Sie sind auf Seite 1von 5

Según especialistas, la tubería matriz de alcantarillado colapsó por filtraciones de

otro ducto. Solo 5 afectados aceptaron el pago de indemnización. Fiscalía abrió


investigación a Sedapal por presunta contaminación ambiental

El pasado domingo, los vecinos de la urbanización Los Jardines, en San Juan de


Lurigancho (SJL), fueron sorprendidos durante la madrugada por un gran aniego
de aguas de desagüe. Por más de dos días, los afectados tuvieron que abandonar
sus viviendas y olvidarse de sus pertenencias, que flotaban en medio de
excrementos y un nauseabundo olor.

El desborde dejó alrededor de 2 mil personas afectadas y 243 predios dañados


por las aguas servidas. Sin embargo, miles de vecinos del distrito más grande de
Lima (más de un millón de habitantes) se quedaron sin servicio de agua potable
por más de cinco días debido a los trabajos en la tubería matriz.

—¿Qué sucedió?—
El ministro de Vivienda, Javier Piqué del Pozo, dijo el último jueves que la falla
que generó el aniego se debería “a un proceso defectuoso en la colocación de la
tubería”. Según declaró, esto habría ocasionado una ruptura en las uniones del
ducto, que permitió el ingreso de tierra y piedras, y el posterior embalsamiento y
desborde de la alcantarilla.

Sin embargo, para el ingeniero Carlos Ormeño, miembro del Colegio de Ingenieros
de Lima, la posibilidad de que la obra haya sido mal ejecutada sería remota.
Explicó que antes de que la tubería matriz fuera entregada a Sedapal, se realizan
pruebas para demostrar su correcto desempeño. Agregó que la empresa de
servicio es la encargada del mantenimiento del ducto.

“Las fallas no aparecen a los seis años, sino casi de inmediato. Si las obras fueron
recepcionadas correctamente, entonces hubo un factor externo que modificó el
estado de la obra”, aseguró el especialista.
Para Ormeño, la causa más probable de la falla en el ducto de alcantarillado sería
la filtración de una vieja tubería de menor tamaño conocida como La Huayrona.

La tubería matriz (de un metro y medio de diámetro) es de HDPE (polietileno de


alta densidad, por sus siglas en inglés) y está a ocho metros bajo tierra. La
Huayrona (de unos 40 centímetros de diámetro) es de cemento, está a cuatro
metros de profundidad y corre en paralelo a la otra. Según Ormeño, el agua
residual que se habría filtrado de la tubería de concreto habría generado una
distorsión en el terreno alrededor de la matriz.

“El 2 de enero aparecieron dos agujeros al lado de la estación Pirámide del Sol [en
la pista], uno de ellos más grande que el otro. Estos hundimientos se tratarían del
colector matriz y de la tubería de cemento”, aseguró.

El ingeniero civil y experto en estructuras Néstor Huamán tiene una teoría similar.
Señaló que las filtraciones de La Huayrona empezaron hace varios años.

Ya en marzo del 2017, vecinos de la urbanización Los Jardines denunciaron la


aparición de grietas de gran tamaño en el cruce de las avenidas Próceres de la
Independencia y Los Tusílagos, a solo 350 metros del punto más crítico del
reciente aniego.

Huamán precisó que esas filtraciones desestabilizaron el suelo. Añadió que a ello
se suma otro factor: el paso constante de los trenes de la línea 1 del metro de
Lima.

“El gran peso de la estructura [la estación Pirámide del Sol] y el paso de los trenes
generan vibraciones muy fuertes. Entonces, el suelo se lava [se humedece y se
desestabiliza] y al soportar el peso se generan los hundimientos y la rotura de la
tubería”, indicó el experto.
El ingeniero también rechazó otra teoría presentada por el ministro Piqué del
Pozo, quien manifestó que los agujeros que aparecieron en las pistas, en los
últimos días, fueron consecuencia del aniego.

“Es verdad que las aguas superficiales hacen daño al pavimento, pero la
afectación al suelo [bajo el asfalto] es muy poca. Salvo que la pista esté totalmente
colapsada y permita el ingreso del líquido”, dijo.
Zenón Aguilar, subdirector de investigaciones del Centro Peruano Japonés de
Investigaciones Sísmicas (Cismid), precisó que, al inicio, los problemas en las
filtraciones de los desagües no son visibles hasta que aparecen grietas.

“Las evidencias son los hundimientos. La alcantarilla [matriz] es de HDPE, un


material flexible que no tendría por qué romperse en las uniones”, indicó el experto
en suelos.
La Municipalidad de San Juan de Lurigancho anunció que multó por S/378 mil a
Sedapal por “producir la inundación en las pistas, veredas, propiedad pública y
privada”.
San Juan de Lurigancho: atoro de tubería es muy grave y prolongará racionamiento de

agua

Sobre este punto, la ministra del Ambiente, Fabiola Morales, apuntó: "Para controlar
el desagüe tenemos que cerrar el agua de los caños". Por lo que pidió a los vecinos
usar lo mínimo posible el líquido elemento. "Hay que generar la menor cantidad de
agua en el desagüe, de lo contrario van a tener que volver a cortar...".
El aniego se originó por el represamiento de las aguas servidas en un buzón de
desagüe ubicado a la altura de la cuadra 14 de la avenida Próceres de la
Independencia, cerca de la estación Pirámide del Sol del Metro de Lima. Esto motivó
la rotura de la tubería principal de desagüe.

En la víspera, el ministro de Vivienda, Javier Piqué, informó que la constructora


brasileña Odebrecht instaló la tubería de desagüe que produjo la gigantesca
inundación. "(Esta tubería la instaló) la constructora de la Línea 1 del Metro, que fue
Odebrecht".
…..kkjkkjkjkj

Una tubería principal de desagüe se rompió a la altura de la cuadra 14 de la avenida


Próceres de la Independencia, cerca a la estación 'Pirámides del Sol' del Metro de
Lima. Esto provocó la inundación de la zona que llegó hasta una altura de 1.5 metros
de altura de aguas servidas.

En un inicio, se dijo que la construcción de la estación del metro había provocado


una presión que la tubería no soportó. Sin embargo, luego Michel Vega, presidente
del Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sedapal), precisó que la
inundación se provocó porque una tubería matriz sufrió una fisura.

"El agua ha pasado parcialmente y se ha quedado retenida y como ha ido reteniendo


el desague, entonces los buzones de donde proviene el desague, de donde se
generan, se han ido represando, al irse represando ha llegado un momento en el
que han llegado al nivel del buzón y ha aflorado"

La tubería colapsada en San Juan de Lurigancho no fue colocada por Sedapal sino por el
consorcio conformado por Odebretch y graña y montero como parte de la obra del tren, sólo
tiene 5 años de antigüedad y debería tener un tiempo de vida de 80 años, Sedapal no es
responsable de ello, sino proinversión quienes recepcionaron la obra, sin embargo Sedapal está
asumiendo el pasivo en ésta emergencia. El consorcio ya fue disuelto, a pesar que se tiene un
plazo de 7 años posteriores a la entrega de la obra para que subsanen las fallas ejecutadas.
Los trabajadores y la empresa vienen haciendo su máximo esfuerzo para restablecer el servicio
y brindando atención a los damnificados. Investigación y denuncia a los responsables.