reemplazada por la igualdad moral.

En los dos últimos libros, Rousseau trata del gobierno, al que define como un “cuerpo
intermediario establecido entre súbditos y el soberano para su mutua comunicación, a
quien corresponde la ejecución de las leyes y el mantenimiento de la libertad tanto civil
como política”. Su poder ejecutivo es delegado por el único soberano, el pueblo, y sus
miembros podrán ser destituidos por ese mismo sujeto.

Rousseau parece preferir la democracia como forma de gobierno, considerando


conveniente su aplicación, especialmente para los pequeños estados. De hecho, la
constitución de un estado como el postulado por Rousseau se parece a la democracia
ginebrina de su época, en la que las leyes eran propuestas al pueblo soberano por un
número limitado de magistrados. Pero Rousseau sostiene también un cierto relativismo
que le hace considerar que no existe una forma de gobierno apta para todos los países, si
bien, en todo caso, cualquier forma de gobierno debe ser expresión de la voluntad
general de la ciudadanía para ser legítima.

Finalmente, Rousseau considera las condiciones del sufragio y las elecciones; propone
la antigua Roma como modelo para impedir las transgresiones, y termina con la
necesidad de fundar una religión civil, entre cuyos dogmas positivos figurarán la
santidad del contrato social y las leyes establecidas como expresión de la voluntad
general. Esta religión civil tendría un único dogma negativo: la intolerancia.

Las teorías contenidas en El contrato social ejercieron una acción decisiva en la


evolución del pensamiento político y moral del mundo moderno; influyeron sobre
numerosos pensadores (como Kant y Fichte) y en la misma Revolución francesa de
1789, que adoptó un lema de inspiración rousseauniana (“Igualdad, Libertad,
Fraternidad”) y que intentó, en varias ocasiones, especialmente en la constitución de
1793, seguir las líneas esenciales de la doctrina jurídica del contrato social. La
Declaración de los Derechos del Hombre hallaría también en sus ideas una de sus
fuentes de inspiración.

Resumen 2
Resumen

Esta obra, escrita por Juan Jacobo Rousseau, es un ensayo de filosofía política y habla
como principales puntos rectores, la libertad y la semejanza que hay dentro de cada uno
de los individuos de las sociedades, pasando por las diferentes etapas y formas de
gobiernos de las mismas. El ensayo original consta de cuatro libros y en los que cada
uno enfatiza cada capítulo con una idea central, pero que llevan a un objetivo conciso en
cada uno de ellos.

Este trabajo se limita a resumir el libro tratando de indicar cuáles son las ideas centrales
en cada parte del mismo.

En el primer libro Rousseau parte de la tesis que supone que todos los hombres nacen
libres e iguales por naturaleza. Nos habla del estado originario del hombre, afirma que
la familia es el primer modelo de sociedad política. El autor toma contraparte en la
afirmación del derecho del más fuerte, no comparte ideología con esta y afirma que
dicha filosofía es incorrecta. Después de hablar sobre la inhumanidad de la esclavitud y
sobre el derecho de los demás sobre una persona, que son nulos, nos indica que es un
pacto social; y dice: Cada uno de nosotros pone en común su persona y todo su poder
bajo la suprema dirección de la voluntad general, recibiendo a cada miembro como
parte indivisible del todo.

El autor del ensayo original distingue tres tipos de libertades: la libertad natural, que es
la que se pierde tras el contrato, la libertad civil que está limitada por la voluntad
general y la libertad moral, "que es la única que convierte al hombre en amo de sí
mismo. El pacto social convierte en iguales a los hombres por convención y derecho.

En el segundo libro se encarga de definir sobre todo del concepto de "voluntad general".
Al ejercicio de esta voluntad lo llama Rousseau "soberanía", destacando su
inalienabilidad e indivisibilidad. También analiza las nociones de "ley", que no sería
otra cosa que un acto de la voluntad general, es decir, donde el "pueblo" sería el
"legislador".

Otro aspecto importante que se toca es este libro es la clasificación que se dan de las
leyes, el autor las divide en tres leyes principales, que son leyes políticas, leyes civiles y
leyes penales, pero anexa una más, no como ley natural, si no como parte de lo que se
encarga de regir a la sociedad, como lo son las costumbres y raíces de la misma.

En el tercer libro, que es el más extenso, se ocupa fundamentalmente del gobierno y de


sus formas. El gobierno es "un cuerpo intermedio establecido entre los súbditos y el
soberano para su mutua correspondencia, encargado de la ejecución de las leyes y del
mantenimiento de la libertad, tanto civil como política". El gobierno no es otra cosa que
el ejercicio legítimo del poder ejecutivo. El poder legislativo, por su parte, siempre
pertenece al pueblo y sólo puede pertenecer a él.

En este mismo libro, se encarga de definir y clasificar las diferentes formas de gobierno,
sin afirmar que alguna sea mejor que otra, pero si diciendo cual puede ser mas efectiva
dependiendo de las condiciones sociales, y dice que la forma de gobierno mas efectiva
es aquella que preserva el objetivo primordial de los pactos sociales, que es la
conservación y multiplicación de la especie humana.
En el último libro, el cuarto, comienza hablando de la bondad y rectitud de los hombres
sencillos. Éstos necesitan pocas leyes. Vuelve a insistir en la noción de voluntad
general, la voluntad constante de todos los miembros del Estado.

Tras hablar de las elecciones, hace un largo capítulo sobre la historia de Roma y, a
continuación, defiende la necesidad de la dictadura como elemento para prevenir y
solucionar los momentos de crisis en las repúblicas. También entiende que es necesaria
la censura, que es la manifestación de la opinión pública. Al final de este capítulo ataca
a la religión cristiana, pues es incompatible con la libertad; lo cristiano es opuesto a la
república. Rousseau aboga por una profesión de fe completamente civil y propone
frente a los dogmas de religión las normas de sociabilidad.

Esto es de lo principal que se habla en la obra se Rousseau, y por tanto, de lo que trato
de resumir en esta presentación escrita.

Tratando de resaltar los puntos importante y donde el autor del libro "el contrato social"
puso énfasis.

Palabras claves.

 Soberano.
 Contrato.
 Legislación.
 Voluntad.
 Sociedad.

Sistema.

Derecho.

Desarrollo

Libro I

El hombre es libre por naturaleza, sin embargo, las circunstancias sociales lo mantienen
atado; aquel que nace obligado a obedecer y obedece hace bien, pero si es capaz de
enfrentarse a su esclavitud y superarla, obra mucho mejor aun. Así demuestra que fue
creado para disfrutar de la libertad, si no tiene derecho de discutirla.

Las primera sociedad, por naturaleza es la familia, aunque el lazo se rompe al


terminarse la necesidad de un hijo hacia un padre, comúnmente sigue habiendo una
relación que sin forzosa ni natural, es más un convenio; así pues toda sociedad es un
convenio. El cual tiene jefes y subordinados. Y aunque unos nacen para mandar y otros
para ser esclavos, no es porque haya distinción, es solo porque así ha existido.

