Sie sind auf Seite 1von 2

DESAFÍOS PARA ESTA GENERACIÓN,

EL FUTURO COMIENZA HOY

A continuación encontrarás ciertos consejos que te ayudarán a llevar una vida en


victoria al lado de Jesucristo, déjame decirte que vivir con Jesús es la mejor
decisión que pudiste haber tomado, si aún no lo haz hecho te invito a que lo
hagas, no te estoy invitando a una religión, ni mucho menos a una rutina, sino a
una relación con tu Creador. Dios te ama, Juan 3:16

Toma en cuenta que debes:


1.Honrar tu individualidad- 1ra. Timoteo 6:11-14 11Mas tú, oh hombre de Dios,
huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la
mansedumbre. 12Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual
asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.
13Te mando delante de Dios, que da vida a todas las cosas, y de Jesucristo, que dio
testimonio de la buena profesión delante de Poncio Pilato, 14que guardes el
mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo,

a. El joven desea ser como los demás - véncelo no te dejes llevar por la corriente.
b. Tu eres único en el mundo, eres una pieza en un mosaico universal, no hay
competencia para ti, Dios te hizo especialmente.
c. Acéptate a ti mismo como Dios te acepta.
d. Que tu mayor deseo sea ser SIERVO.

2. Sométete humildemente a toda autoridad


a. Comienza con honrar a tus propios padres.
b. Luego a tus maestros, autoridades, ancianos, pastores, etc.
c. Falta de respeto es rebeldía, y rebeldía siempre consume al que es rebelde.
d. Falta de sometimiento NUNCA termina dando el resultado deseado.

3.Cursa tus estudios con esmero y disciplina


a. Estudia, trabaja y esfuérzate como si todo dependiera de ti, pero ora porque
todo depende de Dios.
b. Los estudios amplían el canuto del embudo de conocimientos, especialmente
el estudio de la Palabra de Dios. 2da. Timoteo 2:15 Procura con diligencia
presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse,
que usa bien la palabra de verdad.
c. Cuatro cosas abren puertas en la vida. Humildad, Paciencia, Estudio,
Servicio.

4. Vive consciente de la batalla entre el espíritu y la carne


a. El concepto de algunos: “Si la naturaleza demanda, ha de ser de Dios” está
incorrecto.
b. Venimos de dos fuentes: 1:Creación, 2. Caída- He aquí la batalla.
c. Ejemplo: Como los imanes atraen dos energías diferentes.
5. Forja tu futuro con integridad y justicia
a. Tus hechos cuando nadie te mira revela lo que tienes en el corazón.
b. Se conoce el carácter de una persona cuando total integridad lo hace sufrir
grandes e irreparables pérdidas.
c. Los pensamientos de hoy se convierten en la vida del mañana. Filipenses 4:8
Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo
justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay
virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

6. Persigue grandes y permanentes causas


a. Ninguna empresa sin largos alcances merece ser perseguida.
b. Si es un ministerio da tu mayor excelencia.
c. El apóstol Pablo a los 35 años de edad camino a Damasco, tiene una visión A
los 60, ante el Rey Agripa, anuncia “No fui rebelde a la visión celestial”

7. Sé un genuino seguidor de Cristo


a. El mundo necesita el ejemplo de un verdadero cristiano.
b. La iglesia necesita ejemplos de fieles cristianos ¿Quiénes serán los modelos
de futuros jóvenes?
c. Cristo necesita que su nombre nos sea ensuciado.

CONCLUSIÓN:
Se siembra un pensamiento, y se cosecha un acto
Se siembra un acto, y se cosecha un hábito
Se siembra un hábito y se cosecha un carácter
Se siembra un carácter y se cosecha un destino

Por Hermano Pablo Finkenbinder

JUAN 7:15-18

15Y se maravillaban los judíos, diciendo: ¿Cómo sabe éste letras, sin haber
estudiado? 16Jesús les respondió y dijo: Mi doctrina no es mía, sino de aquel que
me envió. 17El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de
Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta. 18El que habla por su propia cuenta, su
propia gloria busca; pero el que busca la gloria del que le envió, éste es
verdadero, y no hay en él injusticia.