Sie sind auf Seite 1von 6

SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA

SISTEMA INTEGRADO DE GESTIÓN


Procedimiento Ejecución de la Formación Profesional Integral

TURISMO RECREATIVO

Tiene como objetivo la práctica de algún deporte, combina perfectamente el viaje de turismo y encuentros amistosos en
la práctica de su deporte favorito.

Son prácticas que tienen un carácter físico y lúdico, no instrumental (el matiz competitivo o de rendimiento no es tan
relevante) siendo sus metas habitualmente la diversión, la adaptación y el juego con la naturaleza, no su conquista.

En el turismo de Aventura, los turistas pueden encontrar y satisfacer su búsqueda por mejorar su condición física, reducir
la tensión y por lo tanto mejorar su estado emocional y físico, así como vivir la experiencia de “logro” al superar un reto
impuesto por la naturaleza, en donde la experiencia es solo entre la naturaleza y el turista. Por lo tanto quedan excluidas
las competencias deportivas o denominadas actividades “extremas”, en donde el reto es contra el tiempo o contra el
hombre mismo.

ORIGEN

En la Grecia clásica se daba gran importancia al ocio, y el tiempo libre lo dedicaban a la cultura, diversiones, religión y
deporte. Los desplazamientos más destacados eran los que realizaban con motivo de asistir a los Juegos Olímpicos de la
Edad Antigua (las olimpiadas son los 4 años que transcurren entre dos juegos consecutivos) en la ciudad de Olimpia), a las
que acudían miles de personas y donde se mezclaban religión y deporte.

La notabilidad que han venido adquiriendo las prácticas deportivas y turísticas en los últimos años, hay que enmarcarla
en los cambios experimentados por el sector del ocio a lo largo del siglo XX. Frente al concepto de ocio como actividad
complementaria y reflexiva propia de los griegos, en los últimos 30 años se ha vendió imponiendo una idea de “ocio activo”
y aquí es donde deben quedar insertos los cambios vividos en el campo del turismo y el deporte. En la década de los 70
en España se comienza a extender el deporte como fenómeno de masas, por eso el turismo y deporte son palabras claves
dentro de las prácticas que se desarrollan en el tiempo de ocio.

El deporte se está convirtiendo en los últimos años en un elemento clave para la sociedad actual y cada vez más está
ligado al turismo, compaginando la actividad turística con la práctica deportiva.

No siempre el deporte se ha considerado como producto turístico pero presenta suficientes expectativas económicas lo
que debe ser considerado como tal.

Las emergentes actividades físico-deportivas y recreativas en la naturaleza, a través de una gran diversificación de
prácticas, tienen cada vez más importancia y repercusiones a nivel sociocultural implicando, como indica Laraña (1986),
un rebasamiento de los valores de la sociedad moderna e industrial. Se trata, apunta Olivera (1995), de un tipo de prácticas
postmodernas que representan una vuelta a la naturaleza y adquieren un lugar destacable al legitimar el individualismo
hedonista como forma de percibir el propio cuerpo, unido al placer del consumo.
SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA
SISTEMA INTEGRADO DE GESTIÓN
Procedimiento Ejecución de la Formación Profesional Integral

Pero los cambios experimentados en las prácticas físico-deportivas reflejan un giro, a nivel general, hacia la
personalización y diversificación de los intereses en las actividades de tiempo libre y ocio que se viene produciendo en las
sociedades más avanzadas desde hace, aproximadamente, tres décadas. A partir de los años ochenta se ha producido una
eclosión de múltiples modalidades físico-deportivas y recreativas en distintos contextos, que se han generado, en muchos
casos, al margen de la normativa y gestión del sistema deportivo moderno.

Apenas ha transcurrido un cuarto de siglo desde que se empezara a producir información sobre la realidad de la práctica
deportiva y su importancia social. A partir de los años noventa cobra un gran interés este objeto de estudio, debido al
creciente reconocimiento y evolución experimentados por el deporte en nuestra sociedad.

El presente trabajo pretende dirigir nuestra mirada hacia las investigaciones de las actividades físico-deportivas y
recreativas en la naturaleza, que aparecen junto a nuevos paradigmas centrados en la autorrealización personal y la
mejora de la calidad de vida, que pretenden suplir a los de competición, esfuerzo y tensión, más característicos de décadas
pasadas.