El derecho sobre los demás jamás significara nada si emana de la fuerza, ya que esta
palabra significa potencia física, y si alguien sucumbe ante la fuerza, no es un acto de
obediencia, si no un acto de necesidad o prudencia, así que el derecho no nace de la
fuerza, ni se está obligado a obedecer, además, si la razón está dada por el derecho ante
los demás, significa que cada que hubiese alguien más fuerte la razón cambiaria de
significado, no teniendo jamás un sentido común, por lo que las relaciones no podrían
darse.

El derecho de esclavizar a las personas no la da la superioridad en fuerza, la esclavitud


no es parte de la naturaleza social y mucho menos de la naturaleza humana. Ni la guerra
da el derecho de esclavitud, solo el de obediencia, el derecho de matar a los enemigos
en una guerra pueblo a pueblo es sensato, solo cuando este tiene arma en mano, en caso
contrario, la matanza es inhumana y sin sentido.

La sobrevivencia individual de las personas sería imposible; así que la única forma de
lograrlo es unir fuerzas. Muchos hombres forman parte de un todo a favor de un bien
común, esto es el pacto social, pero cuando el pacto se rompe y se deshace la alianza,
cada individuo recupera su naturaleza primitiva; la libertad. Pero como el objetivo es
colectivo, no debería haber intereses personales en un pacto social, impidiendo así que
se desintegre, pero si los hay, entonces ese pacto social es tiranía.

La soberanía de cada individuo se encuentra dentro de una sociedad, existe esa alianza
que obliga al individuo a actuar bajo el bien común, pero esto no significa que tenga que
estar de acurdo con todo, sin embargo no puede incluir un interés personal hacia el
resultado de la búsqueda del bien común.

Lo que pierde el hombre por el contrato social es su libertad natural y un derecho


ilimitado a todo lo que intenta y puede alcanzar; lo que gana en él mismo es la libertad
civil y la propiedad a todo lo que posee.

El derecho de primer ocupante, aunque más real que el del más fuerte, no llega a ser un
verdadero derecho sino después de establecer la propiedad. Todo hombre tiene
naturalmente derecho a lo que le es necesario; pero el acto positivo que le hace
propietario de algún bien le excluye de todo lo que queda. Esto es que, cada individuo
tiene derecho a poseer algo, pero para esto, no debe tener ya un dueño, que solo se
acupe lo necesario para vivir, y que se acupe por medio del trabajo y no de simples
actos vanos como la compra.

Libro II

La soberanía es inalienable porque es el ejercicio de la voluntad general, jamás deberá


separarse del individuo miembro de una sociedad, y que el soberano, que no es mas que
un ser colectivo no puede ser representado por alguien mas, solo por el mismo; el poder
se transmite, pero no la voluntad. Aunque no es imposible que la voluntad personal sea
igual que la voluntad colectiva, si es imposible que este acuerdo este presente siempre;
aunque si esto llegara a ocurrir seria solo coincidencia y no parte del proceso.

La soberanía también es indivisible porque cada persona tiene voluntad y esta crea una
voluntad general, la declaración de esta voluntad es soberanía y por tanto es ley. No se
puede dividir la soberanía en su concepto, por lo que muy a menudo lo hacen en su
objetivo, es como si dividieran a una persona, a uno les toca una parte, y muchos
políticos lo hacen a los ojos de todo el pueblo.

La voluntad general es recta y tiende constantemente a la utilidad publica; pero no


siempre las deliberaciones del pueblo tengan la misma rectitud, Siempre quiere uno su
bien, pero no se lo ve siempre bien; nunca se corrompe al pueblo, pero se le engaña a
menudo, y entonces es cuando parece querer lo que es malo. Asi pues, para tener una
buena voluntad publica general, es necesario que no existan sociedades dentro de los
estados, si no que cada persona opine de acuerdo con su modo de pensar.

El pacto social da al cuerpo político poder absoluto sobre todos los suyos, este mismo
poder, que dirigido por la voluntad general, toma el nombre de soberanía. Cada
individuo enajena, mediante el pacto social, bienes y libertad, pero el mismo ciudadano
es el juez que juzga estas necesidades.

El contrato social tiene como fin la conservación de los contratantes, se quiere conservar
la vida a expensas de los demás, pero también se debe exponerse por los demás cuando
sea necesario. Cuando el estado le dice a un individuo que para el bien de la comunidad
debe morir, morirá, por que a expensa de ella había vivido en calma, y su vida ya no es
un derecho natural, si no un convenio con el estado. En el contrato social no se dispone
de la propia vida, solo se garantiza. Cuando se aplica la pena de muerte, se le hace como
enemigo, no como ciudadano, pues el malhechor ataca las leyes del estado y le declara
la guerra. En un estado bien gobernado hay pocos castigos, no por que se exoneren
muchas cosas, si no por que hay pocos criminales.

Es necesario que haya contratos y leyes para unir los derechos a los deberes y conducir
la justicia a su objeto. Las leyes son realmente las condiciones de la asociación civil. El
pueblo sumiso a las leyes debe ser el autor de las mismas.

Para elegir las leyes soberanas que son necesarias para la nación, sería necesaria una
inteligencia superior capaz de conocer todas las reacciones humanas sin experimentar
ninguna. El legislador es el mecánico que inventa la maquina y el que le da movimiento.
El legislador es un hombre extraordinario en el estado, no solo por su cargo si no
también por su inteligencia. El que manda a los hombres no debe mandar a las leyes, el
que manda a éstas o debe mandar a los hombres; de otro modo sus leyes, dirigido de sus
pasiones, no harían a menudo sino perpetuar sus injusticias: el legislador no podría
evitar nunca que intereses particulares alterasen la soberanía de su obra. El legislador
antes de levantar leyes examina al pueblo, para destinar las que crea convenientes y el
pueblo pueda soportarlas.

El pueblo no es más que el lugar y las personas que serán gobernadas, de aquí radica el
poder que tendrá dicha nación, el pueblo debe ser disciplinado para poder alcanzar
grandes metas, un pueblo con costumbres y vicios arraigados es un problema muy
grande querer corregirlo. El pueblo pasa por etapa de juventud y de madures,
comúnmente en la etapa joven es donde el pueblo es mas dócil, en la madurez es
incorregible.

Los pueblos, al igual que las personas, tienen un tamaño natural, ni tan grande para
poder ser gobernado, ni tan pequeño para que garantice su existencia. Fuera de estos
parámetros se consideran gigantes o enanos, pero que al paso del tiempo, tienden a
extinguirse. En todo cuerpo político hay un maximun de fuerza, el cual al superarse, los
lazos sociales se dilatan, y a mayor dilatación más debilitación del mismo, así que
proporcionalmente, un estado pequeño es más fuerte que uno grande.
Un cuerpo político (estado) puede medirse de dos maneras, por su extensión territorial y
por el número de habitantes. La proporción para un estado ideal imposible de dignar,
pues depende mucho de factores como la fertilidad de la tierra, del nivel de consumismo
del pueblo, de fertilidad de las mujeres, etc. Pero es aquí donde aplica lo del nivel
maximun de gobierno, cuando hay demasiado terreno, la vigilancia se vuelve pesada, la
producción insuficiente innecesaria. Siendo esta la causa de guerras defensivas; y
cuando el terreno es escaso, el estado se halla por necesidad la adquisición de nuevas
tierras, entrando así en guerras ofensivas con sus vecinos.