Las actividades físico-deportivas en el medio natural han suscitado numerosas investigaciones dentro del denominado
"paradigma ecológico", al amparo de una rápida difusión y destacables beneficios, tanto económicos como educativos. A
continuación se va a ofrecer una perspectiva de los distintos estudios que se han desarrollado en relación a este tipo de
prácticas de aventura en la naturaleza, desde una visión retrospectiva de los diferentes campos que han sido objeto de
estudio y a las líneas de investigación más recientes.

Razones para la práctica de estas actividades

Conviene señalar, para comenzar este apartado, que en algunos estudios realizados en diferentes sociedades parece
haberse observado que, en términos generales y con independencia de sexos, entre la población interesada en las
actividades físico-deportivas de recreación y de tiempo libre, existe un predominio de los motivos basados en la salud y el
disfrute corporal (García Ferrando, 1990, García Montes, 1997).

En relación con los deportes de aventura o actividades físico-deportivas en la naturaleza, Buñuel Eras (1992) indica que
no parece que se den diferencias de motivación entre los géneros, pudiéndose decir que son practicados por personas de
uno y otro sexo, a quienes les agrada disfrutar con las actividades deportivas en la naturaleza, hecho que puede estar
determinado por la falta de estereotipo previo y, por tanto, por la carencia de imágenes exclusivamente masculinas o
femeninas asociadas a tales prácticas.

Por otro lado, Palmi y Martín (1997) resaltan una serie de motivos para explicar el por qué los sujetos practican este tipo
de actividades físico-deportivo-recreativas en el medio natural:
SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA
SISTEMA INTEGRADO DE GESTIÓN
Procedimiento Ejecución de la Formación Profesional Integral

Hacer frente al reto de una tarea difícil y arriesgada (desafío). Son experiencias que juegan un papel liberador para quienes
las practican, en el sentido de que les permiten desenvolverse, enfrentarse y adaptarse a situaciones en un medio muy
diferente al habitual, cargado de elementos de incertidumbre.

Realizar con éxito una actividad difícil o "arriesgada" para otros (reconocimiento social).

Superar los límites de sí mismo (superación personal).

Sentimientos de competencia (percepciones de auto eficiencia). Equilibrio entre habilidad personal y entorno desafiante,
que permitirá evaluar al practicante su propia auto eficiencia.

Senderismo y ciclo turismo

El ciclo turismo, que surge en España como una nueva forma de práctica físico-deportiva propia de la sociedad occidental,
alcanza en la actualidad una gran importancia, tanto a nivel cuantitativo como cualitativo. De hecho, ya es un fenómeno
objeto de investigación, como la llevada a cabo por Zaragoza et al. (2002) sobre una prueba cicloturista, desde el punto
de vista fisiológico. Valenzuela (2002), por su parte, analiza de forma cualitativa la "lógica interna" (el cicloturista y su
relación con el espacio, la bicicleta, el tiempo y con los demás componentes del grupo) del ciclo turismo de aventura, así
como algunos aspectos de su "lógica externa" (principios ecológicos), basados en la praxeología motriz y en perspectivas
del paradigma ecológico, mediante una experiencia práctica de ciclo tur -viajar en bicicleta- desarrollada en el Camino de
Santiago.

También el senderismo está logrando altas cotas de práctica y es, en la actualidad, objeto de estudio. Esta actividad
dispone de una amplia y consolidada estructura organizativa a nivel internacional. Recientemente se han presentado
varias investigaciones, como la desarrollada por Moya (2004), en la que se analiza el grado de satisfacción de los usuarios
y su relación con la calidad del servicio de los diferentes programas de senderismo de la provincia de Granada. Por su
parte, Havelka, Nováková, y Novotný (2001) estudiaron el senderismo y las diferencias de su práctica en Alemania, Francia
y la Republica Checa. Por otro lado, la Diputación Provincial de Huesca desarrolla en el año 2003, un estudio de carácter
ambiental y socioeconómico acerca de la influencia de las actividades de senderismo y excursionismo en la provincia de
Huesca.

En relación con el senderismo y el ciclo turismo, Granero (2005) aborda el estudio de una gran ruta tradicional por etapas,
investigando la figura del peregrino que recorre el Camino de Santiago en la actualidad, tanto andando como en bicicleta,
habiendo analizado tanto las expectativas que tiene antes de iniciar el recorrido de cientos de kilómetros, como las
SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA
SISTEMA INTEGRADO DE GESTIÓN
Procedimiento Ejecución de la Formación Profesional Integral

vivencias en la actividad físico-deportiva que ha experimentado a lo largo de la ruta, aportando datos en referencia al
itinerario, la planificación y programación del mismo, el entrenamiento realizado, las dificultades halladas, las
motivaciones, sentimientos y diversas experiencias en relación con el Camino. Según el autor, la práctica del peregrinaje
actual guarda una estrecha relación con el senderismo y el ciclo turismo, y supone la conjunción entre turismo, deporte y
cultura.

En relación a otras actividades físico-deportivas, resaltar que Lapetra (1995) desarrolla un estudio acerca de una
modalidad de reciente aparición: el descenso de barrancos y cañones, pretendiendo descubrir el significado sociocultural
que subyace en su práctica, mientras que el esquí nórdico, centrado en Cataluña, lo investiga Fullonet (2002).

El turismo deportivo es un mercado en expansión y representa grandes beneficios económicos a nivel local, nacional e
internacional. En este tipo de turismo la actividad deportiva y recreativa constituye una parte fundamental, pues, cada
vez más, el turista desea participar activamente en sus vacaciones. Resulta de gran interés estudiar la relación de estos
dos fenómenos cuando se realizan en la naturaleza. En este artículo se analizan diversas investigaciones desarrolladas
tanto en Europa como en Estados Unidos acerca del impacto socioeconómico de estas prácticas de turismo activo en la
zona que se desarrollan y proponiéndose nuevos enfoques para continuar este tipo de estudios. Al margen de los
beneficios sociales, culturales, etc., las actividades relacionadas con estas prácticas generan grandes impactos
económicos, concluyéndose, que el gasto realizado por un turista activo repercute mucho más en la renta y el empleo
locales, que ese mismo gasto realizado por un turista tradicional.

NUEVAS FORMAS DE TURISMO EN EL MEDIO NATURAL

Deporte, turismo y medio natural forman una terna que cada vez está más de moda en nuestra sociedad desarrollada.
Actualmente, el desarrollo de las actividades físico-deportivas y recreativas en el medio natural por parte de las diversas
instituciones está generalmente asociado a la moda y al consumo (Kurtzman y Zauhar, 2003). Estas actividades reciben
diferentes denominaciones: deportes de aventura, deportes tecno-ecológicos, deportes en libertad, deportes
californianos, deporte salvaje, actividades deslizantes en la naturaleza, actividades de aventura, etc.

Es natural que las nuevas formas de turismo que han surgido en los últimos tiempos incluyan actividades vinculadas a la
naturaleza y a la cultura. Aparecen cada vez más denominaciones como: “turismo de naturaleza”, “eco-turismo”, “turismo
en entorno rural”, “turismo cultural” y, aún, “turismo de aventura”, “turismo deportivo”, “turismo ambiental”,
“agroturismo”, “turismo cultural”, “turismo de salud”, “turismo religioso” o “etnoturismo”. Denominaciones que sugieren
inmediatamente la referida búsqueda de los orígenes, sean culturales o naturales, del individuo. Y cada vez más, también,
parece que el sujeto desea dejar de ser un mero espectador en sus vacaciones, para descubrir y participar activamente
(Bouchet, Lebrun y Auvergne, 2004; López Monné, 1996; Pereira y Félix, 2002). Es decir, en palabras de Peñalver (2004, p.
180), “se impone la idea de “ocio activo” en detrimento del turismo pasivo”.
SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA
SISTEMA INTEGRADO DE GESTIÓN
Procedimiento Ejecución de la Formación Profesional Integral

Por otra parte, es preciso considerar y diferenciar varios tipos de turismo en el medio natural, que deben ser gestionados
de manera eficaz para su adecuado desarrollo sostenible: “turismo rural”, “turismo activo”, “turismo verde” y “turismo
ecológico” (Lagardera, 2002). El objetivo prioritario de la promoción del turismo rural es el aprovechamiento de las
riquezas paisajísticas, medio ambientales, arquitectónicas y culturales del tradicional medio rural que ha experimentado
una progresiva despoblación en las últimas décadas, siendo gestionado bajo el paradigma del desarrollo sostenible,
tratando de compensar y complementar a los otros tipos de turismos. El turismo activo es una alternativa, ya consolidada
al tradicional y consiste en la oferta de actividades recreativas, deportivas y culturales, además del alojamiento y
desplazamiento, tanto en el ámbito de la costa marítima como en la montaña. El turismo verde se encarga de fomentar
entre la población las excelencias de los diferentes parajes que constituyen los espacios protegidos y considerados como
Parques Naturales, ajustándose las actividades a las normas de uso de estos espacios. Se entiende como turismo ecológico
a aquellas ofertas para realizar prácticas que están sometidas a un estricto control de las normativas y recomendaciones
establecidas para la conservación del entorno natural, que tratan de rehabilitar antiguos caminos y sendas o cañadas para
la práctica del senderismo, excursiones en bicicleta y paseos a caballo, o de bajo impacto, como vuelos sin motor, ala delta
o parapente.