Todos los sistemas de legislación... se reduce a dos objetos principales: Libertad e


igualdad. La legislación debe siempre procurar la igualdad no de poder ni riqueza, si no
que los ciudadanos estén libres de toda violencia y que no se ejerza jamás solo que para
cumplir las leyes. La legislación no es igual para todos los pueblos, pues dependen de la
actitud de su pueblo para obedecerla.

Para ordenar el todo, existen diversas relaciones que es preciso considerar, la primera es
la acción de obrar el todo por el todo, o del soberano para con el estado. Las leyes que
regulan las relaciones del todo se les conocen como leyes políticas o fundamentales. Las
que regulan las relaciones entre los soberanos o el soberano con el cuerpo entero se les
conoce como leyes civiles, otro tipo de leyes son las leyes penales, que son las que dan
relación entre el miembro de la sociedad con la desobediencia y el castigo al que
conlleva esta; son las sanciones. A estos tres tipos de leyes, se le suma una más que es
la de mayor importancia, y que es la que la mayoría de los políticos ignora, se habla de
los usos, costumbres y opiniones, que al fin y al cabo, son las que rigen el
comportamiento de la sociedad.

Libro III

El gobierno no es más que un cuerpo intermediario establecido entre los súbditos y


soberanos para su mutua comunicación, encargado de la ejecución de las leyes y del
mantenimiento de la libertad, tanto civil como política. Los miembros de estos cuerpos
se llaman magistrados o reyes; es decir, gobernadores. En el gobierno se distinguen dos
partes que mueven el poder, uno lo conocemos como el poder legislativo y el otro como
el poder ejecutivo. El poder legislativo pertenece al pueblo, pero el poder ejecutivo no
puede pertenecer a la generalidad ni a la soberanía, porque este poder se basa en actos
particulares que no son la base de la ley, pero que rigen a la sociedad. El gobierno, para
ser bueno, tiene que ser mas fuerte conforme su población crece. Además debe haber un
equilibrio, el gobierno debe disponer de gran fuerza para contener al pueblo mientras
que el cuerpo soberano debe ser igual de fuerte para contener al gobierno. Aunque es
necesario que en el gobierno haya un yo particular con sensibilidad propia que tienda a
la conservación, existen asambleas, consejos etc, que ayudan a deliberar y resolver
problemas para que no haya intereses propios arraigados en el mando.

En una legislación perfecta, la voluntad propia debe ser nula; la voluntad común, propia
del gobierno, debe estar muy subordinada; y, por lo tanto, la voluntad general debe ser
la dominante y constituir la regla única de las otras. En el orden natural, distinto al ideal,
la voluntad general es siempre la más débil, la del cuerpo ocupa el segundo rango y la
partícula el primero de todo. El gobierno se debilita a medida que los magistrados
crecen, también mientas mas se incrementa el pueblo, mas la fuerza reprimida.
La división del gobierno se efectúa de la siguiente forma: la parte soberana es la
mayoría, cuando hay más soberanos magistrados que simples individuos a esto se le
conoce como democracia. Cuando hay más simples ciudadanos y el poder queda en
mano de la minoría, a esto se le conoce como aristocracia. Y cuando todo el poder
queda en mano de un solo magistrado, se le denomina monarquía. Existen mas formas
de gobiernos, cuando un gobierno se subdivide y se combinan las formas de gobiernos
estas se multiplican y salen nuevas formas para gobernar. Siempre se ha deliberado que
si cual es la mejor forma de gobierno, lo que no se ha considerado es que cada una es
mejor en diferente tiempo y en diferente circunstancias y en otras la peor.

En la democracia, es donde las decisiones son tomadas por el mayor número de


personas. No es bueno que el que hace la ley las ejecute. Nada es tan peligroso como las
influencias privadas en los negocios públicos. No ha existido ni existirá jamás una
verdadera democracia, es contra las leyes naturales que el mayor numero de personas
gobiernen y que un menor numero sea gobernado. Un gobierno tan perfecto no es
propio de hombres.

La aristocracia, es donde la minoría del pueblo gobierna a una mayoría. En la


aristocracia, existen dos voluntades generales, una con relación a todos los ciudadanos,
y la otra de todos los miembros de la administración. Existen tres clases de
aristocracias, natural, electiva y hereditaria, la primera es propia de los pueblos
pequeños, la tercera es la peor que puede existir, y la mejor, propiamente dicha, es la
segunda, donde se eligen a los gobernantes.

En la monarquía se considera a un solo soberano como poseedor de todo el poder, único


en disponer las condiciones de las leyes, llamado monarca o rey. Este individuo
representa una colectividad moral, la voluntad del pueblo, del príncipe, la fuerza publica
del estado y particular del gobierno se ven reflejados en el mismo ente. En este sistema
de gobierno, todo se dirige hacia un mismo fin, pero que nunca es la felicidad del
pueblo, y constantemente se cambia la administración en perjuicio del pueblo. La
filosofía monárquica marca que los reyes quieren ser tiranos, para dejar huella, además
de que buscan que el pueblo sea miserable y débil para evitar que este se le resista, los
gobiernan a partir del miedo.

No existe gobierno cuya forma sea simple, es necesario que un jefe único tenga
magistrados y que un gobierno popular tenga un jefe único, así en la participación del
poder ejecutivo existen varios niveles, donde el inferior depende el superior y viceversa.
La forma simple de gobierno es buena por el simple hecho de ser simple, pero cuando
este no se da abasto es necesario dividir el gobierno, por lo cual concluimos que la
forma de gobierno ideal tiene mucho que ver con el pueblo y la situación en la que se
esté.

La libertad no es fruto de todos los climas, y por lo tanto no está al alcance de todos los
pueblos. Las diferentes formas de gobiernos encajan mejor en diferentes circunstancias
y en diferentes ambientes, en la democracia, el pueblo sufre menos, pero su producción
es menor, la aristocracia, el pueblo es relativamente más castigado, pero son pueblos
medianos, y en la monarquía, cae todo el peso del sufrimiento en el ciudadano, pero son
pueblos muy grandes y prósperos. He aquí porque cada forma de gobierno encaja mejor
en una diferente circunstancia.
Determinar cuál es la mejor forma de gobierno no es una tarea ni fácil no posible, por
las ya aclaradas circunstancias. Pero determinar si el gobierno que se tiene va por buen
camino es relativamente sencillo, si volvemos a las bases de las asociaciones, y
recordamos cual es el punto principal de estas, que es la supervivencia de los soberanos,
podemos decir que un pueblo que se multiplica y crece, sin importar el régimen que
tenga, va por buen camino, mientas que otro que se declina y muere, va por mal camino.

En el momento en que el gobierno usurpa la soberanía, el contrato social se rompe; y los


simples ciudadanos que entran por derecho en su libertad natural tienen que obedecer no
por obligación, sino por violencia. Es entonces cuando el estado puede entrar en
disolución, esto puede ocurrir de dos maneras: primeramente cuando el gobernante no
administra el pueblo de acuerdo a las leyes y usurpa el poder soberano, y este se vuelve
dueño y tirano del pueblo. O cuando los miembros del gobierno usurpan el poder que
deben ejercer en conjunto, infracción de las leyes que produce desorden.

Es parte de la inclinación natural que los gobiernos mueran, si los imperios mas
poderosos han decaído, por que esperar que alguno perdure para siempre. Como todo
gobierno lo que da vida es la soberanía, donde las leyes envejecen pueden asegurarse
que no hay poder legislativo y que el Estado ha muerto.

Poblar uniformemente el territorio, establecer en todo él los mismos derechos; llevar a


todas partes la abundancia y la vida; así es como el Estado será a un tiempo el más
fuerte y el mejor gobernado. Recordar d que los muros de las ciudades se forman
solamente con los restos de las casas del campo. Como analogía, diremos que, cuando
se ve levantar en la capital de un país un palacio para el gobernante, se puede ver la
caída del mismo.

No hay necesidad de encerrase entre muros para sobrevivir, es necesario darle identidad
a la nación para lograr la conservación del Estado.

El gobierno no tiene jurisdicción cuando el pueblo se encuentra frente a éste, porque


"allí donde se encuentra el representado ya no hay representante.

Toda ley que no haya sido ratificada por el pueblo en persona es nula, y no es ley. Puede
reunirse el poder exterior de un gran pueblo con la administración fácil y con el buen
orden de un Estado pequeño. Es necesario que el individuo no sea apático con el llevar
de la nación y que toda ley que conlleva este propósito tiene que ser ratificada por el
pueblo en persona, caso contrario esta no es valedero. Establecer a la nación en Estados
pequeños donde la administración de todo cuanto sea ha de ser mas fácil, y se detiene en
ofrecer un estudio mas amplio respecto de la confederaciones y sus principios.

Hay sólo un contrato en el Estado y es el de la asociación; y éste excluye todos los


demás. El Estado no existe si no por un contrato estipulado, entre El Estado, Ley y
Ciudadanía, además de los cuerpos de administración de dar leyes y de ejecutarlas.

Libro IV

Mientras que varios hombres reunidos se consideren como un solo cuerpo, no tienen
sino una sola voluntad, que se refiere a la conservación común y el bienestar general.
Entonces todos los resortes del Estado son sencillos y vigorosos; sus máximas son
claras y luminosas; no existen intereses embrollados no contradictorios; el bien común
se muestra evidente en todas partes..."

Es necesario que el acto soberano del voto se ejerce con toda libertad, así como el de
opinión, proponer, de dividir y de discutir, estas son voluntades que van ah a vigorizar
al Estado y lograr una existencia holgada.

"El hombre, nacido libre, es dueño de sí mismo, y nadie puede, bajo ningún pretexto,
someterlo sin su consentimiento."

Es de necesidad que el hombre, que no es más que parte del pueblo pueda ejercer su
derecho a voto, afín de que exista un Estado de derecho, de elección universal que le va
a dar la necesaria autoridad para existir. Para la elección se necesita de la inteligencia
propia, para la suerte bastará solo el buen sentido, la justicia y la integridad, sea uno u
otro hay que asegurar que todo el universo del pueblo esté presente en estas elecciones,
se describe como esto también se manejaba políticamente, que cada asunto o
peculiaridad, eran usadas a provecho muy personal.

Las tribus de la ciudad que estaban más a la mano fueron a menudo más fuertes en los
comicios, y vendieron el Estado a los que compraban los votos de la canalla que
componían aquellas. Describe la forma de organización comunal que tenían los romanos
a fin de tener los comicios mas organizados de la época, así se organizaban den curias,
decurias, centurias y cantones. Eran interesantes las técnicas de voto como el secreto y
público, sus pros y contras, además que aun allí ya existía que los votos se vendían y así
se compraban y vendían decisiones y consciencias. Este mal ya era realidad aquellos
días, a hoy esto se a refinado muy técnicamente, pero tienen al mismo actor repugnante,
al hombre.

El tribunado, es el conservador de las leyes y del poder legislativo. Sirve algunas veces
para proteger al soberano contra el gobierno, otras para sostener al gobierno contra el
pueblo. También para mantener el equilibrio de una parte y de otra. Es mas sagrado y
reverenciado, como defensor de las leyes, que el príncipe que las ejecuta y el soberano
que las da."

El tribuno obra de acuerdo al poder de la ley, y es imparcial a la existencia de la


constitución. En la crisis que hacen establecer la dictadura, el Estado es pronto salvado
o destruido, y pasada la apremiante necesidad, la dictadura se hace tiránica o inútil. A
pesar que nunca se debe de detener la sagrada fuerza de las leyes, hay tiempos donde
por la salud de la patria, la ley da paso a la designación de un dictador para sanar a la
patria de un eminente ruptura del gobierno, el mandato era defender la patria sin atentar
contra ella, para ello el tiempo de permanencia del dictador debería ser muy corto, así se
le daba a éste sólo el tiempo para lo cual se le nombró. Así como la declaración de la
voluntad general se manifiesta por la ley, así la declaración del juicio público se
manifiesta por la censura. La opinión pública es una especie de ley cuyo censor es el
ministro. Es necesario tener una estima muy elevada para censurar al Estado. A veces el
pueblo aún no lo puede hacer por que el mismo estaría censurándose, y solo sirviera
para conservar las costumbres y opiniones rectas. Los hombres no tuvieron al principio
otros reyes que los dioses, no otro gobierno que el teocrático. Se describe a un pueblo
muy religioso, que tenían muchos dioses, resalta las circunstancias de la venida de
Jesús, a establecer un reino espiritual sobre la tierra, la separación saludable del Estado
a la religión. Pues este reino de Jesús era de otro mundo.

Las religiones que debe haber dentro de un pueblo son:

 La religión del hombre, esta no tiene templos, altares ni ritos, su culto es interior
del Dios supremo, a los deberes eternos de la moral, es en resumen la religión
pura del evangelio.
 La religión del ciudadano, es asentada en determinado país, da a éste sus dioses,
sus tutelares, tiene dogmas y sus cultos prescritos por leyes, los que lo hacen
fuera son infieles.
 La religión extravagante, que da a los hombres dos legislaciones, dos jefes, dos
patrias, y que los somete a deberes contradictorios, resulta de esto una especie de
derecho mixto e insociable, que no tiene nombre.

Considera políticamente estas tres clases de religión. Y concluye el tema aún mas
excelente: no hay ni puede haber religión exclusivas, se deben tolerar todas las
tolerantes, con tal de que sus dogmas no se opongan a los deberes del ciudadano.

Conclusión

Esta obra, a pesar de tener algunos años ya de haber sido escrita, es muy explícita a la
hora de definir qué es y cómo funciona una sociedad, parte de los puntos básicos de la
misma, trata de explicar, aunque con un lenguaje un tanto especializado, los conceptos
generales, además profundiza y marca especial interés en los mismos.