EL IMPACTO SOCIOECONÓMICO DE LAS PRÁCTICAS ACTIVAS DE TURISMO DEPORTIVO EN LA NATURALEZA

Las actividades relacionadas con el turismo deportivo generan grandes impactos económicos, al margen de la
consideración de los beneficios sociales, culturales o de otra índole.

El turismo deportivo es un mercado en expansión y que representa grandes beneficios económicos a nivel local, nacional
e internacional (Standeven y De Knop, 1999). En esta forma de hacer turismo la actividad deportiva y recreativa constituye
una parte fundamental y los distintos deportes, así como los eventos relacionados con los mismos, son utilizados por un
número considerable de agencias de viajes como reclamo. Sirva como ejemplo la investigación realizada en España por
Miranda y Andueza (1997), que pone de manifiesto que la mayoría de las actividades que ofertan los catálogos de las
agencias de viajes nacionales corresponde a actividades deportivas (56,4%), mientras que sólo un 5,5% corresponden a
ofertas recreativas no relacionadas con el deporte. Exponen estos autores que las actividades náuticas (36,8%) y las
excursiones y caminatas (31,6%) son las que más se practican. Resulta evidente la relación que se produce entre las
actividades turístico-recreativas y las actividades de aventura en la naturaleza.

Una investigación de las agencias de turismo norteamericanas (North American Convention Tourism Bureaus) muestra
que el deporte supone un 25% de los beneficios turísticos (Kurtzman y Zauhar, 2003). Asimismo, la Research Unit Sports
Tourism International Council indica, tras analizar “Programas de Eventos Turísticos” de distintas regiones del mundo,
destaca que las actividades relacionadas con el deporte representa el 34% de los eventos.

Estos datos avalan aún más la mencionada y evidente relación entre turismo y deporte, ya destacada por numerosos
autores (Pigasseau, Bui-Xuan y Gleyse, 1999), pero resalta la relación que se establece entre las actividades turístico-
SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA
SISTEMA INTEGRADO DE GESTIÓN
Procedimiento Ejecución de la Formación Profesional Integral

recreativas y las actividades de aventura en la naturaleza. Comienzan a surgir, cada vez con más frecuencia, investigaciones
acerca del impacto económico y turístico de estas prácticas realizadas en la naturaleza.

En España se puede reseñar la desarrollada por la Diputación Provincial de Huesca (2003) con el objetivo general de
analizar la influencia socioeconómica y ambiental de las actividades de excursionismo y senderismo en su entorno
geográfico. Según este trabajo, el volumen de negocio generado por la práctica senderista, no evaluado en España hasta
la fecha, supone unas cifras realmente importantes. En la provincia de Huesca se obtiene un gasto medio por senderista
y día, contabilizando alojamiento, restauración, compra de equipamiento, recuerdos y documentación (sin incluir el
desplazamiento), de 48,32 euros. Se calcula que el volumen de negocio generado directamente por la práctica senderista
en Huesca oscila entre 6,5 millones de euros (M€) y 32,6M€, sin contabilizar los gastos asociados al desplazamiento
(carburantes, etc.). Asimismo, el gasto de los que practican esta actividad genera un importante volumen de empleo,
calculándose de 128 a 908 puestos de trabajo a tiempo completo.

También existen diferentes y recientes estudios en otros países de la Unión Europea, acerca del impacto socioeconómico
del senderismo. La existencia y actualidad de estos trabajos, en un campo que apenas se había hecho eco de esta actividad
hasta muy recientemente, pone de manifiesto su influencia sobre distintos aspectos económicos y sociales de aquellas
regiones donde se lleva a cabo y demuestra el creciente interés que despierta.