Una obra muy completa que nos enseña cual es la forma de gobierno, como se
clasifican, cómo interactúan, para que sirven, como se crearon, cuáles han sido sus
filosofías, las condiciones en las que se han desarrollado. Por que funcionan así, cuáles
han sido sus objetivos, la funcionalidad que han tenido.

Podemos identificar como un gobierno es funcional o disfuncional, la razón de ser del


mismo, la filosofía en que se maneja y muchos aspectos más del mismo.

Cuando nos marca el ejemplo acerca de la diferencia entre un gobierno democrático y


otro aristocrático, es cuando podemos identificar la funcionalidad de los sistemas de
gobierno, y el por qué no se puede decir cuando un sistema es mejor que otro, porque
cada uno es bueno, de acuerdo al punto de vista que se esté planteando, además de
cuales sean los objetivos o el rumbo que deba dicho pueblo.

También nos explica el por qué un gobierno no puede ser perfecto, y es por el simple
hecho que tal perfección no se encuentra dentro de la naturaleza humana, todo régimen
de leyes perfectas vienen de dios, y si los humanos tuviéramos la capacidad de recibir
órdenes de desde tan alto, no habría la necesidad de crear alianzas como lo son los
pueblos.

En la obra de Rousseau, también nos dice cuales deben ser las condiciones necesarias
para que un pueblo pueda subsistir por varios años, pero no es tardío en aclarar que la
eternidad en un pueblo es simplemente inexistente, si las potencias más poderosas han
caído sin importar cual tarde o temprano, eso nos garantiza que ningún pueblo existirá
por siempre, además enfatiza que cuando la voluntad general del pueblo comienza a ser
desplazada por los intereses personales de uno o de unos cuantos es cuando el pueblo se
va de pique en la decadencia.

Así pues, he presentado la obra del gran filósofo político Juan Jacobo Rousseau,
tratando de no excluir ninguno de los puntos importantes que el manejo en su
recopilación y descripción de conceptos y datos.

Opinión personal

A mi parecer, esta es una obra especializada pero que esta dirigida no solo para
conocedores del tema, pues lleva de la mano al ir hilando todos los conceptos
dirigiéndonos hasta donde el autor nos quiere llevar.

Pero es una obra difícil de seguir, pues maneja demasiados conceptos que no están
incluidos dentro del lenguaje común y que no son dominio de cualquier persona. Por lo
que en lo personal, me fue muy difícil tratar de entender la gran cantidad de analogías y
reflexiones del autor.

Mi diccionario de la real academia española 23º edición fue mi compañero de lectura,


pues necesite en repetidas ocasiones buscar cual era el concepto de palabras que en mi
vida había escuchado, pero me fue de mucho aporte en mi cultura persona, pues al
investigarlas encontré nuevas y refinadas formas de decir que una cosa es difícil
(oneroso) y muchas que por el momento se me pasan por alto, pero creo recordare, si no
para el resto de mi vida, si por algún tiempo.

Rousseau es un autor que disfruta de rebuscar palabras, y que lleva la literatura hasta un
nivel más elevado que la literatura común, pero que no deja al lector con dudas, pues
cita a tiempo cuando está siendo contradictorio en su obra, o cuando está utilizando
aportes directos de otras obras.

Para el tiempo que tuve para leer la obra, que en lo personal fue un poco corto, trate de
digerir todos sus conceptos e ideas, pero algunas me quedaron en el aire, pues a pesar de
saber el significado de las palabras, el orden en que las ponía y la manera de expresarlas
no son de toda mi comprensión, pero creo haber comprendido parte significativa de la
misma.

Quizá no pueda expresar con claridad las mismas ideas que maneja el autor, pero al
menos voy encaminado a ello.

Al realizar el trabajo, trate de ser lo más explicito posible, pero es un poco tedioso tratar
de sacar la idea principal en cada capítulo, incluso algunos son un tanto repetitivos o
continuaciones del anterior, por lo que complican identificar cual es la orientación
principal del mismo.

Sin mas ideas que aportar, doy por concluido mi trabajo, no sin antes mencionar que es
una obra un poco complicada que le daré una segunda lectura para tratar de terminar de
comprender, pero ya con más calma, que me dé tiempo de analizar y sacar bien definida
mi conclusión.
Bibliografía.

Contrato social Juan Jacobo Rousseau.

Leer más: http://www.monografias.com/trabajos69/contrato-social-juan-jacobo-


rousseau/contrato-social-juan-jacobo-rousseau2.shtml#ixzz4rUs8DtCH

Leer más: http://www.monografias.com/trabajos69/contrato-social-juan-jacobo-


rousseau/contrato-social-juan-jacobo-rousseau.shtml#ixzz4rUrs49aF

Esta lectura determina a la perfección como debería de estructurarse, las funciones y como
debería de comportarse cada uno de los actores para tener un pacto social en nuestra
sociedad.

Rousseau inicia definiendo a la familia como base de la sociedad, lugar donde salen formados
los ciudadanos, estructura donde se enseñan los deberes y derechos para con la sociedad, y
establece al padre como estado y los hijos como pueblo libre e iguales, al cual el padre debe
protección y cariño. Nuestra sociedad ha ido perdiendo poco a poco la formación en los
hogares, ciertamente la familia es la micro-sociedad y es ahí donde se debería de enseñar los
deberes y derechos que tenemos para la sociedad; hoy en día el trabajo y las exigencias de un
mundo globalizado no es empuja a pasar menos tiempo con nuestras familias y por ende se
encarece la educación de hogar (valores, derechos, deberes), quizás este sea uno de los
factores vitales para que en nuestro país se viva una ola de corrupción, delincuencia, anti-
patriotismo, falta de participación ciudadana entre otros muchos problemas que se podrían
mejorar con una formación correcta en nuestros hogares.

Uno de los temas más sensibles que se tocan en este libro es la “voluntad general” como
dirigente principal de las decisiones para un país, y que los representantes tiene que dirigirse
por lo que quiere el pueblo; además de que la voluntad general no se puede enajenar y que el
soberano es un ente colectivo; con todas estas definiciones es fácil entender que las personas
que designamos en cargos de poder deben de responder a las necesidades y llamados del
pueblo, pero como es bien conocido en la función política de nuestro país sucede todo lo
contrario, los políticos suben a los cargos de poder y se olvidan de sus representados,
utilizando sus puestos para servirse y no para servir. Pero porque sucede esto, a mi criterio por
varias razones entre ellas, que no es toda la persona que nace para servir y ostentar cargos de
poder, la preparación académica y personal entre otras muchas cosas, es entonces en donde
comparto hasta cierto punto el criterio de la aristocracia en donde el poder lo deben ostentar
las personas mejor preparadas, porque al menos si la mayoría de padres de la patria
conocieran este y otros libros básicos de filosofía política no pecarían tanto en contra del
pueblo.

En la literatura también se menciona la democracia y la legislación, da una idea clara de la


división de poderes, pesos y contra pesos; interesante cuando describe un problema que
tenemos actualmente y es la maraña de leyes y burocracia que entraba el progreso de nuestro
país y que deben de estar lejos los intereses personales de los negocios públicos, cosa extraña
en nuestras instituciones y ministerios.

Notablemente se la una parálisis del poder ejecutivo y legislativo, el ejecutivo por la


incapacidad de proponer proyectos de agenda nacional en el parlamento (entre otras muchas
cosas), como la inoperancia de la asamblea legislativa de aprobar o improbar dichos proyectos;
entonces en esta coyuntura la ciudadanía ve fallido el sistema y ataca con todo su armamento
a los muchos funcionarios públicos que no realizan su trabajo y no representan los intereses de
“ los mas”, se podría decir entonces que es el sistema político sufre un colapso.

Interesante resulta leer que Rousseau habla de los diputados y sus diferentes características y
es fácil darse cuenta nuevamente que está lejos de nuestra realidad, y me voy a permitir
transcribir textualmente un fragmento del libro que lo dice todo …” En un estado bien
arreglado cada cual corre á las asambleas; bajo un mal gobierno, nadie quiere dar un paso para
ir á ellas, porque nadie toma interés en lo que se hace, pues se prevé que la voluntad general
no será la que domine, y en fin porque los cuidados domésticos ocupan toda la atención. Las
buenas leyes hacen dictar otras mejores, las malas son seguidas de otras peores.”*, para la
desgracia de nuestro país esto aplica, son pocos los ciudadanos que asisten a los despachos de
los diputados a presentar sus ideas o proyectos para sus comunidades porque saben, que en la
mayoría de casos, no serán tomados en cuenta y cometemos el error de conformarnos con los
pobres y a veces desfasados proyectos que presenta el poder ejecutivo.

En el libro también se desarrollan diferentes temas como lo es la igualdad, la esclavitud y el


cómo conservar el poder, etc, pero he querido enfocarme en estos aspectos porque se
adaptan al contexto de nuestro país.

En conclusión, puedo decir que para ejercer cargos de poder, designados por el pueblo es
necesario tener una vocación y un compromiso con los ciudadanos y con la patria, pero hay
que ir más allá, me parece vital la formación política en todos sus ámbitos, desde la filosófica
hasta la económica. Lo más importante es que el cambiar los errores del pasado y del presente
está en nuestras manos, la preparación y el amor a la patria gobierna en muchos, que amamos
nuestro país.
Ensayo 3

LOS HUMANOS TODOS DE UNA MISMA ESPECIE Y CADA UNO CON PENSAMIENTOS Y METAS
MUY DIFERENTES. SE VEN DOS CLASES DE HUMANOS LOS “BUENOS” Y LOS “MALOS” PERO
PUEDEN DIFERENCIAR EL UNO DEL OTRO, HASTA QUE LA CORRUPCIÓN QUE EXISTE EN LA
SOCIEDAD HACE QUE ESTE MUESTRE SU VERDADERA CARA.

PRESENTADO POR:

MARIA ELVIRA CASTELLANOS PERAFAN

PRESENTADO A:

GUSTAVO ADOLFO MONCAYO MORA

ESPAÑOL

DECIMO

COLEGIO CAMPESTRE AMERICANO

POPAYAN, 15 DE OCTUBRE DE 2012


LOS HUMANOS TODOS DE UNA MISMA ESPECIE Y CADA UNO CON PENSAMIENTOS Y METAS
MUY DIFERENTES. SE VEN DOS CLASES DE HUMANOS LOS “BUENOS” Y LOS “MALOS” PERO
PUEDEN DIFERENCIAR EL UNO DEL OTRO, HASTA QUE LA CORRUPCIÓN QUE EXISTE EN LA
SOCIEDAD HACE QUE ESTE MUESTRE SU VERDADERA CARA.

“Los reyes quieren ser absolutos,

y se les grita desde lejos que el mejor

medio para serlo es el de hacerse

amar por de los pueblos.”[1]

La sociedad que el hombre ha construido a lo largo de los años se podría considerar un gran
logro dependiendo desde el punto de vista que se vea, una de las opiniones más importantes
acerca de este tema es la de Juan Jacobo Rousseau autor de El Contrato Social, quien se enfoca
en la novela social y hace varios y diversos análisis bastante interesante acerca de este tema
que resulta interesante para la mayoría de la población ya que tiene gran similitud con las
realidades de hoy en día. Pero no solo hace este análisis de la sociedad si no que también hace
una crítica y una comparación con lo más puro y noble según él, la naturaleza. Su tipo de
escritura la filosofía política tiene mucho que ver con el neoclasicismo y la ilustración, las
cuales tienen las mismas bases que Rousseau entre las cuales se encuentran mayores
libertades individuales, abolición de la esclavitud, etc. Aunque este tema no es mencionado
literalmente en el libro se puede deducir a simple vista ya que es una de las maneras de
corrupción más grandes que pueden existir y es el despotismo ilustrado, el cual en la
antigüedad fue muy común incluso más que ahora, se debería poder decir que el ser humano
pudo avanzar y tal vez “madurar” hasta dejar de hacerse daño los unos a los otros sabiendo
que a fin de cuentas termina dañando a las dos personas pero lastimosamente por ahora y por
un largo tiempo de aquí en adelante, no se podrá decir lo contrario.

En la actualidad, la moral y la ética han pasado a tener menor importancia en la sociedad. El


respeto hacia los demás y el sentido de pertenencia se han ido perdiendo poco a poco, estos
valores tan importantes ya no tienen tanta relevancia en las conciencias de los hombres, es
por eso que la corrupción y los crímenes atroces son parte de nuestro diario vivir como algo
normal y poco sorpresivo. "El hombre ha nacido libre y, sin embargo, por todas partes se
encuentra encadenado" [2] nos quiere decir que cada hombre tiene derechos, entre ellos el
principal es, el derecho a nacer libres para ser libres, no debe ser obligado a perder su libertad,
donde lo más sagrado para una sociedad, es el orden como principio natural.

Uno de los precursores de la novela social fue Rousseau de quien se puede aprender
demasiadas cosas pos su manera de pensar y de ver las cosas como lo son de verdad. Una de
sus más importantes críticas hacia la sociedad es el libro El Contrato Social en el cual se ven
mucha clase de atropellos que comenten lo hombres pero también da una idea de cómo
debería ser la sociedad. Según sus ideas la sociedad debería estar basada en la naturaleza
porque es lo único que nos puede llevar otra vez al estado natural el cual el hombre tanto
necesita, esta le proporciona al hombre bondad, felicidad y libertad mientras que la sociedad
es lo que lo corrompe y lo vuelve malo, como el dijo “El hombre es naturalmente bueno, es la
sociedad que lo corrompe” [3]con esta frase lo que él quería decir es todo hombre que no ha
sido alcanzado por la civilización, es bueno y sociable.

A decir verdad esto es muy cierto y lo podemos ver en todas partes pues los indígenas son
mucho más nobles que un hombre de ciudad quien en donde ve la oportunidad de estafar a
alguien lo hace, mientras que el indígena es una persona muy noble y respetuosa con las
demás personas porque así aprendió a tratar la gente eso fue lo que sus padres le enseñaron
algo que los padres de ahora no hacen con sus hijos porque están tan ocupados que los dejan
que aprendan solos y probablemente con malas compañías, pero la inocencia no siempre es
buena ya que viviendo en un mundo tan complicado y lleno de engaños como este se debe
estar con los ojos muy bien abiertos para no terminar involucrado en algún problema o
estafado por algún ladrón. De este tipo de cosas son las que Rousseau trata de hacer que los
humanos se den cuenta, con su novela se puede ver desde un punto de vista excepcional el
estado y todo lo que lo comprende ya que su análisis pretende decir que es lo que pasa y como
resultado de esto que pasara.
Las principales ideas de Rousseau fueron la libertad e igualdad, la libertad en su época no era
muy común pues existían los esclavos y vasallos y no se luchaba muchos por los derechos del
hombre, la mayoría de los esclavos hacia lo que hacían por dinero, mientras que en la
actualidad se lucha mucho mas por la libertad pero sin embargo esta es dada por el dinero,
porque la principal causa de la corrupción del hombre sigue y seguirá siendo el dinero por lo
tanto si un hombre tiene mucho dinero puede llegar a controlar todo lo que está a su
alrededor incluyendo los hombres, por esto es que el dinero significa poder, pero no lo es
todo; los hombre que no tiene dinero deben sacrificarse para mantener a sus familias o así
mismos haciendo trabajos para los hombres con dinero, pero esto que tiene q ver con la
libertad?, como dice Rousseau “una sociedad no da libertad debido a la existencia de la
división del trabajo y de la propiedad privada, que provocan el dominio del hombre por el
hombre”.[4] Por esto si nos encontramos indudablemente como componentes de una
sociedad no solo le tenemos que ver el lado oscuro sino tratar de encontrar una solución
donde se muestra que “una opción o mejor dicho la única opción que tiene el hombre para ser
feliz a pesar de ser arrancado del estado de naturaleza, es que este se disuelva por completo
con amor y pasión en el ser comunitario claro poniendo su libertad individual al servicio del
todo al que pertenece”[5].

Ahora en cuanto a la igualdad se podría decir que es lo mismo, si no hay libertad no hay
igualdad y viceversa, por lo tanto para obtener una sociedad libre se debe obtener la igualdad,
cuando todos los hombres sean iguales y no hallan clases sociales que los dividan se podrá
lograr la igualdad la cual es muy necesaria pues hace valer todos los derechos no existiría el
rechazo ni el racismo mencionando solo unas pocas veces en dicha obra, aunque el pueblo
tiene derecho a recobrar su libertad tiene el mismo derecho de utilizar las mismas tácticas y
herramientas utilizadas por el opresor, quitándole la libertad a este, pero la venganza no lleva
a ninguna camino. "Renunciar a nuestra libertad es renunciar a nuestra calidad de hombres, y
con esto a todos los deberes de la humanidad."[6]

Según el razonamiento de Rousseau el hombre nace honesto y la sociedad lo corrompe, pero


esto no siempre fue así volviendo a los nómadas ellos tenían sociedades muy pequeñas y se
trasladaban d un lado a otro, “Dicho hábito es un estilo de vida, una forma de subsistencia y
posee una organización social, política, religiosa, administrativa y económica adaptada a
ello.”[7] Y en esta época no existía la corrupción ni el dinero, una muy buena opinión puede
ser que quien corrompe al hombre no es la sociedad es la ambición, el querer tener dinero.

No importa cuál sea el factor que lo corrompa el hecho es que lo hace y una de los mas claros
ejemplos de esto es la corrupción política se supone que los políticos deben ser honestos pues
son los que dirigen la nación pero en la mayoría de los casos estos cuando llegan al poder no
les interesa el bien de la comunidad sino el suyo y empiezan a robar dinero para mantenerse,
pero claro no se puede decir que todos lo son existen algunos que son honestos y se interesan
por el bien de la comunidad.

En Colombia se ve mucho este tipo de corrupción, ya que este país podría ser por así decirlo
mucho más rico de lo que es ahora porque tiene lo que pocos países poseen que son recursos
naturales, pero los políticos tal vez no lo ven como una forma a la cual sacarle fruto y por lo
contrario lo que hacen es aprovecharse de esto y sacar ganancia para ellos mas no para el país
y los afectados por esto son los habitantes quienes tiene que sufrir por falta de empleo y
pobreza, es muy claro como la idea de volver a la naturaleza de Rousseau puede ser una
solución muy viable para terminar con la corrupción, pero como lograr esto si el hombre es
malo?, es una pregunta que por ahora no tiene respuesta fija, pero el hombre corrupto no es
solo el culpable de esta tragedia también lo es el pueblo que lo elige como representante,
“…los diputados del pueblo no son ni pueden ser sus representantes. Son tan sólo sus
comisarios y no pueden resolver nada definitivamente.”, [8]si se elige a un representante que
no sirve para este cargo, pero también puede existir el caso de la corrupción durante su
tiempo como representante, es decir, el hombre puede no ser corrupto cuando llega a su
cargo pero si en el trayecto se le ofrecen cosas que él no podrá rechazar o amenazas este
puede que se corrompa, así que no existe una solución real para este problema la única seria
la que plantea Rousseau.

Este tipo de corrupción vienen desde hace muchos años atrás, del el siglo XVIII, y se le dio el
nombre de Despotismo Ilustrado, “una forma de gobierno resumida en el principio todo para
el pueblo, pero sin el pueblo". En ella, el monarca siguió concentrando todos los poderes, pero
se consideró el primer servidor del Estado, llevando a cabo ciertas reformas para alcanzar el
progreso y la felicidad de sus súbditos. “Antes de examinar el acto por el cual un pueblo elige
rey, debería de examinarse porque un pueblo es pueblo; porque este acto, siendo
necesariamente anterior al otro, es el verdadero fundamento de la sociedad." [9]

Es la creación de una persona pública, del orden jurídico, este en otros tiempos se denominaba
ciudad, a partir el hecho se llamaría república o de cuerpo político, que conforma el nombre
pasivo de Estado, cuando es pasivo y soberano, y cuando este se torna activo se trasluce en
poder, ahora si queremos compararlo con sus componentes, al estar asociados colectivamente
se denomina pueblo, en particular por cada miembro se compone de ciudadanos quienes
participarían de la autoridad soberana, esto cambia muy rotundamente si vemos desde el otro
punto cuando el Estado les somete a sus leyes entonces ellos son súbditos. Es decir, que la
monarquía estaba perdiendo el poder porque el pueblo se empezó a educar y a pedir sus
derechos por lo tanto tuvieron que hacer nuevas reformas para no perder su poder, como la
democracia era lo que regia el estado, los monarcas tuvieron que hacer campañas para
ganarse los votos de la gente, prometían cambiar sus condiciones de vida, hacer valer sus
derechos y regalaban cosas a cambio de su voto pero cuando los monarcas eran elegidos no
cumplían sus promesas ni nada de lo dicho anteriormente, y la misma situación se ve ahora,
por esto es que la corrupción política es un circulo vicioso en el cual el que tiene el poder de
robar lo hace y los otros que lo observan aprende para cuando le llegue su turno.

Según el autor las distintas formas de gobierno tienen su origen en las diferencias que se
presentan entre los particulares en el momento de constituir el gobierno. “Esta no es la única
forma de llegar al poder también existe la fuerza que es la más común, mediante amenazas y
golpes se exigen las cosas, pero el más fuerte no puede dominar siempre” [10] lo cual dice
Rousseau de manera bastante acertada, se puede creer que se será el jefe siempre pero algún
día alguien aparecerá y tomar el poder, un ejemplo de la violencia en los estados son los
grupos subversivos quienes mediante la fuerza quieren llegar al poder del estado, pero “La
fuerza no es más que un poder físico, y no se concibe que moralidad puede resultar de sus
efectos.”[11] Por esto es que no se sabe que pasara, si por algún motivo estos grupos llegan al
poder tal vez terminen con la destrucción de un nación o puede que con sus ideas “diferentes”
puedan sacarla a delante solo están estas 2 opciones para la toma del poder mediante la
fuerza.

Este es otro aspecto muy importante para resaltar de dicha novela ya que porque Rousseau
siente ese odio o desagravio por así decirlo hacia la sociedad, esto podría darse debido a que
perdió a su madre a muy corta edad y su padre lo abandona a los 10 años de edad, adoptado
por su tío quien lo manda a un pensión de un clérigo donde luego rechazado por la señora de
Warens, lo que lleva a Rousseau a convertirse en una persona inestable y errante, también su
soledad y la incomprensión de su entorno, esto lo hace pensar que las mujeres deben
quedarse en la casa cuidando a sus hijos mientras lo hombre deben salir a buscar el dinero
para mantener a su familia, este argumento actualmente es muy poco valido pues las mujeres
ahora tienen el mismo derecho de los hombres de educarse, salir adelante y en algunos casos
las mujeres puede que sean mejor que los hombre en diferentes campos; el otro aspecto
mencionado mucho en el libro es el de la naturaleza Rousseau le da tanta importancia a esta
pues al ser una persona solitaria realizo muchos viajes a pie para esta en contacto con esta
misma, puesto que encontró tranquilidad, amor, libertad y felicidad esto lo ayudo a
convertirse en un ser más estable. “Se dictan unas normas que sean la continuidad de las leyes
naturales y que consistirán en el reconocimiento de los fines de la naturaleza de hombres
libres e iguales”[12].
Si bien la búsqueda para encontrar las condiciones de existencia legítimas de toda sociedad,
cambios de escenarios y de fechas habrán pero la transparencia y legitimidad de las personas
que tienen poder sobre una sociedad no es un acto de presencia en las familias de hoy en día,
con lo que respecta a la función que debe ejercer el pacto social junto a un cuerpo diplomático
que se centre en la voluntad general.

"En el momento en que el gobierno usurpa la soberanía, el contrato social se rompe; y los
simples ciudadanos que entran por derecho en su libertad natural tienen que obedecer no por
obligación, sino por violencia." [13]Todo gobierno tiende a degenerarse cuando este se
estrecha de muchos a pocos, como de la democracia, del gobierno del pueblo a la aristocracia
al gobierno de pocos y de este a su vez a la realeza que es un gobierno de uno, además cada
uno de estos tiene una forma de degeneración así, cuando un gobierno se disuelve este se
vuelve una anarquía, la democracia tiende a volverse en oclocracia; la aristocracia en
oligarquía y la realeza o monarquía en tiranía.

Para concluir esta novela se puede afirmar que es una gran recopilación de derechos y
consejos para poder llegar a aun sociedad mejor, donde se muestra una gran crítica hacia la
sociedad y es una manera en la que el autor está expuesto al mundo, a través de esta novela
da una muestra de un ideal de igualdad entre los hombres, de profunda solidaridad con
compromiso mutuo, de conductas resultantes, no de morales o normas exteriores y
convencionales, sino del más puro ser del hombre, que sólo podrá ser visto cuando surja
dentro de nosotros, el hombre natural.

¿Realmente hemos dando un paso hacia la evolución? ¿O de forma contraria nos hemos
quedado estancados en un mundo el cual nos engaña de diversas formas? Asunto que ya
Rousseau se adelanto en decir que todo sistema de gobierno no es el adecuado para ningún
pueblo, ya que éste solo busca el interés propio, el interés egoísta y no para lo que se
constituyen los Estados modernos, que es el lograr el bien común de todos.

El Contrato Social tiene un contenido donde no solo se recalcan los principios de igualdad y
fraternidad proclamados en la Revolución Francesa, sino también la importancia de la
soberanía popular, representada a través de los tres poderes de gobierno: legislativo,
ejecutivo, y judicial. Entonces este es un contrato invisible que el hombre debe firmar para
poder vivir en sociedad, sacrificando sus libertades y respetando la de las demás personas.
Asunto a parte y que me parece muy acertado es el concepto de que cuando un país es
demasiado extenso, no podrán discurrir correctamente las bondades de tener una patria, sino
que éstos estarán lejos del Estado y estos entre sí ya son extraños, y por consiguiente no se
prodigarán la mutua ayuda para su existencia, entonces viene el atraso de estos pueblos
lejanos de un Estado, caso exacto de nuestra patria, por lo extenso que es en muchos lugares
no se tiene noción de nación. Rousseau también señala que un país extenso es propio para
gobiernos monárquicos y de dictaduras, cosa que no se da en nuestra patria como tal, pero si
pareciera que es la forma tácita con que se nos gobierna desde siempre, el pueblo solo acude a
las urnas para elegir "democráticamente" a nuestros gobernantes, luego ya dejamos de
"existir" para los demás hechos subsiguientes.

Rousseau opina de que esto es posible salvar aplicando lo que él llama el Estado pequeño, el
de hacer de una nación grande una patria chica, en Estados pequeños, donde su gobierno sea
más asequible y personal, donde la democracia sea realmente una realidad, de ejercicio
estrecho de Estado y Soberano el pueblo, porque estos están muy cerca el uno del otro.

[1] El contrato social- JEAN-JACQUES ROUSSEAU- Pág. 24

[2] El contrato social- JEAN-JACQUES ROUSSEAU- Pág.18

[3] http://www.quotez.net/spanish/jean-jacques_rousseau.htm

[4] http://www.quotez.net/spanish/jean-jacques_rousseau.htm

[5] http://www.mercaba.org/Filosofia/Rousseau

[6] http://www.quotez.net/spanish/jean-jacques_rousseau.htm

[7] http://rsanzcarrera2.wordpress.com/2007/06/14/el-mundo-de-los-nomadas-y-la-historia/

[8] El contrato social- JEAN-JACQUES ROUSSEAU- Pág.54

[9] http://www.monografias.com/trabajos13/elcontr/elcontr.shtml

[10] http://www.quotez.net/spanish/jean-jacques_rousseau.htm

[11] http://www.frasecelebre.net/Frases_De_Fuerza.html

[12] http://es.wikipedia.org/wiki/Contrato_social

[13] El contrato social- JEAN-JACQUES ROUSSEAU- Pág78